You are on page 1of 2

¿Cómo vivir la vida cristiana?

FORTALECIENDO EL HOMBRE INTERIOR-Efe. 3:16


INTROD.- Analizar las partes que constituyen al hombre. PPT

1- LOS CRISTIANOS TENEMOS UN HOMBRE INTERIOR- Efe. 3:16


1.1- Los seres humanos fueron creados por Dios con un cuerpo, alma y espíritu (1 Tesalonicenses 5:23).
1.2- El cuerpo físico que es el "hombre exterior", es nuestra habitación física por medio del cual
experimentamos el mundo. Nuestros cuerpos funcionan principalmente a través de los cinco sentidos y
satisfaciendo necesidades innatas que nos impulsan a comer, beber y dormir.
1.3- Nuestro espíritu contiene el hombre interior del que habla las escrituras. Nuestro espíritu
es donde el Espíritu de Dios se comunica con nosotros. Jesús dijo, "Dios es Espíritu; y los que le
adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren" (Juan 4:24). Es en nuestro espíritu que
nacemos de nuevo (Juan 3:3-6).
1.4- El "hombre interior" contiene la conciencia sobre la cual el Espíritu Santo puede actuar y convencernos
de pecado (Juan 16:8; Hechos 24:16). Tiene conocimiento innato del bien y del mal (Romanos 2:14-
15).

2- ¿QUE ES EL HOMBRE INTERIOR?- Es el espíritu humano vivificado de cada persona que


ha nacido de nuevo.- 1 Cor. 2:11- Rom.8:10

2.1- Pablo utiliza el término hombre interior varias veces en sus epístolas (2 Cor. 4:16; Efe. 3:16).
2.2-Romanos 7:22-23 detalla la a veces dolorosa batalla entre nuestra carne y el espíritu. Nuestros espíritus,
después de haber sido regenerados por el poder de Dios, anhelan obedecer y seguir a Jesús, sin embargo, la
carne no sufre una muerte ligera.
2.3-Romanos 6:6-7- explica cómo podemos permitir que el hombre interior triunfe sobre la carne.
Hasta que nos consideremos "crucificados con Cristo" (Gál. 2:20), el cuerpo y el alma luchan con el
espíritu por la supremacía.
Seguimos viviendo en un estado de derrota hasta que muramos a nosotros mismos y permitamos que el Espíritu
tenga pleno control sobre cada aspecto de nuestras vidas, tanto en el hombre interior como en el exterior.

2.4-El deseo y el diseño de Dios para los seres humanos, es que vivamos siempre dirigidos por la naturaleza
del nuevo nacimiento que está acorde con el Espíritu de Dios. No obstante nuestras naturalezas caídas desean
gobernar y por esta razón se libra una batalla espiritual.
¿Hasta qué punto podemos rendir ese hombre interior al control del Espíritu Santo?, hasta que
caminemos en continua victoria sobre nuestra carne.

3- FORTALECIENDO EL HOMBRE INTERIOR- Efe.3:16


3.1- Las oraciones de Pablo son casi siempre por el bienestar espiritual de los demás
Pablo quiere que los efesios aprendan todo lo que tienen en Cristo y después que vivan lo aprendido.
Pablo ora por la familia de Dios en el cielo y en la tierra, porque allí es donde está su familia; no hay ninguna
«debajo de la tierra» (véase Fil. 2.10).
 Pablo ora para que la persona interior pueda conocer la fortaleza espiritual.
 La primera petición de Pablo en Efesios 3:16 es que el hombre interno sea fortalecido. Una vez converso, limpio,
y restaurado, necesita alimento, instrucción, y cuidad diario. Así como el hombre externo se debilita, enferma, y
muere sin comida, el interno muere sin comida espiritual.
 Su comida consiste de la lectura diaria de la palabra de Dios. Es pan del cielo. Si no lee y medita sobre la palabra
cada día, se volverá ciego y débil ante la tentación y perderá la comunión con Dios.
 “conforme a las riquezas de su gloria”. Son ilimitadas y están disponibles para todo creyente,
 fortalecidos con poder... en el hombre interior por su Espíritu. El poder espiritual debe ser
un distintivo de todo cristiano que se somete a la Palabra y al Espíritu de Dios.
 No está reservado para alguna clase especial de cristianos, sino para todos los que tengan
disciplina en su mente y espíritu para estudiar la Palabra, entenderla y vivirla.
 Aunque el aspecto físico de la persona se debilita con la edad (2 Cor. 4:16) la persona en su
interior debe crecer y fortalecerse cada vez más a través del Espíritu Santo, quien impartirá
energía espiritual, revitalizará e investirá de poder al cristiano obediente y comprometido
(Hch 1:8; Rom. 8:5-9. 13. Gál. 5:16).
 ¡Con cuánto descuido algunos cristianos tratan a la persona interior! El Espíritu Santo
nos da poder desde el interior a través de la Palabra de Dios y la oración.
 Él quiere que Cristo «se sienta como en su casa» (habitar, v. 17) en sus corazones.
 Por supuesto, Cristo vive en el corazón de cada creyente verdadero, pero no todo
corazón es un hogar agradable para Él.

CONCLUSIÓN:
 A Cristo le encantaba ir a Betania porque sus amigos le querían, se alimentaban de su Palabra
y le servían-Jn.-12: 1-2. Cuando Cristo vino a esta tierra para hablar con Abraham (Gén. 18),
envió delante a dos ángeles a que visitaran a Lot (Gén. 19) debido a que no se sentía cómodo
en la casa de un creyente mundano.
 ¿Se siente Él como en casa en nuestros corazones? Cristo se siente así en nuestros
corazones cuando Él halla fe y amor.
 Hay un hombre externo y un hombre interno. El primero perece, pero el último es renovado cada día (2
Corintios 4:16). ¿Cuál recibe más atención en su vida? Su respuesta probablemente determinará su
destino eterno.