You are on page 1of 4

INFORME DE PROMOCIÓN Y

PREVENCIÓN:
OSTEOPOROSIS

1. INFORMACIÓN GENERAL
Fecha Lugar: Hospital Materno Infantil Manuela Beltran.
Participantes Programa / Dependencia
Pacientes del Hospital materno infantil Pyp
Manuela Beltrán

2. OBJETIVO GENERAL

Educar acerca de la osteoporosis y como afecta la calidad de vida para


concientizar a la población de los cuidados necesarios.

3. OBJETIVOS ESPECIFICOS.

 Identificar las causas o factores de riesgo que predisponen a las personas a


padecer osteoporosis
 Brindar medidas preventivas para evitar la osteoporosis y mejorar hábitos dañinos.
 Conocer los síntomas por medio de los cuales se manifiesta la osteoporosis y su
forma de diagnostico
INFORME DE PROMOCIÓN Y
PREVENCIÓN:
OSTEOPOROSIS

4. TEMAS A DESARROLLAR
¿QUÉ ES LA OSTEOPOROSIS?

La osteoporosis es una enfermedad esquelética en la que se produce una


disminución de la densidad de masa ósea. Así, los huesos se vuelven más
porosos, aumenta el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen
en su interior, son más frágiles, resisten peor los golpes y se rompen con mayor
facilidad.
Síntomas

La osteoporosis se denomina epidemia silenciosa porque no manifiesta síntomas


hasta que la pérdida de hueso es tan importante como para que aparezcan
fracturas. Las fracturas más frecuentes son las vertebrales, las de cadera y las de
la muñeca (fractura de Colles o extremo distal del radio). La fractura de cadera
tiene especial importancia ya que se considera un acontecimiento grave debido a
que requiere intervención quirúrgica, ingreso hospitalario y supone para el
paciente una pérdida de calidad de vida aunque sea por un periodo corto de
tiempo.
Prevalencia

Esta enfermedad afecta principalmente a mujeres después de la menopausia


aunque también puede hacerlo antes o afectar a hombres, adolescentes e incluso
niños.

En concreto, en España, aproximadamente 2 millones de mujeres padecen


osteoporosis, con una prevalencia en la población postmenopáusica del 25% (1 de
cada 4). Se estima que esta enfermedad es la causante de unas 25.000 fracturas
cada año. Aproximadamente 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres mayores
de 50 años sufrirá una fractura osteoporótica en su vida.

Causas

El origen de la osteoporosis debe buscarse en los factores que influyen en el


desarrollo y la calidad del hueso. El riesgo de padecer osteoporosis vendrá
determinado por el nivel máximo de masa ósea que se obtenga en la edad adulta
y el descenso producido por la vejez. Además del envejecimiento, en su aparición
intervienen factores genéticos y hereditarios. Las hijas de madres que tienen
osteoporosis, por ejemplo, adquieren un volumen de masa ósea inferior que el de
hijas de madres con huesos normales, y lo mismo sucede con gemelos
univitelinos.
INFORME DE PROMOCIÓN Y
PREVENCIÓN:
OSTEOPOROSIS

La desnutrición, la mala alimentación, el escaso ejercicio físico y la administración


de algunos fármacos también pueden favorecer la aparición de la osteoporosis.
Sin embargo, la menopausia es uno de los factores que más influye en su
desarrollo en las mujeres, ya que la desaparición de la función ovárica provoca un
aumento de la resorción ósea.

Síntomas

Al principio la osteoporosis no causa síntomas, ya que la pérdida de densidad se


produce de modo muy gradual. Algunas personas nunca desarrollan síntomas.

A la larga, sin embargo, la densidad ósea puede disminuir lo bastante para que los
huesos se colapsen o se fracturen, causando un dolor intenso y repentino, o
desarrollándose dolor y deformaciones óseas de manera gradual. En los huesos
largos, como los de los brazos y los de las piernas, la fractura se suele producir en
los extremos más que en la parte media. Los huesos de la columna (vértebras)
muestran un especial riesgo de fractura por osteoporosis. La fractura se produce
normalmente en la zona media de la espalda o en la región lumbar.

Las fracturas por compresión vertebral (fracturas de las vértebras) pueden


producirse en personas que presentan cualquier tipo de osteoporosis. Las
vértebras debilitadas pueden romperse espontáneamente o a consecuencia de un
ligero traumatismo. La mayoría de estas fracturas por compresión vertebral no
causan dolor. No obstante, puede aparecer dolor, en general de forma súbita, que
permanece en una zona determinada de la espalda y empeora al permanecer de
pie o al andar. En la zona afectada se observa sensibilidad dolorosa a la
palpación. Normalmente el dolor y la sensibilidad a la palpación de la zona
desaparecen gradualmente al cabo de una semana. Sin embargo, el dolor
persistente puede durar meses o ser constante. Si se rompen varias vértebras, se
produce una curvatura anómala de la columna vertebral (joroba), lo que da lugar a
distensión y dolor musculares, además de la deformidad.
Osteoporosis
También pueden fracturarse los huesos de otras partes del cuerpo, a menudo a
causa de un esfuerzo relativamente pequeño o de una caída. Una de las fracturas
más graves es la de cadera, que constituye una de las principales causas de
invalidez y pérdida de autonomía en personas mayores (ver Fracturas de cadera).
Las fracturas comunes de muñeca (ver Fracturas de la muñeca) se producen con
frecuencia, especialmente en mujeres con osteoporosis posmenopáusica.
Además, las fracturas tienden a curarse más lentamente en las personas que
sufren osteoporosis.

Diagnóstico
INFORME DE PROMOCIÓN Y
PREVENCIÓN:
OSTEOPOROSIS

Aunque sea una enfermedad silenciosa, actualmente los reumatólogos cuentan


con un gran abanico de herramientas para su diagnóstico precoz y así adaptar el
tratamiento, bien para prevenir la pérdida de masa ósea o para combatir la
osteoporosis.

Existen hábitos de vida que pueden ayudar a mejorar la calidad del hueso como
son: la adecuada ingesta de calcio, el ejercicio físico y no fumar. La cantidad
concreta de Calcio varía con la edad, pero muchos adultos necesitarán de 1.000 a
1.500 mg al día. Esta ingesta se puede realizar con alimentos naturales ricos en
calcio (sobre todo la leche y sus derivados) o como suplementos en forma de
medicamentos (sales de calcio). En este último caso deberá existir un control de
su médico sobre la cantidad y la pauta de administración.

De igual manera, la vitamina D es una sustancia fundamental para el hueso. Sus


necesidades diarias se consiguen fundamentalmente por la formación de la misma
en la piel cuando recibe el efecto de la irradiación solar.

Prevención

La prevención de la osteoporosis es fundamental para evitar el avance de la


patología. Estas son algunas recomendaciones para conservar y aumentar la
densidad ósea:

 Mantener un consumo adecuado de calcio.


 Practicar ejercicios físicos en los que el paciente no tenga que soportar
peso corporal. Algunos estudios recientes han demostrado que los
ejercicios en los que es necesario que los músculos muevan los huesos
mantienen e incluso pueden aumentar la densidad ósea.
 Seguir un tratamiento farmacológico, si lo prescribe el médico.