You are on page 1of 8

AÑO lxxvIii N° 148 DIRECTOR: JORGE HORACIO ALTERINI Tomo La Ley 2014-D

BUENOS AIRES, argentina - VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014 ISSN 0024-1636

La dignidad como principio general del derecho


Carlos Alberto Ghersi

SUMARIO: I. Introducción.— II. La dignidad como esencia y sustancia del ser humano.— III. La construcción de la dignidad como estigma positivo que realiza una persona
y pretende que la sociedad valore y respete.— IV. El trato digno a que están obligados todos los que interactúan con los seres humanos.— V. Conclusión.

El ser digno -ser humano- y el trato mente la dignidad, por lo cual debemos ele- El ser humano ha sido sometido última- II. La dignidad como esencia y sustancia del ser
var a “principio general del derecho la dig- mente por la biotecnología y los capitales a humano
digno se han convertido en un principio nidad”. (1) situaciones aberrantes —experimentación
general del derecho que se expande en poblaciones pobres de África o como sub- Como señala con precisión F. Colom, (9) ser
En este sentido Vila-Coro señala que la consumidor de productos baratos pero ries- persona, según su etimología en latín indica,
por todo el ordenamiento jurídico, con dignidad es el valor central del ser humano: gosos—: frente a esto existe una corriente supone desempeñar una pluralidad de roles,
jerarquía constitucional. Cuando se “La persona es en sí misma un valor, como firme en establecer límites. (5) portar múltiples máscaras; sin embargo, el
consecuencia de sus más íntimos y específi- rol principal está en el restablecimiento de la
lesiona, se produce el daño, y debe ser cos componentes de racionalidad; libertad y El canadiense Charles Taylor ha genera- dignidad, que hace a su reconocimiento como
reparado en forma autónoma, ya que apertura a su dimensión trascendental. Esto do una idea reivindicativa y totalizadora de persona, independientemente de su raza, et-
son los elementos que constituyen y definen la “dignidad”, señalando que para que exista nia —nosotros agregaríamos de su condición
se trata de un “valor” propio del ser la dignidad. La dignidad humana, que no la Dignidad Humana debe incluirse: “el dere- socioeconómica, y cultural, etc.—.
humano y la construcción social; y no es un derecho, es el fundamento y origen cho a la vida, libertad, el debido proceso, la
de todos los derechos, es condición, índole libertad de expresión, la libertad religiosa...”, Lo digno, como cualidad del ser, es una ad-
debe confundirse con el daño moral, calidad de la persona que expresa toda su ya que sin estos componentes esenciales se jetivación de mérito como condición de su
que es la lesión a los sentimientos. valía”. (2) trataría de una mera utopía o “vacío de dig- esencia y existencia. (10)
nidad”. (6)
Podemos afirmar que la dignidad como Como hemos señalado precedentemente,
esencia humana es un principio general del Este “principio general del derecho de dig- esta primera formulación de la dignidad,
I. Introducción derecho al cual deben adecuarse todos los nidad” que proponemos impide cualquier he- como cualidad intrínseca (11), no está sujeta
campos del derecho —derecho privado; de- cho, acto, situación o proceso que prescinda a debate, aun cuando lo estuvo en el pasado,
El advenimiento del siglo XXI ha genera- recho del trabajo; derecho administrativo; de él, incluso actos legislativos y políticas o en tiempos de la esclavitud, (12) etc., sino que
do para algunos mayor bienestar —la élite derecho penal, etc.— y como señala Gonzá- acciones de gobiernos. (7) es independiente de cualquier norma positi-
universal— y para otros —la mayoría de la lez Pérez: (3) “en la relación personal, el otro va. (13)
población mundial y una parte significativa siempre ha de ocupar la posición propia de El profesor Eusebio Fernández nos dice
en la población argentina— situaciones de una persona y ser tratado como tal. Siem- que los derechos humanos son los derechos Derivada de aquella premisa es el denomi-
pobreza y marginación como nunca antes se pre que se olvide este elemental principio, se fundamentales de la personas y en especial nado trato de vida digno, y el ser tratado con
ha visto, lo que ha llevado a menores y ado- atentará contra la dignidad. No es concebible hacen a su dignidad: “Los derechos funda- dignidad o dignamente, en la vida. (14)
lescentes a la delincuencia —especialmente que una persona pueda ser considerada un mentales del hombre deben ser reconocidos
como obreros del narcotráfico— o simple- simple objeto de relaciones”. y garantizados por la sociedad, el derecho y Como podemos apreciar, son dos cuestio-
mente a estar fuera del mercado por no pasar el poder político sin ningún tipo de discrimi- nes indefectiblemente unidas: la primera,
por procesos de enseñanza y culturización. Como le expresa con claridad y justeza nación social, económica, jurídica, política, es innata al nacimiento del ser humano, ya
la Filósofa y Doctora en Psicología Maga- ideológica cultural o sexual. Pero al mismo desde el mismo momento de la concepción
Situación ésta que en muchas partes del lí Milmaniene: “El otro —igual que noso- tiempo se quiere subrayar que esos dere- (natural o artificial); y lo es en sí misma, no
planeta, e incluso ya para algunas genera- tros— bajo este paradigma es un ser que chos son fundamentales, es decir, se hallan necesita ser demostrada, y no puede ser
ciones en la Argentina, es irreversible —omi- tiene necesidades, deseos, y afectos con- estrechamente conectados con la idea de cuestionada: precisamente, hace a la esencia
sión del Estado de ocuparse con proyectos cretos. Pero lo que constituye su identidad dignidad humana y son al mismo tiempo las y existencia del ser, como expresáramos pre-
estructurales de políticas sociales y no meros moral no es lo que nos diferencia, sino más condiciones del desarrollo de esa idea de dig- cedentemente; la segunda, es consecuencia
golpes efectistas del neoliberalismo populis- bien aquello que, como agentes hablantes y nidad”. (8) de la anterior, e implica que por ser digno
ta—, lo que pone en mira “la dignidad del actuaciones racionales, nos iguala. Las re- —como ser humano— debe ser considerado
bienestar para esas personas”. laciones están gobernadas por las normas La dignidad de debe verificar en todos los a lo largo de su vida como digno y tratado
de la igualdad y reciprocidad formal: cada campos de acción (y omisión) de las empre- dignamente. (15)
Por otra parte las cultivadas “clases me- uno tiene derecho a esperar y a dar por su- sas y el Estado:
dias” también están sufriendo una “degra- puesto de nosotros lo mismo que nosotros De esta forma esa cualidad innata le permi-
dación de sus derechos” a nivel ciudadano, podemos esperar y dar por supuesto....” y a. El primero, la dignidad como esencia y te mantener una vida digna a lo largo de su
burlado por promesas incumplidas; como en párrafos anteriores señala en esta idea sustancia del ser humano; existencia; insistimos como cualidad innata y
pacientes, el hospital público en desguace del respeto mutuo: “el respeto al otro como que no puede escindirse del derecho de auto-
y las empresas de salud operan en relación fin y no como medio, ya que es portador de b. La segunda, la construcción de la dig- determinación. (16)
costo-beneficio y no en función de la salud; dignidad”. (4) nidad como estigma positivo que realiza una
los consumidores, baste citar los “nuevos da- persona y pretende que la sociedad la valore En esta línea ideológica profesores brasi-
ños sociales” como los prolongados cortes de Éste es el único “principio general” que nos y respete; leños y portugueses expresan que el derecho
luz, la fragilidad de los trenes, etc. coloca en un plano de igualdad a todos los se- personalísimo a la dignidad no sólo es en sí
res humanos del mundo, porque sólo requie- c. La tercera, el trato digno a que están
En este orden de ideas sostenemos que la re ser persona, sin contornos, estructuras y obligados todos los que interactúan con los
cualidad central del ser humano es precisa- procesos de acumulación capitalista previos. seres humanos, etc. continúa en la página 2

CORREO
ARGENTINO

CENTRAL B
doctrina. La dignidad como principio general del derecho NOTA A FALLO. El tribunal arbitral trunco
Carlos Alberto Ghersi.................................................................................................................... 1 Leandro Caputo............................................................................................................................ 5

BIBLIOGRAFÍA. Ley de Contrato de Trabajo. Comentada, anotada y concordada


FRANQUEO A PAGAR

jurisprudencia
CUENTA N° 10269F1

Director: Jorge Rodríguez Mancini. Coordinadora: Ana A. Barilaro. Comentario: Héctor Juicio de Árbitros. Rechazo del pedido de nulidad de un laudo por falta de firma de un
Omar García.................................................................................................................................. 4 árbitro (CNCom.).................................................................................................................5
2 | VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014

La dignidad como ración de cualquiera de sus cavidades corpora-


les, sin exclusiones por razón de sexo ni mayores
también, como consecuencia directa de este so-
metimiento sexual, un grave daño a la salud
Este es un aspecto dinámico y constante,
y hace a la continuidad de la conducta de la

principio general miramientos del pudor o los derechos individua-


les y sin necesidad, tampoco, de participar a na-
die de las razones de su sospecha. En el ‘sub lite’
mental de la víctima”. J. M. P. s / art. 119 Código
Penal. Superior Tribunal de Justicia del Neu-
quén. 31 de octubre del 2013. (inédito).
persona con aquel mérito o cualidad; y es
dual, es el actuar de la persona, que necesita
el reconocimiento del otro y en su contexto
del derecho la requisa vaginal fue practicada por una oficial
de la policía, sin previa orden judicial, en un lu- Las cárceles deben ser para resocializa-
(colectividad de personas o la sociedad toda).

gar en que la nombrada se hallaba expuesta a ción de los condenados por delitos; y, además Los contextos pueden ser muy variados:
viene de tapa una situación humillante” (Cámara Nacional de la seguridad que deben brindar los esta- en el trabajo; en los lugares de recreación, en
Criminal y Correccional Federal. Sala I. 18 de blecimientos carcelarios, también y esen- lugares culturales, etc.
septiembre del 2012 (inédito). cialmente debe respetarse la “dignidad” de
mismo de la esencia de la persona humana, los reclusos, pues es una de las premisas de El lugar de trabajo es un “espacio” donde
sino que, como tal, representa un “límite al La excepción a este principio general de los derechos humanos y del fin social de las la ley 25.292 contempla la posición que deben
derecho de legislar”. “orden judicial” está en el art. 230 bis del C.P.: cárceles: guardar los empleadores, respecto de los tra-
“Una actuación al amparo de la situación pre- bajadores en consideración a la “discrimina-
Los profesores alemanes Pieroth y Schlink vista en el art. 230 bis supone —como requisito “Como ha señalado la doctrina: “‘cuando se ción”, que sin duda es una lesión a la digni-
señalan de que la dignidad es el núcleo de to- indispensable— la existencia de previos indicios trata de un superior jerárquico que se encuentra dad, como acto encubierto de una rescisión
dos los derechos fundamentales (art. 19 inc. II objetivamente acreditados, que razonablemente de servicio en la dependencia en el momento en laboral:
de la Ley Fundamental de Alemania), por autoricen a inferir que una persona oculta en que se suceden los hechos, y toma conocimiento
consiguiente cualquier ley que avance sobre su cuerpo, en las pertenencias que lleva consigo real y acabado de la imposición de torturas a “La ley 23.592 (B.O. del 5-9-1988) es aplicable
este derecho es inconstitucional; entonces o en el vehículo en el que se traslada, elementos un detenido por parte de sus subordinados, o de a la relación de trabajo privada, más específi-
se deduce que la labor legislativa posee en la directamente relacionados con un delito. De tal particulares bajo su amparo (otros detenidos, ex camente, al distracto producido en el caso, tal
dignidad humana un límite a su accionar (17) modo, si un agente de prevención se encuentra funcionarios, etc.), la omisión de intervenir a fin como he tenido oportunidad de señalar, en el
y debe ser declarado de oficio por los Tribu- ante un estado de sospecha, es necesario que des- de interrumpir inmediatamente el curso causal fallo de la Corte Suprema en autos “”“Álvarez,
nales de cualquier instancia y competencia. criba fundadamente cuáles son las conductas o que mantiene en estado de consumación el delito Maximiliano y otros c. Cencosud S.A. S/ acción
circunstancias del caso que generaron tal ánimo de tortura, lo convierte sin dudas en autor; en co- de amparo”, en cuanto dejó sentado que el prin-
Con esta característica —dignidad del ser subjetivo. En tal sentido se ha señalado que “...el misión por omisión, del delito, no sólo debido a la cipio constitucional a la no discriminación es
humano— otra línea de profesores brasile- concepto de ’totalidad de las circunstancias’ no posición de garante evidenciada respecto de la plenamente operativo en las relaciones laborales
ños considera que el derecho personalísimo implica que la ley permita al policía elaborar un libertad y dignidad de la víctima, sino también individuales. Cabe señalar al respecto que esta
a la dignidad humana es el único derecho ab- esquema mental basado en subjetividades que porque tiene claramente como obligación legal ley dio un paso fundamental contra la discrimi-
soluto que no reconoce límites (18), además es den lugar a un posterior proceso mental de ’sos- inherente a su cargo el deber de garantizar la co- nación al despejar dudas respecto de la facultad
el único derecho que iguala a todos los seres pecha‘ que conduzca a una detención, que luego rrecta actuación de sus subordinados, respecto de los jueces de privar de efectos al acto discri-
humanos en forma real, al menos en cuanto a derive en la obtención de la prueba. Lo que ese de los cuales tiene poder”, D. S. y otro s/ recurso minatorio y reparar las consecuencias deriva-
poseer el derecho, si bien no lo es en cuanto a concepto quiere decir es que la representación de casación. Tribunal de Casación Penal de la das del episodio lesivo. Nótese que la mentada
su ejercicio, pues depende de otros factores, mental que hace el agente de la ley  debe tener Provincia de Buenos Aires. Sala II.- 16 de agosto norma, al enumerar de modo sólo enunciativo
circunstancias y condicionamientos. una base particularizada y objetiva para sospe- del 2012 (inédito). (19) las causales de discriminación, incluye expre-
char la existencia de actividad criminal respecto samente, en lo que interesa al presente caso, a
Este principio general del derecho tiene de una persona en particular —Cámara Federal III. La construcción de la dignidad como estigma los “’...caracteres físicos”‘, lo cual abarca el acto
incidencia en algunas cuestiones centrales de Casación Penal, Sala III. 13 de noviembre del positivo que realiza una persona y pretende que reprochable acontecido en el caso antes, duran-
de los derechos humanos, así por ejemplo: la 2013 (inédito)—. la sociedad valore y respete te e incluso a la finalización de la vinculación
posibilidad de la realización de “requisa cor- laboral”. Cámara Nacional de Apelaciones del
poral” es un hecho grave contra la dignidad Otro aspecto trascendente es el concer- Otro aspecto importante es la construc- Trabajo. Sala V. 16 de octubre del 2013.- (Base
de la persona, por lo cual es imprescindible niente a la dignidad de una mujer, por ejem- ción socioeconómica y cultural, condicio- de datos Cámara del Trabajo). (20)
una orden judicial y una investigación sobre plo, cuando se daña por el “ultraje y abuso nante del actuar de la persona, y ser trata-
hechos ciertos y razonables, y así lo ha deter- sexual”, máxime si es menor y el ultrajante da con dignidad, porque el portante consi- Tal vez el daño a la dignidad más tras-
minado nuestra jurisprudencia: es el propio padre: dera que la adjetivación excede a la innata cendente es cuando se despide a una mujer
y es el resultado de un “modo de vida y de embarazada, pues la lesión a la dignidad es
“El dato significativo es la abstención de po- “En fecha indeterminada, pero entre verano comportamiento” derivado de aquella cons- doble hacia la mujer y el concebido y a la vez
ner en conocimiento del juez a quien correspon- del 2001 y enero de 2011, en las dos viviendas que trucción. implica un daño al derecho a la salud:
día intervenir, al que sólo se anotició después de habitó junto a sus dos hijas (.), abusó sexualmen-
varias horas y cuando ya se había completado te de su hija [V.M.C.] desde que la niña contaba Esta construcción social, cultural, y en de- ““Con relación al daño moral, cabe destacar
la finalidad procurada por los funcionarios po- con la edad de ocho años, (.) ejerció amenazas, terminados aspectos hasta económica (em- que a la fecha en la que se dejó de abonar el sala-
liciales y sin que aparezca explicación ni razón violencia física [,] abusos coactivos e intimida- pleado de una superempresa), pasa a ser con- rio devengado a la actora -hecho reconocido por
alguna del trámite subrepticio. Si hubiera de ciones y aprovechándose de la autoridad que dicionante del actuar de una persona (que se la demandada- la misma se encontraba emba-
admitirse la legitimidad de semejante proceder, como padre de la menor tenía y que, conforme la trate dignamente), que la enaltece por sus razada de entre cinco y seis meses, lo cual no le
quiere decir que bastaría que un funcionario de a la duración y a las circunstancias de la reali- méritos (demostración externa) y que preten- podía ser desconocido. Privar a una futura ma-
determinado rango sospeche un tráfico ilícito zación de los hechos, han constituido un some- de que se la valore en todos los contextos en dre de su salario es suficiente para generar un
para que le estuviera permitido practicar la re- timiento sexual gravemente ultrajante para la que actúa (roles y funciones: trabajador; con- daño quedando así evidenciado que fueron vul-
quisa corporal de cualquier persona y la explo- víctima (.), a título continuado. Y resultando sumidor; paciente, etc.) nerados derechos inherentes a la persona (digni-

{ NOTAS }

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) (8) FERNÁNDEZ, Eusebio, “Teoría de la Justicia y a consecuencia de una enfermedad progresiva, hubiese la consideración que merece en su entorno social y la-
(1) POPPER, K., “La lógica de las ciencias sociales”, los Derechos Humanos”, pág. 78, Ed. Debate, Madrid, perdido la capacidad de hecho en cuanto a la autodeter- boral, provocando un daño en sus valores y su dignidad
pág. 289, Ed. Grijalbo, Barcelona, 1972. 1984. minación.” Directivas anticipadas. El caso “M” - Juzga- personal, cabe concluir que si bien la indemnización
(2) VILA-CORO, María Dolores, “Introducción a la (9) COLOM, F., “Razones de identidad. Pluralismo do en lo Criminal y Correccional de Transición Nº 1 de tarifada resulta compensatoria de todos los perjui-
bioética”, pág. 101, Ed. Universidad Complutense de Ma- cultural e integración política”, pág. 121, Ed. Anthropos, Mar del Plata (Buenos Aires) - 25/07/2005.- elDial.com cios derivados del distracto, cuando nos encontramos
drid, Madrid, 1995.- Barcelona, 1998. - AA2E02. ante la presencia de la imputación de un delito que no
(3) GONZÁLEZ PÉREZ, J., “La dignidad de la per- (10) La Carta de las Naciones Unidas del 26 de junio de (17) Tribunal Constitucional de Portugal decreto que fue demostrado, resulta procedente la indemnización
sona”, pag. 100/1, Ed. Bosch, Madrid, 1986;, SARLET, l945 en San Francisco. En el mismo sentido la Declara- es inconstitucional cualquier norma que afecte al sala- por daño moral (del voto del Dr. Néstor M. Rodríguez
Ingo Wolfgang, “Dignidade da Pessoa Humana e Direi- ción Universal de los Derechos Humanos del 10 diciembre rio mínimo que permita vivir al trabajador con dignidad Brunengo al que adhiere la Dra. Estela M. Ferreirós -
tos Fundamentais”, pág. 30/1, Ed. dos Avogados, Porto de 1948. - causa 318/99 dictada el 26/5/1999; autos C. V. N. de Al- mayoría). “Juncos María Cecilia c. Coto C.I.C.S.A. s/
Alegre, 2002. (11) La Constitución Alemana. Art. 1. “La dignidad de la meida; Acordada del Tribunal de Río Grande do Sul, no indemn.”, Cámara Nacional de Apelaciones del Traba-
(4) MILMANIENE, Magalí P., “La ética de la investi- persona humana es sagrada.....” es necesario que el fiador permanezca inmóvil el inmue- jo.- Sala VII.- 28 de junio del 2013. MJJ81233. La misma
gación en ciencias sociales. Interrogantes, Debates y de- (12) KASCH, Mary, “A vida dos escravos no Rio de ble, cuando hay otros medios de garantía. situación se encuentra la persona que recibe un “trato
safíos actuales”, pág. 106/7 Ed. Biblos Buenos Aires 2013. Janeiro”, pág. 35, Ed. Companhia das Letras, São Paulo, (18) SARLET, Ingo Wolfgang, “Dignidade da Pessoa hostil”: “Tal como se desprende del pronunciamiento
(5) “Toda aplicación tecnológica que utilice sistemas 2000. Humana e Direitos Fundamentais“, pág. 124, Ed. dos en crisis, la sentenciante que me precedió destacó cla-
biológicos, organismos vivos o derivados de éstos, que (13) GONZÁLEZ PÉREZ, Jesús, “La dignidad de la Avogados, Porto Alegre, 2002. ramente que si bien no puede afirmarse que el actor hu-
tengan la finalidad de elaborar, modificar todo tipo de persona”, pág. 29, Ed. Civitas, S.A., Madrid, 1986. (19) “Un principio constitucional impone que las cár- biere sido víctima de “mobbing” o de lo que comúnmen-
producto o procedimiento de uso específico. A través de (14) Diccionario de la Lengua Española. Real Acade- celes tengan como propósito fundamental la seguridad te se denomina “acoso laboral”, no puede perderse de
estas técnicas que implican manipulación conservación mia Española, Edición vigésimoprimera, Volumen I, y no el castigo de los reos detenidos en ella —Cámara vista que, por otra parte, sí ha quedado acreditado en
o alteración del material biológico, el hombre ha podi- pág. 751, Madrid, 1992. Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, autos que el actor fue pasible de “un trato desconside-
do desarrollar toda una industria y por consiguiente un (15) STENMETZ, Wilson A., “Colisao de direitos fun- Sala IV, 20 de septiembre del 2013. (inédito)—. rado u hostil”, y que la patronal no ha preservado la in-
verdadero comercio. CARVAJAL SÁNCHEZ, Bernar- damentais e principio da proporcionalidade”, pág. 164, (20) También lo ha determinado la jurisprudencia tegridad psicofísica ni la dignidad del actor, al no haber
do, “El principio de la dignidad de persona humana en Ed. Libraria dos Advogados, Porto Alegre, 2001. respecto de persona que trabaja en lugares donde se tomado medidas en resguardo de aquéllas, exigencia
la jurisprudencia constitucional colombiana y francesa“, (16) “Queda clara la inescindible relación entre dig- manejan caudales, que obviamente merecen determi- que —según lo expuso la Magistrada a quo— dimanan
pág. 93, Ed. Instituto de Estudios Constitucionales, Car- nidad personal y autonomía de la persona, valores exi- nada reputación y las imputaciones directas o indirec- del principio de buena fe exigible al buen empleador, y
los R. Piedrahita, Bogotá, 2005. gentes que se irradian de forma análoga, tanto a las tas sobre su actuar dañan su dignidad: “Toda vez que que es lo esperable de aquél como titular de las faculta-
(6) TAYLOR, Charles, “The politics of recognition”, claras decisiones personales adoptadas por quien a la imputación que se le formuló a la actora, además fue des de organización y dirección de su empresa”, “R.G.J.
págs. 58/9, Ed. Harvard University, 1991. la fecha de la intervención o tratamiento médico pre- difundida en forma pública entre sus pares y superio- c. Sola Naciente Seguros S. A. s/ despido”. Cámara na-
(7) DEL VECHIO, Giorgio, “Los principios generales serva su plena capacidad jurídica de ejercicio, como a res, no fue acreditada y resulta apta para causar un cional de Apelaciones del Trabajo. Sala XI.-27 de junio
del derecho”, pág. 7”, Ed. Bosch, Barcelona, 1978. aquellas otras situaciones en que esa misma persona, menoscabo en la dignidad del reclamante, así como a del 2013. (inédito).
VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014 | 3

dad, integridad psicofísica, honor, tranquilidad, correlativa que exigiría en este caso el derecho vo de poder por parte del socio gerente de la de- Este trato digno debe asumirse desde el
bienestar, etc.), por lo que, con independencia a la vivienda. Esto permitiría inferir dos conclu- mandada y se materializó mediante conductas requerimiento del profesional en un estable-
de la repercusión que en la esfera espiritual pu- siones. La primera es que tolerar la ocupación agresivas y maltrato verbal a las que aludieron cimiento o consultorio privado, durante todo
diera traer aparejada la rescisión contractual ilegal de una casa puede ser eventualmente una las testigos, de allí que el caso encuadra en las el transcurso del tratamiento e incluso, con
en sí misma (daño que encuentra su reparación manera de satisfacer el derecho a la vivienda. disposiciones de la Ley 26.485 y su Decreto Re- posterioridad, en los controles, internos y/o
en el marco de las indemnizaciones tarifadas La segunda es que podría existir contradicción glamentario 1011/2010 de Protección integral a externos, hasta el alta definitiva; es decir, es
contempladas en la L.C.T.), lo cierto es que se entre el derecho de propiedad privada del que las Mujeres. Q. V. B. c. Helcint SRL y otros s/ una cuestión dinámica.
configura en el ‘sub lite’ la responsabilidad ex- reclama un desalojo y el derecho a la vivienda despido. Cámara nacional de Apelaciones del
tracontractual de la demandada en los términos de los que habitan la casa a desalojar. En mi Trabajo. Sala I. 31 de agosto del 2012 (inédito). Es premisa informativa —en forma escrita
del art.  1078 del Código Civil, pues se advierte opinión, se trata de conclusiones insostenibles y/u oral—: la historia clínica, que debe estar
un perjuicio concreto en la faz espiritual de la que muestran los defectos del planteo como caso IV.3. Los medios de prensa y la dignidad de siempre a disposición del paciente —salvo ra-
trabajadora como consecuencia de no haber per- constitucional. En primer lugar, porque como lo las personas zones de vulnerabilidad de éste—; brindar el
cibido su salario y que le ocasionó un daño, que señala el señor Defensor Oficial en su presenta- diagnóstico; establecer la terapéutica; el de-
no alcanza a ser reparado con las indemnizacio- ción de fs. 58/65, con cita de la Observación Ge- Las noticias por medios de difusión masiva nominado consentimiento informado (para
nes por despido incausado.” González, Paula A neral nº 4 del Comité de Derechos Económicos, pueden afectar al honor (como lo veremos en nosotros el asentimiento informado), etc.
c. Tizado Propiedades s/ despido. Cámara Na- Sociales y Culturales, no hay que entender el el capítulo correspondiente), pero también a
cional de Apelaciones del Trabajo. Sala VIII. 16 derecho a la vivienda en un sentido “que lo equi- la dignidad: IV.4.2. Trato digno al consumidor
de diciembre del 2013- (Inédito). pare al simple hecho de tener un tejado encima
de la cabeza, lo considere exclusivamente una “La aplicación de las doctrinas Campillay y de En cuanto a la Ley de Derechos del Consu-
De esta forma esta función de la dignidad comodidad. Debe considerarse como el derecho la real malicia no plantea ninguna incompatibi- midor, se establece en el artículo 8º bis: “Los
que guía la voluntad y el comportamiento del a vivir en seguridad, paz y dignidad en alguna lidad, lo que no quita reconocer que cada una de proveedores deben garantizar condiciones
portador que manifiesta por medios y modos parte” (Del dictamen del Procurador Fiscal, aquellas tiene sus perfiles propios y también su de atención y trato digno y equitativo a los
externos, sobreponiéndose a la incertidum- compartido por la CSJN). Escobar, S s / infor- ámbito específico de vigencia, siendo la prime- consumidores y usuarios. Deberán abstener-
bre, el riesgo y a la desconsideración, es un mación art.  181. C. P. - CSJN. 1 de agosto del ra aplicable tanto en materia civil como penal, se de desplegar conductas que coloquen a los
“paradigma” incluso extensivo a la familia, 2013. (Base CSJN) cuando la libertad de expresión se ejerce en una consumidores en situación vergonzante, ve-
los negocios, etc. dimensión individual; mientras que la real ma- jatoria o intimidatoria...
Ratificado por una corriente jurispruden- licia, que también se manifiesta en materia civil
Esta “función personal y familiar” requiere cial mayoritaria: y penal, sólo funciona cuando el ejercicio de la En este sentido se ha expedido la CSJN en
una reciprocidad de él o de los otros, pues ese libertad de expresión recae sobre funcionarios el fallo “Ledesma”.
reconocimiento otorga al portante una “tasa “Corresponde hacer lugar a la acción de am- gubernamentales o figuras públicas, o simples
de satisfacción” trascendente, calificante. paro impetrada, declarar que se ha constatado particulares involucrados en temas de interés El trato digno que los prestadores de servicios
la lesión de los derechos fundamentales de la ac- institucional o de relevante interés público, lo público deben brindar a los consumidores, en vir-
Para Hegel esta función es una derivación tora y sus hijos en su dignidad y en sus derechos que se proyecta hacia una dimensión institucio- tud el art. 42 de la Constitución Nacional, signifi-
de las culturas tradicionales, como la clase, de acceso a la vivienda adecuada, por omisión nal o estratégica. Cabe confirmar la sentencia ca que se debe adoptar medidas para que éste sea
la religión y el parentesco; para otros —Nis- del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos que condenó a la demandada a resarcir los da- atendido como una persona humana con digni-
bet— por el contrario se trata de la emanci- Aires, ordenándose en consecuencia que garan- ños sufridos por el actor a raíz de varias notas dad, contemplando la situación de quienes tienen
pación de aquellos conceptos tradicionales, tice el acceso a una vivienda adecuada y digna periodísticas injuriosas, pues en su contenido capacidades diferentes o son menores o no tienen
que le permite a la persona construir su pro- del grupo familiar de la actora y, mantenien- las publicaciones no se limitaron a informar, la instrucción necesaria para comprender el fun-
pio espacio, como parte de su libertad. (21) do a la amparista hasta tanto no cumpla con sino que fueron acompañadas de aditamentos cionamiento de lo que se le ofrece... “Ledesma Ma-
lo dispuesto en el programa creado por el dec. subjetivos, además de carecer de objetividad y ría L. c. Metrovías S. A. C.” S. J. 1170-LXLII.
Por los dos caminos —con fundamentos di- Nº 690/2006 otorgando una suma que cubra sus presentar distorsiones; así, la responsabilidad de
ferentes— arribamos a la misma conclusión: necesidades habitacionales de acuerdo al actual la accionada viene dada no sólo por la inexacti- El brindar un trato digno al consumidor o
esta dignidad es un principio general del de- estado del mercado, y la oriente en la búsqueda tud de la información difamatoria, sino también usuario debe reflejarse en la eliminación de
recho. de una solución definitiva a su emergencia ha- porque no tomó las precauciones necesarias para prácticas y cláusulas abusivas incluso aque-
bitacional. R. L. P. N. c. GCBA y otros s/ ampa- evitar que el daño a la intimidad o a la dignidad llas que llevan a la confusión o restringen los
IV. El trato digno a que están obligados todos los ro. Juzgado en lo Contencioso Administrativo y del actor se acentuara. La garantía de la libertad derechos del consumidor.
que interactúan con los seres humanos Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos de prensa excluye el ejercicio del poder restrictivo
Aires. Juzgado 15.- 12 de septiembre del 2013. de la censura previa, pero no exime de responsa- Así lo determino la Jurisprudencia:
El trato digno se contrapone al trato indig- (inédito). bilidad por el abuso y el delito en que se incurra
no, que es un trato vergonzante, que impli- por este medio, es decir, no otorga a los medios “El artículo 8 bis de la ley  24.240 establece:
ca la vulneración del principio de confianza, IV.2. El lugar de trabajo y la dignidad de los masivos un ‘bill’ de indemnidad absoluto, sino “Trato digno. Prácticas abusivas. Los proveedo-
como señala la profesora Weingarten, (22) y trabajadores que deben actuar con el resguardo de la digni- res deberán garantizar condiciones de atención
el de buena fe (art. 1198 Cód. Civil); e incluso dad individual de los ciudadanos, impidiendo la y trato digno y equitativo a los consumidores
en determinadas situaciones puede alcanzar El lugar de trabajo es un espacio donde las propagación de imputaciones falsas, que puedan y usuarios. Deberán abstenerse de desplegar
el trato abusivo del profesional, en su rol de personas se desarrollan y conviven y pasan dañarlo injustificadamente”. Salcedo Marcelo conductas que coloquen a los consumidores en
poder (art. 1071 Cód. Civil). en general la mayor parte del día, por lo cual Eduardo c. Cuyo Televisión S.A. s/ daños.- Cá- situaciones vergonzantes, vejatorias o intimida-
debe ser un espacio agradable, cordial y es- mara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Mi- torios. No podrán ejercer sobre los consumidores
La Constitución Nacional establece dife- pecialmente donde se valore las relaciones nas, de Paz y Tributaria de Provincia de Mendo- extranjeros diferenciación alguna sobre precios,
rentes “funciones de la dignidad”. humanas y no se agreda a las personas: za.- 5 de noviembre del 2013. (inédito). (23) calidades técnicas o comerciales o cualquier otro
aspecto relevante sobre los bienes y servicios que
IV.1.- El acceso a la vivienda digna “La persecución laboral a la que aludió la ac- IV.4. La reforma constitucional: la dignidad comercialice. Cualquier excepción a lo señalado
tora en su comunicación no se limita únicamente en los servicios deberá ser autorizada por la autoridad de apli-
El artículo 14 bis: “la protección integral al acoso sexual, sino que de conformidad a los cación en razones de interés general debidamen-
de la familia, la defensa del bien de familia, la lineamientos de la Ley 26.485, encuentra recep- Con posterioridad en el artículo 42 esta- te fundadas. En los reclamos extrajudiciales de
compensación económica familiar y el acceso ción en el concepto de violencia que la norma blece claramente entre los derechos de los deudas, deberán abstenerse de utilizar cualquier
a una vivienda digna “. define, entendida como toda conducta, acción consumidores: “... condiciones de trato equi- medio que le otorgue la apariencia de reclamo ju-
u omisión, que de manera directa o indirecta, tativo y digno”. dicial. Tales conductas, además de las sanciones
La jurisprudencia ha desarrollado este tanto en el ámbito público como en el privado, previstas en la presente ley, podrán ser pasibles
concepto de “vivienda digna” por parte de la basada en una relación desigual de poder, afec- Las leyes de Derechos del Paciente y de los de la multa civil establecida en el artículo 52
CSJN: ta su vida, libertad, dignidad, integridad física, Derechos del Consumidor también aluden a bis de la presente norma, sin perjuicio de otros
psicológica, sexual, económica o patrimonial y la dignidad. resarcimientos que correspondieren al consu-
“La legitimación para intervenir en represen- su seguridad personal, concepto que en el ámbito midor, siendo ambas penalidades extensivas
tación de los menores viene dada porque este laboral aparece descripta como un supuesto de IV.4.1.- Trato digno al paciente solidariamente a quien actuare en nombre del
procedimiento judicial de desalojo afecta el de- hostigamiento psicológico que puede provenir de proveedor. (Artículo incorporado por art.  6º de
recho fundamental de los niños a una vivienda niveles jerárquicos superiores, del mismo rango La Ley de Derechos del Paciente establece la Ley Nº 26.361 B. O. 7/4/2008). En el caso bajo
adecuada, entonces se sigue, por contraposición, o inferiores (arts. 4º y 6º, inc. c), Ley 26.485). En en el artículo 2 inc. b: “El paciente tiene de- estudio, no está controvertido por la encartada la
que no autorizar el desalojo sería la obligación este caso concreto se configuró el ejercicio abusi- recho a que los agentes del sistema de salud situación fáctica que consistió en la colocación de
intervinientes le otorguen un trato digno, carteles adhesivos en los medidores de 2.238 usu-
con respecto a sus convicciones personales y rarios de color rojo con letras blancas de un tama-
{ NOTAS } morales, principalmente las relacionadas con ño de 12 x 20 cm. con la leyenda “cliente moroso-”.
sus condiciones socioculturales, de género, EDENOR SA c. DNCI- DISP. 338 /11.-Cámara
(21) Hay una tercera posición que es la de Norberto rresponde sin duda alguna al Poder Judicial de la Nación de pudor y a su intimidad, cualquiera sea el nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial
Elías que señala que esta construcción es parte del pro- garantizar la eficacia de los derechos y dignidad y evitar padecimiento que presente y haga extensivo Federal. Sala II.- 8 de mayo del 2012 (inédito).
ceso civilizatorio, especialmente en la sociedad burgue- que éstos sean vulnerados, como objetivo fundamental y a los familiares o acompañantes”.
sa. ELÍAS, Norberto, “El proceso de la civilización”, Ed. rector a la hora de administrar justicia y decidir las con- V. Conclusión
Fondo de Cultura Económica, México, 1997. troversias” y a la exigencia de que “las cárceles en sí mis- Lo digno o trato digno en la relación médi-
(22) Consultar. WEINGARTEN, Celia, “La confianza mas, por sus condiciones materiales, higiénicas y de sa- co-paciente y familiares es una adjetivación El ser digno -ser humano- y el trato digno se
en el sistema jurídico”, - 2da edición, Ed. Cuyo, Santiago lubridad no deben agravar el mal inherente a la pena, ni que califica la esencia el “comportamiento” han convertido en un principio general del de-
de Chile, 2008. las autoridades ejecutarlas en forma que aumentan ese que deben asumir los profesionales de la sa- recho que se expande por todo el ordenamien-
(23) “En tal sentido, en la resolución recurrida se ha mal” (V. 856. XXXVIII; “Verbitsky, Horacio s/ hábeas lud, conforme a la calidad de las personas; to jurídico, con jerarquía constitucional.
atendido a lo dispuesto por la Corte Suprema de Justicia corpus”, 03/05/2005, Fallos: 328:1146).” “Kepych, Yuri. la calidad de paciente; las circunstancias de
de la Nación respecto a que “a diferencia de la evalua- s/ recurso casación”. Cámara Federal Correccional y la dolencia/patología y particularidades del
ción de políticas, cuestión claramente no judiciable, co- Penal.- Sala I.- 28 de mayo del 2013 (inédito). caso, etc. continúa en la página 4
4 | VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014

viene de PÁGINA 3 y las circunstancias y modo, en que se mani- enfermedad que aquél padece -que fueron ana- MAS INFORMACIÓN
fiestan: lizadas por la jueza en la forma minuciosa en
que acostumbra hacerlo y sin que mereciera ello Del Mazo, Carlos Gabriel, “Género, discriminación
Cuando se lesiona en algunas de las ver- “La actitud adoptada por el superior jerár- cuestionamiento puntual en ese aspecto-, impli- y daño al proyecto de vida”. DFyP 2014 (agosto), 158.
tientes señaladas ut supra, se produce el quico del accionante, quien -debido al cono- ca indudablemente una ofensa al honor y la dig- Pose, Carlos, “La vulneración de la dignidad del tra-
daño, y debe ser reparado en forma autó- cimiento que tenía de que el aquí reclamante nidad de la persona, especialmente en atención bajador”. DT 2012 (junio), 1535.
noma, ya que se trata de un “valor” propio padecía una grave enfermedad- dijo que si se a su particular estado de salud.- A. J. J. c. A. S. Ghersi, Carlos Alberto, “La persona humana y su
del ser humano y la construcción social; y no tenía que morir por qué no lo hacía de una vez... A. s/ despido. Cámara Nacional de Apelaciones dignidad”. LA LEY, 2012-C, 1365.
debe confundirse con el daño moral, que es la afecta indudablemente la dignidad de la perso- del Trabajo. Sala V. 28 de mayo del 2012.- (Base Fernández, Bettina, “Garantizar la dignidad huma-
lesión a los sentimientos. na más aun tomando en consideración el duro de Cámara del trabajo). l na: una obligación de preeminencia para el Estado.
momento que atravesaba, en virtud de la enfer- Sucinto repaso por los derechos económicos, sociales
Es importante resaltar que la afectación medad que padecía. La conducta adoptada por y culturales”. LA LEY, 2012-C, 771.
en general se produce por la “comunicación el superior jerárquico del actor y, sobre todo, las Cita on line: AR/DOC/1244/2014
lingüística”, es decir, la palabra, su contenido manifestaciones efectuadas vinculadas con la

bibliografia
luego de dos prefacios y la mencionada in- vadas de laudos arbitrales; el orden público A diferencia del precedente, el tomo III
Título: Ley de Contrato de troducción —en la que sobresale un severo laboral; las consecuencias de las diversas abarca el desarrollo explicativo de varios
Trabajo. Comentada, anotada y llamado de atención al legislador que descui- hipótesis de fraude; los principios y reglas Títulos de la LCT —desde el III al IX—,
concordada da el equilibrio entre la misión protectora y sobre concurrencia e interpretación de nor- encarado alternativamente por Mario E.
el denominado “principio de factibilidad” de mas laborales; el principio de irrenunciabili- Zuretti (h.), Carlos María del Bono, Azuce-
Director: Jorge Rodríguez las normas laborales, subrayado por Devea- dad y sus alcances; los criterios de decisión na B. Ragusa y el propio Jorge Rodríguez
Mancini li—, Rodríguez Mancini agota el estudio de extraídos de “los principios de la justicia social, Mancini. El primero de estos autores se
Coordinadora: Ana A. Barilaro las fuentes reguladoras de la relación de tra- la equidad y la buena fe” a los fines de la cober- ocupa —en una primera intervención— de
Editorial: La Ley, 4 tomos, 2da. bajo, cuyo número —como es de conocimien- tura de lagunas; las condiciones de validez de las modalidades o tipos contractuales vin-
Edición actualizada y ampliada, to del lector— excede largamente la lista los acuerdos transaccionales, conciliatorios y culados al tiempo de duración, incluidas
contenida por el art.  1º del régimen laboral liberatorios; la explicación de la fórmula legal las modalidades que vinculan el trabajo y
2014 general, particularmente a partir de la refor- que veda la aplicación “extensiva o analógi- la formación (aprendizaje y pasantía), el
ma constitucional de 1994 y las nuevas fuen- ca” de los convenios colectivos; el cómputo período de prueba y el contrato de grupo
Las obras clásicas no marchitan; es un lu- tes que ésta incorpora en el ordenamiento legal objetivo de la antigüedad del trabaja- o por equipo (arts.  90 a 102, LCT; art.  2º,
gar común su victoria sobre el tiempo. Sin argentino, cuya problemática encuentra en dor, incluido el preaviso; y las salvaguardas ley  25.015 y ley  26.427). El mismo Mario E.
embargo, a algunas especies, como las de ca- este volumen un pormenorizado tratamien- al patrimonio del trabajador o sus derecho- Zuretti (h.) aborda asimismo la temática
rácter científico, les sucede que simplemente to, tan destacable como el dedicado a los habientes en supuestos de participación en atinente a las licencias ordinaria y especia-
se desactualizan. Así como las grandes pie- derechos fundamentales y la aplicación su- procesos tendientes a hacer valer los dere- les, los feriados y días no laborables, la jor-
zas teatrales nunca se retiran de la escena, pletoria de la ley común, en el cual —como en chos laborales (arts. 7º a 16 y 18 a 20). Juan nada y el descanso semanal (arts. 150 a 171
pero sus puestas incorporan a menudo adap- otras obras del mismo autor— se reactualiza Á. Confalonieri (h.), por su parte, aborda con y 196 a 207). La remuneración vuelve a ser
taciones que traen a los personajes de otras la polémica en torno a los más debatidos pro- rigor el estudio de los derechos fundamenta- motivo para una entrega notable de Jorge
épocas a las circunstancias de estos tiempos, nunciamientos de la jurisprudencia reciente les al trato igualitario y no discriminatorio, a Rodríguez Mancini (arts.  103 a 115), com-
las obras jurídicas —y con particular asidui- de la Corte Suprema, desde un firme posi- partir del plexo normativo constitucional y plementado por un texto que no le va a la
dad las que versan sobre materia laboral— cionamiento en la “doctrina del consecuen- supralegal, que incluye la revisión de la doc- zaga, de autoría de Carlos M. del Bono, que
navegan contra el oleaje de la legislación cialismo” extraída de otros precedentes del trina y la jurisprudencia que los reconoce y comprende el salario mínimo vital y móvil,
reformadora y las innovaciones pretorianas, máximo tribunal. un relevamiento de los diversos tipos de trato el sueldo anual complementario y la tutela
que si bien no pueden opacar su brillo tampo- discriminatorio durante las distintas etapas y pago de la remuneración (arts. 116 a 149).
co dejan de erosionarlas y amenazarlas con El estudio se complementa, como en to- en que se desenvuelve la relación laboral Azucena B. Ragusa, por su parte, estudia
el desuso. dos los demás segmentos, mediante un (arts. 17 y 81). sendos títulos que contienen la regulación
acápite de concordancias normativas y un del trabajo femenino —prohibición de trato
Con todo, felizmente, como alguien ha re- apéndice con jurisprudencia sistematizada Los comentarios al Título III de la Ley ocu- discriminatorio, protección de la materni-
velado, los grandes libros tienden a reapare- —este último elaborado con la participa- pan la integridad del tomo II. Luego del tra- dad, despido por causa de matrimonio y si-
cer. Y esto es lo que ha ocurrido con la Ley ción de Diego Cacace y Verónica Calleja—, tamiento de los institutos centrales de rela- tuación de excedencia— y la prohibición del
de Contrato de Trabajo comentada, anotada y lo cual constituye un acierto metodológico ción y contrato de trabajo, con sus caracteres, trabajo infantil y protección del trabajo de
concordada bajo la dirección de Jorge Rodrí- de la organización estructural de la obra, efectos y los debates en torno a la presunción adolescentes (arts. 172 a 195), con colabora-
guez Mancini y la coordinación de Ana Ba- que enriquece su utilidad práctica, no obs- del art. 23, a cargo del director de la obra, Ri- ciones de Silvina Castignani en la elabora-
rilaro, de la cual la Editorial La Ley entrega tante que los criterios de aplicación juris- cardo Foglia reactualiza y amplía su estudio ción de las reseñas jurisprudenciales.
su segunda edición —que incluye versión “e- diccional constituyen un ingrediente princi- de las partes contractuales del trabajo su-
book”—, actualizada y ampliada, que increí- pal en el examen de todo el articulado de la bordinado, pormenorizando en su evolución El cuarto y último tomo desarrolla las
blemente supera a la primera, aparecida en ley comentada. histórica; las elaboraciones conceptuales de mayores vicisitudes que pueden afectar al
2007. la doctrina científica nacional y comparada contrato de trabajo y las partes que lo com-
Los comentarios subsiguientes que com- en materia de derecho del trabajo y de las ponen. Las diferentes causas de suspensión
La obra de Jorge Rodríguez Mancini es in- pletan el tomo I se distribuyen entre Ro- obligaciones; las visiones provenientes de y extinción, la prescripción y caducidad, las
abarcable. Por ello, y la uniforme excelencia berto Izquierdo, Jorge Rodríguez Mancini, otras disciplinas sociales; los requisitos de condiciones para la realización de créditos
que la caracteriza, puede resultar tan difícil Luis Ramírez Bosco y Juan Á. Confalonieri inclusión y exclusión en las respectivas fi- del trabajador o sus causahabientes en el
como vano el intento por destacar algunos de (h.). El primero de los juristas mencionados guras legales; y las situaciones especiales y proceso de liquidación concursal del patri-
sus trabajos entre decenas de libros y cen- analiza con exhaustividad y su refinado dis- aquellas susceptibles de ser clasificadas en monio del empleador, entre otros aspectos,
tenares de artículos, tanto se trate de aque- curso la problemática que deriva de la in- “zonas grises” (arts. 25 a 28). El mismo autor junto a la transferencia del contrato, la ce-
llos de factura monográfica cuanto de los de terpretación del art. 2º de la ley de contrato aborda con amplitud y profundidad la pro- sión del personal y las disposiciones comple-
ejecución colectiva. Sin embargo, esta LCT de trabajo, cuyas directivas determinan las blemática de la interposición y “mediación” mentarias del Título final de la LCT, son ma-
Comentada adquiere un relieve especial aun condiciones de su aplicación, tanto como sus de terceros en la relación de trabajo y de teria de laudables estudios llevados a cabo
dentro de la vasta y superlativa bibliografía exclusiones, adentrándose el autor en los re- la subcontratación, cesión y subordinación por Gabriel Tosto, Carlos M. del Bono, Luis
del maestro, no sólo porque junto a la opinión gímenes especiales que regulan, respectiva- interempresarial, con las consecuencias de Ramírez Bosco, Juan Á. Confalonieri (h.) y
adusta y precisa, la crítica aguda y la fun- mente, el empleo público, el trabajo en casas solidaridad pasiva que pueden derivar de Ricardo Foglia. El tema específico de los pri-
damentación irrefutable del director-autor, particulares y el contrato de trabajo agrario los respectivos supuestos (arts.  29 a 31). La vilegios de créditos laborales lo trata Lucas
se luce un conjunto de señeros aportes de (ley 25.164, incluyendo la jurisprudencia de la disección de los aspectos sustanciales y for- Ramírez Bosco. Las respectivas interven-
reconocidos juristas, hilvanados por la nota- Corte Suprema; y leyes 26.844 y 26.727). A males del contrato de trabajo se desarrolla a ciones, alternadas en el tratamiento de dis-
ble tarea de coordinación y concordancia a continuación, Jorge Rodríguez Mancini in- través de sólidos aportes de Gabriel Tosto y tintos capítulos durante la total extensión
cargo de Ana Barilaro, que dan continuidad tegra a su revisión de las fuentes el análisis Ana María Otero (arts. 32 a 61). Esta autora del volumen, no afectan la homogeneidad
a la mejor tradición de la doctrina jurídica de las hipótesis de los conflictos derivados elabora también el comentario al Capítulo del tomo final, característica que se verifica
argentina. También, porque —como el pro- de la aplicación extraterritorial de las leyes VIII del mencionado Título legal, dedicado en la plenitud de la obra, que no decae en
pio Rodríguez Mancini lo expresa en su In- que rigen el contrato de trabajo (art. 3º) y se al derecho a la formación profesional, que ninguna de sus secciones ni pierde vocación
troducción— en la ley de contrato de trabajo ocupa luego de algunos de los conceptos me- clausura el segundo volumen, en el que el sistémica, distinguiéndose así de la gene-
se concentra el núcleo fuerte de la finalidad dulares de la disciplina que plasma la LCT, segmento dedicado a los derechos y deberes ralidad de las obras colectivas. Mérito, sin
jurídico-política tutelar del trabajo en todas como son los de trabajo, empresa, empresario y de la partes —columna vertebral del orde- duda, no sólo de la claridad intelectual de la
sus formas que constituye el principio limi- establecimiento (arts. 4º a 6º). A la reconocida namiento contractual del trabajo— cuenta dirección y la pulcritud de la coordinación,
nar de nuestra disciplina. sapiencia de Luis Ramírez Bosco incumbe la con un aporte condigno de su relevancia a sino de la eminente versación del conjunto
mayor diversidad temática del primer volu- cargo de Carlos A. Livellara, quien propor- de coautores.
En el primer tomo, que contiene el mayor men, por cuanto sus intervenciones abarcan: ciona a la obra un minucioso y sistemático
desarrollo conceptual y luce notoriamente los aspectos atinentes a la imperatividad de análisis que despliega en 500 páginas im-
más extenso que el de la primera edición, las normas legales, convencionales y deri- prescindibles. Héctor Omar García
VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014 | 5

jurisprudencia
Juicio de árbitros el Tribunal Arbitral y el fallecimiento de
uno de los árbitros se produjo al día si-
do de acuerdo con las reglas de la Corte
Internacional de Arbitraje de 1997, de la
Insistieron en que esta nulidad apunta
exclusivamente respecto de las decisiones
guiente sin que tuviera oportunidad de CCI el 23/11/2012. tomadas únicamente por el Presidente.
Rechazo del pedido de nulidad de un lau- firmarlo.
do por falta de firma de un árbitro. Invocaron que la nulidad se verifica por b) NSB S.A., J. E. B., P. B. de M., M. del
2.- No parece racional que una parte que cuanto se pactó que el Tribunal estaría in- S. B. de R. L., L. B. de M. y S. Ú. B. de
Véase en esta página, Nota a Fallo considera que existieron causales de ex- tegrado por tres árbitros, y que el Laudo C. contestaron el traslado a fs.  18/29 soli-
cepción en las deliberaciones de los árbi- impugnado fue suscripto por sólo dos de citando el rechazo del planteo de nulidad
Hechos: Las partes se sometieron a un tros y no objetó formalmente la compe- ellos. articulado.
arbitraje institucionalizado bajo el Regla- tencia del tribunal ante el tribunal mis-
mento de Arbitraje de la CCI. Los deman- mo, haya seguido adelante con el caso, Agregaron, que las decisiones en las que Expresaron que bajo la apariencia de un
dados interpusieron recurso de nulidad, para una vez dictado el laudo solicitar la no hubo unanimidad entre ambos árbitros recurso de nulidad, las demandadas inten-
por cuanto se pactó que el Tribunal estaría nulidad del procedimiento. firmantes fueron resueltas por el solo voto tan una apelación sobre el fondo del Laudo
integrado por tres árbitros y el laudo im- del Presidente del Tribunal. Alegaron que dictado por el Tribunal Arbitral, y que nin-
pugnado fue suscripto por sólo dos de ellos, 3.- El recurso de nulidad contra un laudo ello importa un vicio esencial del proce- guna de las causales previstas en el Cód.
evidenciando la existencia de un vicio esen- no está previsto para atacar presuntos dimiento acaecido durante la etapa del dic- Procesal arts. 760 y 761 se encuentran pre-
cial de procedimiento acaecido durante la errores in iudicando, los que sólo pue- tado del Laudo. sentes en el caso.
etapa de dictado del laudo. Los actores so- den ser reparados por la vía de la ape-
licitaron el rechazo del planteo de nulidad lación. Impetraron la nulidad de las siguientes 2. Las partes se sometieron a un arbitra-
articulado. La Cámara declaró inadmisible decisiones: N) indicada en el punto 1º del je institucionalizado, bajo el Reglamento
la nulidad planteada. 117.952 — CNCom., sala B, 03/04/2014. Capítulo IX del Laudo (pretensiones de las de Arbitraje de la CCI, el cual establece
- NSB S.A. y otros c. A. A. S.A. y otros s/ partes demandantes), G) y M) indicadas en que “Todo Laudo es obligatorio para las
1.- El planteo de nulidad contra el laudo ar- organismos externos (nulidad del laudo el punto 2º del Capítulo IX del Laudo (pre- partes. Al someter su controversia a ar-
bitral al que se sometieron las partes es arbitral). tensiones de las partes demandadas), y las bitraje según el Reglamento, las partes se
inadmisible, ya que la falta esencial del indicadas en el punto 3º del Capítulo IX del obligan a cumplir sin demora el Laudo que
procedimiento que la nulidicente invoca Laudo. se dicte y se considerara que han renuncia-
es que el laudo fue firmado por dos ár- Cita on line: AR/JUR/19796/2014 do a cualesquiera vías de recurso a las que
bitros y que ello implicó alterar el pro- Señalaron que en el caso la nulidad se en- puedan renunciar válidamente” (artícu-
cedimiento al que se sometieron, pero 2ª Instancia.— Buenos Aires, abril 3 de cuadra en el Cód. Procesal art. 760, en tan- lo 28, inciso 6º).
dicha causal no fue acreditada, pues no 2014. to no se plantea juicio sobre el fondo de las
existió defecto formal o ineficacia que controversias respecto de las cuales ha ver- 3. Conforme las constancias del proce-
hubiera afectado el derecho de defensa Vistos: 1. a) A. A. S.A. y A. H. A. inter- sado el arbitraje, sino que la impugnación se so, el 26.4.11 se suscribió el Acta de Misión
en juicio de los contendientes por cuanto pusieron a fs. 1/10 recurso de nulidad par- basa en faltas esenciales del procedimiento
la Corte aprobó el proyecto enviado por cial, contra el Laudo Arbitral Final dicta- y defectos formales del Laudo. continúa en la página 6

nota a fallo

El tribunal arbitral trunco


Leandro Caputo Babcock AG   (2), que tramitó con sede en
Zurich. Se trató de un tribunal constituido
de estos dos fallos, la tendencia internacio-
nal es justamente la contraria (5). También
bajo el reglamento de la CCI, en el cual en un ha señalado que la experiencia a extraer
1. El fallo dictado por la Sala B de la Cá- por medio del cual se estipuló que el conflicto estado avanzado del proceso, el árbitro de- del caso Comilog, es la importancia de ele-
mara Comercial en “NSB S.A. y otros c/A. A. habría de ser dirimido por un tribunal inte- signado por una de las partes renunció. Los gir buenas reglas arbitrales que permitan el
S.A. y otros s/organismos externos (nulidad grado por tres miembros. restantes árbitros mostraron su intención funcionamiento del tribunal arbitral trunca-
de laudo arbitral)” dirime un conflicto que de continuar con el procedimiento. La parte do (6).
tiene gran trascendencia en el funcionamien- La Alzada Comercial, a nuestro juicio co- que había propuesto al árbitro renunciante
to de tribunales arbitrales, como es la salida rrectamente, rechazó el recurso de nulidad. solicitó a la CCI el reemplazo de los restan- Esta experiencia permite extraer conclu-
de uno de los árbitros del panel. En el caso tes árbitros, lo que rechazado por la Corte siones como las que exponemos a continua-
puntual, ello se debió a un hecho lamentable, 4. La situación generada por el fallecimien- y resolvió que el árbitro renunciante debía ción.
como fue el fallecimiento de uno de los árbi- to de uno de los árbitros y la actuación pos- continuar actuando. Éste no atendió las reu-
tros. terior de los restantes árbitros da pie a las niones internas del tribunal y reafirmó su 5. Constitución, quórum y mayoría
siguientes reflexiones, en las que nos con- renuncia; tampoco firmó el laudo, que fue
2. Los dos restantes integrantes del tri- centraremos en la situación de los llamados presentado a la CCI y aceptado. Finalmen- La salida imprevista de un árbitro pone
bunal, luego de adoptar, en conjunto con la tribunales arbitrales truncados (truncated te, luego de diversas instancias judiciales, el en juego, como quedó reflejado en el fallo
Corte de la CCI, ciertos procedimientos vin- arbitral tribunals) con independencia de la laudo fue anulado (3). Lo cierto es que tras en comentario, cuestiones que corresponde
culados con su permanencia como tribunal, razón puntual que genera la misma —sea, diez años de arbitraje y litigio, las partes vol- distinguir adecuadamente como son: i) la de-
dictaron el laudo. El presidente del tribunal por ejemplo, el fallecimiento u otra circuns- vieron a fojas cero. bida constitución del tribunal arbitral; ii) el
dirimió con su solo voto las cuestiones en las tancia, como la renuncia intempestiva de un quórum conforme al cual debería funcionar
que no medió acuerdo con el restante árbitro. árbitro—. Más reciente (1 de julio de 1997) fue el fa- el tribunal, y iii) la mayoría requerida para el
llo de la Justicia francesa en el caso Agence dictado de un laudo válido, es decir, suscepti-
Es importante señalar que el fallecimiento En materia internacional existe experien- Transcongolaise des Communications - Chemin ble de ser ejecutado.
del árbitro se produjo luego de haber partici- cia sobre cómo abordar la situación genera- de Fer Congo (ATC-CFCO) v. Compagnie Mi-
pado en las deliberaciones previas al laudo. da como consecuencia de la salida de árbi- nière de ‘Ogooue-Comilog. Una vez que hubo i) La debida constitución del tribunal arbi-
tros de un tribunal colegiado, lo que llevó a participado de las deliberaciones y el pro- tral
3. Una de las partes dedujo el recurso de considerar la situación de estos tribunales yecto de laudo le había sido enviado por el
nulidad del laudo, con fundamento en que el arbitrales truncados; ello fue particularmen- presidente del tribunal, el árbitro nominado Es clave analizar la vigencia de la cláusula
tribunal arbitral no había sido constituido te relevante a partir del caso de los reclamos a instancias de ATC-CFCO renunció. La Cor- arbitral; en efecto, si las partes estipularon
debidamente, circunstancia que motivó en entre los Estados Unidos e Irán, donde se te de Apelaciones de París consideró que el que su conflicto fuera dirimido por un tri-
el fallecimiento de uno de los árbitros, lo que produjo la salida abrupta de uno los árbitros, tribunal no estuvo debidamente integrado al bunal colegiado integrado por tres árbitros,
había derivado en que el laudo fuera dictado concretamente, el nominado a propuesta de momento de dictar el laudo y en consecuen- ¿es válido que, finalmente, el laudo sea dic-
por los restantes dos y en algunos puntos Irán, quien acusó a sus colegas de no permi- cia, lo anuló (4). tado por tan sólo dos árbitros? Más aún: ¿es
con la sola firma del presidente del tribunal, tirle participar en las deliberaciones previas
lo que habría implicado, a criterio de la nu- al dictado del laudo (1). Otro caso resonante La doctrina especializada destaca que sea
lidicente, apartamiento del acuerdo arbitral, fue el de Ivan Milutinovic PIM v. Deutsche cual fuere la conclusión que se puede extraer continúa en la página 6

{ NOTAS }

Especial para La Ley. Derechos reservados (Ley 11.723) ICC Case No. 5017, Laudo Parcial del 8 November 1987 (3) SCHWEBEL, Stephen M., “The Authority of a (6) BENSAUDE, Denis, “Malecki v Long: Truncated
(1) SOLHCHI, M.A., “The Validity of Truncated Tri- (ver SCHWEBEL, Stephen M., “The Validity of an Ar- Truncated Tribunal”, ICCA Congress series no. 9 (Pa- Tribunals and Waivers of Dutco Rights”, en Journal of
bunal Proceedings and Awards”, Arbitration Internatio- bitral Award Rendered by a Truncated Tribunal”, 6 ICC ris/1999), pág. 315. International Arbitration, Vol. 23 No. 1 (2006), pág. 87.
nal, Vol. 9 No. 3 (1993), pág. 305. International Court of Arbitration Bulletin (November (4) SCHWEBEL, op. cit., pág. 316.
(2) “Ivan Milutinovic PIM v. Deutsche Babcock AG”, 1995, no. 2) p. 22.). (5) SCHWEBEL, op. cit., pág. 317.
6 | VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014

viene de PÁGINA 5 tes a requerir la revisión del Laudo en pun- implicó alterar el procedimiento al que las restantes y de las partes, así como cualquier
to al objeto sustancial de juzgamiento. El partes se sometieron. otra cuestión que considere pertinente en
juez debe limitarse a controlar el efectivo las circunstancias”.
(Art. 18, Reglamento de Arbitraje de la cumplimiento de los recaudos formales En el caso concreto, el deceso del árbi-
CCI) (fs.  162/182) y se celebró un Acuerdo que la legislación ha considerado indispen- tro Dr. ... acaeció una vez dictado el Laudo Surge de la lectura de la causa, que la
de Armonización con el arbitraje CCI 17.122 sables para una buena administración de sometido a aprobación de la Corte; eso es, Corte aprobó el proyecto de Laudo Final
(fs.  183/5), siendo incorporados los anexos justicia. estando cerrada la instrucción de la causa. enviado por el Tribunal Arbitral el día
respectivos que contemplaban los puntos 22/10/12, recogiendo las deliberaciones y
de litigio acordados y en conflicto entre los a) Falta esencial de procedimiento Al respecto, el artículo 12 (5) del “Re- decisiones adoptadas. Y que el día 23/10/12
sujetos intervinientes. glamento de Arbitraje de la CCI” dispone: se produjo el fallecimiento del co-árbitro
Esta causal refiere a la invalidación del “Después de cerrada la instrucción de la Dr. ..., sin que éste tuviera oportunidad de
4. El recurso de nulidad Laudo arbitral fundada en la existencia de causa, en lugar de sustituir a un árbitro que firmarlo.
vicios de orden formal que pudiesen haber ha fallecido o ha sido destituido por la Cor-
El artículo 760 del Cód. Procesal de la afectado las garantías de regularidad del te según los párrafos 1 y 2 del artículo 12, la Nótese en ese sentido la comunicación de
República Argentina preserva dos caminos contradictorio. Su admisibilidad se encuen- Corte podrá decidir, cuando lo considere los restantes árbitros, dirigida a la CCI en la
para habilitar la intervención de los tribuna- tra subordinada a la presencia de los requi- apropiado, que los árbitros restantes conti- que se daba cuenta de lo siguiente: “...Con-
les de justicia: la aclaratoria y el recurso de sitos procesales necesarios para impetrar núen con el arbitraje”. firmamos a Uds. que el proyecto de Laudo
nulidad, este último fundado en falta esen- una nulidad: existencia de defecto formal elaborado por el Tribunal y aprobado por
cial del procedimiento en haber fallado los o ineficacia del acto —que en el caso debe La Corte decidió continuar con el arbi- la Corte Internacional de Arbitraje en su
árbitros fuera de plazo o sobre puntos no ser esencial, con afectación de la defensa en traje que, como se dijo, resultó “definitivo” sesión del 22 de octubre de 2012, constitu-
comprometidos. juicio—, el interés jurídico en la declaración (art. 7º (4)). ye el resultado de la deliberación del panel
y actuación no convalidada (CNCom., Sala con la expresa aprobación del Dr. …, de fe-
El artículo 761 agrega, como causal de nu- D, in re “Total Austral S.A. c. Saiz, Fran- Debe destacarse que esa decisión de con- cha 10/10/12” (ver expediente arbitraje CCI
lidad, al Laudo que contuviere en su parte cisco Santiago c. recurso de nulidad”, del tinuar el procedimiento con los dos árbitros 17122 13/146).
dispositiva decisiones incompatibles entre 12/7/02). restantes, fue adoptada luego de haber escu-
sí. chado a las partes, conforme lo dispone la se- Por su parte, la comunicación de fecha
Como se anticipó, la falta esencial del pro- gunda parte del artículo 12 (5) que prescribe: 1/11/12 expresó: “Como se adelantara en
Esta apertura de la vía judicial es res- cedimiento que la nulidicente invoca es el la comunicación de fecha 25 de octubre
tringida, pues a diferencia de la apelación, hecho de haber sido el Laudo firmado por “...Al tomar dicha decisión, la Corte to- de 2012, el Laudo aprobado por la Corte
el recurso de nulidad no habilita a las par- dos árbitros, y que el modo en que se dictó, mará en cuenta la opinión de los árbitros refleja el resultado de las deliberacio-

viene de PÁGINA 5 Por un lado, es deber del árbitro dictar un acuerdo arbitral. Y ese reglamento no exige Sin embargo, la ausencia de una disposi-
laudo que sea ejecutable  (9). que el tribunal arbitral funcione con un quó- ción específica acerca de la exigencia de un
rum determinado. quórum determinado en el reglamento apli-
conforme a dicha estipulación que la decisión Por otro lado, la debida integración del cable por elección de las partes no implica
adoptada en el laudo sea decidida con el voto tribunal arbitral es uno de los aspectos invo- Al escoger un determinado reglamento que de ello se derive que ante la salida de un
de uno solo de los árbitros? Ello fue lo que lucrados en lo que el derecho procesal argen- las partes se sujetan a sus disposiciones. Por árbitro el tribunal quedará indebidamente
ocurrió en el caso en comentario, dada la im- tino reconoce como causal de nulidad de la ello, en función de éstas podrían producirse constituido de manera sobreviniente  (12). Por
posibilidad de alcanzar un acuerdo entre el sentencia arbitral bajo la figura de falta esen- modificaciones a los términos del acuerdo ar- el contrario, y siempre sin olvidar que cabe
presidente del tribunal y el restante árbitro, cial del procedimiento  (10). bitral. Por ejemplo, en cuanto al plazo para el prestar atención al reglamento concreto que
habiendo aquél formado la decisión final con dictado del laudo; o bien, en cuanto a la can- las partes hayan seleccionado, la salida de un
su solo voto. Puede concluirse, entonces, que la debida tidad de integrantes que finalmente integra- árbitro en un proceso en el que no se exigiera
constitución del tribunal arbitral involucra rá el tribunal arbitral. Empero, analizando un quórum determinado no implicará que el
La debida constitución de un tribunal arbi- un derecho esencial de las partes y hace al la cuestión con más rigor puede observarse tribunal deje de estar correctamente consti-
tral es una de las cuestiones más importan- reconocimiento y ejecución del laudo. que, en general, las partes no estipulan en la tuido  (13).
tes de la materia arbitral. Distintos antece- cláusula arbitral que el tribunal deba funcio-
dentes y razones dan sustento a la antedicha ii) A su vez, ¿debe funcionar un tribunal ar- nar de acuerdo a un determinado quórum, Específicamente, el reglamento elegido
conclusión. bitral conforme a un determinado quórum? por lo que el reglamento, al omitir una exi- por las partes del caso, el de la CCI, no tiene
gencia en ese sentido, no está estrictamen- una exigencia de quórum determinado para
En primer lugar se reconoce el derecho de En otras palabras, que el tribunal deba es- te modificando lo estipulado por las partes el funcionamiento del tribunal arbitral.
la parte a proponer la designación de uno de tar debidamente integrado, lo que pone en (aunque, si lo hiciere, serían las propias par-
los integrantes del tribunal arbitral colegia- juego el equilibrio del tribunal y de las partes tes quienes habrían decidido, por referencia, iii) El último punto anticipado se relaciona
do como un derecho esencial. Ello conlleva ante el proceso, ¿implica que en todo momen- esa modificación). con la mayoría necesaria para el dictado de
aspectos importantes como el equilibrio del to se impone al tribunal funcionar con tres un laudo. Estrictamente, la cuestión no sólo
tribunal (7), lo cual puede tener suma rele- miembros, tal como las partes pactaran en el Es cierto, no obstante, que los deberes que involucra cuál es la mayoría exigible, sino
vancia en arbitrajes que involucran a partes acuerdo de arbitraje? pesan los integrantes de un tribunal arbitral que también se relaciona con la constitución
de distinta nacionalidad, en los que la función deben ser satisfechos al momento de su nomi- o integración del tribunal al momento del dic-
del árbitro designado a instancia de la parte, Si bien la respuesta plantea un interro- nación y permanecer cumplidos durante todo tado del laudo.
que presumiblemente es de su misma nacio- gante delicado, porque involucra un derecho el proceso. De este principio podría derivarse
nalidad o se ha formado bajo el mismo sis- esencial como el recientemente visto por el que el tribunal tiene que estar debidamente Dado el tiempo en que tramitó el proceso
tema jurídico, puede hacer notar en el seno que se reconoce a cada parte el derecho a constituido al momento de integrarse y debe arbitral, éste se rigió por el reglamento vi-
del tribunal las cuestiones culturales que son participar en la designación de los miembros permanecer con esa característica durante gente desde 1998, que fue modificado a partir
esenciales para la parte a cuya instancia se del tribunal colegiado, no es posible dar una todo el proceso. El principio establecido en la del año 2012. Por lo tanto, la Cámara tomó
lo designó. respuesta unívoca. experiencia internacional consiste en que el en consideración la norma entonces vigente,
árbitro no frustre la labor del tribunal, como esto es, el artículo 12:5 del reglamento, que
En segundo lugar, la debida integración del Ello es así porque la respuesta depende- ocurriría con su salida intempestiva, lo cual fue en idénticos términos, al menos en lo sus-
tribunal arbitral es un aspecto delicado en los rá, en definitiva, de la solución que provea la se vincula con su estándar de conducta. En tancial, a como luce el artículo 15:5 del nuevo
arbitrajes con multiplicidad de partes, cues- reglamentación procedimental escogida por esa dirección, se ha sostenido, sin referencia reglamento instaurado en 2012.
tión resuelta por la jurisprudencia francesa las partes. a un específico reglamento arbitral, que fren-
en el famoso precedente “Dutco”  (8). te a la renuncia de un árbitro que pueda ser La norma a la que las partes se sometie-
En el caso puntual que cupo resolver a la considerada obstructiva del curso del proce- ron establecía que la Corte de la CCI podía
En tercer lugar, la debida constitución del Sala B, las partes eligieron el reglamento de dimiento, debería permitirse a los restantes tomar la decisión de continuar con el proceso
tribunal se relaciona con el reconocimiento y la CCI. De esta manera, sus disposiciones árbitros continuar su función, en tanto las arbitral bajo la conducción de los restantes
la ejecución del laudo a dictarse. quedaron incorporadas por referencia al partes no hayan excluido esa posibilidad  (11). árbitros; empero, esta solución está doble-

{ NOTAS }

(7) SEIFI, Jamal, “The Legality of Truncated Arbi- ción del árbitro es también aplicable a procesos en lo que (12) Se ha explicado, al respecto, que la omisión de exi- nominado a propuesta de una parte tiene un rol a cum-
tral Tribunals (Public and Private): An Overview in the no haya pluralidad de partes. gir un quórum determinado no se debe a una inadver- plir en el balance cultural del tribunal, pero nunca será
Wake of the 1998 ICC Rules of Arbitration”, Journal of (9) Art. 41 del Reglamento de la CCI: “En todos los ca- tencia de las partes o del reglamento involucrado. Por un representante de intereses de parte (ver JIMÉNEZ
International Arbitration, Vol. 17 No. 6 (2000), pág. 3. sos no previstos expresamente en el Reglamento, la Corte y el el contrario, ella está estrechamente vinculada con la BLANCO, Gonzalo, “Los llamados ‘árbitros de parte’“,
(8) Cour de Cassation (1reCh. civile), 7 janvier 1992, tribunal arbitral procederán según el espíritu de sus disposi- especial estructura de los tribunales arbitrales, que nor- Spanish Arbitration Review Nº 18 (https://www.clubar-
“Claimant: sociétés BKMI et Siemens; Defendant: socié- ciones y esforzándose siempre para que el laudo sea suscepti- malmente están integrados por árbitros nominados a bitraje.com/los-llamados-%C2%AB%C3%A1rbitros-de-
té Dutco”, Revue de l’Arbitrage, 1992 - No. 3, pp. 470/472. ble de ejecución legal”. instancia de cada parte, lo cual conlleva que esa integra- parte%C2%BB-gonzalo-jim%C3%A9nez-blanco-aboga-
Si bien este caso resolvió un conflicto relativo a la pro- (10) CNCom., Sala C, del 28/7/2009, “American Res- ción refleja una representación adecuada de los intereses do-del-estado-exc-socio-de-ashurst-llp).
puesta de designación de árbitro en caso de pluralidad taurants, Inc. c/Outbank Steakhouse Int. s/queja (s/ in- de ambas partes (SEIFI, Jamal, op. cit., pág. 27). Desta- (13) Es por ello que si las partes quisieron exigir que el
de partes, entendemos que el principio sentado en cuan- cidente de tasa de justicia)”, elDial.com - AGE05. camos que el uso de la expresión representación de los in- tribunal funcionase con un determinado quórum así debe-
to a la trascendencia del derecho a proponer la designa- (11) SEIFI, op. cit., pág. 34. tereses de las partes no es correcto; a lo sumo, el árbitro rían específicamente pactarlo (SOLHCHI, op. cit., pág. 310).
VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014 | 7

nes del Tribunal y resultó aprobado por miembros del Tribunal Arbitral, con la tribunal arbitral ya había deliberado y que Y el tema tiene su importancia, porque
el Dr. ...” (ver expediente arbitraje CCI participación del Dr. ... Las decisiones que el Profesor ... había participado en ella y se como es sabido la deliberación de los árbi-
17122, 13/165). fueron adoptadas por mayoría durante las encontraban esas deliberaciones volcadas tros se vincula estrechamente a la parcia-
deliberaciones del Tribunal aparecen por en el Laudo enviado por el tribunal arbitral lidad o imparcialidad de los miembros del
En base a lo expuesto, no se encuentra tanto en la parte decisional del presente a la Corte para su aprobación. Está probado tribunal arbitral.
acreditada en el caso la causal de nulidad Laudo como siendo adoptadas por decisión que el Laudo fue aprobado por la Corte an-
invocada, pues no existió defecto formal o del Presidente, mientras que las decisiones tes de su deceso. En ambas causas que se encuentran a de-
ineficacia de acto alguno que hubiera podi- que fueron adoptadas por decisión unáni- cisión consta que durante todo el arbitra-
do llegar a afectar la garantía de la defensa me de los tres árbitros siguen apareciendo Y es prueba fundamental de este hecho je, el presidente del tribunal deliberó con
en juicio de los contendientes. La Corte no como decisiones unánimes, siendo adop- que esta comunicación está suscripta por los otros dos árbitros, alcanzándose sobre
hizo otra cosa que aplicar el “Reglamento de tadas por los dos árbitros restantes” (ver todos los árbitros, inclusive por el designa- algunas cuestiones unanimidad como se
la CCI” al que ambas partes se sometieron fs. 158, punto 51). do por Accor, quien votó en disidencia en la señala en el Laudo y en otras no. En estas
clara e inequívocamente. solución final. últimas, la opinión decisoria fue la del pre-
Resulta inaudible el argumento de la sidente.
El Proyecto de Laudo dictado por el Tri- nulidicente en punto a la inaplicabilidad Lo anterior se vincula estrechamente con
bunal Arbitral fue aprobado dos veces por al caso del artículo 25 (I) del Reglamento el capítulo de la deliberación. De esto también se dejó constancia en el
la Corte de la CCI antes del fallecimiento de la CCI, que prescribe: “Cuando el Tri- Laudo.
del Dr. ..., y ésta se vio necesitada de volver bunal Arbitral esté compuesto por más de Esta es una de las áreas más importantes
a considerarlo —y aprobarlo— cuando el un árbitro, el Laudo se dictará por mayo- en cualquier procedimiento arbitral y sería El poder del presidente del Tribunal Arbi-
Tribunal Arbitral se lo envió nuevamente ría. A falta de mayoría, el presidente del erróneo pensar que sólo el Laudo debe ser el tral de decidir sólo en ausencia de mayoría
para su aprobación final luego del deceso Tribunal Arbitral dictará el Laudo por él objeto de ella. ha sido una importante característica de las
de aquél (ver fs. 118 y fs. 119, puntos 23 a 26). solo”. Reglas CCI desde 1955.
De hecho la mayor parte del tiempo, el
La falta de firma del Laudo que imputa la La alegación del nulidicente implica afir- tribunal está obligado a tomar decisiones de Las Reglas difieren en este aspecto de las
demandada nulidicente obedece a una clara mar —el absurdo— que no existieron dos procedimiento, antes que el caso esté listo Reglas de UNCITRAL (art. 31, inc. 1) y cier-
manda del Reglamento de la CCI que en su votos sino uno, el del presidente, a lo largo para ser decidido. tas otras que requieren mayoría en todas las
artículo 27 dispone: de todas las decisiones cuya nulidad parcial circunstancias.
se impetra. Todas las decisiones están sujetas a de-
“Antes de firmar un Laudo, el Tribunal liberación, sin importar si califican como En contraste la CCI permite al presiden-
deberá someterlo, en forma de proyecto, a No parece racional que una parte que con- Laudo o simplemente como un acto de ad- te mantener una posición completamente
la Corte. Ésta podrá ordenar modificacio- sidera que existieron causales de excepción ministración del procedimiento (Derains, independiente y desalentar una conducta
nes de forma y, respetando la libertad de en las deliberaciones de los árbitros y no Yves, “The Arbitrator’s Deliberation”. Ame- totalmente partisana por parte de los co-ár-
decisión del Tribunal Arbitral, podrá llamar objetó formalmente la competencia del tri- rican University International Law Review bitros, quienes conocen que el presidente no
su atención sobre puntos relacionados con bunal, ante el tribunal mismo haya seguido 27, nro. 4 (2012): 911-923). requiere acordar con uno de ellos en orden
el fondo de la controversia. Ningún Laudo adelante con el caso, para una vez dictado el a llevar adelante el Laudo.
podrá ser dictado por el Tribunal Arbitral Laudo solicitar la nulidad del procedimien- Coincidimos con Yves Derains (ex se-
antes de haber sido aprobado, en cuanto a to. cretario general de la Corte de Arbitraje La mayoría de los Laudos cuando ha
su forma, por la Corte”. de la CCI) en que el propósito de las deli- sido designado más de un árbitro son uná-
Se ha dicho en autos que antes de infor- beraciones es la observancia del derecho
El Laudo dictado refirió: “El presen- mar la decisión, la Corte comunicó a las par- de defensa y el orden público internacio-
te Laudo ha sido deliberado por los tres tes que previo al fallecimiento del Dr. ..., el nal. continúa en la página 8

mente condicionada: en primer lugar, el gra- procedimiento bajo la conducción de los dos del tribunal. Ya no se trata, entonces, de un Adicionalmente cabe considerar que el re-
do de avance del arbitraje tenía que ser tal restantes (16). problema estricto de mayoría, sino de una glamento de la CCI autoriza al presidente a
que ya se hubiera cerrado la instrucción; y en solución contractual de base reglamentaria dictar el laudo con su sola firma cuando no
segundo lugar, con carácter previo a adoptar La segunda es que, según refiere el fallo para superar una situación imprevista, como existe acuerdo entre los miembros del tri-
la solución, aquélla debía consultar la opinión de la Alzada, el árbitro fallecido había par- es la salida de un árbitro en un estado avan- bunal (actual artículo 31:1, que contiene la
de los restantes árbitros y las de las partes. ticipado de las deliberaciones. Ello nos lleva zado del proceso. misma solución que el artículo 25:1 del regla-
a considerar, en el acápite siguiente, cuál es mento anterior). Se trata de una nota carac-
No es un tema menor. Como la propia la importancia que cabe atribuir a la delibe- 6. Mínimamente sobre la deliberación terística del reglamento de la CCI, como, a su
Secretaría de la CCI explica en su guía del ración. vez, es una particularidad del reglamento de
reglamento actual (conclusión igualmente Como anticipamos, vamos a analizar some- la CNUDMI disponer que el árbitro presiden-
válida para interpretar el anterior regla- Antes de ello, podemos concluir este apar- ramente la cuestión de la deliberación en el te exclusivamente puede resolver por sí sólo
mento, dada la ya destacada similitud entre tado destacando que por imperio del regla- seno del tribunal arbitral. cuestiones de procedimiento y siempre que
ambas normas), rara vez la Corte ha hecho mento elegido por las partes el tribunal ar- haya sido autorizado al efecto (19).
aplicación de aquella disposición en caso de bitral truncado, que quedó en esa condición Según la ya mencionada guía de la Secre-
que algún árbitro o parte la objetara  (14). El luego de haberse cerrado la instrucción, está taría de la CCI, se entiende que el reglamen- 7. Las disposiciones del Código Procesal
hecho de que las partes hayan escogido el habilitado para dictar el laudo, previa deci- to, implícitamente, impone a los árbitros
reglamento y éste contuviera la solución es sión de la Corte de la CCI que adoptará la deliberar antes de adoptar una decisión. En su artículo 757 el CPCCN autoriza el
un tema cardinal, como la propia Cámara se decisión escuchando a las partes y los árbi- Empero se encarga de aclarar que ello no dictado de laudos por mayoría, en caso de
encargó de resaltar. Y ello es así, en tanto la tros vigentes. No hay problemas de indebida conlleva que todos los árbitros deban par- resistencia de uno de los árbitros a reunirse
salida de un árbitro designado a instancias constitución ni de quórum exigible que impi- ticipar activamente de la deliberación (aun- para deliberar o para pronunciarlo. Nada
de una parte puede generar, como ya vimos, da adoptar esa solución. que deberían hacerlo), sino más bien que se prevé sobre la posibilidad de continuar la
un desequilibrio en la composición del tribu- les debe otorgar una oportunidad razonable labor de los restantes árbitros de un tribu-
nal  (15). Puede entonces notarse que no se trata de expresar sus puntos de vista y de deli- nal colegiado tras la salida de uno de ellos;
sólo de una cuestión de mayoría, pues en berar con sus colegas  (17). Siguiendo con por el contrario, a tenor de lo dispuesto en
Al respecto, en el caso puntual cabe formu- un tribunal colegiado integrado por los tres la opinión de la Secretaría de la Corte de la el artículo 744, segundo párrafo, cabría pro-
lar dos consideraciones. miembros puede adoptarse la solución con la CCI, el primer borrador de laudo se debería ceder inexorablemente a su reemplazo. La
disidencia de uno de ellos; allí se producirá redactar después de que los miembros del interpretación de ambas normas permitiría
La primera es que la solución adoptada, un claro supuesto de mayoría. tribunal hayan deliberado sobre la solución concluir que en el sistema del CPCCN es
por vía de referencia, por las partes implicó adoptar (18). válido el dictado del laudo por mayoría, lo
otorgarle a la Corte de la CCI la potestad de En cambio, en el caso del tribunal trunca- cual no incluiría el supuesto de un tribunal
decidir la continuación del arbitraje bajo la do, ello no es necesariamente así, pues, como Como resulta de los antecedentes reseña- arbitral truncado, pues dada la hipótesis de
conducción de dos árbitros. Se trata de una aconteció en el caso en comentario, dos cues- dos por la Cámara, el árbitro fallecido había salida de un árbitro se impondría su reem-
regla específica del reglamento al que las tiones acaecieron: una, que el tribunal que- participado de las deliberaciones, como así plazo. l
partes se sujetaron, ya que no en cualquier de integrado por dos miembros, y otra, que también había aprobado el laudo que la Corte
arbitraje de tres árbitros el fallecimiento al menos algunas de las decisiones fueran de la CCI validó un día antes de ocurrido su Cita on line: AR/DOC/2235/2014
de uno de los árbitros permite continuar el adoptadas con el voto exclusivo el presidente fallecimiento.

{ NOTAS }

(14) The Secretariat’s Guide to ICC Arbitration, ICC, Pa- ralmente considerada como una parte fundamental del tencia para continuar con el proceso, mientras que en rre,, “Du Nouveau Sur Les Tribunaux Arbitraux “Tron-
rís, 2012, pág. 192. debido proceso (LEW, Julian D.M.;, MISTELIS, Loukas caso de muerte de unos de ellos, general el tribunal se qués”?, ASA Bulletin, Kluwer Law International 1999 Vo-
(15) The Secretariat’s Guide, pág. 193. Esta cuestión fue A. and KRÖLL, Stefan M., “Comparative International disuelve (SOLHCHI, op. cit., pág. 309, quien brinda esta lume 17 Issue 2, pág. 215.
advertida por la doctrina al momento de presentarse el Commercial Arbitration”, 2003, Kluwer Law Internatio- opinión sin sujetarla a un reglamento arbitral en parti- (18) “The Secretariat’s Guide”, pág. 317.
reglamento de 1998 (SEIFI, op. cit., pág. 6). La doctrina nal, pág. 301 y siguientes). cular). (19) Cfr. artículo 33 del reglamento de la CNUDMI.
ha destacado que la participación de todos los miembros (16) En esta dirección se ha sostenido que ante la sa- (17) “The Secretariat’s Guide”, pág. 317. Por su parte,
del tribunal en el proceso de dictado del laudo es gene- lida maliciosa de un árbitro, los restantes tienen compe- la doctrina también adopta este criterio (LALIVE, Pie-
8 | VIERNES 8 DE AGOSTO DE 2014 Síganos en /thomsonreuterslaley @TRLaLey

viene de PÁGINA 7 b) Arbitrariedad íd., Sala C, in re “Calles, Ricardo y otros c. En definitiva, en el caso sometido a estudio,
General Motors Corporation s/ queja”, del no se han aportado a la causa elementos sufi-
También postuló la nulidicente la arbitra- 3/6/03). cientes que permitieran a este Tribunal formar
nimes; pocos son decididos por mayoría riedad del Laudo; sostuvo y que el mismo convicción acerca de la procedencia del recur-
y los votos y los Laudos con el voto solo carece de fundamento legal y fáctico (ver Sin perjuicio de ello es dable desta- so de nulidad incoado por la parte demandada.
del presidente son extremadamente raros punto 47 sgtes. de fs. 7). car que las decisiones adoptadas en este
(por ejemplo en 1996, solamente un Laudo proceso arbitral —cuyo trámite fue ob- c) Confidencialidad.
fue votado por el presidente solo dentro El recurso de nulidad contra el Laudo no jeto de armonización con el Arbitraje
de los 217 Laudos sometidos a la Corte está previsto para atacar presuntos erro- CCI 16757—, resultan adecuadas y se co- Con relación a este capítulo deberá estar-
para su revisación durante este año (Véa- res in iudicando, los que sólo pueden ser re- rresponden con las cuestiones debatidas y se a lo resuelto en el día de la fecha en el
se Hascher, “Scrutiny of Draft Awards by parados por la vía de la apelación (CNCom. probadas en autos. expediente nº 36108/2012 (“A. S.A. y otros
the Court: 1996 Overview”, ICC Ct. Bull., Sala C, in re “Cortesfilms Argentina SA c. c. NSB SA y otros s/ nulidad de laudo arbi-
Vol. 8, nº 1 (1997), p. 17. Véase también: the Seb Argentina SA s/ queja”, del 21/12/01); y Nótese, en lo que aquí interesa, lo expre- tral”) cuyos fundamentos se dan por repro-
Award in ICC, Case nº 3881 (1984), Note tampoco puede pretenderse elípticamente sado en el Laudo en el párrafo 109 cuando se ducidos en el presente a fin de evitar innece-
Jarvin, ICC Arbitral Awards 1986-1990, una revisión judicial de un Laudo arbitral dijo: “En la medida que la Demandada ha ex- sarias repeticiones.
p. 257). mediante un recurso de nulidad —que li- plotado el Hotel y detentado el inmueble du-
mita al juez a resolver acerca de la existen- rante la dilucidación del conflicto, es obvio 5. Es inadmisible la nulidad planteada,
La revisación por la Corte de todos los cia de las causales taxativamente estable- que debe la contraprestación por la tenencia con costas (art. 69 Cód. Procesal).
proyectos de Laudo es una figura distintiva cidas susceptibles de afectar la validez de del inmueble que deriva o tiene causa en el
del arbitraje CCI. Esto sirve primariamente aquél— pues, en ese caso, quedaría desor- Contrato de Concesión” (fs. 176). 6. Notifíquese por Secretaría del Tribu-
para maximizar la efectividad legal de un bitada la renuncia al recurso de apelación nal y cumplida la misma, hácese saber a la
Laudo, identificando cualquier defecto que el régimen arbitral (CNCom., Sala D, in re Agregando en ese mismo párrafo, que Dirección de Comunicación Pública de la
pueda ser detectado y aumenta su calidad “Decathlon España S.A. c. Bertone, Luis “Las prestaciones pasadas deben conside- CSJN, conforme lo dispuesto en el art. 4 de
y persuasión. y otro s/ proceso arbitral”, del 25/10/06; rarse debidas a la fecha de su correspon- la Acordada 15/13.
diente exigibilidad, en virtud de la mora
automática prevista en el artículo noveno, 7. Efectivizado lo ordenado en el acápite
numeral 7 del Contrato de Concesión, y que antecede, devuélvanse la presentes ac-
por esa misma disposición, deberán abo- tuaciones a sus efectos.— Matilde E. Balleri-
narse con el interés pactado en esa cláu- ni.— Ana I. Piaggi.— María L. Gómez Alonso
sula”. de Díaz Cordero.

edictos
El Juzgado Nacional de Primera Instancia El Juzgado Nacional de Primera Instancia en solución análoga respecto de las expensas
en lo Civil N° 14, de Capital Federal, cita y lo Civil N° 80, Secretaría Unica, sito en Av. comunes para el caso de que el inmueble se
emplaza por treinta días a herederos y acree- de los Inmigrantes 1950, 6° piso, Capital halle sujeto al régimen de la ley 13.512. La
dores de MARIO ALBERTO MARTINI. El Federal, donde se cita y emplaza por 30 días venta es Ad-Corpus. Al contado y al mejor
presente edicto se deberá publicar por tres a herederos y acreedores de PRANNO, ES- postor. BASE: $ 370.000.- SEÑA: 30%.
días en el diario LA LEY. TELA AMANDA. Publíquese por 3 días en el COMISION: 3%. ARANCEL: 0.25%. SE-
Buenos Aires, 4 de julio de 2014 Diario LA LEY. LLADO: 1.2%. Todo a cargo del comprador.
Cecilia V. Caire, sec. Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 7 de En dinero efectivo en el acto de la subasta.
LA LEY: I. 08/08/14 V. 12/08/14 julio de 2014 El comprador deberá constituir domicilio
Santiago Pedro Iribarne, sec. dentro del radio de Capital Federal, según lo
El Juzgado Nacional de Primera Instancia en LA LEY: I. 04/08/14 V. 06/08/14 normado por el art. 133 del CPCC, y que, sin
lo Civil N° 49, a cargo del Dr. Osvaldo Ono- necesidad de intimación alguna, dentro del
fre Álvarez, Secretaría Única, a cargo de la El Juzgado Nacional de Primera Instancia 5° día de aprobado el remate, deberá de-
Dra. Viviana Silvia Torello, sito en Uruguay en lo Civil N° 6, Secretaría Unica, sito en positar el saldo de precio en el Banco de la
714, 7° p., cita y emplaza por treinta días a Av. de los Inmigrantes 1950, Piso 4°, de Nación Argentina (Sucursal Tribunales) en
herederos y acreedores de BEATRIZ MARIA esta Ciudad, comunica por dos días que en una cuenta a la orden del Juzgado y como
ANSELMI. Publíquese por tres días en el los autos caratulados: “CALDERON LADY perteneciente a estos autos, según el art.
Diario La Ley. NELIDA Y OTRO c/CAMPERO GUSTAVO 580 del CPCC y bajo apercibimiento de lo
Buenos Aires, 4 de julio de 2014 ALBERTO Y OTRO s/EJECUCION HIPO- dispuesto por el art. 584 del citado Código.
Viviana Silvia Torello, sec. TECARIA” Exp. N° 38.482/10, el Martille- Se fijan para exhibición los días 11 y 12 de
LA LEY: I. 05/08/14 V. 07/08/14 ro Gloria Orue, rematará el día 13 de Agosto agosto de 14.00 a 16.00 hs.
de 2014 a las 10,30hs. en punto en Jean Buenos Aires, 15 de julio de 2014
El Juzgado de 1ª Instancia en lo Civil y Comer- Jaurés 545 de esta Ciudad, el inmueble sito Silvia Cantarini, sec.
cial N° 9, a cargo de la Dra. María Victoria en la calle Albarellos 4921 (antes Pje. San LA LEY: I. 05/08/14 V. 06/08/14
Aloé, Secretaría Unica a mi cargo, del Depar- Martín) e/ Sívori y Antártida Argentina,
tamento Judicial de Morón, cita y emplaza Loc. Munro, Pdo. Vicente López, Pcia. de El Juzgado Nacional de Primera Instancia
por treinta días a todos los que se consideren Bs. As. Según constatación se trata de un en lo Civil N° 49, cita y emplaza por 30
con derecho a los bienes dejados por ANGE- inmueble tipo PH, identificado como UF N° días a herederos y acreedores de ELENA
LA GALLETTO y ENRIQUE FERNANDO 2, ubicado al fondo del pasillo con entrada BEATRIZ BOSIO. El presente edicto debe-
LOPEZ. Publíquense por tres días en el diario común por el N° 4921 de la calle Albarellos rá publicarse por tres (3) días en el diario
“LA LEY” de la Ciudad Autónoma de Bue- asfaltada. Posee fácil salida hacia el Acceso “La Ley”.
nos Aires. Norte. El inmueble consta de: Living come- Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 1 de
Morón, 8 de julio de 2014 dor, un dormitorio. Baño y cocina comple- julio de 2014
Alejandra I. Piccoli, sec. tos. Fondo con lavadero. Patio descubierto. Viviana Silvia Torello, sec.
LA LEY: I. 04/08/14 V. 06/08/14 Cuarto de guarda de enseres varios. Terraza LA LEY: I. 01/08/14 V. 05/08/14
no transitable. Todo en regular estado de
El Juzgado Nacional de 1ª Instancia en lo uso y conservación. Ocupado por la deman- El Juzgado Nacional de 1° Instancia en lo Civil
Civil N° 16, cita y emplaza por treinta días a dada y su esposa. Sup. Tot. 95 m² 94dm Nro. 58, Secretaría Única de Cap. Fed. (Civil),
herederos y acreedores de BEATRIZ PILAR ². Nomenclatura Catastral: Circ. V; Sec. E; cita y emplaza por treinta días a herederos y
IGLESIAS a fin que comparezcan a hacer Mz. Uno; Parc. 7; Subparc. 2. Matrícula: acreedores de ELENA SABAS. El presente
valer sus derechos. Publíquese por tres días FR 41908/2. DEUDAS: Ay SA S.A. (fs. edicto deberá publicarse por tres días en el
en La Ley. 166/168) al 8/1/13 $ sin deuda. Ag. Arg. Diario “La Ley” Cap. Fed. (Civil).
Buenos Aires, 25 de abril de 2014 (fs. 174/175) al 7/1/13 sin deuda. Munic. Buenos Aires, 7 de julio de 2014
Adrián E. Marturet, sec. Vicente López (fs. 177/181) al 22/1/13 $ Maria Alejandra Morales, sec.
LA LEY: I. 04/08/14 V. 06/08/14 8.362,14.- O.S.N. (E/L) fs. 170/172 al LA LEY: I. 01/08/14 V. 05/08/14
11/1/13 sin deuda. ARBA (fs. 158/164) al
El Juzgado Nacional de Primera Instancia en 10/1/13 $ 310,30.- Expensas comunes El Juzgado Nacional de Primera Instancia
lo Civil N° 80, Secretaría Unica, sito en Av. (fs. 192) sin deuda. Según plenario del en lo Civil N° 20, sito en Talcahuano 550,
de los Inmigrantes 1950, 6° piso, Capital Fe- 18/02/99 “SERVICIOS EFICIENTES S.A. 6° piso de esta Ciudad, Secretaría Única a
deral, donde se cita y emplaza por 30 días a c/ YABRA, ROBERTO ISAAC s/EJECU- mi cargo, cita y emplaza por el término de
herederos y acreedores de ORTIZ, ALBERTO CION DE HIPOTECA” no corresponde que treinta días a herederos y acreedores de LIA
PRIMO. Publíquese por 3 días en el Diario el adquirente en subasta judicial afronte IRENE URQUIZO, a los efectos de que hagan
LA LEY. las deudas que registra el inmueble por valer sus derechos. Publíquense edictos por
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 7 de impuestos, tasas y contribuciones de- tres días.
julio de 2014 vengadas antes de la toma de posesión, Buenos Aires, 17 de julio de 2014
Santiago Pedro Iribarne, sec. cuando el monto obtenido en la subasta Juan Carlos Pasini, sec.
LA LEY: I. 04/08/14 V. 06/08/14 no alcanza para solventarlas. No cabe una LA LEY: I. 01/08/14 V. 05/08/14

Propiedad de La Ley S.A.E. e I - Administración, Comercialización y Redacción: Tucumán 1471 (C. P. 1050 AAC) Teléfono: 54-11-4378-4765 - Bs. As. Rep. Arg. - Registro Nacional de la Propiedad Intelectual Nº5074180
Impreso en La Ley, Rivadavia 130, Avellaneda, Provincia de Buenos Aires.