You are on page 1of 6

El Diario en la investigación bíblica - teológica y pastoral

Lic. Edwin Mora Guevara

1. Introducción
El diario - como método de documentación y reflexión sobre la experiencia de fe - ha jugado
un papel importante en la historia del cristianismo. Diarios como el de San Agustín, Martín Lutero y
Juan Wesley entre otros, constituyen ejemplo de lo anterior.
La Biblia se puede imaginar como un diario. La Biblia recoge la acción de Dios en la historia
de Israel y en la historia de los primeros siglos del cristianismo. En ella hay narrativa, descripción,
alabanza, poesía, canto, liturgia, relato de hechos, emociones, sentimientos, conflictos, palabras de
paz y muchos otros elementos de un diario escrito a través de varios siglos. Ese enorme "diario
bíblico" registra los actos salvíficos de Dios, la cosmovisión e historia de un pueblo, las acciones
pastorales y la reflexión teológica en torno a ellas, y sigue siendo fundamento de nuestra fe.
En este artículo pretendemos motivar al estudiante y a la estudiante para que hagan uso de
este método, en el proceso de realizar reflexiones e investigaciones teológico-pastorales. Seguiremos
de cerca las recomendaciones de Mills (1961). El pensamiento de Floristán (l993), nos será de utilidad
para definir la relación entre la pastoral y la reflexión teológica. De igual forma, nos será de ayuda el
programa de investigación social del Ministerio de Educación Pública de Costa Rica (1990), y la
experiencia compartida por el señor Roy Richard May (1997), consignada en este artículo mediante
una entrevista.
Todo ello nos brindará elementos para la reflexión sobre el uso del método del diario o archivo
de documentación de la experiencia, en la investigación bíblica - teológica y pastoral.

2. El Diario como método para documentar vivencias


La reflexión teórica tiene su fundamento, constatación y soporte en la realidad, en la
experiencia. La experiencia a su vez se enriquece y orienta con la teoría (Floristán 1993). Los dos
elementos entrelazados conllevan a la praxis. Esto es, una práctica fundamentada por una teoría. El
trabajo académico no debe desligarse de la vivencia, de la realidad. Mills dice que "los pensadores
más admirables de la comunidad escolar . . . no separan el trabajo de sus vidas. Parecen tomar
ambas cosas demasiado en serio para permitirse tal disociación y desean emplear cada una de ellas
para enriquecer a la otra” 1 (Mills 1961, 207).
Existe una relación estrecha entre la vida cotidiana - con los pensamientos, sentimientos y
conductas, con la subjetividad de percepción de la vida - y el trabajo intelectual. Es necesario evitar
la separación entre el quehacer intelectual y la propia cotidianidad. Si lo hacemos, corremos el peligro
de disasociarnos de la vida misma, para encerrarnos en un mundo teórico, que puede resultar estéril
si la realidad y la vida no están allí como interlocutores de nuestra reflexión.
Mills (1961), hace una excitativa al investigador social a llevar un archivo, un diario, a fin de
plasmar por escrito y documentar, esa "complicada acción recíproca" (207) entre la experiencia vital

1
El énfasis es nuestro.
2

y los pensamientos que dicha experiencia genera. "Muchos escritores creadores llevan diarios; la
necesidad de pensamiento sistemático . . . lo exige" (207).

3. El diario como método de utilidad en la reflexión bíblica - teológica y pastoral


La pastoral es acto primero y la teología acto segundo (Floristán 1993). Esto es, la teología es
reflexión sobre el acto pastoral y a su vez la pastoral es acción guiada por la reflexión teológica. La
teología es acto de reflexión en interpelación constante por la acción pastoral. Existe una dialéctica
entre ambos actos que permite que la pastoral no se convierta en acto espontáneo o simple activismo,
y que la teología no quede solamente como acto teórico.
El archivo de experiencias o diario tiene una enorme utilidad en el quehacer teológico pastoral.
Si la pastoral es acto primero de acción y la teología acto segundo de reflexión, la documentación de
las experiencias, sentimientos y hechos vividos en la acción pastoral, se constituye base fundamental
para la reflexión teológica. La técnica del diario tiene aplicaciones en nuestro quehacer. El diario
puede ser punto intermedio entre la experiencia y la reflexión. Funciona como punto de enlace. Se
trata de ejercitar una forma de recopilación sistemática de experiencias que puede ser preliminar a la
reflexión.
Compartimos un ejemplo de nuestra experiencia: nos encontramos desafiados a hacer teología
litúrgica. Sentimos que hace falta la articulación de una teología litúrgica que oriente la práctica
litúrgica en el contexto de la renovación en las iglesias, y desde una perspectiva latinoamericana. La
elaboración de un diario en donde documente experiencias litúrgicas en diferentes eventos en América
Latina, en diferentes iglesias, sentimientos vividos durante esas liturgias, entrevistas, conversaciones
telefónicas, conversaciones mediante correo electrónico, párrafos de cartas, notas de libros, diálogos
espontáneos, preguntas y sugerencias de los y las estudiantes de Liturgia en varios países y contextos
latinoamericanos, nos ayudarán a sistematizar y analizar categorías teológicas y fundamentos bíblico-
teológicos para la pastoral litúrgica. En este sentido, la pastoral está siendo acto primero documentado
mediante la técnica del diario. La teología que sistematice estará siendo acto segundo, fundamentada
en ese diario entre otros muchos elementos.
Otro ejemplo de las aplicaciones del diario lo constituye un programa de la Universidad de
Long Island, Estados Unidos. Allí se desarrolla un programa completo Friends World Program
(Programa de amigos en el mundo), de estudios interdisciplinarios fundamentados en la experiencia
que viven sus estudiantes en diversos lugares del mundo. Su propósito es formar estudiantes
conscientes de los principales problemas de la realidad social. La metodología que utilizan es la
documentación experiencial -diario- que sirve de base para la reflexión teórica posterior. Los y las
estudiantes de dicha universidad llevan un diario durante toda su carrera. Este diario es supervisado
por los docentes y las docentes. Durante su carrera, el y la estudiante combina su currículo con
insumos teóricos y trabajo experiencial, participando en diversas experiencias de aprendizaje directo
y en diversos contextos alrededor del mundo. Al final del programa, con base en su diario y en los
insumos recibidos, los y las estudiantes escriben una tesis.
Tuvimos el privilegio de tener la visita de uno de sus estudiantes, el señor Roy Richard May.2
La experiencia compartida con May nos ayuda a valorar el uso de este método de documentación para
nuestra reflexión teológica. A continuación se presentan sus respuestas a nuestras preguntas.
2
Richard Roy May es boliviano-estadounidense. Hijo de Roy H. May y Janet May, profesores de la UBL. La visita y
entrevista se realizó en 1997.
3

a. Descríbenos la metodología del programa de estudios en el que estás matriculado.


El propósito de este programa es fomentar estudiantes con una visión global, conciencia
social e interés por comprender y hacer propuestas frente a diversos problemas mundiales.
El programa (Friends World Program), tiene ocho centros en todo el mundo. Es un
programa de estudios descentralizado en el contexto seleccionado por el estudiante. El
estudiante tiene que llevar un diario durante todo su programa, que ser la base de su tesis.
b. De acuerdo con tu experiencia, ¿qué es un diario?
El diario es un método de documentación de la experiencia. Es mantener un escrito, un
documento de experiencias vividas durante un tiempo. Se pueden usar fotos, mapas,
dibujos como elementos del diario. El diario es un lugar desde donde puedo
reflexionar, pensar por escrito sobre las experiencias vividas.3
c. ¿Qué implica escribir un diario?
Implica pasión, disciplina, observación, memoria de los eventos, interés.
d. El diario que escribiste fue sobre las estructuras de poder en dos Organizaciones No-
Gubernamentales, una de estructura "piramidal" y otra de estructura "democrática",
¿Cuál fue tu estrategia como investigador?
Mi estrategia fue presentarme como voluntario, observando mi función dentro de cada
organización, dentro de cada esquema de poder, mi rol, la interrelación entre los niveles a
partir de mi experiencia sobre quién tenía el poder sobre mi y en la institución.
Documentaba todo eso.
e. ¿Qué documentas en tu diario?
Incidentes, sentimientos, tensiones, conflictos y los sentimientos propios.
f. ¿Podemos afirmar que es imposible documentar hechos "objetivos" sin nuestra propia
subjetividad presente?
Si, considero que las emociones o sentimientos son hechos objetivos también. Son parte
de mí, existen.
g. ¿Cómo valora usted la subjetividad?
Para mí la subjetividad es válida, es un elemento constitutivo del ser humano y su
percepción del entorno.
h. ¿Qué recomendaciones daría usted desde su experiencia para la elaboración de un
diario?
Comenzar a escribir es la parte más difícil. Escribir los primeros días. Hay que ser
persistente, tomar apuntes cada día, desarrollar la agudeza de la observación, escribir las
cosas tal y como surgen en el pensamiento.
i. ¿Cuál etapa sigue después de escribir un diario?
Cuando terminé‚ de escribir mi diario, tomé distancia tres meses pues había situaciones
allí reflejadas que implicaban emociones difíciles. Después lo empecé‚ a leer trayendo a

3
El énfasis es nuestro.
4

mi mente la experiencia y con base a este trabajo tomé elementos para desarrollar una tesis
sobre estructuras de poder, usando el diario como fundamentación y evidencia. Sin
embargo, la reflexión no es solamente posterior a la finalización de la escritura del
diario, porque dentro del mismo diario hay reflexión sobre las experiencias vividas,
fundamentada con otros elementos.4

4. Recomendaciones para la elaboración del Diario


a. No tener miedo de escribir
No hay que temer documentar en un diario - de forma conjunta e interrelacionada - la
experiencia personal y las actividades académico-intelectuales o profesionales. "En ese archivo,
ustedes como trabajadores intelectuales, procuren reunir lo que están haciendo intelectualmente
y lo que están experimentando como personas. No teman emplear su experiencia y relacionarla
directamente con el trabajo en marcha5 (Mills 1961, 207).
(1) Una libreta de anotaciones
El diario se elabora en una libreta de apuntes. De forma paralela con el trabajo intelectual de
leer, debatir, discutir en la clase, se anotan en la libreta aquellos sucesos que nos impresionen
fuertemente, ideas que emergen de la experiencia, sentimientos frente a hechos. Todo ello se debe
documentar en el diario antes de que se desvanezcan en nuestra mente o se escondan en nuestro
inconsciente. En esa libreta también se pueden consignar poesías, dibujos, fotos alusivas a lo que
deseamos expresar, pensamientos, entre otros.
(2) Función terapéutica
Algunas personas llevan un diario de su vida. Es común en la adolescencia. Esto permite la
expresión de sentimientos. Además de jugar un papel terapéutico frente a impresiones fuertes - por el
acto de liberar y expresar sentimientos mediante la escritura- el diario nos ayuda también a formarnos
el hábito de escribir. "No pueden tener la mano diestra si no escriben algo por lo menos cada semana"
(Mills 1961, 207).
(3) "Lluvia de ideas"
Llevar un diario, es poner por escrito la "lluvia de ideas" que nos surgen en torno a un tema o
temas de investigación o en relación con la vivencia misma. El poner todo esto por escrito nos ayudará
después a delimitar el enfoque que queremos dar en el tratamiento de algún tópico de investigación,
si se trata de un diario previo a un trabajo de este tipo.
b. Ser organizados u organizadas
Al elaborar un diario, es necesario organizar dicho archivo de forma sistemática. Es como
organizar una agenda de investigación. Dicha organización va surgiendo de la experiencia misma,
clasificando lo que se va documentando. Así lo señala Mills,
Bajo diversos encabezados hay en sus archivos ideas, notas personales, resúmenes de libros,
notas bibliográficas y esbozos de proyectos. Es supongo yo, cuestión de hábito arbitrario,

4
El énfasis es nuestro.
5
El énfasis es nuestro.
5

pero creo que les resultaría bien clasificar todos esos elementos en un fichero de proyectos
con muchas subdivisiones (Mills 1961, 209).
c. Tomar notas
Es importante tomar notas de "todo libro que merezca ser leído" (Mills 1961, 209). Las notas
pueden tratar de captar la estructura del razonamiento del autor o bien, más que tomar notas de libros
enteros, tomar notas de ideas, temas, asuntos particulares en los que estemos interesados de acuerdo
a la organización de nuestro diario.
d. Registrar observaciones y notas de campo
La actividad de registrar debe iniciarse desde los primeros contactos con la experiencia que
se quiere documentar. "El registro de observaciones y de la información proveniente de otras fuentes
(por ejemplo, conversaciones informales), debe hacerse tan pronto como sea posible." (MEP 1990,
119) Estos registros no solo se efectúan durante el trabajo de campo, sino también después al recordar
o trabajar acontecimientos y sentimientos significativos no anotados.
Debe recordarse también aquí, la necesidad de distinguir en las anotaciones y registros las
partes que corresponden a descripciones, propiamente tales, de las interpretaciones y aclaraciones del
observador. En la medida también de lo posible, las palabras de otras personas deben reproducirse
fielmente (forma y contenido) entre comillas y haciendo la respectiva referencia. (MEP 1990)
e. Estructura de las notas y registros
Es importante que el autor o la autora del diario guarden orden y regularidad en el registro de
sus notas. Para esto se ofrecen las siguientes recomendaciones:
(1) Identificar la página: Identificación completa, fecha, tiempo de observación, lugar,
circunstancias especiales.
(2) Diagramación: Diagramas y dibujos simples de los lugares en los que se hacen observaciones,
ubicación de las personas y objetos. Esto en el caso de que se desee documentar una visita a
algún lugar especial de observación.
(3) Notas al margen: Las hojas de registro deben tener márgenes suficientes para hacer anotaciones
aclaratorias, hipótesis tentativas y otras anotaciones de utilidad en la etapa de análisis del material
recogido.
(4) Diferenciación de temas: Anotaciones que permitan separar e identificar actividades o
situaciones diferentes.

5. Conclusión
La reflexión bíblica - teológica y pastoral se nutre de muchas fuentes. El acompañamiento
pastoral a niños y niñas, mujeres, jóvenes, varones, la participación litúrgica, la participación de la
iglesia en la comunidad, las experiencias de oración, de estudio de la Biblia desde nuevas
perspectivas, el trabajo docente de la iglesia, las experiencias que surgen en los diversos caminos de
la educación teológica, son solo algunos ejemplos de experiencias a partir de las cuales se puede
reflexionar.
Ante esta variedad, es necesario documentar la experiencia (como acto primero) para
reflexionar sobre ella (como acto segundo) y a su vez propiciar que dicha reflexión se convierta en
6

teoría práctica (Floristán 1993). El método de documentación llamado diario o archivo sobre la
experiencia, nos permite en el momento de la reflexión, tener elementos, criterios y fundamentos para
tejer la reflexión con la vida.
Tanto los aportes teóricos y las recomendaciones, así como la experiencia de May son valiosos
para comprender la importancia y utilidad para nuestra investigación bíblica - teológica y pastoral, de
este método. Esperamos que el y la estudiante se sirvan de este instrumento.

6. Bibliografía
Floristán, Casiano. 1993. Teología Práctica. Teoría y praxis de la acción pastoral. Salamanca:
Sígueme.
Mills, Wright C. 1961. La imaginación sociológica. México: Fondo de Cultura Económica.
Ministerio de Educación Pública. 1990. Métodos de investigación social. San José: MEP.