You are on page 1of 14

83

INVESTIGACIÓN EN LA ESCUELA 2 0 1 4

( ISSN 0 2 1 3 - 7 7 7 1 )

Este artículo presenta una propuesta educativa a partir de una investigación


de tesis doctoral sobre educación ambiental y género, en la que se realiza una
reflexión sobre la evolución de la educación ambiental y los modelos educativos
que lo sustentan y avanza en un planteamiento educativo coherente con un mo-
delo de desarrollo humano sostenible que lleve integrado el enfoque de género.
Propuesta elaborada a partir del trabajo y experiencias de diversas mujeres de
España y Latinoamérica que están participando activamente en la construcción
de alternativas sustentables al modelo de desarrollo dominante.

P alabras clave : Educación ambiental; Género; Ecociudadanía; Desarrollo huma-


no sostenible.
Investigación didáctica

Educación Ambiental y enfoque

pp. 37-50
de género, claves para su integración
Dolores Limón Domínguez* Universidad de Sevilla
Carmen Solís Espallargas**

37
Introducción sistemas sociales y naturales profundizando en
la diversidad biológica y cultural y diseñando
Uno de los principios que sustentan la escenarios que planteen nuevos retos con me-
Educación es el de adaptación a la diversidad jores resultados. Igualmente, necesitamos ser
de realidades y cómo desde un enfoque mul- conscientes de los roles y relaciones de género y
tidisciplinar se complementan miradas que de sus consecuencias sobre la construcción del
integren y articulen los saberes. Como educa- mundo que queremos. Necesitamos abrir nue-
doras y educadores, es importante realizar un vos caminos que apuesten por la recuperación
esfuerzo por repensar y reconstruir nuestros de saberes y el desarrollo de nuevas metodolo-

* La autora es Profesora Titular de la Universidad de Sevilla adscrita al Departamento de Teoría e Historia de la Educación
y Pedagogía Social, imparte clases en la Facultad de Ciencias de la Educación las asignaturas de Pedagogía Ambiental y
Pedagogía Laboral. Dirige el Grupo de Investigación Educación de Personas Adultas y Desarrollo. Directora del Master
Participación y Desarrollo con perspectiva de género y Directora del Seminario Permanente sobre Geopolítica de Género
promovido por El Instituto Andaluz de la Mujer.
Contacto: dlimon@us.es. Departamento de Teoría e Historia de la Educación y Pedagogía Social. Universidad de Sevilla.
C/Pirotecnia, s/n. 41013. Sevilla.
** La
autora es docente de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla. Doctora por la Universidad de
Sevilla imparte clases en Didáctica de las Ciencias Experimentales. Actualmente desarrolla su investigación enmarcada
en la línea de ecociudadanía y ecofeminismo en el grupo de investigación de Educación de personas adultas y desarrollo.
Destaca su trabajo como técnica de educación ambiental en la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.
Contacto: carmensolise@us.es. Departamento de Didáctica de las Ciencias Experimentales y Sociales. Universidad de
Sevilla. C/Pirotecnia, s/n. 41013. Sevilla.
* Artículo recibido el 28 de mayo de 2012 y aceptado el 8 de octubre de 2013.
D o l o r e s L i m ó n D o m í n g u e z y C a r m e n S o l í s E s pa l l a r g a s
83
2014

gías adaptadas a los grupos sociales con los que A partir de entonces se materializó una
interactuamos en el marco de una diversidad definición y meta concreta de cómo se en-
cultural. tiende la EA:
La urgencia de establecer nuevas estrate- Aquella que pretende lograr que la población
gias para que la educación se enfrente a viejos mundial [y la local] tenga conciencia del medio
retos aún todavía sin resolver hace que cada ambiente y se interese por él y por sus proble-
vez se sienta con mayor claridad la necesidad mas y que cuente con los conocimientos, aptitu-
de que género y entorno se unan en el mismo des, actitudes, motivaciones y deseos necesarios
camino, tanto desde planteamientos teóricos para trabajar, individual y colectivamente, en la
como desde la praxis, debido a sus implicacio- búsqueda de soluciones a los problemas actuales
nes directas en la consecución de un mundo y para prevenir la aparición de otros nuevos.
más sostenible. Es decir, ya en los años setenta se hizo el
planteamiento de nuevos paradigmas de ac-
ción, lo que significaría trabajar en la forma-
Evolución de la Educación ción de un nuevo ser humano, de una ciudada-
Ambiental nía que sea capaz de una convivencia solidaria
y armoniosa con todo lo que le rodea. Por lo
La modificación del actual modelo so- que se trataría de un planteamiento educativo
cioeconómico requiere una profunda reflexión que busca cambios en la generación de un nue-
sobre los modelos educativos y la realización de vo pensamiento que responda a los problemas
propuestas coherentes con el mundo que que- socioambientales.
remos. Posteriormente, en los años ochenta, con la
Partimos de la existencia de un conformis- creación del Estado de las Autonomías, se ge-
mo generalizado ante la problemática socioam- neraliza la puesta en marcha de programas y
38

biental, ocupando según las encuestas realiza- equipamientos de Educación Ambiental. Tres
das por el CIS entorno al vigésimo puesto en acontecimientos relevantes marcan esta dé-
la lista de los problemas más importantes de cada: las Primeras y las Segundas Jornadas de
España. Esta apatía generalizada lleva al aban- Educación Ambiental (Sitges, 1983 y Valsaín,
dono de una responsabilidad política e implica- 1987), y la gestación y aprobación de la Ley Or-
ción ciudadana que nos remite al actual mode- gánica General del Sistema Educativo (LOGSE,
lo de desarrollo. 1990), que incorpora la Educación Ambiental
Es precisamente la tarea de la Educación como tema transversal en el sistema educativo.
Ambiental (en adelante EA) dar respuesta edu- En la última Ley Orgánica de Educación
cacional a la búsqueda de alternativas, por lo (LOE, 2006) se extiende una nueva visión del
que es necesario desarrollar nuevos paradig- papel que debe jugar la Educación Ambiental
mas de acción dirigidos a la formación de un como herramienta para colaborar en la solu-
nuevo ser humano que responda a una ciuda- ción de los problemas socioambientales y se
danía comprometida con su entorno. subraya la necesidad de una educación que
La historia de la evolución de la Educa- implique a toda la sociedad y camine hacia
ción Ambiental en España permite hacer la sostenibilidad. Se refuerza la idea de que la
una consideración sobre cómo a partir de los Educación Ambiental debe ayudar a transfor-
movimientos de renovación pedagógica de mar la realidad y de que educación y gestión
la transición democrática, junto con los mo- ambiental son complementarias.
vimientos ecologistas conservacionistas, co- A finales del siglo XX, concretamente en
mienzan a reivindicar los acuerdos recogidos 1999, nace en España el Libro Blanco de la
en la Carta de Belgrado, fruto del primer Se- Educación Ambiental (en adelante LBEA),
minario Internacional de Educación Ambien- del cual se derivan Estrategias autonómicas de
tal (1975). Educación Ambiental. Por lo que se desarrollan
E d u c a c i ó n A m b i e n ta l y e n f o q u e d e g é n e r o , c l av e s pa r a s u i n t e g r a c i ó n

procesos participativos liderados por las admi- desarrollo de una conciencia crítica, postura
nistraciones ambientales competentes a cada defendida por autores como Freire (1990), Sosa
escala (Ministerio de Medio Ambiente y Con- (1989) o Meira (2004).
sejerías de Medio Ambiente). En este trabajo apostamos por una EA que
Profundizando en estos documentos, en- potencie una visión globalizadora y un espíritu
contramos que la finalidad del LBEA se basa en: crítico que vaya más allá del cuestionamiento
de la crisis ambiental para analizar el propio
Promover la acción pro-ambiental entre indi- modelo de desarrollo. Esta idea viene apoya-
viduos y grupos sociales; una acción informada y da por lo recogido en el Tratado de Educación
decidida en favor del entorno y hacia una socie-
dad sostenible, realizada en los contextos vitales Ambiental para Sociedades Sustentables y Res-
de las personas: hogar, trabajo, escuela, ocio y ponsabilidad Global (Río de Janeiro 1992) “La
comunidad. Educación Ambiental es un acto político, basado
en valores, para la transformación social”.
De este modo, deducimos que con la Edu- Una vez expuestos algunos aspectos claves que
cación Ambiental se pretende fomentar el se proponen para el cambio de modelo, nos va-
compromiso para contribuir al cambio social, mos a situar en cómo son los modelos de apren-
cultural y económico, a partir del desarrollo de dizaje en un contexto pedagógico-ambiental.
un amplio abanico de valores, actitudes y ha- Es precisamente el objetivo de cambio social
bilidades que permita a cada persona formar y cultural que integre propuestas de trabajo
criterios propios, asumir su responsabilidad y en conexión con unos determinados patrones
desempeñar un papel constructivo. éticos, lo que lleva a hacer una reflexión sobre
Concretamente, el documento marco de la conformación de los principales modelos de
la EA en Andalucía, Estrategia Andaluza de Educación Ambiental que están vigentes en los
Educación Ambiental, añade el concepto de programas educativos.

39
‘solidaridad’. Se suele entender este concepto
por su parte más compasiva, pero también tie-
ne otro significado de acción comprometida. ¿Qué modelos predominan en
Según Valcárcel (2004, p.136) “ser solidario es, Educación Ambiental?
también, hacer comunidad, decir <nosotros>
por encima de los intereses y disposiciones in- La Educación Ambiental viene caracteri-
dividuales”. Esto supone desarrollar un plan- zada por ser un proceso que no está limitado
teamiento educativo, social y cultural que sea a sectores determinados, sino que cada vez
capaz de favorecer una convivencia armónica más, debido al aumento de la sensibilización
donde se participe en la construcción conjunta ambiental, se han puesto en marcha un gran
de un entorno más saludable. número de experiencias en diferentes ámbitos
Por lo tanto, las cuestiones ambientales son que en principio no están directamente rela-
indisolubles de las cuestiones sociales que re- cionados con el sector educativo formal. Es un
quieren de una educación para la construcción campo en el que siguiendo a García (2004) ‘casi
de Ecociudadanía, que busca nuevos plantea- todo vale’ al no haber actualmente un acuerdo
mientos capaces de favorecer una convivencia sobre un único modelo de EA. Por lo que Gar-
armónica y una participación en la construc- cía plantea la definición tradicional de la EA
ción de un ambiente más saludable desde una podría concretarse en tres grandes modelos:
nueva ética. En este sentido, la responsabilidad EA como enseñanza de la ecología centrándose
ética es un proyecto a desarrollar tendente a la en lo ‘verde’ orientada hacia la educación en el
construcción de una sociedad más justa y soli- medio; EA ambientalista-conservacionista que
daria y en consecuencia la EA tiene que ir enca- apuesta por un cambio superficial de pensa-
minada hacia la transformación de las personas miento y de conducta enfocada hacia la educa-
para la transformación del sistema, es decir, el ción para el medio y EA ecologista-social que
D o l o r e s L i m ó n D o m í n g u e z y C a r m e n S o l í s E s pa l l a r g a s
83
2014

apuesta por un cambio más radical que afecta Avanzar en este modelo supone una inte-
a los estilos de vida y al propio sistema socio- gración de diferentes visiones y experiencias
económico, basándose en la educación para el de manera que permita entender los proble-
cambio social. mas ambientales como un macrosistema com-
Por otro lado, autoras como Sauvé (2010, p. 5) puesto por diferentes subsistemas interrela-
presentan un análisis de diferentes corrientes cionados. Considerando que un sistema está
de Educación Ambiental entre las que clasifica constituido por partes, se puede diseccionar
como corrientes: naturalistas, conservacionis- para su análisis en unidades más pequeñas.
tas, resolutiva, sistémica, científica, humanis- Pero estas partes sólo adquieren verdadero
ta, moral/ética, holística, regionalista, práxica, sentido en la medida en que son constituyen-
crítica, feminista, etnográfica, de la ecoeduca- tes de una realidad superior que es el propio
ción, sostenibilidad/sustentabilidad, en las que sistema (Novo, 1995). Así que lo que explica la
muestra la relación existente entre la educación identidad de un sistema son las interconexio-
científica y la educación ambiental. nes entre las partes.
En la propuesta recogida en Rodríguez y La formalización de una Educación Am-
García (2009) se describe en función de sus biental como proceso nos lleva a la construc-
fines, referentes teóricos, proceso enseñanza/ ción de una propuesta de aprendizaje basada
aprendizaje y presencia en la práctica de la EA, en la discusión y en el análisis integrador de
los siguientes modelos: naturalista, conserva- las interrelaciones e interacciones que se pro-
cionista, tecnocrático/institucional, acción so- ducen a nuestro alrededor. Asimismo, al hablar
cial y perspectiva integradora. de interdisciplinariedad, supone la posibilidad
Por lo que la diversidad de estudios sobre las de aunar pensamiento y acción que nos lleva
corrientes y modelos muestran el avance desde a desarrollar una práctica educativa en térmi-
enfoques más conservacionistas y proteccio- nos de intercambio, relaciones e interacciones.
40

nistas hacia una EA más asociada a la capaci- Un modelo educativo que según Araujo (1996)
tación para la acción, resolución de conflicto y contempla unos niveles de complejidad que:
transformación social (Breiting, 1997; Caride y
Meira, 2001; Gutiérrez, 1995a; Tilbury, 1995). Asuman la crítica al modelo de civilización, lle-
En esta línea presentamos en el siguiente vando a presentar alternativas serias, clamor contra
un modelo ultraliberal, alternativas al consumismo
cuadro un resumen simplificado y compara- y a la blandura de la moral superviviente, a la ma-
tivo de los principales niveles de complejidad nifestación de lo superfluo y a la desactivación de la
que todavía hoy coexisten en cuanto a formas sociedad civil (p. 190).
de hacer Educación Ambiental (Ver la tabla 1).
Continuando con el estudio sobre los niveles Sin embargo, el análisis de estas interac-
de complejidad, entendemos que el modelo de ciones no puede realizarse desde un enfoque
Educación Ambiental deseable se debe susten- neutro. La necesidad de cambio en las formas
tar en un pensamiento que permita compren- de comprender las relaciones del ser humano
der la problemática ambiental en su conjunto. con su entorno nos conduce a una posición que
Por ello, la EA no se puede abordar desde una conlleva una dimensión crítica de los valores
visión reduccionista sino que es necesario un actuales que conducen a la degradación so-
planteamiento desde la complejidad que permi- cioambiental. Así, el enfoque crítico es una de
ta acercarse desde una multitud de perspectivas; las perspectivas más actuales de la EA, donde
contrastar supuestos teóricos y metodologías de las problemáticas pasan por el cuestionamiento
manera que se complementen. Una educación de las estructuras socio-económicas y políticas
que asuma un grado de compromiso y de parti- a nivel local o transnacional (Gutiérrez, 1995).
cipación activa, proponga un cambio del mode- Esto implica la necesidad de trabajar con los
lo hegemónico que vaya a las causas y no a los problemas tratando de comprenderlos desde
síntomas de los problemas socioambientales. una visión sistémica y relativista pero no neu-
E d u c a c i ó n A m b i e n ta l y e n f o q u e d e g é n e r o , c l av e s pa r a s u i n t e g r a c i ó n

Modelos de Educación Modelo 1 Modelo 2 Modelo 3


Ambiental según Naturalista Ambientalista Para el cambio
niveles de complejidad social
Enfoque: Naturalista. Proteccionista. Crítico y
transformador.
Aspira a: Conocer el Proteger el Cambiar el modelo
medio natural. medio natural. social para prevenir
y resolver problemas
sociales y ambientales.
Es prioritario: Conceptos Valores y Dimensión política:
naturalistas. actitudes de acción social para el
respeto a la cambio de modelo.
naturaleza.
El ser humano: No es parte Es parte del Es parte del medio
del medio medio ambiente. ambiente.
ambiente.
El medio ambiente es: La naturaleza. Problemas Empieza por uno
ambientales. mismo/a, por su
relación con su
entorno más cercano
y con las demás

41
personas.
El cambio de actitudes No se trabaja. Es insuficiente y Es la única manera
frente a la crisis equívoco en su de ir a la raíz de los
ambiental global: tratamiento. problemas.

La complejidad: No se asume. No se aborda. Dimensión


esencial para la EA
integradora.
Aportación al cambio Insuficiente. Proteccionista. Imprescindible.
social:
Tabla 1. Modelos de Educación Ambiental según niveles de complejidad, e.p. a partir de García (2004).

tral. Por lo que es necesario la reflexión sobre el peligro las estructuras sociales que contribuyen a
estudio de las causas, de las posibles soluciones reproducir y legitimizar”.
y alternativas a desarrollar. De aquí, que propongamos la necesidad del
Autores como Martín (1989, p.44) defien- desarrollo de un modelo educativo que ayude a
den la necesidad de entrar en “los problemas de fomentar una racionalidad socioambiental en-
fondo de la Educación Ambiental y de la edu- tendida como una disposición de juicio crítico
cación en general y los problemas que la razón y constructivo del modelo de desarrollo domi-
instrumental trata de ocultar para no poner en nante. Un modelo educativo que favorezca la
D o l o r e s L i m ó n D o m í n g u e z y C a r m e n S o l í s E s pa l l a r g a s
83
2014

formación de personas que sean capaces de dar llevados a cabo por Administraciones) enfocan
alternativas, para ello, no se puede formar des- sus objetivos en la comprensión de contenidos
de un pensamiento único por muy moderno y sobre contaminación, gestión de residuos,
avanzado que sea. cambio climático, biodiversidad, medio urbano,
etc, desvinculado de emociones afectivas y
éticas en el que no se visibiliza la importancia
Los valores ambientales y femeninos de valores femeninos como son la ética del
constituyentes de un nuevo cuidado. En contraposición a esta tendencia,
paradigma educativo Novo (2008) resalta la importancia de incluir
en la Educación Ambiental el factor afectivo y
La definición de estrategias claves para la los valores ambientales y femeninos como unos
formación de una ecociudadanía responsable valores accesibles a todas y todos y necesarios
con los problemas sociales y ambientales de su para la construcción del nuevo paradigma de
entorno nos lleva a una mayor profundización desarrollo humano sostenible.
sobre la complejidad de los modelos de EA a La limitación de la Educación Ambiental
partir de las siguientes cuestiones: ¿Cómo exclusivamente a las ciencias ambientales
conseguir educar eficazmente para cambiar conlleva la reducción y homogeneización de los
el sistema? ¿El activismo sirve para cambiar demás seres vivos en ‘fauna’, ‘flora’, ‘especies’ en
conductas? ¿Es suficiente si nos centramos en el que el ‘hombre’ habita en un espacio donde
las consecuencias de un mal uso de los recursos no hay más individuos que los humanos, en un
o es necesario empezar por el cuestionamiento ‘ecosistema’ que puede alterarse si no se realiza
de la propia vida de cada persona? una adecuada gestión de los recursos. Desde
Tal vez haya que buscar nuevas respuestas esta visión que a menudo encontramos en los
que tengan que ver con la organización y el programas educativos, se desarrolla un fuerte
42

trabajo de grupos vecinales y cómo se crean los enfoque androcéntrico y antropocéntrico


vínculos de ayuda mutua, o cómo funcionan y se extremo que no considera aspectos emocionales
mantienen las redes cooperativas agroecológicas, hacia el resto de los seres vivos y lo no vivo,
o cómo y quiénes son los que están realizando el desprecia la inclusión de valores femeninos
cuidado de la herencia ambiental que recibirán al no considerarlos como ‘objetivos’ para su
las generaciones futuras, o incluso desarrollar estudio y comprensión.
aún más la empatía y ética con especies más allá En esta línea, Puleo (2011) trata el ejemplo
de la humana. de una propuesta pedagógica en Educación
La consideración de estas cuestiones Ambiental enfocado a la comprensión de los
nos lleva hacia una primera reflexión sobre problemas ambientales generados por una
los modelos de Educación Ambiental piscifactoría. La experiencia consiste en la
anteriormente descritos, pudiendo encontrar alteración de las condiciones del agua de un
dificultades para el desarrollo de esta empatía acuario de clase en el que se ha introducido
que permita una auténtica conexión con ‘fauna y flora’ extraída de un riachuelo cercano.
el ‘Otro’, a pesar de esa reubicación del ser Para el estudio, se asume la interdisciplinariedad
humano como parte del medio ambiente. En de la educación, por lo que se realiza un
este análisis, entendemos que la invisibilización análisis del problema desde las matemáticas,
de las emociones frente a la razón que subyace biología, química, geografía y ciencias sociales.
en los modelos de Educación Ambiental Sin embargo, Puleo realiza un análisis del
responde a dualismos hasta ahora no superados, currículum oculto que pasa inadvertido para
masculino/femenino. quien diseñó esta experiencia: “la represión de
Como ejemplo que apoya esta reflexión los sentimientos empáticos con los no humanos
vemos cómo muchos de los programas de y la idea de que sus vidas no merecen la más
Educación Ambiental (especialmente los mínima consideración” (p. 310).
E d u c a c i ó n A m b i e n ta l y e n f o q u e d e g é n e r o , c l av e s pa r a s u i n t e g r a c i ó n

De esta manera, podemos observar que en como casi único sujeto de acción, tanto en
el discurso hegemónico de la educación existe los textos como en las imágenes gráficas. Las
de forma oculta un subtexto de género que mujeres presentan una alta invisibilidad y,
plantea una separación y dominio con respecto cuando están presentes, se les estereotipa en
a lo considerado naturaleza. En la mayoría forma de víctimas o en función de sus roles
de los casos, en los programas de Educación de género y no por sus características como
Ambiental, aparece de forma inconsciente por personas. En este sentido, la educación debe
parte de los diseñadores, fruto de la asunción llevar a reflexionar sobre la victimización de la
también de forma inconsciente por parte de estos figura femenina y la invisibilización de mujeres
del modelo patriarcal dominante. Consciente activistas y pioneras en la lucha individual y
o inconsciente, la empatía, los sentimientos, colectiva.
la ética del cuidado, son considerados poco Por consiguiente, avanzar en un nivel
científicos –femeninos- y son reprimidos como de complejidad de la Educación Ambiental
inferiores. Entre los objetivos de este tipo de implica la conjugación armoniosa de razón y
experiencias encontramos el respeto a todos los pasión, justicia y cuidado, metas pedagógicas,
seres vivos, pero el desarrollo de este respeto se cognitivas y afectivas desde una igualdad de
realiza desde la distancia y no desde el lugar del género. Así, partimos de la premisa de que la
Otro (ser vivo o no vivo). Educación Ambiental, desde un enfoque de
Así, una educación integral ha de incluir género, es un requisito indispensable para
una ‘Educación emocional ecológica’ (Mies, incorporar el desarrollo humano sostenible,
Novo, Puleo Shiva, y otras) de manera central dicho de otra manera, no puede haber un
y no como un elemento adicional femenino del desarrollo humano sostenible si no se tiene en
que se pueda prescindir. cuenta la igualdad de género. Esta perspectiva
Además de la inclusión de esta afectividad puede aportar claves importantes y una mirada

43
que nos une al Otro, han de estar de forma distinta de la dominante en los modelos
integrada a los conocimientos científicos educativos.
una educación ética crítica. Dicha ética
crítica plantea la inclusión de una ética del
cuidado reconociendo el valor que tiene para Claves para una educación ambiental
el mantenimiento de la vida, visibilizando las con enfoque de género
aportaciones que vienen realizando en esta
línea especialmente las mujeres en condiciones La propuesta educativa que se realiza en este
de desigualdad y reflexionando sobre el trabajo es fruto de una investigación realizada
tratamiento que desde la educación y otros como tesis doctoral en la que se trabaja la
medios de difusión e información ambiental se inclusión de la perspectiva de género en una
viene dando sobre las mujeres. propuesta educativa a partir de experiencias y
En este sentido, la investigación realizada saberes de mujeres que están trabajando por
por el Centro de Estudios de Género y otro mundo posible, en la práctica de modelos
Desarrollo de la Universidad de Sevilla analiza de desarrollo social y económico sostenibles y
en diversos medios de comunicación (prensa, que luchan por la integración de estrategias y
radio, televisión) de diferentes provincias formas de desarrollo femeninas que reformulen
andaluzas durante los años 2006 y 2007 la el valor de lo diverso, de la riqueza cultural, de la
presencia de la perspectiva de género en las complementariedad entre hombres y mujeres,
noticias ambientales y el rol social que se le desde dimensiones similares y diferenciadas.
atribuyen a las mujeres en este contexto. Este Parte de la investigación se desarrolla mediante
estudio constata la presencia activa del enfoque el trabajo realizado como técnica de educación
androcéntrico en el tratamiento de las noticias ambiental en el programa Geoda: Mujeres y
ambientales, en el que el varón se presenta Medio Ambiente que ha permitido investigar
D o l o r e s L i m ó n D o m í n g u e z y C a r m e n S o l í s E s pa l l a r g a s
83
2014

sobre la propia práctica cuáles deberían de de su entorno. Un análisis orientado hacia


ser algunas de las claves que pueden ayudar a una visibilización y reconocimiento de la
integrar el enfoque de género en la Educación importantísima labor que las mujeres llevan
Ambiental. ejerciendo en el mantenimiento de la vida.
El primer planteamiento de esta propuesta – La necesidad de una visión moral-política
comienza ‘Desde’ uno/a mismo/a. El modo de de la encrucijada en la que se encuentra
pensar, de establecer conexiones, de desarrollar el planeta lleva al planteamiento de una
los argumentos y dotarlos de contenidos, tienen moral desde la ética del comportamiento
que ser tareas revolucionarias partiendo de un individual y a la política desde una ética de
modo de ser y de estar. ‘Mediante’ el análisis cuidar el mundo mediante el ejercicio activo
crítico del actual modelo hegemónico, en el de las responsabilidades como ciudadanas y
que prima una visión patriarcal, colonialista y ciudadanos.
capitalista. Hay que construir nuevos caminos, – La urgente integración de valores más
‘Con’ otras voces ‘Para’ empezar a construir a relacionados con la identidad femenina a los
partir del diálogo y del consenso, un planeta conocimientos científicos transdisciplinarios
más justo y más sano. para una completa comprensión de los
Así, la necesidad de situarnos en un modelo problemas ambientales de una sociedad
comprometido con un proyecto democrático y industrial y globalizada y una lucha por el
real nos acerca a una participación en lo social cambio de modelo de desarrollo hacia un
y ambiental que requiere de la participación modelo en el que prime la calidad de vida
activa tanto de mujeres como de hombres para humana y de los no humanos.
generar estos cambios transformadores que El desarrollo socioambiental que supere el
aporten una visión social de calidad ambiental. sesgo androcéntrico no sólo será más eficaz en
Esta nueva visión de lo que significa calidad la formación de una ecociudadanía sino que
44

ambiental, exige una ética educativa coherente habrá avanzado en un concepto de lo humano
que se ajuste a los principios de justicia y de incluyente y no excluyente, que integre el sentir
diálogo, desde donde la   participación en la y las experiencias de vida de las mujeres y los
toma de decisiones no se vea prevalecida según hombres en pie de igualdad.
el sexo o las clases sociales. De este modo, planteamos una propuesta
En consecuencia con lo expuesto podemos de Educación Ambiental que integra la
afirmar, por tanto, que la educación tiene perspectiva de género como un avance de
un papel relevante en el reconocimiento de nivel de complejidad respecto al modelo de
la necesaria implicación de las mujeres en Educación Ambiental para el cambio social, en
la construcción de un modelo de desarrollo determinados aspectos claves (Ver la tabla 2):
humano con perspectiva de género. Como comentamos anteriormente, esta
De esta manera, una propuesta educativa propuesta teórica surge de la investigación
que integre los nuevos enfoques que aporta realizada a partir del propio trabajo como
la perspectiva de género para un desarrollo técnica de educación ambiental en el programa
humano sostenible, debe llevar implícitas, entre Geoda: Mujeres y Medio Ambiente y junto
otras, las siguientes características: a las investigaciones y entrevistas realizadas
– Parte desde la consolidación de la a mujeres coordinadoras de proyectos
autoestima que sustenta una ética autónoma. educativos ambientales con enfoque de género
Una autoestima construida desde una identidad de países latinoamericanos. A continuación
al margen de lo socialmente establecido como desarrollamos dos de los principales
género. programas educativos de esta investigación
– El análisis desde otra mirada aporta en los que se ha ido integrando el enfoque de
claves sobre la situación y el papel que juegan género desde la propia evaluación y reflexión
las mujeres en la gestión y conservación de la práctica.
E d u c a c i ó n A m b i e n ta l y e n f o q u e d e g é n e r o , c l av e s pa r a s u i n t e g r a c i ó n

Niveles de Nivel 3: Educación Nivel 4: Educación


complejidad en ambiental para el Ambiental con
educación ambiental cambio social perspectiva de género

Enfoque Crítico y transformador. Ético, reflexión crítica


de cómo se producen las
interacciones.

Aspira a: Cambiar el modelo social La construcción ciudadana


para prevenir y resolver ambientalmente democrática
problemas sociales y que favorezca la participación
ambientales de las mujeres.

Es prioritario: Dimensión política: acción Situar a hombres y mujeres en


social para el cambio de la responsabilidad ciudadana
modelo. de la participación basada en
el diálogo y el ejercicio de la
democracia.

El ser humano: Es parte del medio ambiente. Forma parte del medio
ambiente en igualdad de
oportunidades entre hombres

45
y mujeres. Formación de
Ecociudadanía.

El medio ambiente es: Empieza por uno mismo/a, Relaciones de igualdad entre
por su relación con su lo humano y no humano
entorno más cercano y con desde un enfoque holístico.
las demás personas. Perspectiva histórica del papel
que han jugado y juegan las
mujeres en la protección y
participación ambiental.
El cambio de Es la única manera de ir a la Pasa por una profunda
actitudes frente a raíz de los problemas. reflexión sobre las relaciones
la crisis ambiental de igualdad entre los seres
global: humanos, hombres y mujeres
y estas con su entorno.

La complejidad: Dimensión esencial para la Dimensión esencial para una


EA integradora EA integradora y crítica.
Aportación al Imprescindible Transformador de las
cambio social: estructuras de género.
Tabla 2. Evolución del Modelo de EA para el cambio social en relación al enfoque de género, e.p.
D o l o r e s L i m ó n D o m í n g u e z y C a r m e n S o l í s E s pa l l a r g a s
83
2014

El programa Geoda. Una experiencia delo en el que no sólo se habla de sostenibili-


de Innovación en Educación Ambiental dad sino también de igualdad de género para
con enfoque de género en España la sostenibilidad ambiental. Geoda no sólo vi-
sibiliza, sino que empodera a las mujeres desde
El programa Geoda: Mujeres y Medio Am- una praxis en sus asociaciones, organizaciones,
biente es una experiencia pionera de ámbito empresas y, desde una reflexión teórica en las
Andaluz que ha permitido la investigación y la universidades, en las que teóricas y activistas se
reflexión sobre la inclusión del enfoque de gé- reconocen las unas a las otras. De esta mane-
nero en el diseño y desarrollo de proyectos de ra, Geoda se convierte en el germen de redes
educación ambiental. de trabajo que surgen del desarrollo de talleres
Este programa se lleva a cabo desde la Con- tales como Cambio climático con enfoque de
sejería de Medio Ambiente cofinanciado por el género, cursos de Ecoinnovación, concursos de
Fondo Social Europeo. Geoda persigue entre cortos sobre medio ambiente con enfoque de
sus objetivos integrar el principio de igualdad género, exposiciones en los centros educativos
de oportunidades entre mujeres y hombres sobre Mujeres y Medio Ambiente, publicacio-
para la participación equitativa en las políti- nes de materiales didácticos para incluir el en-
cas ambientales de Andalucía así como de la foque de género en la EA, diversos encuentros
inclusión la perspectiva de género en los pro- de redes de mujeres y jornadas de formación
gramas de Educación Ambiental. Su enfoque sobre ecofeminismo, entre otros proyectos.
está basado en el fomento de la participación En definitiva, el programa Mujeres y Me-
activa tanto de mujeres como de hombres en dio Ambiente plantea una reflexión sobre los
la construcción de un nuevo modelo socioam- marcos teóricos de referencia de la Educación
biental, que modifique las actuales prácticas de Ambiental en Andalucía y realiza nuevas apor-
subordinación de las mujeres mediante relacio- taciones en el avance de una EA que incorpore
46

nes de poder sobre ellas. Teóricas como Puleo el enfoque de género.


(2006, p. 30) consideran este programa como Una de las propuestas que las educadoras
“una nueva vía convergente entre feminismo y realizan desde este programa es la crítica a la
ecología” en España. Estrategia Andaluza de Educación Ambiental,
Geoda se constituye en el año 2003 como en el que gestores y políticos reconocen que
uno de los primeros programas de Educación el documento que sirve como marco teórico y
Ambiental en Andalucía que comienza a visi- práctico para el diseño y la ejecución de la EA
bilizar la relación de las mujeres con el medio en la comunidad autónoma, tiene serios défi-
ambiente siendo, desde entonces, un referen- cit al no contemplar la perspectiva de género.
te en la elaboración de proyectos educativos Desde entonces, se llevan a cabo investigacio-
con enfoque de género. Así, tomando como nes con el objetivo de establecer estrategias y
referencia la diversidad de corrientes teóricas pautas encaminadas hacia la integración del
ecofeministas, se ponen en marcha políticas enfoque de género de forma transversal en
educativas impulsadas por el trabajo de mu- los diversos programas que se ejecutan desde
jeres políticas y gestoras que en ese momento la administración andaluza. Entre ellos desta-
ocupan puestos de responsabilidad. Se diseña camos el programa de Educación Ambiental
y ejecuta lo que por primera vez se configura Mayores y Medio Ambiente y el programa Eco-
como Jornadas y Encuentros en los que, en hogares. Esta línea de investigación supone un
Andalucía, se comienza a hablar de Medio Am- avance en la inclusión del enfoque de género en
biente con enfoque de género. Diferentes accio- la pedagogía ambiental.
nes dan lugar a puntos de encuentro donde se Geoda, además de ser una de las semillas
visibilizan los trabajos que realizan las mujeres de una EA con perspectiva de género, sienta las
en sus comunidades desde ‘otra mirada’ y con bases de lo que más tarde se constituye como la
otras propuestas en la construcción de un mo- Unidad de Igualdad Género de la Consejería de
Medio Ambiente, ya que desde este programa dana y política la necesidad de verdaderas po-
comienzan a realizarse propuestas de inclusión líticas públicas que contemplen el rescate y la
del enfoque de género de forma transversal en las conservación de especies nativas y criollas, sin
políticas ambientales y educativas de Andalucía. ningún tipo de apropiación privada.
Desde un enfoque educativo el proyecto
forma en contenidos como la recuperación y
Semillas y la Soberanía alimentaria. valorización del rol principal que desarrollan
Semilla Róga: Ñamombarete ñane las mujeres en el proceso productivo: el cuida-
do de las semillas, la selección, decidir sobre
ñemitÿ oï hägua tekokatu! Una qué semillas plantar y qué tipo de productos
experiencia de Educación Ambiental consumir. Asimismo, persigue el reconoci-
con perspectiva de género en Paraguay miento de la importancia de las mujeres indíge-
nas en los procesos de cuidado de las semillas,
La Semilla Róga es un proyecto desarro- de los cultivos de autoconsumo y el uso de las
llado por la Coordinadora Nacional de Orga- plantas nativas en las culturas indígenas, en la
nizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e alimentación y en la vida cotidiana (artesanía,
Indígenas del Paraguay enmarcado dentro del ropa, etc.), buscando la participación plena de
movimiento Vía Campesina extendido por las mujeres sin que ello signifique una mayor
toda América Latina. Este programa persigue carga de trabajo.
entre sus objetivos educar a la sociedad para- A su vez, el proyecto pretende fomentar
guaya sobre la importancia política de la defen- redes de productores/as y consumidores/as
sa de las semillas nativas y criollas como garan- responsables y conscientes con un modelo de
tía de la seguridad alimentaria. Este proyecto desarrollo agroecológico.
propone acciones concretas tendentes a frenar Para concluir, insistimos en la idea de que
el modelo agroexportador y el agronegocio que la Educación ambiental necesita nuevas pie-
mercadea con la vida y destruye la biodiversi- zas en su puzzle para la construcción de otro
dad y el medio ambiente, así como valorar el mundo posible. En la apuesta por deconstruir
trabajo de las mujeres rurales, reconocer el rol modelos impuestos socialmente, debemos in-
preponderante de las mujeres en el proceso clinarnos por construir modelos alternativos
agrícola, a través de la selección y conservación que busquen alternativas desde una ética críti-
de las semillas. ca a los conflictos sociales y ambientales. Este
Iniciado en el año 2008, trabaja con más de modelo ha de partir de la reflexión crítica del
80 comités de productoras y productores en ambiente y formar en el diálogo y la comuni-
los que se ha incidido en la formación e infor- cación en igualdad para la creación de espacios
mación sobre el rescate y conservación de las de verdadera realización democrática. Lo que
semillas y la soberanía alimentaria. Paralela- queda planteado en definitiva, es la necesidad
mente se impulsan dos proyectos de ley: Ley de feminizar las propuestas educativas para el
del maíz y Ley de las semillas. cambio de modelo de desarrollo de tal manera
A través de actividades públicas, interven- que el aporte del sentir femenino vele por los
ciones en medios de comunicación, programas derechos de las personas, el establecimiento de
de radio, televisión, prensa, debates públicos, relaciones de calidad y simbiosis entre mujeres
etc., se permitió instalar en la agenda ciuda- y hombres y el reequilibrio con el entorno.
Referencias Las voces de las mujeres por la sostenibilidad
del planeta. [Vídeo]. Recuperado el 15 de ju-
Agra, M. X. (1997). Introducción: Feminismo nio de 2010 en: http://blogs.unia.es/uniatv/
y Ecofeminismo. En: Agra, MaXoxé (Comp.) archives/850
Ecología y feminismo. Granada: Ediciones Co- Dubois, A. (2010). Los debates del Desarrollo
mares. y la Igualdad de Género: 15 años después de
Aguilar, L. y Blanco, M. (2004). Diversity- Beijing, ponencia presentada en el Seminario:
MakestheDifference. Ponencia presentada en desarrollo, igualdad de género y derechos de
COP 7. UICN. Malasia. las mujeres: logros y aprendizajes a 15 años de
Agarwal, B. (1997). El género y el debate Beijing, UIMP, Santander. Texto inédito.
medioambiental: Lecciones desde India. En: Estrategia Andaluza de Educación Ambiental.
MaXoxé Agra (Comp.). Ecología y Feminismo. (2003). Consejería de Medio Ambiente. Con-
Granada: Ediciones Comares. sejería de Educación y Ciencia. Sevilla: Junta
Araujo, J.(1996). XXI: Siglo de la ecología para de Andalucía.
una cultura de la hospitalidad. Madrid. Edito- Fernández, O. (marzo de 2010). Cuerpo, Es-
rial Espasa Calpe. pacio y libertad en el Ecofeminismo. Univer-
Benayas, J.; Gutierrez, J. y Hérnández, sidad de Salamanca. Nómadas. Revista crítica
N. (2003). La investigación en educación am- de ciencias sociales y jurídicas. Nº 27. Recupe-
biental en España. Madrid: Ministerio de Me- rado en abril de 2010 en: http://www.ucm.es/
dio Ambiente. info/nomadas/27/olayafguerrero.pdf
Benavente, E. (julio de 2011). Educación am- Freire, P. (1990). La naturaleza política de la
biental en clave de género. Boletín de difusión educación. Cultura, poder y liberación. Barce-
de Educación Ambiental en Castilla y León. nº lona, Madrid: Paidos-MEC.
81. (p.12-14). Recuperado el 18 de noviembre García, J. E. (2004). Educación Ambiental, cons-
de 2011 en: tructivismo y Complejidad. Serie fundamen-
http://www.jcyl.es/web/jcyl/binarios/507/389/ tos nº 20. Colección Investigación y Enseñan-
BOLECIN%2081.pdf?blobheader=applicatio za. Sevilla: Díada Editores.
n%2Fpdf%3Bcharset%3DUTF8&blobheader García, J. E. (2004). Ponencia sobre nuevos
name1=Cache-Control&blobheadern modelos de educación ambiental. Activismo y
Bifani, P. (marzo de 2010).La relación Genero- conocimiento profesional. La Educación Am-
Medio Ambiente: difícil trayectoria y futuros biental en Andalucía. Actas del III Congreso
escenarios. Conferencia presentada en el 4º Andaluz de Educación Ambiental. Sevilla:
Foro Internacional Saberes para el Cambio. Junta de Andalucía.
Ecofeminismo. Las voces de las mujeres por la Gutiérrez, J. (1995). La educación ambiental.
sostenibilidad del planeta. [Vídeo]. Recupera- Fundamentos teóricos, propuestas de transver-
do el 15 de junio de 2010 en: http://blogs.unia. salidad y orientaciones curriculares. Madrid:
es/uniatv/archives/861 La Muralla.
Breiting, S. (1997). Hacia un Nuevo concepto Hawkerworth, M. E. (2006). Globalization
de Educación Ambiental. Carpeta informativa and feminist activism. Lanham, Maryland.
del CENEAM. Madrid: Ministerio de Medio United States of America: Rowman& Little-
Ambiente. field.
Cañal, P. y Porlán, R. (1987). Investigando Herrero, Y. (2011). Feminismo y ecología: re-
la realidad próxima: un modelo didáctico al- construcción en verde y violeta. En Miguel, C.;
ternativo.Enseñanza de las ciencias, 5(2), 89- Sánchez V.; Vicente, E.; Valencia: Ed. Funda-
96. ción IPADE.
Diez, Mª. C. (marzo de 2010). Ecofeminismo en La Carta de Belgrado. Un marco general para la
educacion: Claves para desarrollo sostenible y Educación Ambiental. (1975).UNESCO. Re-
la consolidación de la nueva ciudadanía. Con- cuperado el 18 de abril de 2008 en: http://
ferencia presentada en el 4º Foro Internacio- unesdoc.unesco.org/images/0001/000177/
nal Saberes para el Cambio. Ecofeminismo. 017772sb.pdf
Limón, D. (2008). Ecociudadanía: participa- Porlán, R. (1993). Constructivismo y escuela.
ción, ética y perspectiva de género. Consejería Hacia un modelo de enseñanza aprendizaje
de Medio ambiente. Sevilla: Junta de Anda- basado en la investigación. Sevilla: Díada.
lucía. Puleo, A. (2011). Ecofeminismo para otro mun-
Martín, A. (1989). Educación ambiental y cu- do posible. Madrid: Colección Feminismos.
rrículum.QUIMA, nº 21. Cátedra.
Meira, P. (2004). Ponencia sobre nuevos mode- Rodríguez, F. y García, J.E. (2009). El acti-
los de educación ambiental. De la educación vismo que no cesa. Obstáculos para incorporar
ambiental a la propuesta ambientalista: una la metodología didáctica en la investigación
reflexión postmoderna.La Educación Ambien- del alumno a la práctica de la Educación Am-
tal en Andalucía. Actas del III Congreso An- biental. Investigación en la Escuela, 67, 23-36.
daluz de Educación Ambiental. Sevilla: Junta Sabaté, A. (2000). Género, Medio Ambiente
de Andalucía. y Acción política: un debate pendiente en la
Merchant, C. (1996).Woman and the environ- geografía actual. Anales de geografía de la Uni-
ment.New York: Routledge. versidad Complutense, 20, 177-191.
Ministerio de Medio Ambiente. (1999). Libro Sauvé, L. (2010). Educación científica y educa-
Blanco de la Educación Ambiental en España. ción ambiental: un cruce fecundo. Enseñanza
Madrid: Centro de Publicaciones de la Secre- de las Ciencias, 28 (1), 5-18.
taría General Técnica del Ministerio de Medio Shiva, V. y MIES, M. (1997). Ecofeminismo.
Ambiente. Barcelona: Editorial Icaria.
Morin, E. (1999). Los siete saberes necesarios Tratado sobre Educación Ambiental para las so-
para la educación del futuro. París: UNES- ciedades sustentables y para la responsabilidad
CO. global, Forum Internacional de ONGs, Río de
Novo, Mª. (1995). La educación ambiental. Ba- Janeiro, 1992.
ses éticas, conceptuales y metodológicas. Ma- Tréllez, E. (2005). Educación ambiental, género
drid: Universitas. y biodiversidad: una fusión dinámica y multidi-
Novo, Mª. (Coord.) (2007). Mujer y medio am- mensional hacia la sostenibilidad. CENEAM.
biente: los caminos de la visibilidad.Utopías, Madrid: Ministerio de Medio Ambiente.
educación y nuevo paradigma. Madrid: Los Valcárcel, A. (2004). La política de las muje-
Libros de la Catarata. res. Madrid: Ediciones Cátedra.
ABSTRACT

Enviromental Education and gender, keys for their integration.

This article presents an educational proposal from a PhD research about envi-
ronmental education and gender. This is a reflection about the evolution of en-
vironmental education and educational models that sustains and advanced and
coherent educational approach with a sustainable human development model
that has integrated gender approach. This project was developed from the
work and experience of different Spanish and Latin America women who are
involved in sustainable alternatives.

K eywords : Environmental education; Gender, Eco-citizenship; Sustainable hu-


man development.

RÉSUMÉ

Education à l’Environnement et le sexe, clés de leur intégration.

Cet article vous présente une proposition educative réalisée à partir d´une
recherche de thèse doctorale faite sur education environnementale et genre,
avec une réflexion fort engagée à propos de l´evolution de cette modalité des
sciences de l´education et les modèles educatifs où elle s´appuie. Elle vous
propose aussi un exposé et un discours educatif cohérent avec un modèle de
développement humain soutenable qui intègre une approche de genre. C´est
une proposition elaborée à partir du travail, les expériences et le temoinage
si nombreux que précieux de femmes espagnoles et latinoamericaines qui sont
fort engagées à la construction d´alternatives soutenables face au model de
développement quià ce moment-ci est le dominant.

M ots C lé : Éducation à l’environnement; Le sexe; L’éco-citoyenneté; Le dévelop-


pement humain durable .