You are on page 1of 3

"Un Crimen llamado Educación" - Jürgen Klaric

Tras la revolución Industrial, surge la migración del campo a la ciudad


generando nuevas condiciones para el desarrollo de la nueva
sociedad que se iba a formar como “capitalista y obrero”. El sistema
educativo se implementó debido a la Revolución Industria por esta
razón era muy claro que la educación estaba en el poder del Estado
y los capitalistas.

El sistema educativo que se empleaba era manipulado por los


dueños de las fabricas “Escuelas de Fabricas” donde la pedagogía
que se implemento era acorde a la mano de obra de los Obreros es
decir que esta no necesitaba un gran conocimiento, por esto se
pretendía que ellos no pensaran o que pensara lo menos posible,
que actuara sobre ellos la Disciplina, generar en el obrero una
postura de silencio, correcta, ordenada y sobre todo el de ser sumiso
incluso hasta cuando no lo estaban observando, en pocas palabras
la educación iba plasmada hacía enseñar a la gente a trabajar en
las fábricas. También a raíz de este sistema educativo se diseñó un
sistema de castigos y de recompensas, donde se inculcaba a los
niños que no podían equivocarse por que el error estaba castigado
en una fábrica.

Al pasar de los siglos vemos cómo ha venido evolucionado el mundo,


pero en el ámbito de la educación aún seguimos en el mismo
sistema educativo diseñado para que las personas sean llevadas a
las fábricas solo que en la actualidad cambiamos el termino fabrica
por dinero “Esclavitud financiera”. Como lo dice Klaric.

“Es curioso, pero mientras padres de familia piden más tareas


para sus hijos, ellos solo están enfocados en sus grandes
ocupaciones y en el hacer dinero.”

Y aunque el sistema de castigo y de recompensa no se vea de la


misma forma que antes aún es vigente cuando escuchamos que la
organización mundial de la salud detecta 1.200 suicidados al año por
el mismo sistema educativo que se ha venido presentando y cuando
escuchas el termino estrés escolar donde los niños y adolescentes en
la etapa escolar se ven enfrentados a las altas demandas de
capacidades y conocimientos que no pueden afrontar en las
escuelas por x o y motivo. Dice Klaric.

“Los niños son una esponja cuando se trata de aprendizaje,


tienen que aprender de acurdo a sus habilidades y pasiones,
pero aun así tiene el derecho de disfrutar su niñez.”

“Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su


habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo
que es estúpido. – Albert Einstein.”
Si bien sabemos la educación es el factor más importante en el
desarrollo de la sociedad, es la única forma de acabar con la
pobreza y la corrupción de un país.

La educación en la actualidad es una fábrica de destilación social,


donde el sistema educativo ha operado de forma similar a como
funciona un sistema industrial de destilación por goteo, donde gota a
gota un producto líquido pasa por una serie de etapas o filtros de
diferentes características hasta lograr la calidad requerida por el
fabricante. En Colombia, el proceso educativo tiene el mismo
propósito, actúa como destilador del conocimiento y por
consiguiente margina principalmente a los estudiantes más
vulnerables, aquellos que no cuentan con las condiciones mínimas
para estudiar y que terminan por distintas situaciones en fracaso
escolar al desertar de la escuela o no lograr adquirir las
competencias académicas exigidas en el estándar internacional
orientado por la banca mundial a través de la OCDE.