You are on page 1of 13

ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

CARACTERIZACION SOCIAL
COMUNIDADES DEL AREA DE INFLUENCIA DEL INTERNADO IER EL SABALO

Veredas
El Sábalo, Mesas del Sabalito, La Campiña,
La Cabaña, San Antonio del Comboy, Tres Islas, La Candelaria, San Lorenzo, Palmira
Mandur, El Betano y La Barranca.

Elaborado por: Trinidad Zura, facilitadora social de proyecto

Proceso coordinado con: Directivos y Junta de padres de de la IER El Sábalo,


Juntas de Acción Comunal, Comité de Veeduría proyecto.
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

PRESENTACION

El presente documento es producto de un ejercicio de diagnóstico participativo llevado a cabo


con las comunidades beneficiarias en el marco del proceso social del proyecto “Construcción
de un internado en la Institución Educativa Rural, vereda El Sábalo del município de San
Miguel, departamento del Putumayo”, apoyado por el Departamento para la Prosperidad
Social-DPS, cuyo objeto según el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 es “atender a la
población más pobre y vulnerable del país por situaciones de desplazamiento, violencia,
pobreza y presencia de cultivos ilícitos”.

La obra en ejecución suple una necesidad muy importante de la población: contar con
infraestructura adecuada para el acceso digno a la educación, la protección de la población
escolar y en general el mejoramiento de su calidad de vida, sin embargo, el proceso continúa
hacia una etapa de gestión en pro de la consecución de recursos para cubrir necesidades de
sostenibilidad que aun están sin resolver.

Mediante el presente documento describimos entonces la situación actual de las comunidades,


en cuanto a la dimensión socio-económica y acerca vulnerabilidad en medio de un contexto de
conflicto armado que continúa afectando negativamente a la población. La información y
análisis consignados en el presente texto toman como base las voces y expresión de las
comunidades, así como el documento del plan de desarrollo municipal de San Miguel 2012-
2015, el EOT, documentos de la IER El Sábalo, información que se logró compilar y analizar en la
fase del diagnóstico social.

Esperamos que el documento sirva de guía para ilustrar someramente la realidad de esta zona
del municipio, y ayude a despertar mayor consciencia e interés de actores tanto públicos
estatales como privados y no gubernamentales, para confluir en el buen funcionamiento y
bienestar integral de la población estudiantil beneficiaria del INTERNADO de la IER El Sábalo,
que como veremos mas adelante, se constituye en un espacio para la garantía de los derechos
fundamentales de los niños, niñas y jóvenes, quienes se constituyen en la población más
vulnerable y golpeada por el conflicto armado y los problemas estructurales que vive el
municipio de San Miguel.

GENERALIDADES DEL MUNICIPIO

El Municipio de San Miguel se encuentra


localizado al sur occidente del departamento
del Putumayo, en la margen izquierda del río
que lleva su mismo nombre y sirve como
frontera con la República del Ecuador. Según
el EOT, tiene una extensión de 37.550 Has.,
que corresponden al 1.84% del área
Departamental.

Así como todos los municipios del bajo


Putumayo, San Miguel ha sido afectado por
un fuerte fenómeno de colonización, ligado
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

a una economía extractivista, que va desde la quina para finales del siglo diecinueve; caucho,
oro, pieles, maderas, enclave de petróleo y coca durante el siglo veinte, y proyectada en el siglo
veintiuno como un lugar estratégico para obtención de agua y recursos genéticos a nivel
mundial. (Guerrero Albán, 2005).

Según el DANE 2005, la población del Municipio de San Miguel alcanza 24.967 habitantes
aproximadamente, con 5.456 personas en la cabecera municipal y 19.511 en el área rural;
estos datos evidencian que San Miguel es un municipio eminentemente rural, con dificultades
de acceso y comunicación. El 57,6% de la población que habita el San Miguel nació en otro
municipio o en otro país, pero ya se han radicado en el municipio.

La población menor de 20 años representa el 51,3% del total de habitantes, y la


población de 0 a 14 años corresponde al 39,6%. Un municipio joven, pero con
precariedades y carente de suficientes recursos para lograr el desarrollo integral de
esta población.
La población que acude a la IER Sede El Sábalo pertenece a 7 veredas del municipio de San
Miguel, además de la vereda La Barranca, perteneciente a otra jurisdicción. Cada vereda
cuenta con una Junta de Acción Comunal debidamente conformada.

POBLACION DE LA ZONA DE INFLUENCIA DEL PROYECTO INTERNADO IER EL SABALO

No. POR VEREDAS POR GRUPO POBLACIONAL

NOMBRE VEREDA No. familias No. personas Grupo étnico o No. De


1 El Sábalo 109 430 condición personas
2 Mesas del Sabalito 161 557 En situación de 80
3 San Antonio del Comboy 48 214 desplazamiento

4 La Cabaña 61 211 Comunidades 59


5 La Campiña 58 201 indígenas

6 Tres Islas 16 71 Población 3


Afrodescendiente
7 La Candelaria 38 158
8 San Lorenzo
9 Palmira Mandur
10 El Betano
Total 491 1842
FUENTE: EOT San Miguel 2010. Plan de Desarrollo San Miguel 2012-2015.

AFECTACION POR EL CONFLICTO ARMADO EN LA ZONA DE INFLUENCIA

“De un sistema de vida rural tranquilo, se pasó a una permanente guerra por mantener el
dominio territorial entre la guerrilla, los paramilitares y las fuerzas armadas, dejando a la
población civil, a las comunidades indígenas y afrodescendientes en medio del conflicto
armado y sometidos a grandes violaciones de sus derechos humanos.” 1 Desde los años 80s
1
PDM 2012-2015
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

hace presencia la Guerrilla, y en los 90s los grupos paramilitares, además de la presencia las
fuerzas militares, que se desplegaron con mayor intensidad a través del Plan Patriota.

Esta zona se ha configurado geopolíticamente como una región de frontera afectada por el
abandono del Estado, la pobreza, el manejo patrimonial de las estructuras de poder, la
extracción de recursos naturales, la violencia y como sitio de colonización de población
desarraigada del interior del país.

El largo periodo de violencia sistemática vivida en el municipio ha impactado fuertemente a la


población, dejando como saldo incontables víctimas, que aun siguen invisibles y sus voces
acalladas por el miedo. El daño causado tanto a nivel individual como en las estructuras
familiares, comunitarias, organizativas e institucionales requiere de un largo y cuidadoso
proceso de reconocimiento, reparación y reconstrucción social colectiva.

En términos de desplazamiento forzado (DANE, 2012) entre 2005 y 2011, este municipio ha
expulsado 14.856 personas y ha recibido a 2.461, de las 148. 591 y 80650, respectivamente en
el departamento; estas personas han huido tanto de la disputa que sostienen los actores
armados, incluyendo las Fuerzas Armadas por territorio, recursos y población, como de las
intensas fumigaciones aéreas que han afectado el medio ambiente, la salud y la seguridad
alimentaria de las poblaciones que habitan en esa zona. La población desplazada en busca de
seguridad y ayuda, se dirige hacia centros urbanos de mayor tamaño, los cuales han
comenzado a afrontar significativas problemáticas sociales y territoriales.

La Secretaria de Gobierno Municipal reporta que durante el 2012, los principales hechos
violentos del año se concentran en las minas antipersonal en 35 veredas entre ellas San
Antonio del Comboy. Se han desplazado 34 familias, de las cuales el 98% han sido por causa
de las minas antipersonal; las amenazas de reclutamiento forzado (3 casos) y el asesinato de un
miembro de una familia en casco urbano de la Dorada por parte de presuntos actores
delincuenciales (1 caso). “La situación de orden publico de Las veredas San Antonio del
Comboy, La Cabaña, La Campiña, Mesas del Sabalito, y Tres Islas en la actualidad es difícil.
Según información de la comunidad en algunas de estas veredas hay presencia de minas
apersona sembradas por grupos al margen de la ley.” 2

En la zona que nos compete, a principios de este año se presentó un desplazamiento masivo
de la vereda San Antonio del Comboy (12 familias), luego de que resultara una víctima por MAP
en un punto aledaño en la zona. La erradicación manual forzada a los cultivos de coca y la
respuesta ofensiva de las FARC con la siembra de minas antipersonal, generó graves
condiciones humanitarias y de derechos humanos. En general, las áreas afectadas por esta
situación son aquellas ubicadas sobre los ríos San Miguel y Guisía fronterizas con la Provincia
de Sucumbios en Ecuador3, es decir, afectando parte de las veredas que corresponden a la zona
de influencia del Internado El Sábalo.

2
Secretaría de Gobierno municipal de San Miguel, 2012.
3
(Crisis en la frontera colombo-ecuatoriana por situación de confinamiento, desplazamiento y crisis humanitaria en
los municipios de San Miguel y Valle del Guamuez, departamento del Putumayo.) Asociación Minga. Marzo de 2012.
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

Esta situación ha generado confinamiento y restricciones a la libre movilidad, ya que la


población tiene prohibición para andar por trochas y caminos pequeños, o por los lados de los
caminos principales. La gente manifiesta sentir constante temor, al resultar afectada en medio
de los enfrentamientos entre FARC y fuerza pública. También este año se reportó un hombre
civil herido (perteneciente a una comunidad indígena), en medio de un enfrentamiento.

Por otro lado, la población civil es sujeto de diversas estigmatizaciones y señalamientos, se han
visto afectadas por la perdida de cultivos de pancoger y la imposibilidad de sacar sus productos
a través de las trochas. Sus dietas alimentarias se ven muy limitadas al no poder acceder a
recursos del bosque, realizar actividades de caza y pesca en los ríos y quebradas.

La población manifiesta que es preciso que las autoridades locales y ONG que realizan
intervenciones de apoyo en el municipio, le pongan atención no solo a la población en
situación de desplazamiento que sale a las cabeceras, sino también a las familias que quedan
habitando en las veredas, es el caso de la comunidad de San Antonio del Comboy, en donde
desde febrero de este año, solo cuenta con la mitad de la población asentada en su territorio
(14 familias) y de las veredas aledañas, que también son receptoras de población desplazada.
Estas familias, aparte de soportar los fenómenos ya mencionados, se ven afectadas por la
agudización de la pobreza, hambre, desestructuración familiar y comunitaria. Además
manifiestan explícitamente que en cuanto al desplazamiento dado de las familias, las MAP no
es una causa por sí sola, consideran que además del miedo que se generó con este fenómeno,
existen factores preexistentes, como la situación social y económica que ha sido siempre difícil,
además de la precariedad en el acceso a servicios básicos y comunicación.

Existe también reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes en el Municipio de San Miguel.


Este es un fenómeno silencioso e invisible ocasionado en un contexto de conflicto armado,
pero que se potencializa en condiciones preexistentes de pobreza, vulnerabilidad
socioeconómica, débil presencia del Estado, falta de oportunidades en educación y empleo y
en general, la falta de condiciones que garanticen el desarrollo integral de los NNA.

CONDICIONES SOCIALES Y ECONOMICAS

Actividades económicas y subsistencia

Las familias de la zona enfocada se dedican principalmente a la agricultura (cultivo de arroz,


caña y cacao), la cría de animales domésticos y la pesca; dichas actividades son para el
autoconsumo en la mayoría de los casos las comunidades de La Cabaña y El Sábalo cuentan
con pequeñas trilladoras de arroz y algunas familias elaboran panela. Los cultivos cubren
pequeñas extensiones de terreno, máximo 2 hectáreas, aunque hay que anotar que algunas
familias no tienen tierra ni casa propia, son desplazadas y/o viven en casas prestadas, algunos
casos corresponden a mujeres cabeza de familia. Dichas actividades son para el autoconsumo;
se comenta que no todos/as siembran, puesto que no todas las tierras son aptas para cultivar,
por otro lado, para las mujeres cabeza de hogar el trabajo de agricultura se torna más difícil y
son quienes aun menos perciben ingresos.

Se ha observado que el cultivo al cual le apunta más la población es el cacao,


pero ven como dificultad la falta de capital, algunas familias la falta de terreno y la
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

comercialización de estos productos. También se comenta que el cultivo es vulnerable ante la


variabilidad del clima, especialmente por la ocurrencia de vendavales, que se presentan por lo
general entre los últimos meses del año.

Por otra parte, se manifiesta que en algunas zonas más adentradas existen cultivos de coca; las
comunidades en su gran mayoría manifiestan no estar de acuerdo con esta economía ilícita,
ven esto como un obstáculo, ya que por esta condición no reciben apoyos del gobierno, se dice
que quienes mantienen estos cultivos son personas o familias dispersas o allegadas de otras
zonas; por ejemplo, se menciona que en algunas veredas no fueron incluidos el programa de
guardabosques y es posible que esto los excluya de otros programas que tengan que ver con
desarrollo alternativo con economías lícitas.

Como se mencionó en la parte contextual, actividades como la caza y la pesca están


restringidas. Por otro lado, la comunidad de La Cabaña comenta que el río ha disminuido
notablemente la cantidad de peces, por la contaminación, la tala de los bosques y por el
envenenamiento causado en la misma actividad de la pesca; esto afecta de manera directa la
calidad de la alimentación de la gente y por ende la disminución de su calidad de vida, puesto
que desde siempre el pescado ha sido una fuente fundamental de proteína, parte de la dieta
tradicional de la gente en zona rural, así que las dietas por lo general son a base de arroz,
plátano, yuca, panela, siendo muy escasa la proteína.

Algunas familias cultivan animales domésticos como gallinas, patos, algunos cerdos, etc.
Teniendo en cuenta la carencia de ingresos en la familia, suelen vender estas especies para
cubrir los gastos del mercado familiar.

Las comunidades manifiestan que algunas veces la gente trabaja por jornales, pero esto no es
de manera permanente. Pese a que la mayoría de las familias reciben el subsidio de Familias en
Acción, esto no alcanza para el sostenimiento de los estudiantes en las instituciones educativas,
considerando la complejidad en lo rural y la cantidad de gastos en transporte. En San Antonio
del Comboy se menciona un caso en el que de cuatro hermanos, solamente 3 están
estudiando, y 1 de ellos se salió del colegio, porque el dinero no alcanzaba. ‘Algunos jóvenes
prefieren salirse y ayudar a sus padres a conseguir ingresos por fuera’.

La facilitadora social preguntó el motivo por el cual no alcanza el dinero para mantener un
estudiante en la institución educativa, y la respuesta fue que con respecto al subsidio que
reciben tienen que gastar una cantidad considerable en transportes hasta la cabecera urbana
para recibir los pagos, además de los transportes de los estudiantes y gastos de aseo y cuotas
complementaria que pide la institución Educativa para cubrir la alimentación. Los participantes
manifiestan que se necesita alrededor de 50.000 pesos mensuales para mantener a un
estudiante y el subsidio de Familias en Acción alcanza los 30.000 pesos, de los cuales debe
sacar para el transporte hasta la cabecera (aprox. 20.000 pesos). Para aquellas familias que
reciben de subsidio por un solo estudiante, es aún más compleja la situación.

A nivel comunitario se realizan actividades para la recolección de fondos, como festivales y


basares, también en el marco de la celebración de encuentros deportivos, principalmente en la
vereda El Sábalo que convocan a todas las veredas de la zona y el corregimiento de Puerto
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

Colón. Estas actividades son características de estas veredas y ayudan a generar integración y
tejido social entre las comunidades.

Alto nivel de pobreza, carencia de recursos monetarios

Necesidades Básicas Insatisfechas

Según el Censo DANE 2005, La proporción de personas pobres, alcanza un 36,01% para el
municipio. San Miguel ocupa el cuarto lugar después de Puerto Guzmán, Orito y Puerto
Caicedo, con el 40,62% de su población que no satisface las necesidades básicas. Esto denota
que el NBI de San Miguel está 4,61 puntos porcentuales por encima del promedio del
departamento. la población de la cabecera alcanza un NBI de 26,68% mientras que los
habitantes del área rural tienen un NBI de 44,55%; índice bastante alto si tenemos en cuenta
que el 78% de la población es rural. Según el PDM 2012-2015, uno de los factores asociados a
la situación de pobreza reflejada es la carencia de servicios públicos (acueducto, alcantarillado,
energía eléctrica, telefonía celular y fija, aseo público, gas natural, etc), en especial para la zona
rural.

La carencia de recursos económicos (ingresos) de las familias, es la principal problemática


después de los factores de contexto, que las comunidades resaltan. Esto dificulta la
sostenibilidad de la educación de sus hijos/as en las instituciones educativas, pese a que la
educación tiene el carácter de gratuidad, para algunas familias es difícil conseguir los recursos
monetarios suficientes para cubrir los gastos generales como uniformes, útiles escolares,
cuotas de restaurante escolar, entre otros.

La comunidad en San Antonio del Comboy manifiesta que hay estudiantes (4) que tomaron la
decisión de salirse del colegio El Sábalo, debido a sus condiciones económicas.

Acceso a Servicios públicos

En general, las condiciones de vivienda, servicios públicos y saneamiento básico son muy
precarias.

El municipio no cuenta con servicio de acueducto ni en la cabeceras urbanas ni el área rural a


pesar de que si existe un gran porcentaje de infraestructura instalada en lo urbano y parte del
área rural. En la zona de influencia del internado, algunas veredas cuentan con tanques
elevados pero están en estado improductivo, es el caso de Mesas del Sabalito y El Sábalo. El
agua que cada familia consume de los aljibes o pozos en forma individual y/o recoge de las
aguas lluvias en posetas o tanques para suplir sus necesidades, no son aptas para el consumo
humano y son prácticas que agravan las condiciones de prevalencia de las enfermedades,
afectando las condiciones de salud y morbilidad, especialmente en la población infantil.

En cuanto a servicio de alcantarillado, no funciona para las cabeceras urbanas de La Dorada y


Puerto Colón pero cuenta con redes extendidas en un 87%. En zona rural la cobertura es del
3%.
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

La población de las veredas de influencia, mencionan que algunas viviendas uso de pozos
sépticos (los cuales ocasionan altos niveles de contaminación) y la mayoría vierten las aguas
servidas a quebradas y ríos. En veredas como San Antonio del Comboy y zonas adentradas no
se cuenta nisiquiera con letrinas.

En cuanto a servicio de energía eléctrica, la cobertura solamente llega a los caseríos en la vía
que conduce de Puerto Colón hasta La Cabaña, es decir que la población que vive dispersa,
incluyendo a toda la población de San Antonio y Tres Islas no tienen cobertura.

En cuanto a servicio de aseo y deposición de basuras, existe un carro recolector que recoge los
residuos en la zona, desde Puerto Colón hasta la vereda La Cabaña para las familias que viven
a orillas de la vía central, aunque no todas las familias hacen uso de este servicio. Las viviendas
alejadas de la vía, depositan las basuras en huecos que hacen en tierra y queman residuos
como plástico y papel. Durante los talleres realizados en la etapa de diagnóstico, los/as
estudiantes del internado manifestaron una queja frente a la deposición de basuras en la
quebrada donde ellos/as realizan sus actividades de aseo. Frente a esto, se identificó la
necesidad de capacitar a la población en el manejo de residuos sólidos y concientización sobre
la conservación de un medio ambiente sano.

Vías de acceso deficientes, obstáculos naturales y costos en transporte:

Las comunidades más alejadas y que presentan mayores problemas y necesidades, tienen que
afrontar los obstáculos tanto naturales como económicos, lo cual hace más difícil su
permanencia en la institución educativa.

La comunidad de Tres Islas (ver mapa) se ve afectada por la inexistencia de un camino que le
conduzca hasta la carretera más cercana (San Antonio del Comboy). A pesar de que la
comunidad ha hecho mingas para intentar arreglar un camino, la gente tiene que pasar por
trochas, en donde llega el barro hasta las rodillas. Es decir que la necesidad para esta
comunidad es el empalancado del camino en un inicio, y el arreglo de la vía que llegue hasta
esta vereda. Los habitantes de esta comunidad deben caminar aproximadamente una hora por
un camino en muy malas condiciones hasta llegar a la carretera, luego cruzar el Rio Güisía en
donde aún no hay un puente.

La falta del puente para cruzar el río Güisía, el cual corresponde a una obra iniciada, pero que
se tiene incertidumbre acerca del término de su construcción, siendo una necesidad urgente
de esta población para garantizar el tránsito de la población y la comercialización de productos.
Esta es una obra que se ha solicitado durante varios años. La rampa del puente está
contemplada en madera, esto quiere decir que no podrán pasar vehículos; la comunidad
manifiesta que desea que la rampa sea en material metálico. Actualmente la gente tiene que
pasar pagando en un bote; “hace algunos días se ahogó un señor que se confió del río”. La
comunidad tiene incertidumbre porque no sabe si este puente terminará de construirse o se
dejará ‘a medias’.

Los estudiantes en especial de Tres Islas, Barranca, San _Antonio del Comboy, por estas
dificultades de los caminos y puentes, de la situación socioeconómica, entre otros, se retiran, y
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

los que quedan cercanos al Ecuador, (comunidades de San Lorenzo, El Betano, Palmira Mandur)
se van a estudiar allá, ya que al parecer tienen mejor acceso.

Acceso a educación superior

Es importante mencionar que el acceso a la educación superior es nulo, casi un sueño


inalcanzable para los jóvenes; las comunidades manifiestan que esto se debe principalmente a
los impedimentos de tipo económico, pero también se identifica un muy bajo acceso a la
información, principalmente porque no hay acceso a internet en la zona al cual los estudiantes
en algunas comunidades acceden pero muy poco en condiciones muy precarias y en la mayoría
no acceden debido a la falta de energía, equipos dañados o ausencia de los mismos, falta de
mantenimiento o no cobertura de la señal de internet. Otra causa directa es la no presencia de
instituciones e infraestructura educativa en el nivel de educación superior en el municipio, y
programas que subsidien a los/as estudiantes.

En la vereda La Cabaña se hizo alusión a un caso de un estudiante que tuvo que salir a otro
departamento junto con su familia para poder acceder a un programa de educación
universitaria.

Muchos jóvenes ni siquiera terminan su bachillerato, se dedican a actividades del campo,


sufren de desempleo, se van a prestar el servicio militar, y/o son potencialmente vulnerables
ante el reclutamiento forzado de grupos ilegales.

Mientras tanto, el director de la IER menciona otro factor importante es a nivel sociológico
relacionado con la falta de motivación de los padres de familia y al mismo tiempo de los/as
estudiantes para acceder o al menos buscar una alternativa de acceso a educación superior.
Quizá este fenómeno se trate de una “costumbre” de la gente, que ve como normal que los
NNA solo lleguen hasta el bachillerato como meta máxima, y que lo importante es que
empiecen a trabajar para ‘ayudar en la casa’. En conclusión, el acceso a la educación superior
es una de las más importantes y urgentes necesidades

Actualmente la IER cuenta hasta el grado 10mo y el próximo año se empieza a implementar al
grado 11 y se espera iniciar con esta promoción el técnico en EXPLOTACIONES AGROPECUARIAS
ECOLÓGICAS y después de ello elevar a tecnología esta línea en convenio con el SENA. Para ello
se espera motivar a los estudiantes para que sigan estudiando. Se necesita una sensibilización
para formar estos estudiantes y que puedan acceder efectivamente a la educación superior,
que tanta falta hace en esta zona. La IER tiene el ideal de que los jóvenes se formen en esta
tecnología y generen empresa. Sería muy satisfactorio si se cumple este objetivo. Si los jóvenes
se preparan, habría que tocar puertas, puede ser con el FONDO EMPRENDER, para que exista
un apoyo a las empresas que se gesten en este proceso.

Organización comunitaria

Otro punto a resaltar es la debilidad organizativa de estas comunidades, salvo la existencia de


la JAC que lidera actividades participativas y de gestión y del liderazgo, incluyendo actividades
deportivas en la zona, estas comunidades no cuentan con grupos, asociaciones o cooperativas
que promuevan actividades específicas para beneficio común. En cuanto a veedurías
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

ciudadanas y mecanismos de participación ciudadana dicen no tener un conocimiento preciso


y en el momento, solo se conoce la experiencia de la Veeduría conformada para ejercer control
social al proyecto de construcción del Internado.

INTERNADO – IER EL SABALO

La IER el Sábalo Atiende cerca de 500 estudiantes mediante 10 sedes educativas. En la sede de
la vereda El Sábalo, están matriculados 230 estudiantes, de los cuales 80 están en situación de
desplazamiento, 59 pertenecen a comunidades indígenas y 3 son de origen afrocolombiano.
En esta sede funciona el Internado escolar, que atiende 70 estudiantes, los cuales son
provenientes de las veredas mas apartadas, de difícil acceso y con altos niveles de pobreza y
vulnerabilidad.

UBICACIÓN Y RUTAS IER EL SÁBALO

Fuente: IER El Sábalo

Las comunidades valoran mucho la existencia de la IER El Sábalo y de la obra que actualmente
se ejecuta en beneficio de la población educativa, ya que es asequible para la población
estudiantil, que pueden acudir desde las veredas más lejanas y quedarse en el internado,
protegiendo a los niños, niñas y adolescentes de los riesgos que corren en el contexto del
conflicto armado y además accediendo a servicios de alimentación y vivienda. ‘Si no existiera,
los jóvenes no podrían asistir a clases yendo y viniendo todos los días, teniendo en cuenta todo
lo que tienen que pasar, esto no se podría sostener.’
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

Según la organización Minga y la Corporación Casa Amazonía la iniciativa de los Internados


escolares nació desde las mismas escuelas, ya que no había otras alternativas para
garantizarles los derechos de los niños y las niñas, como también para poder garantizarles la
educación y la alimentación. La mayoría de los internados funcionan en el sector rural y se
constituye en una estrategia para ampliar cobertura en estas zonas tan dispersas, “en las que
los estudiantes deberían desplazarse diariamente por trochas o por río, generándose riesgos y
altos costos económicos”. Según la organización Refugee Education Trust (RET), un internado
funciona con un mínimo de cuatro personas; cantidad que crece según el número de
estudiantes. Lo ideal es que cuente con una o dos personas que coordinen a los estudiantes
(mínimo son 30). Los coordinadores se encargan del manejo de la disciplina, la orientación
académica, el cuidado, la atención en salud, etc. Además, se requiere una manipuladora de
alimentos teniendo en cuenta que los horarios de alimentación son diferentes y la atención,
por su parte, debe ser integral.

Las condiciones mencionadas en el texto anterior no se cumplen del todo para el caso del
Internado el Sábalo, pero tal como se menciona, es muy necesario que estos requisitos se
puedan cumplir para brindar una adecuada atención a los niños, niñas y adolescentes que
necesitan este servicio social-educativo.

Como indicamos en la presentación del documento, la infraestructura en con espacios


adecuados para el Internado se está ejecutando actualmente a través del proyecto, pero aun
existen aún carencias que limitan el adecuado funcionamiento del internado, Se mencionan a
continuación los más relevantes:

Carencia de recursos económicos para cubrir el sostenimiento del internado

La dificultad más grande para el Internado es la falta de recursos para el sostenimiento


económico en lo administrativo, complementar la alimentación de los estudiantes y el pago de
la manipuladora de alimentos y el coordinador/a del internado. Los directivos de la institución
manifiestan que el presupuesto asignado por la Secretaria departamental de Educación no son
suficientes para cubrir las necesidades del Internado.

Hasta el momento la comunidad educativa ha realizado sus mayores esfuerzos para sostener el
internado, pero no es suficiente. La Institución pide una cuota mensual a los padres de familia
(comenta el rector, que es la más baja entre todos los internados), que es de diez mil pesos
($10.000), pero no todos los padres cumplen con este pago, a pesar de que algunas familias
cuentan con el subsidio de Familias en Acción. Estos recursos se necesitan para pagar el gas, el
aseo, la preparación de los alimentos, la administración del internado y complementar la
alimentación de los estudiantes internos.

Se debe pagar una señora que prepara los alimentos, realiza el aseo de las instalaciones y
además ejerce funciones de cuidado y salud de los/as internos/as, en especial de los más
pequeños; este rubro no está contemplado en el presupuesto de la institución. Lo ideal sería
que existan dos personas que hagan estas labores, una para la preparación de alimentos y otra
para la coordinación-administración del internado. Con todos los esfuerzos con dificultad se
logra pagarle a la señora solo la mitad del salario mínimo legal mensual. Esto se ha solicitado a
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

a la SED pero hasta el momento no se ha recibido alguna respuesta satisfactoria, dejando que
que cada IE lo solucione internamente.

Falta de dotación para el internado

Se solicitó una dotación para el internado a la Secretaria de Educación Departamental, aún no


hay respuesta por parte de la entidad. Es decir, en términos prácticos, aún no hay garantía de
una dotación para el internado, que incluye elementos de descanso, implementos de cocina,
sillas, entre otros (ver relación de solicitud de dotación – directivos IER)

Deficiente alimentación y ausencia de fuentes de generación de ingresos

Apoyo alimentario para los internos/as


Hasta el momento no se sabe si hay o no garantía de alimentación escolar para el año lectivo
2013. La IER ha gestionado ante el ICBF a nivel nacional para que renueve el respectivo apoyo.
Sin embargo, es muy importante mencionar que se requiere apoyo para complementar
integralmente la alimentación de los estudiantes, considerando que los recursos que llegan son
muy mínimos

Iniciativa de Granja Integral


Para complementar la necesidad de una alimentación integral en las sedes de la IER. En el caso
de la Sede de El Sábalo, frente a la insuficiencia de recursos para una alimentación integral,
además de la necesidad de generar autosostenibilidad del internado, la IER tiene la iniciativa de
trabajar en una GRANJA INTEGRAL con huerta, piscicultura y especies menores. Hasta el
momento no han tenido apoyos por parte del Estado para la creación y el sostenimiento de las
huertas existentes. Se tiene toda la disponibilidad del personal de la comunidad educativa,
incluyendo a los/a internos/as para trabajar en las huertas ya existentes (9) y en el proyecto de
Granja pero se requiere del apoyo institucional para sacar adelante este proceso, en el cual los
estudiantes también tendrían la oportunidad de formarse integralmente según la vocación de
la institución.

Compra de terreno
Es importante resaltar que tampoco se cuenta con terreno suficiente para implementar las
iniciativas productivas, así que se requiere la compra de terreno para suplir esta necesidad.

No hay un espacio ni elementos para la atención en salud y primeros auxilios a los


internos/as
Los internos/as requieren de atención primaria, cuando se presenta alguna urgencia en
altas horas de la noche o en horarios normales; se necesita un salón de enfermería,
espacio para atender esta necesidad, así como los elementos y medicamentos
esenciales.

No hay condiciones para el consumo de agua apta para el consumo humano.

Como se habló en el tema de servicios públicos, no se cuenta con acceso a agua potable. El
agua que se consume proviene de pozos o aguas lluvias sin tratamiento. Así que se requiere
ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL

Proyecto “Construcción de un internado en la Institución


Educativa Rural, vereda El Sábalo del município
de San Miguel, departamento del Putumayo”.

contar con un sistema de aguas y/o elementos que permitan tratar el agua existente y poderla
consumir en mejores condiciones a fin de prevenir futuras enfermedades.

No hay garantía de Transporte Escolar

El apoyo a transporte escolar acuático y terrestre de las sedes Tres Islas, Candelaria, La
Cabaña, Caucanita, El Sabalito y el Sábalo están garantizado solo hasta el mes de noviembre de
2012. Para el año 2013 es incierto.