You are on page 1of 12

Derecho Comercial 3 2018

3 de Marzo

Una empresa si fuese insolvente y sin posibilidad de cumplir con sus obligaciones con los medios normales
¿Qué debe hacer? Podría vender el activo de la empresa, sin embargo esto implica que la misma caiga,
por lo que surge en la actualidad una noción que se denomina ‘Viabilidad de la Empresa’, es decir, que la
empresa será susceptible de ser reorganizada, ya sea cambiando de administración o cerrar una parte de
su giro, pudiendo ser salvada.

La insolvencia se ha definido como una situación de impotencia, funcional y no transitoria que impide al
titular de la empresa, satisfacer de una manera regular y con los medios normales sus obligaciones
(Cassazione Italiana, sentencia 24 de mayo 2017)

La CS en 2008 señalo que la insolvencia es un estado económico patrimonial generalizado y crítico y no


el mero incumplimiento de las obligaciones

Esto se señala así ya que es posible que se estén cumpliendo las obligaciones de manera regular, pero en
el fondo, la empresa no tiene recursos o utiliza todas sus reservas. Ante esta situación, el derecho comercial
viene a dar una respuesta y organiza esta situación a través de procedimientos concursales y donde rige el
‘principio de igualdad de los acreedores’ salvo en caso de existir causales de preferencia entre los mismos

¿Cuáles son los tipos de juicio ejecutivo que existen en esta materia?

En esta materia, en el caso del juicio ejecutivo, rige el principio de universalidad. Todo el patrimonio del
deudor se pone a disposición de todos sus acreedores a contrario del juicio ejecutivo individual. Además
rige el principio de la per condicio creditorum o igualdad de los acreedores, ya que todos se van a pagar
de manera proporcional en relación a su crédito y el patrimonio disponible, salvo los acreedores
hipotecarios y prendarios.

¿Cuáles son las finalidades del juicio ejecutivo?

Por una parte es entregar posibilidad que la empresa se reorganice y que el insolvente pueda volver a ser
parte del mercado de consumo, y por otra es lograr satisfacer a los acreedores. Anteriormente al abrirse
una quiebra, que hoy en día se denomina liquidación, el deudor quedaba impedido de administrar su
patrimonio y quien pasaba a administrar la empresa era un tercero, denominado sindico de quiebras y
actualmente liquidador, quien ganaba sus honorarios en función de los bienes que vendía, por lo que el
sentido era vender lo máximo posible. Hoy en día el nuevo derecho concursal tiene presente entre sus
finalidades el principio de oportunidad económica para quien es el deudor, ya no siendo necesario vender
todo el patrimonio de la empresa si esta aún puede ser viable evidenciando un cambio de valores de una
concepción negativa de la quiebra hacia un nuevo comienzo de la empresa. Y además no solamente se
tiene en cuenta a los acreedores sino que también a todas las personas que puedan tener interés en la
empresa.

¿Qué se entiende por empresa insolvente?

La ley 20.720 contiene una definición de empresa deudora que ya no se adecua a lo que es una persona
deudora. Esta ley de reorganización y liquidación de empresas antes regulaba la quiebra como situación
de insolvencia de la empresa y de la persona deudora, rigiendo un solo procedimiento para ambas, con
causales más gravosas en el caso de la empresa. Sin embargo la ley actual contiene procedimientos
concursales distintos para la empresa y la persona deudora. Como el eje de esta regulación en un principio
fue la empresa la definición de empresa deudora contenida en el Art 2 ya no es suficiente y es criticable.
Derecho Comercial 3 2018

Esta señala que empresa deudora es toda persona jurídica privada con o sin fines de lucro, y toda persona
natural contribuyente de primera categoría o del n°2 del artículo 42 del decreto ley N° 824 (…)

¿Qué es una persona deudora?

La definición de persona deudora se encuentra en el Art 2 de la misma ley N°25, que señala que será toda
persona natural no comprendida en la definición de empresa deudora. Esta persona deudora
principalmente será el consumidor. En este caso se produce un problema, ya que no parece que tenga razón
de ser que el Estado ofrezca una normativa para regular el cumplimiento del consumidor si lo que el
derecho civil supone es que se cumplan las obligaciones. Esta normativa permite un nuevo comienzo para
la persona deudora y que el saldo no cubierto de sus obligaciones se extinga y de esta manera pueda volver
a la vida comercial.

5 Marzo

SITUACIÓN DE LOS ACREEDORES CONTRA LA EMPRESA/PERSONA DEUDORA O STAKEHOLDERS


(sociedad en la cual la empresa desarrolla su giro de manera particular y eficiente) ANTE LA INSOLVENCIA
DEL DEUDOR.

El derecho comercial pone en movimiento una serie de instituciones de manera de considerar todos los
intereses de la empresa y de la persona deudora ante una situación de insolvencia. Los ordenamientos
jurídicos actuales regulan la insolvencia de una manera integral ya sea de la empresa y del consumidor, lo
que implica una armonía entre los intereses de los acreedores/proveedores/trabajadores y los
consumidores.

Por otro lado, el derecho de garantía general que tienen los acreedores, de acuerdo al Art 2465 del CC
debe conjugarse con el Art 2469 del mismo cuerpo normativo en caso que los bienes del deudor no sean
suficientes, debiendo serlo a prorrata de los mismos. Este articulo consagra un principio rector del derecho
concursal, que es el de per condicio creditorum, encontrándose todos los acreedores en igualdad de
condiciones para pagarse. El derecho concursal vela por los intereses de todos los involucrados ante una
situación de insolvencia

En la actualidad también, en el Boletín Concursal, se publican las resoluciones y actividades que se


realizan durante los procedimientos concursales

INSOLVENCIA

La insolvencia se puede manifestar a través del incumplimiento, pero también puede verificarse
en ocasiones que por el momento si haya cumplimiento de las obligaciones ya sea a través de reservas u
otros medios a través de los cuales dan una imagen de normalidad. A contrario sensu es posible que la
empresa pueda encontrarse en situación de incumplimiento que no necesariamente se deba a insolvencia.
Pero un incumplimiento podría ser una antesala de una insolvencia inminente. Por ello, se define a la
insolvencia como una situación de impotencia, funcional y no transitoria que impide al titular de la
empresa, satisfacer de una manera regular y con los medios normales sus obligaciones (Cassazione
Italiana, sentencia 24 de mayo 2017)

La CS en 2008 señalo que la insolvencia es un estado económico patrimonial generalizado y


crítico y no el mero incumplimiento de las obligaciones.

En la ley actual existe una novedad en este caso, en que se permite la solicitud de la liquidación
voluntaria. En el caso de la reorganización, como otro mecanismo ante una situación de insolvencia, será
Derecho Comercial 3 2018

en aquella que tratara de reestructurar el activo y pasivo, lo que implica que la propia empresa debe darse
cuenta de esa situación y presentar los antecedentes al tribunal para solicitar la reorganización. Esta es más
preferible que la liquidación, ya que en esta un tercero, liquidador, pasa a tener la administración de la
misma, en cambio en la reorganización la empresa no pierde la administración de sus bienes, por lo tanto,
si existe viabilidad es preferible esta última opción, ya que la perdida de la administración puede culminar
en la venta de los bienes de la empresa. Generalmente se encarga al órgano judicial la constatación de una
situación de insolvencia.

En la insolvencia existe una situación de incumplimiento generalizado.

EVOLUCIÓN FORMAL DEL DERECHO CONCURSAL

Antes de la dictación de los estatutos nacionales, en Chile regía el Derecho Hispánico, con las
ordenanzas, hasta que se regulo en el Código de 1985, que incorporó la quiebra del comerciante.

En 1929, se hizo aplicable la quiebra a todo deudor, ya sea a la persona deudora como al
comerciante, siendo el mismo procedimiento, solamente en que para el comerciante regían causales
especiales más gravosas. La ley 18175 conocida como ‘Ley de Quiebras’ contuvo dos reformas relevantes,
siendo uno de aquellos los conv0enios.

En el caso de la administración concursal, en la actualidad, la ley 20720 establece una


Superintendencia de Insolvencia y Re emprendimiento, supervigilando y inscribiendo en un registro, la
actividad que se realiza en el caso de los procedimientos concursales, y los procedimientos administrativos
que tienen lugar en el caso del deudor. (Esto anteriormente lo realizaba una persona denominada síndico
de quiebras) Hoy se distingue principalmente el procedimiento sea en el caso de la empresa y sea en el
caso de la persona. El eje de la diferenciación del procedimiento es la empresa, y que sigue una tendencia
internacional de diferenciar al consumidor de la empresa

EVOLUCIÓN SUSTANCIAL DEL DERECHO CONCURSAL

Es sabido que existía una concepción negativa de la quiebra, ‘the flaw of bakruptcy’. Hoy en día
la insolvencia es considerada como una posibilidad y que forma parte de los altos y bajos de una empresa,
lo que ha implicado una evolución basada en valores, y respaldada e impulsada por el Banco Mundial y la
FMI, quien ha señalado que las leyes relativas a la insolvencia son indispensables para el funcionamiento
de os mercados globales. Lo que se pretende es el rescate de la ‘unidad productiva’ y un nuevo comienzo
del deudor, ya que todos los procedimientos concursales traen aparejada la extinción de las deudas que no
pudo ser extinguido con el procedimiento concursal respectivo.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

El derecho concursal actual se basa en el principio de igualdad, de racionalidad y de oportunidad


económica.

CARACTERÍSTICAS DEL DERECHO CONCURSAL

1. Universalidad: Rige la universalidad, siendo implicado todo el patrimonio del deudor y todos los
acreedores deben ser parte de la misma, es decir totalidad de los bienes a favor de la totalidad de
los acreedores
2. Par condicio creditorum: Igualdad de los acreedores salvo legitimas causales de prelación
3. Abolición o limitación de la disponibilidad y administración del patrimonio del deudor: Se
realizara una transferencia total o parcial de dichas facultades a órganos concursales
Derecho Comercial 3 2018

9 Marzo

OBJETIVO DE LA LEY N° 20.720 RESPECTO DE LA EMPRESA

El objetivo de la ley concursal es salvar la empresa viable, y pasar de una visión de extinción
empresarial a una visión de reorganización eficiente, reflejado en los procedimientos concursales
contemplados en la ley. Para la empresa las opciones son la reorganización y liquidación como ultima
ratio y para la persona se contempla la liquidación y la renegociación.

En general en esta materia las notificaciones se llevan a cabo a través del Boletín Concursal, que
supone una plataforma electrónica en la cual se publican las resoluciones y actuaciones que se dicten en
los procedimientos concursales.

Entre las novedades de esta ley, se configura el procedimiento concursal de liquidación voluntaria
y forzosa. Iniciar un procedimiento concursal de manera voluntaria en que se pida una reorganización o
liquidación es de parte del deudor. También fue incorporada la Ley Modelo de Insolvencia
Transfronteriza, con el objetivo de establecer medios expeditos para que exista cooperación en el caso del
comercio internacional.

La Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento por otro lado debe vigilar a los veedores
y liquidadores que llevan a cabo los procedimientos de reorganización y liquidación tanto de empresas y
personas, y también de la renegociación de la persona deudora que se lleva a cabo ante esta entidad. En el
Art 25 de la Ley se señalan ciertos deberes del veedor en el caso de la reorganización. (En el caso de la
reorganización hay que tener en consideración que la empresa no pierde la administración de la empresa)

ÓRGANOS DE LOS PROCEDIMIENTOS CONCURSALES

a. Deudor
b. Acreedores
c. Juez → Se llevan a cabo ante el juez del domicilio del deudor en un tribunal ordinario. En el Art
3 inc. final de la ley se establece que las CA deben coordinar dictación de cursos para capacitación
de derecho concursal de los jueces de letras.
d. Veedor y liquidador (Art 2 N°19 y 40) completar aquí. → En el caso del veedor se verifica una
cierta preferencia por el acreedor, pero finalmente por quien propicia es por los intereses de ambas
partes, de manera que la reorganización sea exitosa

REORGANIZACIÓN

Puede ser de carácter judicial y extrajudicial. La judicial se lleva ante el tribunal en cambio el extrajudicial
se lleva a puerta cerrada entre acreedor y deudor que se pasa ante el tribunal para una ratificación de este.
El problema que se verifica en la ley es que este acuerdo extrajudicial en vez de ser simplemente ratificado
por el tribunal o una homologación, se les entrega una ocasión o posibilidad a los acreedores de repensar
lo establecido, lo que implica un llamado a los acreedores para votar un nuevo acuerdo, dejando de lado
el acuerdo extrajudicial anterior con el deudor.

1. ACUERDO DE REORGANIZACIÓN JUDICIAL: Aquel que se suscribe entre una Empresa deudora y sus
acreedores con el fin de reestructurar sus activos y pasivos, con sujeción al procedimiento establecido en
los títulos 1 y 2 del Capítulo III. Para los efectos de esta ley, se denominara indistintamente ‘Acuerdo de
Reorganización Judicial o Acuerdo’ En ambos casos, ya sea la reorganización judicial y extrajudicial
tienen carácter preventivo de la liquidación.
Derecho Comercial 3 2018

DESARROLLO DEL PROCEDIMIENTO DE REORGANIZACIÓN JUDICIAL DE LA EMPRESA

El deudor tiene la iniciativa de comenzar el procedimiento de reorganización con la acreencia de sus


acreedores. Se debe realizar una solicitud ante el tribunal del domicilio de acuerdo al Art 54 de la ley. Al
mismo tiempo de realizar esta solicitud se debe dirigirse a la Superintendencia de Insolvencia y
Reemprendimiento para que se designe al veedor respectivo, llevando un certificado de un auditor
independiente que se basa en los antecedentes que el propio deudor le aporta, luego se realiza el
nombramiento del veedor. La Superintendencia es quien comunica el nombramiento al tribunal.

Este procedimiento se inicia finalmente con la resolución de reorganización emitida por el tribunal, la cual
permite a los acreedores y deudores negociar tranquilamente, funcionando como una protección financiera
concursal. Posteriormente el deudor debe presentar 10 días antes de la primera junta de acreedores y
deudor su propuesta de acuerdo, si esta no existe, se pasará de manera inmediata a la liquidación. Esta
propuesta puede ser aprobada con un quorum de 2/3 de los acreedores, pasando a la reorganización. Este
acuerdo obligara tanto a los acreedores contrarios y a los ausentes en función del principio de
universalidad.

- Ámbito de Aplicación: (Art 54) este procedimiento solo regirá para la empresa deudor.
- A iniciativa del deudor con el objetivo de reestructurar los activos y pasivos de acuerdo al Art 60
de la ley.
- Art 55, en cuanto a la nominación del veedor el deudor debe presentar a la superintendencia una
copia del documento y además un certificado emitido por un auditor independiente al deudor.
(completar aquí con la ley) Art 22 detalles del nombramiento del veedor
- Una vez efectuada y aceptada la nominación del veedor de acuerdo al Art 56 el deudor debe
efectuar:
1. Relación de todos sus bienes
2. Relación bienes de terceros dados en garantía del deudor
3. Relación de bienes de los cuales no es propietario
4. Certificado de acreencias
5. Si el deudor llevare contabilidad completa, presentará sus balances

Con estos antecedentes el tribunal realiza una revisión y dicta la resolución de reorganización que abre el
procedimiento. Esta resolución está contenida en el Art 57, esta protección financiera concursal contiene
tres aspectos: (Leer en detalle este artículo)

1. De carácter procesal: Se suspenden todos los juicios ejecutivos pendientes y se prohíbe la iniciación
de alguno de estos.

2. Desde punto de vista sustancial: Los contratos celebrados continúan con su vigencia y condiciones de
pago. En consecuencia no pueden terminarse anticipadamente de manera unilateral y exigirse
anticipadamente su cumplimiento.

3. Desde el punto de vista del derecho público, si el acreedor forma parte de un registro público no se lo
puede quitar de este registro si esta al día con sus obligaciones solo por el hecho de la insolvencia, y si es
discriminado por esta circunstancia por el estado, deberá la empresa ser indemnizada.

Esta protección financiera concursal se extiende por un plazo de 30 días hasta antes que se reúnan el
deudor con los acreedores.
Derecho Comercial 3 2018

12 Marzo

RESOLUCIÓN DE REORGANIZACIÓN (Art 57)

El tribunal ratifica o toma conocimiento de lo que ya ocurrió en la vía administrativa ante la


Superintendencia. Luego el contenido de esta resolución es la protección financiera concursal que tiene
entre sus efectos: Esto impide que se inicien o prosigan los juicios ejecutivos durante este periodo, ya que
al presentarse la iniciativa de abrir el procedimiento de reorganización, hay una etapa en que deudor y
acreedor se junten para que puedan negociar durante este periodo que dura 30 días, sin la amenaza que se
produzcan juicios ejecutivos de carácter individual. En este periodo el deudor debe presentar una propuesta
a los acreedores con 10 días de anticipación de la junta de acreedores para que sea estudiada por los
mismos. En la resolución de reorganización se ordena que debe hacer esta propuesta y si no es presentada,
el tribunal decretara la liquidación

Entre otros de sus efectos, todos los contratos suscritos con el deudor mantendrán su vigencia y
condiciones de pago y no se podrá pedir el cumplimiento de manera anticipadamente, invocando como
causal el inicio de un procedimiento de reorganización. El deudor debería pedir por vía incidental que se
sancione al acreedor que pida el cumplimiento forzado anticipadamente de las obligaciones.

Por último, si un deudor forma parte de un registro público, siempre que se encuentre al día con
sus obligaciones no podrá ser eliminado de este. Si este es discriminado por el Estado, deberá indemnizar
los perjuicios causados.

Esta protección financiera concursal tiene una duración de 30 días, susceptibles de una prórroga
de 30 días, o bien solicitar derechamente una prórroga de 60 días si cuenta con el 50% de acuerdo de los
acreedores, para que ambas partes puedan negociar.

Durante la protección financiera concursal el deudor quedara sujeto a la intervención del veedor.
No pierde la administración de la empresa, pero el veedor titular se investirá con los deberes que le
correspondan supervigilando los deberes del deudor. Además no podrá enajenar sus bienes salvo que sean
aquellos propios de su giro. En esta protección, operan normas tales como el Art 72, 73, 74, 75, y 76 para
que la empresa continúe siendo viable.

Estas operaciones se pueden realizar durante la protección financiera concursal para que la
empresa continúe siendo viable durante el periodo de los 30 días.

El Art 73 se configura como norma de incentivo para que la empresa continúe funcionando

Art 57 N°8 → el Informe que debe emitir el veedor ejercerá un peso en la decisión que tomaran los
acreedores, debiendo pronunciarse sobre la situación del acreedor. Este debe contrarrestar la información
que entrega el deudor con la realidad.

Se pronunciara sobre:

a. Susceptibilidad de la propuesta
b. Monto probable de recuperación que obtendrían los acreedores en un supuesto de liquidación
c. Si la propuesta de determinación del crédito se ajusta a la ley.

¿A QUIÉNES AFECTA EL ACUERDO DE REORGANIZACIÓN EMPRESARIAL? Este tendrá un efecto erga omnes,
ya que obligara al deudor y a todos los acreedores, hayan o no concurrido a la junta en que se acuerde,
incluyéndose a los disidentes, debido a los 2/3 de los acreedores necesarios para la aprobación del acuerdo.
Además solo serán alcanzados los acreedores anteriores a la resolución de reorganización. A estos se les
Derecho Comercial 3 2018

denomina acreedores en la masa. Los acreedores que surgen a partir de las operaciones que realiza la
empresa con posterioridad a la reorganización se denominan acreedores de la masa. El Art 66 lo señala de
esta manera.

Art 61 → Posibilidad otorgada al deudor para presentar propuestas diferenciadas a los acreedores, sean
estos los valistas y los hipotecarios y prendarios. Esto evidencia la privatización del derecho comercial.
Se da la posibilidad a los acreedores hipotecarios de renunciar a su preferencia para votar junto a los
valistas. *En el caso del derecho argentino se ofrecen propuestas distintas en función a un criterio de
razonabilidad. Esto encuentra un problema en relación al Art 79 inc. final, es decir, para que surja el
acuerdo de reorganización debe haber 2/3 de acreedores valistas a favor que representen 2/3 del pasivo y
1/3 de acreedores hipotecarios a favor, por lo que si no se logra el acuerdo en el caso de los valistas no se
podrá lograr el otro acuerdo y finalmente el convenio que comprenderá todo el patrimonio.

ACUERDOS DE REORGANIZACIÓN DE LA EMPRESA

Retomando el Art 61, este articulo está representado una posibilidad y no una orden de que se
divida entre acreedores valistas y privilegiados. La base de este artículo tiene su razón en función de los
créditos. En relación a los trabajadores de la empresa no se les distingue distinguiendo entre acreedores
preferentes o valistas, sino que se les consideraría como no re organizables y como valistas pero con un
trato especial. El Art 62 habla de propuestas alternativas de una respectiva categoría.

En cambio, hay otros que señalan que si podrían serlo, pero debiéndose hacer una mención
expresa. Actualmente, los tribunales están dando una interpretación en que esta no es una clasificación
estrecha. Anteriormente quien votaba el acuerdo debía renunciar a su preferencia y quedaba como
acreedores valistas.

El Art 64 de la ley establece que se pueden hacer diferencias dentro de los mismos acreedores de
una misma categoría, estableciéndose condiciones más favorables, siempre que los demás acreedores lo
acuerden en función de un quorum especial. Este quorum especial es detallado por la ley. Puga realiza una
crítica, ya que acuerdos diferenciados o muchas posibilidades de alternativas de acuerdo con tratamiento
diferenciado dentro de una misma categoría de acreedores, no facilita el acuerdo, y se afecta el valor de la
garantía del convenio, además ante la previsión de esa posibilidad, los acreedores profesionales, tales
como bancos cobraran sus créditos más altos. Por otra parte, esto produce una dispersión de los votos, ya
que supone una sola propuesta que otorgue más beneficios a los acreedores de la categoría respectiva.

El problema de estos acuerdos por clases o categorías, es que se requiere de 2/3 de acreedores de
cada clase o categoría deben votar a favor de las condiciones favorables, y por tanto, de no alcanzarse el
quorum no se produciría el acuerdo. Esto implica que se podría entorpecer un acuerdo voluntario entre
acreedor y deudor, debiendo pasarse directamente a una liquidación.

ACUERDO DE LA JUNTA DE LOS ACREEDORES (Art 79).

Esta norma supone que se negocie en vivo, pero se topa con lo estipulado en el Art 80, ya que
esto implicaría votar a favor o en contra de una propuesta de acuerdo anticipadamente. Por tanto, si la
clase de acreedores prendarios es menor que a la de los valistas y si no alcanzan los 2/3 para que se
produzca el acuerdo, se podría entrampar que se produzca un acuerdo para los valistas.

Hoy se piden los 2/3 de quorum en la votación del acuerdo único. En el propio convenio se pueden
constituir garantías para asegurar que se podrán hacer efectivas estas en caso de incumplimiento del
acuerdo y también para asegurar las obligaciones que surgen del convenio. Esta posibilidad la entrega la
ley en el Art 65. Esta norma debe coordinarse con el Art 98 inc. 5.
Derecho Comercial 3 2018

El Art 67, referida a la prohibición de los repartos, tiene como objeto asegurar el pago de las obligaciones
que tiene la empresa con sus acreedores, por lo tanto es lógico que no se podrían repartir los dividendos
mientras existan deudas de la empresa. Esto implica un desincentivo a la inversión, ya que en este
momento, es cuando más necesita la empresa que se invierta el capital. En caso contrario debiese tratarse
de un negocio muy seguro que luego pudiese recuperarse y de esta manera realizar los repartos.

DETERMINACIÓN DEL PASIVO (VERIFICACIÓN DE CRÉDITOS)

Quienes tendrán derecho de participar en este procedimiento, serán los acreedores, pero estos
tienen la posibilidad presentar una solicitud para la verificación de los créditos. Esta es una solicitud escrita
que presenta un acreedor al juez para el reconocimiento de su crédito, ser reconocido como acreedor con
el objeto de tener derecho a participar en la votación del acuerdo (conforme al Art 78 de la LC) y a
participar en los repartos de dividendos, según la naturaleza y eventuales preferencias del crédito. La
verificación no es un trámite necesario, por tanto si el listado presentado por el deudor se encontrare a
satisfacción del acreedor. El avaluó comercial debe referirse tanto a bienes muebles hipotecados y sujetos
a prenda.

La ley 20270 entrega una posibilidad de objeción de la nómina de créditos, ya sea de la lista
proporcionada por el propio deudor, en que el veedor revisándolo podría subsanar la situación, pudiendo
objetarse ya sea la falta de título justificativo del crédito verificado, montos, preferencias, avaluó comercial
de los bienes etc. En este último caso los bienes sujetos a hipoteca deben presentarse con una avaluación
comercial distinta a la avaluación fiscal, por lo que en este procedimiento podrá haber errores u omisiones,
dándosele a los acreedores un derecho a participar en esta corrección

Por lo tanto existe la posibilidad que el crédito no se conforme con la lista que proporciona el
propio deudor. Esta objeción la podrá hacer el deudor, el veedor y los demás acreedores sobre falta de
títulos justificativos de los créditos, montos o preferencias o sobre el avaluó comercial de los bienes La
impugnación de esta subsanación hecha por el veedor se debe tramitar ante el juez.

Plazo: dentro de los 8 días hábiles siguientes de la notificación de la resolución de reorganización, podrá
objetarse ante el tribunal. Vencido este plazo, y dentro de los 2 días siguientes, el veedor debe publicar en
el Boletín Concursal todas las objeciones presentadas. Si expirado el plazo de 8 días sin que se formulen
objeciones, los créditos y el avalúo comercial de los bienes quedaran reconocidos.

Art 71. Debe presentarse con el veedor, y si este no pudo subsanar las objeciones, se consideraran como
impugnados. El veedor deberá emitir un informe donde se pronuncie acerca de la procedencia de la
pretensión. El fallo de la impugnación será en audiencia única (completar aquí con el ppt)

PROPUESTA DE ACUERDO DE REORGANIZACIÓN JUDICIAL

Esta es una orden contenida en el Art 77 en la resolución de reorganización en que se ordena al deudor
proponer el acuerdo, la cual no puede ser retirada por el deudor seria y evitarse negociaciones con
determinados acreedores. Por regla generalísima no se podría retirar la propuesta de acuerdo salvo que se
cuente con el apoyo de 75% del pasivo o de 3/4 de los acreedores, para que se obtenga una mejor
propuesta.

Los acreedores con derecho a voto, de acuerdo a lo señalado del Art 78 serán los que figuran en la nómina
de créditos reconocidos (forman parte aquellos créditos que no son objetados) tienen derecho tanto a
concurrir y a votar y también los reconocidos de acuerdo al Art 71, es decir, por el tribunal.

ACUERDO DE LA JUNTA DE ACREEDORES (Art 79)


Derecho Comercial 3 2018

Los acuerdos deben ser analizados y votados en una única junta. Este acuerdo requiere de un quorum de
2/3 del pasivo con derecho a voto, correspondiente a su clase o categoría.

30 Marzo (Feriado)

2 Marzo

IMPUGNACIÓN DEL ACUERDO

El acuerdo que ha surgido puede revocarse. De acuerdo al Art 85 los sujetos activos para impugnarlo serán
los acreedores a quienes afecte el acuerdo. Estos serán aquellos que sean anteriores a la resolución de
reorganización. El Art 85 señalara las causales para impugnar el acuerdo. En las causales 4 y 5 no se podrá
presentar una nueva propuesta, ya que se tratara de un deudor de mala fe, quien tuvo una intención de
defraudar a los acreedores por lo que deberá pasarse directamente a la liquidación. La impugnación del
acuerdo debe hacerse dentro de los 5 días siguientes a su publicación en el Boletín Concursal, quedando
rechazadas de plano aquellas presentadas fuera de plazo.

Se resolverán en audiencia única, de acuerdo al Art 87

Art 91, referido a los efectos del acuerdo debidamente aprobado. Esto quiere decir que tiene un efecto erga
omnes, por lo tanto, es importante el voto, ya que el acuerdo se aplicara a todos los acreedores.

PRESENTACIÓN DE NUEVA PROPUESTA DE ACUERDO ART 88.

Casos: En cuanto a los defectos de forma o defectos en el cómputo del quorum del acuerdo, falta de
capacidad o personería para votar el acuerdo (cuando el voto es determinante para formar el quorum
necesario) + estipulaciones contrarias a la ley. En este caso el deudor podrá presentar una nueva propuesta
de acuerdo que debe ser apoyada por a lo menos, el 66% del pasivo total con derecho a voto. Regirá la
protección financiera concursal hasta la junta de acreedores llamada a pronunciarse.

La causales número 4 y 5 del Art 85, no permiten una nueva propuesta de acuerdo y el destino de esta
empresa será la liquidación.

La aprobación y la vigencia del acuerdo requieren una resolución judicial conforme al Art 89 que se dictara
de oficio o a petición de parte. El inciso final del Art 89 se debe relacionar con el Art 93 y 99 de la misma
ley. En instructiva N°4 de la Superintendencia establece que el informe de los poderes es de cargo en
principio del veedor.

Art 89 inc. final Si se acogen las impugnaciones al Acuerdo por resolución firme y ejecutoriada, las
obligaciones y derechos existentes entre el Deudor y sus acreedores con anterioridad a éste se regirán
por sus respectivas convenciones. (De esta manera si cae el acuerdo por una impugnación, se va a regir
por la convención original, es decir el vínculo entre deudor y acreedores queda intacto pasándose a la
liquidación)

Esto es reafirmado por el Art 93 en cuanto a los efectos sobre los créditos (Si el acuerdo es exitoso, se
regirán los créditos en conformidad con lo que se señale en el)
En el caso del Art 99 que se refiere a la nulidad del acuerdo en el plazo de 1 año luego de la publicación
del acuerdo, los efectos se producirán de manera prospectiva, por tanto todas las remisiones o lo que quedo
afirme en el acuerdo seguirá hacia el futuro. Si cae el acuerdo por el causal de nulidad debido a ocultación
o exageración del pasivo, el vínculo obligacional que se tenía no se pierde, pero se modificara en función
de los efectos del convenio, ya que la nulidad tendrá efectos hacia el futuro. A contrario, en que si cae el
Derecho Comercial 3 2018

acuerdo por la impugnación de la misma causal, los deudores y acreedores se continuaran rigiendo por lo
estipulado inicialmente y se entenderá que el acuerdo no existió.

La resolución judicial es un requisito sine qua non, por tanto, sin que haya una resolución del tribunal que
se pronuncie sobre el acuerdo, este no puede tener vigencia.

EFECTOS DEL ACUERDO DE REORGANIZACIÓN

El Art 91 establece que el acuerdo aprobado obliga a los acreedores hayan o no concurrido a la junta y
estén de acuerdo o no. Además el Art 92 establece que se cancelara la inscripción de resolución de
reorganización al margen de las propiedades.

El Art 93 se refiere a los efectos sobre los créditos, así se harán efectivas las remisiones, repactaciones,
condonaciones, etc según los términos del acuerdo. Luego el Art 93 establece que estas remisiones se
podrán deducir como gastos necesarios desde el punto de vista tributario, aunque para el deudor se
consideraran como un ingreso. De acuerdo al inc. 1 de este artículo, en caso que caiga el acuerdo por
incumplimiento, esto lo hará con efecto prospectivo. Se cuestiona en torno a la remisión que se hace de
los impuestos en caso de incumplimiento.

BIENES NO ESENCIALES PARA LA CONTINUIDAD DEL GIRO Art 94

Quien debe pedir la declaración del bien como no esencial es el acreedor. Pero además dentro de las
objeciones que pueden realizar los acreedores o el veedor de los créditos, no se puede objetar la calificación
de un bien por ser no esencial, ya que quien debe solicitar la declaración del bien como no esencial es el
propio acreedor quien quiere lograr la venta del bien de manera individual y no compartir el mismo con
la masa de acreedores. El juez, tendrá como antecedente, y además quien puede solicitar un informe al
veedor, un informe del deudor que declarará el bien como no esencial. Esta solicitud debe hacerse dentro
de los 8 días siguientes luego de la dictación de la resolución de reorganización. A partir de esta
declaración del bien como no esencial se producirán efectos en el acuerdo sobre las obligaciones del
deudor.

EFECTOS DEL ACUERDO SOBRE LAS OBLIGACIONES GARANTIZADAS DEL DEUDOR

Si el bien es declarado como esencial para el giro de la empresa, sea del deudor o de terceros gravados
con prenda o hipoteca, se regirá por los términos del acuerdo de reorganización judicial. Si los bienes son
no esenciales, se hace una distinción en el Art 95, sea de bienes declarados como no esenciales del deudor
se podrán ejecutar de manera separada. Pero de tratarse de un bien no esencial para el giro de la empresa
de propiedad de un tercero hay que distinguir, si el acreedor vota a favor del acuerdo, se sujeta a los
términos del acuerdo. Si aquel no manifiesta su intención de votar, podrá ejercer su garantía respecto de
los bienes considerados con hipoteca y prenda de los terceros obligados.
En todo caso si se dirige al tercero o bien si ejecuta el bien raíz o mueble, este tercero que pague podrá
ejercer su derecho de restitución contra la masa de acreedores. Por tanto a través de un procedimiento
incidental podrá ejercer su acción de reembolso contra los acreedores.

RECHAZO DEL ACUERDO ART 96


En caso de rechazarse el acuerdo, el tribunal dictara la resolución de liquidación, salvo que por medio de
un quorum especial los acreedores ordenen al deudor proponer una nueva propuesta de acuerdo. Este
quorum especial es el conformado por los 3/4 del total del pasivo con derecho a voto

6 Abril (falta)

9 Abril
Derecho Comercial 3 2018

ACUERDO DE REORGANIZACION EXTRAJUDICIAL

El acuerdo de reorganizacion judicial es un acuerdo que se lleva a cabo fuera del ambito del procedimiento
judicial y se presenta ante el tribunal El deudor y sus acreedores son libres de celebrar los acuerdos que
ellos les convengan en funcion del principio de la autonomia de la voluntad. La propia definicion
establecida el en Art 2 N.2, Esto fue regulado en virtud del Art 113 en corcrodancia con el Art 131, prevee
que el acuerdo extrajudicial cuando ha sido aprobado judicialmente, tiene efecto erga omnes alcanzando
a acreedores disidentes y omitidos. En un principio los requisitos del acuerdo de reorganizacion
extrajudicial eran bastante simples. En la actualidad, los requisitos son mas estrictos, e incluso se le permite
a estos acreedores que llegaron a a acuerdo con el deudor de repensar el acuerdo. Este acuerdo pide, desde
el punto de vista formal, es que sea otorgado ante Ministro de Fe.

Existira una pequeña proteccion financiera concursal cuando se celebre este acuerdo de reorganizacion
extrajudicial de acuerdo al Art 108. El Art 2 N.2 define el acuerdo de reorganizacion extrajudicial, que
tambien se denomina como ‘Acuerdo Simplificado’. Esta es una negociacion entre partes qe se pasa ante
el tribunal, para tener efecto erga omnes entre los acreedores. Habra posteriormente un llamado a la masa
de acreedores para que se vuelva a pronunciar sobre el acuerdo. Y ademas se requiere de un informe del
veedor.

La legitimacion para celebrar un acuerdo de reorganizacion extrajudicial corresponde a toda empresa


deudora. El tribunal que conocer del acuerdo sera aquel del domicilio del deudor. El objeto de este acuerdo
es reestructurar el activo y el pasivo.

Ademas, el acuerdo de reorganizacion extrajudicial permitira el nombramiento de una Comision de


Acreedores para supervigilar el cumplimiento de las estipulaciones del acuerdo. Tambien el acuerdo
podria dividir a los acreedores en clases o categorias, permitira propuestas de acuerdo diferenciadas etc.

Para la aprobacion judicial del acuerdo simplificado celebrado ante Ministro de Fe, debe acompañarse lo
sealado en el Art 56 y ademas es necesario indicar si existen procedimientos ejecutivos o administrativos
seguidos contra el deudor que tengan efectos patrimoniales.

Conjuntamente con la presentacion del acuerdo mismo y los antecedentes del Art 56, es necesario un
informe del Veedor, que debe contener la calificacion fundada acerca de:
1. Propuesta susceptible de ser cumplida habida consideracion de la situacion del deudor
2. Monto probable de recuperacion en caso de liquidacion
3. (Completar aquí lo que señala el articulo)

De acuerdo al Art 108, el tribunal dictara a Resolucion de Reorganizacion Simplificada. Y esta resolucion
dispone algunos de los efectos de la Proteccion Financiera Concursal. Dispone la prohibbicion de iniciar
juicios ejecutivos en contra del deudor y suspender los que se encontraren en curso. Ademas se agrega una
de las medidas cautelares del Art 57 de prohibicion para el deudor de enajenar o gravar sus bienes. El
deudor debe presentar el acuerdo simplificado suscrito por dos o mas acreedores siempre que representen
al menos 3/4 del total pasivo de la respectiva clase o categoria

Este es un acuerdo que se permite en funcion de la autonomia de la voluntad. Pero si pretende alcanzar a
todos los acreedores requiere el cumplimiento de ciertos requisitos, demostrando el concenso de una
mayoria de los acreedores involucrados, todo ello en relacion del Art 113 con el Art 98.

Cuando el tribunal dicta la resolucion de reorganizacion e incluye una especie de proteccion financiera
concursal. La resolucion, el acuerdo y los antecedentes del Art 56 deben ser publicados en el Boletin
Concursal.
Derecho Comercial 3 2018

Este acuerdo es posible impugnarlo por los acreedores disidentes y aquellos que hayan sido omitidos de
los antecedentes establecidos en el Art 107. Esta impugnacion debe presentarse dentro de los 10 dias
siguientes de la dictacion de la resolucion de reorganizacion. Las impugnaciones se resolveran como
incidente.

El Art 85 establec las causales de impugnacion que rigen en esta materia, como tambien si el acreedor fue
omitido de acuerdo.

El Art 112 establece que dentro de los 10 dias siguientes, el tribunal podra citar nuevamente a los
acreedores, para que repiensen la decision de este acuerdo requiriendo de la aprobacion de los 3/4 del
pasivo con derecho a voto. Esta es una verdadera aprobacion. Pero tambien podria ocurrir que el tribunal
no cite a los acreedores y dicte de inmediato la resolucion de reorganizacion simplificada.

El Art 113 establece que este acuerdo obligara a todos los acreedores, tanto disidentes como aquellos que
no se hayan pronunciado de este.

En cuanto a la nulidad del acuerdo de reorganizacion judicial, se aplicaran las mismas normas para el caso
del acuerdo de reorganizacion extrajudicial.

PROCEDIMIENTO DE LIQUIDACION

1. Procedimiento de Liquidacion Voluntaria (Cap. IV)

La liquidacion ha sido conocida como la quiebra. Cuando la empresa determina que ya no es viable puede
someterse a una liquidacion voluntaria, en razon del ‘Fresh Start’ Esto supone que los saldos insolutos que
no se alcancen a pagar a los acreedores, quedaran extinguidos, por lo que el deudor no acarreara las deudas
que no alcanzaron a cumplirse.

2. Procedimiento de Liquidacion Forzosa

El Art 117 repite lo contenido en la Ley de Quiebras, eb lo relativo a los hechos reveladores, por lo tanto,
si estos se presentan habilitan a que el deudor se someta a un juicio de liquidacion. Si bien el articulo
señala que el inicio puede pedirse por cualquier acreedor, los numerales 1 y 2 del articulo revela que se
trataria de acreedores titulares de creditos. En caso de existir 2 o mas titulos ejecutivos vencidos. Tambien
se puede dar en una tercera posibilidad, cuando la empresa deudora no se ha habido. Revisar el Art 120. y
Tambien articulo enviado en el aula.

13 Marzo