You are on page 1of 3

1.

Aglutinantes

Son sustancias que unen las partículas entre sí (acción cohesiva) cuando la mera presión no basta
para mantenerlas agrupadas en gránulos. Además, aumentan la resistencia a la rotura de los
comprimidos, pero reducen su velocidad de disolución. Aunque pueden utilizarse en seco, en
general se agregan a la formulación en solución o dispersión para garantizar una distribución más
homogénea.

2. Colorantes

Son sustancias que se añaden a los medicamentos sólo con el propósito de darles color. No deben
ser tóxicos ni tener actividad farmacéutica, y no deben emplearse para enmascarar la baja calidad
del producto. Pueden ser naturales o sintéticos

3. Diluyentes

Son sustancias con función de relleno, sin actividad farmacológica, utilizadas para alcanzar el
tamaño deseado de los comprimidos. Se seleccionan en función de las propiedades de
compresión, la solubilidad, la capacidad absorbente, la alcalinidad o acidez, etc. Uno de los
diluyentes más utilizados es la lactosa, por su rapidez de disolución en agua y su agradable sabor,
pero sus propiedades de deslizamiento o flujo son desfavorables. Otros excipientes de uso
frecuente como diluyentes son el almidón y la celulosa microcristalina.

4. Disgregantes

Se utilizan para acelerar la disgregación (desintegración) del principio activo en el agua y los
jugos digestivos, facilitando así su disolución y absorción. Esta función la pueden ejercer en
virtud de su solubilidad, mayor que la del principio activo (p. ej., cuando éste es poco
hidrosoluble). También pueden actuar gracias a su capacidad de hinchamiento o esponjamiento,
favoreciendo la penetración de los líquidos en el comprimido y la separación (disgregación) de
los gránulos. Por último, cuando los comprimidos son efervescentes, el mecanismo de acción
consiste en fomentar la liberación de gases –previamente incorporados– al contacto del
comprimido con el agua, lo que conduce a su disgregación. El almidón de maíz o de patata y la
croscarmelosa son disgregantes de uso frecuente.

5. Edulcorante

Cualquier sustancia sintética desarrollada para su utilización en medicamentos, bebidas y


alimentos bajos en calorías o dietéticos. Tradicionalmente, los alimentos se endulzaban con
azúcar o miel; no obstante, en la elaboración moderna se usa toda una serie de edulcorantes
diferentes, tanto de bulto, que se emplean en una cantidad similar a la del azúcar que sustituyen,
como artificiales, que son mucho más dulces que el azúcar y se usan en cantidades muy
pequeñas.

6. Lubricantes y deslizantes

A veces se los denomina, de manera global, agentes antifricción, pues una de sus funciones
principales consiste en reducir o eliminar la fricción entre la mezcla para comprimir la superficie
de las matrices y los punzones (acción antiadherente). También actúan como reguladores de flujo
de la mezcla en la cámara de compresión, lo que constituye propiamente su efecto deslizante. La
acción lubricante radica en la disminución de la fricción entre las partículas durante la
compresión, mejorando así la transmisión de la fuerza de compresión en la masa de polvo o
granulado. El lubricante más usado es el estearato de magnesio.

7. Recubridores (coatings): protegen los ingredientes de la tableta de los efectos


del aire, de la humedad y ayudan a que las tabletas de sabor poco placentero
sean más fáciles de tragar. La mayoría de las tabletas recubiertas utilizan una
capa de celulosa (fibra vegetal) que está libre de sustancias alergénicas. Otros
materiales utilizados son polímeros sintéticos u otros polisacáridos. Según la
velocidad de disolución de un recubrimiento se puede determinar en qué
lugar del tracto digestivo se liberen las proteínas, o el periodo de acción de
estas

8. Saborizantes

Se agregan a las formas farmacéuticas para una mayor aceptación del preparado por parte del
paciente. Los saborizantes se pueden agregar para mejorar las propiedades organolépticas de un
preparado insípido o para encubrir el sabor desagradable de un ingrediente activo.