You are on page 1of 8

Thompson, E - "La sociedad inglesa del siglo XVIII: ¿Lucha de

clases sin clases?"

Paternalismo: fue lo bastante fuerte para inhibir la confrontación de


clase, hasta la industrialización. No existía clase obrera con conciencia
de clase. Sólo existían fragmentos del protoconflicto. Podemos incluso
hablar de una sociedad de "una clase".

Podemos denominar una concentración de autoridad económica y


cultural "paternalismo" si así lo deseamos. Pero, si admitimos el
término, debemos también admitir que es demasiado amplio para un
análisis discriminatorio. Es una descripción de relaciones sociales
vista desde arriba.

Pueden encontrarse otras formas de describir la sociedad además de la


que nos vemos con el ejemplo de los dos caballeros terratenientes del
SXVIII (ver texto). La vida de una parroquia puede girar
igualmente en torno al mercado semanal, los festivales y ferias de
verano e invierno... etc.

El término paternalismo sugiere calor humano, en una relación


mutuamente admitida. El modelo de la pequeña unidad doméstica
económica conlleva un sentido de confort emocional. En los primero
años de la revolución industrial, los trabajadores rememoraban a
menudo los valores paternalistas perdidos. Pero esto plantea otro
problema, el paternalismo como mito o ideología mira casi
siempre hacia atrás. Se presenta en la historia inglesa menos como
realidad que como un modelo de antigüedad, recientemente
acabada, edad de oro de la cual los actuales modos y maneras
constituyen una degeneración.

La idea del paternalismo aparece siempre retrocediendo hacia un


pasado aún más primitivo e idealizado. El paternalismo es un
término descriptivo impreciso:
- tiende a ofrecer un modelo de orden social visto desde arriba
- contiene implicaciones de calor y de relaciones personales que
suponen nociones valorativas.
- confunde lo real con lo idea.

Inglaterra del siglo XVIII


Parece ofrecer pocos rasgos auténticamente paternalistas. Lo primero
que notamos en ella es la importancia
del dinero. La gentry terrateniente se clasifica no por nacimiento u
otras distinciones de status, sino por sus rentas. Entre la aristocracia y
la gentry con ambiciones, los noviazgos los hacen los padres y sus
abogados. Destinos y puestos podían comprarse. Es el siglo en que
el dinero "lleva toda la fuerza", en el que las libertades se
convierten en propiedades y se cosifican los derechos de
aprovechamiento. Pero la propiedad asumía su valor, en la mayor
parte de los casos, sólo dentro de una determinada estructura de
poder político, influencias, intereses y dependencia.

Los cargos se obtenías mediante influencia política pero, una vez


conseguidos, suponían normalmente posesión vitalicia. La tenencia de
posesiones territoriales, como propiedad absoluta, era enteramente
segura y hereditaria. Ya sea por las sinecuras, los cargos públicos, la
especulación comercial o un matrimonio afortunados, la influencia
política podía maximizar los beneficios más que la rotación de cuatro
hojas.

Las defensas constitucionales contra la oligarquía pudieron al menos


sobrevivir a estas décadas se debió en gran medida a la
obstinada resistencia de la gentry independiente rural, en gran
parte tory, en ocaciones jacobita, apoyada una y otra vez por la
multitud vociferante y turbulenta.

Clase media: al menos durante las primeras siete décadas del siglo, no
encontramos clase media alguna industrial o profesional que ejerza
una limitación efectiva a las operaciones del depredador poder
oligárquico. Pero, si no hubiera habido frenos de ninguna clase,
ningún atenuante al dominio parasitario, la consecuencia habría
sido necesariamente la anarquía, una facción haciendo presa sin
restricción sobre otra.
Atenuantes a este dominio:
1. Tradición en gran medida tory de la pequeña gentry
independiente.
2. La prensa. Una presencia que se extiende al extenderse la
alfabetización y al aprender por sí misma a crecer y conservar sus
libertades.
3. La Ley. El Derecho Civil proporcionaba a los intereses en
competencia una serie de defensas de su propiedad, y las reglas del
juego sin las que todo ello habría caído en la anarquía.
4. Omnipresente resistencia de la multitud. Una multitud que se
extendía en ocasiones desde la pequeña gentry, pasando por los
profesionales, hasta los pobres.

La relación entre la gentry y la multitud es el tema particular de


este trabajo.

Lo que le preocupa son la implicaciones teóricas de esta formación


histórica en particular para el estudio de la lucha de clases.

Término plebe: muchos artesanos urbanos revelaban una conciencia


vertical del Oficio, en lugar de la conciencia horizontal de la clase
obrera industrial madura. Este es uno de los motivos por los que he
adoptado el término plebe preferente al de clase obrera.

Las fisuras características de esta sociedad ----> Motines: cuando la


plebe se unía como pequeños consumidores, o como pagadores de
impuestos o evasores del impuesto de consumo (contrabandistas), o
por otras cuestiones "horizontales", libertarias, económicas o
patrióticas.

El precio que aristocracia y gentry pagaron a cambio de una


monarquía limitada y un Estado débil era, forzosamente dar
licencia a la multitud.

Clase: es definida por los hombre al vivir (experiencia) su propia


historia, y, al final, es la única definición.
1. es una categoría histórica. Está derivada de la observación del
proceso social a lo largo del tiempo.
2. se da el caso en exceso frecuente de que la teoría preceda a la
evidencia histórica sobre la que tiene como misión teorizar. Es fácil
suponer que las clases existen, no como un proceso histórico, sino
dentro de nuestro propio pensamiento.
3. partiendo de este (falso) razonamiento surge la noción alternativa
de clase como una categoría estática, o bien sociológica o heurística.
Clase puede ser reducida a una auténtica medida cuantitativa.
Determinado número de seres en esta u otra relación a los medios
producción... Aquí, nuevamente la clase como categoría histórica ha
sido dejada de lado.
4. El uso marxista apropiado y mayoritario de clase es el de categoría
histórica. El modelo estático proporciona una fácil justificación para la
política de sustitución: es decir, la vanguardia que sabe mejor que la
clase misma cuáles deben ser los verdaderos intereses (y conciencia)
de ésta.
5. si volvemos a la clase como categoría histórica, es posible ver que
los historiadores pueden emplear el concepto en dos sentidos
diferentes:
a. referido a un contenido histórico real correspondiente,
empíricamente observable.
b. como categoría heurística o analítica para organizar la evidencia
histórica, con una correspondencia mucho menos directa. Esta sería
para análisis anteriores a la revolución industrial. La correspondencia
de la categoría con la evidencia histórica se hace mucho menos
directa.
6. Clase, en su uso heurístico, es inseparable de la noción de "lucha de
clases". Se ha prestado una atención excesiva a "clase" y demasiado
poca a "lucha de clases". Lucha de clases es un concepto previo así
como mucho más universal. La clase y la conciencia de clase son
siempre las últimas, no las primeras, fases del proceso real histórico.
Pero si empleamos la categoría estática de clase o si obtenemos
nuestro concepto del modelo teórico previo de una totalidad
estructural, no lo creeremos así: creeremos que la clase está
instantáneamente presente y de ello la lucha de clases.
7. Las clases acaecen al vivir los hombres y las mujeres sus relaciones
de producción y al experimentar sus situaciones determinantes, dentro
"del conjunto de relaciones sociales", con una cultura y unas
expectativas heredadas, y al moldear estas experiencias en formas
culturales.
Las clases no son más que casos especiales de las formaciones
históricas que surgen de la lucha de clases.

Lo que debe ocuparnos es la polarización de intereses antagónicos


y su correspondiente dialéctica de la cultura. Existe una resistencia
muy articulada a las ideas e instituciones dominantes de la sociedad en
los siglos XVII y XIX: de ello que los historiadores crean poder
analizar estas sociedades en términos de conflicto social. En el
siglo XVIII la resistencia es menos articulada, aunque a menudo muy
específica, directa y turbulenta. Debemos suplir parcialmente esta
articulación descifrando la evidencia del comportamiento. Lo que es
(desde arriba) un "acto de concesión", es (desde abajo) un "acto de
lograr". Ej: una categoría tan sencilla como "robo" puede resultar ser
evidencia de intentos prolongados para defender prácticas antiguas de
derechos... .

Al analizar las relaciones gentry-plebe nos encontramos con un


"campo de fuerza" societal.

Falta....

Links:
http://estudioscultura.wordpress.com/2011/10/03/%E2%80%9Cnotas-
sobre-la-deconstruccion-de-%E2%80%98lo-
popular%E2%80%99%E2%80%9D-de-stuart-hall/

Resumen 2

Edward Palmer Thompson, “Lucha de clases sin clases”, en Tradición, revuelta y


conciencia de clase, Barcelona, Cátedra [1978], 1981.
Autor  1924-1993
Hijo de familia burguesa inglesa. Historiador marxista ‒deudor de Gramsci‒ que
inicialmente estudió literatura (interrumpió su carrera de grado en Cambridge para ir a la
guerra).
Estuvo vinculado al Partido Comunista al igual que Hobsbawm, con quien comparte
además una visión particular de la Historia: la historia “desde abajo”, perspectiva donde
se pone el foco en las acciones y en las prácticas de los sujetos como protagonistas de la
historia. Se distanció del PC en 1956, luego de la invasión de la URSS a Hungría.

 Texto dividido en dos secciones: a nosotros nos va a interesar la segunda donde Thompson
discute cuestiones declase y de cultura plebeya.
 ¿Cuál es la definición de clase thompsoniana? Para responder tenemos que pensar en una
serie de palabras clave: proceso, dinamismo, formación, explotación, conciencia,
historia.
“La clase es definida por los hombres al vivir su propia historia” → categoría
histórica; uso marxista apropiado y mayoritario de clase. Compartido por numerosos
historiadores marxistas como Hobsbawm. Es el resultado de la observación del
comportamiento social a lo largo del tiempo. Metodológicamente, Thompson se
destaca por su empirismo, es decir, por subrayar el dato empírico antes que la teoría.
En este sentido, “la clase” no es una “categoría” (teórica) sino que es un hecho
que se produce y se encarna en relaciones humanas reales, concretas, históricas y
particulares. No es válido para Thompson “ir con la teoría al campo y observar algo así
como la clase obrera”.
 ≠ a la idea clase como categoría estática, o sociológica y se separa de una corriente de la
historiografía marxista (discute, por ejemplo, con Althusser porque en su teoría no pone
el acento en el proceso experimental histórico de la formación de las clases).
Emplear la categoría estática de clase implica considerar que aparece de manera
instantánea, derivada de las relaciones de producción. Se cae, para Thompson, en la idea
de clase como una medida cuantitativa.

 hablar de clase para Thompson implica necesariamente hablar de lucha de


clases. Pero en términos de las etapas del proceso histórico, antes que la clase se da la
lucha de clases:
CITA Las clases no existen como entidades separadas, que miran en derredor, encuentran
una clase enemiga y empiezan luego a luchar. Por el contrario, las gentes se encuentran
en una sociedad estructurada en modos determinados (crucialmente, pero no
exclusivamente, en relaciones de producción), experimentan la explotación (o la
necesidad de mantener el poder sobre los explotados), identifican puntos de interés
antagónico, comienzan a luchar por estas cuestiones y en el proceso de lucha se descubren
como clase, y llegan a conocer este descubrimiento como conciencia de clase (p. 37).
 esencial el concepto de experiencia que opera como mediador entre el ser social y la
conciencia social / y además contribuye a hablar de clase como un proceso
conformado por distintas etapas: experiencia / lucha / clase / conciencia de clase

 clase no en términos universales sino sólo en términos de casos y de contextos


particulares. El contexto que le importa a Thompson es el de la Inglaterra del
siglo XVIII y se pregunta ¿qué es lo específico de esa época que no se vio en siglos
inmediatamente anteriores y posteriores? → antagonismos, adaptaciones y
reconciliaciones dialécticas entre la cultura refinada/cultura plebeya

 Vemos que para Thompson la cultura plebeya debe ser analizada en su relación con
la cultura educada y no aisladamente  énfasis que venimos viendo en propuestas
metodológicas sobre todo de Bajtín y de Ginzburg.

 Concepto de resistencia a ideas e instituciones dominantes de la sociedad es menos


articulada en siglo XVIII que en el XVII o XIX. La cultura plebeya está restringida en su
accionar a los parámetros de la hegemonía de la gentry.

 paradoja que caracteriza a la cultura plebeya → se trata de una cultura tanto


tradicional como rebelde: “tradicional” en el sentido de que sus comportamientos,
prácticas y normas se reproducen de generación en generación por la fuerza de la
costumbre, pero al mismo tiempo rebelde en tanto se resiste (mediante la rebeldía)
a aceptar, por ejemplo, las innovaciones económicas que los gobernantes querían
imponer: disciplina del trabajo, relaciones libres en merado de cereales, etc.

 relación aristocracia y gentry/multitud se caracteriza por un equilibrio o reciprocidad de


relaciones sociales mediante la cual cada parte es dependiente de la contraria. En un polo
se ubica la multitud y en el otro la aristocracia y la gentry mientras los profesionales y
comerciantes se vinculan en ocasiones a uno u otro polo. Para explicar el equilibrio
recurre a la metáfora del campo de fuerzas. Así como Bauman recurría a la metáfora de
guardabosques y jardineros para explicar el proceso de transformación de una cultura
silvestre premoderna a una cultura de jardín moderna, Thompson recurre a la de campo
de fuerzas para analizar el carácter de las relaciones que se establecían entre
la gentry y la plebe o multitud (gentry: clase social formada por nobles y
terratenientes).

 Ejemplo de comportamientos ritualizados: fijar el precio como acción central del motín de
subsistencias / “venta de esposa”: se ritualizaba el divorcio / “charivari”: se ritualizaba
la infidelidad y se sentaba al infiel en un burro para pasearlo por el pueblo.

 Whig → antiguo nombre del Partido Liberal británico. Los whigs dominaron la política
inglesa durante casi todo el siglo XVIII ≠ al partido tory, más conservador. (Walpole,
importante líder político y miembro del partido whig).