You are on page 1of 296

Senado de la República LXIII Legislatura

Comisión de Biblioteca y Asuntos Editoriales


Sen. Adolfo Romero Lainas
Presidente
Sen. Marcela Guerra Castillo
Secretaria
www.senado.gob.mx

Editorial ©Academia Mexicana de Educación A.C.


Descartes 11 planta baja, col. Anzures.
Del Miguel Hidalgo
C.P. 11590

©2016 César Daniel González Madruga y Witzilin Martha


Adriana Morales Ortiz

Diseño de portada, gráficos e interiores: Eugenio Salazar


Diseño editorial: ®Memoriazul

Este libro no puede ser reproducido, total o parcialmente, sin


la autorización escrita del autor.

ISBN: en trámite

Esta obra esta protegida en el Registro Público del Derecho


de Autor

Número de Registro: 03-2016-112310062700-01

Impreso en México.
DEDICATORIA

A Juan María Alponte, peregrino del camino de la verdad.

A Luis Eduardo Aute, quien despertó para renacer.

A Iosef Kin, soñador solar.

A Victoria Aluna, la energía de la creación pensó y luego


dijo: “hágase la luz.”

A México; “Por mi raza piensa, habla y actúa el espíritu.”

7
8
MENSAJE DEL EDITOR

Querido lector:

El presente libro ha sido escrito desde la unificación


de diversas expresiones culturales, teológicas, científicas, so-
ciales y políticas, asentadas en México, retomando humilde-
mente las aportaciones que cada una ha tenido a bien ofren-
dar para la evolución de la conciencia.
El Renacimiento Mexicano no pretende en ningún momen-
to promover ningún partido político, religión o ideología en
particular, sino sólo elevar la evocación a renacer desde lo
más profundo la esencia mexicana para alcanzar el esplendor
que desde tiempos ancestrales estamos predestinados a Ser.
Confiamos en que al tener este libro en tus manos te sumes
como protagonista a esta Quinta Generación que tiene como
misión el Renacimiento Mexicano.

Benjamín González Roaro

9
10
AGRADECIMIENTOS

A la Madre Tierra, Dios, Quetzalcóatl, Jesús, Krishna y Moi-


sés.

Al Iztaccíhuatl, Popocatépetl, la Malinche. A Tajín, Teoti-


huacán, Tula, Cholula, Xochicalco, Mayapán, Malinalco,
Tepoztlán, El cerro de la estrella, el cerro del Tepeyac y Te-
nochtitlán.

Al agua, el aire, el fuego, la tierra y al AMOR.

A todo lo que fue, es y será.

A José María Morelos y Pavón, Antonio Caso, Tlacaélel, Re-


gina, Pakal, Octavio Paz y Joseph Elias.

A nuestra familia Teresa Madruga Ayensa, Martha Ortiz


Ochoa, Benjamín González Roaro, Manuel Morales Juárez,
Denise e Iván González Madruga, Itzel y Emanuel Morales
Ortiz. A la abuela Ofelia Roaro

A nuestros hijos Iosef Kin y Victoria Aluna.

A Perla, Mirisol y Vicky por todas las atenciones.

Al Grupo semilla del Renacimiento Mexicano Ale Cerdeño,


Adriana Páramo, Alan Hernández, Alberto Ruz, Alejandro
Cruz, Andrés Hernández, Antonio Peña, Luis Eduardo Aute,
Arturo Niño, Ati Quigua, Azulita, Beto Vega, Carlos Pare-
des, César Augusto, Dany Díaz, David Ruiz Cantú, David
Ruiz Reyoso, Carmen Antuna, Miguel Angel Santinelli, Paty
Perez y Esther del Río, Edna Bautista, Edwin, Pula, Sebas-
tián, Natalia, Jonas y Quique Quezadas, Federico Lamont,
Fer Manzanilla, Flor Ollin, Gaby de la Torre, Gaby Sodi,
Lupita Alejandre, Jay Jari, Héctor Buitrago, Héctor Luna,
Izipaktli, Jacome, Jenny Ace, Joaquín Narro, Jorge Flores,
Jorge Granados, Juan Carlos Chazaro, Antonio Velasco Piña,
Kenia Antuna, Paulina Sodi, Leopoldo Mendivil, Marcela
Colosio, Marcela Torres, Marco Alejandro Legaspi, María

11
Eugenia Bear, Mariana Villalvazo, Mariane Estrada, Mau-
ricio Robles, Max Correa, Dorian Antuna, Michelle Grana-
dos, Rosi Orozco, Monica Hidalgo, Olga Pitaluga, Oscar
Sanchez, Pablo Muñoz, Paloma del Cerro, Paloma Grana-
dos, Edgar Oceransky, Ariosto Otero, Priscila Vera, Jose Luis
Legaspi, Rafael Aluni, Raquel Zafra, Salomón Bazbaz, Sa-
lomón Luna, Sanson, Tisa, Daniel y Santiago Pando, Sonia
Cuzi, Susana Rivera, Tomás Angeles, William Vive, Elizabe-
th Himes Sicilia, Alejandro Solalinde, Xquenda Tezca, Yuri-
ria Robles, Yoshi, Jorge Lozano, a Xilam, Mayra, Andrea y
Marisela Ugalde, Tiahoga Rouge, Arnold Ricalde, Damaris
Xochiquetzal, Azucena Mendivil, Abuelita Tonalmintl, Ana
Alicia Gándara, Marisa Morales, Alejandra Valdez Lankes,
Linda, Samdu Chetri.

Por todas las atenciones administrativas Mario Gómez, Omar


Goiry, Hilda, David Hernandez, Fernando Triujeque.

A nuestro querido hermano y diseñador Eugenio Salazar,


Rorka.

A quienes posibilitaron el patrocinio Roberto Gil, Kenia


López y al senador Adolfo Romero Lainas.

A Miguel Torruco, Alberto Cinta y Luis Raúl González Pérez


por la confianza.

12
COMENTARIOS AL LIBRO
“No puedo estar más de acuerdo con este libro. Sobre todo
en estos momentos de delirio financiero que todo lo trastoca
y desvirtualiza. Vivimos tiempos de post-capitalismo tan ex-
tremo que estamos volviendo (y descubriendo) al Medioevo.
Enhorabuena por esta provocación al renacimiento, ese es el
camino, no hay otro.”
Luis Eduardo Aute

“El México renacentista es el que comprende que se puede


ser chingón sin chingar a nadie.”
Santiago Pando

“No es nada frecuente encontrar un “político” mexicano en


este momento que tenga un discurso, escriba un libro, tenga
una actuación y viva de acuerdo a lo que proclama. No hay
muchas figuras públicas en el ámbito político y cultural de
México que no sucumban a la “Ley del Cangrejo Nacional”
y que por lo contrario se expresen de una manera elogiosa
sobre otras figuras públicas. Y no hay muchos mexicanos que
crean sinceramente en la posibilidad de que este país pueda
ser la cuna de un Renacimiento, que no sea tan solo Mexi-
cano sino que pueda promover los valores Universales. Cé-
sar Daniel González Madruga es una excepción y por ello lo
considero un amigo y confío en sus palabras.”

Alberto Ruz Buenfil

RENACIMIENTO MEXICANO, no es un libro más que nos


relata la interpretación de una historia; si no que RENACI-
MIENTO MEXICANO habla de nuestra historia que es la
esencia de México. en donde no se debe ni puede cambiar
nada porque ha quedado todo grabado y es el resumen de
cinco generaciones cuyos pensamientos se expresan en las
diferentes áreas de las artes, las ciencias y la espiritualidad
formando un grato perfume que inspira una creatividad cons-
tante dando un México nuevo con desarrollos tecnológicos,
ciencia en conciencia y humanismo universal esto ha que-
dado perfectamente plasmado por sus autores por ello RE-
NACIMIENTO MEXICANO es un libro fácil de leer que
nos lleva de la mano a interpretar lo que traemos dentro:
13
sabiduría, espiritualidad y fuerza guerrera por la paz. Todo
este relato nos lleva a entender que es necesario aquí y ahora
como debemos rencontrar lo que se ha olvidado en cuanto a
valores en todos los sentidos; podríamos expresarlo como un
punto álgido, un grito de horror y desesperanza como quedo
plasmado en el cuadro del famoso pintor Edvar Munch. Aquí
y ahora en este libro nos explica como hemos logrado tanto
destacando a valores humanos en todas las áreas con recono-
cimientos a niveles internacionales , pero también los descui-
dos que hemos tenido en la educación, olvidándose valores
cívicos importantísimos llegando a un México caótico que
queda descrito con el grito de horror que estamos viviendo
por la baja estima a la vida, este libro nos señala los caminos
correctivos y nos ilumina como la luz que emitía la lámpara
de Diógenes buscando a esos hombres honestos con valores
cívicos.
Muchas felicidades por este logro, a sus autores Adriana y
César.
Dra. C. Esther del Rio Serrano.

“Somos la luz y los que podemos poner una diferencia en el


mundo.”
Carlos Santana

“Imperdible lectura para todo aquel que desee conocer a pro-


fundidad el significado de ser mexicano. Un país con magia,
historia, claroscuros y contrastes.”
Paulina Sodi

“Este singular ensayo (Renacimiento Mexicano) logra con-


jugar una visión crítica y optimista a la vez, de un país com-
plejo y contradictorio como el nuestro. Por los tiempos con-
vulsos que vivimos en México y la incertidumbre mundial en
la que estamos inmersos, viene bien leerlo. Ayudará al lector
a recuperar la confianza y resarcir la autoestima colectiva,
que buena falta nos hace.”

Juan Ramón de la Fuente

14
La historia jamás se detiene, es cambio constante y suceder
sin término. Se construye con los errores y los aciertos del
pasado, la angustia del presente y el anhelo fervoroso, de un
futuro mejor. Así los autores de la obra Renacimiento Mexi-
cano nos señalan como con deseos apasionados de mejora-
miento, miseria, dolor, triunfos y derrotas nuestro país ha ido
escribiendo su historia.
En la historia de nuestro México, que dividen en cinco gene-
raciones, se mezcla el bien y el mal, el sufrimiento y el goce,
la desesperanza y un afán eterno por renacer dejando morir lo
anacrónico, lo que lastima y daña para dejar nacer el mundo
nuevo.
La actual generación, la quinta, busca completar la tarea de
las precedentes, sin embargo nos encontramos en una crisis,
de la cual ningún país esta exento, porque no es privativo
de México la existencia de múltiples y complejos problemas
económicos, sociales y políticos.
Los autores en el estudio histórico que realizan exponen
que entre los problemas que actualmente sufre México se
encuentra un Estado de Derecho endeble y para recuperarlo
proponen que la sociedad tenga un papel decisivo, contando
con el acompañamiento del Ombudsman, electo directamen-
te desde las instancias ciudadanas, quien utilizando su auto-
ridad moral lleven adelante la lucha en favor de los derechos
humanos y lograr que la persona sea la medida de todas las
cosas. En efecto, es labor del Ombudsman contribuir a lograr
que todos los actos se realicen a favor de la persona y el res-
peto a su dignidad.
Esta obra muestra el amor de los autores por México y bus-
can con patriotismo servirla haciendo crítica de los errores
cometidos en el pasado con el único propósito de que no se
repitan. Si nuestro hermoso país se encuentra en construc-
ción, lo que importa es renacer para terminar la obra.

Luis Raúl González Pérez

15
16
CONTENIDO DEL LIBRO Pag.

Dedicatoria 7
Mensaje del editor 9
Agradecimientos 11
Comentarios al libro 13
Prólogo de Alejandro Solalinde 21
Introducción de Antonio Velasco Piña 23
Renacimiento Mexicano 27
¿Qué renace? 31
Perspectiva histórica 33
Historia crítica: con lo que sé ¿qué puedo hacer? 34
¿Decadencia o renacimiento? 35
Renacimiento 38
El origen 40
La obscuridad no se combate, se ilumina 45
Los giraluna y el pensamiento divergente plura- 47
lista
La quinta generación 49
El mesías o quetzalcóatl colectivo 50
Las trece matrices 55

1 Cultura 63
1.1 Cultura como proyecto 63
1.2 La cultura del esfuerzo frente a la 67
subcultura de la corrupción
1.3 La cultura de la paz frente a la sub- 68
cultura del narco
1.4 La matria-patria frente a la subcul- 71
tura del machismo
1.5 Cultura del amor; creer es crear 74

2. Educación 81

2.1 Educar para una vida consciente 81


2.2 Educar para saber expresar 87
2.3 La identidad del alma mater 90

3.Madre Tierra 97

3.1 El espíritu mexicano motivado por 97


la madre Tierra
17
3.2 La Tierra como madre 99
3.3 La puesta en acción de los dere- 100
chos de la madre tierra
3.4 Población y consumo 107
3.5 La nueva moneda para la 111
economía verde
3.6 Leer los mensajes de la naturaleza 112
(bioalfabetización):la tortuga y la
muerte
3.7 Los derechos de la madre tierra, 115
una nueva visión, una nueva com-
prensión

4. Política y gobierno 121

4.1 Pluralismo 121


4.2 Derechos humanos: el cuarto poder 123
4.3 Los siete pasos del renacer político 128

5. Salud 137
5.1 Salud emocional: un nuevo con 137
cepto de salud
5.2 El negocio de la salud ante una 141
consciencia saludable
5.3 Salud integral 145
5.4 Nacer 150

6. Responsabilidad social 163

7. Ciencia y tecnología en consciencia 171

7.1 La ciencia para el despertar de la 171


principal fuerza mexicana
7.2 Algunos casos de éxito 177

8. Arte 183

8.1 El arte de la trascendente ante el 183


imperio de lo efímero
8.2 Música: lo que se canta se repite y 185
lo que se repite se aprende
8.3 Pintura y escultura 188
18
8.4 El peso de la palabra escrita 191
8.5 La danza: movimientos que conec- 199
tan con el universo

9. Comunicación 205

9.1 La sociedad de la comunicación 205
9.2 La comunicación del homo videns 212

10. Plenitud creativa en movimiento 217

10.1 Del antropocentrismo al biocen- 217


trismo
10.2 La felicidad como principio crea- 223
tivo
10.3 Estado laico, la política y la cien- 229
cia de la espiritualidad

11. El camino de la paz 235

11.1 El 2 de Octubre no se olvida, pero 235


se perdona
11.2 Amor, odio y comprensión al pró- 238
jimo que se duele
11.3 Las plantas maestras 242
11.4 El soldado del pueblo 244

12. Del mundo para México 249

12.1 Mi casa es tu otra casa 249


12.2 Turismo 252

13. De México para el mundo 257

Conclusiones 259

Fotografías 263

Bibliografía 291

Bibliografía web 293

19
20
PRÓLOGO
ALEJANDRO SOLALINDE
El concepto de conciencia es, sin duda de los más impor-
tantes en el mundo actual. Todo lo honesto y humano tiene
que partir de aquí; los intereses mezquinos, ilícitos que se
aprovechan del ser humano, pasan por encima de ella. Casi
toda esta obra de Witzilin Adriana y César Daniel González
Madruga, me impresiona ver expresiones como ésta: “Méxi-
co es un estado de conciencia”, pero además en transición, en
evolución. Pienso personalmente que la conciencia es el nú-
cleo de los cambios sociales, relacionales. Las acciones y de-
cisiones más importantes se procesan en ese recinto sagrado.
Estrictamente hablando, es difícil hablar de una conciencia
nacional, única, pero sí podemos aceptar que se va constru-
yendo una conciencia nacional predominante, en el concierto
de otras. Esta conciencia nacional predominante es conse-
cuencia de acontecimientos históricos indicadores de perío-
dos sociales.
La Quinta Generación se identifica con el Renacimiento
mexicano, que hace la tarea de las cuatro generaciones pre-
cedentes, integrando el pensamiento universal y floreciendo
para ofrendar al mundo un nuevo modelo de convivencia fra-
terna. Esto es complicado si consideramos que México ha
vivido una secuencia de violencia y miedo; de sometimiento
y explotación de clases dominantes.
La clave de una nueva era es posible, dicen los autores, si
dejamos entrar a Jesús en nuestros corazones. Estoy con-
vencido de esto, y en cierta manera es el que la Virgen de
Guadalupe presenta en su vientre y el sol que la enmarca.
Jesús es, según la narración del Nican Mopohua, sobre las
apariciones de 1531, el cumplidor del Quinto Sol. La Morena
del Tepeyac se presenta como la madre del Dios por quien
se vive, del cerca y del junto, de Q
​ uetzalcóatl. Ella misma le
propone al indio Juan Diego la construcción de una casa don-
de todos puedan acudir, no un palacio, un espacio lejos de
Tlaltelolco, lugar de la dominación. La Morena del Tepeyac
ha estado presente en las principales etapas históricas de Mé-
xico, como un estandarte simbólico de liberación. Ella tiene
la capacidad de unirnos en la construcción de una conciencia
nacional, con una espiritualidad fuerte e incluyente.

21
Culturalmente hablando hemos ido transitando, de un sin-
cretismo a rasgos más comunes, a una “conciencia crística”
Es cierto que no podemos revivir etapas pasadas. El tiempo
transcurrido nunca vuelve. Pretender volver a comenzar des-
de el pasado es como creer que es posible que el caudal de un
río regrese al principio de su cauce para repetir su recorrido.
No, la vida humana es inédita; es siempre nueva. Lo que sí
podemos hacer es retomar valores perenes de nuestros sabios
ancestros y vivirlos en las circunstancias y en los actuales.
Con nostalgia no se construye un presente; aprendemos del
legado de las generaciones pasadas a fin de construir mejores
sociedades.
Las trece matrices del Renacimiento mexicano enlistadas en
la obra encierran casi la totalidad de la vida humana. Haría
falta explicitar la dimensión trascendente de una espirituali-
dad crística, cristiana que partiendo de la Pascua de Jesús nos
acerque al Reino de Dios sembrado en su predicación como
idea central.
Finalmente esta loable obra maneja un lenguaje rico, erudito,
ameno que nos provoca a sentirnos con razón orgullosos, or-
gullosas de nuestro rico pasado que nutre nuestra conciencia
nacional. Enhorabuena.

Alejandro Solalinde

22
INTRODUCCIÓN
ANTONIO VELASCO PIÑA
“Renacimiento Mexicano” de César Daniel González Ma-
druga y de Witzilin Adriana Morales Ortiz es, a mi juicio,
una obra muy valiosa tanto desde un punto de vista literario
como histórico. Dotado de un estilo ameno que capta nues-
tro interés desde sus primeras páginas, se va exponiendo en
este libro una perspectiva de evolución en espiral de todas
las etapas de la historia de México, empezando con la corres-
pondiente a las antiguas culturas prehispánicas hasta llegar a
la época actual.

Por lo que respecta a nuestras ancestrales culturas, el análisis


que se hace de sus aspectos fundamentales nos permite aden-
trarnos en la comprensión de la gran sabiduría que alcan-
zaron y en el profundo sentido de responsabilidad cósmica
que tenían estas culturas. Esto explica que los mayas hayan
sido capaces de edificar centros ceremoniales en medio de la
selva sin alterar su delicado equilibrio ecológico, así como el
que los aztecas realizaran la proeza de construir y mantener
funcionando una gran ciudad en medio de un lago, sin con-
taminar sus aguas.

La etapa que representan los tres siglos de la época colonial,


es valorada como un proceso de simbiosis, que mediante un
mestizaje racial y sincretismo cultura y espiritual, dotó de
identidad a los habitantes de la nueva nación que alcanzó su
independencia en 1821.

En lo que respecta al siglo XIX, se resalta la influencia que


a lo largo del mismo tuvieron las relevantes personalidades
de José María Morelos y Benito Juárez, así como el pensa-
miento de filósofos como Montesquieu, Voltaire y Rousseau.

Con certero juicio González Madruga y Morales Ortiz, cali-


fican a la revolución iniciada en 1910 como la cuarta etapa
generacional en el largo historial de México, época en la cual
se da una búsqueda por la igualdad y la justicia, así momo
un intento por fortalecer las raíces que sustentan la identidad
nacional, coincidiendo plenamente con lo expresado por Oc-
tavio Paz en “El laberinto de la Soledad” cuando afirma que
23
“La verdad de la Revolución era muy simple y consistía en la
insurgencia de la realidad mexicana.”
Finalmente llegamos a la época actual, en la que los auto-
res de la obra consideran que debe darse el “Renacimien-
to Mexicano”, cuyos propósitos sean “asentarse como una
cultura que logre completar la tarea de las cuatro generacio-
nes precedentes, integrar el pensamiento universal y florecer
para ofrendar al mundo el modelo de la existencia en la con-
vivencia fraterna.”

La aparición de este libro constituye una prueba más de la


cuál es el signo principal de nuestros tiempos: el retorno de
lo sagrado. Cualquier observador imparcial puede percatarse
de que junto a las múltiples señales de que la humanidad ha
llegado al final de una Era, con su consiguiente derrumbe de
toda clase de estructuras e instituciones del pasado, se está
produciendo simultáneamente el inicio de una nueva Era,
con su consiguiente derrumbe de toda clase de estructuras
e instituciones del pasado, se está produciendo simultánea-
mente el inicio de una nueva Edad Histórica, caracterizada
por la creación de una espiritualidad ecuménica, que tiende a
lograr una auténtica mutación de la conciencia de la especie
humana.

“Renacimiento Mexicano” de César Daniel González Ma-


druga, y de Witzilin Adriana Morales Ortiz, pertenece a ese
selecto grupo de libros cuya lectura propicia, en la inmensa
mayoría de sus lectores, tan honda impresión que modifica
para siempre su forma de pensar y de valorar la historia.

Esperamos que esta obra tenga la difusión que por su gran


calidad se merece.

Antonio Velasco Piña

24
25
26
RENACIMIENTO MEXICANO
México más que un lugar es un estado de conciencia, resulta-
do de la sucesiva síntesis de la memoria viva de cinco gene-
raciones caracterizada por sus formas de pensamiento que se
reflejan en la arquitectura, escultura, medicina, tradición es-
piritual, sistemas de producción, sustentabilidad, ciencia en
conciencia, formas de gobernanza, sistemas de vida, lenguas,
símbolos, cultura y humanismo universal.
Considerando la evolución cultural del pensamiento, son cin-
co generaciones de mexicanos con sus procesos históricos:
la primera es la del esplendor pre-colombino de las culturas
desarrolladas en las zonas de aridoamérica, mesoamerica y
oasisamérica quienes mantuvieron una forma de vivir alinea-
da al cosmos en armonía con la naturaleza. A su vez estas
culturas emergieron en tres distintos momentos de acuerdo al
estudio ortodoxo de la historia; preclásica, clásica y postclá-
sica. Desde una perspectiva de espiral evolutiva se lograron
desarrollar en cuatro formas vida: 1) la del callar como los
olmecas; 2) la del saber como los mayas; 3) la del amar como
los zapotecas y 4) la del osar como los mexicas.
Las culturas milenarias legaron y lograron mantener vivos
los valores posibilitadores de una constante ampliación de
la conciencia colectiva en Unidad con el Todo; valores no
entendidos como escrúpulos morales, sino como formas de
vida, basados en una filosofía para explicar el derredor, he-
chos costumbre en el pensar, decir y hacer. Los conocimien-
tos ancestrales más fuertes y representativos de cada cultura
han continuado vigentes cual raíces profundas del gran árbol
que vuelve retoñar en cada nueva primavera. Las lenguas,
símbolos, signos, arquetipos, costumbres, tradiciones, dan-
zas, música, gastronomía, etc; permanecen vivos y disponi-
bles para cada generación tallando constantemente el ADN
del mexicano.

En específico, la etapa post-clásica fue dominada por el im-


perio mexica en una forma de vida del osar, como un pueblo
guerrero que sometía a los demás pueblos. Si bien, esta por
un lado era la única forma de afrontar con un liderazgo claro
el futuro cercano que daría nacimiento a la segunda genera-
ción, por el otro lado quedó inacabada la verdadera vocación
27
de integrar las cuatro formas de vida; es decir, el callar, saber,
amar y osar en una sola cultura.
Así emergió la segunda generación, la del México Colonial,
donde la sabiduría de la cultura original al encontrarse con
los demás mundos, evolucionó por un principio de adapta-
bilidad, generador del sincretismo que le permitió pervivir.
Esta sabiduría, a diferencia de otras culturas que optaron por
el aislamiento o por la resistencia y con ello las conllevó al
perecimiento perdiendo así el gran legado que tenían para
enriquecer a otras culturas, dejándolas sin identidad. La fi-
losofía de la primera generación se mantuvo viva, velada en
las costumbres y tradiciones arribadas con la conquista, pero
jamás desapareció. Fue una transición negociada de entre-
verar un cuerpo en otro, como una simbiosis. El sincretismo
permitió el intercambio de genes, tradiciones, costumbres,
habilidades, historia y filosofía; eso fue posible, gracias a los
valores ya existentes de los principios universales regidores
de la vida de los habitantes originarios, sumados a toda la
herencia proveniente de España con los preceptos de la com-
binación cultural y racial que durante siglos se vivió en la
península ibérica, antes de su llegada a México.
La tercera generación, a partir de 1810 con el movimiento de
la independencia, busca la identidad mexicana como nación
libre y soberana mediante un proceso de lucha interna con
conflictos continuos, pues siendo uno de los territorios (junto
a la India) con mayor interculturalidad, no alcanzaban a aglo-
merarse en Un Todo todas las esencias multiformes. Sin em-
bargo, esa generación duró cien años dejando como legado
los valores y principios de libertad y justicia con alcances su-
periores a los de sus precursores Europeos. Por ejemplo, los
conceptos de los pensadores clásicos: Montesquieu, Voltaire
y Rousseau, encontraron en México una tierra fértil donde
nunca murió la esencia de los valores universales; prueba de
ello son los postulados en los Sentimientos de la Nación de
José María Morelos y Pavón, o la filosofía política de Benito
Juárez.
En nuestros días no sólo siguen vigentes, sino que en su
interpretación, recientemente se han comprendido y sobre
dimensionado. En esa etapa se luchaba por hacer emerger
lo que quedó escondido en el sincretismo oculto en la su-
perficialidad de vida medieval. La tercera nueva generación
abrazó estas ideas con pasión, haciendo despertar la esencia
28
de las culturas milenarias, ambas formas de vida se confron-
taban en su derecho de permeabilidad y existencia. Sin al-
canzar a cerrar ese capítulo de identidad, México entra a la
cuarta generación a partir de 1910 con una mayor violencia
y crudeza en la búsqueda de la igualdad y la justicia social.
No se permitió dar un paso atrás hacia formas de vida que
denigraran a la persona. Los valores universales debían ha-
cerse terrenales, ligando el cielo y con la Tierra, y a la Tierra
con el cielo. Las voces aclamaban fervientemente: “¡Tierra
y libertad!”. Esta cuarta generación es de seres “libres” en
pensar, decir, actuar y Ser, para que la “tierra”, la propiedad,
la riqueza, el derecho de tener un título de propiedad para el
sustento familiar fuera posible; no importaba ofrendar la vida
cuando se trataba de heredar a los hijos grandes tesoros como
el “la Tierra y la Libertad”. Este legado se representa en el
emblema de la bandera, donde la libertad espiritual se expre-
sa por el águila y el fruto de la Tierra se expresa por el nopal,
quedando entrelazados por la serpiente, la energía vinculante
entre el cielo y la tierra.
En la búsqueda de darle rostro a ese símbolo se expresa la
paz, después de una cruenta guerra de Revolución. Surge
una cultura viva, el desarrollo del pensamiento humanista,
el asentamiento de una infraestructura básica de gobierno, y
es en el Siglo XX cuando se logra el desarrollo de la cultura
más simbiótica humana, convirtiéndose en el país que ofrece
la oportunidad para asentarse como una gran aldea huma-
na, una forma de vivir de acuerdo con los valores humanos.
Se abren las puertas a todas las expresiones del mundo, se
establecen familias para vivir en el país sin condiciones (co-
merciales o económicas), donde conviven todas las sangres,
integrando la esencia de todas esas culturas arribadas con
sus costumbres e ideas. A diferencia de la integración que
se vivió en Europa, se dio esa confluencia condicionada a
los acuerdos de los gobiernos. En México, la cuarta genera-
ción es la de la “confluencia en fraternidad”; sin embargo,
no se puede conservar estáticamente la espiral del desarrollo
humano y la misma dinámica hace que las formas de pen-
samiento vuelvan a entrar en caos, en una búsqueda de un
orden superior. En 1968, se rompen las reglas y entran en
convulsión para cumplir su ciclo en 2010 bajo la necesidad
de re orientar el caos hacia formas de convivencia superior
ligadas a principios cada vez más universales, pero sin perder
29
la esencia de la raíz terrenal.
Así surge una quinta generación, en un México caótico, im-
posibilitado de regresar a las formas del pasado y obligado a
encontrar, mediante la creatividad, un nuevo orden superior
para mantener la cultura mexicana como el nido de nuevas
formas de vida. A partir del 2010, el orden mundial, hasta en-
tonces preestablecido, entró en crisis y se está sofocando por
la inviabilidad de sus mecanismos de estandarización huma-
na porque prevalece el interés económico como el motor de
esa unicidad de países. Hoy se desmoronan los modelos esta-
blecidos por haber dejado en el olvido el principio humano y
la oportunidad del equilibrio, forzando así migraciones, vio-
lencia, rompimientos de sistemas, narcotráfico, fraudes, etc.,
síntomas de un “oscurantismo” de pérdida de visión. En es-
pecífico México está en crisis. En cada periodo, una clase so-
cial dominante que gobierna al país ha sido desplazada por su
incapacidad de auto-regenerarse y transformarse, pues sólo
han visto por sí mismas y la sociedad ya no lo puede tolerar
más. La sociedad aboga por generar mecanismos de partici-
pación co-responsable en el ejercicio del poder y la toma de
decisiones. La sociedad está decidiendo salir de la medio-
cridad de los ciclos históricos, rompiendo las tendencias de
una espiral denigrante, para transitar a una espiral proactiva,
ejerciendo actos de mayor presión para establecer marcos ju-
rídicos que cierren las puertas de la subcultura del poder que
se basa en la impunidad y en la corrupción. También se crean
y alientan leyes de quinta generación humana, como las leyes
por los derechos de la naturaleza, los principios para nuevas
leyes de salud emocional, nuevos modelos de pensamiento y
renovados mecanismos de gobierno. Esta quinta generación
se conoce como el RENACIMIENTO MEXICANO y sus
propósitos son: asentarse como una cultura que logre com-
pletar la tarea de la cuatro generaciones precedentes, integrar
el pensamiento universal y florecer para ofrendar al mundo
el modelo de existencia en la convivencia fraterna. Las ac-
ciones de seres renacentistas han comenzado a cristalizarse
para alcanzar nuevamente el esplendor que desde tiempos
ancestrales está predestinado a Ser.

30
¿QUÉ RENACE?
Lo que nunca muere, los valores y los principios uni-
versales que siempre deben existir en las nuevas formas de
vida, como la justicia, la fraternidad, la libertad, la honesti-
dad, la paz, el respeto, el amor incondicional, el servicio; que
a pesar de los cambios en los ciclos de la historia, viven día
a día en la existencia comunitaria que hoy busca retomar su
gobernanza. Renace la proyección de todo lo que fue en un
sólo Ser para que a partir de esa unidad se devele todo cuanto
será. En los clarobscuros de la memoria, el discernimiento de
la conciencia presente es el filtro. En la filosofía del laberinto
de la soledad del mexicano, desarrollada por Octavio Paz,
emerge como pregunta frecuente en la actual generación:
¿para qué traer un hijo a este mundo de hiper contaminación
y violencia? La respuesta emerge de la naturaleza, como la
guía para que el ser humano se comprenda en su infinitud. La
brega de la eternidad no es otro mundo después de la muerte,
sino de la vida misma, aún cuando el “Yo” no esté en ella.
Sólo la inmortalidad del “ciclo de la vida” alcanza la facultad
de la eternidad del alma. Sólo el nacimiento puede conquistar
la muerte. La vida al igual que el amor, se estanca cuando se
le contiene. Ante la imposibilidad de poseerla, sólo se puede
fluir constantemente en ella, a través de la conexión con la
fuente inagotable de donde emana y ese es el mismo origen a
partir del cual ha sido diseñada la vida para su función vital,
la inmortalidad del ser, dentro del alma del cuerpo social,
para cada generación; no posee la vida, la vive, fluyendo en
ella.
¿Cómo ser inmortales en lo colectivo? Si el universo es infi-
nito, es por la capacidad de recrearse, regenerarse y expan-
dirse en una constante recurrencia al renacimiento. El ser
humano, para fundirse en ese universo como alma inmortal,
precisa ajustarse a las leyes del amor y el respeto en este
planeta que pertenece a la vida. La libertad conferida al ser
humano de preservar el ciclo de la vida en esta Tierra como
ser de amor, le otorga la vida eterna del alma.
La exaltación final para morir y renacer en vida es el esfuerzo
de vencerse a sí mismo por voluntad propia. El esplendor de
una persona o sociedad consiste en alcanzar un nivel de con-
ciencia colectiva que exige dar más de sí mismos, como los
atletas que superan las marcas olímpicas para lograr estadios
31
superiores. La sociedad supera sus debilidades creando forta-
lezas para alcanzar niveles más altos de honestidad, justicia,
paz, amor, felicidad y armonía con el entorno. El riesgo que
corre esa cultura puede perderse por degradación, como está
sucediendo con México. y de allí nace esta convocatoria a
sumarse para turbar la degradación y dignificar el espíritu.
Puede haber caos mimético y simulado, pero sólo la turba
legítima del Pueblo y ciudadanos organizados en conciencia
pro-activa puede restaurar el orden.
Cada generación ha tallado su esencia genética usando como
cincel las pruebas de la templanza para formar una mente
apta para incorporar nuevamente el Todo; cuanto emergió y
arribó a esta Tierra. La generación del renacimiento mexi-
cano es la capacitada para remendar, restaurar y recrear una
forma de vida de acuerdo al orden cósmico desde donde pue-
da nacer siempre la novedad. Remendar la mentira con la
verdad, a la ignorancia con la sabiduría y la parte con el todo;
Restaurar la memoria del olvido del amor, mente y vida; Re-
crear el poder del libre albedrío.

Una equilibrada cultura simbiótica.

Para ello es necesario interpretar correctamente el propósito


de los acontecimientos como una serie de avances y retroce-
sos con el objetivo de una ampliación de conciencia. Así, la
sociedad está decidiendo salir de la mediocridad, rompiendo
las tendencias de una espiral denigrante para transitar hacia
una espiral pro-activa. Puede haber caos mimético y simu-
lado y sólo la turba de pensamiento legitima a los ciudada-
nos organizados en conciencia para restaurar el orden. Esa
es también la invitación, un amplio movimiento de concien-
cias enlazadas para proponer un Renacimiento desde lo más
profundo del pensamiento mexicano, que concuerde con la
afirmación de Octavio Paz: “Toda tentativa por resolver los
conflictos desde la realidad mexicana, deberá poseer validez
universal o estará condenada, de antemano, a la esterilidad”.
Esta quinta generación ha de resurgir de las cenizas estériles
del separatismo, polvo eres y en luz te convertirás. Una vez
lograda la misión del renacer en México, alcanzará, por efec-
to de la resonancia, al mundo entero.

32
PERSPECTIVA HISTÓRICA
A diferencia de la perspectiva del estudio histórico
que principalmente se aborda en occidente, para efectos de
este ensayo se considera a la historia desde una perspectiva
dinámica en espiral evolutiva ascendente.
El historiador Antonio Velasco Piña, uno de los principales
expositores del legado cultural de la esencia mexicana en la
historia (a través de sus libros, conferencias y talleres y a
quien se le atribuye la definición de las cuatro culturas “el
callar, saber, amar y osar”), es reconocido como el mayor
inspirador de una conciencia por la defensa cultural y espi-
ritual de México, señala: “Uno de los principales obstáculos
que se interponen a la comprensión del verdadero sentido de
la marcha de la historia, es la generalizada opinión que priva
en occidente de considerar que esta transcurre siempre de
forma lineal, y que por ello cuanto le ha ido aconteciendo a
la humanidad, desde sus orígenes hasta nuestros días, debe
calificarse como un permanente ascenso y progreso”.
La educación en materia histórica (con la cual se sigue for-
mando en las aulas), se centra en conceptualizar el estudio de
la historia con la “línea del tiempo”, un recurso pedagógico
para situar los acontecimientos históricos desde una pers-
pectiva únicamente lineal, como si lo ocurrido en el pasado
no tuviese interacción con el presente. Interpretar la historia
desde este punto de vista es como un agricultor que siembra
en invierno la semilla que debe sembrarse en periodo de ve-
rano, sin tomar en cuenta el ciclo natural. Las culturas sabias
entendían los ciclos cósmicos, de igual modo que el agricul-
tor entiende los ciclos de la tierra: asimismo el renacentista
ha aprendido a sembrar las ideas en el ciclo correcto para
su florecimiento y maduración. Velasco Piña afirma que “la
humanidad entera está sujeta a ciclos de carácter orgánico y a
través de una serie de avances y retrocesos se va logrando un
crecimiento que, si bien lo es en todos los órdenes de la exis-
tencia, está centrado fundamentalmente en una ampliación
de conciencia”. Interpretar esta ampliación de conciencia es
el propósito del estudio de la historia. Antonio Caso, uno de
los principales formadores del pensamiento mexicano, señala
que “la historia, entonces, en vez de encerrarse en las mallas
sutiles de una dialéctica inflexible, puede interpretarse como
una vasta colaboración de hombres para la consecución del
33
Bien, a través de los siglos; porque, en suma, la noción de
causa y de libertad, tienen el mismo origen: la conciencia”.
La conciencia en el centro del estudio de la historia tiene la
función social de liberar la mente y el pensamiento.

HISTORIA CRÍTICA: CON LO QUE SÉ, ¿QUÉ


PUEDO HACER?
La construcción de la filosofía griega destaca la im-
portancia de la ALETHEIA, palabra griega que significa
“verdad”, entendida como el fondo de todas las cosas y un
elemento esencial civilizatorio; SAYA en sánscrito es la pa-
labra utilizada para definir la verdad y se interpreta también
como “el elemento fundamental de todo”. El libertador de la
India, Mahatma Gandhi, definía la “verdad” como “el verda-
dero nombre de Dios”.
La narrativa oficial de la historia mexicana se ha plantea-
do desde una perspectiva patriótica y no crítica, donde ideas
añejas de triunfalismo ciegan el profundo legado de la his-
toria. Se deben enseñar y explicar las experiencias positivas
y negativas para aprender de ellas y filtrar con el discerni-
miento la conciencia presente. La filósofa alemana Hannah
Arendt, una pensadora de las más destacadas del siglo XX,
define que “la violencia es una lucha contra la historia”, y
también sostiene que “siempre a la violencia le precede la
mentira”; con esta secuencia de pensamiento, la violencia en
México debe ser estudiada desde una óptica de verdad. La
sociedad en conjunto debe estoicamente expresar y aceptar la
verdad, por cruda que sea. El filósofo alemán más importan-
te, Immanuel Kant, en sus preguntas fundamentales plantea:
“Con lo que sé, ¿qué debo hacer?”, esto implica abordar los
asuntos de trascendencia histórica sin demagogia y aceptar
los hechos que a la luz requieren de corrección, como remen-
dar la mentira con la verdad. Por ejemplo, se deberán aceptar
las estadísticas fidedignas derivadas de estudios e investi-
gaciones sobre los procesos sociales como una invitación a
transformar la realidad que disgusta, siempre con una visión
pluralista, tanto humanista como científica, para obtener una
conciencia colectiva explicativa del derredor. La narrativa
de la historia crítica en México ha sido mantenida por pen-
sadores como Leopoldo Zea, Juan María Alponte, Octavio
Paz, Carlos Monsivais, Antonio Velasco Piña y recientemen-
34
te Jorge Volpi. Uno de los historiadores más destacados de
México que dedicó su vida a preparar todos los días desde el
aula a nuevas generaciones y dejó su legado en más de trein-
ta y dos tratados sociales, históricos y filosóficos, el Mtro.
Juan María Alponte, afirma que “la violencia en México es
su propia historia… México no tiene historia, tiene un razo-
namiento histórico que elude los casos fundamentales que
posibilitan la paz”. Un gobierno empeñado en mimetizar la
verdad haciendo de la mentira una herramienta de autodefen-
sa, ha empobrecido el pensamiento existencialista de la so-
ciedad mexicana, fomentando una guerra permanente donde
se vive con temor al otro; sin embargo, vivir es convivir. La
responsabilidad es abrirse a la cotidianidad entendiendo que
todo proyecto colectivo se basa en la actividad de quienes
conforman al grupo. Todo lo que pasa en una sociedad, pasa
por el individuo y en el caso de México, se requiere superar
el temor del otro. Al reconocer al otro con comprensión y
amor, al expresar la verdad, se fortalece “la otredad” anclan-
do entonces relaciones verdaderas.

¿DECADENCIA O RENACIMIENTO?
Joseph Elias Meulemans es uno de los grandes sabios
de nuestra época, junto a su esposa Christiane, dedicaron
muchos años de su vida a dar seminarios y preparar a cen-
tenares de alumnos, capacitándolos para hacer la paz. Entre
ellos destacan Karol Wojtyla “Juan Pablo Segundo”, Bob y
John F. Kennedy y Tzipi Livni. El Dr. Elias y su esposa crea-
ron dos nuevas ciencias: la endolingüística (el lenguaje del
interior) y la metafísica cuálica. Gracias a estos innovadores
descubrimientos enseñaban el dominio de más de 45 idio-
mas. Para el Dr. Elias todos los idiomas contienen “códigos
culturales y filosóficos” que deben interpretarse para com-
prender el pensamiento profundo. Por ejemplo, “Heidegger
había podido llegar a hablar de Aufstand in das sein- o de
ser- en- el- mundo… ¿Podía mezclarse la categoría del es-
tar (Aufstand) con la del ser (sein)? ‘Ser en el mundo’ era
un postulado válido en el contexto endolingüístico alemán.
‘Soy alemán’ está en la misma categoría que ‘soy en Berlín’.
Para una persona del mundo hispánico ‘soy en’ es un plantea-
miento falso. ‘Estar en’ es la categoría adecuada”. Con esta
capacidad de descifrar los códigos “culturales y filosóficos”,
35
generó los principios operativos para la creación y el funcio-
namiento del Mossad (centro de inteligencia Israelí).
Durante el gobierno del presidente John F. Kennedy, el doc-
tor se dedicó a la traducción de las tablas sumerias y los re-
sultados de su investigación quedaron bajo el resguardo del
propio gobierno de Estados Unidos. Entregados a las labores
de rescate en desastres naturales, Joseph y su esposa vivieron
la muerte de su hijo, Didier, durante el huracán Gilberto.
en ese momento decidieron dedicar sus últimos años de vida
a México. El Dr. Elias pidió que el epitafio de su tumba, una
vez llegada la hora de la trascendencia, fuera únicamente la
inscripción de la palabra “RESCATISTA”.

En su libro “México Titán del siglo XXI”, retoman las visio-


nes de filósofos que se contraponen al hablar de una “deca-
dencia” obsesionados por demostrar sus orígenes y su posi-
ble remedio. “Según Paul Valery, un sueño ideocrático nos
librará de la decadencia, en tanto que Spengler opta por el
recurso a la fuerza. Para Toynbee y Malraux, los salvadores
estarían representados por la religión y por el héroe respec-
tivamente… todas constituyen una visión únicamente euro
centrista… no queremos decir que sus estudios carezcan de
universalidad. Sin embargo al mirar hacia Europa lo han he-
cho desde sus propios espíritus de puros europeos. Y la vi-
sión ha adolecido de miopía”.
En el mismo libro busca demostrar que el papel decisivo en la
historia del futuro próximo corresponde a México. Los Doc-
tores Elias y Meulemans comentaban en sus conferencias
que ese dato también correspondía a lo interpretado en las
tablas sumerias. En esta publicación, hecha en 1990 afirma:
“Toda voluntad de poder, enmascarada o evidente, será com-
batida abiertamente por el Pueblo, ese pueblo con mayúscula
que la comunicación ha hecho posible; un Pueblo universal,
permeable a toda inquietud humana. Un Pueblo que repelerá
toda estructura política hipócrita y amenazante”. Como si su-
piera lo que viviríamos en nuestra época protagonizada por
el Pueblo destaca: “¿Cuáles han de ser las características del
pueblo que ascenderá hacia el puesto de nuevo rector de los
destinos humanos? 1) El nuevo rector no podrá presentarse
con voluntad de poder. Su ascensión sería imposible en una
época de rechazo de todo imperialismo, como es o será aque-
36
lla hacia la cual caminamos irremediablemente. 2) El nuevo
rector tendrá ante sí, como tarea irrecusable, el deber de crear
una nueva forma de pensamiento. 3) El nuevo rector deberá
poder adecuar la estructura socioeconómica a la nueva forma
de pensamiento”.
En estos momentos en que la humanidad podría enfrentarse
a un proceso de decadencia, el doctor nos recuerda que “para
el alma de los habitantes de México la muerte es algo que
resume el equilibrio entre lo trágico y lo cómico”, por tal mo-
tivo, no hay cataclismo, más bien hay un Renacimiento. Tras
dos años de la partida de Joseph Elias, es imperante recor-
darle al mexicano su destino para el rescate de la situación en
la que “está en el mundo” y recuperar su “Ser en el mundo”.
Al respecto, el filósofo y periodista peruano Francisco Miró
Quesada, citado por los doctores en su obra, afirma: “Lati-
noamérica por su propia formación cultural encontrábase ya
lo suficientemente occidentalizada para poder escapar de un
proceso al que aún las naciones más espiritualmente alejadas
del occidente, no han podido escapar. Latinoamérica tiene
por el contrario la ventaja sobre esas naciones en el hecho de
que habiendo sido asimilada, aunque fuese excéntricamente,
a la cultura occidental, es posible que alcance antes que otra,
las raíces esenciales de sí misma”. Al precisar en la expresión
“raíces esenciales”, entiéndase como el reencontrarse con lo
esencial de sí misma como su Ser Cultural auténtico y con
identidad propia. Es la búsqueda continua del mexicano hoy.

Elias y Meulemans explican: “cuando hablamos de mestiza-


je, utilizamos este término con cierta inexactitud. La palabra
mestizo proviene del latín misticius… en realidad este voca-
blo significaría lo siguiente: de padres de distintas naciones.
Nos hemos habituado en dar a este término una connotación
meramente racial. Nosotros preferimos hablar de simbiosis,
que se define como asociación de organismos diferentes que
se favorecen mutuamente en su desarrollo. En el caso de
México, nos encontramos ante una equilibrada cultura sim-
biótica.” Ante este giro de pensamiento, puede sustentar un
Renacimiento con su propio proceso evolutivo, gracias a la
simbiosis capaz de asimilar una cultura global dentro de sí.
Así como la cultura renacentista clásica vivió su proceso de
esplendor, el renacimiento mexicano está floreciendo con su
propia esencia y circunstancia.
37
RENACIMIENTO
La palabra “renacimiento” está compuesta por el pre-
fijo latino “re”, que significa “reiteración” o “de nuevo” y del
verbo latino “nasci” y se interpreta como “nacer”; es decir,
“volver a nacer”.

El Renacimiento Mexicano se vive de forma personal y co-


lectiva; es decir, hay que volver a gestarse pacientemente
en el útero materno, cuidar el nuevo ser que se está creando
con total amor, reconciliarse con las dos figuras principales
creadores del núcleo social, con el padre y la madre, sentir
de nuevo la labor de parto atravesando por la matria/patria,
vivir de nuevo las contracciones e ir dilatando la conciencia,
dando espacio a nuevas ideas, volverse a expulsar del vientre
materno hacia el mundo, ofreciendo un ser humano dispues-
to hacer la paz. Ese ser humano que vuelve a nacer y esa
sociedad que como grupo colectivo aclama su renacimiento,
debe presentarse con una nueva fuerza, dando un significado
distinto a la vida y lograr de tal manera co-crear otros resulta-
dos totalmente diferentes a los que han llevado a México a su
oscurantismo. La nueva generación mexicana naciente ha de
recrearse sin aceptar perderse en estructuras de mimetismo,
impunidad y corrupción.
Por supuesto no es una tarea sencilla; volver a nacer es “cosa
de titanes”, de seres capaces de encarnar a la mitológica ave
fénix que perecía cada 500 años en el ardor del fuego para
renacer de sus propias cenizas, dejar morir lo anacrónico, lo
que lastima y daña para dejar nacer el mundo nuevo. Sólo
así se puede dar paso a la reestructuración social de México.
Dice Chavela Vargas que México es “un gigante dormido”
(una conciencia dormida), Ayocuan en su obra “la mujer dor-
mida tiene que dar a luz”, acentúa lo mismo y los Doctores
Elias y Meulemans aseguran que México es el Titán del Si-
glo XXI.
La decisión del Doctor Joseph y su esposa de establecerse en
México los adentró en el estudio del idioma náhuatl; durante
su estancia en el país se entregaron a la defensa de esta lengua.
En sus seminarios compartían cómo los mexicanos tenían el
lenguaje perfecto en resonancia, consonancia y asonancia,
y al recuperar los códigos “culturales y filosóficos” de ese
lenguaje perfecto iba a renacer esa cultura. De lo contrario al
38
borrar la memoria del náhuatl, se descompondría el principal
legado de la esencia de México. La asonancia del náhuatl son
palabras que producen energías complementarias la una de
la otra, asociación por consonancia, conducción de palabras
con sonido similar. En México, el conservar palabras como
“chocolate”, “huitlacoche”, “jocote” o los nombres origina-
les de locaciones como Xochimilco, Tlaxcala, México, lo-
gran preservar en el subconsciente la resonancia. Inclusive
aseveraban que el tono y ritmo en el hablar del mexicano
era cantado. En México se han mantenido vivas las lenguas
madres y han sido mezcladas (en sus códigos) con el latín
(convertido en diversas ramas como el español) y el náhuatl,
que aún hablan en forma pura cientos de miles de mexica-
nos. Esto, a diferencia de otras culturas que perdieron por
completo el legado de sus lenguas madres; por ejemplo, la
desaparición del sumerio. El náhuatl logra que los principios
fundamentales estén alineados a los mismos preceptos para
comprender el cosmos y la naturaleza. Esto se refleja así: por
ejemplo, la Piedra del Sol se basa en un sistema vigesimal,
a diferencia de los símbolos de occidente que se basan en un
sistema decimal. La dualidad del sistema náhuatl no queda
implícita, cuenta con palabras para sembrar, crecer, cosechar
y guardar.
Cada vez son más los jóvenes que buscan una memoria cós-
mica, “¿por qué si fuimos todo eso, ahora nosotros no lo so-
mos?” ¿Por qué no renacer?, al recordar lo que se fue.

“CONSCIENCIA DE SER LO QUE YA FUIMOS”. CONS-


CIENCIA DE LA EVOLUCIÓN DE LOS VALORES IN-
MUTABLES QUE NO DEBEN PEDERSE. PREVER UNA
CULTURA Y UNA ÉTICA DE CONSCIENCIA PARA
VOLVERLO EN UNA FORMA DE SER DONDE SE RE-
CUPERE AL GOBERNANTE COMO ERA.

Reencontrar el verbo requería una preparación como guerre-


ro del sol y de la luna. Comprender y vivir hoy los códigos
“filosóficos y culturales”, como herencia de todas las cultu-
ras y razas en la sangre simbiótica mexicana, implica asumir
el papel como una raza global, fraterna, que integre a toda la
humanidad en una, orgullosa de su resonancia original; rein-
ventarse como el ave fénix, consciente de la integración de
la cual es resultado. México renace como el Titán del Siglo
39
XXI, como lo afirmaron el Dr. Joseph Elias y la Dra. Meule-
mans; pacientemente, con el quehacer amoroso continuo de
los verdaderos mexicanos.

EL ORIGEN
Derivado de los encuentros por la unificación de la
humanidad que se llevaron a cabo en el Parque Bicentenario
en Azcapotzalco en 2011 con la confluencia de 52 culturas
provenientes de 52 países; continuados en Cantona en 2012,
en el Museo Soumaya en 2013, en la Universidad Autóno-
ma de Puebla en 2014, en el Museo Soumaya en 2015 y en
Tlaltelolco en 2016. En el primer encuentro se establecieron
los principios rectores para el florecimiento de la humanidad,
derivados de la integración de la sabiduría resguardada por
las culturas ancestrales del mundo. Son guardianes de la tra-
dición que han decidido, por las cuentas calendáricas de sus
respectivas culturas, develar la información transmitida de
generación en generación oculta hasta nuestros días, como
quedó plasmado en los 37 fundamentos presentados y algu-
nos de ellos son:

5) TRANSFORMACIÓN

El proceso de creación de la cultura universal toma


como principio de multiplicidad y evolución la esencia per-
fecta del 0-0-0, fuerza treinta de conexión con el corazón del
cosmos y el corazón de la Tierra. Con la voluntad de integra-
ción y multiplicidad, todo empieza a fluir, a abrir la recons-
trucción del Ser y la comunidad cósmica para un enfoque de
nuestra conciencia 0-0-0, capacidad de síntesis y transfor-
mación. Se adopta el lenguaje del espíritu universal 0-0-0,
procurando un vocabulario sencillo, claro y preciso para que
pueda con facilidad ser interpretado y adaptarse a cualquier
cultura y expresión oral.

6) ANTECEDENTES

El documento elaborado en sesiones de la Nación


Maya con anterioridad al presente escrito, será presentado y
considerado como sustento del proceso fundacional del flo-
recimiento humano y siempre se adaptarán para su proceso
40
evolutivo todos los preceptos y ejemplos de proyectos y ac-
ciones vivas que se inicien en todas las regiones del planeta.
El tejido de interculturalidad y progresión social ya inició.

7) TIEMPOS

Los calendarios cósmicos sagrados señalan las cir-


cunstancias y los espacios con su correcta y adecuada inter-
pretación. Se agendan actividades humanas tomando como
base los solsticios, equinoccios, pasos cenitales, contra pasos
cenitales y eventos cósmicos.

21) MANIFIESTO DE CONVOCATORIA DE LA


HUMANIDAD

a) El manifiesto debe contener temas sustanciales que


propicien el renacimiento de una cultura cósmica. Debe es-
tablecer proyectos y preceptos para que guíen e inspiren a
todos los pueblos y comunidades urbanas.
b) Será universal en la medida en que no presente
banderas ni pertenencias, no fomente egos o protagonismos,
se plantee la capacidad de apertura en la diversidad para lo-
grar la confluencia de ideas y capacidades para la unidad in-
teligente de sumar y restar las expresiones que se adhieran
al trabajo del florecimiento y transformación de la especie
humana (0-0-0). Durante el segundo encuentro se llegó a
un consenso sobre las analogías simbólicas de los mismos
principios presentes en las inteligencias rectoras humanas,
encontrando que los códigos filosóficos se basan en la mis-
ma interpretación de las leyes universales. Sirva esta tabla de
ejemplo:

NÁHUATL MAYA KABALA SEN- OPUESTOS


DERO COMPLE-
MENTA-
RIOS
Cipactli- coco- Imix- seno-maíz Dalet 3 1-20
drilo
Ehecatl- viento Ik- espíritu Beth 1 2-19
Calli- casa Ak Bal- Guimel 2 3-18
Retoño,camino
41
Cuetzpalin- la- Kan- sabiduría Ayin 15 4-17
gartija
Coatl- serpiente Chich-Chan Teth 8 5-16
Experiencia
Miquixtli-muerte Cimi- transfor- Nun 13 6-15
mación
Mazatl-venado Manic- pasar Tzadik 17 7-14
espíritu
Tochtli-conejo Lamat- ofrenda, Shin 20 8-13
nacimiento
Atl- agua Muluc- Acumu- Mem 12 9-12
lar
energía
Itzcuincli-perro Oc- Huella Lamed 11 10-11
Ozomatli- mono Chuen- arder Koph 18 11-10
uno
mismo
Malinalli- yerba Eb- escalera, Zain 6 12-9
camino ascen-
dente
Acatl- caña en Ben- caña Jet 7 13-8
agua
Ozelotl- jaguar Hiix- pulir, Vav 5 14-7
limpiar.
Cuauhtli- águila Men- pájaro, Resh 19 15-6
crear
Cozcacuahtli- Cib- esparcir, Pei 16 16-5
buitre entendimiento
Ollin- movi- Caban- identidad Kaf 10 17-4
miento
Tecpatl- cuchillo Etznab- reflejo Samej 14 18-3
de pedernal del aro
Quiahutli- lluvia Cauac- surgi- Hei 4 19-2
miento
Xochitl- flor Ahau- maestro Yud 9 20-1

42
Tloque Nahua- He- huevo, aquí Aleph 0 0-21
que está.
El cerca y el
junto
Tlalli- Lu´umna- pla- Tav 21 21-0
Madre Tierra neta
madre

Para completar el análisis de un pensamiento integrado, se


realizó el tercer encuentro en el Museo Soumaya, donde se
revisaron los avances de la ciencia en consciencia con la ten-
dencia a trabajar con estos mismos códigos para lo cual cien-
tíficos de todo el orbe se dieron cita y arrojando conclusiones
de esta envergadura:
“La mente es capaz de disminuir la densidad del tiempo cuan-
do utiliza el hemisferio derecho, en pensamientos expresados
poética o artísticamente, la densidad del tiempo influye en el
funcionamiento de la mente (mente-materia).
El giro de elementos mecánicos permite modificar la densi-
dad del tiempo que es inversamente proporcional a la densi-
dad de la materia, a menor densidad mayor pliegue del es-
pacio-tiempo y menor desgaste de energía. Existe infinitos
universos conectados entre sí intercalándose en un gran me-
taverso en el que estamos todos en energía primigenia. Todos
somos energía en movimiento continuo y a medida que to-
mamos conciencia de este movimiento, interactuamos con el
cosmos; esta capacidad depende de la genética evolutiva…
del cuerpo electromagnético y los universos electromagnéti-
cos resonantes.
Cuando accedemos a la energía kundalini en realidad nos
estamos intercalando con líneas de tiempo que están empa-
quetadas cada una en una onda de fase y al integrarse forman
nebulosas o clusters y pueden tener dos o más velocidades
diferentes, la velocidad de la onda fase normal y la velocidad
de todo el grupo de donde el concepto de gravedad actual no
se concibe como una fuerza que sale de objetos estelares sino
de un conjunto de ondas fase que ellos absorben y proyec-
tan en luz. El desplazamiento de la estructura del tiempo es
logarítmica y súper simétrica proyectando simultáneamen-
te imágenes diferentes para cada evento pasado y presente.
Debemos mencionar que entre las culturas americanas que
más han aportado datos sobre el desarrollo y ascensión de la
43
kundalini son los mexicas, olmecas, toltecas y mayas; estas
enseñanzas fueron guardadas por representantes de estas et-
nias los cuales tienen el rango de abuelos supremos”.
Este encuentro significó la base científica aplicable a las for-
mas de vida alineadas al cosmos.
Para la cuarta edición, en la Benemérita Universidad Autó-
noma de Puebla, se planteaba la interrogante de ¿cómo edu-
car bajo este mismo criterio unificado? En este encuentro
se dio respuesta con la presentación de proyectos que están
siendo aplicados en varios centros educativos del mundo y
como parte de los acuerdos se plasmaron los siguientes enun-
ciados: “La revisión y reformulación del sistema educativo
escolar y extra escolar capaz de ofrecer una ética universal
que manifieste verdaderamente los valores de respeto, res-
ponsabilidad, sinceridad, confianza, honorabilidad, unidad,
amistad, y amor. Una educación prominente para la libre ex-
presión, que motive el ingenio, la creatividad, el desarrollo
de dones, cualidades, virtudes y habilidades socio-emocio-
nales y pisco-espirituales, con el conocimiento universal del
Ser y del potencial humano incorporando a la educación el
desarrollo de la sexualidad sagrada y divina. Anexionando la
bioalfabetización, aprender a leer a la naturaleza, para saber
cómo debe ser la adaptación apropiada del ser humano en
ella”. Estos preceptos, que corresponden a una cultura uni-
versal, son aplicables a la educación y a la ciencia, por ende
también lo son para la organización de la sociedad. Con esa
óptica, se presentó en el museo Soumaya en el 2015 la obra
“los sentimientos del corazón de México” con una propuesta
de pacto social donde se plasman los valores a alcanzar en un
proceso refundacional del gobierno y la sociedad en su con-
junto. La compilación de la propuesta de la Visión de México
como país incluye veintidós valores que corresponden a los
veintidós preceptos de las inteligencias humanas, como las
presentadas en la tabla de analogías simbólicas develada en
Cantona. La renovación que se plantea en este pacto social
sigue abriendo puertas para guiar la transformación de los
paradigmas institucionales.
Los esfuerzos de estos primeros cinco encuentros han con-
seguido resultados de alto impacto como lo es la salud emo-
cional en la ley, la aplicación de los preceptos científicos, la
ley de los derechos de la naturaleza en la ciudad de México
y otros que se podrán encontrar a lo largo de esta obra. Este
44
impulso atrajo la atención de importantes líderes del mundo;
particularmente, la ley de los derechos de la naturaleza sirvió
como modelo para convocar a las principales voces de la Na-
turaleza durante el foro internacional por los derechos de la
Madre Tierra. En 2016, en el Centro Cultural Tlatelolco, se
establecieron los códigos culturales para pasar de una visión
antropocéntrica -el ser humano al centro-, a un pensamiento
biocéntrico -la vida en el centro- y a partir de ello adecuar las
estructuras socioeconómicas a esta nueva forma de esque-
ma mental. El impulso de todas las expresiones del mundo a
lo largo de estos años ha inspirado su actuar en sus propios
países y ha fortalecido el desarrollo mismo de la labor en
México; todos para uno y uno para todos.
Tomando en cuenta los mensajes alineados al cosmos, se han
emprendido caminatas por las rutas del poder, trazadas por
los abuelos supremos, reactivando la memoria cósmica de la
Tierra y la del renacentista que camina. Es el peregrinar de
meditaciones activas para humanizar lo divino y divinizar lo
humano. La caminata es una práctica presente en todas las
culturas del mundo que sirve para los momentos cruciales
de los destinos de las sociedades, como lo hizo Moisés que
caminó en el desierto por cuarenta años con el pueblo he-
breo por su libertad, o como la peregrinación de los Mexicas,
quienes caminaron hasta encontrar la señal dada por Huitzi-
lopochtli. Buscaban un águila postrada sobre el nopal devo-
rando una serpiente y una vez encontrada la señal entonces
se fundaría Tenochtitlán.
Actualmente estas caminatas se llevan a cabo año con año y
en cada punto del trayecto esperan y resguardan los guardia-
nes de la tradición quienes acompañan a los caminantes al
siguiente lugar. El caminar es para preparar el séptimo paso
que es la “MISIÓN DEL RENACIMIENTO MEXICANO”.

LA OBSCURIDAD NO SE COMBATE, SE ILUMINA.

El aclamado físico matemático Albert Einstein dice:


“no existe la obscuridad, lo que existe es la ausencia de luz”.
En su raíz latina, la palabra obscuridad proviene del adjetivo
obscurus que se interpreta como “lo no visible”, y para los
mexicas el Ometeotl, las dos energías; bien y mal, luz y obs-
curidad, ambas logran la unidad, una como el espejo de la
otra.
45
Ometeotl en náhuatl se traduce como Ome, dos o doble y
teotl, energía; es decir, la energía dual, donde la suma de dos
energías, co-dependientes entre sí, forman una tercera fuer-
za que es la unidad en su conjunto. Por ello, resulta atinada
esta frase ante la exigencia de emerger del oscurantismo: “La
obscuridad no se combate, se ilumina”.

El filósofo mexicano, considerado como uno de los más des-


tacados pensadores latinoamericanos del siglo XX, el maes-
tro Leopoldo Zea, elaboró gran parte de sus planteamientos
en las Instituciones educativas de China, afirmando reitera-
damente a los estudiantes chinos que sólo había dos pueblos
capaces de insertarse plenamente en la globalidad debido a
su poder creativo, y uno de ellos era precisamente el pueblo
chino y el otro el pueblo mexicano. Sin embargo, ¿cómo se
explica que a México lo ignoraran sus connacionales y a Chi-
na la adoptaran como un referente de pensamiento? ¡Cuánta
razón tenía el filósofo mexicano! Hoy se pueden encontrar
automóviles hechos en China con diseños y gustos alemanes,
refrigerados del agrado estadounidense hechos en China,
banderas mexicanas hechas en China. Les llevó casi veinte
años de aprendizaje, pero hoy son productos con mejor cali-
dad que en los propios países de origen.
En la actualidad, México está obligado a resonar con los
planteamientos de Zea, con la capacidad de la determina-
ción que le otorga la imaginación creadora que posee por
ser una cultura síntesis de todas las razas del planeta. Las
oportunidades se hacen patentes en ejemplos como las de-
cisiones de las marcas automotrices Mercedes Benz y Audi
que han decidido establecer sus plantas matrices en México
para producir autos con las peculiaridades de cada región y
clima del mundo, sin perder la máxima potencia y calidad
aprovechando el ingenio mexicano. El presidente de Merce-
des Benz en México, Radek Jelinek, afirma que el mexicano
“produce con una genética autónoma”. Todo esto se proyecta
en ejemplos inspiradores como el de Olga Medrano, gana-
dora de la medalla de oro en la Olimpiada Europea Femenil
de Matemáticas realizada en abril del 2016 en Rumania. Un
aporte de México que demuestra las capacidades requeridas
para resolver problemas complejos con la aplicación de las
ciencias exactas. Las mujeres y los hombres de la ilustración
mexicana, como faros, brillan en medio de la obscuridad,
46
Son un grupo colectivo que ilumina cada rincón donde hay
ausencia de luz.
LOS GIRALUNA Y EL PENSAMIENTO “DIVERGEN-
TE PLURALISTA”

El poeta, pintor y cantautor andaluz, Luis Eduardo


Aute, es reconocido por importantes sectores de la sociedad
de habla hispana como uno de los más altos expositores del
canto trascendental, y en su canción “giraluna” describe lo
siguiente: “Pienso que un giraluna debe ser un girasol di-
sidente, es un girasol raro, tiene su manera de entender las
cosas, que cuando cae la tarde y sus hermanos girasoles van
agachándose, van humillándose, y se agachan, él permanece
tieso mirando hacia el cielo porque supone que algo tiene que
pasar, está seguro que algo tiene que pasar y sí pasa… pasa el
tiempo, llega la noche y aparece a luna,y la luna, como todas
las noches echa una mirada al planeta Tierra, y descubre en
ese mar de girasoles, ese extraño girasol ahí todo tieso, viaja
y se pone justo delante de él. El giraluna la ve y se queda
extasiado diciendo, “La luna por fin la vi”. La luna que es
muy generosa al darse cuenta de la constancia del giraluna le
quiere hacer un regalo y el regalo es simplemente que se va
girando sobre su propio eje, muy poquito a poco, hasta mos-
trarle su cara oculta, pero la luna le muestra su cara oculta
al giraluna exclusivamente para él por tres motivos: primero
porque tuvo fe, segundo porque no perdió la curiosidad y
tercero y muy importante porque tuvo criterio propio”.

Con esta explicación metafórica, se logra detectar a los seres


humanos del renacimiento. Mujeres y hombres que con cri-
terio propio han mantenido una conciencia crítica, empren-
diendo constantemente los elevados propósitos dictados por
su intuitiva determinación, como adelantándose en el tiem-
po, curioseando con una fe razonada.

En uno de los libros maestros del politólogo, filósofo, histo-


riador y libre pensador del siglo XX, Isaiah Berlin, en una
compilación de sus artículos, realizada por su alumno Roger
Hausheer. Lleva el título de “Contra la corriente” y destaca
la historia de las ideas abordando diversos aspectos sobre los
que comenta: “Una escuela literaria, un movimiento político,
47
un genio artístico o un pensador germinal, en tanto hayan
sido los primeros en cuestionar temas y avanzar ideas que
hubiesen pasado al panorama común de generaciones pos-
teriores. Pues Berlín no trata sólo con grandes pensadores:
la historia de las ideas no es el relato de una sucesión de
grandes filósofos, donde un sistema de ideas o teorías engen-
dra otra, como por un proceso de partenogénesis; más bien
está interesada en el surgimiento de las ideas, diversos tipos
de personalidad intelectual, variada, original, excéntrica, fre-
cuentemente disidente y fuera de la corriente de su tiempo,
en oposición a los dogmas ortodoxos y presuposiciones re-
cibidas que ayudan a derribar”. La mayoría de los plantea-
mientos hechos por seres humanos en contracorriente a su
tiempo fueron adquiriendo mayor relevancia con el paso del
tiempo, inclusive sus ideas mismas sirven como solución a
muchos de los problemas de la actualidad.

En este renacimiento, la conciencia critica del Giraluna viene


acompañada del pensamiento “divergente pluralista”. Enten-
dido “divergente” como la capacidad unificadora de aplicar
soluciones integrales a los retos enfrentados por la humani-
dad, sin pertenecer necesariamente a algún grupo determina-
do, un alma libre. Por ejemplo, los avances tecnológicos en
las labores educativas se acompañan de actividades lúdicas o
los problemas ambientales se abordan con perspectivas cul-
turales y de desarrollo humano integral.
Sobre el pensamiento “pluralista”, el filósofo alemán, Johann
Herder, considerado por Berlín como el patrono de Heideg-
ger y Habermas, categoriza el estudio de la historia de las
ideas desde tres plataformas de manifestación: 1) “El popu-
lismo”, como la creencia de que el ser humano sólo puede
alcanzar su pleno desarrollo cuando pertenece a un grupo o
cultura específica, con tradiciones que lo caracterice, con un
lenguaje y una interpretación común de la historia. Aquí se
puede situar, por ejemplo, el nacionalismo. 2) “El expresio-
nismo” como la noción de que una visión de la vida llevada a
la acción está por encima de todas las otras opiniones, como
ha sucedido con el comunismo y el neoliberalismo. 3) “El
pluralismo” como la aceptación de una variedad infinita de
culturas y códigos de valores. Todos son fundamentales e ili-
mitados potencialmente en el encuentro de unos con otros y
en la realización humana alcanzada por una reunión univer-
48
sal de todas. Esto último implica el todo en el uno, el amor en
un todo. una cultura verdaderamente universal, como la cos-
movisión maya o como quedó demostrado en las formas de
vida de Tula o Teotihuacán. Este planteamiento sigue igual
de vigente y el surgimiento de un verdadero pluralismo cuen-
ta, en la era de la globalidad, con toda la estructura posibili-
tadora de su existencia. Así como ha sucedido a lo largo de la
historia de humanidad y del surgimiento contracorriente de
las ideas, México cuenta con seres que son como los giralu-
nas, con criterio propio y cuyos pensamientos divergentes y
pluralistas ya se encuentran alineados a los movimientos de
fuerza ascendente en la transformación global.

LA QUINTA GENERACIÓN
Con la premisa de que “la obscuridad no se combate,
se ilumina” se puede demostrar el renacimiento que emer-
ge desde México con casos como el de la científica Esther
del Río Serrano, impulsora de un nuevo concepto de salud
que pone como tema central en la atención, la integridad del
ser humano como una expresión viviente de mente, cuer-
po y alma, y no sólo limita la medicina a la enfermedad del
cuerpo físico. Recibió por el descubrimiento del agua cristal
(H2O)37 el reconocimiento como mujer internacional del año
en 1994 por la Universidad de Cambridge, Inglaterra. Sus
descubrimientos son la base de toda una nueva rama de in-
vestigación médica a nivel mundial y la principal oferta para
sanar al ser humano desarrollada por la ciencia. Se encuentra
también el ganador de dos premios “Oscar”, Alejandro Gon-
zález Iñárritu y el filme Birdman, donde nos cuestiona como
audiencia sobre nuestro conformismo ante la levedad del ser
(en la visión de Milan Kundera), dando pauta para asumir
nuestro proceso existencial más allá de la fama, el dinero y
la falsa felicidad. O el renacido, que sitúa al ser humano pre-
cisamente ante la experiencia de muerte y renacimiento para
tomar la decisión más importante, la de perdonar o no.

La sociedad cada vez es más consciente de lo imposible que


es esperar que los gobiernos sean los únicos que están obli-
gados a gestar las transformaciones o los cambios en el país,
si estos no vienen acompañados por la corresponsabilidad de
cada mexicano.
49
Las mujeres y los hombres de la ilustración mexicana en este
renacimiento trabajan por la refundación de la sociedad y la
construcción de un gobierno merecido. Los sociólogos y po-
litólogos recurren frecuentemente a la frase de Alexander de
Tocqueville: “cada pueblo tiene el gobierno que se merece”,
¿pero cómo saber qué se merece si se desconoce lo que se
vale? Si el psicoanálisis puede hacer en una sociedad lo que
hace con el individuo, como recurrir al origen, reconciliarse
con el pasado y re-interpretarse, elevando así los niveles de
autoestima y confianza en sí mismo, la sociedad mexicana
requiere fomentar un ejercicio de estudio de la psique colec-
tiva para dotarla de auto-valoración, siendo la misma socie-
dad la responsable de reconstruir el gobierno que merece.

EL MESÍAS O QUETZALCÓATL COLECTIVO.


Durante milenios, las hipótesis de que vendrá un re-
dentor, una especie de héroe, un semidios, a salvar la huma-
nidad ha prevalecido significando la esperanza de la huma-
nidad dentro del contexto histórico de diversas culturas. Sin
embargo, existen otras hipótesis que se han venido develan-
do dentro de las mismas corrientes filosóficas o teológicas.
Como afirma Albert Gozlan cuando se refiere a “la genera-
ción de conciencia en un creciente número de personas de-
positarios y encargados en salvar el mundo”, no es una sola
persona, sino un colectivo de personas con esa misma de-
terminación, que asumen la responsabilidad de salvarse a sí
mismos, a otros seres humanos, a otras especies y al planeta
mismo. “En hebreo, la palabra mesías es mashiah, que se
descompone en dos palabras: yesh moah que significan hay
cerebro; es decir que hay un conocimiento superior, muy por
encima del conocimiento cartesiano, muy por encima de lo
que nos está enseñando hoy en día la física, y muy cercano a
lo que la física cuántica está desarrollando en estos momen-
tos. ¿Qué es el mesías? Es una manera de evolucionar por
encima de la lógica”.

Así lo sostiene también el historiador y ambientalista Mexi-


cano, Alberto Ruz, al hablar del retorno de Quetzalcóatl,
como una esencia, que despierta en la conciencia de una de-
terminada población, cuyos miembros unificados, trabajando
de lo micro a lo macro y de lo macro a lo micro, establecen
50
una nueva humanidad, un renacimiento. Es la maduración
de los mecanismos mentales y cerebrales de una conciencia
colectiva que mantuvo la alineación con la conciencia uni-
versal con mayor capacidad de dar respuesta a situaciones
concretas.

El estado de conciencia quetzalcóatl o crística, trasciende la


imagen del personaje heróico-mítico que salva a la humani-
dad, inmolándose a sí mismo, para liberarla del peso denso
de todos los pecados y así abrazar la vida eterna. El estado
de conciencia quetzalcóatl implica la captación integral de
la información que emana de los diferentes cuerpos celestes
del universo, que se considera que están en sincronía e in-
ter-correlacionados con el movimiento de la Tierra, generan-
do causas y consecuencias en la propia manifestación en la
Madre Naturaleza viviente, que crece y se desarrolla sobre el
planeta que ha sostenido por miles de años a la humanidad.
La conciencia quetzalcóatl es la capacidad de comprender la
integración entre el macro y micro universo, así como tam-
bién comprende, respeta y responde a las leyes naturales y
universales.

La conciencia quetzalcóatl, hace que el individuo se atreva a


explorarse a sí mismo y llegue a la comprensión de la chispa
co-credora que existe dentro de sí. Por ello, se asume cores-
ponsable del orden cósmico. Hay una apertura de la habilidad
de la comunicación extra humana; es decir, la comunicación
no sólo fluye entre la especie humana, el ser humano también
se comunica con otros planos de existencia del reino vegetal,
animal, y mineral. Todo está vivo, todo está vibrando en todo
momento. Este valor ancestral era un principio fundamen-
tal para saber regir la vida de forma ordenada, armónica y
sincrónicamente. Al saber leer los momentos y ciclos de la
naturaleza, se explica la vida del ser humano.

La palabra “quetzalcóatl” en nahuatl se traduce como; “her-


mosa serpiente o serpiente emplumada”. El idioma náhuatl
conlleva una amplia interpretación filosófica y relaciona a la
serpiente con la sabiduría. Una de las narraciones más anti-
guas sobre los prominentes quehaceres de Quetzalcóatl des-
cribe la tarea de crear al ser humano con los huesos otorgados
por Mictlanteculti, el señor del inframundo, y por Mictlanci-
51
huatl, la señora del inframundo. “Por el camino de la poesía:
flor y canto, se narra el viaje de Quetzalcóatl al Mictlan en
busca de los huesos preciosos para crear de nuevo a los hom-
bres. Después de que los dioses reunidos en Teotihuacán,
crearon el Sol”, refiere el texto cuya traducción damos, “se
preguntaron y consultaron quién había de habitar la tierra”.
Esta narración antigua, redactada por Miguel León Portilla,
nombra a Quetzalcóatl “sabiduría de la suprema divinidad y
restaurador de los hombres”.

Otro mito antiguo adjudica a Quetzalcóatl la introducción del


maíz para alimentar a los hombres. Se convirtió en hormiga
negra y guiado por una hormiga roja hacia el Tonacatépetl,
el monte de nuestro sustento, encontró el maíz para poste-
riormente llevarlo desgranado al Tamoanchan, el lugar de
nuestro origen, y a los labios de los primeros seres humanos,
Oxomoco y Cipactónal, la primera pareja náhuatl, para for-
talecerlos.

Otra descripción es la que se encuentra en el poema épico


encontrado en los Anales de Cuauhtitlán. Reconoce a Quet-
zalcóatl como el más grande sacerdote gobernante de la ci-
vilización tolteca que por muchos años alcanzó el esplendor
y la plenitud, hasta ser tentado por Tezcatlipoca, espejo hu-
meante u obscuro, y al ser culpable de sus faltas, se convirtió
en la estrella de la mañana, conocida también como Venus.

De estos tres cuadros mitológicos y cosmogónicos plasma-


dos en la basta obra artística de la serpiente emplumada es-
culpida en piedra en los centros ceremoniales edificados por
los ancestros teotihuacanos, toltecas, mayas, mexicas, entre
otros, y toda la tradición oral transmitida con el paso del
tiempo de boca en boca, se considera a Quetzalcóatl como la
sabiduría divina. La serpiente, al cambiar de piel, representa
la capacidad de cerrar y comenzar los diversos ciclos de las
experiencias de existencia. El reptar de este anfibio represen-
ta el conocimiento terrestre y las alas representan el volar de
ese conocimiento que se enlaza con el cielo. Esto se deriva
del mismo conocimiento por la observación de los cuerpos
celestes; específicamente, los planetas se mueven en forma
serpentina. Quetzalcóatl, además de ser el hacedor de hom-
bres, el encargado de darles alimento y “hacerlos fuertes”, el
52
gobernante impecable y la estrella de la mañana, es el sím-
bolo inspirador de la “sabiduría preciosa” a la humanidad,
La sabiduría que se requiere para llevar una vida honorable,
ordenada, armónica y feliz. La conciencia quetzalcóatl es la
consciente de haber sido un astro, un alimento o un gober-
nante.

Hoy ya no se espera el retorno de Quetzalcóatl, como suce-


dió con la llegada de Hernán Cortés, ni tampoco el regreso
de Cristo encarnado en una sola persona, sino en el corazón
de todos aquellos que con libre albedrío deciden dejar entrar
a Jesús en su corazón. Por tanto, lo que está sucediendo en
toda la humanidad es el despertar de esa conciencia crística
desde el interior para propagarse en lo colectivo. De acuer-
do al Rabí Simón, en una traducción del Zohar, “La palabra
Mesías se refiere a nuestras propias acciones espirituales in-
dividuales que acelerarán su llegada. A través del crecimien-
to espiritual, debemos alcanzar aspectos del Mesías dentro
de nosotros mismos para acelerar la llegada del Mesías glo-
bal. El reconocimiento de esta verdad, junto con el amor por
otros y una fuerte conexión visual con las palabras en arameo
del Zóhar, acelerará la llegada del Mesías, la paz universal y
la inmortalidad”.

¿Cómo vivir la conciencia quetzalcóatl en lo colectivo? A


través de la ética, en una vida fundada en valores y leyes
universales, priorizando el bienestar de la común-unidad, lo
cual necesariamente ayuda al ser humano a conectarse de
nuevo e interpretar los diferentes movimientos celestes in-
corporándolos al diario vivir. El caos actual del mexicano
se debe al olvido de su sentido de vida crítica, soslayando la
responsabilidad de hacer las cosas por sí mismo. La partici-
pación democrática se resume, en el mejor de los casos, en
acudir a las urnas el día de la votación. A otros niveles, en el
aplazamiento de la desgracia personal elección tras elección
y en su nivel de perversión más profunda en el “negociar”
para tener a los gobernantes trabajando a favor de unos cuan-
tos intereses. Como señala Rav Berg: “Hemos preferido po-
ner nuestra dependencia en intermediarios que saben qué es
bueno para nosotros; entonces, ¿por qué deberíamos pensar
que las cosas serían mejores?”. Sin embargo, al acudir a la
ciencia, Werner Héisenberg, autor de “El principio de incer-
53
tidumbre”, quien inventó la primera versión de la mecánica
cuántica, creía que toda la realidad física, la cual incluye los
materiales subatómicos, cambia al capricho del observador
humano; es decir, cada persona puede influir en otras y puede
bombardearlas con pensamientos positivos o negativos. Una
sociedad responsable de tomar las riendas de su destino, pue-
de enderezar el rumbo para darle orden al caos.

En este proceso, el despertar de la conciencia quetzalcóatl


colectiva es proporcional al despertar de las tentaciones de
Tezcatlipoca, y al superar sus pruebas, evoluciona la con-
ciencia crística. ¿Habría habido ley 3 de 3 sin la casa blanca?
¿Cuántas casas blancas como esta habíaen el pasado? Hoy
la sociedad llegó a un punto donde no tolera una más y pre-
siona para que se aprueben leyes que regulen la subcultura
de la corrupción; hoy por ley, mañana por la ética de vivir
en honestidad al gobernar. ¿Habría ley de la madre tierra sin
la destrucción de la naturaleza? Se olvidó como vivir en ar-
monía; ante ello surge una ley que regule la relación del ser
humano con el medio ambiente para hacer renacer una forma
de vida ética de respeto a la naturaleza, y eventualmente ha-
cerlo por conciencia.

Todas las filosofías y formas de pensamiento de la concien-


cia crística han sido corroboradas por la física cuántica, por
ejemplo, la teoría del paralelismo cuántico que afirma que
dos o más sujetos expuestos a los mismos estímulos tienen
reacciones simultáneas a pesar del espacio; inclusive a pesar
del tiempo. Así se explica, por ejemplo, que la célula madre
es la que regenera influyendo sobre las células que cocreó y
así se entiende la relación existente entre una madre e hijo.
Lo mismo sucede con todas las culturas madre legadas.

Este mismo principio se corrobora en la teoría denominada


por los científicos como “masa crítica” que afirma que la raíz
cuadrada de un determinado número de habitantes, al com-
partir el mismo estímulo, el resto de la población lo replicará
paralelamente. Esta secuencia de ideas es utilizada por los
mercadólogos, afirmando que la demanda de un producto lle-
gará a ser masiva cuando el porcentaje de “la masa crítica” de
cierta población compre ese producto, esto se conoce como
“gross point”. La misma hipótesis se aplica en la rama de la
54
medicina para fundamentar el fenómeno de la expansión, el
cual provoca que el daño llegue a ser totalmente irreversible;
a este hecho se le llama metástasis.

Este mismo orden de ideas se aplica al desarrollo de la con-


ciencia crística pues cierto número de mexicanos se enfo-
ca desde la misma conciencia al mismo objetivo evolutivo
acercándose día con día a conformar una masa crítica. Todos
los días surgen movimientos ante las olas de corrupción, de
violencia, de atentados contra los derechos humanos, ante
la explotación inconsciente de los recursos humanos, expan-
diéndose aceleradamente el Renacimiento Mexicano; es de-
cir, el Quetzalcóatl o el mesías colectivo se vislumbra en el
presente y regresa como fue profetizado.

LAS TRECE MATRICES


El trece es un número con el que se asentaron todas
las culturas mesoamericanas antiguas. En la comprensión
occidental se toman en consideración las doce constelacio-
nes por las que transita el cosmos, el sistema solar. Para los
mayas, el cielo se dividía en 13 baktunes. Trece lunaciones
en 364 días; cada lunación de 28 días y la luna rige la energía
que comanda cada lunación. El 10 de la cultura occidental no
podía comprenderse sin su opuesto, por ello se representan
20 energías en su polo positivo y negativo, teniendo como
resultado 20 inteligencias que traducidas en lenguaje, se gra-
baron en la piedra del sol. Añadiendo el principio y el fin,
se tiene un total de 22, igual que las 22 letras del alfabeto
hebreo. En la combinación de ambos, el 13 multiplicado
por el 20 da de resultado de 260, equiparable a un ciclo de
Venus, y es el mismo tiempo de duración de la gestación de
un bebe en el vientre materno. Uno de los más destacados
investigadores de los calendarios de los aztecas y de los ma-
yas, es el astrónomo Marte Trejo, y en su investigación sobre
el calendario azteca señala: “Los ciclos de tiempo regidos
por Quetzalcóatl y Tezcatlipoca necesitaban un conteo muy
preciso que uniera el movimiento del cosmos, a través del
sol, la luna y las estrellas. En estas mediciones, Venus resultó
ser un factor determinante en las cuentas. Se le observa por
las tardes durante 250 días; desaparece una semana antes de
resurgir por la mañana. Este viaje lo realiza con movimiento
55
serpentino, por lo que establece los ciclos del calendario sa-
grado. Un ser humano dura en gestación 273 días en prome-
dio, es decir 260 + 13”.
Pero el estudio de las cuentas no permanecía como un sólo
conteo de los días, sino que buscaban el significado del ci-
clo de esta cuenta al preguntarse: ¿Qué significa cada luna?
Cada luna tiene un significado en la conciencia colectiva
dentro del cerebro humano. 22 verbos de la visión donde se
estructuran valores del lenguaje humano solar; la semilla y
13 lunaciones que se dan como la misión lunar. Marte Trejo
destaca: “El calendario de 260 días se divide a su vez en
20 semanas de 13 días. La cuenta iniciaba en el primer día
llamado cipaktli-cocodrilo y terminaba la primera semana el
día 13, Acatl carrizo. El día 14 era a la vez el primero de la
siguiente semana y así sucesivamente. El proceso se repite
hasta transcurridos los 260 días y termina con el día 13, xo-
chitl-flor”. La visión como cultura se deriva del calendario
solar y la misión del calendario lunar. La vida prehispánica
giraba siempre en torno a los movimientos alineados al cos-
mos, por medio de la templanza de la visión con la misión.
En una edición anterior de “los sentimientos del corazón de
México” de los autores de esta misma obra, se presentaron
los valores para la refundación del país tomando como base
el 20 más el principio y el fin 22. Son veintidós palabras de
los valores que mueven las 13 inteligencias. La inteligencia
del lenguaje positivo y negativo es el SIGNO (al igual que
en hebreo, latín, nahuatl o maya) que da el símbolo de una
inteligencia de evolución humana. “En la tradición, desde
lo más profundo hasta lo más cercano del Tloquenahuaque,
este calendario revela, señalando una compresión de los nú-
meros, los ciclos y los principios cosmogónicos aplicables
a todos los procesos naturales, tanto en el micro como en el
macro cosmos. Un ejemplo sería la forma en que estas agru-
paciones numéricas que corresponden a los ciclos celestes
también aplican al cuerpo humano, donde tenemos 20 dedos
y 13 coyunturas (12 en brazos y piernas y la del cuello). Por
tanto, cada sello representa una sección de nuestro cuerpo
y se utiliza para la medicina”, sostiene Trejo.Los mismos
principios se utilizaban para la arquitectura o el gobierno.
El código cultural y filosófico se expresaba en todas partes.
Por ello, una vez plasmada la propuesta de la visión en los
“sentimientos del corazón de México”, en un planteamiento
56
base 22, ahora la misión se sustenta en 13, que representa la:
TRANSFORMACIÓN Y TRANSFIGURACIÓN DE UNA
SOCIEDAD, en la cual TIENEN QUE MORIR LOS HÁ-
BITOS DE VIDA DEGENERATIVOS, DE COSTUMBRES
DECREPITAS (“dentro de mí”). EL RENACIMIENTO
OCURRE EN LA MEDIDA EN QUE AL REORDENAR
EL PENSAMIENTO DE UN LENGUAJE CÓSMICO SE
CORRIGE EL DECIR EN CONGRUENCIA CON EL PEN-
SAR. EN CUANTO AL DECIR, LAS LEYES DE ESE
LENGUAJE CÓSMICO DE LA CAUSA QUE ES EL HA-
CER, SURGE LA RAZA CÓSMICA.
CUANDO SU SER SE ALINEA CON EL PENSAR Y EL
DECIR, LA QUINTA GENERACIÓN SURGE EN EL HA-
CER, EN CONSONANCIA CON EL PENSAR CÓSMICO.

La cultura mexicana es constantemente inspirada y creada,


no en pugna como otras culturas, tan relativas como prag-
máticas. Lo trágico y lo cómico se asimilan en la dualidad
de sí mismos. El mexicano es más apasionado por la trans-
formación que por el recuerdo, no duda de su Ser. Transita
y se referencia en el centro; los mexicanos son místicos por
naturaleza,así es su ascenso. La vida del mexicano siempre
transcurre en cambios; es una vida que puede expresarse di-
vina en la mañana e infernal por la noche; venera tanto al sol
como a la luna, sin conflicto de deidades.

Reconstruir el lenguaje es reconstruir la memoria cósmica,


al retomar los códigos culturales y filosóficos del nahuatl o
el maya confinados en los códigos heredados por las raíces
greco latinas del español.

Son trece matrices para detonar la maduración de una cultura


del Renacimiento Mexicano como misión de transformación:

1) Cultura

2) Educación

3) Madre Tierra

57
4) Política y Gobierno
5) Salud

6) Responsabilidad Social

7) Ciencia y Tecnología en conciencia

8) Arte

9) Comunicación

10) Plenitud creativa en movimiento

11) El camino de la Paz

12) Del mundo para México

13) De México para el mundo

58
59
60
61
62
1. CULTURA

La cultura es la memoria del pueblo,


la consciencia colectiva de la continuidad histórica,
el modo de pensar y de vivir.
Milan Kundera

La cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la vida.


André Malraux

1.1 Cultura como proyecto

Retomando al Dr. Joseph Elias y a Christiane Meu-


lemans, “cómo consigue el hombre elevarse por encima de
los movimientos aparentemente erráticos de la historia. La
respuesta nos la da la afirmación de Jaspers de que el hom-
bre está ligado, por encima de sí mismo, con el origen del
ser. ¿Cómo consigue el ser humano reconstruir su contexto
o circunstancia y remontarse por encima de sí mismo? Por
su inserción en la cultura a través de una cultura concreta”.
La propuesta de los doctores es entender la cultura como un
proyecto, palabra que deriva del vocablo latino proiectus for-
mada por el prefijo pro y la base del verbo, iectus, que sig-
nifica lanzar algo hacia adelante. La cultura concebida como
proyecto es la catapulta del hombre que lo lanza más allá de
sí mismo. “La proyección del hombre hacia el ser es cultura
y requiere de un constante hacerse”. El filósofo, escritor y
activista político Jean Paul Sartre, expresa el mismo hecho
de la proyección para hacerse que es un requisito “del llegar
a ser hombre en el mundo”, mientras que el filósofo alemán,
Martin Heidegger, diría que el ente (ente cultural) es como
“un éxodo de sí al ser”. La cultura, en este sentido, es el ar-
mazón que permite el éxodo supremo de la persona hacia el
Ser y de modo que sea capaz de encontrarse a sí misma en el
mundo.
63
En 1982, en la conferencia mundial que realizó la UNESCO
en México sobre las políticas culturales, hizo la siguiente de-
claración: “La cultura puede considerarse actualmente como
el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales, materia-
les, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad
o un grupo social. La cultura engloba, además de las letras
y las artes, los modos de vida, los derechos fundamentales
del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y
las creencias… Es la cultura la que hace de nosotros seres
específicamente humanos, racionales, críticos y éticamente
comprometidos. A través de ella discernimos los valores y
efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa,
toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto
inacabado, cuestiona sus propias realizaciones, busca incan-
sablemente nuevas significaciones, y crea obras que lo tras-
cienden”. Cultura, es una palabra latina interpretada como
“cultivo”; así la entendían literalmente los filósofos griegos:
¿Cuál es la implicación del acto de cultivar? Sembrar la se-
milla para que germine, eche raíces, crezca y dé frutos. Cul-
tura, entonces, busca en su esencia lingüística anclarse desde
el fondo con raíces fuertes para sostener lo que brote. Cultura
es un “cultivo interior”, se cultiva el alma, el Ser, se hace
desde el interior para posteriormente lanzarse y emprender
el éxodo; entonces, la cultura se prepara para la proyección.
Este éxodo es palpable en los cineastas mexicanos de Cha
Cha Cha producciones, de los socios Guillermo del Toro,
Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, conocidos
internacionalmente como los “three amigos” o “los tres ami-
gos”. Ellos han demostrado cómo los valores de la genero-
sidad y la amistad puestos en práctica traen grandes réditos.
Es una empresa solidaria que al interior reconoce el valor del
uno en el otro. Guillermo del Toro lo define como “la ideo-
logía que se transforma o se interpone entre las relaciones
humanas”. Una empresa donde la principal doctrina es la de
mexicanos que se apoyan mutuamente y reconocen sus ta-
lentos y capacidades. Sin embargo, esta proyección cultural
debe implosionar. Alfonso Cuarón dice: “Nuestro país no ha
creado las condiciones para que gente como nosotros se pue-
dan desarrollar allí y es muy clara la tendencia de parte del
gobierno; el tema de dar apoyo al cine, lo tienen como tirado,
lo tienen hecho a un lado. Pero el que nosotros tengamos que
ser braceros de lujo es muy sintomático, porque habla de un
64
país que está creando braceros por necesidad o braceros de
lujo como nosotros, que tienen que ir a otros lugares a poder
ejercer lo que pueden hacer y es una tristeza”. En el mismo
sentido, Guillermo del Toro afirma: “y pasa con todos los
profesionistas, ingenieros, técnicos, doctores, todo el mundo
tenemos que bracerear”.
¿Por qué tantos mexicanos requieren lanzarse más allá de
su país para desarrollar su Ser cultural? El mexicano se in-
sertó en la globalización con un inacabado desarrollo de su
personalidad que uno de los más importantes filósofos con-
temporáneos, Leopoldo Zea, describe como un complejo
de inferioridad: “Nos sentimos disminuidos, reducidos, sin
más posibilidad que ocultar hipócritamente o exhibirnos cí-
nicamente. ¿Desde cuándo se han hecho patentes esos sen-
timientos? ¿Cuándo empezó el mexicano a sentirse inferior,
insuficiente o resentido?”. Este complejo de inferioridad se
ha arrastrado desde la conquista generando una especie de
trauma; sin embargo, este trauma no radica en el hecho en sí
mismo, sino en cómo se han contando los hechos de genera-
ción tras generación. Si bien no se puede cambiar la historia,
sí la interpretación de esta, el proceso histórico por el cual se
pudieran mezclar las razas para conformar la amplia y mara-
villosa simbiosis mexicana; la raza cósmica diría José Vas-
concelos. “De un modo u otro, afirman los doctores Elias y
Meulemans, el complejo de inferioridad del mexicano es ab-
surdo e ilógico y debe ser superado mediante una especie de
psicoanálisis colectivo. Es necesario lograr que el mexicano
llegue a ser consciente de su importante papel en la Historia.
Y, de acuerdo con ello, debe asumir su responsabilidad en el
futuro”.

Si reconsideramos la cultura como un cultivarse a sí mismo


para luego proyectarse, vemos que eso implica saber alimen-
tarse con sensatez de los nutrientes indicados en la globaliza-
ción, para ser capaces de formar el Ser universal. El proceso
de cultivarse es constante, dinámico e infinito; está expues-
to a múltiples estímulos que hacen posible que las personas
vivan nuevas experiencias transformadoras o sinteticen las
culturas. La globalidad, gracias a los medios y vías de comu-
nicación, acelera el intercambio de las bases culturales de las
sociedades.

65
Una cultura universal como la mexicana, con capacidad de
apertura e integración, es recurrentemente eclipsada por sub-
culturas, modos de vida inferiores, involutivos y limitantes
de la implosión del ser, que son ajenos a los valores de la Cul-
tura que los rige. Al superar los constantes desafíos a través
de un discernimiento correcto y un conocimiento profundo
de sí mismo, será posible que la cultura se eleve por encima
de la subcultura logrando una proyección de gran alcance.

1.2 La Cultura del esfuerzo frente a la subcultura de la


corrupción.

La palabra corrupción proviene del verbo latino


“rumpere”, quebrar, hacer pedazos, hacer estallar, o del verbo
“corrumpo” que se interpreta como destruir, arruinar, redu-
cir a nada, perder.! En entrevista con León Krauze, Enrique
Peña Nieto afirma: “La corrupción es un tema de conducta
de orden cultural”. Sin embargo, este modo vida pertenece a
un orden menor, no alimenta al ser humano, al contrario lo
degenera, lo rompe; destruye, reduce a la nada a la sociedad
y a las instituciones; en un sentido estricto es una subcultura.
Se caracteriza por la malversación en el uso del presupues-
to público, la perversión de la relación entre el estado y la
sociedad y de esta consigo misma. La corrupción se mide a
nivel internacional por el organismo de Transparencia Inter-
nacional y se compone de una combinación de encuestas y
evaluaciones sobre corrupción que realizan once institucio-
nes, entre ellas el Banco Mundial. El Índice de percepción
de la Corrupción más reciente (2015) evalúa a 168 países en
relación con el grado de corrupción en el sector público. Los
resultados a nivel mundial son alarmantes y demuestran una
crisis sistematizada en el quehacer gubernamental. En el últi-
mo índice publicado en 2015, se revelan los siguientes datos:
México se ubicó en el lugar 95 de 168 países con una pun-
tuación de 35/100. En América Latina, México se encuentra
en el lugar 11 de 22 países y se ubica en la última posición
(34/34) entre los países que integran la OCDE.
La subcultura de la corrupción ha envilecido el espíritu de
México y la sociedad en búsqueda de recuperar la dignidad
conminó a los poderes al impulso de la ley 3 de 3 que con-
siste en presentar y hacer pública la declaración patrimonial,
de impuestos y de conflicto de intereses, y a la par se creó un
66
sistema nacional anticorrupción. Esto se dio en el contexto
del escándalo de la casa blanca del presidente Enrique Peña
Nieto, una residencia millonaria adquirida con recursos de
dudosa procedencia. En el pasado, han sido frecuentes este
tipo de casos en gobernadores, funcionarios, presidentes mu-
nicipales, etc. La sociedad ya no tolera ni una sola casa blanca
más. Ha despertado y se percata de que el eclipse debe termi-
nar. Con estas nuevas reglas, aquel que decida permanecer en
esta subcultura tendrá consecuencias y sanciones. La cultura
del esfuerzo renace como eje rector de pensamiento. La ho-
nestidad al gobernar y como principio humano, no sólo está
supeditada como obligación legal, sino como modo de vida.

Para aclarar los conceptos se emplea el frecuente ejemplo de


dos jóvenes abogados recién egresados de alguna universidad
contratados en una empresa, y su primera asignación laboral
es conseguir un permiso gubernamental. Al día siguiente, el
jefe se acerca al primer abogado para pedir avances del en-
cargo y este le demuestra que es imposible conseguirlo de
un día para otro pues legalmente se requiere realizar trámites
que implican determinado tiempo; en contraste, el segundo
abogado consiguió el permiso mediante sobornos, mordidas
y por vías de la ilegalidad. El problema no se detiene allí, va
más allá de un simple acto; ¿a quién se asciende usualmente
en la escala profesional de esta organización?, ¿al qué consi-
guió lo que necesitaba sin importar los medios o al virtuoso y
honesto?, ¿al que no tranza pues nunca va avanzar?, ¿acaso
culturalmente se premia a la corrupción? Esto va escalando
en todos los niveles, como señala Edwin H. Sutherland en su
obra “El delito de cuello blanco”.

Para revertir el esquema de la subcultura de la corrupción, se


requiere premiar la cultura del esfuerzo; de aquel que traba-
ja, persevera y alcanza, como poéticamente canta Fernando
Delgadillo: “en esta Tierra conocí la dignidad del que trabaja
para ver crecer a los suyos, del que se esfuerza por superar
su condición, aún a pesar de cruzar tiempos de infortunios”.

Hay ejemplos vivos de la Cultura del esfuerzo como el de


Don Alfredo Achar Tussie, quien inició su empresa preparan-
do por sí mismo las mezclas de pintura en su garaje. Poste-
riormente salía a tocar las puestas de sus vecinos para pintar
67
las fachadas de sus casas. Él mezclaba y pintaba al mismo
tiempo; poco a poco fue creciendo y abrió su primer local y
con esfuerzo, a lo largo del tiempo, fundó COMEX, una de
las empresas más importantes de Latinoamérica. Para Alfre-
do, formado a partir de la cultura del esfuerzo, el dinero fácil
y rápido de la corrupción queda alejado en toda su escala de
valores. El gran valor que dota de esplendor a México es el
esfuerzo de su gente por ver la luminosidad en sus hogares,
familias, colonias y en el país entero, esforzándose todos los
días con la vista al cielo, los pies en la tierra y las manos en
la obra. Hacer uso de ese valor confiados en que siempre el
esfuerzo honesto, disciplinado y perseverante es por sí mis-
mo una riqueza invaluable. Para que las leyes y las institucio-
nes funcionen sin corrupción, se requiere ser corresponsables
con el rol cultural del esfuerzo cotidiano.

1.3 La Cultura de la paz frente a la subcultura del narco

La subcultura del narco es un modo de vida que enal-


tece la forma de vivir del crimen organizado. Esta tiene sus
expresiones culturales en la música, la vestimenta, el leguaje
y los credos. En la música, por ejemplo, los llamados “nar-
co-corridos”, como el de “Movimiento Alterado”. Una de sus
letras dice así: “somos sanguinarios, locos bien ondeados,
nos gusta matar”. La vestimenta se caracteriza por aditamen-
tos que muestran la jactancia de poseer mucho dinero. Por
ejemplo: las camisas portan botones de oro, diamantes; las
hebillas del cinturón tienen los símbolos de algún cartel y en
general portan adornos de todo tipo como anillos, cadenas,
etc.; en cuanto al lenguaje, es en general violento y muestra
un conocimiento preciso del tipo de armas que usan los cár-
teles; también ha traído nuevos credos en el que se veneran
a narcotraficantes como si fuesen santos; un ejemplo de ello
es Jesús Malverde, a quien le han construido altares y llevan
sus peticiones de protección y salud.

La inferioridad de esta subcultura se puede evidenciar con


mayor amplitud por el hecho de que no surge espontánea-
mente, sino por la vía de los mismos intereses del crimen
organizado pues se invierten en ella importantes cantidades
de dinero como estrategia para justificar su actuar, ganar sim-
patías y reclutar gente dentro de sus filas. Sin embargo, al
68
igual que otras subculturas similares a lo largo de la historia,
perecen o se desvanecen con el tiempo, mientras la cultura de
la paz abre las puertas de la eternidad.

Conforme los medios de comunicación masiva fueron avan-


zado en la espiral del tiempo, paulatinamente la oferta de
conciencia se fue diluyendo y se optó por fomentar la igno-
rancia. El cliché se hizo presente, la inconsciencia generali-
zada se convirtió en nicho de oportunidades para cualquier
subcultura emergente. Se olvidaron los valores inmutables,
las leyes universales y el conocimiento puro tuvieron que
aguardar, más nunca estuvieron ausentes o extintos, sólo
entraron en proceso de gestación para renacer en el tiempo
correcto.
El ciclo preciso para el emerger de la cultura de la paz es
ahora. La UNESCO define a la Cultura de Paz como “una
serie de valores, actitudes y comportamientos que rechazan
la violencia, y previene los conflictos, tratando de atacar sus
causas, para solucionar los problemas mediante el diálogo, y
la negociación entre las personas, los grupos y las naciones”.
Ante ello, México cuenta con casos de éxito en búsqueda de
replicarse.
Un testimonio tangible y esperanzador de un proceso de re-
volución permanente de la cultura de la Paz surgió desde las
comunidades Totonacas, donde la revolución se entiende a
partir de su etimología exacta del latín “revolvere”, que quie-
re decir “rodar hacia atrás”. Una revolución auténtica es un
retorno hacia el Ser originario de una cultura, es el trabajo
emprendido por Salomón Bazbaz, responsable del centro de
artesanías totonacas y creador de Cumbre Tajín en Veracruz.
Comenzó hace dieciocho años, durante el periodo de Miguel
Alemán, cuando se encontraba en un momento crítico para
la cultura Totonaca. En 1998 los totonacas ya habían optado,
mayoritariamente, por migrar a Estados Unidos, otros opta-
ron por sumarse a las filas del crimen organizado. La lengua
totonaca se perdía aceleradamente, el centro arqueológico de
Tajín era poco visitado y la naturaleza era duramente gol-
peada a causa de la tala clandestina. En ese momento crítico,
Bazbaz fue guiado por el guardián de la tradición de los to-
tonacas, Don Juan Simbrón, responsable de preservar la sa-
biduría ancestral de su cultura que fue transmitida oralmente
de generación en generación hasta llegar a él. En lo que los
69
totonacas definen como “El llamado de Malana, el gran espí-
ritu”, don Juan se acercó a Bazbaz para informarle acerca de
este llamado y este último aceptó humildemente la responsa-
bilidad y juntos emprendieron la primera Cumbre Tajín.

Han pasado ya 17 años y en ella ha participado gente de todo


el mundo, desde grupos musicales, activistas, ponentes, aca-
démicos, científicos, empresarios, filósofos. Al finalizar las
cumbres, las aportaciones económicas de todos los asistentes
son aprovechadas para el desarrollo de proyectos totonacos,
por lo que este modelo se ha vuelto motivo de estudio como
un ejemplo de “mejores prácticas”, reconocimiento que otor-
ga la UNESCO y que es la única distinción de esa naturaleza
que se ha otorgado en toda Latinoamérica.

Hoy hay cero migración de totonacas a Estados Unidos, la


lengua se ha recuperado y se cuenta con centros de enseñan-
za en totonaca. Se han creado varias escuelas de Voladores,
donde desde los seis años se enseña a los niños la filosofía,
música, danza y al final, la culminación: el vuelo con cuatro
voladores —cada uno efectua 13 círculos y en su conjunto
completan 52 para representar un ciclo calendárico. El cine
que se proyecta en las comunidades está realizado por direc-
tores y actores de cultura totonaca que hablan en su idioma.
La derrama económica promedio es de 200 millones de pe-
sos. Entre 2011 y 2015 se generaron 16 mil 355 empleos, y
el treinta por ciento de los ingresos se destina a becas para
que jóvenes indígenas continúen sus estudios universitarios.
Gracias a esto, Papantla es el municipio con mayor diver-
sidad de patrimonios de la Humanidad reconocidos por la
UNESCO: la zona arqueológica de El Tajín, la Ceremonia
ritual de Voladores y el Centro de Artes Indígenas. Otro de
los logros es que el árbol Tsakat kiwi, de donde se obtiene el
palo para la ceremonia de los Voladores, ha sido reforestado
y está fuera de peligro de extinción. El factor más valioso es
que las decisiones centrales son tomadas por un círculo de
los abuelos totonacas que reconocen que el mayor valor de
México está depositado en su sabiduría ancestral. Esto marca
un contraste con las decisiones egoístas, superfluas y desa-
rraigadas de la esencia mexicana, como sucede en gran parte
de los cabildos, alcaldías, congresos y gobiernos estatales del
país, donde se desaprovecha este gran legado.
70
Esta revolución auténtica es el vivo ejemplo de que en Mé-
xico se cuenta ya con las soluciones a sus problemas y como
afirma Carl Jung, “quien mira hacia afuera sueña, quien mira
hacia adentro despierta”, el renacer de México está vivo y
listo para florecer. Esta Victoria de Bazbaz, de Don Juan
Simbrón, de la unidad y voluntad del pueblo totonaca mues-
tra cómo se transforma la realidad con la innovación de un
modelo propio enraizado en el Ser originario y acerca a la
Gloria prometida millones de años atrás a las Culturas Sagra-
das de la Tierra mexicana.

1.4 La Matria-Patria frente a la subcultura del machismo

La ley de polaridad es palpable en la dicotomía del


mexicano. En un extremo está el machismo como la expre-
sión del hombre que desvaloriza, minimiza, somete y violen-
ta a la mujer en sus variadas formas; y al otro extremo está la
veneración a la mujer como madre, máximo emblema a res-
guardar, como lo es la Virgen de Guadalupe. Las evidencias
del machismo son contundentes, de acuerdo al INEGI (Ins-
tituto Nacional de Estadística y Geografía) y la ENDIREH
(Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones del
Hogar) en 2011, cuatro de cada diez mujeres viven violen-
cia emocional, dos de cada diez se enfrentan a la violencia
económica, catorce de cada cien mujeres son violentadas fí-
sicamente y siete de cada diez viven la violencia sexual. A
su vez la CANACO (Cámara Nacional de Comercio) arroja
cifras en restaurantes, hoteles y prestadores de servicio, que
muestran que uno de los principales días que más se elevan
sus ventas, hasta en un cuarenta por ciento, es el día diez
de mayo, el día de la madre. Asimismo, el amor a la madre
espiritual se hace manifiesto en la devoción de los veinte mi-
llones de peregrinos que de acuerdo a las cifras de la Secreta-
ría de Turismo de la Ciudad de México, acuden anualmente
para rendir tributo y mostrar su fe a la “madre de todos los
mexicanos”, la virgen de Guadalupe. Al respecto, Octavio
Paz afirma: “La mujer… es figura enigmática. Mejor dicho
es el enigma”.

Existe un neologismo acuñado por Isabel Allende y Virginia


Woolf; la Matria, para referirse a la madre patria. De acuer-
do a la filosofía azteca, toda esencia es representada por dos
71
energías para conformar una nueva unidad, donde una no
puede existir sin la otra. Por ejemplo, la esencia de “Atl”
(agua) se deriva en dos representaciones, la masculina que es
Tlaloc, el señor de la lluvia (el que fertiliza) y de Chalchit-
licue, la mujer que guarda en sus ríos, lagos y mares el ele-
mento agua para permitir el desarrollo de la vida. En el caso
de la Tierra “Tonanzin Tlalli” se interpreta como la unión de
la Coatlicue, en su aspecto femenino de la Tierra y “Tlalte-
cutlli”, el señor fecundador de la Tierra, en forma de semilla.
Desde este origen filosófico del náhuatl, el mexicano es el
resultado de su Matria y su Patria. En términos jurídicos, la
Patria dota de nacionalidad mexicana a todo aquel nacido en
territorio mexicano y sea hijo de padre o madre mexicano,
esto le dota de derechos y eventualmente de obligaciones. La
Matria hace referencia a la madre y Leonardo Boff señala:
“Al hablar de la madre no se habla de inteligencia analíti-
ca, se habla de inteligencia emocional”. Matria es quien pare
y cultiva el afecto y los valores. El cantautor Rubén Alba-
rrán expone: “La patria ha muerto, que viva la matria, amor
eterno, la Tierra es sagrada, esto sí que es cierto”. Esta es
una interpretación evocada por uno de los cantantes más es-
cuchados durante las últimas dos décadas, y en la frase “la
Patria ha muerto”, podemos interpretar el fallecimiento del
concepto meramente paternalista, confundido con la noción
de “papá gobierno”, que se relaciona con la responsabilidad
de que todo cuanto experimenta el ciudadano tiene un impac-
to en el país, en el planeta y en el cosmos. Al decir “viva la
matria”, se equilibra nuevamente la balanza, pues se refiere a
mexicanos que aman y cuidan a la patria y a la matria como
familia; es decir, como un equipo.

Benjamín González Roaro desarrolla el tema del “trabajo


en equipo” en su obra, “Reflexiones para una nueva convi-
vencia” donde plantea: “En este equipo de dos, las personas
deciden reinventarse como individuos al crear una pareja y
la sociedad los contemplará ahora como una sola entidad”.
Esta “sola entidad”, en términos González Roaristas, con-
trario al canto de Timbiriche “tú y yo somos uno mismo”,
nuevamente presenta al ente en los mismos términos de Hei-
degger “un éxodo de sí al ser”. Entonces es mentira la frase:
“a las mujeres no hay que entenderlas, sólo amarlas”, como
el cantautor Enrique Quezadas dice en una de sus letras: “y
72
es que guardar silencio puede ser muy violento, cuida tu rela-
ción… aunque lo has visto común a lo largo de los años, ten
en mente mujer, no es normal el engaño, sé que entregar tu
amor siempre fue tu sueño pero no eres de nadie tú no tienes
dueño”. la visión de equipo, implica comprender a la mujer
para poderse reconocer en ella, y de igual forma las mujeres
pueden encontrarse en los hombres como en un espejo; a la
mujer hay que entenderla para amarla verdaderamente. Se
requieren políticas y la participación de todos en la paridad
de género y a nivel de la cultura, para equilibrar en la con-
ciencia mexicana el concepto de la Matria/Patria como una
entidad viva e infundirla en sus hijos.

Un Modelo de éxito es la “Danza de la Luna” liderada por


la Abuela Tonalmitl, Guadalupe Retiz. Cada luna llena del
mes de octubre convergen más de 600 mujeres de todas las
coordenadas del mundo, de todos los credos y religiones,
para participar en esta ceremonia ancestral, acompañadas,
por hombres que fungen en esos días como apoyos. El ri-
tual consta de cuatro noches continuas de danza bajo la luz
de la luna en ayuno de alimentos. El primer paso durante
esas noches es la de ingresar al temazcal, casa de baño de
vapor, donde limpian y sanan sus emociones, mente y alma;
rezan por sus relaciones integrándose las formas de diver-
sos credos, lo mismo se pueden escuchar cantos krishnas,
mantras budistas, cantos árabes, mexicas, mayas, lakotas,
hopis, oraciones católicas en varios idiomas, entre otros; el
pluralismo del espíritu vibrando en el interior del temazcal.
Posteriormente ingresan al círculo de la danza ofrendando
sus primeros pasos para saludar a los rumbos, acompañado
por el sonar del huehuetl, abuelo tambor, y la entonación de
las voces de mujeres pertenecientes al círculo central de can-
tos dando ritmo a los pasos de las danzantes durante toda la
velación. El hombre acompaña a la mujer desde las afueras
del círculo, compartiendo el entusiasmo y motivándola en
las horas de cansancio. También asume roles y responsabi-
lidades relacionadas con el fuego y el agua, encargándose
de la guardería, la seguridad o la cocina con el objetivo de
cooperar en la búsqueda interior de sus compañeras, amigas,
hijas o madres. Los testimonios de quienes acuden a estas
ceremonias constatan la transformación individual y colec-
tiva que se obtiene al obtener las llaves de la libertad que
73
abren las puertas de la vida eterna. Finalizados estos rituales,
las mujeres y los hombres regresan a sus labores como em-
presarios, artistas, profesionales, madres y padres de familia,
hijos, amigos, con mayor valoración de la mujer al contem-
plar su voluntad, fuerza y entereza. La mujer logra valorarse
a sí misma, se re-descubre en su naturaleza y aprecia la del
hombre gracias al apoyo brindado. La ceremonia es en sí una
preparación para la danza de la vida, pues reincorpora lo sa-
grado de lo femenino en lo cotidiano. Gracias a los alcances
universales desde la sabiduría ancestral mexica, este ritual
cuenta con réplicas en 13 estados de la república, en Estados
Unidos, Canadá, Ecuador, Cuba, Puerto Rico y Argentina. La
Matria-Patria mexicana extiende sus fronteras y el valor del
trabajo en equipo aniquila al machismo.

1.5 Cultura del Amor; Creer es Crear

José Vasconcelos, político, escritor y educador, escri-


bió en su libro “La Raza Cósmica”: “La teoría de la supe-
rioridad étnica ha sido simplemente un recurso de combate
común a todos los pueblos batalladores; pero la batalla que
nosotros debemos de librar es tan importante que no admi-
te ningún ardid falso. Nosotros no sostenemos que somos
ni que llegaremos a ser la primera raza del mundo, la más
ilustrada, la más fuerte y la más hermosa. Nuestro propósito
es todavía más alto y más difícil que lograr una selección
temporal. Nuestros valores están en potencia a tal punto, que
nada somos aún. Sin embargo, la raza hebrea no era para los
egipcios arrogantes otra cosa que una ruin casta de esclavos
y de ella nació Jesucristo, el autor del mayor movimiento
de la historia; el que anuncio el amor de todos los hombres.
Este amor será uno de los dogmas fundamentales de la quin-
ta raza”. Creer es amar y se requiere del amor para conocer
las grandes verdades de la vida eterna, y así incorporar el
conocimiento puro que capacita a la cultura mexicana para
incorporar el Todo.

La quinta raza, la más simbiótica, es “la raza síntesis o raza


integral, hecha con el genio y con la sangre de todos los pue-
blos y, por lo mismo, más capaz de alcanzar la verdadera
fraternidad y de una visión realmente universal”. Hoy la epi-
genética demuestra que la teoría de la raza síntesis es cientí-
74
ficamente cierta.
De acuerdo con un artículo publicado en la revista de divul-
gación de ciencia de la UNAM, escrito por Verónica Gue-
rrero Mothelet, al estudiar los “componentes epigenéticos
(factores genéticos que son determinados por el ambiente
celular en lugar de por la herencia) de cuarenta parejas de
gemelos de edades que iban desde los tres a los setenta y
cuatro años, los investigadores, encontraron que, en prome-
dio, el grado de metilación (introducción de los radicales de
metano) del ADN variaba significativamente en una tercera
parte de los gemelos, incrementándose conforme aumenta-
ba la edad de los individuos. Así, puede ser que con el paso
del tiempo uno de los gemelos contraiga diabetes y el otro
no, por ejemplo. Las emociones y vivencias de los sujetos
también pueden propiciar epigenéticos… el estrés social
crónico puede alterar la cromatina… estos cambios llegan a
afectar rasgos fisiológicos y conductuales de los individuos,
y además de transmitirse a nivel celular cuando las células
se duplican, pueden transmitirse a la descendencia”. A partir
de estos estudios se puede afirmar que los componentes del
ADN mexicano, más todos los estímulos y vivencias experi-
mentadas, están integrados en la sangre simbiótica desde las
razas originarias América, que cruzaron por el estrecho de
Bering provenientes de Asia; de los árabes, godos, romanos,
hebreos, llegados de Europa con la conquista, así como de
los africanos y toda la mezcla de la cuarta generación, la de
confluencia en fraternidad. En términos epigenéticos, el ser
humano está calificado para activar todos los genes a través
de las emociones y conductas dentro de la mente colectiva y
desactivar toda la información de odio, mentira y temor para
evitar transmitirla a las siguientes generaciones.
El mexicano debe recordar la ley del amor y el respeto en
sus formas de vida, retornar a la mente universal “al adecuar
nuestra conducta a la circunstancia, no para seguir vivien-
do en lo circunstancial sino con ello”, afirman los Doctores
Elias y Meulemans.

La cultura del amor proyectada por el publicista Santiago


Pando, a quien la vida volteó de cabeza en el árbol de la
sabiduría para vencerse a sí mismo. Él es un mexicano de
la ilustración dedicado a generar proyectos de transforma-
ción. En uno de sus documentales más influyentes, “Creer es
75
crear”, demuestra cómo a través de una experiencia personal
que lo llevó al límite, por el injusto encarcelamiento de su
suegra y un largo hostigamiento a su familia, pudo superar la
situación al comprender y aplicar la ley del amor. Los ami-
gos, familiares, conocidos y en general todo un movimiento
ciudadano lo acompañaron, no desde la protesta, sino desde
la verdad. Su suegra pudo salir de la cárcel y se le retiraron
todos los cargos. Esta misma ley le ha servido para generar
campañas publicitarias de
alto impacto con mensajes de conciencia. Pando sostiene que
todo ser es responsable de crear la circunstancia en la que
cree, sin embargo se ha perdido al aceptar como cierta “una
visión del mundo que nos hizo ver la vida en blanco y negro,
que nos dividió entre buenos y malos, una forma de pen-
sar antigua… el mundo de apariencias donde nos hicieron
olvidar que somos seres luminosos con tal de convertirnos
en consumidores irracionales… por siglos fuimos educados
a comprar la razón de los poderosos a cambio de negar la
verdad desnuda de nuestro corazón, compramos la guerra
como compramos la pobreza, compramos las enfermedades
como compramos la muerte, compramos los abusos al igual
que nosotros abusamos de nosotros mismos, compramos los
dogmas a cambio de una vida cómoda pero ignorante, com-
pramos el verbo sin necesidad de predicarlo… un conjunto
de creencias a base del miedo”.

Es necesario sacudir las creencias para su renovación y des-


cubrir la verdad. El Renacimiento Mexicano cree en el amor
y ama la creencia en la verdad, indispensables para su flo-
recimiento y para hacer de México un Titán de la cultura
verdaderamente universal. Creerlo para crearlo, no con una
fe ciega, sino con una fe razonada. Este es el llamado, pro-
fetizado por los mayas, vislumbrado por José Vasconcelos,
y transmitido por los Tibetanos a Ayocuan. Esta es la Gran
Obra; voluntad de acción y esfuerzo de carácter estoico: “A
la mañana temprano, al despertar fatigado, has de proponerte
obrar como hombre; espabílate. ¿Y habré de sentirme mal-
humorado cuando voy a realizar aquello por lo que existo
y para lo que he sido llamado a la existencia? ¿O acaso he
sido creado para estarme en el lecho, a gusto y caliente? Pero
esto es inadmisible. ¿Es que has sido hecho para gozar de lo
agradable y no para trabajar y hacer algo? ¿No ves como las
76
plantas, los gorriones, las hormigas, las arañas, las abejas,
llevan a cabo la obra que les ha sido encomendada y de este
modo contribuyen en su pequeña parte a efectuar un pedazo
del orden total cósmico? ¿Y no harás tú, entonces tu obra
humana? ¿No te apresurarás por
realizar aquello que corresponde a tu propia naturaleza?”,
Marco Aurelio.

77
78
79
80
2. EDUCACIÓN

“La educación es fundamental para la felicidad social;


es el principio en el que descansan la libertad
y el engrandecimiento de los pueblos”
Benito Juárez.

“Educar la mente sin educar el corazón, no es educación”


Aristóteles.

“Y aunque no quisiera parecerme a ti he sido educado como tu


aprendiz”
Enrique Quezadas.

2.1 Educar para una vida consciente

De acuerdo a cifras del gobierno mexicano, de cada


100 estudiantes que ingresan a la primaria, sólo 68 la ter-
minan. Conforme a la OCDE, en 2005 sólo el 39 por ciento
de mexicanos entre 25 a 34 años de edad había concluido el
nivel preparatoria y únicamente el 8.5 por ciento de la pobla-
ción cuenta con licenciatura. Conforme a la prueba PISA, que
realiza también la OCDE, los niños no entienden matemáti-
cas, ni lo que leen y sus conocimientos de ciencias son muy
limitados. La UNESCO, en un estudio realizado en 2008 so-
bre “Hábitos de lectura” posicionó a México en el lugar 107
dentro de su ranking de 108 países analizados. De acuerdo a
CONACULTA, en su encuesta nacional de lectura, 35% de
los mexicanos jamás han pisado una librería, 13% nunca ha
leído un libro y el 52% lee poco. Al respecto Benjamín Gon-
zález Roaro escribe en “Propuestas para el país que necesi-
tamos”: “La homogeneidad de los resultados obtenidos en
aquella primera prueba evidenció que el problema no son los
alumnos sino la forma en que se les enseña. Y de esta forma o
método los responsables somos muchos, desde las autorida-
des educativas y los pedagogos asesores, hasta los maestros.
81
Otra parte de la responsabilidad, por supuesto, recae en los
padres de familia, poco atentos a lo que se enseña y a la for-
ma como aprenden sus hijos, o demasiado confiados en la es-
cuela. Y finalmente, responsable es también la sociedad que
no se ocupa ni exige; que supone, da por sentado y a fin de
cuentas ha resultado demasiado permisiva con la ignorancia
y las debilidades educativas. Hoy en día se puede encontrar
lo mismo a un alto funcionario, profesional independiente o
político en ejercicio que escriban con faltas de ortografía y
sintáxis desastrosa. Por lo demás, basta con leer los comen-
tarios que envían los lectores a las páginas de internet de los
diarios, para apreciar su baja calidad ortográfica y sintáctica.
El conocimiento matemático es menos obvio, pero es igual
de desalentador. Esa realidad es muestra fehaciente de nues-
tros obstáculos para el desarrollo, aunque parece que nadie
cree que la vida cotidiana sea importante”. Al fallar la educa-
ción, el ejercicio del libre albedrío es manipulado mediante
el encarcelamiento de la voluntad. Fácilmente se hipnotiza
la vista y se encanta con la gula del consumismo, se abre el
oído a las adulaciones y la envidia al prójimo, creándose un
sistema de vida de competencias entre personalidades y ego-
latrías dejando de lado la colectividad humana.

Desde el 2011 González Roaro nos invita a plantearnos una


serie de preguntas: “hay posiciones diferentes y caminos dis-
tintos, ¿a qué calidad nos referimos?, ¿a una calidad técnica,
pragmática, eficientista?, ¿o nos referimos a una calidad hu-
mana integral donde el conocimiento y las habilidades prác-
ticas sean sólo una parte en un conjunto de valores?, ¿nos
referimos a una calidad que subordina al ser humano a las
necesidades del mercado o pretendemos una educación que
le dé amplias posibilidades de desarrollo, libertad crecien-
te, imaginación, creatividad y compromiso solidario con los
demás? Podemos estar de acuerdo en ser competitivos en el
mundo globalizado y así mejorar nuestra educación en todos
los niveles, pero eso no significa que debamos aceptar un
concepto y un modelo predeterminado de calidad educativa.
¿Cuál sería nuestro modelo de calidad? ¿Debemos asumir el
concepto de calidad que marcan organismos internacionales,
desde la OCDE, hasta la UNESCO? ¿O debemos encontrar
un modelo propio?”. Sin acabar de llegar a un consenso como
respuesta a estas interrogantes, fue aprobada la controverti-
82
da Reforma Educativa en 2012 e implementada en el 2013.
Esto obligó a un debate más amplio, develando los desafíos
verdaderos de la educación. Después de altercados, manifes-
taciones y protestas, se hizo un gran esfuerzo por parte de la
sociedad para enderezar el rumbo de la formación en México
durante “El Primer Foro Hacia la Construcción del Proyecto
de Educación Democrática” con la participación de investi-
gadores y académicos de la UNAM, el IPN, el Colmex y la
UAM, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajado-
res de la Educación (CNTE), representantes de los Indígenas,
entre otros, donde acordaron cinco puntos de consenso como
punto de partida:

1. La reforma educativa aprobada en la presente admi-


nistración es de carácter administrativo/laboral y carece de lo
sustantivo. La propuesta educativa y pedagógica.
2. La participación del Magisterio en una propuesta
educativa garantiza el éxito de la reforma porque nace desde
las aulas.
3. La reforma actual ha generado impactos pedagógicos
negativos por el clima laboral exacerbado por las autoridades
educativas.
4. La reforma educativa recentraliza la gestión del he-
cho pedagógico y laboral.
5. No se consideran los rasgos y modalidades existentes
en la estructura educativa.
La evaluación a los docentes tiene un rasgo punitivo
que afecta los derechos de los trabajadores

Durante el foro se presentaron planteamientos relevantes,


por ejemplo Denisse Dresser, destacada escritora mexicana,
planteó la necesidad de crear “un modelo educativo que per-
mita el pensamiento crítico, científico, la movilidad social,
que desarrolle el ingenio, la ambición y el pensamiento aspi-
racional”. El Investigador Adolfo Gil señaló que “la misión
educativa del Estado transmite (usos y costumbres del bien),
debe compartir conocimiento, enseñar sentimientos de soli-
daridad, igualdad y libertad. Debemos construir una nueva
nación con el aprendizaje de educación para la vida”. Y el
principal activista defensor de los derechos humanos en Mé-
xico, el padre Alejandro Solalinde, señaló que se debe “edu-
car y evolucionar el pensamiento como diseñador de vida.
83
Crear una nueva ciudadanía. La escuela es un espacio de vida
y es forjadora de actitudes y aptitudes; la preservación de la
dignidad es básica, y es posible al educar en hermandad y
justicia”.

En esa tesitura, la educación en México ha soslayado por


completo la principal fortaleza del mexicano, su gran po-
tencial creativo. La educación está anclada a un paradigma
racionalista para competir en los patrones del consumismo
ya caducos y al haberse enfocado todos los aspectos de la
“reforma educativa” en términos meramente administrativos
generadores de un gran descontento, no sólo han desatado la
violencia, sino que mantienen un modelo denigrante del ser.
Se educa para fabricar trabajadores, sin prestar atención al
educar para descubrir los talentos creativos posibilitadores
de la realización plena de la vida.

El filósofo francés Georges Sorel sostiene como centro de


su pensamiento la creencia de que el ser humano, ante todo,
es un ser activo, creativo. Divergiendo de la tradición clási-
ca, Sorel concibe a las personas como buscadores, en primer
lugar “no de felicidad, paz, salvación, seguridad o conoci-
miento, sino de trabajo creador… la realización y la expre-
sión propias, tanto individuales como colectivas, a través del
trabajo creador libre y espontáneo son los fines de la vida”.
En ese mismo sentido se dirige en la actualidad la tenden-
cia mundial del consumo; es decir, con la expansión de los
medios masivos de comunicación, las marcas se posiciona-
ban a través de estos y con ello se creaban tendencias en las
que los consumidores deseaban estar a “la moda” (tener el
mismo perfume, la mismos tenis, etc.), sin embargo, con el
avance del internet el consumidor ha regresado a buscarse en
su individualidad. Hoy en día, la evolución de las marcas las
ha llevado a participar en el concepto conocido como “mass
customization” (personalización de masa). Una de las prin-
cipales tendencias en el mercado en la actualidad es la posi-
bilidad de personalizar los productos antes de adquirirlos. El
mercado ha comprendido que la respuesta no sólo está en la
satisfacción inmediata del deseo material, sino que también
debe existir una realización existencial.
“No hay que vender certezas, ni dogmas. Hay que despertar
al buscador interior. Lo importante es el camino, el proceso
84
de conciencia”, afirma Claudio Naranjo. Hay que fomentar
la creatividad y la espontaneidad consciente, enalteciendo el
niño interno. El mundo clama hoy por soluciones creativas e
innovadores a los problemas plantarios. Hoy en día, las rela-
ciones de todo tipo retoman los planteamientos filosóficos de
Sorel para procesar la cocreación en la interacción humana.

Dice Cantinflas: “La vida de un maestro consciente es un


rosario de sacrificios y de sobresaltos… pero no importa
cuando se viene dispuesto a cumplir con el sagrado deber de
combatir la ignorancia, porque la ignorancia es la madre de
todos los vicios, y en ese caso es preferible ser huérfano. La
esperanza es un camino que abre un mundo mejor… hay que
dar pan al hambriento, pero no se vive sólo de pan cuando
estamos desnutridos de ilustración, hay que superarnos, lu-
char por ese camino de la esperanza”. El docente se dignifica
como un “maestro consciente” dispuesto a “cumplir con el
sagrado deber de combatir la ignorancia”. La reforma edu-
cativa ha soslayado la conciencia como enfoque principal.
Sin embargo, son los maestros conscientes quienes en este
renacimiento marcan el modelo a seguir desde el aula, como
lo expresó durante el Foro el normalista chiapaneco, Hora-
cio Meléndez, al afirmar “que la educación valore la cultura
universal, la preservación del planeta, con la participación de
la sociedad civil y la comunidad científica para estimular el
desarrollo de la consciencia humana en lo real, superando la
acción y la dependencia. Superar la historia propia”.

Educar para una vida consciente es retomar el mando de


elección “por sí mismo” para participar en la constante co-
creación del universo a través de la creatividad depositada en
cada ser humano. Un ser que crea es un ser que ama y desea
el equilibrio perfecto para no perder en el olvido lo que con
tanto esfuerzo pudo crear. En cuanto a la “calidad” educativa
de refiere, habría que retomar el origen de cómo entenderla.
En la interpretación del latín, calidad proviene de qualitas,
cualidades. De acuerdo al diccionario, calidad es “atributo
positivo de una persona”. Las pruebas que se utilizan para
evaluar la calidad educativa no tienen nada que ver con la
definición de la palabra calidad, principalmente porque par-
ten de asumir que todos son iguales en cualidades.Si bien se
necesita de una base común de saberes y conocimientos, no
85
se puede obligar al maestro a enfocar toda su atención en la
transmisión de estos conocimientos preparando a los alum-
nos sólo de cara a la fecha de evaluación y a partir de ello
creer que se educa con calidad. La Calidad, en su significado,
tiene mayores alcances: desarrollar las cualidades, desarro-
llarse en lo circunstancial y sobre todo ocupar los atributos
positivos.

Nuevamente resuenan las palabras de Cantinflas: “Un maes-


tro consciente es aquel que asume el sagrado deber de com-
batir la ignorancia”, la ignorancia de sí mismo, la ilusión y el
engaño de un mundo separado de sí mimo. El Renacimiento
en este sentido es tangible en la escuela Ecomundi, fundada
por la maestra Anya Loayzaga Velder, ubicada en Chalmita,
Estado de México, cuando iniciaron en 2002, recibieron a
muchos maestros con la formación tradicional y se dieron
cuenta de que para ser un “maestro consciente” primero ha-
bía que combatir la propia ignorancia, y recordar con humil-
dad las palabras de Sócrates: “yo sólo sé que no se nada”.
Cambiar el esquema tradicional en base al castigo para re-
tomar la esencia de la enseñanza en el respeto al niño y no
sólo en acreditar una prueba. Ir a Ecomundi es ir a ver niños
independientes, con ganas de estudiar pero sobre todo pro-
motores del cambio en sus casas y comunidades. Invitan a
los padres a cuidar el agua, les enseñan a reciclar o a hacer
ejercicio. De acuerdo a la información que propagan abierta-
mente en su página web, la escuela se caracteriza “por nues-
tra diversidad y pluralidad, tanto en formación profesional
como en intereses, vocaciones y talentos. Compartimos el
ideal de trabajar para una educación de calidad y sustentable
en la región en que vivimos”. En el área académica, su eje de
trabajo es la pedagogía Montessori, enriquecido por Freynet,
Waldorf, Pedagooogia 3000. Ellos mismos se definen como
una educación integral significativa, dando énfasis a la con-
ciencia ambiental, a la interculturalidad, a la participación
ciudadana y a la promoción del desarrollo comunitario. Aho-
ra se encuentran expandiéndose y están por iniciar también
los grados de secundaria. Este ejemplar sistema, integrador
de otros sistemas educativos, sin fines de lucro, es prueba de
la ilustración mexicana, un sistema que adopta lo mejor de
otros países con un contenido y circunstancia regional.
En este mismo sentido, el Investigador Rafael Aluni Mon-
86
tes, fundador y director del Instituto de Psicología Creativa
y catedrático de la Facultad de Psicología de la Benemérita
Universidad Autónoma de Puebla, a través de sus investiga-
ciones hace una nueva propuesta educativa, llamándola siste-
ma “Holodimergico”, entendiendo “holo” de “holon” como
totalidad y al mismo tiempo parte de un ser más grande, “di”
de “dimensión” y “ergico” de energía. Al respecto, en una
de sus publicaciones científicas escribe: “¿Cómo llevar este
conocimiento a las escuelas, a las aulas, a cualquier espacio
de enseñanza/aprendizaje?, ¿cómo respetar las necesidades
de los individuos más que tratar de adaptarlos y hacerlos su-
misos?, ¿cómo generar espacios donde podamos coincidir en
intereses y necesidades?, ¿cómo facilitar excrecencias para
fortalecer nuestra individualidad y al mismo tiempo mostrar
nuestra independencia?, ¿cómo darle valor a nuestros sen-
timientos, emociones y deseos; a la naturaleza salvaje viva
dentro de mí y con ella a mis potencias probablemente úni-
cas? El ser humano es multidimensional, dinámico, comple-
jo, dialéctico y en constante autoconstrucción. Es un holón,
y esto significa totalidad y al mismo tiempo una parte de un
ser más grande. Convendría que esta cualidad fuera deducida
por cada ser humano en cada ámbito, especialmente en el
educativo”. La aplicación de este modelo está impactando a
gran parte de la comunidad estudiantil de la misma Univer-
sidad, volviendo al estudiante más independiente, innovador,
responsable y capaz de tomar la iniciativa de preservar valo-
res y la naturaleza, puesto que el ser se entiende en mayores
dimensiones y se extiende al entorno natural, esto mismo lo
señala y puntualiza en los reportes de sus investigaciones el
Maestro Aluni Montes.

2.2 Educar para saber expresar

Hace tres décadas se retiró del plan de estudios la


enseñanza de las raíces griegas y latinas; al respecto, duran-
te la presentación del libro “Dialéctica Histórica” en julio
del 2015, el Maestro Juan María Alponte narró una de sus
conversaciones con su amigo José Vasconcelos y mencionó
cómo este se enorgullecía de haber logrado incorporar las
raíces griegas y latinas en el plan de estudio en la educa-
ción básica. Sostenía que al conocer el origen del habla se
entiende la esencia y la persona se hace consciente de la res-
87
ponsabilidad de lo expresado. Sin embargo, se ha eludido y
minimizado este aspecto trascendental en el plan de estudios
en la actualidad; conocer el origen de las palabras es impor-
tante para entender el español y para comunicarse fácilmente
con hablantes de otros idiomas romances. Por ejemplo, a los
franceses, portugueses o italianos, instruidos con las raíces
greco latinas se les facilita aprender cualquiera de los idio-
mas hermanos, incluido el español. El ideario de Vasconce-
los tenía la visión de que si toda Latinoamérica volviese a
estar unida desde sus raíces lingüísticas podría ser una gran
potencia mundial.
Todas las enseñanzas y libros de sabiduría antiguos, como lo
es el calendario azteca, muestran la importancia del verbo.
En la parte central de la piedra del sol, la lengua del rostro
central es un “tecpal”, un pedernal, para representar la pala-
bra como el Origen creador. También en la Biblia dice: “En
el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el
Verbo era Dios”; en el Génesis dice: “y Dios dijo, hágase la
luz, y se hizo la luz”; es decir, antes de poder hacer cualquier
cosa, primero es preciso poderlo verbalizar. En el principio,
cuando el ser humano se encontraba viviendo en las caver-
nas, las interacciones con la naturaleza podían generarle mie-
do. Un rayo estruendoso en medio de la noche, por ejemplo,
pero cuando le dio un nombre a ese acontecimiento, lo pudo
expresar para darle una significación; entonces hizo suyo al
rayo y dejó de temerle, para aprender a interactuar con él.

El Maestro Juvenal Cruz Vega, director y fundador de la


Academia de Lenguas Clásicas Fray Alonso de la Veracruz
ha perseverado en la tarea educativa, enseñando de nuevo
las raíces griegas y latinas. La academia es única en el país
y se especializa en lenguas clásicas antiguas como el griego,
latín, hebreo, náhuatl y sánscrito. Este 2015, cumplió nueve
años de ofrecer sus enseñanzas a niños, jóvenes y adultos.
Al respecto comenta: “los motivos por los cuales se fundó
la academia, fueron que en México sólo hay tres escuelas
donde se enseñan las lenguas clásicas, una de ellas es la Uni-
versidad Pontificia de México, los seminarios y la UNAM,
cuando en Alemania hay más de 900 escuelas para estudiar
griego y latín”. Con tenacidad, ha atraído a sus aulas a pro-
fesionistas de diversas disciplinas como abogados, médicos,
maestros, filósofos, escritores, sacerdotes, etc. conscientes de
88
la importancia que tiene para sus actividades el perfeccionar
el verbo creador. En una entrevista, el Maestro se describió
como “un señor asiduo que está al pendiente de su villa, para
que todos los miembros de la escuela hagan su trabajo”. En-
señar, es como pulir un diamante en bruto a través del habla.

Otro extraordinario mexicano del Renacimiento en la edu-


cación es el doctor Alfonso Ruiz Soto, autor del modelo “la
semiología para la vida cotidiana”, un nuevo paradigma edu-
cativo, “un sistema que sitúa al individuo al centro del pro-
ceso educativo, a la consciencia al centro del individuo, al
autoconcepto al centro de la consciencia, a la vocación al
centro del autoconcepto, y al servicio al centro de la voca-
ción”. reconociendo que el “origen de todos nuestros males
radica en la ignorancia de nosotros mismos”.

La semiología es una ciencia que se enfoca en estudiar la


vida de los “signos” en los contextos sociales. Ruiz Soto es el
creador del Colegio de Semiología para la Vida Cotidiana y
afirma que “la realidad es lo que es; pero la vida es lo que sig-
nifica”. La herencia de signos de México llena de significado
los más elevados y profundos propósitos e ideales; por ejem-
plo, el símbolo nacional, el del águila que despliega sus alas
para devorar a la serpiente, representa al espíritu que doma a
la materia. Este signo es, en sí mismo, una misión colectiva
e histórica de vida. Es gracias al legado de la cosmogonía
manifiesta en los símbolos que México logra conservar el
esplendor de su identidad cultural. La piedra del Sol, tallada
por Técpatl, conocida también como el calendario azteca, es
un diseño completo e integral donde convergen los avances
científicos del estudio de los astros, la exposición artística y
cultural del momento, los avances de la tecnología para tallar
la piedra; sintetiza la filosofía de los máximos pensadores de
la era retomando el estudio histórico de las diversas y vastas
cosmogonías de la región, como la de los mayas, toltecas, za-
potecas y aztecas, entre otras, incorporándolas todas en una.
Por ello, al prestar atención al simbolismo de ese monolito,
revive en el observador toda la sabiduría expresada en él, lo-
grando así, una transformación del Ser. Este patrón se repite
en las culturas sabias de la Tierra y se puede observar en los
diseños transformadores, por ejemplo, en Callanish, Escocia,
en el significado del trébol de San Patricio o en el dragón de
89
los chinos. México ha sido capaz de incorporar en todos la
expresión de los símbolos para la confluencia de todas las
razas integradas en una, que al fortalecer sus raíces deja cre-
cer una cultura simbiótica equilibrada capaz de abrazar el
pensamiento, los valores y el significado de la vida del otro
integrándolo en sí.

Desde 1985, Ruiz Soto empezó con la impartición de sus pos-


tulados y desde entonces decenas de miles de alumnos se han
visto beneficiados por esta renacentista propuesta educativa.
Este modelo ya inspira a muchos países; el propio Ruiz Soto
ha sido contratado en las instituciones de mayor prestigio en
países como Japón, que hoy han volcado todos sus esfuerzos
en centrar el objetivo de la educación en la consciencia. To-
dos sirven para algo y es la labor de los educadores canalizar
los esfuerzos para que los aprendices puedan descubrirse a
sí mismos y encontrar su vocación. En términos socráticos:
“el mayor desarrollo y crecimiento es el de conocerse a sí
mismo”.

2.3 La Identidad del alma mater

La identidad se conforma con circunstancias y rasgos


que caracterizan a una persona o comunidad, forjada por la
esencia o sustancia primigenia que la conforma, alienta y ali-
menta su ser. Se templa en forma dinámica y constante por
experiencias de vida y se expresa en las creaciones desarro-
lladas por las aptitudes y actitudes. Cada ser humano y cada
comunidad tiene el don de identidad, es único e irrepetible.

Gracias a las vías y medios de comunicación, las fronteras


se han acortado, se han globalizado los códigos culturales
de la humanidad, lo que provoca la dualidad entre la xeno-
fobia o el temor a lo extranjero y por el otro lado, una mayor
capacidad de integración. En entrevista con Sergio Sarmien-
to, el guitarrista Carlos Santana afirma: “Soy ciudadano del
planeta. No tengo banderas, vivo allá porque allá pago mis
impuestos (EE.UU.), pero no creo en banderas, himnos na-
cionales o barreras. Yo creo en el corazón de la gente, en
el alma de la gente”. El nivel de consciencia, o el objetivo
de la proyección cultural, es ser “ciudadanos del planeta”,
¿cómo se puede generar la integración de todos los rasgos
90
que hoy marcan la diferencia entre unos y otros? Santana
afirma: “creo en el alma de la gente”, y esa “alma” a su vez
no se limita a una concepción religiosa del individuo, la pa-
labra alma existe antes que la religión.

El alma de México no debe ni puede repetir cada año tra-


gedias a causa de los pleitos de una elite que ha atrapado
la esencia del país y un gobierno cada día más insensible.
Por ello, como ciudadanos de un mundo globalizado, vale la
pena redimensionar la expresión que utilizan los egresados
de cualquier universidad del planeta al referirse a su alma
mater como el lugar donde obtuvieron su formación. Alma
proviene del latín animus, animo o inteligencia (cognitiva y
emocional) y mater se interpreta como madre. El alma mater
es la matriz que dio a luz la inteligencia cognitiva y emocio-
nal del individuo. En ese sentido, cada país, entendido como
una escuela en su conjunto, es un alma mater. A propósito de
ello, los griegos señalaban que toda experiencia en la vida,
buena o mala, persona, emoción, etc., sólo era parte de un
gran aprendizaje en el desarrollo del ser humano. Entonces,
toda persona en México es un maestro, en todo acto hay una
lección y múltiples aprendizajes, todo cuanto se hace, grande
o pequeño, está ya impactando en las futuras generaciones y
se debe asumir este rol educativo a cada instante. Sólo de esta
manera puede gestarse la profunda transformación educativa
alejándola de los intereses que la han secuestrado.

México heredó en sus simbolismos el alma que otorga la


identidad. Velasco Piña se refiere a uno de estos símbolos al
mencionar que “Tlacaelel, el creador del imperio azteca, de-
finió con unas cuantas palabras cuál es la naturaleza esencial
e inalterable que nos caracteriza: este es nuestro centro, este
es el lugar donde el águila despliega sus alas y domina a la
serpiente”. El águila es interpretada como el espíritu y la ser-
piente como la materia. Este podría parecer un conflicto por
la interpretación del mismo simbolismo, pero es un conflic-
to constante en el transcurrir de la historia de la humanidad
y del individuo. El espíritu, del latín spiritus es el soplo de
vida, Ruach para el hebreo y Tonal para el náhuatl. ¿Sabe el
pez que esta mojado? el ser humano sí se sabe a sí mismo y
es dotado para dominar la materia; no para controlarla, sino
para sublimarla, esculpirla, respetarla y convivir con ella. No
91
en una lucha de triunfadores y perdedores, sino en la armo-
nía misma; la consciencia en medio del espíritu y la mate-
ria, como el escultor que no lucha con la piedra sino que la
moldea para darle existencia. Este simbolismo es de carácter
universal y es funcional para la comprensión de la identidad
de cualquier ser humano del mundo. No es una bandera en
la cual Santana afirma no creer, sino un símbolo en el cual es
posible encontrar el significado de la vida misma.

En cuanto al nombre que nos otorga la identidad; “MÉXI-


CO”, proveniene de la lengua náhuatl, “Me” de Meztli, luna,
“Xi” de centro y “Co” de lugar; el lugar del centro de la luna.
Para los Mayas, la luna, por ejemplo, es Ixchel y simboliza
la diosa del amor. Desde esta cosmovisión, el pronunciar la
palabra México es invocar al centro del amor, motivo por el
cual Vasconcelos afirmó que esta nueva humanidad vendría
con el dogma de esta ley universal. La carta escrita por Albert
Einsten a su hija, Lieser, revela: “Cuando propuse la teoría
de la relatividad, muy pocos me entendieron… hay una fuer-
za extremadamente poderosa para la que hasta ahora la cien-
cia no ha encontrado una explicación formal. Es una fuerza
que incluye y gobierna a todas las otras, y que incluso está
detrás, de cualquier fenómeno que opera en el universo y aún
no ha sido identificada por nosotros. Esta fuerza universal es
el amor… si en lugar de e=mc2, aceptamos que la energía
para sanar al mundo puede obtenerse a través del amor mul-
tiplicado por la velocidad de la luz al cuadrado, llegaremos a
la conclusión de que el amor es la fuerza más poderosa que
existe, porque no tiene límites. Tras el fracaso de la humani-
dad en el uso y control de otras fuerzas del universo, que se
han vuelto contra nosotros, es urgente que nos alimentemos
de otra clase de energía… quizás aún no estemos preparados
para fabricar una bomba de amor, un artefacto lo bastante po-
tente para destruir todo el odio, el egoísmo y la avaricia que
asolan al planeta. Sin embargo, cada individuo lleva en su
interior un pequeño pero poderoso generador de amor cuya
energía espera ser liberada. Cuando aprendamos a dar y re-
cibir esta energía universal, querida Lieser, comprobaremos
que el amor todo lo vence, todo lo trasciende y todo lo puede,
porque el amor es la quinta esencia de la vida”. Esta es una
cita trascendental a la que poco hay que añadirle, la quinta
generación; la de Renacimiento Mexicano, la del centro de
92
la luna, del amor, se da a través de esta quinta esencia de la
vida.
La remembranza de la identidad mexicana, epicentro de la
ley del amor, se preserva o por lo contrario, sucede como a
un enfermo del mal de Alzheimer al que se le olvida su iden-
tidad. Por ejemplo, si hoy dice que se llama Juan y mañana
Luis, lo más probable seria aceptarlo como cierto; por ende
es fácilmente manipulable. Una correcta educación requie-
re preservar la identidad y combatir toda forma de enseñan-
zas que se opone a la buena interpretación de la historia. Al
respecto, Velasco Piña destaca en el libro “los sentimientos
del corazón de México”: “Así por ejemplo, el año pasado
se pretendió conmemorar los cien años de la fundación del
Ejercito Mexicano. Según esto, el ejército que comandaba
Morelos en 1812 y que realizó la proeza de romper el sitio
de Cuautla no era mexicano, como tampoco lo era el ejército
que combatió la invasión norteamericana, ni eran mexicanas
las tropas que derrotaron al ejército francés el 5 de Mayo de
1862 en Puebla. El realizar conmemoraciones equivocadas
genera una pérdida de conciencia histórica”. Entre tanto, in-
tereses mezquinos siguen beneficiándose de ese Alzheimer
para manipular a la sociedad y tratarla como un rebaño con
el objetivo de obtener las mayores utilidades posibles de sus
lagunas mentales.

Preservar la identidad e integrarla a otras sin olvidarse de la


propia para generar una identidad sincrética se puede vis-
lumbrar en culturas adaptadas dentro de la mexicana y que
preservan su identidad, como lo ha hecho la japonesa. De
acuerdo a un estudio realizado con 470 directivos, reclutado-
res y académicos de universidades públicas y privadas que
calificaron a 83 planteles privados de México, la institución
mejor evaluada es el Liceo Mexicano Japonés, fundado por
el empresario mexicano de ascendencia japonesa Carlos
Kazuga Osaka. En Japón han modificado por completo el en-
foque de los objetivos de la educación, teniendo como prin-
cipal meta formar ciudadanos plenos del mundo. Hay que
aprender de otras culturas, inclusive insertarse en ellas como
lo han hecho los japoneses en México, y han llegado a ser
líderes sin olvidar su identidad. Esta es una educación basada
en los dones de cada estudiante. Los estudiantes del Liceo
93
pueden jugar a ser ONIS (criaturas mitológicas ancestrales
del Japón) en la mañana, a medio día aprender inglés y por la
tarde ver la representación de una obra teatral de la historia
de México. Este sistema
incluye prácticas ejemplares de valores como el “Soji” donde
un grupo de alumnos, con previo aviso a los padres, se que-
dan después de clases a limpiar los salones, pasillos y baños,
aprendiendo así que un lugar limpio no es el que más de lava,
sino el que menos se ensucia. Los estudiantes en su mayoría
son mexicanos, de padres y madres también mexicanos, pero
están en un sistema educativo que les capacita a ser solida-
rios, generosos
y con capacidad para servir al prójimo. Vale la pena dejar
emerger un modelo que fomente los valores del amor desde
la identidad mexicana; el sistema educativo puede, en esta
misma perspectiva de ciudadano del mundo con identidad
mexicana, ver niños orgullosos de jugar a Quetzalcóatl o
Huitzilopochtli, encarnar los valores legados en sus leyendas,
aprender inglés no para ser simplemente traductores sino
para comprender sus códigos culturales y en general poder
insertarse en un mundo globalizado y decir con alegría: Mé-
xico es mi “alma mater”.

94
95
96
3. MADRE TIERRA

Agua sagrada, purifícame


fuego del amor, quema mi temor
aliento del alba, llévame al altar
Madre Tierra, vuelvo a renacer…
Canto de tradición.

Primero fue necesario civilizar al hombre en su relación con el


hombre.
Ahora es necesario civilizar al hombre en su relación
con la naturaleza y los animales.
Víctor Hugo.

La naturaleza está llena de palabras de amor,


pero ¿cómo podremos escucharlas en medio del ruido constante
de la distracción permanente y ansiosa,
o del culto a la apariencia?
Laudado Si, SS. Papa Francisco.

3.1 El espíritu del Mexicano motivado por la Madre Tie-


rra

De acuerdo a las crónicas que narran la cosmovisión


de los antiguos mexicas, una de las principales esencias la
Tonanzin Tlalli Coatlicue, la Madre Tierra, habitaba en el ce-
rro del Tepeyac, el cerro nariz. Desde allí otorgaba todo lo
necesario para la subsistencia de la vida. Esta había concebi-
do a 400 hijos que conformaron las bases de la sociedad. En
una aparición del “Gran Espíritu”, quedó nuevamente emba-
razada de Huitzilopochtli, el guerrero colibrí. Esto desató la
envidia de sus otros hijos y decidieron matar a su Madre, la
Tierra. Huitzilopochtli se enfrentó a sus hermanos liderados
por la Coyolxauhqui y tras largas batallas, el más pequeño
de los hijos salió victorioso. Al defender a su madre, la Tie-
rra, se consiguió restablecer la paz y la armonía. Cuando los
españoles llegaron a México en 1521, se inició el proceso
de conquista con largas luchas en las que se derramó mucha
97
sangre y no fue hasta 1531 cuando en el en Cerro del Tepe-
yac, el sitio donde habitaba la Madre Tierra, se le apareció a
Juan Diego Cuahuctlactoanzin, la Virgen de Guadalupe y de
acuerdo al Nican Mopohua, ella lo llamó “el más pequeño de
sus hijos”, al igual que Huitzilopochtli. Ese fue el inicio del
sincretismo, allí comenzó todo un nuevo credo de veneración
como la madre de México, la Guadalupana. El sincretismo
de la Madre Tierra y la Virgen como la Madre de Dios en
una.
Trescientos años más adelante, con la tercera generación,
Miguel Hidalgo, padre de la independencia de México, se
levantó con el estandarte de la Virgen de Guadalupe y des-
pués de once años de guerra, al lograrse la independencia, en
el acta firmada el 28 de septiembre de 1821 dice: “Restituida
pues esta parte del septentrión al ejercicio de cuantos dere-
chos le concedió el autor de la naturaleza y reconocen por
innegables y sagrados las naciones cultas de la Tierra.” La
firma que selló la libertad como nación fue motivada por la
Naturaleza.

Años más adelante, durante la búsqueda de la identidad, el


himno nacional escrito por Francisco González Bocanegra
en 1853 dice “mas si osare un extraño enemigo profanar con
su planta tu suelo, piensa o Patria querida que el Cielo un
soldado en cada hijo te dio”. En este sentido, “profanar” de
acuerdo al diccionario, significa “tratar algo sagrado sin el
debido respeto” y el suelo es la Tierra en la que el mexicano
se afirma una vez más, como un Huitzilopochtli, a la defensa
de la Tierra.

La cuarta generación también atravesó por la misma moti-


vación. Durante la Revolución Mexicana, iniciada en 1910,
se llenó de inspiración con la consigna de Emiliano Zapata:
“La Tierra es de quien la trabaja” con la cual se encendió
el corazón de los mexicanos que salieron a seguir a Zapata
en esta lucha. La quinta generación, no es la excepción, su
pensamiento divergente pluralista es motivado desde todos
los procesos históricos que le ligan a la Madre Tierra para
generar un verdadero desarrollo sustentable; la Tierra está
viva, y su cuidado es responsabilidad de todos.

98
3.2 La Tierra como Madre
En el 2011, el autor de esta obra presentó la “Ley de
los derechos de la Madre Tierra” en la Cámara de Diputados,
LXII Legislatura. En fechas previas a esto se realizó una se-
rie de foros, consultas y reuniones con los grupos de interés
en la materia y el centro de la discusión se centró en que si el
planeta Tierra era una Madre o no. Esto se fundamentaba en
quienes sostienen la (respetable) creencia de que sólo existe
un Padre (Varón) creador de todo el universo, que es omnipo-
tente y omnipresente. Por ello, en vez de convertirse en una
discusión sobre una Ley técnica relacionada con derechos
en defensa de la Naturaleza, se convirtió en un proyecto en-
trampado en debates teológicos que impedían avanzar en el
desarrollo y publicación de una Ley de esta envergadura.

Ya en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, con el


aprendizaje adquirido, se decidió eliminar el término “Ma-
dre” para que ese debate teológico no fuera un impedimento
para hablar de la Tierra como un ser vivo, como una dadora
de vida, como un sistema viviente. Se facilitó con esto que
transitara por la asamblea y fue aprobada en el año 2013.
Para el 2015 resuenan las palabras «Alabado seas, mi Señor,
por la hermana, nuestra madre Tierra, la cual nos sustenta,
y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y
hierba», así es como empieza la segunda encíclica del Papa
Francisco. La encíclica se articula en torno al concepto fi-
losófico de ecología integral; esto es, el medio ambiente en
el que se desarrollan las relaciones básicas del ser humano:
con Dios, consigo mismo, con los demás y con la creación.
En ella se recogen las aportaciones de filósofos y teólogos
católicos, ortodoxos, como el patriarca Bartolomé, y protes-
tantes, como Paul Ricoeur, además del místico musulmán
Ali al-Khawas. Ahora, Jorge Mario Bergoglio, el Papa Fran-
cisco, que tomó su nombre del patrono de la ecología, San
Francisco de Asís, reconoce a la Tierra como una Madre y
que todo aquello que es dador de vida es una madre y debe
de ser adjetivada como tal.
El simple hecho de comprender a la Tierra como un ser vivo
es un hecho trascendental para el desarrollo del pensamiento
colectivo. Al respecto, Edgar Morín señala: “Estos revolu-
cionantes progresos (de pensamiento) permiten la aparición
99
de una nueva conciencia planetaria. Durante milenios, el
mundo tenía como centro una Tierra real, alrededor el sol y
los planetas trazaban su obediente ronda… luego, con Co-
pérnico, Kepler y Galileo, la Tierra no estuvo ya en el centro
del Universo, y se convirtió en un planeta redondo que giraba
como los demás alrededor del Sol”. Este nuevo paradigma
implicó la transformación de las sociedades y los estados.
Cuando en la conciencia colectiva se aceptó que la Tierra
giraba alrededor del Sol, era imposible sostener la idea de
que Dios imponía al Rey y las sociedades comenzaron a or-
ganizarse diferente.
Ahora, aceptar que el ser humano es un integrante dentro de
un ser vivo es aceptar que eso lo convierte en células que
componen el planeta. De acuerdo con Leonardo Boff, “la
Tierra, según renombrados cosmólogos y biólogos, es un
planeta vivo /Gaia/, que articula lo físico, lo químico, lo bio-
lógico, de tal forma que el resultado es siempre favorable a
la vida. Todos sus elementos están dosificados de una forma
muy sutil, como sólo un organismo vivo puede hacerlo…
Nosotros mismos somos la parte consciente, inteligente… de
la Tierra. Por el hecho de ser portadores de estas capacidades,
podemos enfrentarnos a las crisis, detectar los agotamientos
de ciertos hábitos culturales (paradigmas) e inventar nuevas
formas de ser humanos, de producir, consumir, y convivir.
Es la cosmología de la transformación, una expresión de la
nueva era, la era ecozoica”.

Entender a la Tierra como un ser vivo, lleva a la necesidad


de generar profundas transformaciones en todos los aspectos
sociales, por ejemplo, para el derecho positivo o para las doc-
trinas económicas.

3.3 La puesta en acción de los Derechos de la Madre Tie-


rra

Todos los datos científicos demuestran un calenta-


miento global que está alterando gran parte del planeta, re-
flejándose en fenómenos climáticos nunca antes vistos, que
tiene resultados devastadores para los ecosistemas y para
la humanidad. En un reporte presentado por Julia Caravias,
Mario Molina y José Sarukhan, se comenta lo siguiente: “El
inventario Nacional (INEGI) de Gases Efecto Invernade-
100
ro (GEI), reporta que en 2006, México generó 0.70 GT de
CO2E, lo cual corresponde a 6.8 toneladas de CO2E por ha-
bitante (INE 2009). Esta cantidad corresponde al 1.5% de las
emisiones globales de GEI, lo cual coloca a nuestro país en
el décimo segundo lugar en el ámbito mundial”. Hay voces
que se consuelan al ver este dato, como si la aportación de
México para el calentamiento global fuera insignificante por
ubicarse en el lugar número doce entre los países más con-
taminantes. Es tan absurdo como si se dejara de congratular
cuando ocupa el lugar once de la economía del mundo o es
de los primeros países productores de petróleo o cuando en
el futbol celebra estar entre los dieciséis mejores equipos del
mundo. Este dato debe ser un llamado de conciencia por ser
de los países más contaminantes del mundo. Aunado a ello,
México, al ser un país mega-diverso, es también uno de los
más vulnerables frente al cambio climático.

México debe rebasar el estancamiento de las complacencias


en el discurso y la simulación. La demagogia es tan grave
como la corrupción, prueba de ello es que el Instituto para la
métrica de Evaluación de la Salud (Institute for Health Me-
trics and Evaluation) ha estimado que la contaminación del
aire en México con material particular fue la causa de cer-
ca de 20,500 muertes en 2010. De acuerdo a la CONABIO
(Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Bio-
diversidad), entre las 108,519 especies descritas en México
2,556 están en riesgo, como el jaguar, el lobo gris, el conejo
de los volcanes, la vaquilla marina, el oso negro, la guaca-
maya roja, el ajolote mexicano, entre otras. Y en cuanto al
número de especies en peligro de extinción, pasamos de 372
en el 2001 a 500 en 2010. De acuerdo al Instituto de Geogra-
fía de la UNAM, cada año perdemos 500 mil hectáreas de
bosques y selvas, siendo el quinto lugar a nivel mundial en
deforestación. En 2012, los costos ambientales representaron
el mayor gasto de alrededor de 532 mil 679 millones de pe-
sos, equivalente al 3.4 por ciento del Producto Interno Bruto
(PIB) (INEGI) y aunque contamos con nuevas leyes, firmas
de acuerdos internacionales, leyes internas y recomendacio-
nes de organismos internacionales, la situación ambiental en
México sigue empeorando.
El nuevo instrumento para combatir legalmente se conoce
como “el que contamina paga”. Sin embargo, ha caído en una
101
gran contradicción, es un instrumento que fomenta la práctica
de la competencia desleal para denunciarse entre particula-
res provocando más corrupción, mientras los ecosistemas se
siguen vulnerando. A nivel mundial existen organizaciones
que pugnan por estipular como delito el “Ecocidio”, como ha
sido el caso de la abogada inglesa Polly Higgins, como una
forma de inhibir y sancionar desde instancias internacionales
la destrucción del ambiente. El Ecocidio sería un paso muy
importante para sancionar a quienes violenten la armonía con
la naturaleza; sin embargo, los derechos de la madre tierra se
aplican con el objetivo central de restaurar una nueva forma
de convivencia.
Por ejemplo, pensar que las contingencias atmosféricas en la
ciudad de México durante los últimos meses se resolverán
sólo con la disminución de estas emisiones de gases efecto
invernadero, esperando que el aire se lleve esa contamina-
ción a otro lugar, es absurdo. En el mejor de los casos, el aire
sólo desplaza el problema a otros lugares, pero sobre todo, lo
sigue acumulando en el tiempo y es un destino que tendrán
que enfrentar las generaciones futuras. Por ello es necesario
que todas las propuestas en esta materia sean resueltas desde
una plataforma biocéntrica de pensamiento; es decir, poner a
la vida en el centro. Ya no se trata del “derecho humano a res-
pirar aire de calidad” sino del “derecho del aire a vivir libre
de contaminación”. Este enfoque se aplica de igual manera
en el derecho del río, de los árboles o de los animales. Debe-
mos dejar atrás la soberbia de adueñarse de la naturaleza y
aceptar al ser humano como una unidad funcional con ella.
Ello implicaría mover por completo el enfoque del ser huma-
no, centrado en lo individual, para darle prioridad a la unidad
de aquello que todos compartimos, incluyendo, claro, a las
generaciones futuras.

El Ser humano y la naturaleza no están separados, conviven


como una unidad funcional. Hoy se trabaja en reconocer los
derechos de la naturaleza, porque al ser humano se le olvidó
vivir en armonía y se debe recuperar la cultura del respeto a
la vida como forma de vida.
Un instrumento legal como los Derechos de la Madre Tierra,
ofrece a cualquier ciudadano la posibilidad de acudir a ins-
tancias formales y alzar la voz por la defensa de las plantas,
el río, el aire, etc., como una alternativa de fácil uso. La Ley
102
ambiental de protección a la Tierra en el Distrito Federal,
aprobada en 2013 por la Asamblea Legislativa del Distrito
Federal, dio un primer paso en reconocer a la Tierra como
un ser vivo, le dota de derechos y enuncia cuales son las
responsabilidades de los capitalinos para con la Tierra. Sin
embargo, aún falta mucho por hacer, la propuesta es la de
constituir una Comisión de los Derechos de la Madre Tierra
representada por un Ombudsearth con todas las atribuciones
para ser defensor de los Derechos Naturales, así como el re-
conocimiento de los mismos derechos en todo el país y a
nivel mundial.

En este ordenamiento ya no se ve la cosmovisión original de


los grupos indígenas sólo como un tema de usos y costum-
bres, sino la forma de adoptar esa cosmovisión al incluirla
dentro de las instituciones y normas que rigen a todos. Este
instrumento ya tuvo sus primeros éxitos como fue el caso de
la prohibición del uso de animales en los circos y las modifi-
caciones a la ley de desarrollo rural. El diputado Jesús Sesma,
en el foro por los derechos de la Tierra, previo a la aproba-
ción de la ley que se llevó a cabo en la Asamblea Legislativa
a finales del 2012, mencionó que “la Tierra es única e irre-
parable. Si no la cuidamos, no habrá otra cosa que cuidar, no
vamos a poder existir, nosotros, per se, somos seres vivos
que estamos destruyéndola y tenemos que ser conscientes de
eso”. En el mismo foro, el legislador Federico Doring señaló:
“Es una revolución silenciosa… en política hay una frase que
me parece es muy atinada; en política, cuando alguien no se
ocupa de lo importante y sólo atiende lo urgente, irremedia-
blemente lo importante se termina volviendo urgente, y la
cosmovisión de cómo nos entendemos en un nuevo espacio
social, en un nuevo espacio público, en un nuevo espacio
ciudadano, es un tema sumamente urgente”. Allí mismo, An-
tonio Velasco Piña culminó: “Sin temor a exagerar, me atre-
vo a decir que este evento tiene una trascendencia histórica.
Existen en este momento dos procesos que están abarcando a
toda la humanidad: uno de ellos es algo de lo cual todo mun-
do se da cuenta y es que realmente estamos viviendo el final
de un ciclo. Ante nuestros ojos se están desintegrando insti-
tuciones que perduraron durante siglos, ideologías, partidos
políticos, todo eso se está viniendo abajo… el mundo que se
está acabando. Lo único que le puede esperar es la muerte,
103
pero se está dando todo un proceso para un nuevo mundo
que va a renacer. En este momento se señala cuáles son sus
características: por vez primera, la humanidad va a adquirir
una conciencia planetaria; es decir que estamos en un pro-
ceso de mutación de consciencia de la especie humana que
nos lleva por vez primera a tener una conciencia planetaria…
los problemas son planetarios; es decir, ya nos hemos dado
cuenta de que sí puede haber una crisis económica en Europa
que nos afecta, una epidemia en cualquier parte del mundo
que nos llega y lo más importante es esta contaminación, esta
destrucción que nos afecta a todos y solamente se va a poder
resolver con soluciones planetarias”.

Este paso en la legislación de la ciudad de México atrajo la


atención de un amplio movimiento internacional lo cual sir-
vió para convocar al “primer foro internacional por los de-
rechos de la madre tierra” celebrado durante cinco días en
la Ciudad de México. Ahí se reunieron los líderes más re-
presentativos del mundo para unir fuerzas en torno a la de-
fensa de la naturaleza. En primer lugar, hay que reconocer
que los animales, ríos, plantas y todos los componentes na-
turales tienen derechos. En segundo lugar, hay que articular
la coordinación de estrategias conjuntas por fortalecer a los
movimientos locales que constantemente son agredidos por
defender a la naturaleza, en su mayoría son comunidades in-
dígenas o movimientos campesinos. “Una de las principales
paradojas de nuestros tiempos es que todo aquello que se ha
vuelto pro-natura se ha enfrentado con una realidad que los
considera contra cultura”, señaló Salomón Bazbaz durante su
conferencia en el foro.

Este foro se realizó con el valiente cobijo de la Comisión


Nacional de Derechos Humanos, encabezada por Luis Raúl
González Pérez, abrazando y dándole visibilidad a la otra
realidad de México; es decir, por un lado existe el México
bárbaro de violencia y corrupción que ha llamado, con es-
panto la atención del mundo, pero existe también el México
humanista que durante muchos años ha inspirado el pensa-
miento humano, este foro dio gala a las más profundas mues-
tras de ello. Cabe destacar que el mes de mayo batió un ré-
cord histórico de muertes a causa de la violencia. De acuerdo
a las cifras reportadas por el Sistema Nacional de Seguridad
104
Pública, ¡fueron 1680!, es decir, cada 25 minutos en prome-
dio un mexicano fue asesinado. Precisamente mayo, fue el
mes de campaña en Estados donde hubo elecciones y no es
una casualidad. Decían los griegos que el “ate” o la desme-
sura, siempre lleva al “Ibris” o el caos. La desmesura en el
discurso violento entre políticos no es algo que la sociedad
transforme, por el contrario lo va replicando y amplificando.
Por ello, la valentía de González Pérez al abrir un espacio de
mesura, de paz, no sólo entre los seres humanos, sino con la
naturaleza.

En este contexto, también se realizaron el Pachamamafest


y la “Aldea de la paz” con la música y expresiones de artis-
tas como Celso Piña, Rubén Albarrán, Aterciopelados, Pa-
loma del Cerro, Carlos Santana, Enrique Quezadas, Edgar
Oceransky, entre otros, donde se demostró la existencia de
nuevos esquemas culturales: la cultura de la paz, pro-natura;
o mejor dicho, la contra cultura, otra manera de expresión
musical y artística que está apoderándose de nuevos espacios
para que sub-culturas, como la promovida por el narcotráfi-
co, no sigan avanzando en la psique colectiva. El Pachama-
mafest, se convirtió en protesta y se creó la propuesta para
demostrar que hay muchas formas positivas de alimentar el
Ser.
Además de darle visibilidad a la cultura de la Paz, la CNDH
abrió una ventanilla para los derechos de la naturaleza. Esta
propuesta de los Derechos de la Naturaleza también fue pre-
sentada a los constituyentes de la Ciudad de México para ser
incorporada en la redacción de la primera constitución de la
CDMX. Se recibió por parte del presidente del Senado la
misma propuesta para incorporarse en el marco legal federal.
Se creó la coordinación de trabajo en alianza con más de 150
ONGs, la ONU, los organizadores y el grupo de expertos en
la plataforma “Harmony with nature”. Hoy existe la unidad
de un movimiento mundial por la misma causa. Esto se di-
fundió en casi todos los medios de comunicación y se obtu-
vieron cerca de un millón de impactos en las redes sociales.
El México de Huitzilopochtli, defensor de la Madre Tierra,
ha renacido. Se debe cultivar y regar a diario para que con
paciencia y dedicación puedan todos saborear sus frutos. En
la cita de José Ortega y Gasset: “No importa que no haya le-
gislador, no importa que no haya jueces. Si aquellas ideas se-
105
ñorean de verdad las almas, actuarán inevitablemente, como
instancias para la conducta a la que se puede recurrir”. La
forma de vida de respeto a la Madre Tierra desde la visión
biocéntrica, es una idea que permite la evolución en la elipse
del tiempo, al recurrir a la consciencia humana que favorece
el renacer de un código filosófico y cultural. Los derechos
de la Madre Tierra como forma de vida se refleja en uno de
pioneros del Renacimiento Mexicano, Alberto Ruz Buenfil,
fundador de la primera ecoaldea en México, llamada Hue-
huecoyotl, que se traduce del náhuatl como “viejo coyote”.
Este lugar, situado entre Tepoztlán y Amatlán, fue la cuna
del nuevo sueño que empezaba hacerse realidad; una nueva
forma de vida tenía que surgir en las consciencias humanas.
La ecoaldea, se construyó tomando en cuenta nuevas biotec-
nologías, las casas se construyeron con adobe extraído del
mismo lugar, se realizó todo un sistema para reciclar el agua,
los sanitarios en su mayoría son secos, idearon un área comu-
nitaria para sembrar hortalizas, también cuenta con una área
dedicada especialmente para hacer composta. En el centro de
la ecoaldea hay un salón de usos múltiples, donde se reali-
zan foros, encuentros nacionales e internacionales, así como
también se imparten cursos, talleres de todo tipo con tinte
ecológico. Lugares como estos son ejemplos inspiradores
para cambiar formas de vida obsoletas. Posteriormente Al-
berto Ruz Buenfil,, impulsado por propagar una vida de paz
y amor, realizó toda una caravana en América del Sur. Viajó
durante trece años a bordo de un camión, llevando a comu-
nidades y favelas de alta marginación en Latinoamérica, ac-
tividades artísticas y culturales, sembrando siempre en cada
una de ellas, la voz de la eco-consciencia. Muchos jóvenes
ahora siguen su ejemplo. Hoy Alberto Ruz es vicepresidente
de la red mundial de ecoaldeas y Huehuecoyotl ha sido uno
de los motores inspiradores de este modelo de vida en todo el
mundo. En México, después de esta ecoaldea, se han funda-
do otras más que se esparcen por todo el territorio mexicano.
La vida de Alberto ha sido plasmada en libros por el histo-
riador Velasco Piña y llevada a documentales como “Hecho
en México”.

106
3.4 Población y Consumo
La relación existente entre el incremento de la pobla-
ción y una sociedad cada vez más consumista es un factor de-
terminante en lo que respecta al deterioro del planeta. Gilles
Lipovetsky y Jean Serroy en el libro La Cultura-mundo, defi-
nen la actualidad como “la época del hiperconsumo, la época
de la hinchazón extrema, la hipertrofia de la esfera comer-
cial. En consecuencia, aunque los individuos sean más libres
en su ámbito privado, también dependen más del mercado
para satisfacer sus deseos”. Tan sólo en México, la población
es de 112,336,538 (INEGI) lo que representa el 1.6% de la
población global situándose como el 11o país más poblado
de la Tierra. De acuerdo a los datos de la Universidad de
Berkley en California, Estados Unidos, en 1519, dos años
previos a la conquista, la población era de 11 millones de
habitantes, tan sólo cuarenta y seis años más tarde se redujo
la población a menos de la mitad 4,403 millones, debido a
epidemias, enfermedades y matanzas. La tendencia continuo
y para 1700 se volvió a fraccionar la población total llegando
a 2 millones de habitantes y para 1810, el comienzo de la
independencia, la población era de 3,659,803. No fue sino
hasta 1930 cuando la población volvió a ser la misma que
antes de la llegada de los españoles a México acercándose a
los 12 millones.
A partir de ese momento comienza un “boom” poblacional.
Para 1950, se alcanzó la cifra de más de 25 millones, mien-
tras en países que venían reponiéndose de la segunda guerra
mundial todavía superaban a México, como es el caso de Es-
paña que en ese mismo año tenía 28 millones de habitantes,
Italia cerca de 47 millones o Francia 46 millones. Treinta
años más adelante, en 1980, México superó a todos esos paí-
ses con 68 millones 776 mil; España, 37 millones; Italia, 56
millones y Francia, 53 millones. El incremento se mantuvo
en una desproporción respecto a estos tres países, que man-
tuvieron un crecimiento sostenible; España con 46 millones,
Francia 66 millones e Italia 60 millones. Para el 2010, en
México se incrementó la población en un 435% con respecto
al año 1950. Cabe destacar que la política poblacional inicia-
da a mediados de los años 70 logró la reducción de 7 hijos en
promedio en 1969, a 2.4 hijos en 2009, con la campaña “la
familia pequeña vive mejor. Una tardía respuesta y a pesar
107
del control alcanzado, en la paradoja se hizo presente. En
1970, una persona consumía menos de lo que se consume en
promedio per capita en la actualidad. Entonces, ahora el reto
entonces es el consumo.

Lipovetsky y Serroy señalan que debido a este aumento de la


población en la era del hiperconsumismo el individuo “está
menos limitado por las prohibiciones colectivas y mucho
más interesado por rodearse de todo lo que conviene a su
comodidad, a su forma de vivir, a la conducta que manifiesta
eligiendo un mundo a su medida. Esta personalización va de
la mano con la desincronización de los usos y costumbres
colectivos… La desorientación del hiperconsumidor se refle-
ja en compras compulsivas, endeudamiento excesivo de los
hogares, obsesión por los videojuegos, ciberdependencias,
toxicomanías, conductas adictivas, anarquía en el compor-
tamiento alimentario, bulimia y obesidad… La cultura de la
libertad del individuo para elegir en el supermercado con-
temporáneo de los modos de vida, es también la cultura que
ve crecer la tendencia al desgobierno de uno mismo” y el
desgobierno en lo colectivo. Mientras la sociedad mantenga
un pensamiento exclusivo en la satisfacción de obtener lo
deseado a nivel individual, sin recuperar el mando sobre sí
mismo, la colectividad está sujeta a la misma suerte.

De continuar con este ritmo acelerado de consumo y desgo-


bierno, no habrá Tierra que alcance, afirma la SEMARNAT
en una de las series de cuadernos de divulgación ambiental
que dio a conocer en 2013. “Si la premisa para el desarrollo
económico del mundo es que la mayor parte de la población
global adquiera los hábitos de consumo de la clase media,
el modelo se vuelve insostenible. Los recursos naturales del
planeta no permiten que el consumo crezca ilimitadamente”.
¿Qué hacer frente al incremento del hiperconsumo? La alter-
nativa consiste en un consumo consciente de toda la línea de
producción, extracción y mercantilización, ya sea por la vía
del correcto discernimiento del mismo consumidor o por el
estilo de vida generado desde una masa crítica, la moda del
consumo armónico con la naturaleza.

El consumo de energéticos se encuentra en la misma situa-


ción, en un pasquín danés repartido durante la COP15 en
108
Copenhague, Dinamarca, se plasmaba una caricatura donde
aparecía un mexicano extrayendo de la tierra el petróleo con
la manos ensangrentadas, mientras que la espalda se le llena-
ba de ámpulas por el Sol. Esta imagen refleja perfectamente
la esquizofrenia con la que se conduce el discurso mexicano
en torno a la generación de energía. Por un lado se empieza
a aplicar una Reforma Energética sustentada en la quema de
petróleo y por el otro el gobierno afirma que se encuentra en
un proceso de descarbonización profunda durante las nego-
ciaciones del cambio climático.
Gracias a su ubicación geográfica, México es el 4o país con
mayor incidencia solar del mundo (de acuerdo a climate re-
gistri), la radiación solar promedio de México es de cinco ki-
lowatt hora por metro cuadrado (Kwhm2) lo cual permitiría
que las viviendas del territorio nacional recibieran suficien-
te energía solar para producir hasta doscientas veces lo que
consumen y se sitúa como el 3er país con mayor potencial
geotérmico del planeta. La transición energética está obli-
gando a los países a aprovechar sus energías renovables; por
ejemplo, Dinamarca no podrían apostarle a la energía solar
debido a que su territorio cuenta con periodos del año en que
no recibe gran cantidad de luz solar; sin embargo, su apuesta
principal ha sido la energía eólica y en ciertos periodos del
año han logrado rebasar la producción de la cantidad total
consumida. Pero en México tras la reforma energética, la Es-
trategia Energética prevé tan solo la generación del 5% del
total producido. El petróleo extraído debería ocuparse para
otro tipo de producción que aún requiere de polímeros, in-
clusive para su reserva como sucede en muchos países del
mundo como Estados Unidos y no para quemarlo emitien-
do grandes toneladas de GEI a la atmósfera. Esta gran con-
tradicción de México lo vuelve esquizofrénico en cualquier
mesa donde afirme estar comprometido con la ecología, pero
lo más esquizofrénico es que como sociedad, acepta y pro-
mueve este doble discurso.

La alternativa florece desde la sociedad, en México existe


toda una red de productores y consumidores conscientes tal
y como la Organización Civil Organi-k, dirigida por Arnold
Ricalde, que ha funcionado durante más de 11 años, donde
ofrecen proyectos y productos orgánicos, promoviendo el
consumo y producción sustentable generando empleos en la
109
región donde se producen, en base a una economía verde.
Estos productos tienen como características que son orgáni-
cos, biodegradables, artesanales de comercio local y justo.
Asimismo fomenta las empresas sociales y cooperativas y
algunos de sus beneficios es que son saludables, protegen
el medio ambiente, promueven la economía local, no conta-
minan y generan comunidad. Ofrecen consultorías, talleres,
cursos, servicios y tecnologías ambientales como la coloca-
ción del sistema de “jardín vertical Issa” en varios espacios
públicos y privados del país. Una de sus frases características
es “la sustentabilidad es un compromiso personal”. Han de-
rrumbado una serie de dogmas en relación con el consumo
responsable; el primero es la falsedad de que una vida sus-
tentable es más cara; por el contrario, las celdas fotovoltai-
cas instaladas por Organik han disminuido sustancialmente
el gasto de energía eléctrica, lo mismo ha sucedido con los
sistemas de captación pluvial pues reducen las cantidades
que se pagan por el servicio de agua de la red. Aunque los
productos vendidos aumentan superan hasta en un 30% el
valor de la competencia no sustentable, favorecen la salud
de quienes los consumen, y a mediano y largo plazo resulta
una inversión. El segundo tabú derrumbado por Arnold y su
equipo es el hecho de creer que esto no puede aterrizarse
en las colonias o zonas urbanas de alta marginación. Con el
programa Eco Barrios iniciado por Alberto Ruz durante la
administración de Laura Esquivel como directora de cultura
de la delegación Coyoacán se obtuvieron resultados exitosos
como la transición de tres barrios urbanos a un sistema de
vida verde con la instalación de baños secos, pequeños huer-
tos familiares, sistemas de captación pluvial y una educación
ambiental. Hoy el programa se aplica en muchos otros mu-
nicipios del país. También lograron plantar más de 250,000
árboles, capacitar cerca de 5,000 personas y realizaron cerca
de 200 eventos de concientización en todo el país.
Este ejemplo renacentista es muestra de una población facul-
tada para un consumo responsable y dispuesta a mantener el
control natal; así es como se podrá restaurar el vivir en armo-
nía en esta Madre Tierra.

110
3.5 La nueva moneda para la economía verde
Los productos sustentables se enfrentan a una com-
petencia no equitativa pues están imposibilitados para una
producción a gran escala armónica con el cuidando al am-
biente, por ende requieren de mayor inversión de tiempo y
dedicación. Ejemplos de ello son los vegetales, frutas, ce-
reales orgánicos y productos derivados de animales libres de
pastoreo o productos de aseo, cuidado personal, de limpieza,
envases, contenedores y empaques biodegradables. No es lo
mismo un pañal desechable elaborado a gran escala en las fá-
bricas con gran quema de combustibles y procesos ecocidas,
que la elaboración de pañales cien por ciento biodegradables
donde todo el sistema productivo, desde la energía solar, el
traslado, el desecho, etc., se cuida de manera responsable.
Ante esta situación emerge la necesidad de crear una econo-
mía verde. La idea es fundamentada y propuesta rumbo a los
esquemas de negociaciones internacionales. Como antece-
dente se encuentran los acuerdos de la COP-16, en Cancún,
donde se establecieron las bases para la creación de un fondo
verde, teniendo como meta aportar 10 mil millones de dóla-
res. Después de cinco años, tras la aportación de Japón, por
fin se logró alcanzar la meta, teniendo como objetivo princi-
pal aplicar ese fondo verde a proyectos de carácter sustenta-
ble. Al día de hoy apenas se están elaborando las bases para
tener acceso a esos recursos.

En ese contexto, en esta obra se propone la creación de una


nueva moneda verde, que fomente y sustente una economía
verde. Los recursos del fondo verde pueden servir para dar
sustento y viabilidad a esta nueva moneda administrada por
un Banco Mundial Verde constituido por las instancias in-
ternacionales, en un acuerdo supranacional que haga posible
que los países emitan esta moneda verde que puede medir-
se conforme a su Producción Interna Verde (PIV), (PIV=-
CV +IV+CsV+ImpV-ImpV) consumo verde más ingreso
verde más costes verdes más importaciones verdes menos
importaciones verdes) y esta a su vez pueda tener movilidad
intercambiaría en cualquier parte del mundo, lo cual impli-
caría que los países se puedan ir incentivando a transitar a
un esquema mundial de economía verde. Los países a su vez
supervisarán con los lineamientos y apoyos internacionales
111
todos los macro y micro proyectos de gente ya inserta en la
producción de insumos verdes, quienes podrán fluctuar con
esta moneda dentro de todo el sistema económico verde. Por
ejemplo, todo aquel que produzca verdura orgánica y esté
avalado por las instancias internacionales podrá vender sus
productos en “moneda verde” a personas que dieron un se-
minario y cobraron en “moneda verde”. A nivel gobierno en
la inversión y promoción de energías renovables, en la im-
plementación de tecnologías limpias, etc., podrán valuar en
“moneda verde”.

De lo contrario, sería demagogia hablar de una economía


verde por el simple hecho de contar con un fondo; el dinero
de este fondo estará destinado a proyectos verdes que jamás
serían revolventes; el recurso después de haberse ejecutado
en el proyecto sería nuevamente reinsertado en la economía
gris. Por ejemplo, el dinero con el que se le pagará a la em-
presa encargada en instalar paneles solares servirá de pago a
los proveedores técnicos y trabajadores del proyecto y estos
a su vez reinsertarán ese dinero en la compra de productos
basados en una economía gris. Por ello una moneda verde
es el flujo constante del intercambio en formas de vida de
consumo sustentable.

La creación de esta moneda internacional permitiría generar


un sistema económico paralelo al ya existente que incentive
el consumo sustentable y responsable.

3.6 Leer los mensajes de la naturaleza (bioalfabetización):


La tortuga y la muerte; una reflexión desde el corazón.

El 24 de junio del 2012 murió en las Islas Galápagos


de Ecuador, la última tortuga gigante de la especie Chelonoi-
dis abringdoni; era un macho de más de cien años de edad
llamado “El Solitario George”. Con esta tragedia ecológica,
el planeta pierde otro animal del cual ya sólo sabremos por la
historia y los libros, a pesar de los esfuerzos realizados sin
éxito durante décadas para reproducirla. Así, tras el último
latido de su corazón, la humanidad queda con una profunda
y seria reflexión.

Históricamente, para los lakotas la tortuga representa la


112
esencia de la Madre Tierra ya que tiene un caparazón protec-
tor de forma similar al planeta formado a través de ciclos, los
nuevos nacimientos de plantas, la creación de nuevas capas
de terreno derivadas de las erupciones de los volcanes, las
alteraciones del clima, etc. Sus leyendas también explican
que el ser humano de igual manera tiene capas que se forman
continuamente para protegerlo del dolor, la envidia, los celos
o la inconsciencia de otros.

La tortuga también está presente en la cultura china desde


que el emperador Yu estando junto al río Lo, vio emerger del
agua una tortuga gigante. Para ellos, la tortuga simboliza la
longevidad, la sabiduría y la protección, pero además, des-
pués de estudiarla, cuando se le contempló con detenimiento,
descubrieron que su caparazón tiene un diseño de puntos co-
loreados que forman un cuadrado de nueve números y los sa-
bios del momento le dieron el nombre de Shu y se convirtió
en la base de la numerología china, la astrología, el I Ching o
Libro del Movimiento, dedicado a la adivinación y del Feng
Shui o arte de la habitación sana.

La desaparición de esa hermosa y legendaria tortuga de Ga-


lápagos, descubierta y dibujada por Charles Darwin durante
su expedición científica a bordo del Beagle en busca de prue-
bas de la evolución, confirma el hecho de que a través de toda
la historia del planeta, muchas especies se han extinguido por
completo, pero su esencia es eterna.
Si algo puede distinguir al ser humano de cualquier otra espe-
cie animal es su capacidad de hablar con un lenguaje propio,
no sólo comunicarse con sonidos, así como el tener conscien-
cia de su propia existencia. Si la tortuga fuese consciente de
su existencia ¿le valdría tener un nombre?, ¿de qué hablaría
consigo mismo?, ¿cuáles serían sus últimos pensamientos?,
¿qué sentiría?, ¿en qué creería en sus momentos finales?,
¿vestiría de alguna manera particular?, ¿qué recordaría?,¿de
qué país sería?, ¿a que temería?, ¿se preguntaría “de dónde
vengo, quién soy o a dónde voy”? Viviría seguramente en su
presente, sería un ser sin temores, integrado a la naturaleza,
que extrae todo lo necesario para vivir en forma simple y bá-
sica, como al inicio de los tiempos. Aprendió a protegerse, ya
que de lo contrario habría sido imposible vivir al menos los
cuarenta años que sobrevivió “El Solitario George”. Quizá
113
llegaría a la conclusión de que el mayor temor es el miedo a
sí mismo y bailaría, cantaría, reiría sin temor a que nadie lo
viera o criticara por ello y sobre todo amaría la vida que aun
expresaba, como si nunca nada lo hubiese lastimado. Pero
antes, para soportar esos cuarenta años de soledad previos
a su último latido, tendría alguna misión de vida, que segu-
ramente sería dejar huella y consciencia de lo mejor de su
especie.

La pérdida irreparable de “El Solitario George”, despierta la


consciencia de lo efímero que puede ser la existencia, la cual
debe cuidarse antes de extinguirse. Mientras muchas otras
especies están amenazadas o en peligro de desaparecer, el
ser humano por el contrario, llega a su máximo histórico con
siete mil millones de ejemplares cohabitando este planeta.
Es
imperante que como la tortuga se viva con mayor deteni-
miento y sabiduría. Incluso el sistema económico lo exige en
medio de las crisis recurrentes. Para ello se debe insistir en
transformar los hábitos de consumo para favorecer a aquellos
que generen sustentabilidad y a la vez, tal como expresa la
filosofía lakota, en las creencias sobre la tortuga, protejamos
a la Madre Tierra, al tiempo que rescatamos la sabiduría an-
cestral de aquel momento en que por primera vez la tortuga
emergió del río Lo.

El último latido de “El Solitario George” podría estar acom-


pañado del latido del corazón humano y lo mejor de sí, tal y
como diría Jaime Sabines: “La vida, no tú ni yo, la vida, sea
para siempre”.

En este sentido, otra pionera de la Ilustración Mexicana es


Tiahoga Rouge; cuando en los años ochenta hablar de ecolo-
gía era incomprendido, logró con tenacidad que los medios
de comunicación voltearan a ver el ambiente como una prio-
ridad. A finales de esta década fue la encargada del primer
programa de cultura ambiental del CONACULTA buscan-
do hacer consciencia ambiental como una proyección cultu-
ral. Durante este periodo se tuvo el primer logro de rescate
cultural y ambiental en México. En las playas de Mazunte,
Oaxaca, la principal actividad económica era la pesca de la
tortuga, se hacían enlatados y salchichas de Tortuga. Tiahoga
junto con Hector Marccelli, Aurelio Ahumada y Anita Ro-
114
dich, presidenta de las tiendas Body Shop, lograron la veda
de la Tortuga, instalaron las primeras cabañas para darle un
sentido ecoturístico a la región y generaron la capacidad de
autoempleo por parte de las esposas de los pescadores ha-
ciendo cosméticos ecológicos. Hoy Mazunte y toda la región
es ejemplo mundial de conservación de la tortuga, y atrae
a miles de turistas anualmente para disfrutar de las activi-
dades ecoturísticas, liberar tortugas en las playas y llevarse
eco-cosméticos de excelente calidad. En CONACULTA tam-
bién elaboraron la difusión de comunicación ambiental y có-
mics junto con Rius; por esta actividad fueron acreedores al
premio internacional de ecología Global 500 del programa de
Naciones Unidas (PNUD). Tiahoga Rouge fue la fundadora
y directora del Centro de Información y Comunicación Am-
biental de Norteamérica (CICEANA) fundado 1995. Gracias
a este esfuerzo, en 2012 recibió el premio al Mérito Ecoló-
gico, gracias a su empeño. También, se conformó el Centro
de Educación y Capacitación para el Desarrollo Sustentable
de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales
(CECADESU, SEMARNAT) siendo ella la directora de esta
institución y allí muchas generaciones se han preparado para
aplicar la sustentabilidad en sus áreas de desarrollo profesio-
nal. Hoy es asesora en gobiernos estatales y en organismos
internacionales, su apuesta es y sigue siendo la consciencia
ecológica para hacer valer los derechos de la Madre Tierra.

3.7 Los Derechos de la Madre Tierra, una nueva visión,


una nueva conversación.

La Madre Tierra se ha enfermado por la actividad hu-


mana inconsciente. Con el afán de alcanzar “comodidades,
progreso, desarrollo en modos de vida y de producción”, el
hombre se olvidó del respeto a la naturaleza y con ello eli-
gió ser muerte por encima de la vida. En menos de cinco
décadas, la Tierra ha sido modificada en sus estructuras, las
consecuencias del cambio climático han rebasado las expec-
tativas pronosticadas por la comunidad científica, desatando
ajustes climáticos de la naturaleza provocando desastres para
la humanidad.

Las negociaciones a nivel mundial han generado, por la ley


de polaridad, el extremo optimismo y el extremo escepticis-
115
mo. Se espera que a partir de los acuerdos Marco 2030 al-
canzados en la ONU en la reunión del 2014 en Nueva York,
se dote principalmente de la misma co-responsabilidad de
participación a todas las naciones, sin grandes distingos entre
países “desarrollados” y “no desarrollados”. Rumbo a la
COP21 en París, se estipula la creación de incentivos para la
transformación global de los sistemas productivos con eco-
nomías bajas en carbón y sistemas residenciales con bajos
impactos negativos en el medio ambiente para realmente ge-
nerar una adaptación al Cambio Climático. El fondo Verde
alcanzó, como se mencionó anteriormente, 10 mil millones
de dólares para proyectos. El gobierno Mexicano sigue opti-
mista en su meta de reducir, milagrosamente, el 50 % de las
emisiones de carbón rumbo al año 2050, aún tras la reforma
energética que implica mayor quema de combustibles fósi-
les. Acciones como la de México generan escepticismo y este
a su vez se convierte en uno de los principales desafíos para
lograr un gran acuerdo. Entre los escépticos existe también
la duda de que los principales países emisores de GEI como
China y Estados Unidos se pongan de acuerdo tomando en
cuenta sus intereses económicos. En esta polaridad de visio-
nes Leonardo Boff dice: “El economista profundo, ante la
crisis actual, pensaría: ¿cómo resolver los problemas de la
humanidad? y no: ¿cómo salvar el sistema económico que
está en crisis?”, la expectativa se mantiene.

En este sentido, la propuesta de los Derechos de la Madre


Tierra ha generado escozor ante los ojos de negociadores in-
ternacionales afirman que es un tema de demagogia por sus
principales promotores, Bolivia y Ecuador, y este mismo fe-
nómeno ha venido permeando en varios sectores de la pobla-
ción global, principalmente por las contradicciones mismas
con las que en estos países se implementado esta propuesta.
Por ejemplo, la explotación de petróleo en la reserva Yasuní
en Ecuador y considerar agresivas las afirmaciones del presi-
dente Evo Morales al tildar a los países capitalistas de “ene-
migos de la pachamama y de la vida”. El asunto de la Madre
Tierra no es exclusivo de sistemas socialistas contra capita-
listas, como afirmaron Los Aterciopelados: “No somos ni de
izquierda, ni de derecha, somos de la Tierra”. Los extremos
ideológicos siempre han dañado reiteradamente a la humani-
dad. Los Derechos de la Madre Tierra es una propuesta desde
116
una perspectiva de pensamiento diferente pero que compren-
de las negociaciones entabladas entre las partes; es una nue-
va conversación jurídica y económica, una conversación que
protege a la Madre Tierra y a sus guardianes.

Tampoco es populismo, al contrario, se trata de una forma


popular de llegar a la consciencia humana. Aún resuena en
el inconsciente colectivo el haber vivido ya en armonía con
la naturaleza siglos atrás y al despertar la memoria antigua
se vislumbra un nuevo amanecer, el renacer de un nuevo pa-
radigma. No sólo a los especialistas les compete tomar ac-
ción para revertir el cambio climático; ellos guían, pero ya
el “efecto mariposa” ha demostrado que un pequeño aletear
de una mariposa puede generar grandes ventarrones en otro
extremo del planeta. De igual forma, permitir a cualquier ser
humano aletear como la mariposa con soluciones desde su
espacio y según su punto de vista, conlleva influencias pla-
netarias. Los Derechos de la Madre Tierra no sólo se defien-
den en tribunales, sino que impactan a través de los códigos
filosóficos y culturales. Por ejemplo, la encíclica del Papa
donde se trata el tema de la Madre Naturaleza, sirve como re-
ferente moral, y su actuar se vuelve una guía para un amplio
sector de la población de creyentes de la iglesia católica. Los
conciertos de Enrique Quezadas, Rubén Albarrán con Café
Tacuba, Aterciopelados y Paloma del Cerro, cuando cantan
a la Madre Tierra, impactan a miles de personas, entonando
sus voces con poesía y música, con un lenguaje que llega al
corazón humano y con ello forman una consciencia para lle-
gar a ser defensores de la Tierra, no importa si se desconocen
los acuerdos o la ley, si en el cantar se despierta al buscador,
al guardián de la Madre Tierra o al Huitzilopochtli interno.
La Madre Tierra es amor a la vida.

117

118
119
120
4. POLÍTICA Y GOBIERNO

“La descomposición de todo gobierno comienza


por la decadencia de los principios sobre los cuales fue fundado”
Montesquieu.

“No, el poder no cambia a las personas,


sólo revela quienes son en realidad”
José Mujica.

“Lo único que debemos hacer es adquirir plena conciencia del


poder que poseemos y no olvidarnos de que
nadie puede hacer nada sin el pueblo, que nadie puede hacer tam-
poco nada que no quiera el pueblo.
¡Sólo basta que los pueblos nos decidamos a ser dueños
de nuestros propios destinos!
Todo lo demás es cuestión de enfrentar al destino”
Eva Perón.

4.1 Pluralismo

Retomando a Johann Herder, sobre la historia de las


ideas: 1) “El populismo” es la creencia de que el ser humano
sólo puede alcanzar su pleno desarrollo cuando pertenece a
un grupo o cultura específica, con tradiciones que lo carac-
tericen, con un lenguaje y una interpretación común de la
historia; aquí se puede situar, por ejemplo, el nacionalismo.
2) “El expresionismo” es la noción de que una visión de vida
llevada a la acción, está por encima de todas las otras opi-
niones, formas de expresión y de comunicación que transmi-
ten una opinión total de la existencia, como ha sucedido con
el comunismo y el neoliberalismo. 3) “El pluralismo” es la
aceptación de una variedad infinita de culturas y códigos de
valores, fundamentales todos e ilimitados potencialmente en
el encuentro uno con otro, y en la realización humana alcan-
zada por una reunión universal de todos; el todo en el uno,
una cultura verdaderamente universal.

121
Después de la Segunda Guerra Mundial todas las ideologías
del “populismo”, como el nazismo o el fascismo, quedaron
debilitadas abriendo paso al expresionismo, y desde entonces
la humanidad se ha debatido entre dos ramas que provienen
del mismo árbol ideológico: comunismo o socialismo y neo
liberalismo, que ante la incapacidad de regenerarse, se han
debilitado propiciando de nuevo el surgimiento del popu-
lismo. Por ejemplo, el brexit en Inglaterra, o el chovinismo
creciente en Estados Unidos que se ha demostrado durante
el proceso electoral en 2016. Por otra parte, el Renacimiento
emerge desde la tercera ruta: el pluralismo.
El surgimiento de un verdadero pluralismo cuenta, en la era
de la globalidad, con toda la estructura posibilitadora de su
existencia. En el pluralismo se ejerce la labor de generar y
elaborar políticas públicas, manifestaciones artísticas, meca-
nismos de negocios, planes de estudio y en general toda la
proyección cultural sincrética de todas las ideas, más allá de
la tolerancia; por el proceso armónico del valor de la media-
ción renace una nueva unidad. Es obligatorio pulir con el
pensamiento la cultura simbiótica equilibrada que corre por
las venas. De acuerdo a los estudios de la epigenética, el ser
humano está capacitado para activar y desactivar genes con
sus formas de vida y con la manera en que se relaciona, en
su mente y corazón, con los movimientos de la existencia. Si
alguno de los alquimistas estudiosos de la piedra filosofal se
encontrara con estas nuevas revelaciones científicas, podría
afirmar que el ADN es la piedra en bruto y los pensamientos
el cincel para moldearla.

El deber del mexicano de construir una propuesta de una so-


ciedad determinada desde el pensamiento del “pluralismo”
es, más que una aspiración, un compromiso de trascenden-
cia histórica. El forjamiento del ADN, por gracia del pen-
samiento pluralista, ha de ser generador de corazones justos
sustentados por valores universales tales como la pureza, la
prudencia, la templanza, la generosidad; cualidades todas, de
una sociedad justa. La historia juzga severamente a las so-
ciedades donde los justos se esconden cuando la balanza se
presenta para sopesar los corazones humanos y juzga genero-
samente a las sociedades perseverantes en la rectitud del arte
de transformase a sí mismas.

122
Para el funcionamiento del pluralismo se debe pasar del mo-
delo presidencial, entendido desde su raíz latina como “el
que se sienta adelante”, al modelo rector comprendido en su
origen como “protector o guardia de lo recto”, preceptor y
defensor de lo correcto, derecho y directo sin adornos. El
rector mantiene los valores de una organización rectos al in-
terior para ser un rostro congruente al exterior. La rectoría de
pensamiento hace posible el uso del lenguaje y la expresión
por la incorporación de las visiones plurales del colectivo
al que protege. Por ejemplo, el Rector en las universidades
es una persona con distinciones y méritos, elegido por un
cuerpo colegiado que es portavoz de las facultades de me-
dicina, arquitectura, humanidades, etc. El rector es elegido
porque logró unir un pensamiento plural de todas las áreas
del conocimiento; conforma a una universalidad e integra a
todos. Retomando la frase de los doctores Elias y Meulemans
“Toda voluntad de poder, enmascarada o evidente, será com-
batida abiertamente por el Pueblo, ese pueblo con mayúscula
que la comunicación ha hecho posible. Un Pueblo universal,
permeable a toda inquietud humana. Un Pueblo que repe-
lerá toda estructura política hipócrita y amenazante… 1) El
nuevo rector no podrá presentarse con voluntad de poder. Su
ascensión sería imposible en una época de rechazo de todo
imperialismo, como es o será aquella hacia la cual camina-
mos irremediablemente. 2) El nuevo Rector tendrá ante sí,
como tarea irrecusable, el deber de crear una nueva forma de
pensamiento. 3) El nuevo Rector deberá poder adecuar la es-
tructura socioeconómica a la nueva forma de pensamiento”.
El pluralismo mexicano es, en síntesis, el nuevo pensamiento
rector al cual adecuar las estructuras socioeconómicas y ju-
rídicas.

4.2 Derechos Humanos: El cuarto Poder

El Estado pasó de ser un Estado concentrado en un


sólo poder, el del Rey que era puesto por Dios, a ser un Esta-
do Trinito. Gracias al planteamiento revolucionario de Mon-
tesquieu quien logró pasar de una concepción única a la dis-
tribución del poder, a una división conforme a sus creencias
de la sabiduría de la religión hegemónica en ese momento, la
trinidad de Padre, Hijo y Espíritu Santo. Sin embargo, para
Montesquieu era inaccesible la comprensión de la filosofía
123
albergada, por ejemplo, en los mayas que distribuyen el po-
der desde la interpretación de la naturaleza, un poder a cada
elemento. En ese sentido podría afirmarse que el poder ejecu-
tivo haría las funciones del fuego, el legislativo las funciones
del agua y el judicial las funciones del aire. Sin embargo, el
elemento tierra no está incluido, este es el poder de la socie-
dad.

A falta de la Tierra como poder del Estado, sigue inacabado


el motivo original por el cual fueron creados los tres poderes
clásicos; alcanzar la libertad, igualdad y fraternidad. En el
caso del estado mexicano esto se prueba y agudiza; el Estado
de Derecho es cada día más endeble porque las leyes y las
normas, confusas y contradictorias, se aplican a discreción;
es decir, sólo para unos cuantos. Por ejemplo, un 75% de
los reos en las cárceles se encuentran pagando condenas por
delitos menores a los cinco mil pesos, mientras los grandes
criminales moran en la impunidad. Las evidencias recurren-
tes de corrupción, los engaños descubiertos, leyes hechas,
ejecutadas e interpretadas para el beneficio de unos cuantos
intereses han vulnerado el Estado de Derecho.

En los procesos evolutivos de las civilizaciones, existen con-


flictos de fondo de los que difícilmente puede percatarse las
personas en el momento en que ocurren, pero al ser someti-
dos al análisis del estudio histórico demuestran ser la raíz de
toda problemática. En un ejercicio de estudio histórico con
una perspectiva de espiral evolutiva (no lineal), para el cual
se buscan patrones cíclicos de los procesos sociales a través
del tiempo, lo que la humanidad enfrenta hoy es equiparable
a las causas que dieron pie a las Guerras Púnicas, el enfren-
tamiento entre Cartago y Roma.

El único afán de Cartago era el lucro, pero como cultura ya


no tenía nada que aportar en los aspectos artísticos y de pen-
samiento filosófico. Roma, por el contrario, emergía con la
herencia del arte y el helenismo. Un nuevo pensamiento de la
“civitas” que tendría como fruto la obra maestra del Derecho
Romano. “¿Tenía Cartago la capacidad de desarrollar una
cultura propia? No. En el momento del conflicto con Roma,
los cartagineses ya estaban acabados culturalmente. Tenían
una herencia semítica, pero a diferencia del pueblo hebreo,
124
no había en ellos mesianismo alguno. “Para el cartaginés lo
único que contaba era el dinero”, destacan el Dr. Joseph Elias
y la Dra. Christiane Meulemans.

Las Guerras Púnicas tendrían como líderes protagonistas a


Aníbal, rey de Cartago, y Escipión, estratega del ejército de
Roma. Los romanos salieron victoriosos cambiando en de-
finitivo los destinos de la humanidad. La batalla de raíz era
la del derecho y la cultura contra el afán de lucro. Ese es el
mismo reto al que hoy se enfrenta la humanidad.

México ha sido testigo de esta batalla, el afán de lucro ha


logrado corromper a diputados, senadores, jueces, magistra-
dos, gobernadores, funcionarios de todos los niveles que es-
tán completamente al servicio del dinero con el objetivo de
hacer, aplicar, juzgar e interpretar la ley.

El estado mexicano ha quedado atrapado por la partidocracia


y por pequeños grupos de interés. De acuerdo a las encues-
tas GEA, ISA y GCE (gabinete de comunicación estratégica)
en promedio un 70% de la población no sólo no quiere a
los partidos, sino que los odia, a causa de pleitos vulgares
de lucimiento de egos y además dejaron de representar a la
sociedad, siendo este su componente esencial y su función
principal. El mexicano no es ningún vulgar, y la sociedad en
sí es la que requiere hacer renacer al Estado para volverlo
nuevamente en un Estado de Derecho.

Para poner fin a esta batalla, es necesario abrazar los valores


universales como forma de vida, retomando el pensamiento
de Ortega y Gasset “no importa que no haya legislador, no
importa que no haya jueces. Si aquellas ideas señorean de
verdad las almas, actuarán inevitablemente, como instancias
para la conducta a la que se puede recurrir”. Generar la rec-
toría de pensamiento y actuar reconociendo la autoridad de la
Tierra, de modo que sirva de contra peso a los tres poderes,
actuando como un cuarto poder. El legislativo hace las leyes,
el ejecutivo las aplica y el judicial las sanciona y quien funge
para velar que los derechos ciudadanos se cumplan y lleguen
a todos, es el defensor del Pueblo, el Ombudsman.
En México se logró pasar de una comisión que dependía de la
Secretaría de Gobernación a crear una Comisión Nacional de
125
Derechos Humanos con Autonomía (CNDH); es decir, que
no depende de los poderes del Estado y si bien es inusual que
las recomendaciones emitidas por la CNDH no se acepten, es
difícil dar seguimiento a su cumplimiento. Los impactos de
las recomendaciones son gracias a la autoridad moral de la
CNDH, pero no son vinculatorias u obligatorias. A la fecha,
a pesar de emitir recomendaciones contrarias al actuar de los
Poderes, el Defensor del Pueblo se ve obligado a rendirles
cuentas, cuando es directamente a la sociedad civil a quien
debiera informar. La autonomía en los estados se ha vuelto
vulnerable; las Comisiones Estatales son intervenidas por los
gobernadores al momento de emitir sus resoluciones y ejer-
cen su dominio a través de limitaciones presupuestarias.

Este cuarto poder, tal como lo era en la primera generación


con la existencia de calpullis que significa “gobierno de la
propia casa”, era una organización comunitaria con sobera-
nos y autodeterminación y se organizaban a través del tequio,
que era el trabajo colectivo, para el buen funcionamiento de
lo comunal, como el mantenimiento de los lagos, parques,
limpieza del mercado, etc. En la segunda generación, el te-
quio desapareció para convertirse en el diezmo. La aporta-
ción que antes era para la comunidad pasó a ser para la igle-
sia. En la actualidad el gobierno paga por el tequio; el trabajo
comunitario. Con programas como PRONASOL se pasó a
la cultura del esfuerzo, a la mendicidad y así a la esclavitud
mental del pueblo; para las culturas milenarias de México la
limosna era igual a condenación.

En varias partes del país estos modelos substieron como ocu-


rrió en Oaxaca que preservó 570 municipios que con la for-
taleza de perdurar su autonomía, sin caer en la mendicidad;
aún en la actualidad demuestran que con el pueblo se nego-
cia, no se le impone. Por ejemplo, es lo que en el fondo han
señalado los maestros de Oaxaca y lo que el gobierno no ha
entendido; nadie les impone cómo educar a sus hijos.

El cuarto poder deberá conformarse por 60 mil cabildos, uno


por cada colonia y pueblo de México, que tendrá presupuesto
propio para decidir su implementación a través del trabajo
comunitario. Lo más cercano a esta forma de gobierno se dio
en 1999 bajo el gobierno de Cuauhtémoc Cárdenas con la
126
Ley de Participación Ciudadana, con la promesa de la apli-
cación de recursos para comités vecinales que ascendían a
los 35 mil millones de pesos anuales como una verdadera
forma de democracia social y una forma de darle al pueblo el
poder. Sin embargo, las administraciones que le sucedieron
acabaron rápidamente con este intento y hoy el presupuesto
asignado a las colonias es de tan sólo 850 millones para las
1812 colonias y pueblos, lo que equivale en promedio a 470
mil pesos por colonia anualmente, lo cual es absurdo para
cubrir todas las necesidades de la colonia.
La sociedad retoma la rectoría del Estado y toda esta orga-
nización debe ser resguardada y acompañada para no ser
pervertida por un Ombudsman Poderoso. En esa forma se
fortalecería la democracia y se aseguraría un verdadero equi-
librio de los poderes. Por ejemplo, un sistema democrático
fuerte como el finlandés ha sido posible gracias a la fuerza
del Ombudsman Parlamentario que tiene el derecho de abrir
un proceso en los tribunales contra un funcionario público o
iniciar la toma de medidas disciplinarias. El significado esen-
cial es darle credibilidad al sistema. La reacción más habitual
es una advertencia por una actuación ilegal o incorrecta y por
ello es común que las propias autoridades corrijan durante
el proceso de tal forma que se respeten los derechos de los
querellantes.
El defensor del pueblo, como un poder a la par, debe tener
la facultad de suspender a un funcionario mientras se hace la
investigación. Debe ser electo por el voto popular, no desde
los partidos, sino de las instancias ciudadanas. Debe acercar
los derechos a todos, promover una cultura de paz, la dig-
nidad de la persona, la educación en los derechos humanos
en donde más se requiere, y debe encargarse de asegurar la
participación ciudadana en todas las tomas de decisión. Debe
ser una cabeza nacional fuerte en la materia con sus represen-
taciones locales que no se doblegue ante ningún gobernador.

Al Ombudsman, como cuarto poder, se le transferirá la fa-


cultad de resolver los juicios de amparo. El juicio de amparo
se define como “un medio de defensa procesal constitucional
del ordenamiento jurídico mexicano el cual tiene por objeto
proteger los derechos humanos”. Trasladar esta facultad al
cuarto poder acabaría con la incoherencia con la que el poder
judicial debe resolver el amparo en la actualidad, llegando
127
en múltiples ocasiones a ser “juez y parte”, protegerse entre
las distintas estancias de resolución, casos donde la instancia
superior a resolver está a cargo de los familiares y amigos de
quienes emitieron la primera sentencia. En cambio el Om-
budsman atesora la autoridad moral para tener acceso a cual-
quier entorno de la sociedad civil para asegurarse de que se
respeten los derechos humanos. Esto hace que la población
en general tenga acceso al juicio de amparo para garantizar
el Estado de Derecho. Al respecto Elias y Meulemans sostie-
nen: “Spengler tuvo una clara visión del futuro: En la cultura
del futuro, tendrá un papel decisivo el pueblo que cree la
nueva dinámica jurídica. Y esta nace de la premisa inexcusa-
ble que hace del Hombre la Medida de todas las cosas, como
dejara asentado Protágoras. El hombre hoy es un ente social-
mente jurídico y jurídicamente social. México sabrá concluir
la formulación del Derecho de Amparo, dotándolo de su más
plena proyección social”.

4.3 Los siete pasos del renacer político

El político requiere, como cualquier otro profesio-


nista, de la vocación, la preparación y la formación. Es una
carrera de resistencia, no de rapidez. Es el máximo oficio
para separar lo sutil de lo denso en la conducción de la con-
vivencia de la dualidad; el ometeotl, el yig y el yang, el bien
y el mal, el vicio y la virtud, hoy desequilibrada. El político
del renacimiento debe reencontrar el equilibrio. No por la
ignorancia del mal, sino por su capacidad de conocerlo e evi-
tar sucumbir ante su capacidad de tentar y asimilar en él. El
político del renacimiento es un alma libre. Se acabó la época
del político improvisado, superfluo, mentiroso, soberbio, ig-
norante o vicioso. La sociedad, en el grito de “Ya basta”, no
lo tolera más.

En la actualidad el político atraviesa por los siguientes pasos,


en cada uno de ellos hay pruebas que al superarlas se forta-
lecerá y podrá avanzar al siguiente paso, de no superarlas
podrá quedarse estancado en ese paso o si avanza a los si-
guientes pasos, caerá en una confusión y el impacto del golpe
será aún más duro.
El Primer paso es el de saber desechar: información, sen-
timientos, acciones basura, maledicencias, mentiras, es-
128
pejismos y todo lo que no sirve para la evolución humana.
Expulsar toda práctica ajena al nuevo político, todos los
mecanismos que degradan al Ser como la corrupción, la fri-
volidad, la ocurrencia, la ignorancia, el vicio; por ejemplo,
hablar y actuar groseramente, con soberbia, ofender al otro,
insultarlo para generar polémica, inventar, venderse. Esto no
significa actuar con ingenuidad, o enemistarse ante toda la
vileza existente, sino el uso de la inteligencia transformadora
y transmutadora.
No es tan complicado percatarse de todas las tendencias y
patrones de cómo funciona la manipulación, la corrupción,
el interés, pues se han evidenciado en películas, series de te-
levisión, libros, tesis políticas e infinidad de casos expuestos
abiertamente a la opinión pública. Son las mismas estrategias
que se han utilizado por años con un maquillaje diferente,
pero en el fondo siguen siendo las mismas y hay que reco-
nocerlas. Por ejemplo, “una mentira repetida mil veces se
vuelve una verdad”, como dijo Goebels, o las diez estrategias
de la manipulación evidenciadas por Noam Chomsky: “1)
La estrategia de la distracción, 2) Crear problemas y después
ofrecer soluciones, 3) La estrategia de la gradualidad, 4) La
estrategia de diferir, 5) Dirigirse al público como criaturas de
poca edad, 6) Utilizar el aspecto emocional mucho más que
la reflexión, 7) Mantener al público en la ignorancia y en la
mediocridad, 8) Estimular al público a ser complaciente con
la mediocridad, 9) Reforzar la autoculpabilidad, 10) Conocer
a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen”.
Las fuerzas de la degradación han cometido el mismo error
que al largo de la historia las ha derrotado, y es la vanidad de
que se sepa que existen y cómo operan. Cada vez son más los
ciudadanos que se dan cuenta de que políticos aplican estas
estrategias o forman parte de ellas y se esmeran en abrir los
ojos de los ciudadanos que aún no despiertan. Los políticos
que no saben desechar, serán desechados. Ocho de cada diez
políticos se estacan en este paso y aunque se aferran a soste-
nerse, son altamente contaminantes y dejan de cumplir con
su función.

Desechar los pensamientos, las prácticas y emociones invo-


lutivas, es un primer filtro. El político renacentista crece en-
tre los desechos como la flor de loto que florece por encima
de las aguas pantanosas.
129
El Segundo paso es saber desear; el poder excita la fuerza
de la energía creadora. El deseo no se inhibe ni se confron-
ta, sólo hay que domarlo. Quien lo hace para sí eso le per-
mite una vida de fuerza templada en su actuar político y le
capacita para reconocer y discernir el brío en la sociedad.
Amaestrar el deseo para que trabaje para el Ser del político
y no para que el político trabaje para los deseos personales y
de la sociedad.

Es común presentarse públicamente como gestor identifica-


do con los deseos de gente, aunque esto no siempre es lo me-
jor. Por ejemplo, la principal gestión demandada por vecinos
en la delegación Miguel Hidalgo en la Ciudad de México es
la tala o poda de árboles; deseo fundado en la “estética”, sin
importar las huellas ambientales y los derechos de la natu-
raleza. Quien discierne sobre sus propios deseos sabe ante-
poner su Ser para llevar las riendas y adquirir mayor poder
al desear los elevados valores de justicia, amor, fraternidad;
es decir, los valores universales. Pueden existir resistencias
momentáneas cuando uno sucumbe ante deseos populares;
por ejemplo, talar los árboles u otorgar despensas, pero no
importa, son tan sólo los procesos facilitadores para forta-
lecerse como político. Es como un arco, en el que se tensa
la cuerda hacia atrás para catapultar la flecha hacia adelante
o como las bombillas de luz que funcionan con resistencias
para ser duraderas.

El Tercer paso es saber convivir en sus relaciones familiares


y sociales. El político del renacimiento debe ser auténtico en
su círculo interno, a diferencia de gran parte de los políticos
del oscurantismo que sacrifican a la familia a causa de la ca-
rrera política. Otros la involucran sin que la familia en sí esté
preparada o haya aceptado hacerlo. El político requiere del
consenso familiar, en el primer núcleo, el de la pareja, hay
que decidir juntos, confiar en los familiares y ser impecable
ante ellos, no por simple escrúpulo moral, sino porque en la
familia se aprenden los valores de la lealtad, necesaria para
ser fiel a los principios del actuar en la política que han de
impedir estancarse o regresar al primer paso. En la familia
también se comprende el valor de la generosidad anteponien-
do los intereses del otro a los propios, virtud requerida en el
político del renacimiento. De igual forma implica la acepta-
130
ción del legado familiar y la comprensión de la dinámica de
la política más allá de villanos y héroes, los karmas que no se
deben heredar ni continuar.

Es común que los hijos o familiares de políticos se dediquen


a la política, es como los doctores que se casan con doctoras
y tienen hijos doctores o maestros casados con maestras que
tienen hijos maestros: Por ello no es sorprendente que haya
políticos que se casen con políticas y tengan hijos políticos,
no sólo se educan en casa, sino que como almas también eli-
gen familias donde nacer para cumplir su misión. El abuso
del nepotismo es lo que se debe diferenciar; es decir, hacerse
de cargos y de poder al amparo de los padres, con la ley del
mínimo esfuerzo o sin vocación y sólo por la búsqueda del
poder por el poder mismo, o hacerse de negocios al amparo
de los cargos del familiar etc. Por ello, la familia debe saber-
se respetuosa de los espacios de cada quien y si bien se puede
solidarizar, hay un respeto por las áreas de acción de cada
cual. Durante mucho tiempo el poder se heredaba, como fue
el caso de la monarquía, ese psique sigue presente, pero es
irreal, lo verdadero es lo que cada quien puede construir.

En el núcleo político, la familia tiene un papel trascenden-


tal. Aunque no se puede juzgar a nadie por lo que haga un
integrante de la familia, el político debe además procurar el
correcto funcionamiento de su familia; un funcionamiento
que también debiera verse en la sociedad. Como los casos de
políticos que tienen hermanos en la cárcel y que deben cores-
ponsabilizarse y preguntarse qué orilló a ese familiar a estar
en esa situación, qué es lo que le motivó, por qué la desaten-
dió. No sólo por ser político, sino por ser parte de su familia,
debe rectificar su actuar. Es la corresponsabilidad ejemplar
de ciudadanos que después de una desgracia familiar, como
la muerte de algún hijo, se vuelven los líderes de las causas
sociales; el político debe ver en cada ciudadano un hermano,
un hijo, no esperar al reclamo social, sino ser alguien que
actúa constantemente en pro del bienestar.

Su interrelación social va a ser también determinante. En la


era de las comunicaciones, con quién se junta y se reúne,
es muy importante para la sociedad. Sin embargo, el rena-
cimiento es pluralista, no debe importar a quién se le haga
131
llegar el mensaje, las cúpulas se confrontan y más tarde se
reconcilian, porque así conviene a sus intereses. Esto deja
a la sociedad confrontada y dividida; lo que las ideologías
dividen, el amor reúne y junta. Convivir con diversas formas
de pensar, actuar variando, es cotidiano en la vida del políti-
co, por ello se requiere transparencia al volver a plantear la
filosofía y la verdad del político abiertamente. Es imperante
superar la frivolidad, la tendencia a separar, la exclusión. A
Gandhi se le vio lo mismo con musulmanes, cristianos, in-
gleses, reos, criminales, y por encima de la “etiqueta social”
contemplaba el Ser en cada persona. Al criminal le alentaba a
salir del infierno, a los ingleses a ser amigos independientes,
a los musulmanes e hindús a convivir en fraternidad. Se ele-
vó por encima del desecho, mantuvo sus deseos en los valo-
res de libertad y justicia y esa era su forma de saber convivir.

El cuarto paso es el de preservar el Ser. El mimetismo es


frecuente en la política. Al ocupar una máscara, se habla
igual, se hacen las mismas cosas, no porque el Ser sea igual
en todos, sino por imitar lo que ocurre en el entorno que se ha
conformado a lo largo de años. Los problemas, los intereses,
los discursos, varían poco a pesar del cambio de legislatu-
ra, de alcaldes o de gobernadores. En los partidos, los equi-
pos también se mimetizan a las formas del partido y estas se
llevan a los espacios públicos. El reto es rescatar al Ser, el
corazón vital de por qué se decide la vocación política. La
opinión pública siempre va a hablar, pero no por ella puede la
persona renunciar a su Ser. El Ser no es la bandera, ni la cau-
sa, ni el cargo, el Ser es la extensión del espíritu Uno, vivien-
do la vida y cumpliendo su misión. Las máscaras sirven para
determinados momentos; es como el actor que interpreta a
Hamlet, en el escenario es Hamlet con la esencia manifiesta
del Ser del actor, pero al bajar del escenario es nuevamente el
Ser con la experiencia vivida de Hamlet. Así es el político, el
choque sucede cuando al subir al escenario retira la esencia
del Ser, y sólo funge dentro de la mimesis y al bajar del esce-
nario se olvida de su Ser, añorando su alter-ego, el personaje.
El alma se desquicia cuando sólo se explica en el escenario
y ese es “el poder por el poder”, porque sin el poder ya no
puede “ser”, con minúscula. Este paso es el más importante,
pero primero se tiene que saber desechar, saber desear, saber
convivir para preservar siempre el Ser.
132
El quinto paso es saber usar el verbo. Cuando el político
logra pasar los primeros cuatro pasos, su voz, sus palabras,
comienzan a adquirir trascendencia en el alma colectiva. En
tiempos cuando “todos los políticos suenan igual”, cuando
“todos están cortados con la misma tijera”, etc., hasta que
recuperan el Ser, podrán transmitir mensajes verdaderos que
motiven a la sociedad a transformarse, a cambiar, a Ser. Este
paso ha sido confundido por aparecer frecuentemente en los
medios de comunicación o por tener muchos “followers” en
las redes sociales del internet, porque tarde o temprano, suce-
de que se vive para entretener esos “followers” y mantenerse
en la vigencia de su pensamiento, nutriendo lo que ya se sabe
que les gusta hasta perder nuevamente el Ser, convirtiendose
en un show. En esta forma, la persona se desgasta y rápida-
mente se borra en el olvido.

El verbo bien usado, la resonancia en el alma colectiva, lo


florido del lenguaje para hablarle al alma de la gente, ema-
na de un corazón cristalino. El lenguaje conecta con el Ser.
Lograr esa meta es lo más preciado para cualquier político y
sólo pocos llegan a este paso. La mayoría se encanta con los
followers y rápidamente se pierde entre la multitud de politi-
queros. La meta es comunicar lo que se aprendió de la gente,
ser verdaderamente su voz, no por decir lo que los demás no
saben expresar, sino por ser capaz de comprender desde don-
de emerge esa voz interna del alma colectiva, ser la expresión
no de las multitudes, sino de la verdad que está radiando en
la psique colectiva.

El sexto paso es la visión; hay que ser un estadista, no un


político que atiende sólo lo urgente, lo popular, sino lo que
perdura en el tiempo, más allá de las limitaciones personales
o temporales. La visión de sembrar el futuro en el presente,,
de proyectar a la sociedad en horizontes hacia un devenir,
teniendo como fundamento el deseo de vivir bajo las leyes
universales. Hay que ser un estadista en todo, en la cultura,
la educación, la madre tierra, el gobierno, la salud, la respon-
sabilidad social, la ciencia, el arte, la comunicación, el desa-
rrollo integral, la seguridad de la paz, el mundo en uno y el
uno en el mundo; En esta forma se deja en todo un legado de
cómo se alcanzó la transformación de la generación actual,
para que las generaciones venideras recuerden cómo renacer.
133
El visionario se adelanta a su tiempo y mientras más elevada
es la visión, mayor alcance tendrá.
El séptimo paso es la conexión con el orden cósmico. El po-
lítico del renacimiento no duda de la visión porque sabe que
el tiempo es una ilusión. Tiene la visión de emerger en una
nueva espiral de la historia como un Titán, tal como lo hicie-
ron en las ciudades de Tula, Atlántida, Aztlán, donde la for-
ma de vida se da en completa armonía, en justicia perfecta.
El político, en conexión con el orden universal, permite que
la vida fluya en él, como debe ser. Es un retorno al edén por
haber logrado la comprensión del bien y del mal, iniciada en
el primer paso, y al haberla experimentado en los polos ex-
tremos del conocimiento, ahora por consciencia, llega a ser
una forma de vida digna del paraíso. Lograr la convivencia
con el espíritu mexicano, fuente donde convergen en un solo
tiempo y en mesa redonda Pakal, Huitzilopochtli, Morelos,
Juárez, Zapata, Sor Juana, para llegar, junto con la sociedad
mexicana, al lugar prometido que se vislumbró en los inicios
de la historia.

134
135
136
5. SALUD

“La enfermedad es en esencia el resultado de un conflicto entre


el alma y la mente,y nunca podrá ser erradicada sin un esfuerzo
espiritual y mental”
E. Bach.

“La salud es la ordenada comunicación intercelular”


Dra. Esther del Río.

5.1 Salud Emocional: Un nuevo concepto de Salud.

De acuerdo a estudios realizados por la Clínica de


la Ansiedad en Madrid, España, el ochenta y tres por ciento
de las enfermedades tienen su origen en desequilibrios emo-
cionales, emociones que no son canalizadas adecuadamente,
que se contienen o se reprimen. Por ejemplo, gracias a los
estudios de la doctora canadiense, Lise Bourbeau, se sabe
que “padecer artritis significa que estamos convencidos de
que los demás abusan de nosotros aunque no nos atrevamos a
exponerlo abiertamente. La artritis ataca a aquellas personas
que no saben decir “no”. Respecto a los problemas bucales,
comenta: “Suelen ser indicio de opiniones demasiado estric-
tas. Te niegas a reconocer cualquier mensaje en las opiniones
de los demás”. La milenaria medicina tradicional china tam-
bién tiene como fundamento el mismo enfoque del origen
emocional y posee una detallada explicación de las relacio-
nes que existen entre emociones y órganos, correlacionando,
por ejemplo, problemas en el sistema respiratorio con la tris-
teza y el abatimiento; problemas en el sistema urinario con
los temores y el terror; problemas en el hígado con la ira y el
enojo; problemas en el el bazo-páncreas con la nostalgia y el
exceso de pensamiento.
137
En México, la principal causa de muerte entre las mujeres es
el cáncer de mama. De cada 100 mil mujeres mayores de 25
años un 15.81% padece cáncer mamario (INEGI). Esta cifra
supera el promedio mundial del 12% (IPN), y la respuesta
del sistema convencional de salud para atender esta enfer-
medad se ha centrado en dos alternativas: 1) la quimioterapia
y 2) la extirpación de la mama. De forma preventiva, se ha
ocupado en emitir campañas para la auto exploración y ofre-
ciendo estudios de mastografía de forma económica y masi-
va. Son programas plausibles, pero la raíz emocional sigue
sin ser atendida. La mujer con cáncer de mama es alguien
que está acostumbrada a dar: al marido, al hijo, a la familia,
a la comunidad y al final, se olvida de sí misma generando
una serie de frustraciones, enojos y resentimientos acumula-
dos. Bourbean revela que “es una enfermedad causada por
heridas emocionales importantes como: rechazo, abandono,
humillación, traición o injusticia”. La capacidad de innovar
en los procesos de sanación más certera, rentable y humana
sería, en este mismo caso, los hombres: ¿Cómo se están rela-
cionando con las mujeres? El hombre, a través del amor y la
verdad, puede ser el canal perfecto para su bienestar. Las mu-
jeres a su vez deberán analizar el camino elegido para alanzar
su plenitud. ¿Cuál es el mayor deseo de una madre para con
sus hijos? Verlos felices. La otra actitud, la de las máscaras,
es la de los necios; es decir, obligar al hijo a tener una pro-
fesión o a tener o poseer aquello que los padres no pudieron
tener, es un sistema de creencias enfermizo, y crecer bajo
la creencia de ser algo que no se es, orilla a la persona a la
insoportable levedad del ser y la enferma. La sociedad en su
conjunto, hombres y mujeres, están reprimiendo sus emocio-
nes y su naturaleza.

Otro dato que se relaciona con la salud del mexicano es el


ocupar el primer lugar en obesidad con un treinta por ciento
de la población, dejando a Estados Unidos en un segundo
lugar con un veintiocho por ciento, según datos de la OCDE.
Este informe publicado en el 2013 indica los costos que ten-
drían los programas de prevención de la obesidad en México.
El costo alcanzaría los 3.500 millones de pesos al año, monto
equiparable al presupuesto anual de la delegación Iztapalapa
para atender las necesidades de 2 millones de habitantes. En
cuanto a la obesidad infantil, también ocupa el nada honroso
138
primer lugar mundial. A largo plazo, esta obesidad favorece
la aparición de enfermedades como diabetes, infartos, insu-
ficiencia renal, altos niveles de colesterol, entre otros, y a
partir de este nuevo concepto de salud, de acuerdo a Bour-
bean el reflejo emocional de una persona obesa es que “quie-
re ocupar su lugar en la vida o se siente prisionera desde hace
mucho tiempo”.

Estos dos padecimientos son efecto de sentimientos colecti-


vos causados por el olvido del verdadero origen. Triste, ago-
biado y derrotado el mexicano de hoy subsiste porque relegó
amarse a sí mismo y a su prójimo. Su procedencia no es la
obscuridad, sino la luz. Hay que sanar la historia personal
y colectiva para renacer recuperando la naturaleza del ser.
El lugar del mexicano, en los estadios de la consciencia, se
encuentra en la fuerza de vencerse a sí mismo, para ser men-
te sana, en un cuerpo sano, del alma social sana. La Salud
Emocional es el equilibrio de las fuerzas internas que buscan
emerger desde el ying y el yang (pasivo y activo), dejando
que el alma comande sobre estas fuerzas a través de la vo-
luntad y la mesura. Es la voluntad de liberar al cuerpo de los
vicios, a la mente de las ilusiones, al corazón de los miedos,
a la familia de los males, y al planeta de la contaminación,
ascendiendo así a la perfecta sincronía del orden cósmico del
cual se alejó por la soberbia y la egolatría. Es mesura con el
verbo creador que es la semilla de la consciencia plantada en
la subconsciencia, de donde emergen los frutos que se cose-
charán; El ser es libre de sembrar lo que desee y está obliga-
do a cosechar lo que siembra; mesura en los placeres, en las
satisfacciones momentáneas que no son para siempre, más
sí el gozo de la vida eterna. Bajo esta premisa, en el 2013 se
presentó en la ALDF el proyecto de ley de Salud Emocional
como el perfecto equilibrio de mente, cuerpo y emociones.
Mente proviene del Latín de mens, (inteligencia, razón de
pensamiento). Emoción viene de commotio (moción, movi-
miento, sacudimiento), y cuerpo viene de corpus (elemento,
material). Esto es comparable a una carroza donde el carruaje
es el cuerpo, los pensamientos las riendas, los caballos las
emociones y el jinete es la consciencia; todo funcionando
correctamente en armonía, pero estos elementos no son inde-
pendiente, existe una interrelación entre ellos.

139
El proyecto de ley no quedó como originalmente se propuso,
pero tras largas negociaciones, el 28 de abril del 2014, du-
rante un temblor de 6.3o, se aprobó por unanimidad el con-
cepto de Salud Emocional dentro de las leyes quedando es-
tablecido que “emoción es una reacción psicofisiológica que
representa modos de adaptación a ciertos estímulos que son
relevantes para el individuo, esto es: un sentimiento que se
puede manifestar con cambios físicos, como la expresión de
la cara, aumento de la frecuencia cardiaca y otros, regulados
por el sistema nervioso autónomo, y la salud emocional se
refiere al equilibrio entre los sentimientos y sus repercusio-
nes físicas”. Este es el único párrafo donde aparecen las pala-
bras “emoción” y “sentimiento” en la legislación mexicana,
a pesar de que el primer pacto social se conoció como “los
sentimientos de la nación”. Fue presentado por José María
Morelos y Pavón en 1814, y su nombre indica que el mo-
tor central para conformarse como una nación se encuentra
en el corazón. Con la nueva disposición legal sobre salud
emocional, se retoman y renacen los principios de valores
universales plasmados en ese primer documento que marcó
el nacimiento del México soberano.
En la aplicación de la ley se aprobaron e incorporaron los
primeros protocolos con bases científicas al interior de la Se-
cretaría de Salud del D.F, como las “técnicas terapéuticas de
intervención de la risa y el humor en el manejo complemen-
tario de los pacientes oncológicos en el hospital pediátrico
Moctezuma”. Se han aplicado los primeros talleres, consul-
tas y terapias en delegaciones como Gustavo A. Madero,
Miguel Hidalgo y Coyoacán, y se abrió el primer centro de
Salud Emocional.
Inspirada en esta visión, la doctora Mara Robles, cuando
ocupó la titularidad de la Secretaria de Educación en el DF,
logró la transformación de los programas asistencialistas en
la educación, como “regalar útiles escolares y uniformes”,
gracias a una política pública centrada en contemplar al niño
como ser humano integral, y esto se tradujo en el proyecto
“SALUDARTE”. Este programa educaba los hábitos alimen-
ticios de los niños en relación con sus emociones y sus expre-
siones creativas. Este ejemplar esfuerzo ha sido punta de lan-
za para entender que se debe educar para una salud integral.
De acuerdo con la UNICEF, la causa principal de que los
niños padezcan obesidad son los malos hábitos de alimen-
140
tación. Al respecto, dice Hipócrates el padre de la medicina:
“Que tu alimento sea tu medicina”. “SALUDARTE” llegó a
ser un programa exitoso por centrar la educación en la salud
emocional y en estar consciente de los hábitos alimenticios.

5.2 El negocio de la salud ante una consciencia saludable

El 17 de julio del 2014 todos los diarios daban la noti-


cia del derribamiento del vuelo MH17 de Malaysia Airlines.
De manera específica, el diario británico “The Independent”
señaló: “Se teme que la cura del SIDA pudo haberse perdido
con los más de 100 científicos e investigadores, los mejores y
más brillantes, que viajaban a bordo del avión siniestrado, al
Congreso Internacional sobre SIDA de 2014, en Melbourne,
Australia”. Según Trevor Estratton, especialista canadiense
en el VIH, los científicos fallecidos se acercaron mucho a la
creación de la vacuna contra el virus, lo que llevaría al fin
de esta epidemia. Se han generado muchas especulaciones
después de este incidente, algunos desmienten el número de
científicos a bordo. El gobierno de Estados Unidos afirmó
que se relacionaba con el conflicto en Ucrania, por ello se
instalaron comisiones investigadoras, la duda quedó sembra-
da en todo el mundo: ¿Fue realmente una tragedia provocada
por el conflicto en Ucrania? o ¿el atentado tenía como obje-
tivo a los científicos que estaban combatiendo al SIDA? La
duda permanece. Poco tiempo después, una importante paci-
fista, Cleo Pauly de Namibia, comentó: “En mi país el 13%
de la población tiene SIDA y se han instalado ya las empre-
sas que proporcionan el medicamento. Muchas organizacio-
nes internacionales que constantemente ayudan a la compra
de estos fármacos invierten en ello prácticamente la totalidad
de sus recursos. El solo hecho de pensar que alguien destru-
yó la cura del SIDA intencionalmente, por hacer negocios
con el sufrimiento de mi pueblo, me rompe el corazón. Pero
acá seguimos resistiendo”. Estos acontecimientos impactan
el ánimo de toda la humanidad, sin importar el motivo que
haya suscitado este hecho.

Acontecimientos como el descrito nos obligan a profundizar


en el mundo de la industria farmacéutica. Es cierto que gra-
cias a sus productos se han erradicado enfermedades como la
viruela (OMS 1980) y han ayudado a combatir enfermedades
141
como la tuberculosis. Sin embargo, tampoco se puede igno-
rar la forma en que se han servido de su poder para presionar
a gobiernos e instituciones, ni las múltiples acusaciones de
que por años han sobornado a médicos y políticos para ven-
der sus productos, generar competencia desleal o vender sólo
productos de efecto placebo.

Un notable joven, Fernando Arancón, graduado de Rela-


ciones Internacionales por la Universidad Complutense en
Madrid España, publicó un valiente artículo para el portal
elordenmundial. com haciendo referencia al virus AH1N1:
“Para situaciones como esta, la industria farmacéutica es un
actor clave y se debe contar con ella… La cuestión es ¿ce-
dió demasiado la OMS ante las presiones y recomendaciones
de dicha industria (farmacéutica)? …parece ser que sí. El 4
de junio del 2010 el British Medical Journal y el Consejo
de Europa criticaban a la OMS en un artículo por supuestos
conflictos de intereses ya que para combatir una epidemia así
ya había un protocolo desde hacía 10 años (bmj.com). Ante
estas acusaciones, la OMS defendió su gestión con otro artí-
culo repasando punto por punto las acusaciones (who.int)”.
Este último documento publicado por la OMS sostiene: “¿Se
intentó beneficiar a la industria con algunas de las decisiones
que adoptó la OMS en relación con la pandemia? No. Las
acusaciones de que la OMS declaró la pandemia para multi-
plicar los beneficios de la industria farmacéutica guarda re-
lación con las prácticas seguidas por la OMS para recabar el
asesoramiento de expertos. ¿Qué precauciones se toman para
evitar los conflictos de intereses? Los conflictos de intereses
potenciales son inherentes a cualquier relación entre un orga-
nismo normativo y de desarrollo de la salud, como la OMS,
y una industria con fines lucrativos… Los máximos expertos
han de elaborar orientaciones basadas en los mejores conoci-
mientos especializados.” Esto fue criticado por el BMJ: “La
gestión de la pandemia, Gripe A, por la OMS fue poco trans-
parente. Un informe clave de la OMS ocultó los vínculos
financieros entre sus expertos y las farmacéuticas ROCHE
y GLAXO, fabricantes de Tamiflu y Relenza, los fármacos
antivirales contra el virus H1N1. Ese fue el informe que instó
a los gobiernos a ampliar reservas de esos medicamentos, por
un valor de 6 mil millones de dólares”. Posteriormente la pu-
blicación médica Cochrane Collaboration afirmó que el Ta-
142
miflú no tenía la efectividad que se anunciaba y que Roche lo
ocultó deliberadamente. Independientemente de este debate,
todos los señalamientos resuenan con una realidad innega-
ble. En 2004, este laboratorio no aparecía entre las primeras
diez empresas con mayor facturación y en 2012 ocupaba el
lugar número cinco, tan sólo tres años después de la pande-
mia. México fue el principal país afectado en 2009. Durante
el tiempo de la alerta, la Secretaria de Salud (SSA) reportó la
muerte de 410 personas. Durante ese periodo, la propia se-
cretaria afirmó tener en sus reservas 1.3 millones de dosis del
antiviral Oseltamivir producido por Hoffmann (La ROCHE,
Tamiflú). 27,000 escuelas clausuraron actividades de marzo
a mayo, cerraron negocios, los mexicanos que viajaban al
extranjero eran deportados, el resto de mundo mandó alertas
para no viajar a México, la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público (SHCP) dijo que el costo de la pandemia significó 57
mil millones de pesos.

Levantada la alerta, México fue reconocido por la OMS y los


discursos se volvieron triunfalistas. Jamás se abrió el debate
de forma pública en el congreso ni en los principales espa-
cios de opinión pública, como lo hicieron los británicos y los
europeos.

Conforme al índice de PharmExec, las 10 principales empre-


sas farmacéuticas facturaron en 2004 más de 235 mil millo-
nes de dólares y ocho años después, en 2012, ascendieron a
los 335 mil millones de dólares. Un análisis realizado por la
BBC de Londres aseguraba que 9 de cada 10 grandes em-
presas farmacéuticas gastan más en marketing que en inves-
tigación. Se trata de un buen negocio, sin un incremento de
la mejora en la salud de la población en general. De acuerdo
a lo publicado por la página de la PRO-MEXICO (promexi-
co. gob.mx), “México es el segundo mercado más grande de
América Latina en la industria farmacéutica y es un impor-
tante productor de medicinas de alta tecnología, incluyendo
antibióticos, anti-inflamatorios y tratamientos contra el cán-
cer, entre otros. Asimismo, 14 de las 15 principales empresas
a nivel internacional se encuentran ubicadas en el país, por lo
que México se ha posicionado como uno de los principales
centros manufactureros del sector a nivel mundial. La indus-
tria farmacéutica representa en promedio el 1.2 % del PIB
143
nacional y 7.2% del PIB manufacturero. México se ha con-
vertido en un destino atractivo para invertir en la industria
farmacéutica debido al mejoramiento del marco regulatorio
y el aumento en las certificaciones de calidad. De acuerdo al
INEGI, en 2012 la producción mexicana del sector farma-
céutico fue de 10,757 MDD. Se espera que para 2020 alcance
un valor de 21,475 MDD… la COFEPRIS prevé la llegada
de una nueva inversión en el sector farmacéutico debido a
los cambios en el marco regulatorio para que los nuevos me-
dicamentos ingresen sin la necesidad de ser comercializados
previamente en otro país”. Esto constituye una invitación
de negocio redondo, si un publicista pudiera hacer un buen
anuncio comercial sería: “Pásele contamos con un gran mer-
cado para su actividad, somos el país número uno en obesi-
dad, contamos con una alta tasa de población de enfermos
con diabetes; de hecho es la principal causa de muerte de los
mexicanos, pero también hay abundantes enfermedades car-
diovasculares, hepáticas y renales; y hay numerosos casos de
hipertensión, y cirrosis. Se dan facilidades para producir sus
fármacos y se cuenta con un gran número de consumidores
potenciales. Nadie lo cuestionará, inclusive podrá ser acla-
mado por ello. Si aún no conoce los resultados de sus inves-
tigaciones, no se preocupe; haga sus pruebas con nosotros.
Además ya contamos con un programa para quien no pueda
pagar por sus medicamentos, el gobierno se los paga con los
vales de medicinas”.

Es evidente la participación de México en el desarrollo de los


intereses de las industrias farmacéuticas que al amparo de los
recursos del gobierno y el dolor de la población incrementan
sus fortunas. Una vida sana no es la de consumir un número
cada vez mayor de medicamentos, sino la vida que menos las
necesita para activar una vida consciente y saber que cada
pensamiento, sentimiento, forma de relacionarse, palabra,
acción, alimento, bebida, etc., impacta inmediatamente en la
salud. Hay que vivir con consciencia del aquí y el ahora, en
el presente. Las señales para vivir y no enfermar son siempre
evidentes e implican el estar conscientes de ellas. A su vez,
se cuenta ya con una enorme variedad de alternativas menos
invasoras como el par-biomagnetico descubierto y desarro-
llado por el médico mexicano Isac Goiz, el agua cristal de
la doctora Esther del Río o los hongos tíbicos que la madre
144
Teresa de Calcuta otorgó a México bajo la consigna de pasar-
los de mano en mano sin venderse. Esto no implica dejar de
consumir medicamentos, pero hay una gran desproporción.
Un país que mejora la calidad de la salud, debería necesi-
tar menor ingesta de fármacos cada año, no al revés como
está sucediendo. Se trata de medicamentos que curen alguna
enfermedad manifiesta y una vez curados los pacientes no
recaigan; no se puede hablar de salud con eternos pacientes
consumidores de fármacos.

México es el asentamiento de los más profundos saberes de


la medicina, esto se corrobora en el caso del Dr. Tomás Alco-
cer quien fincó sus estudios e investigaciones en la medici-
na tradicional China. Es traductor del chino antiguo y chino
mandarín y cuenta con el reconocimiento en ese país como
uno de los principales expositores en la materia. Logró tra-
ducir “el libro del emperador amarillo” el cual no se había
comprendido durante siglos, es todo un tratado de medicina
donde se especifican los canales de acupuntura. A su regreso
en México fundó el Instituto “Alcocer” de Medicina Tradi-
cional China y Acupuntura, donde acuden a cursar sus es-
tudios alumnos de todos los rincones del mundo; inclusive
están mejor calificados en cuanto a la calidad de conocimien-
tos que las escuelas en China. Decenas de Chinos arriban
a México para aprender medicina tradicional China con el
doctor Alcocer.
El caso de Tomás confirma a México como la cuna del rena-
cer de la sabiduría universal. Los pasos de Alcocer han sido
seguidos por mexicanos de esta quinta generación, como
es el caso del Dr. Octavio Nahúm Ganem que hoy ha con-
formado toda una red de nuevas terapias integrativas en el
país, integrando los conocimientos de cada herencia médica,
combinando la medicina tradicional china, con la herbolaria
mexicana, psicoterapias como bio-descodificación y los más
avanzados descubrimientos científicos; una medicina univer-
sal.

5.3 Salud Integral

La salud integral proviene del deseo de la vida eterna,


y se manifiesta en vivir feliz para morir en paz. Cuando emer-
ge el tiempo crucial del ciclo vital, el momento de entregar
145
el cuerpo que sirvió de vehículo de vida a la tierra, la trans-
mutación, es preciso que el ser humano aspire a experimentar
un momento de total libertad, donde se honre a sí mismo por
su sabio vivir. De lo contrario, entregar un cuerpo caótico,
infestado por vicios, plagado de rencores y deudas emocio-
nales ancla al alma que eligió ser involución. Para ingresar a
las puertas del orden cósmico se debe regresar a la Tierra un
cuerpo que manifestó una vida que eligió ser evolución; en
la alimentación, en el hogar, en las relaciones humanas, en
armonía con la naturaleza, en equilibrio de las emociones, en
los pensamientos de bien para morir en paz en la eternidad de
la ley de la vida y el respeto. El orden cósmico sólo admite
las esencias que retornan de un cuerpo sano.
Otro requisito para abrir las puertas del orden cósmico es
generar emociones libres de todo karma. Para ingresar a la
vida eterna es indispensable hacerlo libre de temores, culpas,
rencores, odios, avaricias, en total paz al haber logrado recti-
ficar y resarcir, en vida, los errores y fallas. Asimismo, es una
mente entrenada a la infinitud, que por la ley de mentalismo
se ha creado en los nuevos metaversos de aquellas almas que
emergen por la integración del amor en sus emociones, la
libertad de su mente y la eternidad de la vida del cuerpo, ele-
vando al espíritu para insertarse al orden cósmico perfecto y
ocupar su lugar en la Unidad con el Todo.

Para los mayas, la ruta para ingresar al orden cósmico era


desde la cosmogonía de salud integral. Creían en un grupo
de almas que servían de guías al resto de su comunidad para
ayudarles a transitar por el mundo del Xibalbá, lugar oculto
o inframundo, para el reciclaje de almas. Implicaba que si
uno lo lograba, lo lograban todos los que por libre albedrío
aceptaban vivir en integración. Así como el ser humano es
una comunidad de células, el maya se comprendía como una
comunidad se seres que integraban una personalidad huma-
na, donde cada cual representa un papel importante. Por otra
parte, aquellos que decidían no integrarse se mantenían en
la dimensión del reciclaje de almas. Las almas que fungían
como guías tenían una preparación especial en las disciplinas
de la medicina, la astronomía, el sacerdocio, las funciones del
gobierno, la preparación de guerrero, los deportes, el amor, el
campo y el hogar. En las representaciones del juego de pelota
se simulaban las pruebas a superar en el mundo de Xibalbá.
146
Un requisito muy importante para este guía era el morir y
renacer en vida para que sólo con su ser pudiera atravesar el
inframundo; es decir, no podía atravesarlo bajo el encanta-
miento de las formas a las cuales perteneció en vida, ya sea
como sacerdote, gobernante, campesino, deportista o guerre-
ro. Sólo el renacer en vida, integrando el todo en el espíritu
Uno, evitaba el quedarse en el encantamiento de las formas.

La salud integral se encuentra en la unidad primero de uno


mismo, de cuerpo-mente y emociones, después en la unidad
con la comunidad humana en la que participa con todas las
relaciones, con todas las especies y elementos de la naturale-
za, para elevar el espíritu de todos en uno. La salud integral
es la vida eterna. Llevando esto al mundo de la acción, se
puede analizar un caso común de una persona diagnosticada
por el gastroenterólogo con gastritis, y a quien se le recetará
medicamentos que contengan la sustancia activa del omepra-
zol, que de llevar bien su medicación seguramente mejorará,
inhibiendo los efectos de la acidez. ¿Pero qué sucede cuando
esta misma persona regresa a sus hábitos de vida basados en
una alimentación ácida; es decir, ingiere irritantes, como son
el exceso de picante, alcohol y dulces, aunado a constantes
enojos, estrés e intolerancia a nuevas ideas? Lo más seguro
será que recaerá con este padecimiento y será peor que cuan-
do se le presentó por primera ocasión, y así se va agravan-
do hasta ulcerar su estómago. La salud verdadera inicia en
cuanto equilibre sus emociones, sus formas de vida y cambie
sus hábitos alimenticios. Los avances de la alopatía permi-
ten curar enfermedades que antes eran impensable curar; sin
embargo, puede ser costosa y no atenderse la causa. La salud
requiere de la auto-consciencia humana integradora.

Al respecto cabe destacar la labor de otra mexicana del rena-


cimiento, la Doctora Patricia Pérez del Río, que es Médico
Cirujano de Profesión y se especializó en múltiples disci-
plinas de psicología, naturopatía, meditación, par-biomag-
nético, homeopatía, medicina tradicional china, nutrición,
herbolaria, entre otras. El sistema de atención aplicado por
ella consta de ver “al paciente”, como un todo, un ser que se
conforma de emociones, pensamientos, hábitos alimenticios
y circunstancias de vida. Sus tratamientos son integrales; así
como puede recetar desde antibióticos de alto espectro o cual-
147
quier otro medicamento alópata de acuerdo al caso, también
puede prescribir medicina homeopática, y aplicar distintas
terapias como parbiomagnético, alta frecuencia, prescribir
nutraseúticos o sensores, los cuales tienen la capacidad de
restablecer el orden primigenio de las células. Asimismo, la
Dra. Patricia, puede solicitar a su paciente estudios de labo-
ratorio para mayor valoración del caso, o canalizar al mismo
con algún especialista, si se requiriera de una atención más
específica. Una característica muy peculiar que ella tiene en
consulta, es que de acuerdo a la enfermedad, rápidamente
menciona al paciente, cual es el meollo emocional que está
sucediendo y sin demasiados preámbulos psicoterapéuticos
ayuda y posibilita a la persona “doliente” a entenderse un
poco más a sí misma y a reconocer sus propias emociones.
La Dra. Patricia Pérez del Río, ha realizado investigaciones
sobre la relación que hay entre las emociones y las enferme-
dades autoinmunes. Este método de ver al ser humano y no
sólo a la enfermedad, le ha servido para presentarse como
conferencista en las más prestigiadas Universidad en Lati-
noamérica, Estados Unidos y Europa y con esto son cada
vez más las personas que han empezado a comprender este
modelo integral de salud.

En la Ciudad de Puebla también están emergiendo nuevas


luces del renacimiento. Una de esas lumbreras es el Mtro.
Rafael Aluni Montes quien logró instaurar, pese a toda la
incredulidad expectante, el programa piloto de “Meditación
Autoalusiva para reducir los niveles de glucosa en diabéticos
Tipo 2”, en el Centro de Salud 2, obteniendo buenos resul-
tados. ¿Pero qué tiene que ver la Meditación y la diabetes?
La meditación ayuda a disminuir los niveles de estrés, y de
acuerdo con la American Diabetes Association”, el estrés se
presenta cuando algo hace que el cuerpo actúe como si lo es-
tuvieran atacando”. Las fuentes de estrés pueden ser físicas,
como lesiones o enfermedades, o pueden ser mentales, como
problemas en la vida matrimonial, en el trabajo, en la salud
o en las finanzas. Cuando se presenta el estrés, el cuerpo se
prepara para entrar en acción y esta preparación incluye la
respuesta de lucha o huida. En la respuesta de lucha o hui-
da, el nivel de muchas hormonas aumenta marcadamente. El
verdadero efecto es poner mucha energía almacenada —glu-
cosa y grasa— a disposición de las células. Estas células lue-
148
go se preparan para ayudar al cuerpo a alejarse del peligro.
En personas con diabetes, la respuesta de lucha o huida no
funciona bien. La insulina no siempre puede liberar energía
adicional para las células, por lo que la glucosa se acumula en
la sangre. Las hormonas del estrés también pueden cambiar
el nivel de glucosa en la sangre directamente. Los científicos
han estudiado los efectos del estrés en el nivel de glucosa en
animales y personas. Los ratones con diabetes, bajo estrés fí-
sico o mental tienen un nivel elevado de glucosa. Los efectos
en las personas con diabetes tipo 1 son más variados. Si bien
el nivel de glucosa de la mayoría de las personas se eleva
con estrés mental, es posible que el nivel de glucosa de otras
disminuya. En personas con diabetes tipo 2, el estrés mental
a menudo aumenta el nivel de glucosa en la sangre. El estrés
físico, como una enfermedad o lesión, causa un nivel más
elevado de glucosa en la sangre en personas con cualquiera
de los dos tipos de diabetes.(diabetes.org)”

Judson A. Brewer, profesor de psiquiatría de la Universidad


de Yale, publicó en la revista “Proceedings de la Academia
Nacional de Ciencia de Estados Unidos”, “se ha demostrado
que la meditación ayuda en una variedad de problemas de
salud, como dejar de fumar, lidiar con el cáncer e incluso pre-
venir la psoriasis y disminuir niveles de estrés. La meditación
puede ayudar a las personas a mantenerse concentradas en el
momento y se ha asociado con el aumento de la felicidad”.

La Doctora en ciencias, Emma Seppälä, de la Universidad


de Stanford sostiene que la meditación “incrementa las emo-
ciones positivas, la satisfacción en la vida, estimula el siste-
ma inmunológico, disminuye dolores e inflamaciones. (…)
Disminuye la ansiedad, el estrés y la depresión”. Estos datos
ayudan a comprender que las enfermedades van más allá del
cuerpo, de una falla bioquímica o fisiológica. El ser humano
es un ser integral y requiere mantener en un equilibrio cons-
tante su mente, cuerpo y emociones.

Otro ejemplo de salud integral es la Escuela de Estudios Su-


periores en Medicinas Alternativas y Complementarias. Es
la única escuela de Medicina Alternativa y Complementaria
en la República Mexicana que cuenta con los registros de
validez oficial ante la SEP, y el Registro ante la Dirección de
149
Profesiones para otorgar la cédula profesional de las Licen-
ciaturas en Medicinas Alternativas y Complementarias y la
de Cosmeatria y Métodos Alternativos y Complementarios,
Mashach. La fundadora y directora de la Escuela, Susana
Rivera Vázquez, es una mexicana ocupada en hacer rena-
cer la medicina integral en nuevas generaciones de estudian-
tes. Gracias a su cabal esfuerzo, hoy en día Mashach está
integrándose a los centros de salud, hospitales y clínicas de
varios estados de la República Mexicana y cuenta con con-
venios en las Secretarías de Salud de los Estados de Puebla
y Oaxaca, así como en Congreso de la Unión y Secretaría de
la Defensa Nacional. La Escuela ha sido galardonada con los
premios a nivel internacional de la Organización Internacio-
nal Para la Capacitación e Investigación Médica (IOCIM),
“GLOBAL AWARD FOR EXCELLENCE IN HEALTH IO-
CIM 2011”. Este año se le otorgó el PRIZE TO THE MEDI-
CAL BY ACHIVEMENT FOR A BETTER LIFE y los títu-
los honoríficos DOCTOR HONORIS CAUSA EN SALUD y
MASTER IN PUBLIC HEALTH. La Universidad Autónoma
de México en coordinación con la Organización Panamerica-
na de la Salud, realizó un estudio en todas las escuelas y uni-
versidades de Latinoamérica que imparten Licenciaturas de
Medicinas Alternativas, y se reconoció que “MASHACH” es
la que tiene el mejor mapa curricular en esta materia y la úni-
ca a nivel nacional que entrega esta licenciatura de Medicina
Alternativa y Complementaria. Tiene vinculación con la CU-
JAE de CUBA, Universidad Tecnológica de la Habana “José
Antonio Echeverría” y tiene un convenio con la Universidad
Evangélica Nicaragüense Martín Luter King.

5.4 Nacer

El libre albedrío se halla en el principio de la ema-


nación, cada alma elige donde nacer, sus formas y quienes
serán sus procreadores, para cumplir con la misión de vida.
Hay almas que eligen enseñar el amor en un entorno familiar
adverso, otras eligen salvar una circunstancia o la infinitud
de motivos para decidir existir. El alma elige a sus padres a
solicitud de la consciencia y sub-consciencia a la supra-cons-
ciencia en un momento de implosión. La elección de los pa-
dres radica en si lo aceptan como una contribución al orden
cósmico. Así como Martín Luther King no tuvo un sueño,
150
sino que un sueño lo tuvo a él, para los antiguos griegos el
alma elegía un cuerpo y una vida que la posibilitara, por vía
del conocimiento, a separar lo puro de lo impuro.

Los niños eligen también sus propios nombres y transmiten


esto a sus padres de alguna forma; eligen un nombre que re-
suene con su verdadero Ser; los padres necesitan escuchar
los nombres en lugar de escogerlos. Los niños en la actuali-
dad no sólo están más revolucionados, sino que vienen con
grandes misiones para resarcir y rectificar la degradación y
así recuperar el espíritu humano. Desde pequeños cumplen
con su cometido al inspirar a los padres formas de vida que
les allanen el camino.

En un nacimiento, las funciones dentro de un núcleo familiar


y social se transforman y renacen; al nacer un bebé, nacen
cuatro abuelos que nunca lo habían sido y sólo el nieto lo
hace posible, nace una madre, nace un padre, un hermano, un
tío, un compadre. Se transforman las prioridades. El ciclo de
la vida reinventa a los individuos, los acerca en la integración
de una familia. En el nacimiento se resume, en cuestión de
segundos, la explosión del big bang, la formación del sistema
solar, la evolución de la Tierra y la memoria humana, hasta
el momento del corte del cordón umbilical para que con el
primer aliento de vida se ilumine el porvenir. En un pensa-
miento darwiniano, un hijo es la preservación de la especie;
en un planteamiento ontológico, es la extensión del ser Uno.

El funcionamiento de una familia radica en preservar la liber-


tad de Ser, por ello cambian aceleradamente las tradiciones
dejando en el pasado la costumbre de que los padres para ce-
lebrar el nacimiento de sus hijos fumen puros en una cantina
y después se conviertan en proveedores, pero estén emocio-
nalmente ausentes. Las madres cumplen como nutricias pero
materialmente carecen de poder y dependencia. Los niños
de hoy buscan el balance; el equilibrio, donde ambos padres
formen parte del proceso de la nutrición y de proveer. Este
ha sido uno de los principales motivos por los cuales en las
últimas décadas han aumentado las llamadas “familias dis-
funcionales”; las almas no aguantan más los patrones y dog-
matismos anacrónicos, en cambio impulsan la reinvención
del funcionamiento familiar en libertad, igualdad y verdad.
151
Los nueve meses de embarazo se vuelven momentos cocrea-
dores para la mujer y la humanidad; el proceso de gestación
se presenta como la oportunidad para rectificar lo que se de-
sea crear y Ser. Tras la implosión e integración de las dos
células, óvulo y espermatozoide, además de formarse tejidos,
órganos, sistemas, huesos, músculos, piel, y funciones, tam-
bién se gestan proyecciones, imaginando cómo será el nuevo
ser, qué educación se le podrá brindar, cómo se le transmitirá
el amor y el cariño, cuales han de ser los valores que se le de-
ben enseñar para que pueda elegir mejor, etc. La formación
de un ser trasciende el plano físico, y alcanza otras natura-
lezas sublimes como la emocional, ideal, social y espiritual.
En estos nueve meses se debe tener consciencia de que se
está nutriendo al bebé, no sólo con alimentos, sino también
a través con todas las expresiones visuales y auditivas, con
las lecturas, experiencias, relaciones sociales, pensamientos
y sentimientos de la madre.
Una vez logrado el proceso de gestación, el nuevo ser siente
por fin la necesidad de emerger del vientre materno, dejando
atrás su primer hogar para ahora “ser en el mundo”. El mo-
mento del parto se convierte en un acto de poder, donde se
manifiesta el inconmensurable misterio de la Energía Crea-
dora. Nuevamente la magia y sabiduría del cuerpo humano
son evidencias del orden cósmico y de la vida eterna. El parto
es un momento en el que la mujer se empodera, todo su cuer-
po coordina nuevas funciones, segrega y libera miles de hor-
monas para estimular y preparar el canal de alumbramiento,
la pelvis y cuello uterino se dilatan, las contracciones hacen
cimbrar todo el cuerpo para propiciar el nacimiento. La mu-
jer evoca la valentía de su alma para dar a luz y después rena-
cer en vida triunfante y victoriosa con un corazón más grande
por el nuevo amor conferido y abrazando entrañablemente a
su bebé, emblema de toda esperanza.
El sector salud enfrenta en la actualidad un debate; entre
aprovechar y potencializar al máximo los avances de la cien-
cia y la tecnología, y la tendencia de regresar a preceptos ex-
clusivamente naturales. En los dos escenarios se presenta la
propensión al extremismo; a causa de los abusos de quienes
usufructúan indebidamente de la ciencia médica y el embuste
en el mal uso de las técnicas naturistas.

152
En la última década se ha cuestionado seriamente el tema del
parto tras las prácticas gineco-obstétricas que se aplican y se
consideran como “de rutina”, algunas de ellas innecesarias.
Los malos tratos y formas de actuar por parte enfermeras,
asistentes y médicos al tratar a las madres en esos momentos
de alta susceptibilidad, son ahora considerados como “vio-
lencia obstétrica”, la cual ha generado como contraparte toda
una nueva filosofía de tocología llamada “parto humaniza-
do”. Esta nueva corriente expresa, hace valer y resguarda el
derecho que toda madre tiene de elegir los procedimientos
para llevar a cabo el parto. Esta nueva tendencia promue-
ve que el parto se dé naturalmente, sin intervención médica
(anestesia, aplicación de oxitocina, episiotomia, tacto vagi-
nal), incluso crece la tendencia de que el parto se lleve a cabo
en casa, con la asistencia de una partera. El “parto humani-
zado” tiene como ejes cinco puntos: 1) la mujer debe tener
libertad de movimiento, 2) la mujer debe procurar un am-
biente silencioso y una iluminación tenue, 3) la mujer puede
descansar en agua caliente, 4) la mujer puede amamantar a su
bebé en cuanto nazca, 5) la mujer puede pedir el alojamiento
conjunto.

Como sucedía previo al desarrollo de la ciencia médica exis-


ten testimonios de mujeres que han llevado a cabo el parto
humanizado en el hogar, como se hacía entonces, con resulta-
dos exitosos y otros catastróficos, ya sea por complicaciones
de dilatación, la posición inadecuada del feto, hemorragias,
cordones enredados, etc. El “parto humanizado” presenta los
mismos riesgos que antes del desarrollo científico médico,
tanto para la madre como para el bebé, aunque con mayor
conocimiento.

Esta tendencia es entendible por los extremos a los que se ha


llegado. México ocupa el tercer lugar en el mundo en reali-
zar cesáreas; en hospitales de carácter privado ha aumentado
el índice de cesáreas hasta un 80%. Ya en 1999 los partos
por cesárea en México rebasaban el 35%, para el año 2011
eran el 45.2%, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud
y Nutrición 2012, publicado en el Diario “La Jornada”, aún
cuando la OMS generó la recomendación de “no hacer in-
tervenciones médicas innecesarias como prácticas de rutina
tales como la episiotomia, rasurado, monitoreo fetal, enema,
153
así como restringir el uso de oxitosiona, analgesia o aneste-
sia y mantener la tasa de cesáreas entre un 10 y 15%.” La
Organización Civil el Poder del Consumidor, sostiene que
el aumento de cesáreas se debe a que “los servicios médicos
ganan más dinero por una cirugía que por un parto natural”.

El proceso natural de parto no tiene un tiempo estimado, este


puede durar desde unas cuantas horas hasta días enteros, eso
depende del organismo de cada mujer. Por ello se requiere
un equilibrio al fomentar el desarrollo natural del parto y em-
plear con espabilada mesura las bondades de los avances de
la ciencia médica para llevar a cabo un parto donde lo verda-
deramente humanizado es que sea funcional; un parto en el
cual la mujer y la pareja puedan estar conscientes y puedan
elegir cada proceso, aumentando las posibilidades de lograr
el parto natural con una supervisión médica ética.
Para efectos de este ensayo, se comparte una crónica por par-
te de la autora en su experiencia de parto:
“Era 21 de julio, entraba el solsticios de verano; en varias pirámides de
la República se estarían haciendo festejos y ceremonias para alinearse
con los movimientos de los cuerpos celestes en sincronía con la Tierra.
Se anunciaba una nueva estación, la cual traería las lluvias que fertiliza-
rían las semillas. En el hemisferio Sur, en zonas incas y andinas de Ecua-
dor, Bolivia, Colombia, Chile y Argentina se celebraría el Inti Raymi, “la
gran fiesta del sol”, celebración milenaria que ha perdurado en el paso
del espiral del tiempo. El amanecer empezaba a anunciarse con el trinar
de las aves, ya habían transcurrido 38 semanas de embarazo y teníamos
todo listo para el momento en que nuestro bebé quisiera nacer. Me des-
pertaron los pródromos, pensamos que eran contracciones; la sensación
era tenue, pequeños choques eléctricos hacían vibrar mi abdomen y la
cadera. Decidimos alistarnos para salir a caminar al parque, acompa-
ñados de los fieles compañeros caninos, Buscéfalo y Pandora. Seguí los
buenos consejos de otras mujeres que me recomendaron caminar como
forma de ayuda para que el parto fuera más rápido y se encajará mejor
el bebé en la pelvis. En cada paso que dábamos emergía un toque de feli-
cidad por lo que estaba aconteciendo, pero a la vez nos sentíamos un tan-
to ansiosos por todo lo que eso implicaría. Se acercaba un mundo des-
conocido, estábamos a punto de conocer un nuevo horizonte que nunca
antes habían vislumbrado nuestros ojos, se acercaba una transformación
total en lo individual y como pareja; como familia estábamos apunto de
consolidarnos no sólo en el amor, sino ahora desde una responsabili-
dad mayor; previamente había caído en la cuenta de que los hijos son
154
grandes legados sembrados en el mundo, que a través de esa nueva vida
engendrada es como se extiende en el fluir del tiempo la inmortalidad de
los ancestros. Después de una prologada caminata entre contracciones y
juegos, respiraciones y chascarrillos, regresamos a casa y llamamos al
Dr. Ortiz. Le causó gusto que estuviera comenzando el proceso de parto,
pero para considerar el inicio de labor de parto comentó que debíamos
esperar a los espacios entre contracción y contracción y asegurarnos de
que se suscitarán al menos cada tres minutos. Confiados en el proceso
natural, seguimos otro buen consejo del curso psicoprofiláctico, el baño
en agua caliente. Estuvimos un buen rato en la tina, haciendo mantras,
hablándole al bebé, cantándole, para que se sintiera seguro de que era
bienvenido. Para esos momentos ya estaban enteradas nuestras madres,
y estaban alistando todo para estar presentes en esos momentos, Quizás
para los padres y madres el momento en que sus propios hijos se convier-
ten en padres, no sólo signifique una nueva maduración que adquirirán
sus retoños o una alegría más en la familia por tener un recién nacido,
también simboliza una nueva victoria, una realización más alcanzada
como padres al ver a sus hijos ahora conformando a su propia familia.
En el atardecer llegaron nuestras dos amorosas madres y mi hermana,
para hacernos compañía y ofrecer su apoyo. Inició la noche y los pró-
dromos seguían teniendo un espacio de entre 8-10 minutos, a pesar de
que se acercaba el momento cumbre del embarazo. En el ambiente se
respiraba una especie de metamorfosis y mi corazón se sentía expectante
aguardando el misterio del momento final de conocer sus ojos y poderlo
estrechar sobre mi pecho.
Para el 22 de julio, de nuevo a las 5:00 de la mañana, ya se estaban
presentando las contracciones. Eran dolores más intensos y fuertes, las
caderas cada vez se iban abriendo más, yo estaba experimentando mi
cuerpo al extremo, ya no había espacio para los pensamientos ni senti-
mientos, sólo vivía la experiencia física en todo su esplendor. A mediodía
estábamos ya en el hospital, para nuestra sorpresa sólo llevaba un cen-
tímetro de dilatación, faltaban 9 centímetros más. El Dr. Ortiz estimaba
que podía transcurrir una hora por centímetro, así que era muy probable
que para las 10:00 p.m. naciera nuestro bebé.
La compañía de mi madre hacia que oscilara entre la fuerza, el amor y
retener el dolor. Cuando venía una nueva contracción, yo sentía que ella
deseaba que no fuera tan intensa la sensación, me acongojaba al verla
padecer mi sufrir. Mi suegra también estaba presente, nos motivaba a
que eligiéramos un poco de anestesia para soportar ese momento. Sin
embargo, mi marido y yo estábamos en una postura totalmente natu-
ralista; entre broma y broma decíamos que estábamos en un plan de
hippies extremos, así que el plan era un parto natural, sin oxicitocina,
155
ni anestesia y el parto en agua. Esa era la razón por la que estoicamen-
te estaba aguantando cada contracción… La preocupación tanto por el
dolor, como por el bienestar del bebé empezaba a emerger en las voces
de nuestras madres, sin embargo, no era más que su amor buscando la
seguridad y el bienestar de todos.
El dolor empezaba a nublar mi visión, sentía que todo mi cuerpo se llena-
ba de dolor y eso me causaba conflicto. No era el sentimiento que quería
transmitir a mi hijo; sin embargo, no lograba transformar esa sensación
proactivamente. Eran las 10:00 p.m. y aún faltaban dos centímetros más
de dilatación, y que el bebé acabara de acomodarse para encajarse por
completo en la pelvis. Ingresamos a la tina con agua caliente esperando
los últimos momentos, transcurrieron dos horas más y seguimos en la
misma situación… estaba agotada, cansada, el sueño me vencía. Entre
cada contracción sentía debilidad y sobre todo pensaba que no sería
capaz de enfrentar el momento final de pujar. Tenía miedo de desfallecer
o de morir; me sentía en medio de la vida y la muerte, preocupada por
mi bebé, pero resistí gracias al acompañamiento incansable y alegre de
mi marido que siempre me daba un nuevo ánimo para continuar. Me sor-
prendía cómo su amor se hacía presente a cada instante y cómo me sos-
tenía para no dejarme desfallecer. El Dr. Ortiz, al ver tal situación, nos
habló francamente, mencionó que el bebé comenzaba a tener sufrimiento
fetal, no estaba encajado por completo, seguían faltando dos centímetros
de dilatación y el extremo agotamiento tanto del bebé como el mío, pinta-
ban un escenario ya no propicio para seguir intentando el parto natural,
así que la cesárea era la mejor opción. Como pareja aceptamos la op-
ción que ahora nos planteaba el doctor, especialmente porque no podía-
mos exponer la vida de nuestro hijo y tampoco la mía. Inmediatamente
ingresamos al quirófano, la anestesia hizo que descansara por completo
del dolor, todo mi cuerpo empezó a temblar debido a toda la tensión pre-
via, rápidamente se hizo la incisión y el médico hizo emerger a nuestro
pequeño. Mi compañero, que siempre estuvo a mi lado, alentándome con
profundo amor y cuidado a seguir adelante y nunca desfallecer , tuvo la
oportunidad de cortarle el cordón a Iosef. Ese fue uno de los momentos
más trascendentales para él, pues después me comentó lo que sintió; en
ese preciso instante cuando le dieron las tijeras, vio en un abrir y cerrar
de ojos toda la historia de la creación del universo, la historia humana,
sus antecesores y toda vida… y ahora el nuevo ser, ese bebé tenía la
oportunidad de comenzar, decidir y forjar su futuro. No sólo era un corte
de cordón umbilical, sino de vida y decisiones. Mágicos instantes son
los de un parto, se siembra todo el ser. Después de unos minutos lo tuve
entre mis brazos y lo cubrí con todas las bendiciones para su camino en
el Mundo.
156
Después de un largo proceso de parto que duró 45 horas, la nueva vida
gestada dentro que ahora se encontraba fuera de mi empezaba a “ser
en el mundo”. Él comenzaría a escribir una nueva historia por sí solo,
por supuesto siempre acompañado por nosotros, sus padres, dispuestos
a aprender de él, como sus fieles alumnos y leales guardianes, cuidando
sus pasos y guiando su corazón para siempre escucharse a sí mismo,
para descubrir y confiar en su sabiduría interna para lograr la misión
que planeó antes de nacer.
A los pocos meses, llegó mi segunda hija, Victoria Aluna. Su gestación
fue un tanto “inesperada”, llegó sin previo aviso. A los tres meses al ver
cierta “panza crecer”, nos dimos cuenta de que un nuevo ser nos ha-
bía elegido. El pequeño Iosef apenas estaba cumpliendo los siete meses,
así que dos bebés tan seguidos no estaban dentro nuestros planes. Sin
embargo, fue una sorpresa maravillosa, la acogimos con amor y total
aceptación. Esta sensación de magia que crea la vida, me hizo sentir
nuevamente un tanto desfasada, crear Vida, ser generadora de Vida, es
un reto, un sueño, una ilusión, una sensación que se desborda entre la
cordura y la locura. Espero que esta sensación de deleite, lleve, como
efecto mariposa, su mensaje a los corazones que requieren amor, dul-
zura, paz y libertad. En realidad lo que se percibe en el fondo es una
sensación de felicidad, agradecimiento, gozo y plenitud; aunque sólo sea
el inicio de una gran experiencia.
Alcanzadas casi las 37 semanas, el 25 de agosto nuevamente a las 5:00
a.m., iniciaron las contracciones, ahora ya no era tan extraña la sensa-
ción. Yo ya sabía lo que venía, sin embargo estaba convencida de que no
quería vivir un proceso de parto doloroso. Quería transformar, a través
de la mente, la sensación intensa de las contracciones en un acto de
expansión y fluir en los momentos para abrir el canal de alumbramiento
y permitirle a mi niña emerger de ahí. Mi marido escribía su columna
quincenal, las ideas se intensificaban en cada nueva contracción. Me
puse a lavar la ropa de la bebé y hacer la maleta, todavía no teníamos
todo listo, ese momento se había adelantado a lo planeado al menos dos
semanas. Nos apuramos, atendíamos a nuestro pequeño hijo, por instan-
tes se empatizaba conmigo en cada contracción, así que lo calmábamos
para que no se asustara demasiado. Esperamos la hora para ir a ver
al Dr. Ortiz para que nos dijera en qué momento del proceso de parto
estábamos, llegamos con él después de atravesar un tráfico intenso, nos
recibió y su diagnóstico fue que ya estábamos entrando en la labor de
parto. Lo más recomendable era ir directamente al hospital, porque en
unas cinco horas más ya estaría naciendo la bebé.
Todo iba fluyendo, yo iba controlando cada vez más la sensación de las
contracciones, aunque cada instante se intensificaban. En esos momen-
157
tos es cuando se valora aún más a las madres, abuelas, bisabuelas, ta-
tarabuelas, por el enorme esfuerzo de parir en su momento, para que
nosotros pudiéramos nacer, y también se valora todo el esfuerzo de los
padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos, para sacar adelante a la fa-
milia. Sin embargo, en los hombres se ha visto el gran cambio genera-
cional. Antes era casi impensable que el marido acompañara en la labor
de parto a su esposa, ahora es posible hacerlo por la nueva disposición
de querer compartir y brindar apoyo a su compañera, y mi compañero
estaba ahí conmigo siempre presente, tomándome de la mano, dándo-
me amor, cariño, fortaleza y cariño, impulsándome a continuar y dar
lo mejor de mí misma para dar a luz a nuestra hija. Cuando empecé a
sentir que la mente se me nublaba por un ambiente de dolor, el Dr. se dio
cuenta de ello y sugirió el bloqueo y la aplicación de oxcitocina para
continuar el proceso de parto, lo aceptamos, y especialmente porque no
quería transmitir la sensación de dolor a la bebé, quería seguir teniendo
la fortaleza para cuando llegara el momento de alumbramiento. Llegó
mi suegra, amorosamente me acompañó con su fuerza de madre y de
mujer, y en cada contracción cada uno de un lado me impulsaban a pu-
jar. Todo iba bien, la bebé se encajó perfecto, la dilatación llegó a diez
centímetros y pasamos a la sala de expulsión. Sólo había mujeres en ese
espacio; Aluna eligió estar rodeada de mujeres, enfermeras, la aneste-
sióloga, la pediatra, más el doctor y mi marido. Se sentía un ambiente
de apoyo femenino, me impulsaban a pujar con amor y determinación,
volvía a a sentir mis sentidos al máximo y después de varios esfuerzos vi
como salío de mi Aluna, la vi, la vi… sentí un momento de gran Victoria.
Sentí cómo mi energía se había abierto por completo y había abrazado
al entorno en cuestión de segundos de fuerza. Doy gracias a la energía
preciosa que quizo emanar de la gran fuente Creadora; Gracias por ha-
berte creado, por traer esperanza renovada y renacida, gracias fuerzas
sagradas existenciales que permiten el aliento de vida. A las flores y ro-
sas, a las nubes y las hojas, a las montañas y a los lagos, a la familia,
hermanos y amigos que abrazan con amor mi alma, la cual también sien-
te lo mismo. Gracias por los buenos consejos, el amor y las alegrías que
provienen del corazón de mi compañero que tiene a Dios como su Juez,
quien premeditadamente pensó en hacerse feliz primero a sí mismo para
después, como onda de agua, propagarse y replicarse. Gracias por todas
las madres que abrazan a sus hijas, siempre con esa dulzura de ternura
recién nacida de su vientre precioso y que no se cansan de seguir dando
todo su amor. ¿Qué seríamos sin ellas? No lo sé ni puedo pensarlo, es
una premisa absurda. Se requiere del vientre para sanar, para arrullar
los sueños, para reconfortar el corazón y sentir nuevamente la cuna del
amor del cuerpo. Bienvenida la Victoria y la visión amplia del horizonte
158
que trae la certeza absoluta del Bien”.

Esta narración es la experiencia de dos formas de afrontar el


parto, la primera con todo la experiencia natural, durante 45
horas de contracciones, para pasar a cesárea, un caso donde
se hizo todo lo posible antes de ello. La segunda, la expe-
riencia asistida que facilitó un parto natural. Este ejemplo es
ilustrativo del equilibrio necesario entre el aprovechamiento
de la ciencia y el proceso natural, armonía aplicable a todas
las ramas del desarrollo humano. La balanza que los nivela
es la consciencia.

Aceptar el gran misterio del ciclo de la vida y aceptarse como


depositario para ello es pensar más allá de uno mismo, sin
abandonar el cuidado de sí, para entender en forma cabal la
unidad del nosotros. Hay tantas canciones por escribir, tantas
batallas por luchar, tantos errores que revertir, tantos anhelos
por construir, tantas caricias y abrazos por dar y recibir.

El caos que estamos enfrentando no es del todo malo, afirma


Boff: “El caos no es sólo caótico; también puede ser genera-
tivo… algunos cosmólogos dicen que la vida surgió del caos.
Este organizó internamente elementos de alta complejidad
y de esta complejidad hizo surgir la vida en la Tierra y más
tarde nuestra vida consciente”.

Canta Fernando Delgadillo: “Ya vendrán luego nuestros hi-


jos, es la disculpa entre otras que te das, a crecer y a formar
un sitio mejor que el que ahora nos toca habitar. Son sueños
que se pierden en el mar”.

159
160
161
162
6. RESPONSABILIDAD SOCIAL

“Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo.


Juntos podemos hacer grandes cosas”
Madre Teresa de Calcuta.

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas


pequeñas, puede cambiar al mundo”
Eduardo Galeano.

En 1992 la revista Harper ́s Magazine publicó un ar-


tículo que habla de Michaell Jordan y los pagos millonarios
por usar tenis Nike en sus partidos como una estrategia de
publicidad. La segunda parte del artículo hace referencia a
Sadisah, una niña de 13 años de Indonesia que trabaja para
una maquiladora productora de Tenis Nike. Esta niña recibía
un sueldo de 14 centavos de dólar la hora, trabajando seis
días a la semana durante una jornada de diez horas. El mon-
to acumulado por Sadisah al mes apenas le alcanzaría para
comprar un sólo tenis del par de Nike. Este artículo impactó
el ánimo del mundo financiero y de los consumidores que
reaccionaron con un boicot para la compra de esta marca.
Sólo entonces comenzó a gestarse una consciencia sobre el
compromiso que las empresas tienen con la sociedad.

Previo a este escándalo, el concepto de apoyo a la sociedad


era el de la filantropía que constaba en dar apoyo voluntario
de carácter caritativo, la mayoría de las veces con fines pu-
163
blicitarios para desarrollar empatía con las marcas. Las ins-
tituciones académicas, organizaciones y empresas han cam-
biado el concepto de la filantropía por el de Responsabilidad
Social.
El Libro Verde de la Unión Europea define la Responsabili-
dad Social como “la integración voluntaria, por parte de las
empresas, de las preocupaciones sociales y ambientales en
sus operaciones comerciales y sus relaciones con sus grupos
de interés”. La Responsabilidad Social debe impulsar meca-
nismos de coordinación de esfuerzos para asentar las bases
de una nueva cultura que sepa compartir en una comunidad
humana una forma de vida que refleje valores de armoniza-
ción y desarrollo continuo del ser. Se trata de Seres ejem-
plares que nos guían al encuentro con nosotros mismos y al
despertar de la consciencia de la naturaleza sagrada de cada
persona. Seres que hacen la invitación a asumir la responsa-
bilidad de cada decisión, acción, pensamiento palabra y ges-
to. Seres que enseñan y exhortan al conocimiento del ser en
todos sus aspectos y dimensiones. Seres que promueven la
fraternidad, la paz, la unidad y el amor incondicional.
En México, aún se presentan casos del uso inmoral de la fi-
lantropía, como sucedió en septiembre del 2013 con la locu-
tora Laura Bozzo, que tras la tragedia humana ocasionada
por el huracán “Manuel” en Guerrero, arribó en un helicóp-
tero del gobierno del Estado de México con un montaje te-
levisivo acentuando la tragedia. En esa filmación, se presen-
taba como una “salvadora” pidiendo la donación de recursos
para los “damnificados” por el huracán. Esta información fue
puesta en evidencia por la revista Proceso y la periodista Car-
men Aristegui. Casos como este cuestionan nuevamente el
verdadero compromiso con la Responsabilidad Social de las
compañías en México.

El origen de la palabra “compañía”, del latín “Cum” y “Pa-


nis” traducido como compartir el pan, implica la responsa-
bilidad social de compartir en el circuito de la abundancia
de dar y recibir. Sin embargo, la institucionalización de la
Responsabilidad Social en México fue copada por una éli-
te empresarial, para auto regularse fungiendo como juez y
parte. La asociación civil, Centro Mexicano para la Filan-
tropía (CEMEFI), está conformada por grandes empresas
mexicanas que son las que otorgan el distintivo de “empre-
164
sas socialmente responsables”, otorgándoselas a sí mismas.
El 95% de las empresas mexicanas son pequeñas y medianas
(PYMES) y tan sólo el 5% son grandes corporativos. Estos
últimos generan la mayor riqueza económica del sector pri-
vado, pero también son los principales beneficiarios de las ri-
quezas naturales y del talento humano del país. La obtención
del distintivo es discrecional y sin retroalimentación clara en
caso de ser negado. Aunado a ello, un centro de filantropía
que otorga distintivos de responsabilidad social resulta in-
coherente por la misma evolución de los conceptos. Quie-
nes deberían de otorgar estos distintivos son organizaciones
o alguna institución académica especializada en la materia
y se debería inhibir el “conflicto de interés”, para que este
distintivo adquiera legitimidad.
También se ha vuelto una estrategia recurrente de las empre-
sas el crear sus propias fundaciones para evadir impuestos o
burlar las leyes laborales, donde el reparto de utilidades no se
genera por tener la nómina subrogada; estas y muchas otras
prácticas han corrompido el verdadero sentido de la respon-
sabilidad social en México.

Esto ha orillado a las Organizaciones de la Sociedad Civil a


ingeniarse y buscar formas de subsistir y servir al prójimo
en condiciones adversas. Según el estudio de la Universidad
Johns Hopkins (JHU) que incluye a 36 países desarrollados
y no desarrollados de América Latina, Europa y África, la
sociedad civil en México representa únicamente el 0.4% de
la Población Económicamente Activa (PEA) que es parte de
la fuerza laboral del sector no lucrativo. El promedio para los
países en vías de desarrollo fue de 1.9%, es decir, cinco veces
mayor que el de México, colocándose en el último lugar del
grupo de países estudiados. Menos del 7% de apoyo al sector
viene de donaciones privadas. Estos donativos constituyen el
0.04% del PIB, colocando a México también en último lugar.
De la ayuda total al sector solamente un 8.5% proviene de
fondos gubernamentales, colocándose en el lugar 30 en este
rubro y el último lugar entre los países latinoamericanos. El
principal rubro contribuyente al sector es el de las cuotas por
prestación de servicios, con un 85% del financiamiento total.
En esta comparación, México se colocó en segundo lugar a
nivel internacional. Se tiene un registro de 5,558 organiza-
ciones de la sociedad civil, y la mayoría se encuentran sub-
165
sistiendo sin el apoyo gubernamental o empresarial.
El Dr. Miguel Ángel Santinelli, miembro de la academia de
la facultad de responsabilidad social de la universidad Aná-
huac, encargado del programa educativo de responsabilidad
social sustentable, que es único en Latinoamérica y prepa-
ra a los alumnos con un nuevo enfoque del devenir de las
compañías, sostiene: “En México corresponde a todos los
sectores romper con las máscaras de la filantropía y transi-
tar a una verdadera responsabilidad social”. A pesar de todas
las adversidades, el pueblo mexicano es generoso. Esto es
evidente en momentos de catástrofes como en lo acontecido
en el terremoto de 1985. Las muestras de solidaridad de los
habitantes de la ciudad de México se reflejaba en jóvenes,
mujeres y hombres voluntarios que arriesgaban su vida por
salvar la de otros. “Es difícil encontrar esta generosidad en
otros pueblos”, declaran los doctores Elias y Meulemans que
han acudido en su labor de rescatistas a varios epicentros de
desastres naturales alrededor del mundo: “México se distin-
gue por su vocación de servicio por encima de otros pueblos
y eso se hizo patente en terremotos como el de El Salvador
en 1986. Cuando los rescatistas querían hacer uso de los sa-
nitarios de casas cercanas a la tragedia, los propietarios les
negaban la entrada a sus hogares, mientras que en México,
la gente que llegaba de todas las coordenadas nacionales se
hospedaban en las casas de los alrededores sus dueños les
prestaban; esos hogares servían de estancias para el reposo
de los rescatistas, comedores, centros de atención médica,
etc.”. Esta generosidad es notoria siempre que ocurre en al-
gún estado o ciudad alguna de estas catástrofes como hura-
canes, inundaciones, deslaves, etc., y se repite la misma ad-
mirable entrega del mexicano por su semejantes. Lo mismo
sucede en otros países donde se presentan desastres natura-
les, cuando el mexicano se ofrenda con devoción por brindar
una mano amiga, enviando víveres, recursos económicos o
recursos humanos, como el equipo de rescate internacional-
mente conocido como los “topos”. En varios casos, esto se ha
hecho sin el acompañamiento del gobierno, siendo la socie-
dad generosa la protagonista de esta ejemplar labor.

Este es un esfuerzo por fortalecer a las organizaciones de la


sociedad civil con instrumentos financieros y legales que les
166
permitan una mejor conducción de su actividad, y les ayuden
a llegar a ser una sociedad con la confianza suficiente de sa-
berse posibilitada para organizarse y ser capaz de repartir su
generosidad en una elevada misión de servir al prójimo y a
toda la existencia. En México se cuenta con organizaciones
que han demostrado su calidad moral y se han legitimado ante
los ojos de todos, como es el caso de la Asociación Mexicana
de Ayuda a Niños con Cáncer, IAP (AMANC), fundada y
presidida hace más de tres décadas por Guadalupe Alejandre,
quien tras la pérdida de su hijo Pablo, a causa de leucemia,
llegó a ser el ejemplo más elocuente de cómo transformar el
dolor en servicio a los demás. AMANC es pionera en ayuda
a niños y adolescentes con cáncer en el país, bajo un modelo
de acompañamiento que responde a todas las necesidades,
de modo que los tratamientos médicos se cubran en tiempo y
forma. De esta manera, la Asociación cuenta en la Ciudad de
México con el Centro AMANC, un espacio que brinda hos-
pedaje, alimentación, medicamentos, cuidados y una serie
de servicios que promueven el desarrollo personal y social
de los pacientes y sus familiares. Cuenta con un modelo de
acompañamiento específico del de sistema AMANC, que se
replica en las entidades federativas con el objetivo de acercar
la ayuda a los pacientes y evitar su desplazamiento, redu-
ciendo los desgastes físicos, emocionales y económicos que
ocasiona el cáncer.

Se encuentra también el ejemplo de la organización “Unidos


vs la Trata”, liderada por Rosy Orozco, que trabaja desde
1990 para recuperar y reintegrar a la sociedad a víctimas de
trata de personas que han sufrido diferentes formas de ex-
plotación: sexual, trabajo forzado, mendicidad, humillación,
matrimonios forzosos y tráfico de órganos. Por su labor ha
recibido el reconocimiento de la revista Newsweek de Nue-
va York, como una de las cuatro mujeres más valientes de
México, y la Revista Forbes la reconoció como una de las
cincuenta mujeres más poderosas de México por su aporte a
la sociedad.

“Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella, no me


salvo yo”, dice Ortega y Gasset. La tarea es heredar a los
hijos un mundo de paz, orden y justicia, transformar las ex-
periencias de vida de dolor al servir a los demás como forma
167
de vida. Los corazones mexicanos son virtuosos y generosos,
y reflejan el legado de los ancestros Mayas: “in lak ́ech hala
ken”, “yo soy tu otro yo o tú eres mi otro yo”. Esto elimina
la apariencia de separatividad al darse al otro en fraternidad
y apoyarlo en sus necesidades, no en las propias. Todas las
causas de la responsabilidad social son importantes, pues
encienden el sentido de la empatía, salvan la circunstancia,
salvan “al otro”, y rescatan el espíritu de México.

168
169
170
7. CIENCIA Y TECNOLOGÍA EN
CONSCIENCIA

“Por las venas corre luz”


Dra. Esther del Río.

En torno de la esencia está la morada de la ciencia.


Platón

La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones


y la fuente de vida de todo progreso.
Louis Pasteur

7.1 La ciencia para el despertar de la principal fuerza


mexicana.

Los grandes avances del conocimiento científico y


tecnológico en distintas áreas, como en la medicina, ha per-
mitido salvar vidas, curar enfermedades, erradicar epide-
mias, ofrecer otra oportunidad de desarrollo personal. Las
telecomunicaciones se amplían y mejoran cada vez más per-
mitiendo una comunicación en tiempo real; los medios de
transporte generan una interrelación comercial mundial más
fluida; Gracias al desarrollo científico, es posible responder a
la nueva necesidad de generar energías limpias y formas de
vida sustentable.

Las ciencias y las tecnologías han intervenido de manera sus-


tancial en la organización y el desarrollo de la sociedad de
hoy. Gerard Fouréz señala: “Al ser los conocimientos (cien-
tíficos) representaciones de lo que se puede hacer, son conse-
cuentemente, representaciones de lo que podría ser objeto de
decisión en la sociedad. En consecuencia se plantea la cues-
171
tión de la relación entre los conocimientos y las decisiones”.
Estas ciencias aplicadas al beneficio de la humanidad pue-
den verse nubladas cuando ciertos intereses se ven afectados
por nuevas revelaciones de conocimientos o se utilizan en su
polo negativo. Por ejemplo, cuando surgieron las primeras
críticas por los daños a la salud que ocasionaba el fumar, las
industrias tabacaleras, se unieron y sobornaron a científicos y
doctores, para desacreditar los reportes científicos presenta-
dos por la OMS, inclusive se crearon organizaciones científi-
cas que defendían a esta industria. También pagaban grandes
campañas publicitarias para que los médicos recomendaran
fumar y las grandes estrellas de cine lo hicieran durante la
trama de la película. Algo muy similar sucedió con el de-
bate científico que buscaba comprobar el cambio climático.
En ambos casos, quedaron evidenciados los intereses que
manipulan y desacreditan los descubrimientos científicos o
simplemente se empeñan en que no sean revelados por con-
siderarlos adversos a sus objetivos de lucro. Esto ha tenido
consecuencias significativas; en el caso del cigarro, la im-
plementación de políticas públicas para reducir el consumo,
como impuestos especiales, la prohibición de fumar en luga-
res cerrados, las leyendas de advertencia en cajetillas, tarda-
ron al menos diez años. El caso fue abierto por la OMS en la
década de los 80 ́s y hasta finales de los 90 ́s se llegaron a
tomar medidas para ir erradicando el tabaquismo. Lo mismo
sucedió con el cambio climático; desde que se percibieron a
finales de la déca- da de 1990 las primeras evidencias de los
efectos de la actividad humana en el ambiente, el segundo
país que más contamina, Estados Unidos, no acepto como
válidas las evidencias, sino hasta el 2014.

En cuanto al polo negativo, es revelador lo acontecido du-


rante el foro “The New Story Summit” en Finhorn Escocia,
al cual acudieron más de trescientos pacifistas de todas par-
tes del mundo. Al abordar los temas de los beneficios de los
avances tecnológicos, la representante del Congo, Neema
Namadamu, alzó la voz durante la reunión plenaria y narró
los motivos por los cuales en su país continúa derramándose
sangre inocente; afirmó: “Esto se debe al pleito por la extrac-
ción de minerales utilizados para aparatos eléctricos, princi-
palmente teléfonos celulares, televisiones, tablets y compu-
tadoras”, Neema rompió en llanto al declarar: “Lo más grave
172
es cuando me di cuenta del uso que se da a dichos artefactos:
ver pornografía, “chismear”, programas ofensivos e inhuma-
nos. Si bien es imposible conocer con exactitud el origen del
material de los equipos que utilizan, sí hay una alta proba-
bilidad de que provenga del Congo, así que pido a todos los
asistentes ¡por favor cada vez que den uso a su teléfono o
computadora recuerden a los miles de niños, mujeres, jóve-
nes y hombres explotados en el Congo, y hagan uso correcto
de ellos. Utilicen las redes sociales para bienes superiores,
más que al del propio ego, vean programas educativos y dia-
loguen por teléfono constructivamente. Entonces serán puri-
ficadores del dolor de mi país. Si este mensaje llega a sus co-
razones, difundan esto y al regresar a mi país sabré que la paz
del Congo se contagiará de la paz de un mundo consciente”.
Desde México surgió en 1968 la revelación de una fórmula
que ha revolucionado el entendimiento científico de la ma-
teria y de los estados intermedios de la materia; esto se ha
aprovechado en el campo de la salud o en las telecomunica-
ciones; se trata de la fórmula (H2O)37 presentada por la Dra.
Esther del Río Serrano. A la luz de las evidencias del Cristal
Líquido (H2O)37 surgen en México preciados conocimien-
tos que han validando los descubrimientos de la Doctora, y
a partir de ellos se ha desarrollado toda una nueva rama de
investigación, convirtiendo al país en epicentro de esta nue-
va ciencia. Este saber fue depositado en México para incor-
porarlo a la vida siguiendo las normas de la ética, no sólo
para su usufructo, sino también para crear modelos de gober-
nanza, arte, sustentabilidad, salud, etc. Esto asimismo refle-
ja la necesidad del mexicano de buscar desinteresadamente
la verdad, inhibiendo a cualquier interés de empañarla. Este
descubrimiento bien aprovechado, al alcance de la sociedad
y aplicada en las trece Matrices, es el vínculo perfecto del
pensamiento rector del Renacimiento Mexicano.

Esto es algo parecido a los “códigos culturales” presentes en


todos los aspectos de la sociedad; devela los descubrimientos
descritos al afirmar que los mismos códigos de lo macro se
encuentran en lo micro; en el agua, en la sabiduría ancestral,
en las telecomunicaciones, en el comportamiento del átomo
o de los cuerpos estelares. Para explicar su tesis, la Dra. Es-
ther del Río añadió al saber, tres estados de la materia: entre
el 1) sólido y el 2) líquido está el estado intermedio del 3)
173
cristal líquido. Entre el estado líquido y el 4) gaseoso está el
5) cristal gas, y entre el gas y el 6) plasma, está el 7) cristal
plasma. A estos siete estados se le añaden el 8) cuasicristal,
y el 9) cuasicristal orbatos, descubiertos por el premio nobel
en Química 2011, Dan Shechtman. Por ejemplo, en un ejer-
cicio matemá- tico, al multiplicar en componente 37 de la
fórmula del Cristal Líquido (H2O)37 más el peso molecular
químico de cualquier partícula de agua correspondiente a 18
(37x18) da como resultado 6-6-6, número que en el latín fue
mal traducido como la bestia; sin embargo, era el número del
arameo que se pronuncia como belia, que significa “seguir la
luz”. Para la cábala, corresponde al merkava, las tres estrellas
de seis puntas, y la letra a la que se atribuye es “SHIN” en he-
breo o “W” en español. Y ese es precisamente el código que
se utiliza en el internet para tener acceso a cualquier domi-
nio, www. Es decir, las telecomunicaciones, han sido diseña-
das con los mismos códigos que intercomunican las células
o los astros; una tecnología hecha a imagen y semejanza del
hombre. El Cristal Líquido son unidades de Memoria codifi-
cadas en una millonésima parte de un Amstrong.
En una de las conferencias impartidas por la Doctora expli-
có que: “Tanto el agua cristal líquido como las moléculas
de hierro, forman un sistema electromagnético entre célula y
célula comunicando al cerebro en forma exponencial además
de la lineal que ya conocemos. Todo lo que ocurre dentro y
fuera de las células o fuera o dentro de nuestro propio orga-
nismo, forma parte de todo un sistema de comunicación con
la mente universal y entre todos nosotros con un sistema de
internet. El conjunto de células de nuestro cuerpo o sistema
bioquímico, está en relación con el sistema magnético a tra-
vés de cristales líquidos (unidades de memoria) y proteínas
en forma colude montadas en agua molecular de acuerdo a
un programa de memoria del agua (H2O)37, Philip Bal, físico
de la Universidad de Bristol en Inglaterra, editor de Nature
por más de 20 años, expresa esquemáticamente la matriz co-
loidal proteica con estructuras bola (2011) que corresponde
a los cristales líquidos descubiertos por la Dra. del Río en
1968...

El Dr. Richard Wilhelm ha estudiado durante muchos años el


libro de la flor de oro (Tai I Gin Hua Dsung) y lo tradujo del
chino a la lengua occidental. En este libro aparece una téc-
174
nica para despertar la kundalini, pero son pocos los elegidos
que acceden a la iluminación. El Dr. Francis Lefebure puede
coadyuvar al despertar de la serpiente `kundalini ́ por una
excitación psíquica, mental y espiritual porque empieza acti-
vando procesos fisiológicos, auditivos, visuales y sensitivos,
acortando así el tiempo del entrenamiento.
Según los textos clásicos del Yoga, la kundalini es una fuer-
za o energía potentísima enroscada y adormilada en la zona
del perigeo (el ano y los genitales) en donde se encuentra
el chakra muladhara. Activando este chakra por la conexión
consciente de la energía del universo con la energía del centro
de la tierra se puede tener acceso al conocimiento universal.
Un excelente estudio realizado por el doctor Daniel Jacob en
su libro, El Fuego del Kundalini, se refiere al báculo que uti-
lizaba el profeta hebreo Moisés y el poder sanador que tenía.
Este báculo tenía a su alrededor una serpiente que representa
la energía conectiva con la energía creadora.

El Renacimiento Mexicano es el despertar de la fuerza Kun-


dalini, es el resultado de la conexión del cuerpo bioquími-
co, mental, emocional y espiritual. Para recuperar el espíritu
se está activando esta fuerza gracias a las personas que se
han mencionado a lo largo de este ensayo, rectores de pen-
samiento “en una danza de energía que involucra tanto a las
fuerzas activas como a las pasivas. En el universo materia
(o físico), a medida que esas fuerzas se equilibran, nuestras
percepciones empiezan a ser más nítidas y nos conectamos
con las energías que nos rodean y con el universo espiritual.
Mediante prácticas adecuadas se logra manejar esta energía,
que asciende por una especie de conducto intangible llamado
shushuma, activando los chakras que están a su paso sucesi-
vamente, desde el chakra asiento del alma hasta la cúspide
también conocida como el chakra sahasrara o loto de los mil
pétalos. En esta conexión se logra un estado de conciencia
superior o una iluminación en donde se pueden conectar rea-
lidades trascendentales (más allá de la existencia de tres di-
mensiones)... El despertar de la kundalini puede ser peligrosa
para inexpertos y debe ser siempre dirigida por expertos, ya
que se empiezan a abrir capacidades de clarividencia y cla-
riaudiencia... Desde hace siglos en la tradición Zaratustra se
contempla el efecto de la luz, el fuego y los movimientos
rítmicos con los cuales se adquirirían niveles superiores de
175
consciencia. Al aplicar esto a la educación, sirve para fo-
mentar los procesos neuronales y sinapsis que facilitan el
aprendizaje de temas difícilles que actúan como un estimu-
lante mental de primer orden...Mikolai Kozyrev, uno de los
más importantes astrofísicos de la Unión Soviética, propuso
técnicas muy avanzadas: a 50 metros de profundidad (para
evitar interferencias) registró y midió ciertas propiedades
de la dimensión tiempo-velocidad, densidad y sentido tridi-
mensional con lo cual comprobó un flujo semimateria que de
acuerdo a la Dra. del Río; es luz, en cristales líquidos... Cuan-
do accedemos a la energía kundalini en realidad estamos in-
teractuando con líneas de tiempo que están empaquetadas.
Cada una es una onda de fase y la integración de ellas forma
nebulosas o clusters que pueden tener dos o más velocidades
diferentes, la velocidad de la onda fase normal y la velocidad
de todo el grupo. A partir de esto, el concepto actual de la
gravedad no se concibe como una onda de fuerza que sale
de ondas estelares, sino un conjunto de ondas fase que ab-
sorben y proyectan luz. El desplazamiento de las estructuras
del tiempo es logarítmica y súper simétrica pues proyecta si-
multáneamente imágenes diferentes para cada evento pasado
y presente”.

La cultura mexicana ha logrado eternizarse, al comprender el


ciclo de la vida desde la consciencia, trascendiendo el mero
proceso biológico de nacer, crecer, reproducirse y morir. El
Ser primero fue energía, después astro, hasta lograr la vida
humana en la Tierra. En sus seminarios, el biólogo Jorge Flo-
res lanza esta pregunta, turbando la consciencia de sus estu-
diantes:“¿Cuántos años tienes?, tienes más de 5 mil millones
de años evolucionando, y no eres más que una evolución de la
primer forma de vida hasta hoy”. Los mayas ubicaban al Ser
humano en el centro del macro cosmos y el micro cosmos; de
igual forma está en medio del bien y el mal, emergiendo del
núcleo del tiempo. La fuerza kundalini es conocida como la
fuerza creadora, pero conforme la persona la va despertando
crece su capacidad de utilizarla para la destrucción o para la
creación. Sin embargo, sólo se logra la conectividad con los
estados superiores al ser co-creadores, “cuando el hombre
adquiere la sabiduría de caminar por el mundo sin hacer daño
y tomando su papel de corresponsabilidad con las plantas y
animales, dando amor a todos como uno de los actos más re-
176
levantes de su vida, en ese instante con la comunión de Dios,
se unen el cristal líquido de 37 unidades en descenso, como
si fuese un espejo invertido que penetra en el cristal líquido
de nuestro cuerpo en asenso, formando el vehículo divino o
el Merkava”, afirma la Dra. Esther del Río.

Para despertar la kundalini mexicana, la quinta generación


se proyecta en visión a cien años, y ha de utilizarse el cono-
cimiento científico de la comprensión del tiempo en la eter-
nidad para la perpetuidad de la vida en la Tierra. Los mayas
vivían su presente con ciclos de 25,000 años; esto se refleja
en los vestigios monolíticos, que son símbolos que siguen
dotándolos de una vida que perdura en unidades de memo-
ria en el mexicano. El tiempo del mesías colectivo, es por
el despertar de la energía kundalini, la fuerza creadora del
centro magnético del centro de la Tierra mexicana hacia el
sol central del universo y de acuerdo a los mayas ese ciclo
corresponde al ahora.

7.2 Algunos casos de éxito.

La historia contemporánea ha demostrado que los


países dependen de su desarrollo científico y tecnológico.
Por ejemplo, la tensión durante la segunda guerra mundial y
la guerra fría se originaban en los descubrimientos científicos
de las grandes potencias en conflicto. Desde entonces, las
naciones al avanzar en la obtención de conocimientos, están
ligados a su fuerza comparativa y con otros países en el mun-
do.
México, comparado con los países de la OCDE (2009) tie-
ne el último lugar en cuanto a la inversión gubernamental
en este rubro, pues tan sólo invierte el 0.45% del PIB en el
desarrollo e investigación científica. Los países miembros a
este organismo que más invierten son: Suecia con el 3.8%
del PIB, Finlandia 3.5%, Japón 3.4% y Corea del Sur 3.1%.
Sin embargo, es constante el surgimiento de mexicanos que
obtienen alguna premiación en ferias o concursos en materia
científica y que también imparten conferencias alrededor del
mundo. Como lo evidencia, está el caso de “ConduMex”,
que ha contratado cerca de trescientos cincuenta especialis-
tas mexicanos para el desarrollo de software para automó-
viles adquirido por las principales marcas automovilísticas
177
como Audi y Mercedes Benz, gracias a la capacidad creativa
en el área de ciencia y tecnología para responder a las de-
mandas del mercado global. La investigación científica y el
desarrollo tecnológico es el vestigio del conocimiento de la
cultura en su camino evolutivo.
Un caso digno del Renacimiento Mexicano es el de Enrique
Lomlitz, que con el proyecto “islas urbanas”, instala tecno-
logías económicas para la captación de agua en zonas de po-
breza urbana que no están conectadas a la red potable. La
instalación de esta tecnología viene acompañada de todo un
trabajo de concientización sobre el cuidado y respeto al agua.
Su aportación para estas zonas ha contribuido significativa-
mente al ahorro econó- mico de las familias y los gobiernos
locales. La gente ya no tiene que comprar pipas de agua para
llenar sus cisternas, y se ha reducido el subsidio implemen-
tado por los gobiernos locales en este rubro. Enrique fue fi-
nalista del concurso promovido por una gran parte de medios
de comunicación mexicanos, titulado “Iniciativa México”.
El sueño de Enrique es llevar esta tecnología económica, a
millones de hogares, rompiendo con las barreras culturales,
que hoy son su principal impedimento, para la sustentabili-
dad, ahorro, aprovechamiento y conservación del agua.

Otro científico exitoso es Arturo Niño que tiene más de 21


años de experiencia en el área de Tecnologías de la Informa-
ción y forma parte de la Academia Mexicana de Informáti-
ca. También es miembro del Consejo Consultivo de la Aso-
ciación Mexicana de Terapias Energéticas, Vibracionales y
Complementarias y del Registro Nacional de Instituciones y
Empresas Científicas y Tecnológicas del CONACYT. Se ha
dedicado a la investigación en el campo del comportamiento
y la naturaleza humana y en técnicas de vibración e ingenie-
ría de sonido. Esto lo llevó a ser el inventor de la Tecnología
de Resonancia de Alta Vibración, de la cual, como él mismo
comenta: “fue diseñada para encauzar los pensamien- tos a
las finalidades que no se han podido alcanzar con la utiliza-
ción o el aprovechamiento de la fuerza de voluntad, facili-
tando su obtención, con aplicaciones en superación personal,
autoayuda y para empresas e instituciones”. La Tecnología
de Resonancia de Alta Vibración (2G) se define como “una
combinación de sonidos, información y música, confi- gura-
dos en bandas de diferentes frecuencias, cuya finalidad es en-
178
focar el cerebro y la mente (frecuencias cerebrales, gimnasia
cerebral y especialización de los hemisferios cerebrales) en
pensamientos positivos repetidos, creando con esto, nuevas
redes neuronales (aprendizaje de Hebb, Neuroplasticidad)
orientadas al cambio personal en un objetivo específico”.
Esta tecnología se ha aplicado en distintas escuelas, empresas
privadas, centros de rehabilitación a las adiciones, así como
también en espacios públicos logrando avances importantes
para reducir la violencia, el acoso escolar y abatir adicciones.

Los mexicanos del Renacimiento son la muestra del desarro-


llo científico y tecnológico de orden universal bajo criterios
de respeto a los derechos de la naturaleza, que favorece la
apertura de la conciencia colectiva para el buen uso de la
ciencia, para el mantenimiento de bienestar y la proyección
gradual hacia una cultura con destrezas y capacidades de in-
tegración a la colectividad universal. Es la aplicación de la
ciencia y tecnología para el beneficio de la Tierra y la huma-
nidad.

179
180
181
182
8. ARTE

“La función del arte en la sociedad es edificar,


reconstruirnos cuando estamos en peligro de derrumbe”
Sigmund Freud .

Lo que el alma hace por su cuerpo


es lo que el artista hace por su pueblo”
Gabriela Mistral.

8.1 El arte de lo trascendente ante el imperio de lo efíme-


ro

En 1990 Gilles Lipovetsky, publicó el libro “El im-


perio de lo efímero. La moda y su destino en las sociedades
modernas”, que significó un nuevo modelo de pensamien-
to en la era del “hiperconsumo”, como él la define, y es un
análisis de lo pasajero en el arte de las modas. “¿Dónde em-
pieza o dónde acaba la moda en la época de la explosión de
las necesidades y los medios, de la publicidad y el ocio de
masas, de las stars y las superventas? ¿Queda algo que, al
menos parcialmente, no sea regido por la moda cuando lo
efímero invade el universo de los objetos, de la cultura y del
pensamiento discursivo, y mientras el principio de la seduc-
ción reorganiza a fondo el entorno cotidiano, la información
y la escena política? La explosión de la moda: ya no tiene
epicentro... Todas las clases son arrastradas por la ebriedad
del cambio y las fiebres del momento; tanto la infraestructura
como la superestructura se han sometido, si bien en diverso
183
grado, al reino de la moda”. Las modas se marcan como pa-
trones de comportamiento en la sociedad, construyen ídolos
que a su vez se vuelven “íconos” que influyen en las vidas,
establecen preferencias; en el imperio de lo efímero se ha
olvidado lo trascendental de la expresión artística humana; el
espíritu. El “arte” de acuerdo a Hervert Read es “un modo de
expresión en todas sus actividades esenciales, el arte inten-
ta decirnos algo acerca del universo del hombre, del artista
mismo. El arte es una forma de conocimiento tan precioso
para el hombre como el mundo de la filosofía o de la cien-
cia. Desde luego, sólo cuando reconocemos claramente que
el arte es una forma de conocimiento paralela a otra, pero
distinta de ella, por medio de la cual el hombre llega a com-
prender su ambiente, sólo entonces podemos empezar a apre-
ciar su importancia en la historia de la humanidad”. El “arte”
es conocimiento en la expresión sensible acerca del mundo
consciente, subconsciente o imaginario, a través del cual se
manifiestan ideas, emociones, percepciones y sensaciones. A
lo largo de la historia ha sido la forma más sublime de la pro-
yección del Ser Cultural en el tiempo.
En el libro de Tlacaelel, el Maestro Antonio Velasco Piña,
narra cómo durante un largo periodo en la cultura mexica
los falsos artistas se dedicaban a replicar artesanía de sus
ancestros toltecas con el único objetivo de incrementar sus
ventas. Con gran visión, Tlacaélel, estratega del imperio az-
teca, impulsó toda una nueva escuela de arte liderada por
Tecpal quién esculpió en piedra el famoso “calendario azteca
o piedra del sol”. El monolito de 24,590 kilos, es la repre-
sentación del caminar cíclico del tiempo, el cual es contem-
plado y contabilizado por el rostro de la Tierra. Cada signo
es la emanación sutil tallada que percibió Tecpal desde la
inspiración esencial de toda una cosmovisión de una cultura.
La magna obra monolítica es maestra perpetua del saber y a
partir de ella se propagó un arte trascendental por encima de
las réplicas efímeras.

La moda del arte efímero, pasajera, ha despertado la fuer-


za creadora del mexicano liberando el espíritu colectivo.
En cada ciudad, pueblo, barrio, comunidad y colonia el arte
trascendental es la pervivencia de la trascendencia del alma:
en bellas y significativas pinturas en paredes y bardas de es-
cuelas, en callejones y bajo puentes. Se escuchan cantores,
184
como heraldos de la libertad, que honran lo que su ser no
permite silenciar. La infinitud que ofrece el arte trascendental
sublima al espectador llevándolo a ascender de la psique, a la
supraconciencia, en conexión con el mundo de la creación.
El arte es en sí la re - evolución del Renacimiento Mexicano.
“La seducción sólo realizará plenamente su obra democráti-
ca, armonizándose con otros parámetros, no asfixiando las
reglas soberanas de lo verdadero, de los hechos, de la argu-
mentación racional. Contrariamente a los estereotipos que se
le suponen, la era de la moda es lo que más ha contribuido a
arrancar a los hombres en su conjunto del oscurantismo y el
fanatismo, a construir un espacio público abierto, a modelar
una humanidad más legalista, más madura, más escéptica.
La moda plena vive de paradojas: su inconsciencia favore-
ce la conciencia, sus locuras el espíritu de tolerancia, su mi-
metismo el individualismo, su frivolidad el respeto por los
derechos del hombre.” describe la obra del “imperio de lo
efímero”.

8.2 Música: Lo que se canta se repite y lo que se repite se


aprende

En este ensayo se abordó la ruptura interior ocasio-


nada por la música de la subcultura del narco, pero en una
forma menos obvia al oído social, se da la penetración de
la moda en gran parte de la música comercial, con mensa-
jes perniciosos entonando los mismos clichés. El canto de
amor fallido, cosificar a la mujer, la falta de dinero como una
virtud para amar o como motivo de separación de la pareja.
Enrique Quezadas, en el libro “los sentimientos del corazón
de México”, lo describe diciendo: “Contrasta su discurso con
el que promueven los medios masivos de comunicación que
ofrecen un contenido monotemático; la pena de amor, que
se ha cantado siempre, pero que en el caso nuestro contie-
ne diversos mensajes tóxicos, consistentes en canciones de
ardido, las más de las veces denigrando a la mujer; algunas
otras de añoranza; o con o la visión de charro herido, cantada
por machos y machas en su posición de víctimas... Lo que
se canta se repite y lo que se repite se aprende”. Por ejemplo
las estrofas de tres canciones de tres artistas diferentes: “me
estoy muriendo cayendo en esta soledad” “¿De qué me sirve
la vida si no la vivo contigo?” “Me he quedado solo y así
185
no planeaba vivir”. La reiteración de posesión de la pareja
al atar la felicidad a la vida de otra persona, cuando en rea-
lidad la única relación de pareja que funciona es la de dos
individuos que deciden sumar su felicidad para ampliarla y
así compartir un amor sin ataduras, más nunca depender de
otra persona. El músico independiente, Fernando Delgadillo,
lo describe en su canción “Cartas a Francia” diciendo: “Hoy
necesito toda la noche para contar lo que he escrito acerca de
los que comercian con la música sencilla y reciclada y que
nunca dice nada, ¿será que no tienen nada que decir? Cómo
quisiera ver que el artista está buscando la manera de hablar
de todo lo que se ha vuelto importante y aún así nunca es
bastante, aún nos falta, y vaya si nos falta tanto a que cantar”.
Esto ocurre en prácticamente todo el oligopolio de la indus-
tria musical que ha sido poco audaz en difundir la música
trascendental con un mensaje de los valores universales, aun-
que existen artistas con alta rentabilidad como Luis Eduardo
Aute, Silvio Rodríguez, Ismael Serrano, Café Tacuba, Fito
Paez, Joan Manuel Serrat, Coldplay, Carlos Santana, Calle
13, Lila Downs, Xavier Naido, El Gran Silencio, Doctror
Krapula, Celso Piña, Diego Torres, Paloma del Cerro, Ater-
ciopelados, entre otros. A su vez, de forma independiente lo
hacen en cafés, peñas, bares, manifestaciones, centros de es-
tudio, festivales culturales. A lo largo de todo México hay
toda una rica variedad de propuestas musicales trascenden-
tes, como Enrique Quezadas, Edgar Oceransky, Rap de Luz,
Mare, Viento Wirikuta, Fernando Delgadillo, Leticia Servín,
Sebastian Luna, Tlazohltiani, Venado Azul, Tribu, Xicome,
Quirio, Monocordio y muchos más.

La música es una de las artes que más trasciende en los senti-


dos del ser humano. Desde la más tierna infancia se mantiene
contacto con la música, con ella se crece y se fincan profun-
dos sentimientos, pensamientos que se llevan a la conducta.
El músico debe mantener la consciencia de que su creación
moldea la mentes y el corazón del ser humano; “Yo canto
porque se escucha”, dice Calle Trece. “Quien, sino los ar-
tistas independientes para denunciar la dolorosa desigualdad
que vive nuestro país; quién sino ellos para hablar de la im-
punidad, de la corrupción, de gobernantes que ignoran las
necesidades de su pueblo, de lo alejados que estamos de la
madre Tierra y por lo tanto de nuestra propia naturaleza. Y
186
no por ello es un canto negativo, es sólo esta irrenunciable
necesidad humana de llamar a las cosas por su nombre”, sos-
tiene Quezadas.
Existen comunidades indígenas a lo largo del mundo que
a través del canto rezan para llevar a cabo sus ceremonias,
han preservado el saber ancestral a través de canciones. Los
queros, los lakotas, los wirarika o los mazatecos creen en
el poder curativo de las canciones y a través de ellas sanan
las relaciones entre los integrantes de su comunidad; alivian
traumas del pasado o la distimia, y la música es la primera
instancia a la cual recurrir cuando alguien resulta enfermo, la
llaman música medicina. En el oriente, los Krishna o los Si-
ghs entonan canciones con mantras sagrados con propósitos
de trascendencia como la sanación, el despertar de la Kunda-
lini, meditar o activar la conciencia crítica dorada.

Con la irrevocable convicción de aceptar su misión trascen-


dental al invocar el conocimiento innato de México, el amor,
el respeto y la sabiduría, Enrique Quezadas, escritor, conta-
dor, psicoterapeuta, compositor y maestro de orquesta, can-
tautor ganador de dos Arieles y un Coral en Cuba, se coloca
como un genio del renacimiento mexicano. Ir a uno de sus
conciertos es como acudir a escuchar cómo se derrumban los
muros, un canto más allá del sol, es descubrir el gran misterio
de la sabiduría interior. Su música provoca una transforma-
ción inevitable, se dejan viejas pieles; “no mires hacia otra
parte, que está bien que uno trate, cual árbol frente al río, el
difícil arte de transformarse a sí mismo”, canta Quezadas.
Se encuentra también Rubén Albarrán, vocalista de Café Ta-
cuba, quien con su banda, logró presentarse en los más gran-
des escenarios, posicionado en la radio los “hits” del mo-
mento. Siempre se presentó con un nombre distinto para no
interponer su Ser con el personaje, y hoy, siguiendo a su co-
razón, como un renacentista, se deshizo de los personajes, de
las máscaras, para resonar con su Ser. Ahora se presenta con
su mensaje y propuesta musical como solista o con su nueva
banda Hoppo, para apoyar causas sociales en las que cree.
Reza, canta, baila y se entrega en el escenario. Una de sus
letras dice así: “Era un gran tiempo de híbridos, de salvajes
y científicos, panzones que estaban tísicos, en la campechana
mental, en la vil penetración cultural, en el agandalle tras-
nacional, en lo oportuno norteño imperial, en la desfachatez
187
empresarial, en el despiporre intelectual, en la vulgar falta de
identidad”, haciendo una descripción de nuestros tiempos en
México, narrada desde el futuro.

Trascendiendo toda frontera humana con el lenguaje univer-


sal de la música, Carlos Santana trastoca los sentidos con la
perfecta armonía creada por el abrazo entre manos y guitarra.
Es un mexicano que como buen faro de luz preserva los valo-
res universales de México y firmemente declara que “la po-
sesión más valiosa que puedas tener es un corazón abierto. El
alma más poderosa que puede ser es un instrumento de paz”.

Cantarle al amor como la máxima expansión del ser, siendo


un canal de su inmensa manifestación, que no lo contiene,
sólo fluye, se puede escuchar en las letras de Edgar Ocerans-
ky: “Últimamente no sé exactamente por qué pienso en tu
llegada todo el día y comienza a imaginar que entre mis bra-
zos estás y exactamente como serías”, canta Edgar ante la
alegría del nacimiento de su hija. En México el canto tras-
cendental guía, orienta, forma y educa en sus tonos al espíritu
que busca renacer.

8.3 Pintura y escultura.

En el 2007 se desató un escándalo en el mundo del


arte, provocado por el británico Damien Hirst, el artista más
rico del mundo, en la casa de subastas “Sotheby”. Era la pri-
mera vez que esta casa, con 264 años de existencia, ofertaba
obras de artistas aún con vida. La subasta coincidió con la
debacle del mercado financiero, lo que dio la impresión de
que el arte era un valor seguro en el cual se podían refugiar
grandes fortunas. “Si la subasta llega a recaudar suficiente
dinero mientras la economía mundial se hunde, lograremos
atraer a más gente hacia el mundo del arte... lo bueno del
dinero es que si se logra reunir una gran cantidad, llamará la
atención de mucha gente a la que no le interesa el arte”, ade-
lantó Hirst en ese momento. Su obra fue vendida en 140 mi-
llones de euros y se surgieron sospechas en el mundo del arte
pues fue comprada por un consocio de inversionistas del cual
formaban parte el propio Hirst, su manager, Frank Dunphy
y su galerista, Jay Joplein. Lo anterior se llevó a cabo para
manipular el mercado y llevar su arte a un determinado valor
188
económico. Este caso ilustra el comportamiento en el mun-
do del arte, se inflan las obras de artistas, al igual que en el
medievo cuando las obras religiosas o políticas se hacían por
encargo. La manipulación de hacer creer que el valor eco-
nómico presente de las obras de un artista corresponde a su
calidad es una simple ilusión.

En el mundo del arte es común que los “críticos” trabajen a


sueldo para publicar opiniones a favor de determinado ar-
tista, quien generalmente desembolsa con el objetivo de au-
mentar el valor comercial de sus obras, hasta llegar a casos
extremos como el de Hirst. Sin embargo, existe un juicio al
que ninguno se escapa y es el del tiempo. La historia del arte
ha demostrado que con el tiempo se devalúan las obras de los
artistas, cuando en su época lograron ser una gran sensación.
También por otra parte se han llegado a revaluar a artistas
que en su época no fueron conocidos; el arte trascendente,
que trascendió la moda de los tiempos, sobrevive la idea ori-
ginal puesta en concreto.

Es común escuchar a artistas mexicanos decir: “Hay arte


para el gasto y arte para el gusto”; para el gasto es lo que se
vende, es el arte efímero con la que el artista se monta en la
ola de la moda más no tiene con él una conexión verdadera.
”El arte para el gusto” es el que transmite el don que el artista
lleva dentro y al plasmarlo logra izar en la Psique del quien
contempla. También en las galerías dejaron de comprar todo
aquello que contuviera demanda social, haciendo creer a los
artistas que la demanda decorativa del arte era la única soli-
citada. Esto ha probado ser falso; hoy hay muchos ejemplos
de un público que está en contacto constante con el arte como
una construcción del Ser paralelamente a la filosofía estética.
El arte mexicano trascendental puede tener la capacidad de
sensibilizar a todo el mundo, gracias al sincretismo de todas
las culturas asentadas en una. El artista en sí es la obra com-
pleta en todos los aspectos de su vida; en su compromiso con
la sociedad, expresando valores intrínsecamente en su obra,
haciendo en cada acto, palabra y sentimiento una obra de
arte. México ha dado un gran legado de innumerables obras
al mundo del arte trascendente, desde las obras maestras mi-
tológicas y cosmogónicas de barro, jade y piedra de las anti-
guas civilizaciones, como lo es la escultura de la “Cuatlicue”,
189
que se encuentra en el Museo de Antropología, hasta varias
obras pictográficas que aún resguarda Teotihuacán en el tem-
plo de las mariposas. Posteriormente surgió un gran oleaje de
increíbles artistas como lo fueron Diego Rivera, Frida Kahlo,
José María Velasco, David Alfaro Siqueiros, José Clemente
Orozco, Rufino Tamayo, etc., y recientemente el caminar de
Ariosto Otero, Gaby Sodi, Francisco Toledo, William Vive,
Elizabeth Himes Sicilia, entre otros.

No todo el arte efímero es intrascendente; por ejemplo, los


mandalas de arena realizados por monjes budistas durante
largos períodos y definidos por ellos como arte sagrado, pues
son en esencia la expresión más sublime y profunda del Ser.
Estos mandalas, hechos con infinitos y delicados detalles,
son hermosas obras de arte y una vez terminada su creación,
se “destruyen”, ya sea pisándolos o revolviendo toda la arena
para después ser devuelta al mar, con la finalidad de concen-
trarse en el desapego a lo material al reincorporar sus ele-
mentos a la naturaleza. Este tipo de arte es efímero porque
es temporal, pero oscila en lo trascendente porque expresa lo
más sublime del ser.

El arte trascendental evoca una experiencia como el pasmo


o asombro de la estética que impacta en la psique, como una
visón, un sentimiento, un sueño, que así como llega se va,
pero la expresión del alma deja en el artista una mejor com-
prensión de sí mismo y del universo, dotándolo de mayores
facultades para lidiar con cada circunstancia y una vez pro-
cesado, compartir su ser con los demás.
El artista se hace en el caminar y no en la moda efímera,
como el arte del el Maestro Ariosto Otero que ha logrado
preservar el muralismo en México y además lo ha puesto al
alcance de todos, creando sus obras en espacios públicos,
como lo es el metro, plazas, parques, y edificios públicos. Él
en si es una obra comprometida a generar trabajo en comuni-
dades, apoyando el desarrollo de los dones artísticos de niños
y jóvenes. Es un activista en la defensa del agua, promotor de
valores culturales, se presenta acompañando causas sociales
como la de los campesinos, ambientalistas o congresos cien-
tíficos. Es un artista que no centra su valor en el costo de sus
obras, sino en su aportación valiosa a la gente, lo que lo ha
colocado como uno de los artistas predilectos en el gusto de
190
la sociedad.
También podemos apreciar el renacer de una obra universal
como la de Gabriela Sodi, una de las pintoras más versátiles
de México, que ha traspasado barreras. Sus obras son dis-
putadas por las principales galerías del mundo, las expone
públicamente para inspirar al Mundo desde México, como lo
fue la colección de esculturas de Pakal (gobernante más des-
tacado de los mayas) en el aeropuerto de la Ciudad de Méxi-
co. Para Gaby todo artista serio debe abrevarse en la filosofía
y en la ciencia. Hoy prepara con principios de universalidad
a mujeres, hombres, niños y jóvenes comprometidos con el
arte trascendental.

Se encuentra también el ejemplo de la pintora Elizabeth Hi-


mes Sicilia con 23 años de carrera artística que expone su
obra ante el público, lo mismo en bibliotecas que en centros
culturales o museos. Elizabeth transmite desde su corazón el
significado de cada paso en su andar y su obra está pensada
en el sentir de México.

Cabe resaltar también el caso de Alfonso Miranda, direc-


tor del museo Soumaya, de la fundación Carlos Slim, como
ejemplo de modernidad abrazando las raíces mexicanas.
Logra presentar al público de forma gratuita una colección
con las más exquisitas obras de todo el mundo. Uno puede
encontrar al pensador de Rodín y al siguiente paso un mosai-
co de Diego Rivera. Para Alfonso, lo más importante radica
en el Ser Verdadero, el artista verdadero, el que asume su
verdad, corriendo el riego de plasmarla y lograr renacer en
vida. Una visita al museo puede aportar gran conocimiento
al visitante y ello puede significar una mayor apreciación del
arte trascendental.

8.4 El peso de la palabra escrita.

La trascendencia es un paso previo a la inmortalidad,


se asemeja al infinito y motiva el despertar de la fuerza kun-
dalini. Graba en la memoria del pasado las magnas creacio-
nes del espíritu para ser recordadas y rememoradas por la
mente colectiva de la humanidad. Así la escritura es piedra
angular en la evolución de las culturas madres para que sabe-
res, conocimientos, experiencias, pensamientos, sensaciones
191
y sentimientos acompañen los ciclos de la historia a través de
la escritura.
Para la cábala, la palabra escrita son códigos que comandan
fuerzas, abren puertas, dirigen las intenciones y pensamien-
tos. Incluso existen escuelas cabalísticas que afirman que con
sólo escanear visualmente libros como el Zohar, las letras
tendrán el efecto de transmitir conocimiento y sabiduría al
lector, acción que sería imposible de forma hablada. Cada le-
tra del alfabeto hebreo tiene un valor numérico determinado.
De acuerdo con el Rabino Itzjak Ginsburgh Shlita, “las letras
construyen y dan vida a la realidad tal como las “letras” co-
dificadas en el ADN construyen y definen las características
del cuerpo vivo. En particular, las veintidós letras del alfabe-
to hebreo se reflejan en el número de cromosomas de la célu-
la humana. Los veintidós cromosomas masculinos junto con
los veintidós femeninos definen los cuarenta y cuatro grupos
de genes de la descendencia, el secreto de las letras ‫( ד מ‬dalet
mem = 44, que significa “sangre”) del nombre Adam, (‫אדם‬
) `hombre ́”. En esta afirmación podemos constatar el len-
guaje interpretativo numérico que corresponde a cada letra,
y cada conjunto de números tiene a su vez interpretaciones
que definen el fondo del conjunto de letras plasmadas. Ese
valor es el que conecta con la gran subconsciencia universal,
al igual que la combinación de números telefónicos lo hacen
entre los seres humanos a través de determinado dispositivo.

Uno de los grandes aportes que México ha generado para la


humanidad es la “cruz mágica” dada a conocer por el Doc-
tor Jorge López Escutia, médico con grado de doctorado en
psiquiatría y filosofía y el Profesor José Luis Legaspi Balde-
ras, quienes retomaron las enseñanzas de Platón y Aristóte-
les, conjuntando el saber de la cábala con el calendario solar
azteca, lo que tuvo como resultado un método para pesar y
medir verbos y palabras, en español, como lo hace el cábala
con su alfabeto. La finalidad es saber qué energías comanda
cada palabra de acuerdo a la numerología arrojada por este
sistema.

192
193
Esta oración cuenta con 20 letras, 7 de Fuego, 2 de Aire, 6
de agua, 5 de tierra y 0 de quinto elemento. Al obtener un
porcentaje, obtendríamos el resultado de 35% Fuego, 10%
Aire, 30% Agua, 25% Tierra y 0% Ether. Posteriormente se
simplifican sumando los núme- ros del porcentaje hasta lle-
gar a una sola cifra arrojando el siguiente resultado 8 (3 + 5)
Fuego, 1 (1+0) Aire, 3 (3+0) Agua, 7(2+5) Tierra y 0 Ether.
Estos elementos se colocan en la estrella del peso atómico de
la siguiente forma:

194
195
El peso completo se obtiene al sumar las esquinas que armo-
nizan los números de los elementos, el número en fuego; 8,
se suma al número en Aire; 1, obteniendo el 9, así de hace
Aire con Tierra 1 + 7 = 8, de Tierra con Agua 7+3=10/ 1+0=1
y de Agua con Fuego 3 +8=11 /1+1=2. Finalmente se suman
todos los elementos para obtener la visión de la ora- ción y
todas las armonizaciones para obtener la Misión. Visión se-
ría la suma de 8+1+7+3 = 19 = 1+9 =10=1+0= 1 y la misión
9+8+1+2=20 = 2+0 = 2
Para lograr el “Renacimiento Mexicano”, de acuerdo a la
interpretación brindada por el peso, se requeriría escribir
una oración concordante, por ejemplo: En el Renacimiento
Mexicano la fuerza (8) de voluntad (Fuego) es la sabiduría
(9/armonización de fuego con aire) de la conciencia (1) de un
pensamiento (aire) que inspire a que el espíritu dome a la ma-
teria (8) para ser conductor (7) de las acciones (Tierra) que
posibiliten la evolución humana (10=1+0=1/armonización
de tierra y agua) en concordancia con los sentimientos (agua)
co-creadores (3) dispuestos en la memoria (2/ armonización
de agua con fuego) del universo. La visión del renacimiento
mexicano es la evolución al integrar el todo en el uno y el
uno en el todo (10 =1) y la misión es la de comprender los
juicios (20=2) perfec- tos para equilibrar las dualidades de
todo cuanto fue y será en el aquí y el ahora.

Esta oración es la construcción de una interpretación que


contiene todos los elementos del peso atómico de las pala-
bras que comandan la idea central, en este caso el Renaci-
miento Mexicano. Si bien puede tener otras interpretaciones
o presentar diversas construcciones en la sintaxis, el “Rena-
cimiento Mexicano” seguiría preservando los elementos nu-
méricos del peso atómico.

Este método se puede encontrar detallado y explicado en el


libro “El primer llamado” del maestro Escutia, así como en
la guía del II Encuentro de Sabiduría Universal. Gracias a
estas enseñanzas se pueden encontrar escritos que mueven
profundamente la consciencia de la humanidad.

Por ejemplo, las ideas manifiestas, los saberes adquiridos,


cuando son pesados con los métodos en diferentes lenguas,
196
como la endolingüística, el método de la cruz mágica o el
peso cabalístico, alcanzan a convertirse en el principal ins-
trumento de movimientos sociales y de transformaciones
constantes. A su vez son el vestigio de las civilizaciones,
muestra de ello se puede encontrar en los escritos de Martín
Lutero en la época de la santa inquisición, quien aportó las
ideas para fundar la iglesia protestante. En su época repre-
sentaron la persecución a todos simpatizantes de sus escritos.
La inquisición ordenaba quemar todas las copias existentes
de ellos, pero lograron pervivir y hoy son los principios que
rigen a todos los protestantes, uno de los grupos cristianos
con el mayor número de adeptos en el mundo. Se encuen-
tra también el caso de Karl Marx que hace postulados sobre
todo un sistema de gobierno, “el comunismo”. Marx murió
sin ver realizado ninguno de sus planteamientos y fue hasta
años más tarde que en otro país alguien retomó sus libros y se
convirtieron en la doctrina que motivara la revolución rusa.
Vladimir Lenin le dio vida a sus escritos y fueron la doctrina
de los primeros gobiernos comunistas, y así, el arte de escri-
bir puede determinar el curso de la historia.
El saber qué es lo que mueve cada palabra logró a través de
autores como Miguel de Cervantes y Saavedra la aceptación
de una nueva lengua como el español, gracias a su magna
obra “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”. Asi-
mismo, visitar un país puede aportar distintas experiencias
dependiendo del pensamiento de los autores que se lean. Por
ejemplo, visitar Rusia puede ser una experiencia totalmente
diferente si se es lector de Tolstoi o si se es lector de Dos-
toyevski, inclusive podrá estar parado en las mismas calles
de Moscú comprendiendo la proyección cultural desde dos
ángulos diferentes para entender la historia y la cultura rusa.
Tampoco es lo mismo estar parado el Taltelolco en la ciudad
de México como lector de Velasco Piña o como lector de
Elena Poniatowska. Son dos interpretaciones diferentes, el
primero evoca la resurrección, la redención, el despertar, y
la segunda evoca la eterna resistencia y la herida que aún no
cicatriza.

Ante la necesidad de incentivar la lectura, con el apoyo de


escritores renacentistas, casas editoriales y jóvenes universi-
tarios, se emprendió del 2013 al 2015 un proyecto llamado
“BiblioBici”, que consistía en montar un librero en una bici-
197
cleta para recorrer varias calles en las colonias de la ciudad
de México, se prestaban libros o se realizaban trueques. Los
jóvenes y escritores organizaron periódicamente círculos de
lectura en parques y plazas públicas. Las reflexiones de los
vecinos inspiraron risas, llantos y alegrías por igual. La gen-
te al tener la provocadora invitación para leer, se acercaba
gustosa y dispuesta a participar, muchos leyeron un libro por
primera vez. En la colonia Cañitas, después de un circulo de
lectura, jóvenes artistas pintaron una barda con la frase en
grande “el peor enemigo de un mal gobierno, es un pueblo
culto” y “el mejor aliado de un buen gobierno, es un pueblo
culto”.
Ahora la propuesta es realizar este proyecto de forma amplia
y permanente, inclusive dirigir los círculos de lectura con
obras referentes a los nombres de las calles de las ciudades.
Por ejemplo, en calles de nombre “José Vasconcelos” se or-
ganizarían círculos para leer “La Raza Cósmica; en la calle
Octavio Paz podría leerse colectivamente “El laberinto de la
soledad”. En las calles de Antonio Caso, Amado Nervo, o en
calles que llevan el nombre de escritores del mundo como
Kant, Tolstoi, Descartes, Homero, etc., podrían organizarse
círculos para leer sus obras. En esa forma, el nombre de la
calle da significado a la identidad del autor y a sus ideas, en
beneficio de quienes habitan en esa calle, colonia o vecindad
que lleva el nombre de algún escritor que trascendió en el
tiempo.
El impulso que podrá generar un pueblo culto que motive
el arribo de un buen gobierno ya está siendo proyectado por
varios expositores de la escritura, tal es el caso del escritor
Antonio Velasco Piña, quien ha forjado una nueva visión
para comprender la historia. Junto a él, el lector puede hacer
viajes al pasado, sus libros son la mejor nave del tiempo,
para convivir con personajes como Tlacaélel al recordar el
esplendor del imperio Mexica. También ha abierto un por-
tal en el tiempo, con el libro “La Guerra Sagrada de la In-
dependencia”, para caminar a lado de Hidalgo, Morelos y
Catalina González, y conocer las verdaderas aspiraciones
del movimiento independentista. O revivir junto a los Niños
Héroes las virtudes fundamentales del verdadero mexicano.
Asimismo, el libro de “Regina”, ha sido traducido ya en va-
rios idiomas, despertando el interés por conocer a México en
su esencia, y además ha trastocado otras fronteras de acción,
198
generando en todo el país un movimiento de mujeres que
se sienten responsables del despertar de la consciencia. Los
escritos del Maestro Velasco Piña son asombrosos, pero lo
es aún más su personalidad siempre sencilla y humilde, dis-
puesto a siempre compartir con amor la sabiduría.

Otra gran escritora es también Laura Esquivel, quien ha


puesto en alto a México con su libro “Como agua para cho-
colate”, antes de esta deliciosa novela, la comida típica de
nuestro país no era un ícono gourmet en restaurantes de lujo.
Después del insólito escrito de Laura, que además fue lleva-
do a la pantalla grande del cine internacional, resultó ser un
excelente motivo para que abrieran restaurantes mexicanos
de gran prestigio que hicieran gala y orgullo de la comida
tradicional. El trabajo literario de Laura Esquivel es un exce-
lente ejemplo de que las ideas plasmadas en los libros pueden
generar transformaciones sociales y culturales. Muchos han
sido los escritos de Laura que estimulan la imaginación, los
sentidos y el alma: como lo son “Malinche”, “El libro de las
emociones”, “Escri- biendo una nueva historia”, entre otros.
La pluma de autores mexicanos como María Eugenia Bear
Sanz en sus libros “Murmullos de Jade”, “Déjame acariciar
tu rostro” o los poemas de Jenny Ace, la saga de secretos de-
velados profesionalmente por Leopoldo Mendivil López, los
escritos de Carlos Monsivais, Jorge Volpi, Francisco Martín
Moreno, Ángeles Mastreta, Miguel León Portilla entre otros.
Ellos como grandes lumbreras son un estigma renacentista
pues conocen el peso de la palabra escrita.

8.5 La danza: movimientos que conectan con el Universo

El movimiento del alma de México expresa su plura-


lidad y se viste rítmicamente con múltiples formas de danzas
y bailes desde ancestrales, tradicionales, folklóricos, con-
temporáneos, hasta bailes modernos, ballet, flamenco, tan-
go, experimental, salsa, entre otros. Todas estas formas de
expresión corpórea se enseñan en academias, instituciones y
universidades. En las escuelas públicas se ha sembrado con
gran interés la enseñanza de bailes folklóricos y danzas tradi-
cionales. En centros de plazas públicas, parques o en salones
de sindicatos se abren espacios para que los adultos mayores
participen en bailes de salón como lo es el danzón, la salsa o
199
el merengue.
La danza y el baile no sólo permiten expresarse a través del
cuerpo, sino expresar también la esencia del ser humano la
cual se expande en cada movimiento, creando un espacio
simbólico de sentimientos y conceptos; arropando el esce-
nario majestuosamente con la verdad interior que resguarda
cada ser que busca estar en comunión con otras esencias. Se
requiere de paz interior para escucharse a sí mismo y enlazar
la música con el alma de la danza para crear un momento
bello el cual se diluirá con el transcurrir de los minutos; sin
embargo, también se impregna en la memoria al develar la
verdad.

El pervivir de las danzas ancestrales de México ha cultivado


al Renacimiento mexicano; estas danzas tienen como carac-
terística el establecimiento de la conexión entre el ser huma-
no, la naturaleza y los cuerpos celestes. Esos instantes de co-
nexión se viven ceremonialmente por el reconocimiento de
las fuerzas estelares y terrestres que permiten a la vida proli-
ferar de esta manera. El cuerpo del danzante es el templo en
donde convergen las energías sagradas con las terrestres. El
escenario es decorado por los elementales de la naturaleza y
cada movimiento se convierte en ofrenda. El danzante cere-
monial marca cada movimiento para agradecer, a través de su
espíritu, la vida que le ha sido conferida. No busca aplausos
ni reconocimientos humanos, lo único que pretende es co-
municarse con las esencias sublimes que rigen los ciclos de
la existencia. Los valores universales son cultivados en los
movimientos y pasos dados por los danzantes.

A través de las danzas ancestrales, México se mantiene en


comunicación con los movimientos celestes del universo,
por ello son danzas trascendentales y pro-activas. Un ejem-
plo monumental reconocido por la UNESCO es la “danza
de los voladores de Papantla”, la cual desde 2009 fue decla-
rada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Gracias
al esfuerzo de Salomón Bazbaz y un equipo multidisciplina-
rio del Centro de Artes Indígena de Papantla, se logró este
prestigiado y trascendental nombramiento. En la página de
la UNESCO se menciona que: “La ceremonia ritual de los
voladores es una danza asociada a la fertilidad que ejecutan
diversos grupos étnicos de México y Centroamérica, en par-
200
ti- cular los totonacos del Estado de Veracruz, situado al este
de México. Su objeto es expresar el respeto profesado hacia
la naturaleza y el universo espiritual, así como la armonía
con ambos. En el transcurso de la ceremonia, cuatro jóve-
nes trepan por un mástil de 18 a 40 metros de alto fabricado
con el tronco de un árbol recién cortado en el bosque tras
haber implorado el perdón del dios de la montaña. Sentado
en la plataforma que remata el mástil, un quinto hombre, el
caporal, toca con una flauta y un tambor melodías en honor
del sol, así como de los cuatro vientos y puntos cardinales.
Después de este acto de invocación, los danzantes se lanzan
al vacío desde la plataforma a la que están atados por largas
cuerdas, giran imitando el vuelo de los pájaros mientras la
cuerda se desenrolla, y van descendiendo paulatinamente
hasta el suelo. Cada variante de la danza ritual de los volado-
res representa un medio de hacer revivir el mito del universo,
de modo que esta ceremonia expresa la visión del mundo y
los valores de la comunidad, propicia la comunicación con
los dioses e impetra la prosperidad. Para los ejecutantes de
esta danza y to- das las personas que comulgan con la espiri-
tualidad del rito en calidad de espectadores, la ceremonia de
los voladores constituye un motivo para enorgullecerse de su
patrimonio y de su identidad culturales, al mismo tiempo que
suscita un sentimiento de respeto por ambos”. La danza de
los voladores renueva el siglo cósmico y a través del árbol se
conec- tan el inframundo, la Tierra y el cielo.

Desde hace 1600 años, esta tradición se ha transmitido de


generación a generación, y el Centro de Artes Indígenas de
Papantla refuerza la pervivencia de la danza ceremonial, en-
seña este legado ancestral a niños y jóvenes, logrando con su
vuelo renacer los ciclos del Universo.

Otra muestra monumental de esta labor son los “círculos de


danza de la tradición azteca- mexica-chichimeca-olmeca”
que surgen cada vez más en las grandes urbes. Sus ejecutores
consideran que la danza es un “rezo en movimiento”, donde
se ofrenda la destreza, habilidad, cansancio y sudor a la Ma-
dre Tierra y a sus elementos. En muchos estados del país se
están abriendo cada vez más círculos de esta naturaleza, por
ejemplo en Puebla, Querétaro, Veracruz, Estado de México,
Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, etc. Cientos de per-
201
sonas, desde niños, jóvenes y adultos, se siguen sumando a
estos círculos, buscando reencontrarse con sus raíces y con
su propia esencia. Ejemplo de ello es el Círculo de Danza
del Kalpulli Kalmekayotl, encabezado por Ozelotl Galindo,
quien es el temaxtiani, o maestro, que convoca y enseña to-
dos los martes y jueves en el parque público que se encuentra
fuera de la estación del metro Villa de Cortés de la Ciudad de
México. En Coatzacoalcos, Veracruz, el Maestro Akamapi-
chtli Pelayo, está haciendo florecer desde hace 4 años un cír-
culo de danza. En la explanada fuera de la estación del metro
velódromo, el círculo de danza del Kalpulli Toyankuik To-
nal, encabezado por la Abuela Tonalmitl, danza desde hace
más de 20 años, compartiendo las enseñanzas profundas de
la lengua nahuatl.

Este espíritu, preservado en los códigos culturales y tallado


en la genética mexicana de la danza, conecta con el universo
y trasciende fronteras en el gusto del mundo, como es el caso
de Elisa Carrillo, originaria de Texcoco, Estado de México,
que es “prima ballerina” del Staatsballet Berlín, en Alema-
nia. Ella es la primera bailarina mexicana que alcanza este
nivel en Europa. En 2011 fue ascendida a prima ballerina,
logrando lo que ninguna mexicana había logrado. Elisa Ca-
rrillo creó la fundación que lleva su nombre y que sirve para
apoyar el talento de niños y jóvenes mexicanos.

202
203
204
9. COMUNICACIÓN

La sociedad no sólo existe por la comunicación


sino que existe en ella.
De esta manera la comunicación es dialéctica
y reconstruye la experiencia.
John Dewey.

Cuando hablas;
procura que tus palabras sean mejores que el silencio.
Proverbio indio.

9.1 La sociedad de la comunicación

Las investigaciones de la Doctora Esther del Rio han


demostrado que las enfermedades no necesariamente se ge-
neran por una malformación celular, sino en la red ferrosa
férrica que es el espacio íntercelular por el cual se comunica
una célula con otra. Códigos informativos dañinos alteran a
la célula y si se restablece la comunicación correcta entre
ellas se pueden regenerar y sanar. Asimismo el ser humano,
como una célula, usa como medio la comunicación impac-
tando en otros y a través de la comunicación ínter-humana
los códigos interactúan en beneficio o detrimento de la co-
munidad que acceda a esas unidades de memoria. En el caso
de las células, Del Río recomienda transmitirles mensajes de
amor y la claridad del mensaje en la red ferrosa férrica pue-
de mejorarse a través de la ingesta de (H2O)37, agua cristal
líquido. De igual forma, el ser humano ha mejorado la red
205
de intercomunicación con la tecnología. Los códigos en los
mensajes de comunicación están haciendo posible el acceso
a una infinitud de conocimientos prominentes, pero también
la dualidad proporcional del saber se ha destapado con aires
de ignorancia, destrucción, odio, mentira, carencia, vicio e
involución. Sin embargo, individuos que saben cómo codifi-
car la red de intercomunicación humana de forma ventajosa,
como Goebels, el director de comunicación de Hitler. Goe-
bels afirmaba que “una mentira debe decirse mil veces para
que se convierta en verdad”. Estos individuos convencieron
a la población alemana para cometer grandes atrocidades en
el siglo XX. El pensamiento de Goebels se ha actualizado y
profesionalizado siendo dominante en las estrategias de co-
municación alrededor del mundo, basta con asistir a un esta-
dio de futbol americano en Estados Unidos para ser testigos
de la exacerbada demostración del ejército norteamericano.
En las pausas de cada cuarto del juego, se presentan cam-
pañas intensivas para alistarse “in the army”. Si hay algún
conflicto bélico, los noticieros más que en informar dirigen
toda la atención a justificar los motivos de la decisión del go-
bierno para participar en estos conflictos. Lo mismo sucede
en Rusia, pues pueden dedicar días enteros en los programas
de varios medios de comunicación para alardear por el nu-
meroso y potente arsenal, pre- parando así a la mente de la
sociedad rusa para una guerra en cualquier momento. O el
caso de Corea del Norte que tras las pruebas militares con
la explosión de las bombas nucleares en el mar, la sociedad
experimenta un orgullo nacional, como si se les hubiese pro-
gramado para el combate. En todos estos casos se implantan
códigos de oscuridad de ciertos intereses políticos y econó-
micos contagiando así a las células humanas.

La actividad de los medios de comunicación en México es


uno de los casos más estudiados por sociólogos y politólogos
de todo el mundo. El análisis de un dimorfismo con aspectos
por un lado de alta vulnerabilidad para el ejercicio del perio-
dismo y por el otro una poderosa fuerza económica, social,
política, de las principales casas informativas. Lo primero se
demuestra en que el país es el más peligroso para el ejercicio
de la prensa según el reporte de la Organización Francesa
Reporteros sin Fronteras. “México es el país más mortífero
para los periodistas en todo el continente americano: 81 pe-
206
riodistas fueron asesinados entre enero del 2000 y septiem-
bre del 2014”, detalla la ONG. Existen múltiples testimonios
de periodistas que han afirmado sentirse más atemorizados
por amenazas de los gobiernos locales que del propio crimen
organizado, como fue el caso del foto periodista Rubén Es-
pinosa, que días antes de su muerte había señalado amena-
zas por parte del gobierno estatal de Veracruz, o el caso del
ex-gobernador de Puebla, Mario Marín, quien quedó eviden-
ciado por unas llamadas telefónicas donde se muestra cómo
orquestó el encarcelamiento de la periodista Lydia Cacho,
después de haber desenmascarado en su libro “Los demonios
del Edén”, a toda una red de pederastas, ante los ojos de la
opinión pública. En contraste, la injerencia para influir en
la toma de decisiones de la vida pública por las principales
cadenas informativas ha conquistado la agenda nacional, al
respecto señala Denise Dresser: “Frente a una clase política
cada vez más adicta a la popularidad, hay medios cada vez
más dispuestos a venderla. Frente a un poder mediático co-
hesionado, hay poderes políticos fragmentados... y adictos.
Día tras día, decisión tras decisión, los políticos de México,
prefieren salir en la pantalla antes de proteger el interés pú-
blico... Antes que hacer prefieren aparecer. Están sometidos,
doblegados, empantallados... Los políticos necesitan más a
los medios que los medios a los políticos”. La encuesta del
2012 de Parametría muestra que el 90% de los entrevistados
ven televisión, y los programas favoritos son programas de
revista, espectáculos y partidos de futbol. De acuerdo a la
información publicada en el periódico de “El Economista”
de la agencia IBO - PE AGB, México es uno de los los países
que menos optan por informarse a través de los periódicos,
encontrándose muy por debajo de países como Perú, Chile,
Guatemala y Panamá. Dresser califica esta era como la “era
en la cual... la población obtiene información política a tra-
vés de la televisión, los políticos se ven obligados a posicio-
narse en la pantalla. Es una era en la que nada es real hasta
que aparece en la televisión”. Ha sido posible ejercer influen-
cia para determinar la llegada de diputados, senadores, pre-
sidentes municipales, gobernadores y al propio presidente o
ser determinantes en “destruir o desaparecer” en el ruedo de
la opinión pública a quienes atenten contra sus intereses. El
público minoritario que se informa a través de los periódicos
en su mayoría lo hace a través de la nota roja, periódicos que
207
tienen como “nota principal” o “portada”, casos sangrientos,
como son asesinatos, atropellados, golpizas en la vida coti-
diana y en la “contraportada”, principalmente a mujeres se-
midesnudas. El tiraje de estos medios es de casi de dos a uno
en comparación con los otros periódicos informativos. El
periódico noticioso, no “rojo”, con mayor tiraje es “El Uni-
versal” con cerca de 115 mil ejemplares diarios, con una po-
blación objetivo de 112 millones de mexicanos, mientras que
en Francia “Le Monde” imprime cerca de 437 mil ejemplares
con una población de 66 millones de habitantes, cifras que
hablan de una apatía generalizada en los asuntos de la vida
pública que ha permitido el deterioro de la relación de los
medios de comunicación y el ejercicio político. Al respecto,
destaca Bertolt Brecht: “El peor analfabeto es el analfabeto
político. No oye, no habla, no participa de los acontecimien-
tos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de
las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de
los remedios, depende de decisiones políticas. El analfabeto
político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho
diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia
política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de
todos los bandidos, que es el político corrupto”. La infor-
mación en los medios que está dirigida al llamado “círculo
rojo”, es decir, la población que sí se informa e influye en la
toma de decisiones, no está excluido de la manipulación.
Son numerosos los escándalos de “chayote” (pagos recibidos
por periodistas y reporteros para hablar a favor o en contra de
alguien o alguna postura), es ya una práctica de uso cotidiano
en la relación de los políticos y la prensa. Quien no le entra,
simplemente no aparece o aún peor, para ser “nota” se requie-
re de algún escándalo. Los políticos atractivos para esos me-
dios son aquellos que nutren de escándalos a la vida pública,
es decir, insultan a los adversarios, cometen constantemente
excesos o viven en la frivolidad total de dar una “nota” de
moda marcada por los propios medios. Son aquellos que nu-
tren la agenda impuesta, por ejemplo, si está de moda en los
medios hablar de Bullying, del acoso escolar, nunca faltará
algún legislador que proponga la nueva “ley anti Bullying”
con poca capacidad de aplicación y seguramente contradic-
toria con muchas otras leyes, todo con tal de montarse en la
coyuntura y atraer los “reflectores” mediáticos.

208
En la escena se crearon los estereotipos de ídolos que Gilles
Lipovetsky describe como “el lujo y la vida frívola de los
stars: villas suntuosas, galas, recepciones mundanas, amo-
res efímeros, vida de placer, vestuarios excéntricos... Las
stars han suscitado comportamientos miméticos en masa”.
El artista, el empresario, el político, los gurús que se con-
vierten en “Stars”, implantan formas de vida replicadas en
la sociedad como sucedió con el periodista Joaquín López
Dóriga al ser acusado por la empresaria María Asunción
Aram- buruzabala de extorsionar a su constructora a través
de una organización “ciudadana” encabezada por la esposa
de López Dóriga, amenazando a la constructora de destruirla
en un enjuiciamiento mediático en caso de no acceder a sus
chantajes. Este tipo de prácticas han sido mimetizadas en-
tre los “Stars”, siendo estas las peores formas de extorsión,
pues sitúan, ante la opinión pública, a los estafadores como
los mártires; los buenos del cuento y aquellos por quienes se
esfuerzan e invierten, son señalados como los victimarios,
los malos del cuento. Inversionistas han señalado que de no
ser por este tipo de extorsiones la vivienda en el país sería
hasta un cuarenta por ciento más barata, o ese recurso podría
ser implementado para la sustentabilidad de las propias cons-
trucciones, o invertido en los parques públicos de la misma
colonia. Como denunció Gustavo Núñez, Director de la Aso-
ciación de Desarrolladores Inmobiliarios ADI, de occidente,
aseverando que una “agrupación de colonos” en Jalisco, con
apoyo de medios locales, solicitaba dinero para no detener
la obra y llevarlos a un juicio mediático. Lo mismo señalan
restauranteros, hoteleros y todo tipo de comerciantes.
Este contexto se modifica, como una fuerza trinita para emer-
ger de esta dicotomía de forma acelerada en beneficio de la
humanidad por todas las posibilidades que el internet tiene
para ofertar. Las redes sociales se convierten día a día en el
espacio predilecto de los usuarios para informarse. De acuer-
do a comscore.com “en 2014 se llegó a los 1.856 millones
de usuarios de redes sociales en el mundo. Facebook la red
social de más éxito del mundo, conecta ya a cerca de 1230
millones de internautas en el mundo. Twitter procesa ya más
de 70 millones de mensajes o `tuits` diarios y cada día incor-
pora a 300.000 nuevos adeptos a los más de 560 millones de
seguidores. En la Red hay 120 millones de blogs abiertos y
se crean más de 100.000 al día. A diario se descargan más de
209
1.900 millones de videos en YouTube. Leemos libros, vemos
películas, escuchamos música, compramos, hacemos nego-
cios y conectamos con otros profesionales y amigos desde la
red y nos hemos habituado a ello”. El usuario se informa y
comunica a través de la web, las opciones y la oferta se am-
plían, pero también la necesidad de emitir mensajes claros y
verí- dicos. Se estima que en la actualidad las personas reci-
ben cerca de 2,000 impactos de mensajes diarios, en tan sólo
una semana una persona en el 2016 recibe la misma cantidad
de mensajes que recibía un estadounidense en todo un año
en 1960. Sin embargo, el cerebro humano sólo logra prestar
atención a 52 de esos mensajes, el resto pasan desapercibidos,
y de esos sólo recordará 4. Esto ha obligado a quienes infor-
man en estos medios a hacerlo con una gran agilidad y sobre
todo, a prestar atención en su credibilidad como la principal
necesidad para lograr que los usuarios regresen a su portal
y lo recomienden entre sus amigos y conocidos. Esto, cons-
ciente o inconscientemente, ha fomentado el discernimiento
correcto y el proceso mental va catalogando la información
verídica y de utilidad en la cual depositar la atención. Los
estudios del marketing digital sugieren cambiar el objetivo
de penetrar en grandes mercados al sustituirlo por la lealtad
y el compromiso, privilegiando la relación entre el cliente y
la marca al convertirla en proveedora de experiencias. En tan
sólo 25 años el internet precipitó grandes cambios. Por ejem-
plo, la creación de Facebook fue apenas en el 2004 y la de
Twitter en el 2006, de acuerdo a los estudios realizados por
la EUDE en España “el consumidor ya no es un espectador
pasivo pegado a la pantalla de la televisión o de su ordenador.
Consume contenidos audiovisuales en cualquier momento y
desde cualquier lugar a través de múltiples dispositivos digi-
tales... se ha transformado en un `prosumidor ́ (prosumer)
(productor y consumidor)”.

Hasta hace poco, las oficinas gubernamentales poseían cierto


control de los medios de comunicación, hoy les es imposible
hacerlo con los “prosumidores” y por toda la libertad que
ofrece la web. La opinión es abierta y comienza a destacar
información más verídica que en los propios medios con-
vencionales de comunicación. A través de las redes se han
evidenciado los códigos de subculturas como los de la co-
rrupción, así como actitudes permisivas de vicio, soberbia e
210
ignorancia. Por ejemplo, la “casa blanca” del Presidente En-
rique Peña Nieto, el plagio de su tesis, los diputados panistas
bailando con prostitutas en una fiesta, los “lords y ladies” que
hacen gala de su prepotencia. Es a través del hastío, del can-
sancio de la gente, de la intolerancia a cualquier acto deni-
grante del ser, no aceptar lo que no se desea ser y así es como
se desprograman todos los códigos que habían ocultado la
esencia del ser. “Austand in das sein”, “ser en el mundo”,
principio filosófico de Heiddeger, emerge de “estar” en lo
circunstancial para rescatar el Ser.

Al restablecerse este organismo colectivo que es México,


en su red ferrosa férrica, su espacio de intercomunicación,
se reinsertan los códigos de bienestar y lo vivido en la cir-
cunstancia de la que renació, habrán quedado en la memoria,
como una especie de anticuerpos para resistir todo cuanto le
aquejó.

Mientras sucede la decantación programática, se están reac-


tivando al mismo tiempo los códigos de la cultura universal
que siempre fue México; por ejemplo, marcas como Reebok
tienen como estrategia publicitaria el slogan de “be more hu-
man” - “sé más humano”, por tanto, sus productos ya no se
producen para atender meramente la estética, sino que tienen
la finalidad de promover el humanismo. La campaña consis-
te en seleccionar personas que a través de su labor despier-
tan los valores universales en su prójimo. Con esto forman
alianzas con gente con influencia en el área de la comunica-
ción en sus redes sociales y el primer personaje con el cual
lo hicieron fue Pablo Muñoz Pérez, coordinador del movi-
miento Karma Yoga, quien al haber detectado que el yoga se
convertía rápidamente en una moda para cierto sector de la
sociedad con un alto poder adquisitivo, pero meramente en
la tendencia del fitness sin la esencia real del yoga. Pablo la
ha rescatado llevando clases de yoga gratuitas a cambio del
trabajo voluntario o la donación de recursos que a su vez se
canalizan a hospitales, cárceles, fundaciones, asociaciones
civiles, etc., y hoy ha asumido el liderazgo de un proyecto
con el que lleva el yoga en veinte colonias con altos índices
de violencia para motivar el apaciguamiento de las zonas. El
hecho de que empresas como Reebok ahora busquen comu-
nicar este tipo de mensajes es la evidencia del resurgimiento
211
de los valores universales.
Prosumidores socialmente activos y conscientes como Pa-
blo ganan cada día más espacios en los medios convencio-
nales, como Marién Estrada de Reporte 98.5 quien abre los
micrófonos a voces para la congruencia de vivir en armonía.
Se encuentra también el asombroso ejemplo de Paulina Sodi
quien a tan sólo un año de su llegada al “noticiero Telemun-
do de Houston” en Estados Unidos ganó a el Grammy 2015
como el programa de mayor rating en América Latina. El
propio Federico Lamont, quien ha preparado muchas genera-
ciones de periodistas hoy es uno de los locutores más cultos
y reconocidos por haber abierto el micrófono a la sociedad.
Lo mismo sucede con la radio comunitaria en comunidades
chiapanecas, poblanas, jaliciences, etc., que han pasado del
estereotipo a ser el arquetipo, dejando de privilegiar al men-
sajero y al ego, para ser el mensaje, en congruencia con su
diario vivir. Estos esfuerzos son de personas que han tenido
una vida de responsabilidad, esfuerzo y generosidad. Su pa-
labra es confiable e influyen benéficamente en quienes los
sintonizan para llevar una vida fincada en la práctica de va-
lores y virtudes.

9.2 La comunicación del homo videns

En 1997, uno de los sociólogos más destacados e in-


fluyentes del mundo, Giovanni Sartori, publicó un libro titu-
lado Homo videns donde analiza cómo la sociedad pasó de
homo sapiens; el proceso evolutivo de la humanidad como
especie caracterizado por la reflexión analítica que le capa-
citaba para generar síntesis de saberes para adecuarlos a sus
modos de vida, para llegar en la actualidad, al transmutar sus
genes en lo que él define como el homo videns, una criatura
que mira pero piensa poco, ve más no comprende. Una era
donde la televisión educa más que la escuela o la familia, con
una pedagogía fundamentada en imágenes que determinan
la realidad o circunstancia, soslayando el verbo frente a las
representaciones visuales. Los videos son primero que los
libros en la formación de los educandos, de tal manera que
“los estímulos ante los cuales responde cuando es adulto son
casi exclusivamente audiovisuales”.

212
La humanidad transitó del Homo Sapiens al Homo videns
como el salmón transita del agua salada del océano al agua
dulce del río sin percatarse del cambio con tal de llevar a
cabo su misión existencial. Las primeras muestras que co-
rroboraban la hipótesis de Sartori se hicieron evidentes con
la aparición de los “reality shows”, posteriormente con el
crecimiento exponencial y acelerado del Youtube, hasta la
aparición de la transmisión en vivo por Facebook o Peris-
cope, donde la especie humana en su era de Homo Videns
opera a través de prosumidores que responden al ciclo de
desarrollo de la consciencia. Facebook Alive y Periscope son
el descubrimiento de una herramienta que asienta al hombre
en la definición como Homo videns, al igual que las herra-
mientas complejas de trabajo definieron al Homo habilis o
la escritura que definió al Homo Sapiens. Para Sartori, esta
transición no necesariamente representa un avance a causa
de la transmisión de contenidos frívolos; sin embargo, sería
igual de absurdo que se afirmara que las herramientas del
homo habilis con las que se construían armas letales son un
retroceso para la humanidad, o pensar que una era sustituye
por completo a las anteriores. El homo sapiens no dejó atrás
las herramientas del homo habilis, tan sólo las ha ido perfec-
cionando, como el homo videns no dejará la herramienta de
la escritura del homo sapiens. A diferencia de lo que podría
suponerse, el homo videns fomenta la consciencia alcanzado
nuevos estadios para evolucionar a través del uso del dis-
cernimiento equilibrado para ocupar las nuevas tecnologías
proactivamente.

El homo videns es lo más cercano en su comunicación a un


verdadero comunismo. Cuba en el año 2005, estando Fidel
Castro al mando del país, vivió el huracán Wilma. Poco tiem-
po antes de que este impactará a la isla se ordenó a todos los
turistas no salir de sus hoteles ni de sus cuartos, los lobbies
servían de refugio para la población cubana, y en los únicos
dos canales que existían se inició una transmisión en direc-
to a cargo del presidente Fidel Castro, quien sentó en una
mesa a importantes miembros de su gabinete. El mandatario
habló durante dos días seguidos, sus reuniones y decisiones
eran transmitidas en vivo. En los momentos en que esperaba
reportes, tomaba llamadas del público y era la misma gente
quien le daba reportes de cómo estaba la situación en sus
213
localidades. En base a esa información daba órdenes a su ga-
binete para atender la problemática. Durante la transmisión
en vivo llegaban a dar recomendaciones a la población tanto
académicos como meteorólogos. Los turistas se sorprendían
de que día, tarde, noche y madrugada seguía la transmisión
en vivo del presidente Castro; su semblante era impecable y
mostraba una gran resistencia física, pero sobre todo el com-
promiso de comunicar. Al terminar el huracán, los turistas
pudieron intercambiar impresiones con la población y notar
la credibilidad y confianza que les generaba su gobierno.

El comunismo como régimen pudo haber fracasado en mu-


chos aspectos, pero si hay algo que vale la pena retomar de
esas experiencias vividas como humanidad es lo concernien-
te a la comunicación, y ahora las redes abren posibilidades de
libertad por igual a todos.

214
215
216
10. PLENITUD CREATIVA EN
MOVIMIENTO

“Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo


y no deseo con exceso lo que no tengo”.
Leon Tolstoi

“Lo bello no está en las cosas, lo bello está en cómo las ves”
Enrique Quezadas

10.1 Del Antropocentrismo al Biocentrismo

La palabra consciencia proviene del latín conscientia,


que se traduce como “con- conocimiento”. Es un proceso ac-
tivo que consolida la experiencia humana a partir de percep-
ciones sensoriales, pensamientos, sentimientos, conocimien-
tos y mensajes que emite el entorno tanto inmediato como
no inmediato. A lo largo de la evolución del ser humano la
percepción que ha tenido sobre sí mismo, sobre el mundo y
sobre el universo determina su comportamiento, sus costum-
bres y sus hábitos.

Por ejemplo, el “geocentrismo” planteaba que la Tierra era el


centro del Universo. Esta tesis estaba acompañada del “Teís-
mo”, que se basaba en la creencia en un creador encargado
del mantenimiento y gobierno de ese universo. La organi-
zación social y jerárquica estaba estructurada para servir al
creador, la designación del rey era inspirada por la mano de
Dios. Se permitía que la Iglesia, representante de Dios en la
Tierra, cobrara impuestos en su nombre y el derecho canó-
217
nico (regulación jurídica de la iglesia) fungía de juez y cas-
tigaba a quien transgrediera la ley. Las guerras de conquista
estaban justificadas por el mismo amparo divino, por ende
se debía imponer el orden religioso a los pueblos sometidos.
El Renacimiento Clásico, con las investigaciones de Galileo
y Copérnico, probó científicamente que la Tierra y por con-
secuencia el ser humano no eran el centro del universo. Leo-
nardo Da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti buscaban con sus
investigaciones y obras artísticas regresar al ser humano a su
sitio como el centro de todo, con la inclusión de la ciencia
y la apertura del conocimiento. Da Vinci realizó avanzados
estudios anatómicos y trazó los primeros bocetos para crear
tecnología aerodinámica para llevar al hombre a la explora-
ción de las alturas. Botichelli retomaba las creencias de la
mitología griega consideradas por la iglesia como paganas.
La actividad humana ya no podía centrarse en Dios o al me-
nos en sus “representantes en la Tierra”, habría que regresar
al Ser humano. Así surge el Antropocentrismo, el hombre
como la medida o centro del universo.
La humanidad fue adoptando esta visión de sí misma en el
universo conquistando importantes logros tecnológicos a tra-
vés de la aplicación concreta de la ciencia hasta que, como lo
sostiene la Doctora Paulina Rivero Weber: “para gran parte
de los individuos el antropocentrismo es tan indistinguible
como lo es el agua para el pez: este es el medio en el que
de modo natural se vive”. Este gran avance para emerger
de la vida medieval caducó después de haber brindado todo
lo que tenía para ofrecer a la evolución humana. Con el an-
tropocentrismo el Ser humano fue perdiendo sensibilidad y
comunicación con los otros sistemas vivientes, paradójica-
mente, mientras la mente humana desarrollaba tratados filo-
sóficos sobre la paz, la convivencia, la estructuración de un
estado, la libertad, etc., fue ensimismándose en un mundo
únicamente de y para humanos, generando todos los medios
a su favor, pasando por encima y destruyendo a millones de
seres vivos, como son los animales, plantas, árboles, ríos,
montañas, mares, etc., seres vivos que al igual que el ser hu-
mano, por el simple hecho de “VIVIR”, ya tienen derecho
a seguir existiendo y de respetar todos los elementos que se
requieren para la continuidad de su vida. Hoy la conciencia
se amplía cada vez más y pretende ya no hacerse sorda ante
esta realidad y es sabedora de que es sólo parte de un Todo.
218
“La esencia de la conciencia es una totalidad permanente e
indivisible o una unidad coherente que es el resultado del
conjunto de las relaciones (por eso se llama holismo, unidad
en la diversidad y diversidad en la unidad) que un punto es-
tablece con todo lo que está en su derredor, que procede del
pasado y que se anuncia hacia el futuro. La consciencia es
esencialmente relación hacia todos los lados y en todas las
direcciones”, resalta Leonardo Boff.

Ante la inminente evidencia de que “el hombre no es el centro


del universo” sino que está dentro de un conjunto de inter-re-
tro-relaciones de orden natural, se está generando el brinco
evolutivo de la consciencia pasando del “antropocentrismo”,
al “biocentrismo”.

La palabra “biocentrismo”, proviene de las raíces griegas


βιος, bios, “vida” y κέντρον, kentro, “centro”, es decir que
“la vida es el centro”; es una nueva concepción, que pone
como centro fundamental a todos los seres vivos. Esto supe-
ra las escalas jerárquicas a las cuales se había acostumbrado
el ser humano. Fabiola Leyton, en la Revista de Bioética y
Derecho, de la Universidad de Barcelona, menciona las di-
ferencias entre antropocentrismo y biocentrismo, desde una
perspectiva ética: “el antropocentrismo ético considera mo-
ralmente relevante sólo al ser humano, a la vez que a los
animales y el resto de la naturaleza como portadores de un
valor utilitario. Por el contrario, la ética biocéntrica pretende
considerar moralmente relevantes, portadores de valor intrín-
seco por motivo de su sola existencia, a toda la naturaleza y
sus seres vivos... De ahí el nombre biocentrismo: una ética
centrada en la vida de todo organismo individual, donde cada
uno tiende a su realización, a su desarrollo y florecimien-
to al modo de la physis aristotélica: el bien del organismo,
en efecto, se identifica ampliamente con el florecimiento o
desarrollo de las características esenciales de la especie a la
que ese individuo pertenece, (...) con este planteamiento, el
biocentrismo saca del centro de la escena al hombre, para
ponerlo en relación y en contacto directo con el resto de las
entidades de la naturaleza, como una especie más interrela-
cionada con el árbol de la vida darwiniano”.

219
Considerar a la Madre Tierra como sagrada no significa un
regreso al teísmo con la posibilidad de tornar a sus abusos,
muy por el contrario, el biocentrismo es una respuesta de
cómo el ser humano se vincula con la creación, siendo la re-
lación el eje de convivencia. Este nuevo estadio de concien-
cia propicia pasar de una subordinación a lo sagrado a una
relación armónica, porque el ser humano al estar integrado
en y con la naturaleza, también es sagrado; lo que genera una
relación cordial entre todos los seres sagrados. Al igual que
una familia donde todos sus integrantes son sagrados y tener
consciencia de ello, la relación entre todos se sacraliza.

“Mitakuye Oyasin” es una bendición lakota que significa


“todos están relacionados” y es la frase de inicio de oracio-
nes y cantos ceremoniales, para celebrar a la familia, a la
comunidad, el agua, el aire, el viento, la tierra, los animales,
las plantas, el sol, la luna y todo cuanto esta interrelacionado
con el ser humano. El biocentrismo debe ser libre de todo
dogma, libre de toda superioridad moral, sabedor que la vida
se creó antes de toda doctrina.

Para acercar al público al pensamiento biocéntrico, se han


desarrollado distintas técnicas de comunicación con la na-
turaleza que pueden realizarse a través de meditaciones,
sueños, interpretando los ciclos naturales y por medio del
estudio ético-científico-biológico. Durante el Congreso de
Educación para la Evolución, se presentaron variadas técni-
cas de enseñanza conocidas como bioalfabetización donde el
ser humano conoce, desenvuelve, explora y cultiva sus dones
de comunicación con la naturaleza conforme a sus habilida-
des. La educación desde la bioalfabetización es integradora
y gracias a los estudios desarrollados por la Dra. Esther de
Río, los mensajes de esa interacción pueden ser expresados a
través del arte, en poesía, en cantos etc., para su aplicación en
modelos educativos, plataformas de gobernanza, en la salud,
y en general para definir formas de vida del renacer humano
desde México.

La aplicación del Biocentrismo es palpable en la Benemérita


Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), con la labor del
Dr. Jorge Flores, biólogo especialista en la neuroquímica de
las emociones, catedrático-investigador de la BUAP, director
220
del laboratorio de neurociencias. Es titular de varios proyec-
tos que buscan cambiar el paradigma antropocéntrico. Entre
ellos destaca “el abrazo de integración” que consiste en res-
pirar profundamente haciéndose consciente de todo cuanto
ha sucedido para poder ingresar oxígeno en los pulmones y
también de toda la complejidad que sucede en el organismo
para transformar el oxígeno en CO2 y este pueda ser apro-
vechado por el reino vegetal. Comenta Jorge: “El abrazo de
integración surgió a partir de que realicé estudios sobre fenó-
menos de integración, los principios de neurociencia en teo-
ría cuántica, y la búsqueda para explicar fenómenos de co-
municación transpersonal tomando en cuenta los estudios de
Einstein en física subatómica y los estudios se Jacobo Grin-
berg sobre comunicación empática en humanos. De acuerdo
a esto propusimos un ejercicio centrado en la respiración sin-
cronizada de varios seres humanos. Las experiencias de los
que llevaban a cabo estos ejercicios fue que después de las
diferentes fases, ellos se sentían integrados y en un estado de
unidad y bienestar”.

En el “Seminario ¿Quién Soy?”, se explica: “Es un viaje que


empieza rompiendo las definiciones hechas sobre lo que so-
mos, comenzando por la familia, el pueblo, los países, las
culturas, los animales, las plantas y todas las creencias. ¿Cuál
es el paradigma de pensamiento en el que basamos la vida de
nuestro planeta? ¿qué sabemos del Universo?, ¿qué podemos
percibir a simple vista y qué logramos ver con ayuda de los
telescopios y microscopios?, ¿cuáles son los límites de nues-
tra tecnología y qué posibilidades tenemos?, ¿desde cuándo
empieza la vida?, ¿cuáles son las probabilidades de que se
haya generado la vida en nuestro universo?

Desde esta perspectiva biocentrista, debemos tomar cons-


ciencia de las maravillosas probabilidades para que com-
puestos basados en carbono, o quizás en algún otro elemento,
puedan organizarse para generar moléculas y sean parte del
sistema bioquímico de las células y tomar consciencia de la
maravilla que es el fenómeno llamado VIDA... se ha calcu-
lado que la vida pudo haber comenzado hace 3,500 ó 4,000
millones de años, y desde que surgió la vida ha continuado
centrada en el mismo código genético. Dicho código se ha
mantenido en cada organismo viviente del planeta, desde las
221
bacterias hasta las ballenas, prácticamente sin cambios. El
planeta se cubrió de vida y se manifestó en miles de formas.
La vida encontró un posible equilibrio entre las diferentes
especies hasta hace 2 millones de años donde la especie hu-
mana aparece sobre la Tierra. Más tarde el ser humano toma
el control y define quién vive y quién no, impone culturas,
creencias, fronteras, etc., olvidándose de que es parte integral
del planeta. Ahora la naturaleza nos muestra el camino de re-
greso, la consciencia integrada, como el vuelo sincronizado
en parvada y la sincronía de un cardumen”.

Otro ejercicio, con técnicas sencillas que el Dr. Flores prác-


tica en la vivencia del biocentrismo es el ejercicio llamado
“Respiración Planetaria”, que consiste en centrar la atención
en la respiración lenta y profunda durante un periodo de 3 a
5 minutos. La propuesta es que los participantes realicen este
ejercicio a las 12 horas en la región donde se encuentren.
Así, un grupo de personas respirando sincronizadamente en
cada región del planeta entra en un estado de tranquilidad
liberando al planeta de estrés. Jorge asegura que “si a este
evento sumamos la posibilidad de que los diferentes grupos
que respiran a las 12 de cada día se sincronicen a la mis-
ma hora en todo el planeta, se podría esperar la creación de
una consciencia planetaria. Actualmente se han sincronizado
personas de México, Argentina, Colombia, Chile, Sudáfri-
ca, Estados Unidos e Inglaterra. Quizás cuando alcancemos
la masa crítica de la población, nos demos cuenta de que al
respirar nuestros cuerpos, también estemos respirando por el
planeta”.
El Biocentrismo implica la transformación de la interrela-
ción, privilegiando ante todo la vida y sus ciclos, cambian-
do todos los aspectos de la sociedad. Así como se pasó del
geocentrismo al antropocentrismo y con ello cayeron monar-
quías y se instalaron gobiernos democráticos en casi todo el
planeta, el biocentrismo llevará a un nuevo sistema pluralis-
ta. La Vida como el centro, arranca del ego al Ser insertándo-
lo en el infinito.

222
10.2 La felicidad como principio creativo
El acta de independencia de México dice: “en libertad
de constituirse del modo que más convenga a su felicidad”;
la felicidad era el objetivo firmado de los mexicanos al cul-
minarse la independencia el 28 de septiembre de 1821. El al-
canzar la felicidad como principio, también quedó estableci-
do en la Constitución de Estados Unidos y se promovió en la
Revolución Francesa. Sin embargo, cuando se asentaron los
primeros modelos de gobierno rápidamente entraron en con-
tradicciones señaladas por pensadores críticos. En el ensayo
de Isaiah Berlin sobre las ideas de Geoges Sorel, comenta:
“Robespierre y los jacobinos fueron pedantes fanáticos que
trataron de reducir la vida humana a reglas que les parecieron
basadas en verdades objetivas; las instituciones que crearon
aplastaron la espontaneidad y la invención, esclavizaron y
mutilaron la voluntad creativa del hombre”. Según Sorel, los
hombres en esencia, son “seres activos, están perpetuamente
amenazados por dos peligros fatales igualmente peligrosos:
Escila y Caribdis. Escila es la fatiga, la perdida de nervio,
la decadencia. Cuando el hombre relaja el esfuerzo, regresa
al lujo, cae en el quietísimo y se convierte en víctima de las
estafas de los operadores listos que destruyen todo honor,
energía, integridad, independencia y sustituyen la regla de
la marrullería y el fraude, la mano muerta de la burocracia,
leyes que pueden ser manipuladas para su propia ventaja por
operadores inescrupulosos, ayudados e instigados por un
ejér- cito de expertos, prostitutas y lacayos de la gente en el
poder, o festejadores y sicofantes parásitos, como Voltaire y
Diderot, los ‘bufones de una aristocracia degenerada’, bur-
gueses que aspiran a imitar los gustos de la nobleza ociosa y
amante del placer. Caribdis es el despotismo de los teóricos
fanáticos, el frenesí sediento de sangre de un optimista en-
loquecido por la súbita resistencia a sus planes, que está listo
para asesinar el presente para crear la felicidad del futuro
sobre los huesos de aquel. Estas alteraciones marcan el des-
dichado siglo XVIII”.

Los inicios de la vida democrática encontraron en Sorel uno


de los principales críticos, que no se dejó seducir por el dis-
curso humanista de su generación incongruente en la praxis.
Desde entonces alertaba acerca de la hipnosis de los líderes
223
que encantaban a la sociedad. “Le parecía que la corrupción
de la vida pública ha caído a mayor profundidad que durante
la decadencia de la Grecia clásica o al final del imperio roma-
no. La democracia parlamentaria, con su fraudulencia e hipo-
cresía, le parecía un insulto odioso a la dignidad humana, una
burla a los fines propios del hombre. La política democrática
le parecía una enorme bolsa en la que los votos se compraban
y se vendían sin vergüenza y sin temor, los hombres eran en-
gatusados o traicionados por políticos intrigantes, banqueros
crueles, negociantes estafadores (avocasserie et écrivasserie)
abogados, periodistas, profesores, todos peleando por dinero,
reconocimiento, poder, en un mundo de tontos despreciables
y bribones listos, engañadores y engañados viviendo de tra-
bajos explotados en un pantano democrático en una Europa
estupefacta de humanitarismo”.
La valiente expresión de Sorel durante su tiempo y el hecho
de señalar la decadencia de la democracia lo llevaron tam-
bién a cuestionar los motivos existenciales del ser humano
que dieron surgimiento a la ilustración. Particularmente lo
hace en relación con la Felicidad: “La historia muestra que
los hombres no son esencialmente buscadores de la felicidad,
la paz, el conocimiento o el poder sobre otros, o la salvación
en otra vida... el hombre busca en primer lugar, individual-
mente y con aquellos cercanos a él, una actividad creadora
espontánea y libre, un trabajo que consiste en la imposición
de su personalidad sobre un medio recalcitrante. El hombre
vive plenamente sólo en y por sus obras”.

Influenciado por Karl Marx, Sorel sitúa el alcance de la ple-


nitud a través del desarrollo creativo y la felicidad, exclusi-
vamente desde una visión materialista y esta crítica permeó
varios gobiernos resonantes con el pensamiento de Sorel.

Si hoy se buscara la palabra “felicidad” en la constitución


mexicana o en cualquiera de sus leyes, sería una búsqueda
inútil y la creatividad ha sido utilizada desde una perspectiva
meramente utilitaria. Si bien el pensamiento contra corriente
de Sorel turbó la conciencia de su generación, tuvo un cono-
cimiento escaso de todo lo que las culturas no occidentales
podían ofrecer a la búsqueda de la felicidad y a la creatividad.

224
La creatividad, como se analizó en la matriz de ciencia, es
la fuerza kundalini, y en concordancia con Sorel, es el ma-
yor motor del ser humano. Sin embargo, Sorel la limitó a la
creación en los planos del mundo de la acción, que dentro de
las enseñanzas del yoga corresponderían a los primeros tres
chakras sobre los que la fuerza kundalini o creadora se eleva,
pero aún puede elevarse a los cuatro chakras superiores. La
felicidad, a partir de las enseñanzas budistas o mayas es un
estado de consciencia que se logra en los tres chakras su-
periores para activar la fuerza creadora de forma constante;
es decir, vivir en el eterno presente. Cuando se activa esta
fuerza, de arriba a abajo y de abajo a arriba, la felicidad y
la creatividad se integran desde el mundo de la emanación
(todo es mente) al mundo de la acción y del mundo de la
acción al mundo de la emanación, juntas en el cuarto chakra
central, que es el del amor, y es la forma en la que la crea-
tividad sube y se eleva, pero también desciende y se hace
obra; de igual manera la felicidad es intangible en el mundo
de la mente y al bajar se hace obra, desde un abrazo o en el
servicio al prójimo.

Hablar ahora del índice de la felicidad no se trata de un neo-


logismo sino de un pluralismo, para recuperar los valores en
los que se asentaron los estados democráticos, llevados como
formas de vida, modelos de organización y conformación de
estados.

Hablar de la felicidad y de modelos de paz, no es renunciar


a la creatividad, por el contrario es integrar los valores y las
acciones en las Instituciones y en los modelos de vida gracias
a seres creativamente felices. Existen esfuerzos loables como
es el de Bután. Cuando las sociedades y el gobierno se per-
cataron de que el desarrollo económico no estaba generando
una mayor satisfacción entre los habitantes del mundo y el
descontento crecía, el Reino de Bután estableció el Índice
de Felicidad Nacional que permite medir de manera multidi-
mensional ciertas características poblacionales, vinculadas a
un conjunto de instrumentos de política pública selecciona-
dos y aplicados en programas y acciones.

El Índice de la Felicidad Nacional, a diferencia de ciertos


conceptos de la felicidad en la literatura occidental actual,
225
establece que la felicidad es en sí multidimensional. No se
mide sólo por el bienestar subjetivo, y no se centra exclusiva-
mente en la felicidad que comienza y termina con uno mismo
y se preocupa por y de uno mismo. La búsqueda de la felici-
dad es colectiva, aunque puede ser experimentada profunda-
mente de manera personal. El Índice de Felicidad Nacional
tiene la intención de orientar al pueblo y a la nación de Bután
hacia la felicidad, principalmente mediante la mejora de las
condiciones de las personas que “aún no son felices”. El índi-
ce de Felicidad Nacional puede desglosarse para ver dónde y
entre quienes surgen situaciones de infelicidad y para la im-
plementación de políticas públicas. El Índice permite al go-
bierno y a otros organismos aumentar la Felicidad Nacional
de Bután de dos maneras, ya sea incrementando el porcentaje
de personas que son felices o disminuyendo las condiciones
insuficientes de las personas que “aún no son felices”.

En la forma en que el Índice de Felicidad Nacional de Bután


se construye, hay un mayor incentivo para que el gobierno y
otros organismos disminuyan las insuficiencias de las perso-
nas que “aún no son felices”. Esto se puede hacer a través de
la mitigación de las muchas áreas de las insuficiencias de la
gente que “aún no es feliz”. Una forma de hacerlo corres-
ponde al uso equilibrado del tiempo, donde no existe una
diferencia entre el tiempo libre o el tiempo esclavo: “Time
is not money”, el tiempo es vida para compartir con la fami-
lia, los amigos; para crear y buscar el sustento familiar con
esfuerzo gustoso, todo equilibrado en porciones iguales. El
uso consciente para cultivar el ser en todas sus dimensiones,
posibilita al ser humano para vivir constantemente en estados
de felicidad, un relación con la vida en plenitud a través del
tiempo. Esto se corrobora en empresas como Google que han
desarrollado todos los mecanismos para hacer de sus traba-
jadores, personas orgullosas de su creatividad, gustosas de
acudir al trabajo, gracias a un ambiente que fomenta la crea-
tividad a través de actividades lúdicas.

El índice ha permitido identificar en las áreas rurales de Bu-


tán a las personas que “aún no son felices”, estas que tienden
a ser zonas con un disminuido nivel educativo, con estánda-
res de vida menores y las personas no tienen un uso equili-
brado de su tiempo. En las zonas urbanas de Bután, la gente
226
que “aún no es feliz” se siente incompleta en aspectos no
materiales tales como la vitalidad y cultura de la comunidad
donde viven y en su bienestar psicológico. En Thimphu, la
capital de Bután, por ejemplo, la mayor insuficiencia se en-
cuentra en la vitalidad de la comunidad. La gente considera
que para ser feliz requiere de actividades culturales y recrea-
tivas que permitan el intercambio con el resto de los habitan-
tes de la zonas urbanas.

El Índice de Felicidad Nacional de Bután ofrece una visión


general de desempeño a través de 9 dominios como son: bien-
estar psicológico, uso del tiempo, vitalidad de la comunidad,
diversidad cultural, capacidad de recuperación ecológica, ni-
vel de vida, salud, educación y buen gobierno; estos aspectos
conforman los bloques básicos para construir el Índice de Fe-
licidad Nacional. Los 9 dominios tienen el mismo valor, ya
que todos se consideran igualmente válidos para la felicidad.
Se miden de forma subjetiva y objetiva; la subjetiva es la
encuesta y la objetiva son los resultados en esos 9 dominios.
De acuerdo a los estudios Sonja Lyubomyrsky, profesora
de Psicología en la Universidad de California en Riverside,
cada ser humano nace con un nivel de felicidad determinado
por los genes en un 50%, el cual recibe el nombre de “carga
genética inicial”. Esta determinación de felicidad se mantie-
ne todo el tiempo, incluso cuando suceden cosas negativas,
regresa a ese punto inicial, mientras que las circunstancias
como el estatus social, el ingreso, la edad o el lugar donde se
vive, abarcan tan sólo el 10% de los niveles de felicidad. En
un 40%, el ser humano es creador de su felicidad, de acuerdo
a sus actitudes o conductas deliberadas; es decir, la interpre-
tación consciente del significado del trabajo creativo.
En una sesión de la comisión permanente en la ALDF, uno
de los diputados presentó un punto de acuerdo para solicitar
al gobierno capitalino que emprenda una amplia campaña
contra el suicidio, esto derivado de los resultados presenta-
dos por el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJ) en 2014,
que señalan al suicidio como la tercera causa de muerte entre
los jóvenes mexicanos. A modo de antítesis, se refutó que
no se debe tratar de una campaña contra el suicidio, sino de
replantear por completo las políticas en materia de juventud
y en general todas las políticas públicas, pues el suicidio es
el resultado de un problema existencial creativo y se requiere
227
incorporar al sistema la creatividad, las ganas de vivir, los
motivos de amar y ser feliz.
La pérdida de visión ha alcanzado los mismos niveles de de-
cadente corrupción descritos por Sorel años atrás, y la salida
al final del túnel es la que él mismo se planteara: “¿Cómo se
rescata a los hombres de los cuernos de este dilema? Sólo
por la fuerza moral: por el desarrollo de hombres nuevos,
seres humanos totalmente formados, no obsesionados por el
temor y la codicia, hombres que no han tenido su imagina-
ción y emoción encadenada a doctrinarios o corrompida por
los intelectuales”. Ejemplo de ello son Instituciones como el
Tec Milenio, que se ha centrado en la formación de sus alum-
nos desde la perspectiva de la felicidad, creando una rama
de investigación de Ciencias de la Felicidad para poderlas
aplicar en empresas e instituciones privadas. Particularmente
en el campus de Guadalajara, Jalisco, sus alumnos se prepa-
ran para ser agentes creativos y lograr transformaciones para
mitigar la violencia de esa ciudad. El primero de mayo del
2015 es inolvidable; la violencia entre carteles reverberó en
Jalisco, mientras derribaban un helicóptero de la policía y
provocaban terror en bancos y comercios, a través de esta-
llidos de bombas, en el Tec Milenio se organizó una jornada
de paz por parte de los estudiantes, creando un espacio de
intercambio cultural entre padres de familia. Bailaban, can-
taban, recitaban poesía, intercambiaban pensamientos en los
círculos de poesía. El esfuerzo creativo es encabezado por la
maestra Talía Romero.

Otra loable labor es la de organizaciones como “México Son-


ríe”, dirigida por Gaby de la Torre. Es una ejemplar muestra
del poder de la felicidad a través de la risoterapia llevada por
voluntarios profesionales en la materia. Provocan sonrisas en
niños en hospitales; en espacios públicos regalan abrazos a
quienes los necesiten. De acuerdo a su página web, “la sonri-
sa hace que el cerebro mande señales al cuerpo para producir
endorfinas, hormonas que reducen el dolor físico y emocio-
nal, aparte de brindar una sensación de bienestar. La risa nos
ayuda a desinhibirnos, a vencer miedos y convencionalismos
sociales. Al desinhibirnos, somos capaces de mostrarnos tal
como somos, lo cual produce seguridad y autoestima”. Gaby
de la Torre, no sólo propicia al renacimiento interior en ni-
ños con cáncer, sino que despierta el espíritu creativo en sus
228
corazones para sembrar una semilla de vida en esos niños y
en sus familias.
Sirve de colofón la afirmación de Berlin de que quizá “la
historia tenga un final feliz; ya sea que la providencia no la
esté conduciendo mediante su propio modo inescrutable, ya
sea que la historia sea concebida como la realización misma
de etapa a etapa del gran espíritu cósmico, ya que todos los
hombre y todas sus instituciones, y tal vez toda la naturaleza,
son una expresión cambiante y progresiva. Tal vez, es la ra-
zón humana que no puede expresarse pero que no será para
siempre frustrada y debe, tarde o temprano, triunfar sobre
todos los obstáculos, tanto externos como generados por sí
misma y construir un mundo en el que los hombres lleguen
a ser todo lo que, como criaturas racionales, conscientes o
inconscientemente, buscan ser.”

10.3 Estado Laico, la política y la ciencia de la espiritua-


lidad.

El libro “los Sentimientos del Corazón de México”,


en el sentimiento trece titulado “espiritualidad” expresa:
“Nunca como ahora es irrenunciable la separación de las
funciones de la Iglesia y el Estado”. Vanessa Slim comenta
esto con las siguientes palabras: “La espiritualidad es más
antigua que las religiones... ¿Por qué digo que la religión y
la espiritualidad pueden darse por separado? Porque segura-
mente conoces gente muy “practicante” de su religión, pero
nada espiritual; no son congruentes con lo que piensan, dicen
y hacen, y conoces gente que aún sin tener contacto con la
religión es muy espiritual”. La espiritualidad es la sustancia;
viene del latín Spiritus, que a su vez proviene del verbo spira-
re que es soplar; el espíritu es intangible pero presente como
el viento. Ha sido motivo de estudio en las religiones, pero
no pertenece a ninguna de ellas pues está presente en todo.
La aportación de Slim es valiosa pues se refiere a la laicidad
que separa las funciones de la iglesia (las religiones) y el es-
tado, pero el espíritu se preserva en ambos.

Al respecto del Estado Laico, Manuel Jiménez Guzmán, afir-


ma: “Laicidad no es antireligiosidad, sino por el contrario es
la salvaguarda y garantía para que ningún hombre o mujer
229
sea perseguido por sus ideas o pensamientos y se basa en el
respeto al tema filosófico del tercer milenio que es la plurali-
dad y diversidad democrática en la que todos cabemos”. Sin
embargo, la laicidad se confundió con la separación de la
espiritualidad y el que hacer del político, con el afán de que
su dogma religioso no interfiriese en sus decisiones. La sa-
biduría del político del renacimiento es preservar separados
los dogmas religiosos de la función del Estado y preservar su
espíritu. Como señala el doctor en filosofía Mariano Corbí (o
Marià, cuando firma en catalán): “La creación de un sistema
de valores adecuado a las nuevas sociedades... tarea de indi-
viduos y colectivos de cualidad. Esa cualidad debe conducir
la política... la política no necesita para nada de la religión
como sistema de creencias... necesitamos una política libre
de religión; necesitamos una religión libre de política, como
necesitamos una espiritualidad libre de creencias. Una espi-
ritualidad libre sería la mejor ayuda a una política libre. Pero
la espiritualidad no podrá nunca desentenderse de la cuestión
política”. Bajo esta misma tesitura destaca el consultor po-
lítico, Antoni Gutiérrez Rubí: “Parte de la ruptura entre la
ciudadanía y la política formal radica en la percepción ex-
tendida de que nuestros representantes no tienen una rica y
equilibrada vida interior, lo que hace que se les perciba como
personas sin calidades humanas, sin registros íntimos, sin
condiciones morales... hay que retomar la senda de la cohe-
rencia, hay que hacer lo que se dice. Decir lo que se piensa.
Pensar lo que se hace”.

La espiritualidad es la integración como una unidad, así lo


que sucede con los políticos sucede con los asuntos públicos.
Si los políticos en una espiritualidad de congruencia con un
sistema de valores de respeto, verdad, generosidad, y amor
se conducen en cierta forma, esto también se replicará en los
asuntos públicos. Antonio Caso explica: “Por encima de las
comunidades irónicas y los indivisos que se creen absolutos
dentro del anarquismo, hay otra cosa, a saber: la sociedad
espiritual humana compuesta de personas. Han de prevalecer
las personas justas y las sociedades justas. El comunismo y
el anarquismo son dos errores que tienen la misma funes-
ta raíz: la supervaloración del egoísmo intrínseco y vital. El
mundo contemporáneo se nutre de este tremendo egoísmo
insaciable, porque ha perdido el sentido del ser personal. La
230
falta de espiritualidad en la vida del mundo, es lo que des-
encadena las catástrofes, lo que lanza a los individuos contra
individuos, a los individuos contra los Estados, a los Estados
contra los individuos y a los Estados entre sí. Las personas
nos son individuos, sino espíritus; los Estados no se justi-
fican como individuos, sino como personas políticamente
organizadas, que deben tratarse entre sí con respeto y mora-
lidad. Nadie será libre, mientras se confunda la individuali-
dad, cosa esencialmente biológica, con la personalidad que
es amor, cultura”.

Para apoyar el desarrollo espiritual dentro de la política es


de gran ayuda la ciencia que ha demostrado la efectividad
de los efectos benéficos de acercarse a la espiritualidad. Por
ejemplo, en la sesión del 16 de julio del 2014, la Asamblea
Legislativa del Distrito Federal invitó al pacifista Gyawlang
Drukpa, quien compartió los importantes avances que ha
dado la ciencia al descubrir los poderes de “mindfullnes”,
mente plena, una técnica de meditación. Tras un mensaje de
paz a los diputados, se realizó por tres minutos una medita-
ción en el pleno de la asamblea y los diputados de unificaron.
Hubo testimonios como el de Yuriri Ayala: “al terminar la
meditación sentía menores prejuicios sobre mis colegas” o el
de Carmen Antuna: “Si nos cuesta trabajo entendernos con
las palabras, creo que lo hemos logrado con el silencio”. Los
diputados toman decisiones que impactan a millones de ciu-
dadanos. Si estas decisiones se toman en un estado de estrés,
de odio, de rencor o cualquier otro sentimiento mezquino, el
producto que recibirá la población será precisa- mente una
propagación de esos sentimientos. Si por lo contrario, los di-
putados dirimen los debates con mente clara y pensamiento
ecuánime, seguramente el resultado que obtendrá la pobla-
ción será un resultado que conduzca a la paz, al orden y a la
justicia.

Al día siguiente de la meditación, fueron expuestas pública-


mente una serie de críticas objetando que se había violentado
el principio de Estado Laico; y la respuesta de sus promo-
tores fue a través de la ciencia. Se trata de una técnica sus-
tentada por la ciencia para acercarse a la espiritualidad sin
dogmas religiosos. El Doctor Richard Davidson, investiga-
dor líder en este campo, mostró que la práctica de “mindfu-
231
llnes” activa el área prefrontal izquierda del cerebro, donde
se encuentran las emociones positivas como la compasión, el
amor, la cercanía a los demás. Se reveló que “mindfullnes”
produce un estado hipometabólico de predominio parasim-
pático. Esto significa que se aprende a generar la respuesta de
relajación, que baja la frecuencia cardiaca, la presión arterial
y la temperatura. Produce una profunda relajación muscular
y favorece el predominio de ondas Alfa. Esto es lo opuesto
a la reacción de estrés, diría Antonio Caso: “El encanto de la
filosofía estriba más que en el éxito, siempre problemático,
de la afirmación, en el esfuerzo desplegado al meditar”. La
plenitud de los mexicanos requiere vivirse sin dogmatismos,
como seres políticos y espirituales, fincados en el conoci-
miento y la ciencia pues son momentos de transformación,
de cambios y evolución y vale la pena meditar sobre ello.

232
233
234
11. EL CAMINO DE LA PAZ

“Un verdadero guerrero no lucha por odio


a los que tiene enfrente, sino por amor a los que tiene detrás”
Proverbio Samurai.

“La paz no es la ausencia de guerra, es una virtud, un estado de


la mente, una disposición a la benevolencia,
la confianza y la justicia”
Baruch Spinoza.

11.1 El “2 de Octubre” no se olvida, pero se perdona.

El México de hoy no podría entenderse sin analizar


los movimientos de 1968. Gran parte de los avances en la de-
mocracia, la aceleración de la dignificación de la mujer en la
sociedad, la apertura de la consciencia ecológica, la libertad
de expresión y el adquirir una consciencia planetaria se lo-
graron gracias a las mujeres y a los hombres que ofrendaron
sus vidas bajo la certeza de que un mundo de libertades ver-
daderas es posible. México pasó de ser un país homogéneo a
ser un México plural y multicultural, todo articulado desde el
corazón de la esperanza de una generación de libertadores.

En todo el Mundo, 1968, significó un proceso de cambio. Por


ejemplo, los estudiantes en Francia, ante la incongruencia de
los discursos políticos con la realidad, se volcó en un movi-
miento liderado por jóvenes que clamaron por la apertura y
la transformación de un sistema agotado. En los aconteci-
mientos en la entonces Checoslovaquia, el propio gobierno
235
se declaró en huelga, pues como aseguran las crónicas, cuan-
do los trabajadores llegaban a su sindicato, se dieron cuenta
de la falacia del comunismo. Le decían “compañero” al líder,
pero no tenían nada de iguales. Ante esa falsedad, el propio
gobierno habló a Moscú para declararse en huelga y debido a
estos movimientos, las dictaduras en Sudamérica y los países
de régimen comunista empezaron a tender a la desaparición.
Sin embargo, el ombligo de estos movimientos, donde tu-
vieron mayor fuerza y donde continúan, es en México. En el
resto de los países mencionados, los acontecimientos del 68
son para el estudio de la historia, pero en México cada “2 de
octubre” la gente sale a ocupar las calles en rememoración
de la matanza en Tlaltelolco, retomando las banderas de ese
entonces.

Es innegable que los gobiernos actuaron con miopía, con ig-


norancia y en forma retrógrada; no sólo en México, sino en
la mayor parte del mundo, buscando sostener dogmas que la
evolución humana ha acomodado correctamente en la histo-
ria como comportamientos humanos que jamás pueden re-
petirse; sistemas, particularmente el de México, que deben
enterrarse bajo nuevos mantos de libertad, paz y justicia.
Por ello, resultan absurdas las voces que se han expresado
manifestando y cuestionando: “¿Cómo es posible que en la
actualidad haya jóvenes que salen a manifestarse para con-
memorar el 2 de octubre, si ni siquiera estuvieron presen-
tes?”. Sería igual de ilógico expresar sorpresa porque cada
15 de septiembre los mexicanos se congreguen en las plazas
públicas para dar el grito de Independencia. El Grito se da
con alegría y con alegría se honra a todos los que ofrendaron
su vida para que México fuera un país independiente; asimis-
mo, gracias al sacrificio de 1968, se puede hablar de plura-
lidad y de un mayor estado de conciencia. Por ello tampoco
puede ser una conmemoración caracterizada y motivada por
la venganza. Las conmemoraciones de 1968 no pueden ser
de rencor, porque este se finca y se debe al pasado y vivir en
el pasado es vivir atrapado.
Por ello hay que aprender a perdonarse entre mexicanos. así
como fue posible reconciliarse con los europeos después de
1821, o como el país se concilió con los estadounidenses des-
pués de 1846. Eso sólo es posible si se sabe perdonar. Para
ello hay que comprender el hecho y sus consecuencias, en-
236
tender que para el ser humano es imposible actuar siempre
correctamente. Todo crimen, como el de 1968, es resultado
de la ignorancia y superarla es liberarse de toda condena,
de ahí la frase de Jesús de Nazaret: “Perdónalos porque no
saben lo que hacen”.

Así se adquiere la sabiduría para actuar correctamente en el


presente y alumbrar el porvenir. Un ejemplo de esta sabidu-
ría es el caso de Celeste, una mujer que fue esclavizada y
víctima de abusos sexuales durante ocho años, pero no hace
mucho tiempo fue a la cárcel para otorgarle el perdón a quien
fuera su padrote, que la golpeaba y torturaba. Lo hizo porque
ahora Celeste como misión de vida se dedica a rescatar a más
mujeres que aún viven en esta esclavitud. Se responsabilizó
de su vida y la hizo empática para con otras chicas que viven
lo que ella vivió. Dicho testimonio se puede encontrar en el
libro de Rosy Orozco “Del cielo al infierno en un día”. Otro
ejemplo son los testimonios de algunos grupos de madres de
las mujeres muertas en Ciudad Juárez, quienes han perdona-
do a los asesinos de sus hijas y aseguran que han aprendido
a trascender la muerte al darse cuenta que no existe y hoy
dedican su vida a impedir una muerte más en Juarez, creando
comunidades solidarias de mutuo apoyo. Estos ejemplos son
el reflejo de lo que es posible cuando el ser humano adquiere
el aprendizaje y lo transforma en una acción de vida por la
trascendencia misma del Ser.

Sí realmente queremos rendirle honor a quienes ofrendaron


su vida en 1968, hay que mantener viva la llama de los ideales
que motivaron el movimiento. La democracia,; por ejemplo,
no puede quedarse en una democracia meramente electoral.
Se trata de fomentar la participación activa de la ciudadanía
en la política, fomentar leyes que eleven la consciencia social
y romper la simulación en la política.

Cada 2 de octubre, es un momento para reflexionar: ¿Dón-


de está México parado como nación? Recordar cuánto se ha
avanzado, pero también señalar ¿dónde se ha equivocado? ¿y
quiénes deben asumir las responsabilidades? Las recientes
movilizaciones, manifestaciones y movimientos, más allá de
cualquier juicio de valor moral, son un llamado y un reflejo
de que las formas de hacer política con ardides falsos están
237
acabadas, y es una muestra de que el viejo mundo está agoni-
zando y un nuevo mundo quiere nacer.
México, el 2 de octubre No se Olvida, pero se Perdona. Mé-
xico, el 2 de octubre, No se Olvida, pero se Aprende. Méxi-
co, el 2 de Octubre Despierta y Renace.

11.2 Amor, odio y comprensión al prójimo que se duele.

Los niveles de mayor violencia como medio para re-


solver las diferencias en México fueron posteriores a la re-
volución Mexicana. En un libro publicado por el historiador
francés Jean/ Claude Chesnais, “Historia de la Violencia”,
afirma que en 1930 México era el país con mayor índice de
mortalidad por homicidios, la tasa de homicidios por cada
100 mil habitantes era de 51,8. Los años sobre los que se
hicieron estos estudios, se vieron impactados por la guerra
de la Cristiada que significó miles de muertos en nuestro país
y que culminó en 1929. Posteriormente, todo indicaba que
México había comprendido la lección e iniciaba un proceso
de fraternidad y apertura, que completó su ciclo pero que fue
quebrantado en 1968. Tan sólo tres años más tarde, en 1971
en Estados Unidos, Richard Nixon declara la guerra contra
las Drogas y en 1973 crea la DEA para combatir su produc-
ción. Actualmente, de acuerdo con la ONU, el 60% de las
drogas producidas en el mundo son consumidas por estadou-
nidenses y en 2011 se estimó que había veintidós millones y
medio de consumidores.

De forma paralela, en México fue incrementándose la vio-


lencia. Como afirma el sociólogo Luis Astorga, el tráfico de
drogas nació al amparo del gobierno. Así surgen capos como
Miguel Ángel Félix Gallardo “el Padrino”, Amado Carrillo
Fuente “el señor de los cielos” y Joaquín “el Chapo” Guz-
mán. Debido a que Estados Unidos reforzó sus puertos de en-
trada de droga del Caribe, limitando a los cárteles de Colom-
bia, que usaban esa ruta, México entonces fue quien cubrió el
tráfico. Para 2013, “el informe mundial de drogas” elaborado
por la oficina de las Naciones Unidas contra las drogas y el
delito, reveló que México ocupaba el segundo lugar como
productor de marihuana, heroína y opio, Y el primer lugar en
la producción de las metanfetaminas que ingresan a Estados
238
Unidos. A su vez, la guerra contra el narcotráfico ha llevado a
Acapulco, Culiacán, Torreón, Chihuahua, Cd. Victoria, Nue-
vo Laredo, Ciudad Juárez, Cuernavaca y Tijuana a formar
parte de la lista de las cincuenta ciudades más violentas del
mundo.

Las muertes siguen ascendiendo, más inocentes siguen ca-


yendo y cada vez más jóvenes truncan su vida a causa de
esto. En 2007, las cifras oficiales reportaban siete mil muer-
tos por homicidio. Para el 2013, la cifra creció a más de vein-
tisiete mil. En mayo del 2016 fue el mes con mayor número
de muertos a causa de la violencia, 1,680; es decir, un prome-
dio de 54 personas fueron ejecutadas diariamente; esto sig-
nifica un asesinato cada 25 minutos, según los informes del
Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El doctor Joseph Elias decía que uno sabe dónde comienza


y qué motiva una guerra, pero nunca se sabe dónde o cuán-
do terminará y cuántos matices pueda adquirir. La guerra en
México, ya no es sólo motivada por el control de las rutas del
tráfico de drogas, o por el control del dinero y poder. Son dos
ramificaciones nuevas las que motivan el conflicto; la prime-
ra es la disputa por apropiarse de la naturaleza y la segunda
es más intangible, pues es motivada por los sentimientos de
odio, rencor y venganza.

Para enfatizar la motivación de ciertos grupos para apropiar-


se de la naturaleza, varias demandas de grupos indígenas y
ambientalistas han constatado que ciertos intereses buscan
apropiarse de los ríos o las minas y al encontrar la resistencia
de las comunidades que consideran que esos sitios son sagra-
dos, “repentinamente” entra el crimen organizado a secues-
trar, amedrentar, desaparecer gente que lideraba la defensa
de la naturaleza. Cuando logran someter a la sociedad por
el miedo, llegan a bajar la guardia y la naturaleza comienza
a ser explotada. Tal como lo denunció en CNN el reportaje
“la Tuta: los caballeros templarios”, donde sostiene que la
labor de este capo estaba más enfocada a la venta ilegal de
minerales de hierro a clientes de China, apoderándose de te-
rritorios para la explotación ilegal, al amparo de alcaldes y
funcionarios de gobierno. Sin embargo, cuando hay muertes
y ejecutados, la sociedad civil cataloga a todos por descarte
239
como parte de la guerra entre cárteles, aun cuando se trata de
gente de sus lugares de origen. Por ello, la aplicación de los
derechos de la naturaleza permitiría, además de todo lo men-
cionado anteriormente, circunscribir todas las zonas donde
heroicamente se defien- den los espacios naturales, mayorita-
riamente por parte de las comunidades indígenas que requie-
ren el apoyo solidario de la ciudadanía en general.

En cuanto a los motivos originados por el odio, el rencor


y la venganza, esto se puede explicar mejor a partir de las
experiencias narradas para esta publicación por Izcipaktli
Figueroa. “Izci”, como lo llaman sus amigos, es un artesa-
no, padre de una hija, apasionado por la lectura y la cultura
prehispánica. En octubre del 2011 Izci fue contratado por los
dueños de una finca como artesano para tallar una Virgen
de Guadalupe en un árbol en el terreno de una familia de
cafetaleros. Ahí vivía toda la familia, abuelos, padres, tíos,
una niña de 10 años y una bebé de sólo 3 meses. El día que
Izci terminó de esculpir la imagen, llegaron unas camionetas
para secuestrar a los ocho familiares y a él que se encontraba
con ellos. Durante una semana estuvieron pidiendo rescate a
los familiares. Fueron maltratados, insultados y hasta tortu-
rados. El día que pagaron el rescate, los llevaron a una casa
abandonada y allí despiadadamente masacraron a los ocho
familiares. Izci recibió el impacto de siete balazos, los ase-
sinos lo dieron por muerto, pero no murió, sobrevivió. La
policía tardó una hora en llegar, la ambulancia lo llevó a un
primer hospital. Como las enfermeras y los médicos temían
que los asesinos llegaran a “rematarlo”, lo sacaron en otra
ambulancia para llevarlo a un hospital de otro municipio, y
así lo fueron trasladando a varias localidades hasta llegar una
zona segura. Al día siguiente, esto fue una noticia de espan-
to en todos los medios de comunicación, todos hablaban de
los ocho familiares ejecutados. Los medios vincularon a los
familiares ejecutados con el crimen organizado, nadie sabía
del paradero de Izci, y un día después, nuevas notas cubrían
los noticiarios.

Izci se enfrentaba a la muerte en la clínica. Una semana más


tarde, recuperó la consciencia, y con el apoyo de una buena
mujer, logró contactar a su hija. Ella fue a la clínica con el
corazón deshecho a enterrar a su padre, pensando que estaba
240
muerto. Izci asegura que lo más difícil de todo este proceso
fue volver a encarar a la sociedad. Tuvo que vender su casa y
su auto para pagar sus tratamientos y operaciones. Por mie-
do, no salía a la calle y se cambiaba el nombre. Cerca de diez
meses más tarde fue a presentar una denuncia y la policía de
inmediato buscó vincularlo con el crimen organizado. Cuan-
do acudió al Centro de Atención a Víctimas, lo canalizaron a
un psicólogo que de inmediato lo ahuyentó. Cuando perdió el
miedo de salir a la calle, fue a buscar empleo, pero nadie lo
contrataba cuando se enteraban de lo que había vivido. Cuan-
do le platicaba a alguien su situación, decían cosas como:
“Seguro estabas en malos pasos”, “algo tenías que ver con
el narco”, etc. El enjuiciamiento de la sociedad fue el balazo
más fuerte que recibió.

Se dedicó a sanar su alma y su mente con la ayuda de los


temazcales, la yoga, la meditación, la oración, y trabajó pro-
fundamente el perdón de sus agresores. Hoy Izci es un gran
maestro de vida para los amigos que ha hecho en estos círcu-
los de sanación, es un hombre misericordioso, valiente, ami-
go leal y generoso.

A finales del 2014, emprendió una búsqueda de los familia-


res de la familia asesinada. Los encontró escondidos lejos de
su lugar de origen, muchos de ellos eran jóvenes entre 15 y
30 años. La sorpresa que se llevó fue el descubrir cómo se
estaban organizando para planear la venganza. Ese episodio
puede ayudar a comprender que la guerra que enfrenta Méxi-
co; ya no es sólo por la droga o el dinero, ahora hay gente que
sólo es el instrumento para ejecutar la venganza.

Ante ello Izci, ha constituido la organización “hermanos y


amigos por la paz, A.C” para acercarse a los familiares y se-
res queridos de la gente muerta en esta guerra, llevando el
mensaje de perdón, con terapias y apoyos de todo tipo para
ayudar a las personas a comprender la forma de salir adelan-
te. Cuando Izci se pregunta: ¿Por qué sobreviví? Responde:
“Para bien morir”. Esta organización, con trabajo sólido y
amoroso, acerca a las personas a la certeza del renacer de un
México de Paz. En términos de Ortega y Gasset: “Es inmo-
ral pretender que una cosa deseada, se realice mágicamente,
simplemente porque la deseamos. Sólo es moral el deseo que
241
acompaña la severa voluntad de aprontar los medios de su
ejecución”.
Mariana Breton también compartió su caso para esta obra;
ella tenía 5 meses de embarazo cuando su marido fue a Mi-
choacán por asuntos laborales. Nunca regresó. Ella levantó
las denuncias, acudió a todas las instancias competentes; na-
die le dio una respuesta. Nació su hija, su padre estaba des-
aparecido. El enjuiciamiento social fue también una tortura
con comentarios como: “Seguro se fue con otra”, “te abando-
nó, así son los hombres”. Conforme fue creciendo su hija, las
esperanzas de encontrar a su padre se iban desvaneciendo;
nuevamente la sociedad inquisidora generaba nuevas ridícu-
las justificantes. Mariana optó por meterse a yoga y a psico-
terapia. En una meditación, observó cómo su marido había
sido víctima de una desaparición forzada. Ella, en un acto de
psicomagia propuesta por el chileno Alejandro Jodorovsky,
organizó un entierro de su marido y acudió al panteón con
un féretro. Esto desató la ira de los padres y hermanos de su
marido que aún tenían la esperanza de encontrarlo. Mariana
afirma que el entierro más difícil para un ser humano, es el
de “enterrar su esperanza”. Hoy Mariana se dedica a ayudar
a las mujeres a tener un parto humanizado, con psicoterapia,
yoga, pláticas, talleres, etc. Pero sobre todo, cuida a su hija,
educándola día a día desde el amor, la comprensión y la sa-
biduría.

La sociedad necesita despertar a una comprensión que va


más allá de un juicio simplista entre buenos y malos. Debe
superar el miedo de no profundizar en las investigaciones
y dejar que las autoridades criminalicen a las víctimas. El
comprender y sanar a las personas lastimadas por la guerra,
es sanar el alma de todo el país, arrancar a un posible soldado
de las garras del odio y la venganza para sumarlo al mundo
de la paz y el amor.

11.3 Las “Plantas maestras”

En varias comunidades indígenas de todo el mundo


que tienen un mayor contacto y comunicación con la cons-
ciencia de la Tierra, enseñan que las plantas que tienen pro-
piedades de generar estados alterados de consciencia son
242
“plantas maestras”, y así las llaman “maestras”. Los indíge-
nas se acercan a esas plantas con fines pedagógicos; afirman
que como todo “maestro” se aprenden de ellas las lecciones
que tienen que ofrecer y, asimilando el aprendizaje, se debe
seguir el camino sin necesidad de recurrir nuevamente a di-
cho tutor. Quienes no supieron verlas como maestras y abu-
san de ellas sin saber tratarlas con respeto, quedan expuestos,
como forma de evidencia para el resto de la sociedad. Así se
generan límites en la comunidad. Para profundizar al respec-
to, se puede consultar el libro “Farmacia viviente” del doctor
Guillermo Castelán, Director de Medicina Tradicional en la
Universidad de Chapingo.

Grupos cercanos al estudio de las culturas indígenas han pro-


puesto insertar esta perspectiva pedagógica como una idea
que armonice entre los dos polos del debate sobre la legali-
zación de las drogas; es decir, Si un individuo tiene la inquie-
tud de ingerir alguna de estas plantas, podría hacerlo con la
asesoría de algún experto o maestro avalado por los consejos
de las comunidades indígenas, Instituciones académicas y
Organismos acreditados con ese objetivo. Cabe destacar que
la propuesta se enfoca al estudio de las plantas en su estado
natural, sin la alteración química.

La planta con mayor apertura en el discernimiento de la opi-


nión pública es la marihuana. Esto fue evidente en la reciente
resolución de la Corte para permitir su consumo. Este debate
ha puesto a la vista una serie de elementos que sería suma-
mente interesante analizar. Durante mucho tiempo, quienes
estaban a favor de la legalización, se enfrentaban a prejuicios
y se les calificaba de consumidores. Por ese simple hecho se
les descalificaba y se prestaba poca atención a los motivos de
su propuesta.Hoy tras esta resolución de la Corte, se logró
una madurez para abordar los argumentos sociales, científi-
cos y filosóficos sin dogmas. Esta resolución (que sería una
solución a la mayoría de los problemas humanos) también
ha obligado a la opinión pública a hacer memoria y regresar
al origen de la prohibición, que se basaba en monopolizar
la producción y la comercialización de muchas plantas por
parte de algunos países.

243
La principal triunfadora de esta resolución ha sido la natura-
leza misma que clama su derecho por existir y por vivir sin
ser abusada. Encaminar los esfuerzos, como lo determinó la
Corte, a una legalización sin la comercialización abusiva, es
una expresión armónica de la relación entre el ser humano y
la Madre Tierra.

También existen muchas investigaciones científicas realiza-


das desde las perspectivas de salud emocional, como es el
caso del Holotropic Breath Work [Respiración Holotrópica],
desarrollado por Susane Andrés de Dinamarca, que revela
cómo, con técnicas de meditación profunda y una respiración
holotrópica, que permite la sobre-oxigenación del cerebro, el
ser humano puede experimentar efectos similares a los pro-
ducidos por el consumo de la marihuana, sin posibles efec-
tos secundarios. Este tipo de trabajo interno, sin la necesidad
del consumo de ningún estimulante externo, ha demostrado
bajar los niveles de estrés, equilibrar el movimiento de las
emociones, fortalecer la memoria de las personas y generar
una profunda sensación de felicidad y paz.

Una verdadera libertad que ponga fin a las políticas prohi-


bicionistas debe venir acompañada de un proceso educativo
que no se base en el miedo de los probables riesgos a la salud
por consumir las plantas, más bien debe ser un ejercicio pe-
dagógico de concientización introspectiva del ser humano.
El debate público sobre la legalización del consumo de la
marihuana no puede ni debe quedarse polarizado entre pos-
turas en contra y a favor. Se requiere una solución armónica
de ambos polos vinculada al derecho de la naturaleza. Este
debate se ha vuelto una gran oportunidad de innovar en las
soluciones a los retos que como humanidad enfrenta en todas
sus dimensiones.

11.4 El soldado del Pueblo

La principal estrategia para combatir al crimen orga-


nizado, implementada desde el 2006, consiste en que el ejér-
cito haga frente a los criminales intimidando a la población
con cateos en carreteras, inspecciones aleatorias a los pue-
blos o comunidades. Se lleva a cabo una batalla frontal para
aprehender o aniquilar a los criminales. Esta estrategia ha
244
fracasado, principalmente porque la sociedad en general se
encuentra viviendo bajo el miedo. Cuando se aprehende un
gran capo, es como el mítico monstruo que enfrentara Hér-
cules y que al cortarle una cabeza le salen decenas de nuevas
cabezas, iguales o más aterradoras.
Un hombre que enarboló una forma diferente para hacer-
le frente al crimen organizado es el General Tomás Ánge-
les Dahuajare, el mejor estratega de México. Su estrategia
se centra en la alianza entre los militares y la sociedad con
tareas como apoyar en el arreglo de las escuelas de las co-
munidades y áreas deportivas, sumarse a talleres de alfabeti-
zación, etc. obteniendo como resultado la confianza, y no el
temor al ejército, como sucede actualmente. Se trata de un
soldado de y para el pueblo. Esto permitiría que el ejército
tuviese información privilegiada brindada por la misma so-
ciedad y así pueda dar tiros de precisión. La sociedad pierde
el miedo al crimen y se asume aliado de los propios militares
para hacerle frente.
Aunado a esto, se plantea conformar un verdadero equipo
de contadores para conocer los movimientos de las grandes
cantidades de dinero movidas por el crimen y centrar los es-
fuerzos en los movimientos del dinero más que en el decomi-
so de drogas o de armas, pues ese es el verdadero centro de
poder de estos grupos. Al mermar su dinero, se generaría un
verdadero debilitamiento de estos grupos.

A su vez, hace hincapié en la relevancia de elevar los niveles


de consciencia de la población para ganar en esta guerra. Es
decir, que cada joven, en vez de estar escuchando los nar-
co corridos, acuda a los conciertos de la cultura de la paz;
esta es una batalla que se gana sin necesidad de pólvora. Que
cada señora, en vez de estarse lamentando en casa viendo las
narco novelas, participe de manera activa en la toma de de-
cisiones de su colonia; esta es una batalla que se gana sin la
necesidad de jalar un sólo gatillo. Que cada joven. en vez de
estarse drogando, trabaje a nivel personal para tener acceso
a estados más elevados de consciencia; esta es una batalla
ganada sin la necesidad de un sólo balazo. Que cada político,
en vez de estarse planteando la toma del poder por el poder
mismo, se plantee la unificación para servir a México; esta es
una batalla que se gana sin la necesidad de derramar una sola
gota de sangre. En las actitudes virtuosas y en niveles más
245
altos de consciencia, podemos decir: “...piensa ¡Oh Patria
querida! que el cielo, un soldado en cada hijo te dio” y esa es
la lucha de quien se asume como un renacentista.

Existen por todo el país movimientos que a través del arte


están generando espacios de convivencia en lugares donde se
ha fragmentado la sociedad por la violencia, lo acelerado de
la vida o la pobreza. México se ilumina con ejemplos como
los de las caravanas y circos itinerantes que está llevando
el centro cultural “Caracol”, creado por Edgar Arellano, a
zonas de alta marginación, comunidades y pueblos indíge-
nas, de forma totalmente gratuita, teniendo como principal
objetivo generar con el arte un mayor entendimiento de la
circunstancia de las personas. Educa e inspira a mirar el sol
con nuevos ojos cada amanecer.

Este tipo de proyectos han tenido resultados importantes,


prueba de ello es el proyecto de Alberto Ruz y su esposa
Verónica Sacta, cuando a bordo del camper “la mazorca” re-
corrieron Latinoamérica durante 9 años hasta llegar a Brasil
donde el entonces Ministro de Cultura de brasileño, Gilberto
Gil, les encargó el proyecto de “cultura viva” para acercarse
a las favelas con altos índices de violencia. Un proyecto para
apaciguar a las bandas y los grupos, a través de meditaciones,
arte, educación y jornadas de cultura de paz. Gracias a esta
labor, el Presidente Lula da Silva les entregó el reconoci-
miento como el proyecto de paz más importante en el año
2008, ya que lograron reducir significativamente la violen-
cia en las favelas brasileñas. Hoy en México siguen grupos
como el de Caracol. Ruz y Sacta llevan a cabo estas obras de
paz, sólo que a diferencia de Brasil, lo hacen sin apoyo eco-
nómico gubernamental, pues las autoridades mexicanas des-
tinan sus recursos a más balas y armas. Por ello, son aún más
plausibles los esfuerzos de los renacentistas y promueven la
certeza de que hay otras estrategias para abatir la violencia
sin la necesidad de derramar más sangre.

246
247
248
12. DEL MUNDO PARA MÉXICO

“—Sí, soy mexicana.


—Chavela, pero usted nació en Costa Rica.
—Los mexicanos nacemos donde se nos da la re chingada gana”
Chavela Vargas.

“¿Por qué México, mi país,


es tan extraño que está formado,
a mitad y mitad, de una fuente inagotable de ternura
y de un pozo profundo de bestialidad?”
Benito Juárez.

12.1 Mi casa es tu otra casa

La idea de la casa común proviene de los códigos cul-


turales del idioma maya en la expresión “in lak ech hala ken”
que significa tú eres mi otro yo ó yo soy tu otro yo. Esta frase
ha sido confundida en la traducción de “yo soy tú y tú eres
yo”. Para los mayas, el reconocimiento de la otra persona
es la aceptación de la integración colectiva de la cual forma
parte el ser individual, como una red completa sólo por la
incorporación de todos sus elementos; tú eres mi otro yo es
asumir al Ser como un todo del cual “formo” parte, y lo que
le pasa a uno le está sucediendo a todos. Sin embargo, el es-
pacio que “conformo” no es sustituido por el “tú”, sino que
se reconoce la esencia de cada célula para el funcionamiento
del cuerpo social.

Implica pasar del quid pro quo; error que consiste en tomar
a alguien o algo por otra persona o cosa, al quid divinum;
inspiración propia del genio. Por ello, la traducción de mi
casa es tu casa es una afirmación incorrecta semejante a la
249
de tú eres yo y yo soy tú. No es tomar a alguien o algo por
otra. La expresión correcta sería: Mi casa es tu otra casa, así
contiene un rasgo característico de respeto y empatía, no de
propiedad. Una casa donde se puede tener inspiración al in-
corporar el genio creativo del otro generando nuevas formas
de expresión.
En ese sentido, se pueden encontrar restaurantes como el Te-
kit, de comida “japonesa”, cuyo platillo estelar es la pizza de
sushi mediterránea con chile. Una mezcla de comida italiana,
española, japonesa y mexicana, para lograr sabores exquisi-
tos, un platillo único, pro divinum.

La hospitalidad del pueblo mexicano es la de un pueblo


abierto y generoso para acoger y permitir el desarrollo de los
proyectos de vida de múltiples razas insertadas en su cultura.
Tan sólo la historia reciente de México se ha caracterizado
por abrir las puertas a refugiados políticos, de guerra, de per-
secuciones ideológicas o religiosas, exiliados de sus países.
Tal fue el caso de refugiados de la revolución bolchevique en
Rusia, como Leon Trotsky. Después de la segunda gran gue-
rra, setecientos mil judíos arribaron a México para hacer aquí
su vida junto con los alemanes e italianos que huían de las
dictaduras de sus países. Cientos de miles de españoles llega-
ron a las costas del Golfo de México tras la guerra civil, mil
cuatrocientos treinta y tres polacos durante la segunda guerra
mundial, balseros provenientes de Cuba tras la revolución
en esta isla. A causa de las dictaduras en Sudamérica tam-
bién se recibió a chilenos, uruguayos, argentinos, peruanos
y colombianos. En la década de 1990, llegaron coreanos, ru-
sos y habitantes de las ex repúblicas soviéticas. La sociedad
mexicana ha permitido la trans-culturalización al integrarlos
plenamente, no por pactos o acuerdos entre naciones, sino
por una verdadera fraternidad.

Esta fraternidad se ve eclipsada por la subcultura del narco,


la mendicidad y la corrupción, y aunque permanece como
valor universal en la psique colectiva, en el quehacer coti-
diano se vive la hostilidad hacia los migrantes de centro y
Sudamérica. De acuerdo al Instituto de Migración, se estima
que 300,000 indocumentados ingresan a México anualmen-
te. Una de las ramas de actividad del crimen organizado es
la de realizar transportación ilegal con documentos falsos o
250
sin papeles. Obligan a muchos de ellos a entrar al país como
parte de sus redes delictivas. Amnistía Internacional ha re-
portado los abusos de autoridades y del crimen organizado
por maltratos, violaciones, secuestros y asesinatos de los que
son objeto los migrantes en México. Tan sólo en 2010, la Co-
misión Nacional de Derechos Humanos declaró que 11,333
migrantes fueron secuestrados en México. Las políticas en
esta materia han sido insuficientes, como ha quedado mani-
fiesto en las recomendaciones las Naciones Unidas.

Renacer con el valor de la fraternidad, requiere que se cierren


filas en todas las “trincheras”. Hay que generar una coalición
social de abajo hacia arriba, limpiando la casa de todas las
sub culturas, descodificando la hostilidad circunstancial para
codificar todo, rescatando los códigos. Por ejemplo, la frase
“in lak ech hala ken”, “tú eres mi otro yo”, “mi casa es tu otra
casa”, para expresar el quid pro divinum del mundo.

Tal como lo ha demostrado uno de los más grandes defen-


sores de los derechos humanos en la historia de México y el
mundo, el Padre Alejandro Solalinde, quien ha condenado
abiertamente los abusos contra los migrantes indocumenta-
dos latinoamericanos que soportan todo tipo de amenazas
que provienen principalmente de grupos criminales que ne-
gocian ilegalmente con ellos para el tráfico de personas, ar-
mas y órganos. En el 2007, fundó el albergue Hermanos en
el Camino, en la Ciudad de Ixtepec, Oaxaca. De acuerdo a
la información proporcionada por la fundación, “el flujo de
personas ha sido constante desde entonces, llegando a aten-
der a cerca de 20,000 personas al año. Desde entonces acom-
paña a nuestras hermanas y hermanos migrantes y les ofrece
asistencia humanitaria brindándoles alimentos y posada, así
como apoyo médico, psicológico y asesoría jurídica y legal”.
Alejandro se ha convertido en una de las principales voces
con autoridad moral. Su opinión ha adquirido una referencia
de acción por parte de las instituciones, ha sido crítico del go-
bierno como lo ha sido de la iglesia o la sociedad, generando
credibilidad y siendo el eco del sentir de la sociedad actual.

Mi casa es tu otra casa, es el renacer del valor de la fraterni-


dad, como ya lo ha sido.

251
12.2 Turismo
México es uno de los países más atractivos para reci-
bir turistas gracias a su historia y cultura que permite aden-
trarse en los valles, playas, pueblos y sitios arqueológicos.
México cuenta con una vasta y diversa oferta gastronómica,
musical, con fiestas y festivales, con la infraestructura ade-
cuada para recibir congresos y conferencias. Es de destacar
la profesionalización en el sector; hoy son más las escuelas
de hotelería, gastronomía y turismo que alcanzan altos gra-
dos de calidad educativa. Esto se refleja en el hecho de que,
de acuerdo a la Organización Mundial de Turismo (OMT),
México ocupa el lugar número diez en recibir mayor canti-
dad de turistas. Estudios del INEGI informan que la derrama
por la actividad turística representa el 8.5% del PIB, lo que
significa la cuarta actividad que ge- nera mayores ingresos
para el país, una derrama de 17MMD por 30 millones de
turistas anualmente.
Hasta antes del 2007, México ocupaba el lugar número 7 en-
tre los países que reciben más turistas, y el lugar 14 en la cap-
tación de divisas. Ocho años después, en 2015, con la esca-
lada de violencia y la inestabilidad social, descendió al lugar
10 y 22 respectivamente. El turismo, en ese mismo lapso de
tiempo, pasó de ser la 3er fuente de ingreso para convertirse
en la cuarta. Esto quiere decir que llega una gran cantidad de
turistas, pero cada vez gastan menos por la estandarización
de los productos de cada región.
Sin embargo, estos efectos pueden ser mitigados con estra-
tegias integrales e innovadoras, como lo ha demostrado Mi-
guel Torruco, que está a cargo de la Secretaría de Turismo
del Distrito Federal. De acuerdo al periódico New York Ti-
mes, la ciudad de México ha sido reconocida como la ciudad
número uno para hacer turismo en 2016, dejando de ser un
centro de visita sólo entre semana por personas que llegaban
para hacer negocios. Antes del 2012, el promedio de ocupa-
ción hotelera entre semana era del 75% y los fines de semana
descendía por abajo del 50%. Con la integración de los pro-
ductos; es decir, al generarse la incorporación de las diversas
ofertas turísticas relacionadas, como subir al Turibus, parar
en determinado monumento, comer junto a ese lugar, etc., y
la puesta en marcha de programas que fomentan la estancia
de los visitantes durante el fin de semana. Esto logró elevar
252
la ocupación hotelera en un 70% durante los fines de semana
en 2016.
Miguel Torruco Marques, en su libro “40 años al servicio
del Turismo”, afirma que “en las próximas décadas, la hu-
manidad dispondrá de más tiempo libre, de más ingreso, de
mejores medios de comunicación y de transporte. A la par,
las bellezas naturales y los vestigios históricos, alcanzarán el
más alto valor apreciativo de la humanidad... y serán las na-
ciones que mejor conserven su medio ambiente y preserven
su identidad histórica y cultural, las que participen de manera
plena de la extraordinaria derrama económica del turismo en
el futuro”.

253
254
255
256
13. DE MÉXICO PARA EL MUNDO

“Quiero morir siendo esclavo de los principios,


no de los hombres”
Emiliano Zapata.

Más valía aguardar la época aún lejana en la que habría


de ocurrir un nuevo y deslumbrante renacimiento de Aztlán”
Antonio Velasco Piña.

México, más que un lugar, es un estado de conscien-


cia, que se entiende desde varios ángulos. El primero es Mé-
xico como un centro geomagnético, como se mencionó con
antelación. Gracias a las investigaciones de la Dra. Esther
del Río, ahora se cuenta con el aval científico relacionado
con los centros electro-magnéticos del ser humano llamados
chakras. Esos mismos centros se encuentran en todo ser vivo,
como las plantas y animales, así en su conjunto, el planeta
tiene sus propios centros electro-magnéticos y a cada región
le corresponde una determinada función que debe realizar
equilibradamente para armonizar a todo el planeta.

Asumiendo a la Tierra como un sistema viviente, vista como


una unidad en su conjunto, y a los seres humanos como la
consciencia de este ser vivo, cada espacio en el que haya
sociedades representa un estado de consciencia, con una his-
toria que las ha forjado, con aspectos climáticos que la han
determinado, con destinos como sueños a realizar y un alma
que sanar. Así, México en su conjunto, representa un estado
de consciencia en busca de la unión simbiótica con todos los
demás, como la función vital del corazón electro magnético
257
del planeta. Los estudios históricos del Maestro Velasco Piña
ubican los chakras principales del planeta: Europa, Sumeria,
China, Egipto, Indo-tibetano, Perú y México. Él afirma que
“por primera vez en la historia todos los chakras de la Tierra
se están sincronizando y es posible que se inicie una etapa
sagrada a nivel mundial, una auténtica edad de oro para la
humanidad”.
La misión y el peso de la frase “Renacimiento Mexicano”
concuerda con el significado numérico que es el 20, y que
simboliza el juicio o el renacer. En la actualidad, la misión de
vida de esta 5a generación en su misión es la alineación de
los chakras. Le compete renacer a nuevas formas de vida a
partir de todo cuanto fue y será. No sería lo mismo pesar en
el “renacimiento japonés” o en el “renacimiento italiano”, la
misión sería otra, pero para el caso del “renacimiento mexi-
cano” está alineado con el significado mismo del peso nu-
mérico. También está alineado con las interpretaciones de la
letra hebrea “Shin” y la letra “tochtli” del náhuatl, conforme
a la tabla de equivalencias presentada al inicio del libro y que
correspondería a la misma interpretación.

Realmente, todo mexicano que decide volverse un renacen-


tista, se ofrenda al mundo, porque emerge de una esencia con
los códigos y valores universales. No sólo por incorporar en
su consciencia el universo entero, sino también a todas las ra-
zas del mundo, integrando así a todas las culturas del planeta
y todos los ciclos del cosmos en uno, como lo hizo el cuerpo
humano al unificar en sí las mismas leyes de lo macro y lo
micro. Así como Elisa Carrillo, Alejandro González Iñárritu,
Esther del Río, Tomás Alcocer y todo renacentista inspiran
al mundo a transformarse y a ser mejor, tú querido lector,
puedes también volver a nacer y dejar emerger tu infinita sa-
biduría para el mundo.

258
CONCLUSIONES
México tocó fondo en su ciclo histórico para decidir si da pie
a una espiral degenerativa que lo pulverice por la vía de mo-
vimientos de separación de territorios completos de México
para conformar sus propios países, o si genera una guerra
civil a causa de una falta de identidad que confronte a los del
norte contra los del sur y cree pugnas internas en el enfrenta-
miento y lucimiento de los egos de falsos salvadores. O por
el contrario, decidir iniciar una espiral evolutiva para dejar
emerger el México Glorioso que pueda ocupar su papel tras-
cendental en la historia por la vía de un renacimiento, ¿quien
decide? los vivos de hoy.

El principio y el fin convergen en estos tiempos; como la ser-


piente que se muerde la cola, regresa al origen de las socieda-
des que a través de los conocimientos de las leyes universales
crearon civilizaciones de titanes, como los vestigios legados
en Teotihuacán, Tula o Mayapan. Son las mismas leyes que
han servido a lo largo del transcurso histórico para llevar a la
humanidad a estadios y niveles más elevados de conciencia.
Todo cuanto ha sucedido, como una serie de avances y retro-
cesos, ha sido necesario para comprobar la eternidad de la
libertad, la verdad y la infinita sabiduría disponible en y para
el cosmos. “Si me enseño a ser libertad, verdad y sabiduría,
luego entonces, soy eterno”. Es como en la concepción ju-
deo cristiana, el ser humano al haber comido de la manzana
del conocimiento del bien y del mal, se convirtió en humano
en sí mismo, en ese conocimiento como una forma de vida.
Completar el ciclo del entendimiento es como madurar junto
a la manzana que en el momento preciso de caer del árbol
y se siembra nuevamente en la tierra para preservar la vida.

Este libro ha sido planteado como un proceso de Gran Obra,


no de una ilusión romántica de un deseo mágico, sino como
el constante acercamiento a una realidad que confronta, para
un constante renacer. Los ejemplos presentados en las 13 ma-
trices de seres del renacimiento, son sólo algunos de los mi-
les de casos de gente que emerge para iluminar a México. El
mesías colectivo se acerca cada vez más a su masa crítica. Es
posible que si te sumas a este gran despertar, probablemente
seas tú la célula que hace falta para elevarnos como colec-
259
tividad y juntos emprender nuevamente el vuelo del águila.
Este es un movimiento de la cultura, la educación, la madre
tierra, la gobernanza, la salud, la responsabilidad social, la
ciencia, el arte, la comunicación, la plenitud creativa en mo-
vimiento, el camino de la paz, del mundo para México y de
México para el mundo. El Renacimiento mexicano alcanza
su esplendor si los valores universales son encarnados por
los principales ejes rectores de la sociedad en todos ámbitos:
desde lo familiar, lo comunal, lo empresarial y lo académico,
hasta las estructuras más grandes e impactantes en cuanto a
la toma de decisiones, como lo es la gobernanza. La violen-
cia nos recuerda la necesidad de la paz. La violación de los
derechos humanos exige la justicia. La destrucción de la na-
turaleza exige el respeto. La migración exige fraternidad. El
dolor por todos los muertos y desaparecidos exige el perdón
y el amor incondicional. La corrupción exige honestidad.
Los intereses egoístas exige servicio. El crimen organizado
exige la unión y la confianza de la comunidad. Todos los he-
chos obscuros que están eclipsando el resplandor de Méxi-
co, exigen hoy más que nunca el renacimiento de los valores
universales. La solución no es ninguna invención, puesto que
toda esa información está contenida en los códigos culturales
y en el ADN. Sólo basta mirar hacia dentro individual y co-
lectivamente, contemplar la gran luz que anida en el corazón
y dejar que se exprese la conciencia Quetzalcóatl.

260
261
262
Rubén Albarrán, Iosef, César y Witzilin.
Planeando el primer foro por los derechos de la
madre tierra y el pachamama fest.

263
Swami Paravavdati, Ati Quigua, Vandana Shiva, Saamdu
Chetri y César. Conversando con los funcionarios de la
Comisión Nacional de los derechos humanos sobre la di-
mensión ética y social de los derechos humanos.

Iosef, Witzilin, César, Arnold Ricalde, Patricia Mercado,


Verónica Sacta, Alberto Ruz. Los activistas promoviendo
los derechos de la madre tierra con la secretaria de go-
bierno de la ciudad de México.

264
Witzilin, Susana Rivera y César. Recibiendo el
reconocimiento por la ponencia “Renacimien-
to Mexicano” durante el congreso de medicina
alternativa que organiza la doctora Susana cada
año.

265
César y Witzilin, Marchando en Silencio por la Paz. Día
2 de octubre del 2016.

Cuarta Caminata por el Renacimiento Mexicano.


Desde Cholula a la Malinche.

266
Iosef, César, Witzilin, Hun y Salomón Bazbaz.
En el Centro de artes Indigenas recibiendo el li-
bro con el autógrafo de HUN, un poeta totonaca.

267
Ole, Witzilin y Susanne Andres (qepd). Científicos de Di-
namarca reunidos para el “New Story Summit” en Find-
horn Escocia.

Witzilin y Cloe. Pacifista de Namibia.

268
Witzilin, Saamdu Chetri, Leonardo Boff y César.
Saamdu, es el director del centro de la felicidad
de Buthan y Leonardo el Filósofo de una nue-
va ética de la Tierra. Filosofando juntos para la
construcción de un nuevo sistema.

269
Ariosto Otero, Benjamín González, Rosi Orozco, Federico Doring, Al-
fonso Miranda, Gaby Sodi, Abuelita Tonalmintl, Miguel Angel Santi-
nelli, Enrique Quezadas, César, Alfonso Zárrate, Carlos Cazuga, Tomás
Angeles, Esther del Rio, María de los Angeles Moreno, Pablo Muñoz,
Guadalupe Alejandre. Todos juntos en la presentación del “Los senti-
mientos del corazón de México”.

César y Miguel Torruco. Miguel ha sido guía y apoyo de


César en tiempos difíciles.

270
Witzilin, Alejandro Solalinde y César. Considera-
do por los autores como uno de los hombres con
mayor credibilidad en México.

271
Alberto Cinta y César. Mentor y amigo.

Los Policias que iban a reprender a los manifestantes que


clamaban por la “Ley de Salud Emocional” se llevaron la
sorpresa de abrazos.

272
César en la presidencia de la mesa directiva y
Gyawlang Drukpa. Los diputados en la histórica
sesión de meditación. Mente plena.

273
Ariosto Otero, César y Luis Eduardo Aute. Durante la
presentación del libro “Los sentimientos del corazón de
México”.

César y Witzilin. amarre de tilmas, la boda conforme a la


tradición indigena ancestral. 22 de Diciembre del 2012
¡se acabo el mundo e inicio uno nuevo!.

274
Witzilin, Octavio Nahum, César, Tomás Alco-
cer. Recibiendo el reconocimiento por parte de la
UNAMTA que preside el Doctor Alcocer.

275
César y Luis Raúl González Pérez. El presidente
de la Comisión Nacional de los Derechos Huma-
nos presenta el libro de César “Los sentimientos
del corazón de México”.

El Escritor Leopoldo Mendivil López entrega reconoci-


miento a César por el libro “Los sentimientos del cora-
zón de México”.

276
Rafael Aluni, Jorge Flores, Dorian Martinez, Wit-
zilin, César. Algunos de los caminantes durante la
3era caminata por el renacimiento mexicano de
Teotihuacán a Cholula.

277
César platicando con los maestros libres del SNTE.

Witzilin, Esther del Rio, César y Iosef. Durante la embes-


tidura como caballero Águila de Esther y César.

278
César durante la segunda caminata por el Renaci-
miento Mexicano. De Tula a Teotihuacán.

César, Rorka y Alaken. Durante la celebración de


los 200 años de “Los Sentimientos de la Nación”.

279
César y Paulina Sodi. En defensa por el parque Reforma
Social.

César y Carmen Antuna. Durante la marcha por


la dignidad campesina.

280
Christiane Meullemans, Joseph Elias, Witzilin, César,
Luis Eduardo Aute y Antonio Peña. Una cena llena de
conocimiento y poesía.

281
César, Hector Buitrago (integrante de los Aterciopela-
dos), Witzilin. Juntos explorando las eco-tecnias durante
la Aldea de Paz.

César en la ALDF mientras se aprueba la Salud Emocio-


nal en Ley.

282
Antonio Velasco Piña, María Eugenia Bear, Witzilin y
César. En la presentación del libro de Eugenia, “Murmu-
llos de jade”.

283
Tisa, Daniel y Santiago Pando con Witzilin y César y su
hijo Iosef Kin. Tras una larga cena en la mágica casa de
los Pando.

César, Witzilin, Juan María Alponte y Alejandro Cruz. Disfrutando de


una cena tras la presentación del libro “dialiectica histórica” del autor el
maestro Juan María Alponte, el último gran vestigio de su pensamiento
legado a la humanidad.

284
Witzilin, acariciando su vientre creador.

285
Enrique Quezadas, Witzilin, Bernardo Quezada, César y
Fernando Delgadillo. En el camerino del cantautour. Un
día de reconciliación y fraternidad.

Alberto Ruz, César, Witzilin, Antonio Velasco y Laura


Esquivel. Celebrando el cumpleaños de Alberto y Toño.

286
Aluna con sus papás. El día de nacimiento de Victoria
Aluna.

287
Gaby Sodi, César, Witzilin y Alejandro Cruz. El
arte un pasmo en la psique.

La familia completa. Si hay futuro.

288
289
290
BIBLIOGRAFÍA
Alponte J.M.. (2015). Dialéctica Histórica: México-Estados
Unidos y América Latina. Méxi-co: Universidad de Guada-
lajara.

Ayocuan. (1968). La mujer dormida debe dar a luz. El des-


pertar de la conciencia. México: Jus.

Berlin I. (1992). Contra la corriente. Ensayos sobre la histo-


ria de las ideas. México: Fondo de Cultura Económica.

Berg R. (2014). Navegando el Universo. Un mapa para en-


tender las influencias cósmicas que moldean nuestra vida.
Canadá: Centro de Kabbalah Internacional.

Boff L. (1996). Ecología: grito de la Tierra, grito de los po-


bres. Madrid: Trotta.

Boorstin D. (1994). Los creadores. Barcelona. Crítica.

Bourbean L. (1997). Obedece a tu cuerpo. España: Sirio.

Carabias J., Molina M. & Sarukhán J.. (2010). El cambio


climático: causas, efectos y soluciones. México: Fundación
CocaCola de México.

Florescano E.. (2004). Quetzalcóatl y los mitos fundadores


de Mesoamérica. México: Taurus.

González B. (2012). Propuestas para el país que necesita-


mos. México Aguilar.

González C (Compilador). (2014). Los Sentimientos del co-


razón de México. México: Águeda.

Lipovetsky G. (1990). El imperio de lo efímero. La moda y


su destino en las sociedades modernas. México: Anagrama.

López J. (2002). El primer llamado de las estrellas. Amor y


vida, Alaniso y Alan. México: Fundación mexicanos de cien-
cia y cultura.
291
López J. (2001). El mensaje de las estrellas. Segundo mensa-
je del amor, que a la vida llega. Amor y vida, Alaniso y Alan.
México: Fundación mexicanos de ciencia y cultura.

Mendoza G. & Lugo R.. (2010). Farmacia viviente: concep-


tos, reflexiones y aplicaciones. México: Universidad Autó-
noma de Chapingo.

Meulemans D., Meulemans C.,& Elias J.. (1990). El Desafío


de México, titán del siglo XXI. México: Fundación Dr. Meu-
lemans, A.C.

Prólogo y selección de Eduardo García Máynez. (1943).


Caso. México: Ediciones de la Secretaría de Educación Pú-
blica.

Paz O. (1959). El laberinto de soledad. México: FCE.

Pimentel J. (2004). Diccionario Latín-Español, Español-La-


tín. México: Porrúa.

Portilla M. (1983). La filosofía náhuatl. Estudiada en sus


fuentes. México: UNAM.

Romerovargas I. (1988). Los gobiernos socialistas de Aná-


huac. México: Romerovargas Editor, S.A..

Trejo M. & Rodríguez H. (2006). Nahui ollin. Memoria en


movimiento. México: Agueda.

Velasco A. (2003). Tlacaélel. El azteca entre los aztecas. Mé-


xico: Porrúa.

Velasco A. (2009). El retorno de lo sagrado. México: Punto


de lectura.

Zea L. (1968). El Positivismo en México: nacimiento, apo-


geo y decadencia. México: FCE.

292
BIBLIOGRAFÍA WEB
Gozlan A. (2015). EL Mesías. 2015, de Kabbalah Mashian
Sitio web: http://www.kabbalahmashiah.com/es/kabbalah-
mashiah_mesias.php

Guimón P.. (2009). El reino que quiso medir la felicidad. no-


viembre 29, 2009, de El País Sitio web: http://elpais.com/
diario/2009/11/29/eps/1259479614_850215.html

Leyton F. & Casado M.. (2009). La enseñanza de la bioé-


tica en las Universidades Espa-ñolas. septiembre 2009,
de Revista de Bioética y Derecho Sitio web: http://www.
raco.cat/index.php/RevistaBioeticaDerecho/article/viewFi-
le/164724/216700

Lyubomirsky S. (2014). Ciencia detrás de la felicidad. sep-


tiembre 12, 2014, de serie científica Latinoamericana, Sim-
posio vida activa y saludable Sitio web: http://www.serie-
cientifica.org/es/2014/ciencia-detras-de-la-felicidad

UNESCO. (1982). Declaración de México sobre las políticas


culturales. 1982, de UNES-CO Sitio web: http://portal.unes-
co.org/culture/es/files/35197/11919413801mexico_sp.pdf/
mexico_sp.pdf

MRC. (2014). México, el país más peligroso para ejercer


el periodismo en AL. septiembre, 30, 2014, de Periódico El
Economista Sitio web: http://eleconomista.com.mx/segu-
ridad-publica/2014/09/30/mexico-pais-mas-peligroso-ejer-
cer-periodismo

http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/Proyectos/Encues-
tas/Hogares/especiales/endireh/endireh2011/default.aspx

http://www.unesco.org/culture/ich/es/RL/la-ceremonia-ri-
tual-de-los-voladores-00175

http://ec.filos.unam.mx/2012/05/03/paulina-rivero-weber/
http://www.dimensiones.org/acerca/acercar.htm
http://www.drogasmexico.org/index.php?autor=228
http://www.comscore.com
293
http://www.transparency.org
http://www.gob.mx/inm

Sitios de interés:

https://www.facebook.com/karmayoga.mx/
https://www.facebook.com/juvenal.cruzvega
http://www.hermanosenelcamino.org
http://comisionunidosvstrata.org
http://www.mexicosonrie.org.mx
http://www.reinnoa.com
http://ecomundi.info

294
295
296