You are on page 1of 4

UNIVERSIDAD FERMIN TORO

FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y POLÍTICAS


ESCUELA DE DERECHO
BARQUISIMETO, ESTADO LARA

LOS PRINCIPIOS DE LA REDACCIÓN

ALUMNA:
Rosana Rolland V- 13.651.929

PROFESORA:
Lisbeth Campins

REDACCIÓN JURÍDICA
Sección SAIA-A

ABRIL, 2018
La redacción comprende la composición de textos escritos, es decir su
creación o elaboración, en los cuales se expresan los pensamientos o
conocimientos de un determinado autor, de acuerdo a su ingenio o tomando ideas
de otros autores, puede decirse también, que es un escrito en el que se desarrolla
de manera completa, clara y precisa un tema. Redactar bien es construir un escrito
con precisión, claridad, coherencia, corrección y totalidad.

En este sentido, la necesidad de redactar es indispensable en cualquier


actividad de la vida moderna, ya que, tiene mayores posibilidades de abrirse camino
en las relaciones con los demás, quien es capaz de expresarse mejor; es
determinante para la vida social. Es por esto que el hecho de redactar implica la
compresión y la expresión.

En ese orden de ideas, es bien sabido que la Redacción se basa en


Principios, los cuales son reglas o normas que orientan la acción de redactar
cabiendo las facultades espirituales racionales y sexuales. Es decir, se trata de
normas de carácter general y universal, que orientan, al momento de la creación
de una obra escrita y que le darán a la misma un carácter formal o artístico,
dependiendo de la intención del autor. Según Louis Buffon, “saber leer y saber
pensar, son los preliminares indispensables del arte de escribir”.

Cabe destacar que son múltiples las utilidades y aplicaciones que tiene el
expresarse de una forma correcta por escrito; desde utilizar los signos de
puntuación adecuadamente, hasta el desarrollo apropiado de temas y cuestiones
de interés tanto en la universidad como en el mundo laboral, lo cual se puede
lograr, mediante la aplicación de estos principios, los cuales serán enumerados a
continuación.

La Unidad, se basa en que cada cosa o tema a tratar, debe estar completo
y diferenciado de otros que se encuentra en el contexto.

La Autocorrección, como su nombre lo indica se relaciona con la acción y


efecto de corregirse a sí mismo, se aprende de los errores propios y de los errores
de los demás.

La Concatenación, se refriere a unir o enlazar una cosa o idea con otra,


cuidando siempre que guarden relación entre sí.

El Estilo, tiene que ver con el uso, practica, costumbre o moda. Es decir, la
manera peculiar de ejecutar una obra, propia de un artista, lo cual le adhiere tener
personalidad propia a la hora de redactar.
Lo Apropiado, se refiere a lo adecuado para el fin a que se destina, palabras
apropiadas para cada caso, o según sea el contexto.
La Precisión es la exactitud o explicación detallada del tema con el fin de dar
mayor comprensión a las ideas que se están transmitiendo.
La Claridad es la distinción con que se percibe sensaciones e ideas, es
pensar con claridad.
La Brevedad, tiene que ver con la calidad de breve, para no extenderse
demasiado en el contenido de una idea de manera innecesaria.
La Corrección, es la acción o efecto de corregir o enmendar lo errado o
defectuoso.
La Totalidad y originalidad: Es el Conjunto de la totalidad, dando origen a
algo.
Tomando como base estos principios, obtendremos como resultado, una
composición comprensible y concisa. Es por esta razón, que la redacción literaria
tiene muchos y diversos propósitos; por ejemplo, los poetas expresan sus
sentimientos, los abogados deben expresar con claridad sus alegatos, sean de
defensa, de acusación o de sentencias, así como los cuentistas nos entretienen
con sus historias y los ensayistas analizan temas para exponer sus puntos de
vista.
En este orden de ideas, el redactar correctamente, basándose en los
principios de redacción, tiene muchos beneficios para el autor, entre algunos de
ellos podemos mencionar: Entregar excelentes exámenes escritos, con la
consiguiente posibilidad de sumar más puntos a la clasificación, el poder redactar
buenas tesis, presentar trabajos prácticos donde se requiera elaboración literaria,
para los que gusten de carreras tales como periodismo, publicidad, comunicación
social, docencia, literatura, entre otros; para poder elaborar cartas o escritos
comerciales, poder pasar con éxito pruebas laborales que incluyan, en sus
requerimientos, cultura general y capacidad de comunicación por escrito, para
ingresar en algunas universidades, solicitar y conseguir becas, poder
comunicarnos eficientemente en cualquier circunstancia, sin depender de terceros,
superar la media actual de estudiantes, que aun en grados avanzados no saben
escribir ni formular principios o preguntas por escrito respetando las reglas
básicas, obtener una calidad de redacción tal que te permita expresarte con
claridad, con orden y corrección, para el exitoso desempeño profesional, donde
poseer facilidad de expresión oral y escrita mediante el uso de un vocabulario
adecuado y una ortografía correcta se vuelve fundamental, para emplear una
redacción que esté de acuerdo con el cargo que desempeñes en el futuro.

Para concluir, podemos agregar que tanto la expresión oral como la escrita
se valen del lenguaje, y las cualidades principales del lenguaje son: corrección,
claridad, precisión, concisión, sencillez, orden aprendiendo a escribir bien en un
principio, para ayudarnos en la tarea, bien podemos considerar que escribir es
hablar sobre papel. Pero, por supuesto, recordando que hay que tomar en cuenta
siempre los principios que rigen la redacción.