You are on page 1of 1

Ligamento:

En la curva esfuerzo-deformación se puede ver la “toe región” o región basal, que


comienza cuando se aplica una carga y hay una fase de rectificación de las fibras que
no están inicialmente extendidas hasta su longitud máxima. En este punto, la
deformación mostrada aumenta sin esfuerzo aparente. A partir de este momento,
cuando las fibras alcanzan su longitud total, se comienza a registrar un aumento del
esfuerzo. Luego, cuando el tejido ya no puede resistir la carga impuesta, es decir la
carga se aleja del rango fisiológico, se produce una falla microscópica y por ende una
ruptura de las fibras del ligamento. Se aprecian tres zonas: I: región basal o "toe",
donde las fibras no están completamente extendidas; II: zona lineal, las fibras se
extienden hasta alcanzar su elongación total y desde ahí comienza a aumentar el
esfuerzo proporcionalmente a la deformación; III: zona plástica, ya hay ruptura de las
fibras hasta que se llega a la ruptura completa. La región “toe” o basal termina
aproximadamente al 2% de la tensión cuando todas las fibras cruzadas se enderezan.
Es seguido por una región lineal, en la cual las fibras de colágeno responden
linealmente para cargar. Si la tensión es inferior al 4%, el ligamento volverá a su
longitud original cuando se descargue. Entre el 4 y el 8 por ciento de la tensión, las
fibras de colágeno comienzan a deslizarse una sobre otra a medida que los enlaces
cruzados comienzan a fallar, lo que da como resultado una falla microscópica. Si la
tensión es más del 8%, se produce una falla macroscópica
Tendon:
Cuando se presenta la sobrecarga en el tendón, las fibras de colágeno deslizadas
entre sí se estiran una tras otra, adoptan un carácter más rígido y la curva de
deformación adquiere una característica lineal. Al aumentar la carga, se produce un
daño estructural y una falla de la fibrilla, alcanzando así la región de fluencia/cedencia
y falla, caracterizada por una deformación plástica con una rigidez y una deformación
disminuidas. El punto de transición entre las regiones lineal y de falla se denomina
límite elástico o punto de fluencia.
Hueso:
Esta curva muestra cómo a medida que es aplicada la carga se va produciendo una
deformación que no es permanente porque con la descarga la estructura recupera su
estado inicial. Al aumentar la carga las fibras más externas comienzan a tensarse en el
mismo punto (límite elástico). Si se excede este límite la estructura cambia a un
comportamiento plástico, que puede verse en la segunda sección de la curva.
Finalmente si la carga es aumentada de manera progresiva la estructura termina por
colapsar (fractura).
Cartilago:
La respuesta del cartílago a una carga sigue un comportamiento viscoelástico es decir,
depende de la deformación de la matriz sólida y del fluido intersticial a través de los
poros y de la matriz sólida permeable en el tiempo. Cuando desaparecen las cargas, el
cartílago re-absorbe el fluido exudado y recupera sus dimensiones iniciales.