You are on page 1of 6

Universidad San Sebastián

Facultad de Medicina y Enfermería


Carrera de Medicina

Nombre: Daniel Vergara R.

Profesor: Nelson M. Escalante

Sección 2 “B”

Medicina Primer Año

27 de Junio de 2009
1. Útero:

El útero es un órgano muscular profundo, con paredes gruesas y en forma de “pera”.

En este órgano se desarrollan el embrión y el feto, gracias a la adaptación de sus


paredes musculares al crecimiento del feto y la suministración de fuerza para la
expulsión del mismo durante el parto.

El útero, cuando no hay embarazo (o también denominado útero no grávido) se ubica


normalmente en la pelvis menor, con su cuerpo localizado sobre la vejiga urinaria y se
cuello entre la vejiga urinaria y el recto.

El útero de una persona adulta se encuentra habitualmente anteverso y anteflexo, de


forma que concentra todo su peso sobre la vejiga.

Las dimensiones del útero son aproximadamente 7.5 cm de largo, 5 cm de ancho y 2


cm de grosor, con un peso de aproximadamente 90 gr, y podemos dividirlo en dos
partes principales: cuerpo y cuello.

El cuerpo del útero corresponde a las dos terceras partes del órgano, incluyendo el
fondo del útero (parte redondeada que se ubica superiormente a los orificios de las
trompas uterinas).

El cuerpo esta formado por dos capas: una capa vesical y una intestinal, y se
encuentra delimitado desde el cuello por el istmo del útero.

El cuello del útero (o también denominado cervix del útero) corresponde a la tercera
porción del útero, siendo relativamente estrecho y cilíndrico. En el se describen dos
partes: una supravaginal, ubicada entre el istmo y la vagina, y una parte vaginal, la
cual protruye dentro de la vagina. La parte vaginal envuelve el orificio externo del
útero y se encuentra envuelta a su vez por el fornix vaginal. La parte supravaginal esta
separada del recto en su parte posterior por el fondo del saco rectouterino.

La cavidad uterina (en forma de hendidura) tiene aproximadamente 6 cm de longitud y


se continúa inferiormente al igual que el conducto cervical fusiforme. Este se extiende
desde un estrechamiento dentro del istmo del cuerpo uterino, denominado orificio
interno anatómico, a través de las partes vaginal y supravaginal del cuello.

La pared del cuerpo del útero esta compuesta por 3 capas:

a) Perimetrio: que es una capa serosa externa sostenida por una delgada capa de
tejido conectivo.
b) Miometrio: capa media de músculo liso que alberga las principales ramas de
los vasos sanguíneos y nervios del útero.
c) Endometrio: correspondiente a una capa mucosa interna involucrada de forma
activa en el ciclo menstrual, alterando su estructura en cada estadio del ciclo.

Externamente encontramos el ligamento propio del ovario, el cual se une a la parte


posteroinferior del útero a nivel de la unión uteroubarica. El ligamento redondo del
utero se inserta anteroinferiormente a esta union. Estos dos ligamentos corresponden
a vestigios del guvernaculo ovarico, relacionado con el descenso de la gónada desde su
posición original en la pared abdominal posterior durante el desarrollo.

El ligamento ancho del útero es una doble capa de peritoneo que se extiende desde los
lados del útero hasta las paredes laterales y el suelo de la pelvis. Las dos capas de
ligamento ancho son continuas una con otra hasta un nivel que recubre la trompa
uterina. Al igual que el ligamento suspensorio del ovario, este ligamento se prolonga
superiormente sobre los vasos. La trompa uterina se encuentra en el extremo libre
anterosuperior del ligamento ancho, dentro de un pequeño mesenterio denominado el
mesosálpinx. De la misma manera, el ovario yace dentro de un pequeño mesenterio
denominado mesoovario, sobre la parte posterior del ligamento ancho.

También encontramos los ligamentos cervicales( o cardinales) transversos que se


extienden desde el cuello y partes laterales del fornix de la vagina hasta las paredes
laterales de la pelvis; y los ligamentos uterosacros que transcurren superiores y
ligeramente posteriores desde los lados del cuello hasta la mitad del sacro siendo estos
palpables durante un examen rectal.

Relaciones Del Útero:


El peritoneo cubre el útero anterior y superiormente, a excepción del cuello.
Anteriormente el cuerpo uterino esta separado de la vejiga urinaria por el fondo del
saco vesicouterino, en donde el peritoneo esta localizado desde el útero hasta el
margen posterior de la superficie superior de la vejiga. Posteriormente, el cuerpo
uterino y la parte supravaginal del cuello están separados del colon sigmoideo por una
capa de peritoneo y por la cavidad peritoneal, y del recto por el fondo del saco
rectouterino. Lateralmente, la arteria uterina cruza el uréter por su parte superior,
próximo al cuello.

Anteriormente el fondo de saco vesicouterino y la superficie superior de la vejiga; la


parte supravaginal del cuello esta relacionada con la vejiga y separada de ella
simplemente por tejido conectivo fibroso.
Posteriormente, el fondo de saco rectouterino contiene asas de intestino delgado y la
parte anterior del recto; solamente la fascia pélvica visceral unida al recto y al útero en
este punto resiste los incrementos de presión intraabdominal.

La irrigación del útero proviene principalmente de las arterias uterinas, con un


potencial suministro colateral por parte de las arterias ováricas.

Las venas uterinas, entran en los ligamentos anchos conjuntamente con las arterias
formando un plexo venoso uterino a cada lado del cuello. Las venas del plexo uterino
drenan dentro de las venas iliacas internas.

Los vasos linfáticos del útero transcurren con los vasos ováricos que lo nutren y
también transcurren con los ligamentos que se unen al mismo. La mayoría de los
vasos linfáticos del fondo y el cuerpo uterino superior pasan a lo largo de los vasos
ováricos hasta los ganglios linfáticos lumbares, mientras que otros transcurren a lo
largo del ligamento redondo del útero hasta los ganglios linfáticos inguinales
superficiales. También existen vasos procedentes del cuerpo uterino y del cuello
uterino que llegan hasta los ganglios linfáticos iliacos externos.
Los vasos presentes en el cuello uterino también transcurren a lo largo de los vasos
uterinos hasta los ganglios linfáticos iliacos internos y hasta los ganglios linfáticos
sacros.

El útero esta inervado principalmente por el plexo uterino, el cual proviene del borde
anterior del plexo hipogástrico inferior.
2. Trompas Uterinas:

Las trompas uterinas (o también denominadas trompas de Falopio) conducen el


ovocito, liberado mensualmente desde el ovario durante toda la edad fértil de la mujer,
desde la cavidad peritoneal peri ovárica hasta la cavidad uterina. También
proporcionan el lugar habitual de fertilización.

Se extienden lateralmente desde el cuerno uterino y se abren dentro de la cavidad


peritoneal cerca de los ovarios. Estas trompas yacen en el mesosálpinx, en los bordes
libres de los ligamentos anchos.

En una disposición “ideal”, como se ilustran normalmente, se extienden de forma


simétrica posterolateralmente a las paredes pélvicas laterales, donde se arquean
anteriores y superiores a los ovarios en el ligamento ancho que esta dispuesto
horizontalmente.

Podemos destacar 4 partes distintas en las trompas uterinas, de lateral a medial:

a) Infundíbulo: corresponde al extremo distal de la trompa en forma de embudo


que se abre a la cavidad peritoneal a través del orificio abdominal. Posee
proyecciones digitiformes denominadas franjas que se extienden sobre la
superficie media del ovario.
b) Ampolla: corresponde a la parte mas ancha y larga de la trompa, que empieza
en el extremo medial del infundíbulo. En este lugar ocurre normalmente la
fertilización del ovocito
c) Istmo: corresponde a la porción de pared gruesa de la trompa, la cual
desemboca en el cuerno uterino.
d) Parte uterina: corresponde al segmento interno corto de la trompa que pasa a
través de la pared del útero y la cual se abre dentro de la cavidad uterina a la
altura del cuerno uterino a través del orificio uterino.

3. Ovarios:

Los ovarios corresponden a las gónadas femeninas con tamaño y forma de almendra
en los cuales se desarrolla el ovulo. También funcionan como glándulas endocrinas
que producen hormonas reproductoras. Normalmente los ovarios se ubican cerca de la
unión del ligamento ancho y las paredes pélvicas laterales suspendidos desde ambos
por pliegues peritoneales: en la cara posterosuperior del ligamento ancho por el
mesovario y en las paredes pélvicas laterales por los ligamentos suspensorios propios
de los ovarios.

En las mujeres antes de la pubertad, la superficie del ovario se encuentra recubierta


por una capa lisa de epitelio superficial ovario, la cual contrasta con la superficie
brillante del mesovario peritoneal adyacente con el cual se continua, pues tiene una
apariencia grisácea apagada.

Después de la pubertad, la superficie se va distorsionando y creando cicatrices debido


a la rotura repetitiva de los folículos ováricos y la liberación de ovocitos que participan
en la ovulación.

Los vasos ováricos, linfáticos y los nervios pasan hacia y desde la cara superolateral
del ovario dentro del ligamento suspensorio del ovario, que constituye la parte lateral
del mesovario del ligamento ancho. El ovario se une al útero por el ligamento propio
del ovario, que transcurre dentro del mesovario.
Irrigación Arterial de los Ovarios y de las Trompas Uterinas:

Las ramas ascendentes de las arterias uterinas (que a su vez son ramas de la arteria
iliaca interna) pasan a lo largo de las caras laterales del útero para acceder a las caras
mediales de los ovarios y de las trompas.

Ambas, las arterias ovárica y uterina ascendente terminan bifurcándose en las ramas
ováricas y tubáricas, las cuales nutren a los ovarios y a las trompas desde extremos
opuestos y se anastomosan unas con otra, suministrando una circulación colateral
desde fuentes pélvicas y abdominales a ambas estructuras.

Drenaje Linfático y Venoso de los Ovarios y de las Trompas Uterinas:

Las venas que drenan en el ovario forman un plexo pampiniforme de venas en forma
de enredadera en el ligamento ancho próximo al ovario y la trompa uterina. Las venas
del plexo se unen para formar una vena ovárica individual, que sale de la pelvis menor
juntamente con la arteria ovárica. La vena ovárica derecha asciende hasta entrar en la
vena cava inferior, la vena ovárica izquierda drena en las venas ováricas y el plexo
venoso uterino.

Los vasos linfáticos procedentes del ovario se unen con los procedentes de las trompas
uterinas y del fondo y siguen a los vasos sanguíneos ovarios a medida que ascienden
hasta los ganglios linfáticos lumbares derecho e izquierdo.

Innervación de los Ovarios y de las Trompas Uterinas:

La innervación deriva parcialmente de los plexos ováricos, descendiendo juntamente


con los vasos ováricos y parcialmente de los plexos uterinos.

Los ovarios y las trompas uterinas son intraperitoneales y, por ello, son superiores a la
línea pélvica del dolor. De esta forma las fibras aferentes viscerales del dolor ascienden
junto a las fibras simpáticas descendentes del plexo ovárico y nervios explácnicos
lumbares hasta los cuerpos celulares en los ganglios sensitivos espinales de T11 a L1.

Las fibras reflejas aferentes viscerales siguen a las fibras parasimpáticas a través de
los plexos hipogástrico inferior y uterino, y los nervios esplácnicos pélvicos hasta los
cuerpos celulares en los ganglios sensitivos espinales de S2 a S4.