You are on page 1of 3

NOMBRE: Sharon Játiva GRUPO: 1

MATERIA: Espiritualidad FECHA: 17/04/2017

 EL AMOR AL YO

Es un sentimiento relacionado con la autoestima, que necesita ser cuidado cada día. Tener amor
propio no significa quererse porque sí, ni creerse el mejor, sino que implica conocerse a sí mismo,
saber cuáles son nuestras virtudes y nuestros puntos débiles, saber las herramientas que tenemos
para reaccionar ante las situaciones y cuáles son los recursos que podemos aprender. El amor propio
implica que ha habido un viaje a nuestro interior, que hemos tenido una conversación con nosotros
mismos y que hemos conseguido hacer las paces con cada uno de nuestros “yos”. El amor propio
depende únicamente de ti, de cómo te veas tú, y no de lo que opinen los demás.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad, el amor propio tiene que ver con el cuidado de uno
mismo, con el hecho de saber qué es lo que te conviene y actuar en consecuencia. En esencia, el
amor propio reflejado en la autoestima muestra la relación que una persona tiene consigo misma
al ser su mejor amiga.

El amor propio hace que seas una persona consciente de que te mereces lo mejor, es decir, eres una
persona digna de amar y ser amada. Y la felicidad es tu norte vital como esa brújula que guía tu
corazón. A través del amor propio, una persona también defiende de una forma asertiva sus
derechos frente a aquellos que quieren vulnerarlos.

Amor propio y autoestima son elementos importantes para que cualquier persona lleve una vida
satisfactoria, la base es la familia. Los padres a través del amor, la aceptación y los cuidados que les
proporcionan a los hijos les demuestran lo importante que son para ellos.

Conforme se crece, la seguridad, el valor, respeto y satisfacción de uno mismo que es como se le
define al amor propio y autoestima, deben estar vinculados con el autoconocimiento. Esto significa
saber cuáles son tus cualidades y fortalezas pero también tus defectos y debilidades.

Si no te conoces, es porque no te interesas y probablemente no te quieras, pero si te amas estarás


dispuesto a saber de ti, a aceptarte y a trabajar para reforzar todo aquello que te hace sentir
completo, pero también eliminar o cambiar todo lo que te limita.

Date cuenta de lo especial que eres simplemente por ser tú, y verás que terminarás por admirarte.

Si finalmente eres una persona dispuesta a enfrentar y solucionar tus problemas, no buscas imitar
a nadie, eres creativa, extrovertida, independiente, amigable y amorosa; seguramente es porque
tienes un amor propio y autoestima muy positivo y elevado. Pero si no es así, entonces haz lo
cambios necesarios y toma el control de tu vida, porque sólo así tendrás el poder para alcanzar lo
que desees.
Los resultados se reflejarán en ti al mostrarte como una persona feliz, positiva y segura.

En tu familia al convivir en paz, aceptándose y queriéndose tal cual es cada uno.

En el trabajo serás más realista, comunicativo, te adaptarás a los cambios; controlando y evitando
todo aquello que te estrese, y en todas aquellas relaciones personales demostrarás que puedes ser
un ser humano capaz de dar y recibir.

 EL AMOR AL PROJIMO

El amor al prójimo, como el amor de Dios, no es sólo un sentimiento; Se trata de una acción, se
deriva necesariamente del amor de Dios, y no puede haber verdadero amor de Dios sin el prójimo,
a la hora de la verdad la religión se convierte en realidad cuando uno dice que ama a Dios y ama a
su prójimo.

El verdadero amor está dispuesto a odiar lo que es malo y ama lo que es bueno para manifestación
de la verdadera justicia, el amor genuino al prójimo se expresa en los hechos, y no sólo con palabras.
Se expresa a través de lo que uno realmente hace en la vida.

Se manifiesta en la preocupación por los demás a través del habla con amabilidad y demostrar
generosidad con las posesiones materiales dadas por Dios.

Debemos mostrar el amor a al prójimo para que la violencia no merme nuestra sana manera de
vivir. El amor al prójimo nos hará verdaderos seres espirituales que desea Dios.

Prójimo es un concepto, etimológicamente cognado con próximo, que puede utilizarse como
sinónimo de semejante, cercano o vecino; pero que la mayor parte de las veces se usa en
contextos religiosos o morales.

En los diez mandamientos del Antiguo Testamento el prójimo aparece como la víctima de las
ofensas que se prohíben: No dirás falso testimonio contra tu prójimo. No codiciarás la mujer de tu
prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su
asno, ni cosa alguna de tu prójimo.3

Asimismo, conserva un rasgo semántico positivo desde el punto de vista moral, identificado con la
solidaridad que debe mantenerse con todo ser humano

BIBLIOGRAFIA:

 http://eldia.com.do/el-amor-al-projimo/
 http://www.definicionabc.com/salud/amor-propio.php
 http://www.amor.com.mx/amor_propio_y_autoestima.htm