You are on page 1of 16

El atletismo

La palabra atletismo proviene del griego “Athlon” que significa combate,


lucha. Es un deporte de competición tanto individual como grupal que consta
de varias pruebas en las que se demuestran variadas habilidades físicas y
técnicas que permiten el desarrollo de las mismas.

El atletismo es considerado uno de los deporte más antiguos del mundo.


Debido a que su aparición data de las primeras olimpiadas que se llevaron
a cabo en la antigua Grecia durante el año 776 a.C. Pero
fue Europa durante el siglo XIX que se establecieron muchas de las reglas
y disciplinas que se conocen en la actualidad
8 Pruebas de campo

1-Salto de longitud o salto largo


Esta competencia consiste en un salto lo más largo y potente posible que el
atleta debe dar luego de una enérgica pero relativamente corta carrera que
le permite tomar impulso.

El salto debe comenzar en un lugar determinado, marcado por una línea en


el piso. Si el atleta pisa o pasa dicha línea, el salto es considerado nulo.

Para lograr una mayor distancia, el atleta se impulsa con ambas piernas hacia
adelante. La distancia saltada se mide desde la marca del piso hasta la marca
más cercana hecha en la arena por el cuerpo del atleta al caer.

Esta es una disciplina dominada por anglosajones en donde destaca el


legendario Carl Lewis (USA) con 4 medallas doradas en toda su historia
olímpica.
2- Salto triple

En el salto triple se mide la distancia total recorrida por el atleta al dar 3


largos pasos o zancadas luego de una carrera para obtener impulso. El salto
debe comenzar en un lugar determinado, marcado por una línea en el piso.

Si el atleta pisa o pasa dicha línea el salto es considerado nulo. El primer


paso lo da cayendo en un pie, el segundo salto con el pie contrario y en el
tercer y último salto debe caer con los dos pies en una superficie arenosa.

Un dato curioso es que el norteamericano Christian Taylor ganó la medalla


de oro en Río 2016 y en Londres 2012 y estuvo escoltado por su coterráneo
Will Claye en ambas ocasiones.

El cuadro de honor de las mujeres en esta disciplina quedó conformado por


la colombiana Caterine Ibarguen (15.17 m), Yulimar Rojas de Venezuela
(14.98 m) y Olga Rypakova de Kazajistán (14.74 m).
3- Salto de altura o salto alto

El salto de altura consiste en generar el impulso necesario, luego de una


corta carrera para lograr saltar por encima de una barra horizontal sin
derribarla.

Esta barra se coloca entre dos soportes verticales y a una altura mayor en
cada salto. Los atletas tienen tres oportunidades en cada altura; a medida
que van logrando superarla van pasando a las instancias eliminatorias y
finales.

Desde 1968 el salto se realiza de espaldas a la barra; antes de esta fecha, el


mismo se realizaba al revés, es decir de forma ventral.

Poder saltar por encima de nuestra propia estatura es algo casi impensable.
Sin embargo estos atletas logran saltar por encima de los 2,30 metros con
el solo impulso de sus piernas.

Derek Drouin de Canadá ganó el oro en Río al saltar 2,38 metros. La española
Ruth Beitia se llevó el oro femenino.
4- Salto con pértiga o garrocha

Es similar al salto de altura, pero en esta modalidad el atleta se ayuda para


saltar con una larga vara o pértiga de cierta flexibilidad que le da mayor
impulso. Esta vara mide entre 4 y 5 metros de largo y está fabricada con
fibra de vidrio de alta resistencia.

El atleta hace una corta carrera con la pértiga en las manos y calcula el punto
exacto en donde debe clavarla en el piso y saltar, para pasar por encima de
la barra colocada entre dos soportes verticales. El salto se hace con las dos
piernas por delante del cuerpo y el atleta cae sobre una colchoneta.

El brasilero Thiago Braz Da Silva se llevó la medalla dorada en los Juegos de


Río 2016 y además se convirtió en el primer atleta en esta disciplina que
logra saltar por encima de los 6 metros (6.03) en este evento.

En femenino, Ekaterini Stefanidi de Grecia se alzó con la última presea


dorada, pero es de destacar la figura de la rusa Yelena Isinbaeva, quien
ostenta el récord de más medallas olímpicas ganadas en esta disciplina, con
oro en Atenas 2004 y Beijing 2008 y bronce en Londres 2012. En Río no
participó.
5- Lanzamiento de bala

La bala es una bola sólida de metal que pesa 7,26 kg para la categoría
masculina y 4 kg para la femenina. En una superficie de 2,1 metros de
diámetro demarcada en el piso –y de la cual el atleta no debe salirse- se
realiza el lanzamiento hacia el campo.

Para lanzar la bala el atleta debe sujetarla con la mano entre su hombro y
su barbilla e impulsarse con su cuerpo, agachándose levemente y estirando
el brazo en el lanzamiento.

La distancia lograda se mide desde el borde del círculo de lanzamiento hasta


el lugar en el campo donde impacta la bala.

En las más recientes olimpíadas, el oro se lo llevó el norteamericano Ryan


Crouser, quien además se adjudicó un nuevo récord olímpico a lanzar la bala
a 22,52 metros.

En bala femenino, ganó la norteamericana Michelle Carter con resultado de


20.63 metros.
6- Lanzamiento de disco

El disco tiene aproximadamente 22 centímetros de diámetro y 2 kilos de peso


(18 centímetros y 1 kilo para las mujeres). En una superficie circular de 2,5
metros de diámetro demarcada en el piso –y de la cual no debe salirse hasta
que el disco haya caído en el campo-, el atleta realiza los movimientos para
el lanzamiento, que consisten en varios giros sobre sí mismo para lograr un
buen impulso a la hora de extender el brazo y soltar el disco que caerá sobre
el campo.

En los Juegos Olímpicos de Río 2016 la presea dorada se la llevó el alemán


Christoph Harting, lanzando el disco a 68,37 metros de distancia.

Sin embargo, el norteamericano Al Oerter ostenta el récord de oros en esta


disciplina con un total de 4; su última medalla la obtuvo en los juegos de
Tokio 64.

Sandra Perkovic de Croacia se alzó como ganadora en 2016 con una marca
de 69,21 metros.
7- Lanzamiento de martillo

El martillo consiste en una bola pesada de metal unida a un asa a través de


un alambre. El conjunto pesa unos 7,26 kg y mide 1,2 metros de longitud.

En un círculo similar al del lanzamiento de bala, el atleta se coloca con el


martillo agarrado por el asa con ambas manos, lo gira 2 o 3 veces por encima
y por debajo de su cabeza y luego da 2 o 3 giros sobre sí mismo para tomar
impulso y soltar el martillo hacia arriba y hacia el campo demarcado.

Dilshod Nazarov de Tajikistan se llevó el oro olímpico en Río al lanzar el


martillo a 78,68 metros del punto de partida.

En la actualidad, es esta una disciplina dominada casi en su totalidad por


asiáticos del este, quienes se abrieron paso a los occidentales que obtuvieron
la gloria a principios del siglo pasado: un norteamericano –John Flanagan-
ostenta el récord de tres medallas doradas (1900, 1904 y 1908) y Patrick
O’Callaghan de Irlanda, que ganó el oro en los juegos de 1928 y 1932.

Anita Wlodarczyk de Polonia ganó su segunda medalla dorada al lanzar 82.29


en Río de Janeiro. La otra la había ganado en Londres en el 2012, lanzando
77.60 metros, una muestra de cómo avanza el rendimiento de los atletas
cada cuatro años.
8- Lanzamiento de jabalina

La jabalina es una lanza con punta de metal que el atleta debe lanzar lo más
lejos posible hacia el campo desde una calle de 4 metros debidamente
demarcada y un límite de 7 centímetros que el atleta no debe pasar en el
momento del lanzamiento.

Thomas Rohler de Alemania se llevó el oro de esta disciplina en Rio 2016, su


segunda de por vida y sólo superado por el checo Jan Zelezny que tiene 3
doradas y una plateada en su haber.

La croata Sara Kolak ganó el oro en los últimos Juegos Olímpicos lanzando
66,18 metros.
PRUEBAS DE PISTA DE ATLETISMO

En el atletismo, llamamos pruebas de pista a aquéllas que se realizan dentro de un


circuito cerrado, es decir, en una pista, la cual tiene generalmente forma ovalada, y
está formada por dos rectas unidas en cada uno de sus extremos por una curva.
Cuando hablamos de pruebas de pista de atletismo, estamos hablando de las
siguientes:

–Carreras de velocidad: Éstas son las pruebas más espectaculares, según los
aficionados, de las incluidas dentro del atletismo, siendo la más destacable la de los
100 metros lisos, que se disputa en línea recta, obteniendo la victoria el atleta que
primero cruza la meta con el tronco, no con la cabeza. A continuación se relacionan
las carreras de velocidad que se disputan en pista.

 60 metros
 100 metros
 200 metros
 400 metros

–Carreras de media distancia, o carreras de medio fondo. Los atletas que compiten
en estas carreras tienen que poseer, no sólo una gran fuerza y resistencia, sino que
también deben cumplir una serie de requisitos técnicos.

 800 metros
 1500 metros

–Carreras de larga distancia, conocidas también como carreras de fondo. Los atletas
que participan en estas pruebas tienen que poseer una gran resistencia, y la
mayoría de ellos suelen ser delgados y de baja o mediana estatura.

 3000 metros
 5000 metros
 10000 metros
–Carreras de vallas: Durante estas pruebas, además del recorrido, los atletas tienen
que saltar 10 vallas. Es preciso que sean, además de buenos corredores, muy
flexibles. Los 100 metros vallas se distingue básicamente de los 110 metros vallas
en que la primera es para mujeres, mientras que en la segunda son los hombres
quienes compiten.

 100 metros vallas


 110 metros vallas
 400 metros vallas
 2000 metros obstáculos
 3000 metros obstáculos

–Carreras de relevos: Son las únicas pruebas de pista en atletismo que tiene lugar
por equipos. Es preciso que los atletas tengan, además de velocidad y fuerza, una
buena coordinación. En todas ellas el testigo deberá pasar de mano en mano, sin
que pueda ser lanzado.

 Relevos de 4×100
 Relevos de 4×400
Carreras de relevos/Pista

Las competencias de velocidad se realizan en una pista estándar, con 6 a 8 carriles, de 400
metros de longitud, tendrá dos rectas paralelas y dos curvas cuyos radios serán iguales, el
interior de la pista estará limitado por un bordillo de material apropiado, de aproximadamente 5
centímetros de alto y un mínimo 5 centímetros de ancho.
La medida del contorno de la pista se tomará a 30 cm al exterior del bordillo interno de la
misma o, donde no haya bordillo, a 20 cm de la línea que limita el interior de la pista.
La distancia de la carrera será medida desde el borde de la línea de salida más alejada de la
meta, hasta el borde de la línea de llegada más cercana a la salida.
En todas las carreras cada atleta tendrá un carril individual, de 122 cm a 125 cm, señalada por
líneas de 5 cm de anchura. En la medida de la anchura de cada calle se incluirá la línea a la
derecha de la misma, en el sentido de la carrera.
En las reuniones internacionales organizadas bajo el control de la Federación Internacional de
Atletismo la pista deberá tener 8 carriles.
Para las carreras de relevos los atletas cuentan con una zona de impulso o de inicio de
carrera del atleta que recibe el testimonio primero, con una longitud de 10 m, y una zona de
entrega del testimonio de 20 m. Estas medidas se aplican a la prueba de 4 x 100. Para la
prueba de 4 x 400 existe una única zona de 20 m.
Tacos de salida
Los tacos de salida son el resultado de la evolución de los agujeros que se hacían en las antiguas pistas
de ceniza para apoyar las puntas de los pies y mejorar la puesta en acción y acelerar el cuerpo al
máximo. No se puede hablar de un modelo único de salida. Cada atleta en función de sus características
se adapta de forma particular a los tacos. No obstante, existen elementos mecánicos comunes a todos los
atletas. Los tacos de salida, como norma general, se colocarán inicialmente con una separación entre la
línea de salida y el primer taco equivalente a la de la pierna del atleta, es decir, del talón a la rodilla. Esta
misma distancia es la que separará el primer taco del segundo. Sin embargo, hay atletas que colocan los
tacos mucho más juntos y otros, algo más separado.
Salto largo/Técnica/Vuelo
Es el momento en que el saltador abandona la tabla de batida, se suspende en el aire y
mantiene la trayectoria del centro de masa formando una parábola de vuelo.
Los movimientos de brazos y piernas del saltador sirven para mantener el equilibrio y
prepararse para la fase de caída.
Se pueden identificar tres técnicas para la fase de vuelo.
• Natural o paso.
En el momento del despegue la pierna libre se balancea hacia adelante y el saltador mantiene
esta posición todo el tiempo que le sea posible. El brazo contrario a esta pierna se eleva hacia
adelante hasta alcanzar su extensión completa, quedando paralelo a la cabeza. El otro brazo
se extiende por detrás del tronco que se mantiene erguido.
En la preparación para la caída, el brazo contrario de la pierna de péndulo desciende primero,
describiendo un semicírculo. El otro brazo lo sigue. La pierna de despegue se lleva hacia
adelante, igualando la pierna de péndulo. Luego se extienden hacia adelante a medida que el
tronco se flexiona hacia el frente.
• Colgado
En la técnica de colgado, la pierna libre desciende después del despegue. Se flexiona sobre el
muslo y busca alcanzar un ángulo aproximado de 90º, a nivel de la articulación de la rodilla.
Los brazos buscan quedar paralelos a la cabeza, realizando un círculo con ambos brazos
sobre la articulación de los hombros.
La pierna libre se alinea con la pierna de despegue, hasta que quedan paralelas al suelo.
Ambos brazos deben estar elevados sobre la cabeza. La resultante posición de arco extiende
la cadera del saltador, comenzando la preparación de la caída. La posición de colgado se
mantiene aproximadamente hasta la mitad del vuelo.
La preparación de la caída inicia con la extensión hacia adelante de las piernas.
Simultáneamente inclina el tronco hacia el frente y los brazos descienden hacia adelante.
• Caminado.
En la técnica de caminado los movimientos del deportista en el aire se asemejan a los
realizados durante la carrera.
Después del despegue la pierna libre se lleva hacia arriba y adelante. El balanceo continúa
asegurando el máximo movimiento por inercia
La pierna de despegue se flexiona detrás del cuerpo. Su muslo se encuentra paralelo al suelo.
Luego se balancea hacia adelante y continúa simulando una zancada.
Los pasos deben estar acompañados de movimientos circulares de los brazos.
La preparación de la caída inicia al igualar las dos piernas. Luego se extienden hacia adelante.
Simultáneamente se inclina el tronco hacia el frente y se descienden los brazos hacia
adelante.
Durante la ejecución de esta técnica la suspensión comprende entre un paso y medio y tres
pasos y medio