You are on page 1of 28

ESFUERZOS COMBINADOS

Los esfuerzos combinados representan la suma o combinación del


esfuerzo de carga axial, esfuerzo por carga de flexión y esfuerzo por
carga de torsión.

En la representación de los esfuerzos combinados, por lo general los


elementos analizados no están sometidos a un solo tipo de esfuerzo, si
no, más bien a la interacción de varios esfuerzos de manera
simultánea, es por ello que con la finalidad de localizar el punto en
donde la estructura llegaría a fallar (punto crítico en la estructura), se
analiza la interacción de todos los esfuerzos a los que está sometido el
elemento. También es un método para dimensionar y seleccionar el
material adecuado para el elemento.

En los esfuerzos combinados existen cuatro combinaciones posibles de


carga:

ESFUERZOS COMBINADOS

Carga axial y Carga axial,


flexión torsión y flexión

Carga axial y
Carga axial y por
flexión
torsión
ESFUERZOS EN RECIPIENTES DE PARED DELGADA

Los recipientes a presión son estructuras


cerradas que contienen líquidos o gases a
presión, ejemplo de ello son los tanques
esféricos para almacenamiento de agua, los
tanques cilíndricos para aire comprimido,
tubos a presión y globos inflados, las
calderas de vapor, los tanques de
almacenamiento de líquidos o gases a
presión, los tanques de agua, los tanques de
almacenamiento de gramos y las tuberías
entre otros.

Se consideraran recipientes de pared


delgada los contenedores de forma cilíndrica
o esférica en los que el espesor de la pared
es pequeño comparado con el radio y su
longitud, y en tales casos se encuentran en
la clase general de estructuras conocidas
como “cascarones”. (Figura 1.0).

Figura 1.0
Recipientes esféricos sometidos a
presión.

Un tanque de forma esférica es el recipiente ideal para resistir presión


interna. Algunos ejemplos conocidos son tanques, tubos y cabinas de
presión en aeronaves y vehículos espaciales. Cuando los recipientes a
presión tienen pared delgada en comparación a sus dimensiones
generales, se les incluye dentro de la categoría más general de
cascarones. (Figura 1.0c).

El término de pared delgada no es preciso, pero una regla general es


que la relación de radio r al espesor de la pared t debe de ser mayor
que 10 a fin que podamos determinar los esfuerzos en las paredes con
exactitud razonable mediante únicamente estática. Una segunda
limitación es que la presión interna debe de ser mayor que la externa;
de lo contrario, el cascaron puede fallar por colapso debido al pandeo
de las paredes.
A fin de hallar los esfuerzos en un recipiente
esférico, cortamos a través de la esfera
según un plano diametral vertical y aislamos
la mitad del cascaron junto con su contenido
de fluido como un solo cuerpo libre (figura
1.1-a). Sobre este cuerpo libre actúan los
esfuerzos de tensión σ en la pared y la
presión p del fluido que permanece dentro
del hemisferio. El peso del tanque y su
contenido se omiten en este análisis.

La presión actúa horizontalmente sobre el


área circular plana formada por el corte y
dado que la presión en uniforme, la fuerza
resultante de la presión es:
Figura 1.1
P = p(πr )
Donde r es el radio interior de la esfera. Obsérvese que la presión p es
la presión interna neta, o presión manométrica (esto es, la presión por
encima de la presión atmosférica, o presión externa).

Debido a la simetría del recipiente y su carga (figura 1.1-b), el esfuerzo


de tensión σ es uniforme alrededor de la circunferencia, además como
la pared es delgada podemos suponer con buena precisión que el
esfuerzo está distribuido uniformemente a través del espesor t.

La exactitud de esta aproximación se incrementa según se vuelve más


delgado el cascaron, y se reduce según se vuelve más grueso. La
fuerza obtenida a partir del esfuerzo normal es σ(2πr t), donde t es el
espesor y r es el radio medio del cascaron (r = r + t⁄2). Por
supuesto, dado que nuestro análisis únicamente es válido para
cascarones muy delgados, podemos considerar que r ≈ r; entonces,
la fuerza resultante se convierte en σ(2πr t).

= Ec. 1.0

Como es evidente a partir de la simetría de un cascaron esférico, esta


misma ecuación para el esfuerzo σ se obtendrá si se pasa un plano a
través de la esfera en cualquier dirección. Por lo tanto, concluimos que
una esfera “presurizada” está sometida a esfuerzos uniformes a tensión
σ en todas las direcciones. Esta condición de esfuerzo se representa en
la (Fig. 1.2b) por el pequeño elemento con esfuerzos σ que actúan en
direcciones mutuamente perpendiculares.

En la superficie exterior de un recipiente esférico a presión, no actúan


esfuerzos normales a la superficie, por lo que la condición de esfuerzos
es un caso especial de esfuerzo biaxial es el que σ y σ son iguales

FIGURA 1.2
(Fig. 1.2-a). Así, el círculo de Mohr para esta condición de esfuerzo se
reduce a un punto, y cada plano inclinado es un plano principal. Los
esfuerzos principales son:

= = Ec. 1.1

También, el esfuerzo cortante máximo en el


plano es cero. Sin embargo, se debe advertir
el elemento es tridimensional y que el tercer
esfuerzo principal (en la dirección z) es cero.
El esfuerzo cortante máximo absoluto,
originado mediante una rotación de 45° del
elemento respecto a cualquiera de los x o y,
es

= = Figura 1.2

Ec. 1.2

En la superficie interior de la pared del recipiente esférico, el elemento


esforzado tiene los mismos esfuerzos de membrana (Ec. 1.0), pero,
adicionalmente, actúa un esfuerzo de
Compresión en la dirección z, p (Fig. 1.2-b). Estos tres esfuerzos
normales son los esfuerzos principales:
= = =− Ec .1.3

El esfuerzo cortante en el plano es cero, pero el esfuerzo cortante fuera


del plano (producido mediante una rotación de 45° alrededor de
cualquiera de los ejes x y y) es:

= = + Ec. 1.4
Si la relación de r⁄t es suficientemente grande, el último término de esta
ecuación puede omitirse. Entonces la ecuación se convierte en la misma
Ec.1.3, y se puede suponer que el esfuerzo cortante máximo es
constante a través del espesor del cascaron. Todo tanque esférico
utilizado como recipiente a presión tendrá al menos una abertura en la
pared, así como varios accesorios y soportes. Esta característica origina
distribuciones no uniformes de esfuerzos que no pueden analizarse
mediante métodos simples. Cerca de las discontinuidades se generan
grandes esfuerzos en el cascaron, por lo que reforzarse tales regiones.

RECIPIENTES CILÍNDRICOS SOMETIDOS A PRESIÓN.

Los recipientes cilíndricos con sección transversal circular se


encuentran en instalaciones industriales (tanques de aire comprimidos
y motores de cohete, en casas de habitación (extinguidores de
incendios y latas de rociadores) y en granjas (tanques de propanos y
silos de granos). Los tubos a presión, los utilizados para el
abastecimiento de agua y las tuberías de carga, también se clasifican
como recipientes cilíndricos a presión.

Considérese ahora un tanque cilíndrico circular de pared delgada con


extremos cerrados y presión interna p (Fig. 1.3). En la figura se muestra
un elemento esforzado cuyas caras son paralelas y perpendiculares al
eje del tanque.

Analizaremos los esfuerzos en un tanque circular de pared delgada


sometido a presión interna. Los esfuerzos normales en un tanque σ y
σ que actúan sobre las caras laterales de este elemento son esfuerzos
de membrana en la pared. Por lo tanto, los esfuerzos σ y σ son
Esfuerzos principales. Debido a su dirección, el esfuerzo σ se
denomina esfuerzo circunferencial o esfuerzo tangencial; en forma
similar, σ es el esfuerzo longitudinal o esfuerzo axial. Cada uno de
estos esfuerzos puede calcularse a partir del equilibrio mediante el
empleo de diagramas de cuerpo libre apropiados.
Para determinar el esfuerzo
cincunferencial , aplicamos dos cortes
(mn y pq) perpendiculares al eje longitudinal
y separamos una distancia b (Figura 1.3-a).
Luego efectuamos un tercer corte en un
plano vertical a traves del eje longitudinal del
tanque con lo cual resulta el diagrama de
cuerpo libre expuesto en la figura 1.3-b. Este
cuerpo libre no consiste solamente en la
pieza longitudinal del tanque, sino tambien el
el fluido contenido dentro de los cortes. Los
esfuerzos circunferenciales σ y la presion
interna p actuan sobre el corte longitudinal
(mnpq).

Los esfuerzos circunferenciales σ que


actuan en la pared del recipiente tiene una
resultante igual a σ (2bt), donde t es el
espesor de la pared. Además, la fuerza
resultante P de la presión interna es igual a
PdA=2pbr , donde r es el radio interior del
cilindro. Haciendo equilibrio de las
ecuaciones antes mencionadas se obtiene lo
siguiente (El esfuerzo circunferencial para un
cilindro a presión):

= Ec. 1.5

El esfuerzo longitudinal se obtiene del equilibrio de un cuerpo libre


de la parte del recipiente a la izquierda de la sección transversal mn (fig.
1.3-c), donde al igual que en el análisis anterior no solo la parte del
tanque, sino también su contenido. Los esfuerzos σ actúan en sentido
longitudinal y tiene la fuerza resultante igual a σ dA = σ (2πr t). La
fuerza resultante P la presión interna es
igual a PdA = pπr . Realizando el equilibrio de fuerzas de la fig. 1.3-c y
despejando para p se obtiene:

= Ec.1.6

La deducción de las ecuaciones (1.6, 7) se supuso que los esfuerzos de


membrana a través de las paredes del recipiente eran uniformes.
1. TRANSFORMACION DE ESFUERZOS EN UN PUNTO

La transformación del esfuerzo significa la variación, con la dirección de


las componentes de esfuerzo en un punto. EL estudio de este tema se
refiere principalmente a casos bidimensionales, pero también se dan
algunos resultados importantes para estados de esfuerzos
tridimensionales. Este tema es importante en la determinación de los
esfuerzos máximos en un punto de un elemento y en las
determinaciones de esfuerzos que producen la falla de un elemento.

Hasta ahora hemos visto los esfuerzos únicamente en ciertos planos


cortantes que pasan por los puntos de un cuerpo. Por ejemplo, la
formula σ = P/A para varillas cargadas axialmente da el esfuerzo normal
en una varilla únicamente en los planos cortantes perpendiculares al eje
longitudinal de la varilla como se muestra en la figura 2.1a: Los
esfuerzos en planos cortantes orientados de distinta manera fig 2.1b
son diferentes.

En el caso general, lo mismo que en el ejemplo, los esfuerzos en un


punto de un cuerpo son diferentes. En algunos planos cortantes pueden
actuar esfuerzos significativamente mayores que otros. El siguiente
estudio se refiere a esta variación del esfuerzo en un punto y trata
principalmente el caso de esfuerzo biaxial, en dos dimensiones. En
primer lugar se consideran diferentes representaciones de los esfuerzos
en el mismo punto de un cuerpo bidimensional. La fig 2.2a representa
un elemento aislado por dos planos cortantes infinitamente cercanos y
mutuamente perpendiculares que son normales a los ejes de las
coordenadas X-Y. la figura 2.2b muestra un elemento aislado de manera
semejante por planos cortantes normales a los ejes orientados de
manera diferente, X´-Y´. los esfuerzos en las caras opuestas de cada
uno de estos elementos son iguales y opuestos, y son los mismos que
actúan sobre los lados opuestos de un plano cortante único. Cada uno
de los elementos aislados en la figura 2.2 esta sometido a la acción de
esfuerzos diferentes en el mismo punto. Cada elemento tiene asociados
tres elementos de esfuerzos. En la figura 2.2a, las componentes se
designan σx,σy Y τxy en las coordenadas X-Y. las de la figura 2.2b se
designan σx´,σy´ Y τx´y´ en las coordenadas X´-Y´. Estos dos conjuntos
de componentes de esfuerzo no son los únicos que existen en ese
punto.

Figura 2.2
El infinito número de conjuntos de componentes de esfuerzos que se
describió, no son independientes. Las componentes en un sistema
arbitrario de coordenadas X/ - Y/están relacionadas con las del sistema
x-y. Las ecuaciones que relacionan las componentes de esfuerzos en
diferentes sistemas de coordenadas o, lo que es lo mismo, en diferentes
planos cortantes que pasan por un punto, se llaman ecuaciones de
transformación del esfuerzo.

Las ecuaciones de transformación del esfuerzo se obtienen de las


condiciones de equilibrio de un elemento de tamaño infinitesimal como
el que se muestra en la siguiente figura. (fig.2.3) esta formada por
planos cortantes normales a los ejes de referencia X,Y y por un tercer
plano cortante normal a un eje inclinado X´ que forma un ángulo
arbitrario θ con el eje x. Los esfuerzos en la cara inclinada son las dos
componentes σx´ y τx´τy´asociados a las coordenadas x´,y´. Se
consideran cantidades positivas si tienen los sentidos indicados y
negativas si tienen los sentidos opuestos.
Las condiciones ∑Fx´= 0 y∑Fy´=0 para el elemento de la figura 2.3
producen las expresiones para los esfuerzos σx´ y τx´τy´ que se dan
más adelante. A partir de estas ecuaciones de equilibrio se obtienen las
fuerzas en elemento efectuando los productos de cada esfuerzo por el
área de la cara sobre la cual actúa. Se supone que el elemento de la
figura 2.3 tiene un espesor unitario normal al plano X,Y el área de la
cara inclinada se designa por dA. Entonces, la cara opuesta y la cara
adyacente al ángulo θ tienen áreas dAsenθ y dAcosθ,
respectivamente. También se hace uso de las identidades
trigonométricas.

Y finalmente tenemos:

´
= + ( )+ (Ec.2-1)

O, finalmente:

( )( )
´ ´ =( )( ) (Ec.2-2)

Las ecuaciones (2-1) y (2-2) son las ecuaciones de transformación de


esfuerzos para el caso bidimensional y dan valores de σ x´, τx´y´para
cualquier ángulo θ en función de σx,σy,τxy. La componente de esfuerzo,
σy´ está dada por la ecuación 2-1, aumentando el ángulo θ en 90º.

Estas ecuaciones dan el esfuerzo en cualquiera del infinito número de


planos cortantes que pueden pasar por un punto de un cuerpo, en
función de un conjunto arbitrario de componentes de esfuerzos x-y. Así,
uno solo del infinito número de conjunto de componentes de esfuerzos
en un punto, utilizado como conjunto de referencia junto con las
ecuaciones de transformación de esfuerzo, es suficiente para describir
completamente los esfuerzos en u punto.

Se puede demostrar que las ecuaciones 2-1 y 2-2 también son


aplicables si el elemento de la figura 2.3 tiene aceleración. De modo que
las ecuaciones 2-1 y 2-2 son aplicables bajo las condiciones estáticas y
dinámicas de un cuerpo.

ESFUERZOS PRINCIPALES Y ESFUERZOS CORTANTES


MÁXIMOS.

Las ecuaciones de transformación para esfuerzos planos muestran que


el esfuerzo normal , y el esfuerzo cortante y varían en forma
continua según se gira el elemento en un ángulo . Con fines de diseño,
usualmente son necesarios lo valores máximos tanto positivos como
negativos. Para determinar los esfuerzos normales máximos y mínimos,
que se conocen como esfuerzos principales, empezamos con la
expresión :

= + + (Ec.2-3)

Al tomar la derivada con respecto a e igualar a cero, se obtiene


una ecuación para los valores de para los cuales es máximo o e
mínimo:
=− − sin 2 + 2 cos 2 = 0

De la cual obtenemos:

tan 2 = (Ec.2-4)

De la ecuación (2-4) pueden obtenerse dos valores de 2 en el


intervalo entre 0° 360°. Estos valores difieren en 180°, estando el valor
mas pequeños entre 0° y 180° y el valor mas grane entre 180° y 360°.
Por lo tanto, el ángulo tiene dos valores que difieren en 90°, uno
entre 0° y 90°, y el otro entre 90° y 180°. Para uno de estos ángulos el
esfuerzo es un esfuerzo principal máximo; para el otro, es un
esfuerzo principal mínimo. Como los dos valores de difiere en 90°,
concluimos que los esfuerzos principales ocurren en planos
mutuamente perpendiculares.

Los valores de los esfuerzos principales pueden calcularse fácilmente


al sustituir cada uno de los dos valores de en la ecuación de la
transformación de esfuerzos(ec.2-3) y despejar . Mediante este
procedimiento podemos conocer también cuales de los dos esfuerzos
principales se asocia a cada uno de los dos ángulos principales .
cos 2 =

sin 2 =

En donde :

= + (Ec.2-5)

Se sustituyen las expresiones para cos 2 ysin 2 en la ecuación 2-3 se


obtienen el valor algebraico mayor de los dos esfuerzos principales,
denotado por :

+ −
= + +
2 2

El más pequeño de los esfuerzos se denota por determina por la la


condición

+ = +

Puesto que y actúan sobre planos perpendiculares.

+ −
= − +
2 2
Luego, las formulas anteriores pueden combinarse en una sola fórmula
para los esfuerzos principales:

= , = ± + (Ec.2-6)

Este resultado de los esfuerzos principales, designados por y , en


función de las componentes de referencia, , , y . Donde se
especificó anteriormente = y = . Los esfuerzos
principales siempre representan los valores mayor y menor de , en un
punto.

Los planos principales para elementos en estados de esfuerzos axial y


biaxial son los mismos planos x y y (Fig. 2.5), ya que tan 2 = (véase
Ec. 2-4), y por consiguiente, los dos valores de son 0° y 90°

Figura 2.5
Mediante un análisis tridimensional más completo, puede demostrarse
que los tres planos principales para un elemento en esfuerzo plano son
los dos planos principales que se han descrito, más la cara z del
elemento. Estos planos principales se muestran en la Fig.2.7b, donde
el elemento esforzado de la Fig.2.7a ha sido girado respecto al eje z un
ángulo , que es uno de los dos ángulos determinados por la Ec. (2-4).
Los esfuerzos principales son , y , donde y resultan de la Ec.
(2-6) y es igual a cero.

Figura 2.7

ESFUERZO CORTANTE MÁXIMO EN EL PLANO.

La orientación de un elemento que está sometido a esfuerzo cortante


máximo en sus caras se puede determinar sacando la derivada de la
ecuación (2-2) con respecto a θ e igualando a cero el resultado. Se
obtiene
/
2 = (Ec.2-7)

Las dos raíces de esta ecuación , se pueden determinar con


los triángulos de la figura 2.8, cada raíz de 2 esta a 90° de 2 . Así
las raíces de y forman 45° entre ellas, y el resultado es que los
planos del esfuerzo cortante máximo se pueden determinar orientando
a un elemento a 45° con respecto a la posición de un elemento que
defina los planos del esfuerzo principal.

Usando cualquiera de las raíces , se puede determinar el


esfuerzo cortante máximo sacando los valores trigonométricos de
sen2 y cos2 en la figura 2.8, y sustituyéndola en la ecuación (2-2).
El resultado es

= + (Ec.2-8)

Figura 2.8
El valor de calculado con la ecuación (2-8) se llama
“esfuerzo cortante máximo en el plano”, porque actúa sobre el elemento
en el plano x-y. si se sustituyen los valores de sen2 y cos2 en la
ecuación (2-1),se ve que también hay un esfuerzo normal sobre los
planos de esfuerzo cortante máximo en el plano. Se obtiene:

= (Ec.2-)

3. SUPERPOCICION DE ESFUERZOS

En la práctica de la ingeniería, se usa a menudo el principio de


superposición en la solución de problemas. Cuando tenemos un
miembro que está sujeto a un sistema de carga completo que involucra
un cierto número de fuerzas de diferentes tipos, podemos determinar el
efecto de cada fuerza del sistema sobre el miembro separadamente.
Después, los resultados de cada una de ellas se combinan para obtener
la solución del problema.

El principio de superposición es fácil de entender y aplicar. Solamente


se necesita asegurarse que sea válido combinar los resultados. Si los
resultados combinados no son lineales, la superposición no es válida.

Existen tres tipos de esfuerzos básicos:

1- P/A solamente se consideran cargas axiales aplicadas a través


del centroide de la sección.
2- Tc/J solamente carga de torsión sobre ejes de sección circular.

3- c/I solamente cargas aplicadas perpendicularmente al eje


transversal

Con estos métodos pueden resolverse una amplia clase de problemas.


Pero podemos ampliar esta clase combinando adecuadamente estos
tipos básicos de carga. En la práctica frecuentemente se encuentran
cargas que no concuerdan con las condiciones bajo las cuales las
teorías básicas son

Válidas como se muestra en las figuras a la derecha las cuales


muestran varios ejemplos de problemas de este tipo. Sin embargo,
estos problemas pueden resolverse mediante una combinación
adecuada de los métodos ya estudiados.

Existen tres combinaciones principales de esfuerzos combinados:

 Axial y flexion.
 Flexion y torsión.
 Axial y torsión.
En este trabajo solamente se abordaran las dos primeras
combinaciones de esfuerzos que se analizaran por el método de
superposición.

SUPERPOSICIÓN DE ESFUERZOS AXIALES Y FLEXIÓN

Considere la viga empotrada en un extremo y sujeta a una carga


inclinada P, como se muestra en la siguiente figura 3.1(a). Esta carga
no produce flexión ni carga axial solamente, sino una combinación de
las dos. Si se descompone esta fuerza en sus componentes horizontal
y vertical, como en la figura 3.1(b) y 3.1(c), estas componentes actúan
en las direcciones que permiten aplicar la teoría de carga axial y flexión
respectivamente.

La fuerza axial Px sección (b) de la figura 3.1, produce esfuerzos


directos de tensión P/A en todas las fibras. La fuerza Py sección (c)
produce esfuerzos de flexión Mc/I. Como ambos esfuerzos actúan
para alargar o acortar las fibras, pueden combinarse algebraicamente.

Figura 3.1
El hecho de que ambas cargas producen esfuerzos que tienen la misma
línea de acción confirma que la superposición de esfuerzos es válida.
Los esfuerzos en cualquier fibra pueden calcularse como:

 ± ± (Ec.3-1)

Los esfuerzos de tensión se consideran positivos, mientras que los


esfuerzos de compresión son negativos, Esta convención de signos
nos ayuda a determinar la naturaleza de los esfuerzos finales. El termino
c en el factor Mc/I puede reemplazarse por la distancia general a partir
del eje neutro, si se requiere el esfuerzo en un punto diferente al de las
fibras externas.

Los esfuerzos calculados mediante la ecuación de esfuerzo mostrada


anteriormente no son enteramente correctos. La carga Py producen una
deflexión (no mostrada) que, cuando se multiplica por la fuerza axial
Px, producen un pequeño momento secundario. En estos casos de
tensión axial y flexión, este momento secundario tiende a reducir el
momento total, y por consiguiente, puede despreciarse. Si la fuerza axial
es de compresión, el momento secundario incrementa el momento
total, y el despreciar este término no resulta conservativo. Sin embargo,
en la mayoría de los problemas de esfuerzos combinados, el efecto de
este término es pequeño y puede despreciarse. En el caso de vigas
columnas esbeltas, el efecto puede no ser despreciable.
FLEXIÓN Y TORSIÓN COMBINADAS

A veces se necesita que los miembros estructurales soporten


conjuntamente cargas de flexión de torsión, Por ejemplo ejes o arboles
circulares que trasmiten un par o momento de rotación suelen estar
sometidos tantos a momentos de flexión, como a torsión. Tales
condiciones es posible realizar el análisis de esfuerzos sin ninguna
dificultad esencial siempre que se conozcan las resultantes de los
esfuerzos estas pueden comprender momentos Flexionarte pares de
torsión y fuerzas cortantes. Los esfuerzos debidos a cada resultante de
esfuerzo se pueden determinar en cualquier punto de la sección recta
por medio de las formulas apropiadas. Entonces el estado completo
de esfuerzos en el punto elegido se investiga utilizando las relaciones
deducidas anteriormente o por medio del CIRCULO DE MOHR. En
particular, pueden calcularse los esfuerzos principales y los esfuerzos
cortantes máximos. De este modo se efectúan el análisis en cualquier
número de situaciones críticas en el elemento y, con todos los
resultados, puede establecerse si el diseño es adecuado o bien, realizar
uno nuevo

Como una ilustración simplificada de la flexión y torsión combinadas,


considere la barra circular de la figura en esta viga Cantiléver actúa un
momento de torsión, T, con respecto al eje longitudinal y una fuerza
transversal o lateral, Q. En una sección recta de la barra a la distancia
X del empotramiento la resultante de esfuerzos se pueden encontrar por
Estática. Tales resultantes son:
1) Un momento Flexionante , M , esto igual a Q( L – x ), donde L es
la longitud de la viga;
2) Una fuerza cortante, V igual a Q, y.
3) Un momento torsionante T. Observe que en este caso el momento
flector se considera positivo cuando produce tracción en la parte
superior de la viga si ahora examinamos un elemento localizado
en la superficie superior de la barra (Elementos A en la Figura 3.2),
Vemos que este elemento estará sometido a los esfuerzos de
flexión, X Debido a M y a los esfuerzos cortantes, Debidos a T
(Figura). Estos esfuerzos se obtienen con las ecuaciones X=

y = Respectivamente, en el caso de un árbol circular de

diámetro d, esta ecuaciones se convierte en

. x= (Ec.3-2) ; = (Ec.3-3)

Figura 3.2
Conociendo x y Se pueden determinar los esfuerzos en un elemento
girado cualquier ángulo que se desee en el punto A.

Los esfuerzos principales en A se hayan por la ecuación.

1,2= ± ( )+ (Ec.3-4)

Así mismo, el esfuerzo cortante máximo encontrado por la ecuación


anterior es:

= = ( )+ . (Ec.3-5)

Si se conocen los valores admisibles w y de los esfuerzos normal y


cortante sustitúyanse en la dos ecuaciones anteriores en lugar de 1 y
2 y , y luego despéjese “d” el diámetro requerido de la barra
circular. Desde luego se obtendrán los esfuerzos máximos cuando el
elemento A seleccione al extremo de la barra donde el momento
Flexionante M tiene el valor el máximo la descripción anterior supuso
que se selecciona un elemento en la parte superior de la barra. Un
procedimiento similar puede seguirse para analizar los esfuerzos en la
parte inferior de la misma. Los esfuerzos máximos se producirán por lo
general donde los esfuerzo de flexión son mayores, es decir en la parte
superior o en l parte inferior de la viga en la sección recta del máximo
momento Flexionarte sin embargo a veces es necesario considerar
otras posibilidades. Por ejemplo a la fuerza cortante V= Q produce un
esfuerzo máximo de cortadura en el eje neutro. Por consiguiente se
debe considerar también un elemento seleccionado sobre el lado de la
barra, en su eje neutro (Elemento B). Tal elemento se hallará en estado
de cortadura pura (figura), constando el esfuerzo cortante de dos partes:
1) El esfuerzo de cortadura debido al momento T, obtenido de la
formula y =

2) El esfuerzo cortante debido a V que se obtiene de la formula y


= . Los esfuerzos principales en tal elemento ocurren en

planos a 450 con el eje. Estos esfuerzos pueden compararse con


los obtenidos para elementos en la parte superior y en la inferior
de la viga, a fin de determinar el esfuerzo normal máximo a utilizar
en el cálculo. Los esfuerzos cortantes máximos en la viga pueden
hallarse también comparándose los valores obtenidos para los
elementos A y B. Si la viga esta empotrada de madera más
complicada o si la forma de la sección recta no es circular a un se
puede analizar los esfuerzos en diversos puntos de la barra y
compararlos. Al hacerlo es natural seleccionar puntos de la barra
donde sea máximo el esfuerzo normal o el cortante. Comparando
los esfuerzos obtenidos en todos los puntos donde es probable
que haya un esfuerzo máximo se podría estar razonablemente
seguro de obtener los esfuerzos máximos absoluto.
INTRODUCCION
El desarrollo de este trabajo está basado en temas de interés para el estudio de la
resistencia de materiales, tomando como base los esfuerzos y las deformaciones
para su análisis, estos son básicos para el entendimiento de los temas a tratar.
Los esfuerzos combinados representan la suma o combinación de varios esfuerzos
que son aplicados a un elemento siendo estos esfuerzos de carga axial, esfuerzo
por carga de flexión o esfuerzo por carga de torsión. Su determinación es de mucha
utilidad en todas las ramas de la ingeniería, ya que por lo general los elementos
analizados no están sometidos a un solo tipo de esfuerzo, si no, más bien a la
interacción de varios esfuerzos de manera simultánea. También es un método para
seleccionar y dimensionar el material adecuado en un proceso de construcción. Los
esfuerzos combinados son usados frecuentemente sin darnos cuenta ya sea en
nuestras casas que están hechas de vigas, que combinado distintos materiales,
soportan algunos mejor la flexión y otros mejor la compresión hasta las grandes
construcciones en donde las vigas son de hierro y cemento.

OBJETIVOS
 Conocer el procedimiento para encontrar los esfuerzos combinados en
superficies de pared delgada, transformación en un punto y superposición de
esfuerzo.

CONCLUSIÓN
 .Con los cálculos ejecutados se obtienen los esfuerzos principales y
esfuerzos cortantes en un punto de una estructura, esto proporciona
los elementos necesarios para el diseño de las mismas, y permite
colocar los apoyos en puntos clave, donde el esfuerzo es máximo
para que la estructura se mantenga estable.

BIBLIOGRAFIA
 Beer y Johnston, Mecánica de materiales, 5ta edición 2010. Editorial
McGraw-Hill.
 Hibbeler, R. C., Mecánica de Materiales, 6ta edición, México, 2006.
Editorial PEARSON EDUCACION
 Nicholas Willems, Resistencia de materiales, 1988. Editorial McGraw-
Hill.