You are on page 1of 5

TESIS SOBRE LA FAMILIA

Sábado 02 de abril de 2016. Son las 03 de la mañana de un


día realmente agitado, lleno de nervios, tensión e intriga, un
día común y corriente para este pequeño ser que está frente a
Uds., un día como cualquiera, pero el pequeño ser se siente
diferente, además de un día más viejo, se siente triste,
reflexivo. El estrés de una semana que comenzó con licencia
del trabajo por un pico de tensión que le puso el ojo
izquierdo como si el diablo en él se le hubiese revelado y
pujase por salir, rojo de sangre; que lo llevó a peregrinar por
consultorios pseudo asépticos, a juntar orines someterse
estoicamente al escrutamiento médico; que determinaron
finalmente, al mediodía del viernes, que estaba bien pero que
debería estar mejor, comer más soso, menos delicias
gastronómicas, sobre todo las que están hechas de buenos
recuerdos, hacer espacio en su rutina para la gimnasia, algo
que siempre envidió (tanto la rutina como la gimnasia), las
intemperies de la vida lo devolvieron en el otro extremo de la
semana, con la misma tensión arterial con la que había
empezado, pero por circunstancias distintas, aunque más
conocedor de las limitaciones de su cuerpo y de la escases de
salud que se nota cuando uno traspasa el medio siglo de vida
a campo traviesa.
Y es verdad que pasan cosas todos los días y todas merecen
ser escritas, porque escribirlas ya es hacerlas especiales,
trascendentes y únicas, pero a la vez compartidas,
reconocibles en los lectores, pero una cosa sucedió en el
transcurso de esta semana que me tiene aquí sentado y es el
hecho de enterarme del fallecimiento de nuestra última tía.
La tía Carmencita
Eso sucedió de manera injusta, no estaba preparado para la
noticia, no podía salir corriendo, no podía gritar, no podía
llorar como lo estoy haciendo ahora: amparado en el silencio
de la noche calurosa frente a la luz de mi notebook y con los
anteojos puestos. Le debía una visita, le debía una explicación
por no haberla llamado en dos años, le debía dar aún muchos
besos, debía mostrarle con orgullo lo grande y lindos que se
hacían mis hijos, sus nietos.

El hecho de no poder dormir está relacionado con ella.


Mientras recorría mentalmente los recuerdos de manera
onírica debido a la tarea de dormir que estaba intentando
asumir, con responsabilidad, como todas las tareas que hago
mías a lo largo del día, desfilaron uno a uno mis tíos, todos
los Parrado y sus respectivos consortes, algunos más
entrañables que otros, aunque todos tan tíos como nos
enseñaron a considerar: como una parte inseparable de la
familia, como una extensión de nuestro pequeño universo de
niños, como una palabra mágica que nos maravillaba cada vez
que la escuchábamos anticipar de bienvenida al hogar o como
promesa de viaje.
Esta vez estoy haciendo esto de levantarme a escribir por ella,
por ellos. Me dijeron: -dale hijo, levántate y escríbelo, que
algo llevas de nosotros y nosotros queremos que se sepa.
Tesis sobre la familia
Si bien el título de estas reflexiones es un poco “científico”,
existe una explicación: una tesis es una primera conclusión,
luego de una profunda investigación, observación y
experimentación, escrita pero abierta a la discusión, al disenso
y a la propuesta de nuevos postulados que enriquezcan el
objeto de estudio y lleven luz a lo que se conoce desde sólo
un ángulo o desde una verdad a medias rellenadas con mitos
y leyendas, que no dejan de ser interesantes y permiten que lo
que apenas se conoce se acepte alegremente y se anestesie la
duda que es la razón humana fundamental, y así nos
parezcamos cada vez más a las plantas y demás seres vivos
que ni se preguntan. Como por ejemplo, y ahí nomás paro de
ejemplificar, la Vía Láctea: ¿no es un nombre bonito? ¿ no es
una explicación tonta el hecho de que una enorme mujer de
belleza sin par, con sólo un rodete en el ensortijado cabello y
cubierta apenas con una delgada túnica ceñida de la cintura
haya andado desplazándose por el Universo a pecho abierto,
derramando su maternal leche? ¿no es también una
explicación maravillosa para un niño en edad de imaginar?
¿pero no sirvió acaso para que durante generaciones de
generaciones los niños se hicieran grandes viendo el cielo,
tratando primero de encontrar a esa diosa madre, luego
encontrar esos singulares pechos, para dar paso finalmente al
razonamiento y tratar de encontrar una respuesta veraz, que
elimine de una vez por todas a ese tonto e imaginativo niño
que alguna vez fue?
Metodología de la Tesis
Tesis sobre la familia intentará ser eso: una reflexión sobre
nosotros mismos, sobre lo que somos y el porqué de lo que
somos. De a ratos seremos niños y nos contaremos las
anécdotas más disparatadas, las hazañas más sobresalientes,
los recuerdos más encomiables; luego hablaremos sobre lo
que sucedió y que cada miembro de familia de cada tío sabrá
desde su posición de hijo. Narrará desde una perspectiva
individual la manera en que vivió y conoció a su padre y a su
madre. Sólo se aceptarán opiniones en este sentido, con
verdadera sinceridad y cariño, pues es sabido que sin ese
último ingrediente este experimento no llegará a ser nunca un
Postulado; finalmente expresaremos nuestro aprecio por cada
uno de nuestros respectivos tíos, resaltando los aspectos más
positivos (evitando cualquier crítica que pudiera dar lugar a un
limbo de discusión interminable), los aspectos de su
personalidad más sobresalientes, la manera en como lo
quisimos y alguna que otra anécdota que colabore a reforzar
nuestra imagen de los tíos que forjaron nuestra propia
personalidad. Evitaremos ahondar en rencores y hechos que
entre ellos pudiera haber ocurrido porque al fin y al cabo
ellos fueron falibles como lo somos nosotros, y tomaron
Edited by Foxit Reader
Copyright(C) by Foxit Corporation,2005-2009
For Evaluation Only.

decisiones y se equivocaron como yo y vosotros lo hacen


permanentemente en la vida y además porque, si lloraron y se
arrepintieron de algo, lo más probable es que lo hicieron en
soledad, lejos de cualquier testigo que no fuera Dios.
Piensa: si tú eres terco, ¿a quién sales?; si soy llorón, ¿a quién
salgo?
Queda el aspecto técnico de la Tesis: deberé preparar el
terreno, abonarlo con Tecnologías de la Comunicación, crear
un micro clima sólo para sembrar entre nosotros, con semilla
de recuerdos propia, natural, sin alteración de ninguna
especie, sin larvas de prejuicios ni intenciones modificadas
genéticamente.
Les haré saber cuando lo tenga, los invitaré y les mostraré el
camino de sus reflexiones, la explicación de la sonrisa de sus
nietos o la determinación de sus hijos.
Espero sus opiniones, los quiero, primos, los quiero
hermanos.
Pablo Delgado Parrado

Nota: la firma con apellido doble es sólo circunstancial.

Related Interests