You are on page 1of 4

Primer Año Universitario

Teoría de la Educación

REDES SOCIALES

Lic. Silvia Fafasuli

La sociedad es la que estamos inmersos se caracteriza por el individualismo, por la


falta de participación y preocupación por las necesidades de otros, pero a pesar de
esto, se puede observar que muchas instituciones se aúnan para trabajar juntas, para
dar solución a ciertas demandas y necesidades de las comunidades en las cuales
están involucrados.
A esta unión de instituciones o personas, con un fin en común la denominamos Red
Social; a cada uno de los integrantes de la red se los denomina nodos.
Podemos definir a las Redes Sociales de la siguiente manera:
Las Redes son formas de Interacción social, definida como un intercambio
dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos de complejidad.
Un sistema abierto y en construcción permanente, que involucra a conjuntos
que se identifican con las mismas necesidades y problemáticas y que se
organizan para potenciar los recursos que poseen.
El concepto de Red Social implica un proceso de construcción permanente tanto
individual como colectiva. Cada miembro de una familia, institución o grupo se
enriquece a través de las múltiples relaciones que cada uno de los otros desarrolla.
Los diversos aprendizajes que una persona realiza se potencian cuando son
socialmente compartidos en procura de solucionar un problema común.
Lo planteado anteriormente lleva a redefinir el concepto de Realidad, concibiéndola
como una Construcción Social, asumiendo que esta es una perspectiva y “no” una
verdad; poder pensar esta realidad en términos de relaciones, de pautas a conectar.
En la concepción de red social cada nodo presenta su perspectiva su perspectiva de
la realidad que será confrontada, replanteada y ampliada ante la perspectiva de los
otros. Esto va a permitir
comenzar a ver las necesidades y problemas a enfrentar desde una nueva mirada,
desde diferentes puntos de vista.
También esta concepción lleva a redefinir el concepto de Sujeto, este deja de ser
tomado como lo dado biológicamente para ser considerado como aquel que se
construye en un medio social humano, en un mundo complejo. Realizando un análisis
de la sociedad se observa que no existen sujetos aislados, sino individuos que están
inmersos en diferentes ámbitos sociales y en cada uno de estos ámbitos cumplirá un
rol determinado y diferente.
Al conformarse una red social pueden observarse diferentes momentos que irán
marcando su historia y la posibilidad de cumplir con el fin para el que fueron creadas;
estos momentos pueden ser:
1. El primer paso a realizar es la Organización: cuando pensamos en las redes
muchas veces estas se nos presentan sin bordes rígidos ya que hay cosas que vienen
pasando previamente en cada uno de los nodos y es bueno recordar que el inicio de
la red no es borrón y cuenta nueva, sino sumatoria de experiencias. Cuando las redes
tienen bordes borrosos suelen denominárselas “redes informales”; cuando los límites
son rígidos, es posible que estemos ante una organización autoritaria, con procesos
de burocratización.
2. El segundo paso es la definición del problema o necesidad: cuando el problema
o la necesidad son correctamente definidos para todos los integrantes de la red el
camino hacia la resolución se hace factible.
3. Un tercer momento está constituido por la generación de una historia en común:
plantear las cosas que los unen, las diferencias, los intereses, los logros, las pérdidas
de cada nodo. También es fundamental incluir el rastreo de los resultados obtenidos
en los intentos de solucionar el problema y dónde ubican los obstáculos. Explorar
todas las voces y las perspectivas.
4. Es entonces cuando surge en el cuarto momento la oportunidad de dar lugar al
surgimiento de propuestas alternativas: posibilitar modos alternativos de describir y
encontrar soluciones, de armar una nueva historia común que surge de las historias
alternativas anteriores.
5. El último momento está centrado en la consolidación de alternativas: llevar a la
práctica las propuestas introduciendo las modificaciones necesarias, probar diferentes
estrategias, equivocarse compartiendo esta posibilidad con otros hasta encontrar la
manera de dar respuesta a las necesidades.

Red Familia-Escuela
Al hablar de la red Familia-Escuela, habrá que partir de pensar en la gran variedad de
familias que conforman nuestra sociedad hoy: biparentales, monoparentales,
extensas, migrantes, ensambladas, etc.
Estas diferentes familias llegarán a la escuela con expectativas y demandas, con
ideales diferentes en cuanto a la escolaridad de su hijo, con un modo particular de
comunicarse con los docentes.
La escuela, a su vez, tendrá que plantear si considera importante la participación de
los padres para su funcionamiento y si favorece el encuentro entre docentes y padres
para que tomen conciencia mutua de su papel en la educación de los niños.
Muchas veces existen ciertos recelos, tanto por parte de los docentes como de las
familias para trabajar unidos, lo que plantea problemas a la hora de elaborar un
proyecto que los aúne en un mismo fin. La elaboración de un proyecto en común
requiere, a veces, la modificación por parte de la familia y de los docentes de sus
creencias con respecto a quién o cómo educar.
En el proceso de humanización y educación, tanto la familia como la escuela cumplen
una función esencial, pera cada uno dentro de su ámbito de actuación. Escuela y
familia tienen su propio sello de identidad, así como funciones y responsabilidades
delimitadas, por lo que no cabe que entren en conflicto.
Familia, escuela y otros agentes sociales, al unirse como red social, tienen que
cuestionarse las finalidades que pretenden y plantearse: qué tipo de hombre quieren
educar, que sociedad futura quieren construir, qué educación dan y qué educación es
preciso dar para preparar al ciudadano de mañana, así como qué escuela han de
poner en marcha para responder a este tipo de educación; en definitiva, que proyecto
educativo quieren llevar a cabo.
Un aspecto importante para que esta red funcione correctamente y se puede
concretar el proyecto planteado es el intercambio entre docentes y familia; esto
constituye a favorecer sus relaciones y a compartir su acción educativa en ámbitos
más concretos como: 1) conocer al menor y su actuación en el otro contexto, familiar
o escolar; 2) establecer pautas educativas comunes que den coherencia las reglas y
normas que se aplican al niño, tanto en la familia como en el aula; 3) ofrecer a las
familias estrategias y modos de actuar con el niño; 4) conocer la labor educativa de la
escuela.
Es importante que la familia conozca y valore el trabajo que el docente realiza y que el
docente comprenda las presiones a las que la familia se encuentra sometida para que
esta red pueda cumplir su función.
Ante la complejidad de la sociedad actual, ambas instituciones han de comprometer
sus esfuerzos para diseñar planes de actuación conjunta, que respondan a las
demandas generadas por los cambios sociales, culturales y tecnológicos. Cambios
que reclaman enfoques globales para educar. Ningún entorno educa integralmente,
sino que es necesaria la complementariedad, la colaboración y la suplencia.
Referencias Bibliográficas
Dabas, E. Red de Redes. Las prácticas de la intervención en redes sociales. Capítulo
I: La intervención en Red.
Coronado, M y Gómez Boulin, M (2007) La escuela ante las familias. Algunas notas básicas
para una relación saludable. En Revista Novedades Educativas. Año 19 N° 201.