You are on page 1of 5

Empoderamiento, recuperación y rehabilitación

El Ministerio de Salud Pública define a la salud mental como un estado de bienestar en el cual el

individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la

vida, puede trabajar de forma productiva y es capaz de hacer una contribución a su comunidad,

sin embargo , casi no existen registro o estudios realizados de cómo se lleva actualmente el

cuidado de los enfermos mentales o de cómo debería ser el trato hacia el mismo en todas las

áreas que conciernen a salud mental como la psiquiatría y la psicología.

En la actualidad no existe una ley de salud mental según un informe realizado por el

Ministerio de Salud del Ecuador y el Departamento de Salud Mental y abuso de Sustancias en el

año 2008 lo cual es muy alarmante y revela que existe una incipiente participación de la

comunidad, la ausencia de organizaciones de familiares o ex pacientes y la franca tendencia a la

medicalización de todos los problemas .Tampoco existen estudios sobre nuevas formas de

recuperación y rehabilitación y no se da la oportunidad de incluir nuevas formas de tratamiento y

cuidado además de la falta de programas permanentes de promoción de la salud mental y la

inadecuada difusión y correlación de los derechos humanos.

En el presente ensayo se hablará de la importancia de los conceptos como el

empoderamiento, la recuperación y la rehabilitación además de la importancia que tiene incluir

nuevas formas de tratamientos por ejemplo a través del arte como en el caso de la película “Los

coristas” (2014) dirigida por Christophe Barratier.

En nuestro país aún es muy marcada la influencia y la preferencia de las personas por someterse

a un tratamiento médico y musicalizado ya sea por los prejuicios que se tiene y el

desconocimiento de nuevas formas de abordaje en cuanto a salud mental , es decir la práctica del
médico es más confiable que la del psicólogo. Tanto la película los coristas como nuestro sistema

de salud muestra una total deficiencia de conocimiento y métodos para tratar problemas sociales

y enfermedades mentales.

En principio de la película se puede ver un ambiente hostil. Es un orfanato para niños de

la calle con problemas de agresividad y mal comportamiento. Las personas que se encargan de su

cuidado lo hacen de formas poco apropiadas, tratan la violencia con más violencia y utilizan

castigos físicos para mantener el control de la institución. Poco tiempo después llega un maestro

con ideas revolucionarias que se preocupa por el bienestar de los niños acercándose a ellos y

devolviéndoles la alegría de ser niños. Incluye la música como una forma de rehabilitación del

alma y crea un coro al cual solo se puede pertenecer si se tiene constancia y disciplina, de esta

forma logra dar un nuevo significado a la recuperación más integral de la persona con nuevos

métodos .Este mismo principio puede aplicarse en salud mental. La Organización Mundial de la

Salud analizó un tratamiento eficaz de los trastornos mentales y llegó a la conclusión de que un

enfoque combinado psicosocial farmacológico probablemente sea el que dé mejores resultados.

El empoderamiento se puede definir como el proceso que se debe dar en una persona para

que esta sea consiente, capaz y consecuente con sus actos y que además estos tengan un objetivo

claro para mejorar o solucionar una situación. “Es el proceso por el que una persona se apropia

de las decisiones de su vida de forma positiva” (Domene , 2014:10). “El empoderamiento es una

forma de aumentar la autonomía para tomar decisiones” (Domene , 2014). Es por así decirlo una

forma de dar el primer paso hacia el cambio e iniciación de un proceso de mejora en caso de

enfermedades mentales o malestares psicológicos. “El empoderamiento es una herramienta

necesaria para el desarrollo del sujeto y en el caso de la psicología para el paciente para que
pueda desenvolverse en el mundo” (Domene , 2014). A partir de aquí podemos decir que el

empoderamiento está muy ligado al concepto de rehabilitar.

El concepto de rehabilitación se muestra en ocasiones anticuado y rígido, sobre todo en

relación a sus orígenes provenientes de una visión más médica-física, en la cual es el clínico es

quien desde fuera ofrece los cuidados necesarios para conseguir sanar una deficiencia o un daño

a través de la medicación de la enfermedad o malestar. Este vendría a ser el segundo paso más

importante en donde ya empiezan los cambios en la persona.

En la actualidad se ha dado otro concepto a la rehabilitación y se ha cambiado un poco su

enfoque de medicar a preparar, fortalecer, descubrir y desarrollar las habilidades de cada

individuo para conseguir un estado mental y emocional de bienestar y enfrentarse a sus

trastornos de manera efectiva y así dar paso a “el concepto de Recuperación que plantea un

espacio en el cual es el usuario quien construye su propio proyecto de vida a través de un

ejercicio de crecimiento personal” (Terrazas, Fernández, & Loópez Gómez, 2015) que implica

un cambio de actitudes, valores, sentimientos, metas, habilidades y roles de sí mismo.

El arte es una forma de rehabilitación que mejora tanto la comunicación del malestar que

se genera en el interior de la persona, su emocionalidad, sus conflictos, su autoestima, mejora sus

habilidades y es una forma de terapia que puede estar combinada con la medicación para

conseguir una mejor recuperación e inserción social de la persona, manteniendo su dignidad y

fortaleciendo sus capacidades y autocontrol.

Se entiende de esta manera a la recuperación como un proceso único, en el que el usuario

adquiere el control de su vida, más allá de la enfermedad y a pesar de los síntomas y en el cual se

facilitan los procesos individuales tomando como partida los deseos personales.
En el caso de la Salud Mental, el empoderamiento se entiende como una herramienta más

para la recuperación, que se basa en dar un papel activo al usuario, devolviéndole la

capacidad muchas veces perdida de elección y control sobre sus propios procesos y

cuestiones vitales (Domene , 2014)

En nuestro contexto el arte se ha incluido como una forma de rehabilitación en instituciones por

consumo de sustancias y cárceles, además según programas educativos se está dando paso al

tratamiento de autismo y asperger a través de la música y pintura pero aún falta hacer un gran

trabajo con el desarrollo de una ley en salud mental que aborde a la persona de forma integral y

proponga nuevas formas de rehabilitación e aserción social.

Para concluir es importante mencionar que dentro de la salud mental la persona que requiera de

este cuidado sea abordada desde diferentes aspectos, es decir, que su mejora y bienestar se

enfoque en los tres principales conceptos que se describieron en el ensayo ya que son tres

elementos que no deben separarse y deben ser aplicados como una unidad al igual que la persona

es una unidad social, emocional y psicológica.

Es importante considerar en todos los campos de la salud una ampliación de

conocimientos para que la medicación no sea la única solución en el control de enfermedades

pero más en el caso de las enfermedades mentales que aun por los perjuicios de la sociedad aísla

a estas personas considerándolos débiles e inútiles . La dignidad es un derecho y la sociedad es

la encargada de abrir espacios activos para personas con enfermedades mentales para darles la

oportunidad de desarrollarse y descubrir sus capacidades apoyando a su mejoría.


El arte es una forma de terapia que ayuda a mejorar la comunicación el malestar y a

tratarlo desde lo más profundo, además es una forma de potenciar habilidades y descubrir

talentos para una pronta recuperación de la persona con malestar o enfermedad mental. Es una

forma de terapia más acertada que puede combinarse con la medicación y lograr mejores

resultados en la persona.

Bibliografía

Martínez, N, López, M. Reinventar la vida: el arte como terapia. Primera

Edición. Madrid: Ed. Eneida; 2009.

Domene , G. (2014). Empoderamiento, Terapia ocupacional y Sauld mental. Recuperado el 04

22, 2018, de Intervensión sobre la autonomía personal en el trastorno mental grave: un

caso clínico .TOG: http://www.revistatog.com/num22/pdfs/caso1.pdf

Salazar, A. G., Romero, R. G., Pérez, J. J., Rincón, M. d., Devesa Del Valle, S., & Ayala, J.

(2015). Modelo de la recuperacion en salud mental para las personas con esquizofrenia.

Recuperado el 2018, de Biblioteca Lascasas,: http://www.index-

f.com/lascasas/documentos/lc0832.php

Terrazas, I. E., Fernández, L. C., & Loópez Gómez, D. (2015). Nuevos abordajes en la

Rehabilitación Psicosocial : la recuperación , a propósito de un caso. Recuperado el

2018, de file:///C:/Users/cristian/Downloads/Dialnet-

NuevosAbordajesEnLaRehabilitacionPsicosocial-5071175%20(1).pdf