You are on page 1of 3

53

el monto del financiamiento que se requiera para sostener el nivel de producción y


ventas preestablecido.

El presupuesto de caja, aunque se nutre de los presupuestos de ventas, de costo de


producción y de gastos de administración y ventas, se diferencia de ellos porque
incorpora las pautas crediticias que regulan las relaciones de intercambio con los
compradores y los proveedores de bienes, insumos, servicios y capitales.

Aunque el presupuesto de efectivo presenta información sobre saldos, recuperación y


desembolsos monetarios, su elaboración debe complementarse con prácticas
administrativas orientadas a mejorar los flujos de caja. En la industria de cereales,
estas prácticas, fundamentadas en acelerar las cobranzas, retardar los pagos y
proceder a la inmediata inversión de los excedentes de liquidez, contribuirán a evitar
los problemas suscitados por la saturación o la escasez de fondos monetarios.

3.3.2 Estado de Resultados Presupuestado


El Estado de Resultados es el Estado Financiero que de conformidad con el párrafo 78
de la NIC 1 incluye “todas las partidas de ingreso o de gasto reconocidas en el
ejercicio.”

“Este se refiere propiamente a las actividades de producir, vender y administrar una


organización, que son las actividades típicas a través de las cuales la empresa realiza
su misión de ofrecer productos o servicios a la sociedad.” (05:210). Dichas actividades
dan origen a los presupuestos de ventas, de producción, de compras, de requerimientos
de materia prima, de mano de obra, de gastos indirectos de fabricación, de costos de
venta y de gastos de operación. Estos, a su vez, requieren ser resumidos en un reporte
que permita a la administración, conocer hacia donde se dirigirán los esfuerzos en torno
a la operación de la compañía, lo cual se logra a través del estado de resultados
proyectado.

El estado de pérdidas y ganancias, también denominado estado de utilidades, estado


de operación o de resultados, es la integración de los diferentes programas del
presupuesto operativo. Como tal, refleja el valor contable neto que la empresa prevé
lograr al término de un año (o en un periodo determinado), mide el desempeño
54

operativo de una organización relacionando sus logros y sus esfuerzos junto al


desempeño en general. Esta proyección sirve de base para detectar y proponer
mejoras en costos y gastos y constituye la fuente principal de información para la toma
de decisiones a nivel interno y externo de la empresa, pues es utilizado por los
gerentes, acreedores y propietarios.

El presupuesto del estado de resultados son las estimaciones de ventas o ingresos así
como de costos y gastos independientemente cuando se liquiden, con la finalidad de
obtener un resultado que puede ser pérdida o ganancia.

Para elaborarlo se deberán considerar las ventas estimadas, el costo de producción y


venta, y los gastos que han sido identificados previamente que impliquen desembolsos,
debiendo únicamente agregar algunos que por su naturaleza no manejan efectivo, tales
como: depreciaciones, amortizaciones, seguros vencidos, prestaciones laborales,
comisiones por descuento de documentos, cuentas incobrables, reserva legal, entre
otras.

Una forma abreviada de proyectar el estado de resultados es tomar en cuenta las


relaciones porcentuales del pasado entre ciertos renglones de costo y gasto y las
ventas de la empresa y se aplican esos porcentajes a las predicciones. Pero esta forma
no es exacta, y puede dar como resultado variaciones importantes.

3.3.3 Balance General Presupuestado


El balance general es un estado financiero básico que de conformidad con la NIC 1
presenta información acerca de los Activos Corrientes y No Corrientes, así como
Pasivos Corrientes y No Corrientes. En el párrafo 53 de dicha norma se indica que
“cuando la entidad suministre bienes o preste servicios, dentro de un ciclo de
explotación claramente identificable, la separación entre las partidas corrientes y no
corrientes, tanto en el activo como en el pasivo del balance, supondrá una información
útil al distinguir los activos netos de uso continuo como capital circulante, de los
utilizados en las operaciones a largo plazo. Esta distinción servirá también para poner
de manifiesto tanto los activos que se esperan realizar en el transcurso del ciclo normal
de la explotación, como los pasivos que se deban liquidar en el mismo periodo de
tiempo”. Tal situación es aplicable para las industrias de cereales.
55

El balance general presupuestado, también llamado balance pro-forma “es el resultado


de la conjugación de todos los presupuestos, por lo tanto, si partimos de un balance
inicial y corremos todas las modificaciones que se presupuestan operar a las cuentas de
activo, pasivo y resultados, necesariamente estamos en condiciones de obtener un
estado financiero que muestre la situación financiera de la empresa al final del ejercicio
presupuestado." (21:170).

Las cuentas del balance general son el saldo de diversas cuentas contables, las
mismas que han sufrido variación desde la última emisión del balance. A continuación
se presenta la metodología para elaborar el balance o estado de situación financiera
presupuestado y cómo determinar cada partida que integra el balance.

a. Activos Corrientes
En el párrafo 57 de la NIC 1, se describe que un activo se clasificará como corriente,
cuando satisfaga alguno de los siguientes criterios:
 “Se espere realizar, o se pretenda vender o consumir, en el transcurso del ciclo
normal de la explotación de la entidad.
 Se mantenga fundamentalmente con fines de negociación.
 Se espere realizar dentro del periodo de los doce meses posteriores a la fecha
del balance.
 Se trate de efectivo u otro medio equivalente al efectivo (tal como se define en la
NIC 7 Estado de flujos de efectivo), cuya utilización no esté restringida, para ser
intercambiado o usado para cancelar un pasivo, al menos dentro de los doce
meses siguientes a la fecha del balance.

Todos los demás activos se clasificarán como no corrientes.”

Entre los activos corrientes se pueden mencionar:


 Caja y bancos: muestra el saldo final de efectivo (según presupuesto de caja).
 Cuentas por cobrar: este saldo se obtiene sumando las cuentas por cobrar
iniciales, más las ventas al crédito del período presupuestal menos los cobros
efectuados durante el mismo período.