You are on page 1of 1

Tipos de flujos de un canal

Los canales tienen dos tipos de características que son: Las características geométricas: no son
más que la forma que tiene la sección transversal del mismo, así como también sus dimensiones
y la pendiente longitudinal que tenga el fondo del canal. Las características hidráulicas: se tratan
de la profundidad que tiene el agua, su perímetro y área mojada y su radio hidráulico. Resultan
relevantes a la rugosidad de las paredes del canal, la cual se obtiene en función del material
utilizado para su construcción, así como el mantenimiento que se le ha dado al mismo, depende
también de la línea de agua, la cual puede ser o no paralela a la pendiente que tenga el fondo del
canal.

Entre los distintos tipos de flujo de un canal, se encuentran los siguientes:

Flujo permanente es el flujo en que las propiedades fluidas, son constantes en el tiempo, a pesar
de que las mismas no lo sean en el espacio.

Flujo transitorio o No permanente, es el que presenta cambios en sus características al paso del
tiempo, para estudiar el comportamiento del canal.

Flujo uniforme este es el que se da en un canal recto, cuya sección es de pendiente constante, y
se encuentra a una distancia considerable de los puntos en que se realizan las mudanzas de
sección transversal, puede ser de forma, de rugosidad, cambio de la pendiente o en una
variación del caudal.

Flujo gradualmente variado, cuando la profundidad de flujo cambia a través de la longitud del
canal. Este puede ser permanente o no permanente. Se clasifica en rápidamente variado o
gradualmente variado, dependiendo de la profundidad del agua.

Flujo subcrítico o flujo lento, es el nivel efectivo del agua en una determinada sección.

ESCURRIMIENTO

La expresión escurrimiento superficial suele referirse al volumen de las precipitaciones que caen
sobre una cuenca, menos la retención superficial y la infiltración. El escurrimiento superficial o
directo es función de la intensidad de la precipitación y de la permeabilidad de la superficie del
suelo, de la duración de la precipitación, del tipo de vegetación, de la extensión de la cuenca
hidrográfica considerada, de la profundidad del nivel freático y de la pendiente de la superficie
del suelo. La aportación de una cuenca se representa comúnmente en una gráfica
llamada "hidrograma", que consiste en una curva que representa las oscilaciones, respecto el
tiempo, del nivel del agua de un río en una sección dada del mismo. En el caso de un río con un
tiempo de descarga muy largo, los caudales que por él circulan al cabo de un tiempo, son el
resultado de la acumulación del escurrimiento superficial con la aportación subterránea.

Bibliografía:
http://gaia.geologia.uson.mx/academicos/lvega/ARCHIVOS/ESCURRIMIENTO.htm
http://www.arqhys.com/construccion/tipos-flujos-canal.html