You are on page 1of 20

Análisis geoestadístico con ArcGIS 10

Javier de Jesús Cortés Bracho

Según Matheron (1992), la Geoestadística es la aplicación de la teoría de las variables


regionalizadas. A su vez una variable regionalizada, es una variable distribuida en el
espacio de forma que presenta una estructura espacial de correlación. En fin cuando
hablemos de Geoestadística se debe pensar en la variable y su relación espacial.

Ejemplo de variables regionalizadas en hidrogeología son la trasmisividad y conductividad


hidráulica, la porosidad y el nivel piezométrico; a este último hacemos referencia en el
presente tema.

La mayoría de los métodos geoestadísticos sólo son óptimos si la variable de estudio


sigue una distribución normal. Recordemos que la distribución normal tiene las siguientes
propiedades:

• Tiene una única moda, que coincide con su media y su mediana.


• La curva normal es asintótica al eje de abscisas.
• Es simétrica con respecto a su media. Según esto, para este tipo de variables
existe una probabilidad de un 50% de observar un dato mayor que la media, y un
50% de observar un dato menor.
• Cuanto mayor sea la desviación estándar, más se dispersarán los datos en torno a
la media y la curva será más plana. Un valor pequeño de este parámetro indica,
por tanto, una gran probabilidad de obtener datos cercanos al valor medio de la
distribución.
• El coeficiente de sesgo es igual a cero (0).
• La curtosis es igual a cero (0).

Para determinar si la variable sigue una distribución se deben aplicar alguna de las
pruebas de normalidad como Prueba X², Kolmogorov, cálculo del coeficiente de asimetría,
curtosis, mediana, mediana y la moda y su comparación con los de la distribución normal.

Si a través de estas pruebas se concluye que la variable puede ser aceptada o se


aproxima a una distribución normal, el problema se simplifica y se puede continuar con el
análisis geoestadístico; de lo contrario, es necesario realizar una transformación de los
datos que puede ser de raíz cuadrada o logarítmica (Carrera, 1990) y hacer nuevamente
las verificaciones.

Lo primero que se tiene que hacer para iniciar un análisis geoestadístico con Arcgis
es el análisis exploratorio de los datos, y posteriormente el análisis estructural de
los datos.

1. Análisis Exploratorio de los datos


Paso 1
Lo primero que se debe hacer es crear un shape de puntos a partir de datos de
coordenadas geográficas o planas.
En el presente tema se utilizará la información empleada en el tema Obtención de las
líneas de contorno (Contour) en ArcGIS 10 la cual se describe nuevamente:

a). Cargar el mapa base, del área de estudio. En este caso se utilizará un shape con
nombre REGION_M.shp que corresponde a la Región Geohidrológica Manzanera
Zapalinamé situada al sureste del Estado de Coahuila México donde se realizó un
monitoreo en los pozos de abastecimiento de agua subterránea como parte de una
investigación en esta región realizada por el autor del presente tema.

b). Cargar el shape de puntos o en su defecto crearlo a partir de los datos medidos. Para
construir el shape, por lo menos debemos contar con el nombre del sitio monitoreado,
coordenadas X, Y, Z, en este caso Z corresponde a la cota de la profundidad del nivel del
agua o nivel piezométrico. Archivo en libro de Excel 97-2003 de nombre:
CNERegManZap.

Para crear el shape, del menú File, se selecciona Add XY Data


Aparece la siguiente ventana donde buscamos el archivo XLS (Excel) donde tenemos los
datos, como se muestra en la figura y De igual forma se selecciona el sistema de
coordenadas en que se tienen los datos, para ello damos clic en Edit, seguido de Select
En el panel de la izquierda de la pantalla se agrega el Events, el cual no es un shape.

Para convertirlo a un shape, se da clic derecho sobre “Events” y se selecciona la opción


Data, seguido de Exportar data.
Sale una ventana que nos pregunta si queremos agregar el Shape exportado al mapa,
damos clic en Sí.
Paso 2
Una vez creado o agregado el shape en Arcmap, se añade la barra de Geostatistical
Analyst, seguido de Explore Data y finalmente en Histogram, tal como se muestra en
las figuras.
Se selecciona a la media como método de coincidencia

En la parte inferior de la ventana,

Bars: Permite elegir el número de intervalos, la herramienta automáticamente calcula


la longitud de cada intervalo.
Transformation: Permite realizar una transformación logarítmica a los datos en caso
de que estos no sigan una distribución normal.

Layer: Aquí aparece el nombre del Shape, el cual es Niveles, cuando hay varios shpe
agregados en Arcmap la herramienta elige el primero de la lista.

Attribute: Aquí aparece por defecto el primer campo que tenemos en la tabla de
atributos de nuestro shape… en este caso es el campo pozos. Automáticamente la
herramienta calcula los parámetros geoestadísticos que se muestran en la parte
superior.

Paso 3
Lo que sigue es seleccionar el atributo con el cual queremos hacer el análisis
geoestadístico, en este caso es el nivel piezométrico, para ello damos clic en la pestaña
que está debajo del Attribute y seleccionamos el campo “CNE” (nivel piezométrico).
Se observa que inmediatamente cambia la gráfica y recalcula los valores de los
parámetros estadísticos mostrados en la parte superior, los cuales son los siguientes:

Count (número de datos): 28


Min (dato menor): 1695.2
Max (dato mayor): 2665.9
Mean (Media): 2054
Std Dev (Desviación estándar): 261.41
Skewness (Coeficiente de sesgo o asimetría): 0.74083
Kurtosis (curtosis): 3.7222
Median (Mediana): 2031.2

Aquí, la moda se calcula como la marca de clase del intervalo con mayor frecuencia…
Moda = (1.89+1.99)/2 = 1.94 x103 =1940

El coeficiente de variación se calcula como: CV=(S/media)*100


CV= (261.41/2054)*100 = 12.7%

A estos parámetros le aplicamos las condiciones necesarias para verificar si los datos
siguen la distribución normal. Vemos que la media, la moda y la mediana son diferentes y
su diferencia es mayor a uno, y aunque el coeficiente de sesgo es menor a 1, por lo cual
es necesario realizar una transformación de los datos, de acuerdo a la literatura y lo
hablado anteriormente se recomienda una transformación logarítmica…pero no los
preocupemos estos lo hace ArcGis, simplemente en la pestaña Transformation
seleccionamos “Log”. En la pestaña Bars colocamos 8 intervalos. El resultado es el
siguiente.
Observamos nuevamente los parámetros…

Count (número de datos): 28


Min (dato menor): 7.4355
Max (dato mayor): 7.8883
Mean (Media): 7.6224
Std Dev (Desviación estándar): 0.10284
Skewness (Coeficiente de sesgo o asimetría): 0.42635
Kurtosis (curtosis): 3.2037
Median (Mediana): 7.6164

Moda = (7.57+7.66)/2 = 7.62

El coeficiente de variación se calcula como: CV=(S/media)*100


CV= (0.10284/7.6224)*100 = 1.35%

El coeficiente de variación mejoró, por lo cual no hay problema con los valores extremos
de los datos.

De lo anterior se concluye que la media y la mediana son similares, su diferencia es


menor a 1 y el coeficiente de sesgo está entre 0 y 0.5, por lo cual la distribución de los
datos se acepta como normal…se sigue con el análisis geoestadístico.

Paso 4
Después de haber analizado los parámetros estadísticos y concluir que la distribución de
los datos se puede tomar como normal, cerramos la ventana del Histogram y volvemos a
dar clic en Geostatistical Analyst, seguido de Explore Data y finalmente en Trend
Analysis, tal como se muestra en la figura.

Y aceptamos que use la media para tener el siguiente resultado y además cambie el
atributo a CNE
Esta ventana nos ayuda a ver qué tendencia siguen los datos para que luego en el
análisis estructural le indiquemos a la herramienta que sea removida. En Graph options,
damos clic en Projected Data, Sticks, Input Data Points para que desaparezcan de la
gráfica… el resultado debe ser el siguiente.
Es importante analizar si los datos manifiestan tendencias direccionales que permitan
establecer correlaciones en esas direcciones, y formular modelos de comportamiento. La
tendencia más fuerte se tendrá sobre aquella dirección en la que la línea de tendencia es
más gruesa; para nuestro ejemplo se ve claramente una fuerte tendencia en la dirección
este-oeste (línea verde) y una débil tendencia en la dirección norte-sur (línea azul).

2. Análisis estructural de los datos

Paso 5
Una vez identificada la tendencia de los datos, el siguiente paso es el análisis estructural y
realización del modelo geoestadístico con los datos…para ello damos clic en
Geostatistical Analyst, seguido de Geostatistical Winzard, aparece la una ventana
donde debemos rellanar la siguiente información.

Medthod: Se debe seleccionar el método con el cual se quieren analizar los datos, en
este caso es Kriging
Input data: el shape al cual se le debe aplicar el análisis geoestadístico.
Attibute: El campo con el que se quiere realizar el análisis geoestadístico. En esta caso
es el nivel piezométrico (CNE).
Damos clic en el botó Next>. Aparece la siguiente ventana, donde rellenamos la siguiente
información.

• En Geostatistical methods, se selecciona Ordinary Kriging-Prediction Map.


• En Transformation, se selecciona Log, pues ya habíamos concluido que es
necesario realizar transformación logarítmica.

En Order of trend removal, se selecciona la opción Second, pues habíamos visto que
los datos siguen una tendencia de segundo orden.
Damos clic en Next>, aparece la siguiente ventana.

Y seleccionar un tipo de modelo en este caso modelo esférico para el semivariograma


Dar clic en Next después de seleccionar modelo Esférico el efecto nugget como enable
false y anisotropía como true
Damos clic en Ok y aparece el mapa de predicción de niveles piezométrico a partir del
método geoestadístico Kriging esférico.

Pero aún no se termina …la ventajas de los métodos geoestadísticos es que nos permite
realizar un mapa de errores. Para ello en el panel del navegador, damos clic derecho
sobre el mapa creado y elegimos la opción Create Prediction Estándar error Map.
En la gráfica se observa que los errores mayores en la predicción se producen donde
existe menos información. Para el caso del monitoreo de niveles de un acuífero esto es
indicativo que en estos sitios se deben perforar piezómetros o pozos de monitoreo con el
fin de optimizar la red existente.

Webster, Richard. Oliver Margaret. 2001. Geostatistics for environmental scientists.


Great Britain. John Wiley & Sons Inc.

Sampe Javier y Jesús carrera. 1990. Geoestadistica, aplicaciones a la hidrogeología


subterránea. Centro Internacional de métodos numéricos en Ingeniería. Barcelona

http://cg.ensmp.fr/bibliotheque/public/MATHERON_Ouvrage_00537.pdf

http://www.fcaglp.unlp.edu.ar/~jcu/estadistica/Nociones%20de%20geoestad%EDstica
.pdf