You are on page 1of 30

Republica Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación

Universidad Yacambu

Historia y Evaluación de
Neurociencias

Dr. German Graterón Bernal

Méd. Cirujano

Méd. Especialista en Medicina Familiar

Msc. En Gerencia Educacional

BARQUISIMETO- EDO. LARA


INTRODUCCION

Hace cinco milenios una de las civilizaciones más antiguas, importantes y duraderas de
la historia de la humanidad comenzó su desarrollo a orillas del Nilo. Entre todos sus
logros, a día de hoy es considerada como la civilización madre de la medicina. Así que
al pensar en los antiguos egipcios no solo hay que tener la imagen de las imponentes y
majestuosas pirámides sino también de que fueron los precursores de la medicina tal y
como la conocemos actualmente.
En sucesión la medicina griega, probablemente inspirada en la medicina egipcia, son
contemporáneos a la aparición de l a f i l o s o f í a g r i e g a . L o s f i l ó s o f o s g r i e g o s s e
v a l i e r o n d e l a s o b s e r v a c i o n e s y d e l a s experiencias, es decir, del
razonamiento crítico. El mayor fundamento de la medicina científica deriva de
aquella gran escuela filosófica de Aristóteles llamada Talica.
También súper reconocido H i p ó c r a t e s q u e n o s o l o f u e e l M é d i c o m á s
r e c o n o c i d o d e s u s t i e m p o s , s i n o f u e e l m á s profundo investigador y
observador de su época. Quien hizo escritos que tuvieron una gran influencia en
la Historia de la Medicina hasta más o menos los años 700 d. C. Galeno fue uno de
los Personajes que más se dedicó a estudiar los t e x t o s d e H i p ó c r a t e s e n
sentido verdaderamente profundo.
Hipócrates comenzó la investigación de las cuatro sustancias que definen la
personalidad pero no de una manera correcta sino que Gracias a Galeno conocemos lo
que son los cuatro humores, quien termino la investigación de manera más racional. Muy
importante fue Descartes, que le otorgó una gran importancia a la glándula pineal. La
glándula pineal se comunicaría con la “mente”, la cual almacena las sensaciones y
Descartes le otorga un carácter religioso.
El cerebro se diferenció en dos tipos de sustancias: sustancia gris y sustancia blanca. En
esa misma época el Pintor Leonardo da Vinci con su inigualable imaginación y grandes
estudios nos demostró a través de dibujos elaborados a mano el grandioso mundo de la
anatomía humana.
Y resumidamente lograremos estudiar lo que fue la neurociencias en los siglos XIX, XX
y XXI hasta la fecha de hoy, conociendo una pequeña lista de las ciencias que se
relacionan con la neurociencias y con énfasis en lo que es la Ingenieria Genetica con sus
aportes y consencuencias en el ser humano.

Desde el punto de vista de la neurociencia, los egipcios describieron por primera vez el
cerebro, además de patologías como la jaqueca, epilepsia o ictus entre otras y las
secuelas de los traumatismos craneales y de la sección medular, alcanzando cierto
desarrollo en el manejo del paciente neurotraumatológico. Además de diagnóstico,
realizaban intervenciones, tratando cefaleas o realizando trepanaciones craneales.
Incluso llegaron a tener un conocimiento que relacionaba las transferencias del cerebro
a los músculos, dando una funcionalidad al cerebro.
La trepanación craneal constituye uno de los ejemplos más antiguos de un acto
quirúrgico realizado por el ser humano, practicado en gran número de culturas primitivas
extendidas por los cinco continentes.
El término ‘trepanación’ se refiere a la retirada de secciones de hueso del cráneo
mediante un instrumento llamado trépano.
En la época egipcia la trepanación se practicaba en el faraón, el solo esperaba que le
abrieran una brecha en su cavidad craneana. Hay teorías que explican esta costumbre
diciendo que se pensaba que su alma abandonaría mejor el cuerpo; nunca podía faltar
el hemostático, ya que, la cuantiosa pérdida de sangre que una trepanación debía
producir, estaba solucionada gracias a él. Según las creencias de la época su sola
presencia en el gabinete preparado para la operación, era suficiente para detener la
hemorragia.
También se tiene constancia de que describieron enfermedades ligadas al cerebro a las
que denominaron: “enfermedad de una persona que se deteriora con la edad”… un
antepasado por ejemplo de la enfermedad de Alzehimer.
En nuestros antepasados hay infinitas prácticas de la civilización egipcia, otra de ellas es
La Momificación, proceso por el que se impedía a un cadáver que llegase a su
putrefacción natural, se inscribía en un complejo ritual funerario egipcio establecido para
asegurar la conservación de su cuerpo material y poderse así unirse con su "alma" en el
Más Allá y proseguir allí con su vida.
El proceso tras la completa desecación (deshidratación o secado), que tomaba alrededor
de setenta días en lograrse, el cuerpo era limpiado con varias especias y aceites. Se
colocaba el cuerpo en una mesa de madera, se retiraba el cerebro a través de un túnel
hecho con un cincel por la nariz, un gancho y una cucharada de madera. Luego se lavaba
el cráneo. Extrañamente, los egipcios no intentaron preservar el cerebro, porque creían
que no lo necesitarían en la próxima vida.
Luego se hacía una incisión en el lado izquierdo del cuerpo con una cuchilla de obsidiana
–una piedra sagrada– y se eliminaban todos los órganos, excepto el corazón, que era el
centro de la mente y las emociones. Los órganos se lavaban, se cubrían en resina, se
envolvían en lino y se guardaban en las cerámicas decorativas. Se lavaba la cavidad con
vino de palma, y para mantener su forma se rellenaba con incienso y otros materiales.
Finalmente, el cuerpo estaba preparado para el vendaje, un proceso complicado que
tardaba un par de semanas en completarse. La familia del fallecido debía reunir
aproximadamente 372 metros cuadrados de lino, y los embalsamadores solían comenzar
el proceso en las manos y pies, luego la cabeza, los brazos, las piernas y finalmente el
torso. Una vez cada parte estaba cubierta, se comenzaba con una capa general, y entre
capa y capa se colocaba resina caliente para pegar la tela. Durante el ritual se
pronunciaban conjuros y se colocaban amuletos de protección por todo el cuerpo. Los
vendajes protegían de la humedad, ayudaban a contener al cuerpo y daban un aspecto
más realista.
Los papiros genuinos se obtienen a partir de la planta del papiro, muy utilizada en el
antiguo Egipto, a partir de la cual se obtiene una superficie parecida al papel sobre la
cual se pueden realizar dibujos o grabados.
Los papiros constituyen la principal fuente de estudio de la medicina en el antiguo Egipto.
La forma más conocida, aunque no la única, de escritura egipcia son los jeroglíficos.
Alguna información se ha transmitido a partir de escritos en material duro, grabado en
piedra. Existen también restos de escritos sobre conchas, las "ostraka".

Pero sobre todo queda el material elaborado específicamente para la escritura, los
papiros, largas tiras enrolladas que se elaboran a partir de las fibras de esta planta. Ha
quedado una cierta cantidad de papiros de contenido médico. En su mayoría suelen
tratar de mediados del segundo milenio a. C. Algunos se conservan incluso en muy buen
estado, a pesar de los tres milenios y medio transcurridos. Empezaron a estudiarse en
el siglo XIX, a partir de la traducción que hizo Brugsch del papiro Berlín en 1853. Los
grandes papiros médicos, los que proporcionan mayor información, son dos: el de Ebers
y el de Edwin Smith.

El más famoso es el papiro estudiado por en 1875 por George Ebers. Data de la XVIII
dinastía, hacia el año 1550 a. C. Es el más largo de los papiros médicos, tiene 20,23
metros, con una anchura de 30 centímetros. Se describen principalmente las afecciones
propias de la medicina interna, bastante sistematizadas, con indicaciones terapéuticas.
También hay una gran información sobre las plantas que tienen efectos curativos y las
dosis que deben emplearse. Se conservo en la universidad de Leipzig.

Casi contemporáneo, también de la XVIII dinastía, es el papiro de Edwin Smith, nombre


de su primer propietario occidental. Empieza refiriéndose al corazón y trata después de
las heridas. Se han catalogado menos de una veintena de papiros médicos. Los primeros
de Rammesseum, hallados cerca de Tebas, datan de aproximadamente 1.900 a. C.
Contienen numerosas referencias a los factores mágicos.

Uno de los papiros de gran importancia, en especial para la neurología es el de Edwin


Smith, que es conocido como un documento extraordinario por constituir el primer tratado
de cirugía conocido, el que posee una mayor antigüedad (c 5000 aC) y donde empiezan
a emerger las bases científicas de la medicina. Se encuentran las primeras descripciones
de suturas craneales, de la meninge, la superficie externa del cerebro, del líquido de
cerebroespinal, y de las pulsaciones intra-craneanas. Los procedimientos quirúrgicos en
el papiro eran bastante racionales para la época. El papiro muestra que el corazón, el
hígado, bazo, los riñones, los uréteres y la vesícula se conocían, y que supieron que los
vasos sanguíneos partían del corazón.
El cerebro no siempre fue tenido en alta estima. Los antiguos egipcios no creían mucho
en el cerebro. De hecho, como ya se mencionó cuando hacían las momias, extraían el
cerebro a través de las fosas nasales y lo desechaban. Sin embargo, el corazón y otros
órganos internos eran removidos y preservados con cuidado, volviendo a ser puestos en
el cuerpo o guardados en recipientes dejados cerca al cuerpo.
Los egipcios creían que el cerebro bombeaba la sangre y que el corazón controlaba los
sentimientos y los pensamientos.
Uno de los más grandes filósofos de la antigüedad y acaso de la historia de
la filosofía occidental. Fue precursor de la anatomía y la biología, (hijo de medico),
escribió una gran cantidad de libros de amplia temática: Biología, anatomía, física,
filosofía, ética y política. Su trabajo influenció el desarrollo de la ciencia y la medicina
durante siglos y es el fundador de la anatomía comparada.

Aristóteles elaboró un sistema fisiológico centrado en el corazón en donde, según él,


ardía la llama vital de la vida que se mantenía por un espíritu de la vida llamado “pneuma”
que producía calor. Consideraba al corazón al órgano más importante ya que cuando el
corazón se paraba, el cuerpo moría. Aristóteles se dio cuenta de que el corazón
empezaba a latir en las fases más iniciales del desarrollo del organismo: “Primum oriens,
ultimum moriens” (El primero en nacer, el último en morir). Gran parte de la medicina
medieval, se basaba en los principios de Aristóteles y en los de Hipócrates.
Muere en el año 384 a.C en Calcis, Reino de Macedonia
Hipócrates, bien llamado El Padre de la Medicina, reunió en torno a él, a un grupo de
estudiantes en la isla griega de Kos y la mayor parte de los escritos médicos de la
antigüedad, que aún conservan valor terapéutico, se atribuyen a Hipócrates mismo.
Fue Hipócrates, el primero en elevar la medicina, a un nivel científico, haciendo lo que
nadie había hecho antes: examinar al enfermo cuidadosamente y describir de una
manera fidedigna, sin teorizar, ni prejuzgar, los signos y síntomas de la enfermedad.
No buscaba pruebas de la influencia de los espíritus, ni intentaba demostrar que los
humanos, estaban desequilibrados, únicamente trataba de estudiar con la mayor
exactitud, la diferencia entre un hombre enfermo y uno sano, o entre un enfermo y otro
enfermo.
Se consideraba medicina pasiva, el creía que el cuerpo dispone de las armas necesarias
para auto-curarse. El medico solamente debe proporcionar al organismo aquellas
estrategias más adecuadas para permitirle la auto curación.
Según el, la enfermedad responde a un problema de falta de equilibrio corporal de lo que
él llama los cuatro humores (sangre, flema, bilis negra y bilis amarilla). Estos humores
son fluidos que están equilibrados en las personas sanas. Las personas se califican en
cuatro temperamentos (flemático, melancólico, sanguíneo y colérico). Las personas
enfermas deben reequilibrarlos para sanar.
Mientras la persona está enferma se produce lo que Hipócrates llama la crisis que son
capítulos en los que la enfermedad aparece exacerbada. Según el, la crisis puede
conducir a la curación o causar la muerte del paciente.
La medicina de Hipócrates concibe el reposo como una de las mejores armas para que
el cuerpo pueda sanar. Junto a este reposo, la higiene y la dieta son los mejores
instrumentos para que el organismo pueda equilibrarse. Las medicinas juegan un papel
secundario y se usan muy raramente.
La gran importancia en la obra de Hipócrates, proviene de lo que observó y recopiló, los
síntomas de las enfermedades y los datos que acumuló.
Se dice que los seres humanos podemos modificar nuestro carácter, pero también se
dice que el temperamento es algo que ya está determinado, y esto tiene que ver con la
genética, y más específico con nuestro sistema nervioso. Desde hace mucho tiempo se
clasificaba a los humanos por temperamentos. Hipócrates hizo la primera clasificación,
según la cual los humanos teníamos dentro del cuerpo ciertos líquidos (llamados
humores) como lo son la bilis, la bilis negra, la flema y la sangre, cuyo equilibrio
determinaba el temperamento de las personas: Por ejemplo, si la flema predominaba, se
decía que una persona era flemática, o si bien predominaba la sangre, que era colérica.
A pesar de los avances de la ciencia, esta teoría hasta cierto punto sigue vigente. No en
cuanto a los humores, sino en cuanto a la clasificación de las personas por los
temperamentos, lo cual, como mencioné, está determinado por el sistema nervioso y por
la influencia endócrina. Los cuatro temperamentos del ser humano son: Sanguíneo,
Colérico, Melancólico y Flemático.
Probablemente muriera en Larisa cuando tenía unos noventa años de edad, hacia el año
370 a.n.e
Temperamento Sanguíneo:
Los sanguíneos son gente vivaz, alegre, de esos que les encanta ser los reyes de la
fiesta. Tienen un sistema nervioso rápido que se caracteriza por la alta sensibilidad, y
suelen ser personas muy extrovertidas.
A este tipo de personas les encanta la gente y no les gusta la soledad. Su forma de ser
los hace aparentar una mayor seguridad de la que en realidad tienen, y suelen tomar
decisiones basadas en los sentimientos más que en la reflexión.
Algunos defectos de los sanguíneos, es que suelen ser gente indisciplinada y tienen la
voluntad débil, lo cual puede ocasionar que sean vistos como gente de poca confianza,
por ejemplo, en un empleo o a la hora de desempeñarse en la escuela.
También son muy desorganizados y siempre suelen estar en movimiento, nunca voltean
hacia atrás y raras veces miran hacia adelante (ellos buscan vivir el momento).
Temperamento Colérico:
La persona de temperamento colérico tiene un sistema nervioso rápido y desequilibrado.
Es rápido, y muy activo en sus decisiones. Este tipo de gente se caracteriza por ser muy
independiente. Es extrovertido aunque no tanto como las personas con temperamento
sanguíneo.
El colérico se siente a gusto con las actividades. De hecho siempre tiene que tener la
mente ocupada y estar haciendo algo. Adopta posiciones definidas frente a las
cuestiones, y se le puede ver organizando marchas contra la injusticia social.
Al colérico no le disgustan las adversidades, por el contrario, tienden a alentarlo. Es
determinado y no se rinde ante cualquier obstáculo, el sigue adelante. Demuestra poco
aprecio por la música y el arte, y prefiere los valores utilitarios y productivos de la vida.
Toda profesión que requiera liderazgo, motivación y productividad son ideales para él.
También tiene sus debilidades. El colérico puede ser profundamente hostil. Su
explosividad puede ser muy peligrosa. También suelen ser más insensibles ante los
problemas de los demás, no le gustan las lágrimas. Es cruel, cortante y sarcástico
Temperamento Melancólico:
El melancólico tiene un sistema nervioso débil y una muy alta sensibilidad. Es muy
sensible emocionalmente y es introvertido (aunque puede comportarse de manera
extrovertida). Se dice que es el temperamento más rico de todos, y generalmente suele
tener un nivel de inteligencia más alto que los demás temperamentos. Nadie más disfruta
del arte que el melancólico y además es muy perfeccionista.
El melancólico es analítico, puede adquirir toda una variedad de talentos. El melancólico
es muy fiel y por lo tanto muy buen amigo, pero no consigue amigos con facilidad, más
bien espera que vengan a él.
El melancólico es muy crítico, es autodisciplinado, y le gusta entregarse al sacrificio
personal. Toda vocación que requiera talento y creatividad es apto para el melancólico,
como filosofía, la ciencia, la música, el arte, etc…
Las debilidades del melancólico es que suele ser muy depresivo. Suele ser más
pesimista que la persona promedio, y es raro que una persona melancólica inicie un
nuevo proyecto por sí mismo. Es egocéntrico, tiende a compararse con los demás, tiende
a ser rencoroso. Tiene cambios de ánimo más marcados, en algún momento puede
sentirse casi como un sanguíneo, y en otro momento puede sentirse en una depresión
total. También suele ser rígido e intransigente.
Así como la mayoría de los genios y de los artistas suelen ser melancólicos, tambien
pueden convertirse en seres peligrosos (en caso de que no logren educar sus impulsos)
además de que las personas que constituyen este temperamento tienen una expectativa
de vida menor que los demás.
Temperamento Flemático:
El flemático tiene un sistema nervioso lento y equilibrado. Es tranquilo, nunca pierde la
compostura y nunca se enfada; por lo cual suele ser el temperamento más agradable de
todos. Suele ser una persona muy apática, sin muchas dotes de liderazgo (áunque eso
no significa que no lo pueda ser).
El flemático evita comprometerse lo más posible, parece no alterarse nunca, y bajo su
personalidad, suele experimentar más emociones que las que demuestra a los demás.
No le faltan amigos porque le gustan las personas, tienen un sentido del humor natural y
posee una capacidad especial para descubrir el lado humorístico de los demás.
Es de buen corazón y compasivo, aunque rara vez demuestra sus sentimientos. Procura
no involucrarse mucho con las actividades de los demás, pero cuando lo hace, lo puede
llegar a hacer con un grado alto de eficacia.
Los flemáticos pueden ser buenos ingenieros, matemáticos, docentes, dibujantes. Le
atraen los cargos en la administración pública, en funciones de gobierno y otros
semejantes.
Las debilidades del flemático es que suele ser lento y ocioso, le falta empuje y ambición.
Suele escudarse del dolor, y también puede ser sensible, aunque no tanto como el
melancólico. Suele ser muy ávaro en la cuestión del dinero. Es muy terco, pero suele
pasar su terquedad más desapercibida que otros temperamentos, y también suele ser
indeciso y temeroso.
No es menester señalar la importancia de la obra de Galeno ya que constituye la
culminación del saber médico de la Antigüedad clásica, por un lado, y ser la que
permaneció vigente casi de forma absoluta a lo largo de quince siglos.
Fue hasta Galeno de Pérgamo, que el conocimiento sobre los órganos quedó
sistematizado en la forma en que se aceptó durante la Edad Media. Siguiendo a sus
predecesores, Galeno vio la materia viva como consistente en mezclas de cuatro
elementos que tenían sus propias capacidades funcionales, imaginando un complejo
sistema de pneumas y espíritus animales, vitales y naturales.
Cuando Galeno analizó el sistema nervioso se interesó en sus funciones, concluyendo
que todos los nervios están divididos en dos vías, una para los sentidos y otra para las
acciones físicas (que eventualmente llegaron a ser conocidas como vías sensoriales y
motoras). Pero aunque los nervios puedan ser agrupados en este sistema de doble vía,
¿qué es lo que viaja a lo largo de ellas? En respuesta a esta pregunta Galeno ofreció
una hipótesis que sobreviviría durante 1500 años. Decidió que debido a su posición
central en el organismo, el cerebro controlaba los otros órganos, particularmente los
músculos voluntarios, por medio de una red de conductos huecos que llevaban los
"espíritus animales" desde su punto de origen, los ventrículos cerebrales, a lo largo de
vías sensoriales y motoras. Para explicar cómo eran creados los espíritus animales dijo
que la comida digerida era transferida desde el intestino hasta el hígado, donde era
usada para hacer "espíritus naturales." El hígado pasaba esos espíritus al lado derecho
del corazón para su conversión en "espíritus vitales," los que eran llevados por la sangre
arterial a los ventrículos cerebrales y convertidos en espíritus animales. Esta fue la
primera hipótesis para explicar la trasmisión del fenómeno nervioso.
La fecha de su muerte se ha estimado tradicionalmente en torno al año 200 en Roma.
Han sido muchos los médicos y estudios de nuestros antepasados en el área de la
filosofía y psicología debemos conocer al menos a Descartes, en general se considera
como el padre de la filosofía moderna, independientemente de sus muy relevantes
aportes a las matemáticas y la física. Y también, por haber centrado su estudio en el
propio problema del conocimiento, como un rodeo necesario para llegar a ver claro en
otros temas de mayor importancia intrínseca: la moral, la medicina y la mecánica. Por
otro lado, los principales filósofos que lo sucedieron estudiaron con profundo interés sus
teorías, sea para desarrollar sus resultados o para objetarlo. Este es el caso de Pascal,
Spinoza, Newton, Leibniz, Malebranche, Locke, Hume y Kant, cuando menos. Sin
embargo, esta manera de juzgarlo no debe impedirnos valorar el conocimiento y los
estrechos vínculos que este autor mantiene con los filósofos clásicos, principalmente con
Platón y Aristóteles.
Ahora bien, aunque la gran distinción filosófica entre la mente y el cuerpo en el
pensamiento occidental puede ser rastreada desde los griegos, es en la obra fecunda de
René Descartes (1596-1650), matemático, filósofo y fisiólogo francés, al que debemos la
primera explicación sistemática de las relaciones entre la mente y el cuerpo. Descartes
nació en Tourain, en la pequeña ciudad de La Haye y fue educado desde la edad de
ocho años en el colegio jesuita de La Flèche. En La Flèche, Descartes adquirió la
costumbre de pasar la mañana en la cama, entregado a una meditación sistemática.
Durante estas meditaciones, fue impresionado por el agudo contraste entre la certeza de
las matemáticas y la naturaleza polémica de la filosofía, y llegó al convencimiento de que
las ciencias debían producir resultados tan ciertos como los de las matemáticas.
Permaneció la mayor parte del tiempo en Holanda y fue durante este periodo cuando
compuso una serie de obras que establecen el temario para todos los estudiosos
posteriores de la mente y el cuerpo. La primera de esas obras, De homine, fue terminada
en Holanda hacia 1633. En esta obra, Descartes describe el mecanismo de la reacción
automática en respuesta a los estímulos externos. De acuerdo con su propuesta, los
movimientos externos afectan las terminaciones periféricas de las fibrillas nerviosas, que,
a su vez, desplazan las terminaciones centrales. Cuando las terminaciones centrales son
desplazadas, el modelo de espacio interfibrilar es dispuesto de otro modo y el flujo de los
espíritus animales es así dirigido hacia los nervios apropiados. Fue la explicación de
Descartes de este mecanismo por medio de una reacción automática y diferenciada lo
que le condujo a ser generalmente considerado como el fundador de la teoría del reflejo.
Para Descartes, hay dos sustancias creadas diferentes, el cuerpo y el alma (a la que
también denomina 'mente'). La esencia del cuerpo es la extensión; mientras la del alma
o mente es el pensamiento. El cuerpo es espacial, el alma no tiene extensión. El cuerpo
es un mecanismo que puede ejecutar muchas acciones sobre sí mismo sin la
intervención del alma; el alma es pura sustancia pensante que puede, pero no siempre,
regular el cuerpo. Cómo el cuerpo espacial puede afectar o ser afectado por la mente no
extensa no puede ser comprendido, para Descartes, ni en términos espaciales ni no
espaciales. Está más allá de nuestra capacidad de comprender cómo el cuerpo y la
mente están unidos, o, en el mejor de los casos, estamos forzados a regresar a la
concepción de sentido común de su mutua interacción.
Descartes envía a la imprenta el manuscrito de la última de sus grandes obras, Les
passions de l'ame. Les passions es la más importante contribución de Descartes a la
psicología. Además de un análisis de las emociones primarias, contiene la explicación
más extensa de Descartes sobre el interaccionismo mente/cuerpo en la glándula pineal.
Como es bien sabido, Descartes elige la glándula pineal porque le parece que es el único
órgano en el cerebro que no está duplicado bilateralmente y porque cree, erróneamente,
que era exclusivo de los seres humanos.
El 11 de febrero de 1650 muere Descartes de una neumonía.
Leonardo da Vinci fue un pintor florentino. Notable polímata del Renacimiento italiano (a
la vez anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo,
ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista) nació en Vinci el 15 de abril de 1452.
La formación inicial de Leonardo sobre anatomía humana comenzó mientras aprendía
con Andrea del Verrocchio, quien insistía en que todos sus alumnos tuvieran
conocimientos de anatomía. Como artista, pronto fue un maestro de la anatomía
topográfica, realizando numerosos estudios sobre músculos, tendones y otras
características anatómicas visibles.
Puso las bases de la anatomía científica, diseccionando los cadáveres de los criminales
bajo estricta discreción, para evitar la actuación de la Inquisición. Las condiciones de
trabajo fueron particularmente penosas debido a los problemas de higiene y
conservación de los cuerpos. Como artista reconocido, recibió la autorización para
diseccionar cadáveres humanos en el hospital de Santa María Nuova de Florencia y,
más tarde, en los hospitales de Milán y de Roma. De 1510 a 1511, colaboró con el
médico Marcantonio della Torre y, juntos, compilaron un conjunto de investigaciones
sobre anatomía con más de doscientos dibujos hechos por Leonardo; los cuales fueron
publicados bajo el título engañoso de “Tratado de pintura”, en 1680.
Realizó muchos dibujos sobre anatomía humana, aproximadamente Las páginas de 18
pliegos de anotaciones ilustradas contienen 240 dibujos y más de 13.000 palabras en los
que Leonardo se refiere a casi todos los huesos, músculos y tendones, del corazón y el
sistema vascular, del sistema reproductivo y otros órganos internos, y gráficos sobre la
acción del ojo. Estas observaciones contienen a veces inexactitudes debidas a los
conocimientos de la época, por ejemplo un estudio hecho por él sobre el flujo sanguíneo.
Realizó uno de los primeros dibujos de un feto dentro del útero, y la primera
comprobación científica conocida de la rigidez de las arterias en respuesta a una crisis
cardiaca. Como artista, Leonardo observó de cerca los efectos de la edad y de la emoción
humana sobre la fisiología, estudiando en particular los efectos de la rabia. Dibujó
igualmente numerosos modelos, algunos de ellos con importantes deformaciones
faciales o signos visibles de enfermedad. También estudió la anatomía de numerosos
animales. Diseccionó vacas, pájaros, monos, osos y ranas, con el único fin de comparar
la estructura anatómica de estos animales con la del hombre. También hizo estudios
sobre los caballos.
Falleció en Amboise el 2 de mayo de 1519, a los 67 años.
Retomando en resumen la evolución de la neurociencia. En el siglo XIV se reafirmó la
idea de Galeno de que el cerebro estaba especializado, ya que se observó que había
una parte del cerebro donde se encontraba la información sobre fascinación, fantasía,
conocimiento y memoria. Pero no fue sino hasta el siglo XVII que se hizo una afirmación
que pudiera ser comprobada o rechazada científicamente. René Descartes postuló una
teoría en la cual el sistema nervioso funcionaba como una máquina, es decir mediante
principios mecánicos. Aunque su teoría era errónea, contribuyó al atribuir el término
“reflejo”, aunque no como él lo había definido. En el mismo siglo, el italiano Luigi Galvani
comprobó que Descartes estaba equivocado, ya que mediante la estimulación de un
nervio observó que un músculo se contraía.
Dos siglos después (XIX), Johannes Müller postuló su Doctrina de las Energías
Nerviosas Específicas, la cual explicaba que aunque las fibras nerviosas condujeran el
mismo mensaje, la diferencia informativa se daba dependiendo de cuales fibras se
activaran (auditivas, gustativas, entre otras). En el siglo XIX surge la frenología, la cual
explicaba que las facultades de una persona se podían analizar mediante las
protuberancias o hendiduras que tuviera en el cráneo. Aunque con el tiempo se descubrió
que no era el cráneo el que determinaba la personalidad de una persona, dio pie para
las teorías localizacionistas del cerebro.
Sin embargo, no fue hasta inicios de siglo XX que se dieron descubrimientos que
sentaron las bases para el desarrollo acelerado de las neurociencias.
El italiano Camillo Golgi desarrolló el método de la tintura mediante el nitrato de plata,
con el cual observó había unas células con dendritas extendidas por todo el sistema
nervioso. Con este método, el español Santiago Ramón y Cajal descubrió la estructura
básica del sistema nervioso. Debido a esto, ambos ganaron en 1906 el Premio Nobel en
Fisiología y Medicina.
Durante el siglo XX se dieron numerosos descubrimientos acerca del funcionamiento del
sistema nervioso.
La teoría neuronal de Cajal supuso la mayor revolución en el campo de la neurociencia
de todos los tiempos. En el siglo XXI una de las aportaciones fundamentales de Cajal a
la neurociencia fue el descubrimiento de las sinapsis. El bello lenguaje poético de Cajal
al hablar de las conexiones entre las neuronas no tuvo el éxito del término sinapsis
acuñado por Sherrington. Pero fue Cajal quien descubrió la estructura e interpretó,
correctamente, su función. Las sinapsis ejercen un papel fundamental en la teoría
neuronal. Cajal describió la organización topográfica básica de circuitos neuronales
completos y esta descripción anatómica iba siempre acompañada de una interpretación.
Hoy sabemos que efectivamente que los campos receptores de las neuronas se
expanden o se retraen, dependiendo de su uso. Para que no quepa duda de que Cajal
creía en la plasticidad sináptica, citemos sus palabras publicadas en la Revista de
Ciencias Médicas en 1894: “
...la corteza cerebral semeja un jardín poblado de innumerables árboles, las células
piramidales, que gracias a un cultivo inteligente pueden multiplicar sus ramas, hundir
más lejos sus raíces y producir flores y frutos cada día más exquisitos”.

Los estudios de Cajal y Tello sobre la degeneración y regeneración cerebral sentaron las
bases para comprender los fenómenos neurodegenerativos. Es una experiencia
recomendable leer ahora estos estudios para darse cuenta de lo sorprendentemente
actuales que resultan.

No cabe ninguna duda de que la obra científica de Cajal sigue plenamente viva y de que
su figura es la más importante en toda la historia de la neurociencia. Como se ha
mencionado al principio, el paradigma científico establecido por Cajal sigue siendo el
marco conceptual que se utiliza hoy para abordar todos los estudios del sistema nervioso.
Hasta ahora ha servido para interpretar la estructura y el funcionamiento del cerebro y
tanto la neuropatología como la neurología se basan en él. Pero aún quedan muchas
fronteras por cruzar en el estudio del cerebro.

Howard Gardner fue quien con su modelo reconoce a otras capacidades humanas el
mismo valor que tradicionalmente se había concedido exclusivamente a las verbales y
matemáticas, principalmente (una concepción reduccionista de la inteligencia, producto
del contexto histórico educativo y social en que surgió). Gardner, en cambio, nos habla
de distintas formas de ser inteligente, relativizando el estigma asociado, en la concepción
reduccionista, a la falta de capacidad y que implicaba un ordenamiento cuantitativo de
los individuos, que incluso, se pretendió como justificación de la estructura social
desigualitaria (la superioridad intelectual por sexo y raza).

La teoría de las inteligencias múltiples es un modelo propuesto en su libro de 1983.


Gardner define la inteligencia como la «capacidad mental de resolver problemas y/o
elaborar productos que sean valiosos en una o más culturas
Primero, amplía el campo de lo que es la inteligencia y reconoce lo que se sabía
intuitivamente: que la brillantez académica no lo es todo. A la hora de desenvolverse en
la vida no basta con tener un gran expediente académico. Hay gente de gran capacidad
intelectual pero incapaz de, por ejemplo, elegir bien a sus amigos; por el contrario, hay
gente menos brillante en el colegio que triunfa en el mundo de los negocios o en su vida
privada. Triunfar en los negocios, o en los deportes, requiere ser inteligente, pero en
cada campo se utiliza un tipo de inteligencia distinto. Ni mejor ni peor, pero sí distinto.
Dicho de otro modo: Einstein no es más ni menos inteligente que Michael Jordan,
simplemente sus inteligencias pertenecen a campos diferentes.
1) Inteligencia lingüística
Es considerada una de las más importantes. En general se utilizan ambos hemisferios
del cerebro y es la que caracteriza a los escritores. El uso amplio del lenguaje ha sido
parte esencial para el desarrollo de este tipo de inteligencia.
Aspectos biológicos: un área específica del cerebro llamada “área de Broca” es la
responsable de la producción de oraciones gramaticales. Una persona con esa área
lesionada puede comprender palabras y frases sin problemas, pero tiene dificultades
para construir frases más sencillas. Al mismo tiempo, otros procesos mentales pueden
quedar completamente ilesos.
Capacidades implicadas: capacidad para comprender el orden y el significado de las
palabras en la lectura, la escritura y, también, al hablar y escuchar.
Habilidades relacionadas: cablar y escribir eficazmente.
Perfiles profesionales: líderes políticos o religiosos, poetas, vendedores, escritores, etc.
2) Inteligencia musical
También conocida como “buen oído”, es el talento que tienen lo grandes músicos,
cantantes y bailarines. La fuerza de esta inteligencia radica desde el mismo nacimiento
y varía de igual manera de una persona a otra. Un punto importante en este tipo de
inteligencia es que por fuerte que sea, necesita ser estimulada para desarrollar todo su
potencial, ya sea para tocar un instrumento o para escuchar una melodía con
sensibilidad.
Aspectos biológicos: ciertas áreas del cerebro desempeñan papeles importantes en la
percepción y la producción musical. Éstas, situadas por lo general en el hemisferio
derecho, no están localizadas con claridad como sucede con el lenguaje. Sin embargo,
pese a la falta de susceptibilidad concreta respecto a la habilidad musical en caso de
lesiones cerebrales, existe evidencia de “amusia” (pérdida de habilidad musical).
Capacidades implicadas: capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos.
Habilidades relacionadas: crear y analizar música.
Perfiles profesionales: músicos, compositores, críticos musicales, etc.
3) Inteligencia lógica matemática
Quienes pertenecen a este grupo, hacen uso del hemisferio lógico del cerebro y pueden
dedicarse a las ciencias exactas. De los diversos tipos de inteligencia, éste es el más
cercano al concepto tradicional de inteligencia. En las culturas antiguas se utilizaba éste
tipo de inteligencia para formular calendarios, medir el tiempo y estimar con exactitud
cantidades y distancias.
Capacidades implicadas: capacidad para identificar modelos, calcular, formular y
verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo.
Habilidades relacionadas: capacidad para identificar modelos, calcular, formular y
verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo.
Perfiles profesionales: economistas, ingenieros, científicos, etc.
4) Inteligencia espacial
Esta inteligencia la tienen las personas que puede hacer un modelo mental en tres
dimensiones del mundo o en su defecto extraer un fragmento de él. Esta inteligencia la
tienen profesiones tan diversas como la ingeniería, la cirugía, la escultura, la marina, la
arquitectura, el diseño y la decoración. Por ejemplo, algunos científicos utilizaron bocetos
y modelos para poder visualizar y decodificar la espiral de una molécula de ADN.
Aspectos biológicos: el hemisferio derecho (en las personas diestras) demuestra ser la
sede más importante del cálculo espacial. Las lesiones en la región posterior derecha
provocan daños en la habilidad para orientarse en un lugar, para reconocer caras o
escenas o para apreciar pequeños detalles.
Los pacientes con daño específico en las regiones del hemisferio derecho, intentarán
compensar su déficit espacial con estrategias lingüísticas: razonarán en voz alta, para
intentar resolver una tarea o bien se inventarán respuestas. Pero las estrategias
lingüísticas no parecen eficientes para resolver tales problemas.
Las personas ciegas proporcionan un claro ejemplo de la distinción entre inteligencia
espacial y perspectiva visual. Un ciego puede reconocer ciertas formas a través de un
método indirecto, pasar la mano a lo largo de un objeto, por ejemplo, construye una
noción diferente a la visual de longitud. Para el invidente, el sistema perceptivo de la
modalidad táctil corre en paralelo a la modalidad visual de una persona visualmente
normal. Por lo tanto, la inteligencia espacial sería independiente de una modalidad
particular de estímulo sensorial.
Capacidades implicadas: capacidad para presentar ideas visualmente, crear imágenes
mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos.
Habilidades relacionadas: realizar creaciones visuales y visualizar con precisión.
Perfiles profesionales: artistas, fotógrafos, arquitectos, diseñadores, publicistas, etc.
5) Inteligencia corporal – kinestésica
Los kinestésicos tienen la capacidad de utilizar su cuerpo para resolver problemas o
realizar actividades. Dentro de este tipo de inteligencia están los deportistas, cirujanos y
bailarines. Una aptitud natural de este tipo de inteligencia se manifiesta a menudo desde
niño.
Aspectos biológicos: el control del movimiento corporal se localiza en la corteza motora
y cada hemisferio domina o controla los movimientos corporales correspondientes al lado
opuesto. En los diestros, el dominio de este movimiento se suele situar en el hemisferio
izquierdo. La habilidad para realizar movimientos voluntarios puede resultar dañada,
incluso en individuos que puedan ejecutar los mismos movimientos de forma refleja o
involuntaria. La existencia de apraxia específica constituye una línea de evidencia a favor
de una inteligencia cinética corporal.
Capacidades implicadas: capacidad para realizar actividades que requieren fuerza,
rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio.
Habilidades relacionadas: utilizar las manos para crear o hacer reparaciones, expresarse
a través del cuerpo.
Perfiles profesionales: escultores, cirujanos, actores, modelos, bailarines, etc.
6) Inteligencia intrapersonal
Este tipo de inteligencia nos permite formar una imagen precisa de nosotros mismos; nos
permite poder entender nuestras necesidades y características, así como nuestras
cualidades y defectos. Y aunque se dijo que nuestros sentimientos si deben ayudar a
guiar nuestra toma de decisiones, debe existir un límite en la expresión de estos. Este
tipo de inteligencia es funcional para cualquier área de nuestra vida.
Aspectos biológicos: los lóbulos frontales desempeñan un papel central en el cambio de
la personalidad, los daños en el área inferior de los lóbulos frontales puede producir
irritabilidad o euforia; en cambio, los daños en la parte superior tienden a producir
indiferencia, languidez y apatía (personalidad depresiva).Entre los afásicos que se han
recuperado lo suficiente como para describir sus experiencias se han encontrado
testimonios consistentes: aunque pueda haber existido una disminución del estado
general de alerta y una considerable depresión debido a su estado, el individuo no se
siente a sí mismo una persona distinta, reconoce sus propias necesidades, carencias,
deseos e intenta atenderlos lo mejor posible.
Capacidades implicadas: capacidad para plantearse metas, evaluar habilidades y
desventajas personales y controlar el pensamiento propio.
Habilidades relacionadas: meditar, exhibir disciplina personal, conservar la compostura
y dar lo mejor de sí mismo.
Perfiles profesionales: individuos maduros que tienen un autoconocimiento rico y
profundo.
7) Inteligencia interpersonal
Este tipo de inteligencia nos permite entender a los demás. Esta basada en la capacidad
de manejar las relaciones humanas, la empatía con las personas y el reconocer sus
motivaciones, razones y emociones que los mueven. Esta inteligencia por sí sola es un
complemento fundamental de las anteriores, porque tampoco sirve de nada si obtenemos
las mejores calificaciones, pero elegimos mal a nuestros amigos y en un futuro a nuestra
pareja. La mayoría de las actividades que a diario realizamos dependen de este tipo de
inteligencia, ya que están formadas por grupos de personas con los que debemos
relacionarnos. Por eso es indispensable que un líder tenga este tipo de inteligencia y
además haga uso de ella.
Aspectos biológicos: todos los indicios proporcionados por la investigación cerebral
sugieren que los lóbulos frontales desempeñan un papel importante en el conocimiento
interpersonal. Los daños en esta área pueden causar cambios profundos en la
personalidad, aunque otras formas de la resolución de problemas puedan quedar
inalteradas: una persona no es la misma después de la lesión.
Capacidades implicadas: trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar
problemas.
Habilidades relacionadas: capacidad para reconocer y responder a los sentimientos y
personalidades de los otros.
Perfiles profesionales: administradores, docentes, psicólogos, terapeutas.
8) Inteligencia naturalista
Este tipo de inteligencia es utilizado al observar y estudiar la naturaleza. Los biólogos
son quienes más la han desarrollado. La capacidad de poder estudiar nuestro alrededor
es una forma de estimular este tipo de inteligencia, siempre fijándonos en los aspectos
naturales con los que vivimos.
En 1995, esta inteligencia se añadió. Por lo tanto, antes se hablaba de los 7 tipos de
inteligencia de Gardner.
Y la Inteligencia número Nueve sigue siendo estudiada en la actualidad.
Es conveniente conocer las ciencias afines a la neurociencia que van de la mano de la
misma y juntas han hecho un extraordinario trabajo gracias a sus estudiadores, ellas son:
Neurociencia Cognitiva
Neurobiología
Neuroanatomía
Neuropsicología
Neurolingüística
Neurología
Neurotecnologia
Neurodesarrollo
Entre otras muchas.
Cuando los científicos comprendieron la estructura de los genes y cómo la información
que portaban se traducía en funciones o características, comenzaron a buscar la forma
de aislarlos, analizarlos, modificarlos y hasta de transferirlos de un organismo a otro para
conferirle una nueva característica. Justamente, de eso se trata la ingeniería genética,
que se podría definir como un conjunto de metodologías que permite transferir genes de
un organismo a otro y expresarlos (producir las proteínas para las cuales estos genes
codifican) en organismos diferentes al de origen.
Severo Ochioa y su grupo en 1955, conseguía sintetizar, por primera vez en el tubo de
ensayo, el ARN (ácido ribonucleico), la molécula que posibilita la transformación del ADN
en proteínas, con la ayuda de un enzima, la polinucleótido fosforilasa, descubierta y
purificada previamente en su laboratorio. Ochoa vió rápidamente la transcendencia de
estos trabajos y más tarde lo explicó de este modo: Una enzima aislada del
microorganismo Azotobacter vinelandii, cataliza la síntesis de polinucleótidos altamente
polimerizados a partir de los 5 nucleósidos difosfato con liberación de ortofosfato. Fácil
es imaginar mi emoción cuando me di cuenta de lo que realmente ocurría. Un polímero
de alto peso molecular, análogo al ARN, había sido sintetizado por primera vez fuera de
la célula, mediante una reacción enzimática. Por estos trabajos, fue galardonado con el
Premio Nobel de Fisiología y Medicina, en 1959.
Por este descubrimiento, la llave que abrió las puertas de la Ingeniería Genética, de las
técnicas de clonación y más recientemente, del nacimiento de Dolly, la primera oveja
clonada, los Dres. Nirenberg y Khorana recibieron el Premio Nobel de Medicina, en 1968.
Ochoa mereció pues compartir ese premio, que hubiera significado su segundo Premio
Nobel. Llegado ese momento, el ansia por investigar, que para Ochoa era "arrancarle
secretos a la vida", no cesó y continuó estudiando los mecanismos de la expresión génica
de los virus ARN, la biosíntesis de proteínas en bacterias y finalmente, la regulación de
la síntesis de proteínas en células superiores.
El experimento que dio la vida de Dolly significó un importante avance científico para la
humanidad, por su contribución a la lucha para combatir ciertas enfermedades,
especialmente el cáncer y por mejorar la elaboración de algunos fármacos y facilitar la
selección de linajes en la ganadería. Con la clonación se abrieron también otras
posibilidades de investigación, como la copia de animales transgenicos, es decir
genéticamente modificados, para crear razas enteras con características predefinidas,
de modo que, por ejemplo, fueran resistentes a los virus.
El enorme adelanto para la ciencia que supuso la clonación de la oveja Dolly reabrió en
el mundo científico el debate sobre la posibilidad de clonar seres humanos y planteo
graves interrogantes éticos, poniendo de manifiesto la necesidad de llenar el vacío legal
existente en relación con los avances de la ingeniería genética.
Científicos demuestran, además, que la eliminación de un gen aumenta el efecto de los
antidepresivos y mejora de manera directa el estado de ánimo. Un equipo de
investigadores estadounidenses ha descubierto que un tipo concreto de manipulación
genética permite incrementar la creación de nuevas neuronas en el cerebro, así como
potenciar el efecto de los antidepresivos en el estado de ánimo. El hallazgo sugiere que
la manipulación genética podría mejorar de manera directa estados como la ansiedad o
la depresión.

El procedimiento consiste normalmente en:


Aislamiento de un gen
Manipulación del gen para hacer alguna modificación
Introducción del gen modificado en algún organismo.
Hay consecuencias negativas respecto a este procedimiento de Ingeniería Genética Esta
ingeniería es utilizada tanto en animales como en humanos, pero no todo puede ser
perfecto. Es contraproducente ya que, Toda la información genética está almacenada en
cada célula de nuestro cuerpo. El material genético que contiene esta información es el
ADN, comprimido y empaquetado en unas estructuras alargadas visibles al microscopio
llamadas cromosomas. Los genes son fragmentos de la cadena de ADN con
instrucciones específicas para la producción de diferentes proteínas que controlan el
desarrollo y el funcionamiento de nuestro organismo.
La integridad de la información genética es fundamental para el desarrollo y el
funcionamiento normal del organismo. Tanto si hay material genético de más como si lo
hay de menos, es muy posible que se produzcan anomalías físicas o mentales. La falta
de un pedazo de un cromosoma implica la pérdida de un número variable de genes, y
tendrá consecuencias para la salud y el desarrollo de esa persona o su generación.
ANEXOS
NEUROLOGIA EN EL ANTIGUO EGIPTO
TREPANACIONES

MOMIFICACION EN EL ANTIGUO EGIPTO


PAPIRO DE EDWIN SMITH
CEREBRO EN EL ANTIGUO EGIPTO
ARISTOTELES

HIPOCRATES
4 ELEMENTOS QUE DESCRIBEN LA PERSONALIDAD DE LOS INDIVIDUOS
MENTE – CUERPO

DIBUJOS DE LEONARDO DA VINCI ANATOMICOS


INGENIERIA GENETICA