You are on page 1of 20

La Lonja de la Seda

Julia Ciria García-Casarrubios


3º-A
Gestión del Patrimonio Artístico
Universidad de Valencia

1
Prólogo

La realización de este ensayo ha sido más que gratificante a modo de realización personal. Me ha
servido para descubrir con profundidad la arquitectura en general y la arquitectura gótica valenciana
en particular. Además de ello, me he convertido en una admiradora de este edificio del cual no sabía
prácticamente nada y he investigado sobre el patrimonio artístico.

No pretendo con este trabajo, aportar nada novedoso ni que no se haya dicho con anterioridad, tan
sólo presentar de forma original lo que para mi ha sido un interesante estudio arquitectónico,
estilístico, histórico y del patrimonio en un ámbito únicamente académico.

Espero conseguir mi propósito.

JULIA CIRIA GARCÍA-CASARRUBIOS

Valencia, 28 de Junio de 2014

2
Sumario

- INTRODUCCIÓN

- El edificio

- Historia

- Autores de la obra

- Análisis de la obra

- Estructura

- Estancias del edificio

- Sala Columnada

- Torre

- Patio de los Naranjos

- Consulado del mar

- Capilla y sótano

- Patrimonio de la Humanidad

- OPINIÓN PERSONAL

- BIBLIOGRAFIA

3
INTRODUCCIÓN

Planteamiento del tema y objetivos del trabajo

Se me planteó la posibilidad de realizar un proyecto sobre la Lonja de la Seda o Lonja de los


Mercaderes de Valencia. El estudio de ella la he llevado a cabo mediante la investigación de las
técnicas constructivas arquitectónicas, la lectura de numerosos informes aportados por el
Ayuntamiento de Valencia y también libros de índole personal. Mi objetivo con este trabajo es
informar y aportar un poco más de interés por la cultura de nuestra ciudad.

Materiales y métodos utilizados

La información expuesta ha sido en gran parte favorecida por la fuente electrónica de esta
institución, http://www.lonjadevalencia.com/ . Las demás fuentes han sido extraídas en su práctica
totalidad de la aportación de libros de índole personal proporcionados por la autora de este trabajo y
familiares. Quería aprovechar para mencionar al Ayuntamiento de Valencia y su colaboración al
proporcionarme escasa pero valiosa información sobre el Patrimonio de la ciudad y de sus
monumentos. Las conclusiones personales aportadas han sido en su plena totalidad fruto de los
conocimientos adquiridos durante la realización de todo el trabajo.
Por último, señalar que la asistencia a las numerosas visitas realizadas al edificio de la Lonja han
incentivado la inspiración de algunas de las pinceladas aportadas a la originalidad de este ensayo.

Estructura de la exposición

El siguiente ensayo se divide en dos partes.


En primer lugar haré un análisis a grandes rasgos de la historia de la Lonja, cuando se construyó, su
contexto histórico, para qué y una pequeña biografía de sus autores.
El segundo apartado de carácter más complejo, consiste en el tema en cuestión del trabajo: analizar
el edificio de la Lonja de arriba a abajo. Durante todo el trabajo iremos visualizando las imágenes
de los elementos arquitectónicos para facilitar su comprensión de una forma visual, casi todas ellas
tomadas por mi misma, además de ir explicando de una forma continua y argumentativa las
4
influencias que la obra ha recibido. Esto quedará expuesto de una forma resumida a modo de
conclusión personal al pie del trabajo pero, antes de ello, hablaré del hecho de que este edificio es
Patrimonio de la humanidad, los usos que ha tenido al largo de la historia y la restauración que se ha
llevado a cabo para conservar esta preciosa obra de arte. De esta manera, tras la finalización de la
lectura, el sujeto habrá comprendido la obra y el estilo del edificio del estudio.

5
El edificio

Historia

La Lonja de la Seda de Valencia o Lonja de los Mercaderes (en valenciano “Llotja de la Seda” o
“Llotja de Mercaders”) es una obra maestra del gótico civil valenciano situada en el centro
histórico de la ciudad de Valencia (España). Se encuentra situada en la Plaza del Mercado, número
31, frente a la Iglesia de los Santos Juanes y del Mercado Central de Valencia. Es sin duda alguna
un edifico muy importante en la ciudad del Turia y que marca un periodo muy destacado y rico el
cual se sumergió la ciudad. Actualmente es patrimonio de la humanidad1.
Valencia experimenta un crecimiento y expansión inigualable en el momento de crisis del siglo XV
de la Corona de Aragón. A mediados de la centuria era la ciudad más poblada de la península y una
de las más pobladas de Europa. Incluso su puerto era escala de nuevas rutas comerciales. Así pues
Valencia se convierte en la primera potencia como la ciudad más poblada, refiriéndonos así al
“Siglo de Oro Valenciano”. Esto afecta, sobretodo, al ámbito artístico y a los crecimientos
demográfico y económico.
Ante todo esto, se quiso conformar una nueva imagen de la ciudad, de sus edificios y de su entorno,
así que es aquí cuando surgen edificios al nivel de prestigio local. Gracias a ellos, hoy en día
podemos disfrutar de la Lonja de la Seda. Constituido como símbolo de poder del que no disfrutaba
Valencia hasta entonces. Antiguamente se estableció otro inmueble, la llamada “Lonja Vieja”,
“Antiga dels mercaders” o “Lonja del Aceite” (“Llotja d’oli”), derribada a causa de su reducido
espacio por la necesidad de recibir más visitantes.

Autores de la obra

La autoría de la obra corresponde al maestro Pere Compte y la ayuda de otros grandes artistas como
Juan Ivarra.
• Pere Compte, nacido en Gerona, se formó como arquitecto en Valencia. Un escrito de la época le
califica como “experto en el arte de la piedra”. Se la atribuye la ampliación del primer tramo de
la nave de la Catedral de Santa María y el Palacio de la Generalitat, además de esta Lonja.
También intervino en la construcción de las Torres de Quart.

1El edificio ha recibido críticas por su estado. A un edificio patrimonio de la humanidad se le concede este título con la condición de
que esté en perfecta manutención y a La Lonja estuvo a punto de serle retirado este título por culpa de su mal conservación.
6
• Juan Ivarra es un notable cantero tardogótico valenciano de origen vasco. Colaboró con Pere
Compte en más de una ocasión, además de la Lonja, como por ejemplo en el Palacio de la
Generalitat Valenciana, edificio tardogótico con intervenciones renacentistas del siglo XV
situado en el Barrio de la Seu del distrito de la Ciutat Vella de Valencia.
Pere Compte y Juan Ivarra recibieron el encargo de realizar el estudio, redactar el proyecto y dirigir
la obra de construcción. Se les pidió que reflejara lo que era Valencia y que quedara como
testimonio para los valencianos futuros. Al poco tiempo de ser presentado el proyecto, Juan Ivarra
murió, y Pere Compte quedó como único responsable. Más tarde se unió Joan Corbera, quien
sucederá su muerte en 1506, quien levantó el Pabellón del Consulado según planos de Pere Compte
aunque ya influenciado por un renacimiento incipiente.

Análisis de la obra

Estructura

El edificio se divide en cuatro partes:


• El salón columnario o sala de contratación, para realizar las operaciones bancarias del
momento del siglo XV
• La Torre, donde se encontraba la prisión de los mercaderes convictos de fraude.
• Patio de los Naranjos, lugar tranquilo y relajante que cuenta con diversos naranjos y cipreses y
con una fuente central en forma de estrella de ocho puntas.
• Consulado del Mar, para tratar sus asuntos marítimos durante cinco siglos.

7
Técnicas constructivas

Llegados a este punto, comenzaré a analizar los elementos arquitectónicos. Avanzaré por las partes
estipuladas anteriormente.

Fig. 1

• Salón columnario o sala de contratació. Cuando piensas en la Lonja de Valencia, lo primero que
te viene a la cabeza es esta asombrosa estancia. Es el espacio más antiguo de todo el edificio y se
empezó, como puede apreciarse, por la esquina del fondo a la izquierda de la sala. Se compone de
tres naves longitudinales de 35,6 m de fondo y cinco naves transversales de 21,4 m de ancho
cubiertas por un conjunto de espléndidas bóvedas de crucería cuyos nervios nacen de las ocho
esbeltas columnas helicoidales de más de 12 m de alto [Fig. 1].
Las columnas están formadas por 8 baquetones2 retorcidos que se enrollan en su superficie hasta
llegar a lo alto y son macizas, sin relleno. Tienen un gran efecto visual para el espectador, quien, al
mirarla, tiene la sensación de estar contemplando ocho monumentales palmeras. Dieciséis pilastras
del mismo estilo ayudan al soporte de las bóvedas [Fig. 2]. Tienen basa y fuste, pero no capitel.

2 Baquetón: cada una de las columnillas alargadas que a la vez decoran y son estructurales, comunmente empleadas en la arquitectura
gótica. Se presentan rodeando a un núcleo central, dando paso a un elemento unitario que en su conjunto se conoce como pilar
fasciculado.
8
Arriba, donde comienza el arranque de las bóvedas, los nervios nacen directamente como
continuación de los baquetones.
Las bóvedas son peraltadas3, con 12 cm de plementería y 30 Fig. 2

cm de relleno y se deduce que en la época estaba pintada de


un color azul cobalto de fondo con estrellitas doradas y los
nervios estaban pintados de azul y rojo, de hecho si
pudiéramos subir hasta ellas, se aprecian restos de la
policromía original. Si quitáramos los nervios que
transmiten el empuje, quedaría una bóveda totalmente
esférica. Las cierran 97 claves que en su momento estaban pintadas de verde y rojo. Las principales
están decoradas con escudos de la ciudad y del reino, administraciones que tutelaron la construcción
del edificio. En las secundarias, con nudos de soga son representados ángeles, músicos y santos
patrones de los gremios. Hacen referencia a los agentes implicados en
las actividades aquí desarrolladas. Fig. 3
El pavimento no es el original aunque intente respetarlo al máximo, a
excepción de las estrellas [Fig. 3]. Al ser de mármol pulido, ayuda a
reflejar la luz que traspasaba las enormes y amplias ventanas.
Una cenefa con una inscripción en latín de letras doradas y fondo
verde oscuro rodea toda la sala. Se repite dos veces y comienza en la
parte izquierda de los lados menores. La traducción dice “Casa
famosa soy en quince años construida. Conciudadanos comprobad y ver qué bueno es el comercio
que no lleva el fraude en la palabra, que cuida al prójimo y no le falta, que no da su dinero con
usura, el mercader que así haga rebosará riquezas y después gozará de la vida eterna”, en
resumen, que se construyó en 15 años y que en Valencia están los comerciantes más honrados con
los cuáles se puede pactar de palabra.
Desde la etapa helenística los muros ya no son de sillares macizos, sino que están compuestos por 3
capas, 2 exteriores de sillares y una intermedia de relleno. El grosor del muro tiene un total de 2,20
metros. Debido a ello, la construcción es más lenta ya que el mortero tiene que fraguar.
Arcos conopiales4 adornan las entradas a la sala, la entrada a la siguiente parte a comentar (a la cual
se accede mediante esta estancia [Fig. 4]) y todas las entradas a las salas del edificio.

3Bóveda en la cual la distancia entre el plano de arranque y su punto más elevado es mayor que la mitad de la distancia entre los dos
estribos.
4 Arco conopial: El muy rebajado, con una escotadura en el centro de la clave, cuyas variantes son el aquillado, el escocés y el tudor
9
• La Torre es una parte del edificio cerrada al público que destaca únicamente por su portada y su
escalera de caracol (de la cual se puede apreciar una parte en la fotografía hecha por mi, aunque
vaya a exponer otra en la que se vea con más claridad
[Fig. 5]). La escalera es un trabajo que demuestra el
dominio de las técnicas arquitectónicas de Pere
Compte. Para que un maestro de obras medieval
alcanzara tal grado, tenía que diseñar algo complicado
y solía ser una escalera. No obstante, cuando Pere
Fig. 5
Compte diseñó esta, ya era maestro, así que debió
complicarla aún más. Está formada por un ojo de
caracol abierto5 con helicoidal de arista con los escalones adosados al muro circular. Se debe a
que cada una de las piedras que la forman no tiene apoyo más que en la precedente. Contaba
originalmente con 110 escalones pero en la restauración se le
añadieron otros 32. Tiene 26 metros de altura. Y está cubierta por una Fig. 4

bóveda tabicada6.
La decoración de la portada es de las más interesantes del
edificio.Cerrado por arcos conopiales decorados con cardinas y
rematados en una cruz vegetal. Bajo ellos, un ángel lleva una filacteria7
que reza “Ave María Purísima”. En el arranque derecho del arco, una
figura femenina alada amamanta a un basilisco. La diferencia de color se
debe a la restauración que sufrió la portada en el siglo XIX.
• El Jardín o Patio de los naranjos (árbol característico de la Comunidad Valenciana) se
caracteriza por la fuente con forma de estrella de ocho
puntas [Fig. 6]. La que contemplamos actualmente no es
la original, esta fue realizada por Anhori Johan y la nueva
es de estilo Neogótico, con una decoración vegetal en
forma de friso que rodea toda la fuente.
Fig. 6 Alrededor hay bancos de piedra colocados para disfrutar
de un ambiente enriquecido por diversos árboles y

5 Escaleras de caracol a través de cuyo ojo se puede ver todo el hueco de la escalera por arriba y por abajo.
6 Bóveda tabicada: La que se hace con ladrillos colocados de plano sobre la cimbra, unos a continuación de otros, de modo que viene
a ser toda la bóveda como un tabique.
7Tira, banda o cinta con inscripciones o leyendas utilizada como elemento decorativo en pinturas, esculturas, escudos de armas o
epitafios.
10
esculturas, sobretodo gárgolas. Estas son muy comunes a lo
largo de todo el edificio. Son mayoritariamente figuras de
monstruos con rasgos humanos en actitudes groseras y su
función era de desagüe.
Hay que tener en cuenta que en origen el jardín era más grande
porque comprendía también el espacio ocupado por el edificio
actual de la recepción. La primera fuente documental sobre su
aspecto original es sobre una visita de Felipe II: “Se componía
de cuatro cuadros con setos de arrayán o mirto y los naranjos
sombreaban la cruz formada por sus dos ejes. Era por tanto un Fig. 7
jardín de crucero”.8
A través del Patio de los Naranjos se accede a la primera planta, una de las partes del Consulado del
mar mediante una monumental escalera [Fig. 7] debajo de la cual se encuentra la entrada al sótano,
del cual hablaré más adelante.
Fig. 8

• El Consulado del mar tiene dos pisos.


La planta baja se llama Tribunal del Comercio. Actualmente no tiene la forma que tenía en origen. A
ella se accede por el Patio de los naranjos mediante un arco conopial o mediante la capilla situada
entre esta y la Sala Columnada, de la cual hablaré también más adelante. Con cuatro ventanas de

8 Audioguía oficial de la Lonja. Explicado más abajo.


11
dintel recto que recaen a la plaza del Mercado. Frente a este muro encontramos la portada de
entrada desde el jardín y a cada lado de la portada una ventana de arco rebajado9.
La sala se cubre con un artesonado10 de madera en su color natural realizado en 1503. Cada
alfarda11 está dotada de grandes casetones cuadrados y hexagonales renacentistas.
La sala la presiden tres paneles cerámicos elaborados con la técnica del socarrat12 realizados por
Jaume de Scals a mediados del siglo XX. El central representa al rey Jaime I, a su izquierda, el
famoso santo dominico valenciano Vicente Ferrer y a su derecha el ángel custodio de la ciudad [Fig.
8].
La segunda parte del Consulado del Mar se encuentra en la planta superior, a la cual se accede
mediante la escalera anteriormente mencionada. Esta sala recibe el nombre de Cámara Dorada
debido a su artesonado [Fig. 9] proveniente de la Cámara Dorada, valga la redundancia, del antiguo
Ayuntamiento y trasladada a la Lonja en 1920. Fue rescatado, en realidad, del antiguo Ayuntamiento
al ser derribado durante el siglo XIX.
El artesonado fue realizado por Juan del Poyo entre 1418 y 1445, y ayudado por multitud de
pintores, doradores y obreros. Se compone de 670 piezas unidas por encaje a través de ranuras y
clavadas solo en casos muy extremos. Es un artesonado “envigado”13. La techumbre ocupaba un
espacio de 18x7,2m pero, al ser la sala más grande, se realizó un añadido. Las tres caras visibles de
las vigas están decoradas con alusiones de carácter zodiacal, bélico, grotesco, heráldico, quimérico,
vegetal y musical. Escenas de entrevías, hay curiosos
personajes emparejados: músicos con instrumentos del siglo
XV y guerreros en actitud de lucha. Escudos de Valencia
separan cada escena.
La sala se ilumina con grandes ventanas cubiertas por un
arco rebajado con doble parteluz. Su denominación correcta
sería la de alfarje14
Fig. 9

9 Arco rebajado: El que tiene una altura menor que la mitad de su luz.
10 Artesonado, Artesón: Compartimiento hueco, adornado con molduras o pinturas, utilizado en la decoración de los techos.
Artesonado.
11 Grandes piezas de madera que forman el armazón de un techo.
12El socarrat es una cerámica típica del reino de Aragón. Sobre un ladrillo seco, se aplica una capa blanca de cal que se decora con
pigmentos rojizos y negros y luego se cuece.
13 Entre viga y viga queda un espacio denominado “fondo” “cielo” “calle” o “entrevía”.
14 Alfarje: techo de madera horizontal y entrelazada que en muchos casos se labra y se pinta adicionalmente. La estructura del alfarje
se realiza a través de una serie de vigas maestras denominadas jácenas. Sobre la jácena puede colocarse un segundo orden de vigas
denominadas jaldetas, cruzadas perpendicularmente y bien sujetas a las primeras.
12
Por último, es curioso hablar de la Capilla y del sótano del edificio.
• La Capilla estaba dedicada a la Virgen de la Misericordia y allí fue donde se celebró la primera
misa el 26 de mayo de 1499. Lo más interesante es su bóveda de crucería estrellada nervuda
apoyada en ménsulas15 decoradas. La bóveda la forman nueve claves, en la central una talla de la
Virgen de la Misericordia que acoge a seis jurados16 del consejo de la ciudad, en las otras ocho,
cuatro con escudos de la ciudad y cuatro decoradas
con ángeles músicos. Se le atribuye a Juan Guas,
arquitecto de los reyes católicos. Guas pasó por
Valencia para cumplir un encargo del rey Fernando
y Compte le encargó trazar esta bóveda. No
obstante, una vez expuesta, Compte pensó que
debería superarla.
La capilla dispone de dos ventanas, una gran ventana
de arco apuntado y arco conopial con parteluz y
tracería gótica que asoma a la plaza del Mercado
cubierta por una vidriera no original [Fig. 10], aunque
se sabe que era la única ventana de la Lonja que
disponía de ellas y otra que daba al Patio de los Fig.10
Naranjos o Jardín. Las vidrieras originales eran de
Miquel Arnau y Arnau Moret.
Toda la capilla estaba decorada escultóricamente con madera y
mármol de Carrara. En el arranque de los arcos hay cuatro
figuras alegóricas que simbolizan a los cuatro evangelistas. Un
toro, un águila, un león y un ángel. Johan de Casel fue el
encargado de toda la obra escultórica, uno de los mejores
escultores de la época.
Esta estancia también dispone de dos entradas, la que da a la
Sala de la Contratación y la que da al Tribunal del Comercio,
pero la más interesante es esta última. Esta puerta se abrió a

Fig. 11
mediados del siglo XVI en un muro donde, hasta entonces, se

15Ménsula. Elemento arquitectónico que sobresale de un plano vertical y se emplea como apoyo de algo. Parte en voladizo de las
vigas de ciertos puentes.
16 Los jurados se encargaban de gobernar, administrar y regir la ciudad en nombre del rey.
13
situaba un retablo. La decoración actual es del siglo XIX y pertenece al estilo neogótico temprano.
Si nos fijamos en el arranque derecho del arco podemos observar una curiosa figura parecida a una
bruja sosteniendo un animal al que un diablo ataca. Es la parte más fotografiada de la Lonja. [Fig.
11]

• Al sótano [Fig. 12] del edificio se accede por debajo de las escaleras del jardín. Nada más entrar
observamos una bóveda de arista. Debajo, hay dos salas que podrían haber sido dependencias
auxiliares o almacenes.
La primera sala es pequeña y con amplios muros y la segunda la cubre una techumbre de bóvedas
rebajadas de arista que reposan en dos robustos pilares octogonales. En la parte que da a la calle hay
un ventanuco que en origen era puerta pero ahora está cerrado con una reja desde el siglo XVIII.
A modo personal, he de decir que tiene un aspecto mucho más arcaico que el resto del conjunto.

Fig. 12

14
Patrimonio de la Humanidad

La Lonja de la Seda representa los tres poderes, religioso, político y económico. Esta Lonja está tan
bien construida que si analizáramos centímetro a centímetro paredes y columnas, no encontraríamos
ni una sola fisura o grieta. Es decir, el arquitecto tenía suficientes conocimientos de cálculo como
para atreverse a levantarla con la seguridad de que no se caería.
Fue construida utilizando grúas, algo impropio de la época, cada pieza se alzaba con una grúa y se
colocaba perfectamente en su sitio. Eran similares a las de ahora. Se podría decir que, aún siendo un
edificio plenamente gótico, es muy moderno desde el punto de vista técnico.
Si podemos disfrutar de él hoy en día se debe a los diferentes usos que se le dio mucho después del
“esplendor” en el que se construyó. En su día, como ya he comentado, aportó a Valencia
grandiosidad, esplendor y éxito, más del que ya gozaba. No obstante, para su conservación, echando
la mirada al futuro y queriendo que se conservase hasta nuestros días, se celebraron numerosas
actividades como por ejemplo:
• Una celebración cortesana en 1585 debido a la visita del mismísimo Felipe II acompañado de los
príncipes Felipe e Isabel Clara Eugenia. Su visita fue redactada en una fuente que hoy en día nos
ayuda a saber con certeza como era antiguamente el edificio y, sobretodo, el jardín. Se componía
de cuatro cuadros con setos de arrayán o mirto y los naranjos sombreaban la cruz formada por
sus dos ejes. Era un jardín de crucero. Mencionan las crónicas también que entonces el huerto
estaba muy arreglado, con mucha verdura, muchos escudos del monarca y muchos rótulos. La
fuente contenía gran cantidad de peces.
• Quince años después, en 1599, concretamente en la sala de Contratación, se celebraron las
“dobles bodas” de Felipe III y su hermana. En ese momento, el jardín mostraba curiosos
encañizados donde se entreveían naranjos verdes con sus colgantes naranjas amarillas. Estaban
plantados a lo natural, todos ellos altos y bien proporcionados y dispuestos en cuatro cuadrados
cada cual poseía una ninfa de arrayán y mirto que parecía cantar los instrumentos que portaba.
En los naranjos colgaban jaulas con papagayos. En el centro, una fuente de mármol presidida por
la corona real sobre la cual un murciélago en bronce dejaba soltar agua por sus caños.
• También en la Sala de la Contratación se sucedieron diversas subastas de arriendos de los
derechos de la Generalitat del reino durante la “etapa floral”.
• También se convirtió en un depósito de trigo improvisado en un momento de declive en la
ciudad.

15
• En el siglo XVIII, la Lonja se convirtió en un cuartel. Esto fue un motivo de deterioro en la parte
del Patio de los Naranjos, al ser transformado en cocina. Dicho deterioro fue subsanado en la
restauración de finales del siglo XIX y principios del XX.
• En período de pestes, la Lonja se convirtió en un hospital para enfermos de la misma.
• En el siglo XIX se realizaron bailes de máscaras.
• A finales de siglo se hizo una exposición industrial organizada por el Ateneo Casino Obrero.
• En 1937, durante la II República, el edificio fue utilizado como centro de las reuniones del
gobierno tras el traslado de este a Valencia.
• Hoy en día se realizan también numerosas actividades como exposiciones, certámenes,
audiciones musicales, conferencias y actos solemnes.
Todas estas actividades, como ya he dicho al principio, se llevan a cabo para mantener y cuidar la
Lonja, tomando por objetivo el futuro disfrute de personas de todo el mundo que viajan a nuestra
ciudad para disfrutar de tal esplendor.
En concreto, los usos a lo largo de la historia del Consulado de Mar son los más interesantes
teniendo en cuenta que desde el origen del edificio era la estancia más importante, hablando de sus
dos pisos. Monarcas de todos los tiempos y toda España utilizaron la Lonja para ellos y sus
quehaceres, como he explicado anteriormente. No obstante, al ser estas dos salas las más “serias”
por llamarlo de alguna forma, supieron usarlas tal y como se tenían que usar siempre. Los usos que
recibió son los siguientes:
• En el momento de creación del Consulado de Mar, instituciones similares solo existían en
repúblicas italianas y a imitación de estas se instituyeron las de la Corona de Aragón. Entendían
en asuntos marítimos de carácter mercantil y lo componían dos cónsules elegidos entre los pro-
hombres del mar. También contaban con el juez, cuyos juicios eran de carácter verbal y solo
quedaba constancia escrita de las sentencias. Debía aplicar las leyes y costumbres del mar. En el
siglo XV se recopilaron en un códice ricamente ilustrado las leyes del mar conocido como el
“Libro del Consulado de Mar” y actualmente conservado en el archivo histórico municipal.
• Esta institución desapareció a principios del siglo XVIII al abolirse los fueros de Valencia.
• A finales del siglo XVIII, Carlos III la restituyó con el nombre de “Real Junta Particular y
Consulado de Comercio” y permaneció hasta bien entrado el siglo XIX.
• En el siglo XX reapareció como “Consulado de la Lonja” y se había adaptado a la vida mercantil
moderna como tribunal de arbitraje.

16
La Lonja de la seda fue declarada Patrimonio de la Humanidad el 5 de Diciembre de 1996. Se le
atribuyó tal honor por ser caracterizada como un «ejemplo totalmente excepcional de un edificio
secular en estilo gótico tardío, que ilustra de manera espléndida el poder y la riqueza de una de las
grandes ciudades mercantiles del Mediterráneo»17. Siendo considerada como uno de los más
brillantes ejemplos del gótico civil europeo, las fachadas rectangulares de piedra picada, los
suntuosos medallones renacentistas, las artísticas esculturas y gárgolas, las perfectas proporciones
de las puertas y ventanas, de los escudos y de los merlones, recuerdan el esplendor del gótico tardío
valenciano.
“Construido entre 1482 y 1533, este conjunto de edificios se destinó desde un
principio al comercio de la seda y desde entonces ha venido desempeñando funciones mercantiles.
Obra maestra del gótico flamígero, la lonja y su grandiosa Sala de Contratación ilustran el poderío
y la riqueza de una gran ciudad mercantil mediterránea en los siglos XV y XVI.”
Unesco, 5 de diciembre de 1996 Declaración como Patrimonio de la Humanidad

Las declaraciones sobre la Lonja son la de integridad y la de autenticidad:


• La declaración sobre la integridad refleja que “Cumplidos los más de quinientos años de la
antigüedad, el edificio de la Lonja conserva, en condiciones óptimas, tanto sus elementos
estructurales como los de carácter decorativo y simbólico que tanto enriquecen el conjunto,
circunstancia bien remarcable y nada extraña habida cuenta de haberse preservado sus usos
primigenios durante todos estos siglos y dada la excelente calidad de los materiales constitutivos
de su arquitectura.”18
• La declaración sobre la autenticidad cita que “Exponente genuino del marco en el que se
desarrollaban las actividades mercantiles de Valencia, determinantes de convertirla en auténtico
emporio comercial del Mediterráneo, la no alteración básica de sus funciones y uso primordiales
a lo largo de sus cinco siglos de existencia, unido ello a la excelencia de los materiales, y
técnicas constructivas, ha preservado admirablemente la morfología del edificio. Adecuadas
intervenciones de restauración y puesta en valor, llevadas a cabo con esmerado rigor en los
últimos años, han contribuido de otra parte a magnificar el aspecto que hoy ofrece el edificio.”19

17 Declaraciones llevadas a cabo por la UNESCO.


18 Generalitat Valenciana, Conselleria d’Educació, Cultura i esport.
19 Generalitat Valenciana, Conselleria d’Educació, Cultura i esport.
17
La gestión del edificio corresponde al propietario, el Ayuntamiento de Valencia, al igual que la
difusión cultural del mismo que trae por consiguiente la acogida de visitas tanto por parte de los
ciudadanos como por parte de turistas extranjeros o del resto de España. No obstante, parte de la
responsabilidad recae también, aunque en segundo plano, en la Delegación Municipal de Cultura y
al Servicio Histórico y Cultural. En último lugar, a las oficinas relacionadas con Museos y
Monumentos de nuestra ciudad. En mi humilde opinión, los cargos de responsabilidad están mal
repartidos al estar en último lugar la asociación que tendría que estar en primero, las oficinas
relacionadas con Museos y Monumentos. Aunque también, las que poseen cargos menores como la
Delegación Municipal de Cultura y el Servicio Histórico y Cultural, deberían tener un papel
principal en la conservación del edificio.
Como fatídica anécdota y al haber redactado las responsabilidades de la Lonja, decir que el título de
“Patrimonio de la Humanidad” estuvo a punto de ser retirado al Ayuntamiento debido a su mal
conservación hace pocos años. Se encontraba en tan mal estado que se plantearon seriamente retirar
el honor de Patrimonio a la ciudad de Valencia.
A raíz del miedo que creó la amenaza, el Ayuntamiento encargó a la UPV (Universidad Politécnica
de Valencia) un estudio completo y exhaustivo del monumento con la finalidad de establecer
medidas necesariamente necesarias, valga la redundancia para una conservación más cuidada y
delicada. Dicho estudio se tituló "Plan Director para la Conservación de la Lonja de Valencia” y el
Ayuntamiento lo aprobó el 9 de Diciembre de 2008.
Como último apunte, los consejos de la mismísima UNESCO sobre la conservación y restauración
de Monumentos de la Lista de Patrimonio Mundial también se tuvieron en cuenta aunque, en mi
opinión, demasiado tarde.

18
OPINIÓN PERSONAL

Este edificio es una obra maestra de la arquitectura gótica, ya no valenciana, si no europea. Nunca
había ido a visitarla y me queda un buen recuerdo de ella. La verdad es que me quedé fascinada con
su belleza, sobretodo en su Sala Columnada, en la que me quedé embelesada con su inigualable
monumentalidad.
En el Patio de los Naranjos recuerdo, en un descanso de la visita, recibir la buena noticia de una
asignatura aprobada, hecho que aumenta mi predilección por la Lonja.
Contratar la audioguía me sirvió de muchísimo más que leer sobre el edificio. Unas armoniosas
voces te explican todos y cada uno de los detalles de cada estancia, además de añadir información
de la historia que ocurrió ahí.
Nunca había sentido predilección por la Lonja de la Seda. Lo máximo que sabía sobre ella era que
estaba en Valencia y que había sido declarada Patrimonio de la Humanidad en 1996. No obstante,
después de la realización de este trabajo, la admiro. Admiro su poder y admiro que esté en una
ciudad como Valencia, que lo único bueno que tiene, en mi absoluta opinión, es su impresionante
historia viviente en los monumentos como este o la Catedral. Volveré a visitarla sin duda y más a
menudo.

19
BIBLIOGRAFÍA

• Fuentes bibliográficas
- ALDANA FERNÁNDEZ, S. (1988), «La lonja de Valencia, consorci d’editors
valencians», Valencia.
- RAMIREZ BLANCO, M.J. (2006), «Lonja de valencia, lonja de la humanidad»,
Ajuntament de Valencia.
- HERNÁNDEZ ÚBEDA, LUIS (1996). «Conocer Valencia a través de su
arquitectura». Valencia, Col·legi Oficial d'Arquitectes de la Comunitat Valenciana i
Ajuntament de València
- FUSTER I ORTELLS, JOAN (1984). «Viatge pel País Valencià». Barcelona,
Edicions 62
• Fuentes electrónicas
http://www.jdiezarnal.com/valencialalonja.html
http://archigingertect.blogspot.com.es/
http://www.lonjadevalencia.com/
http://whc.unesco.org/en/list/782
• Fuentes de audio
Audioguía oficial de La Lonja de la Seda

20