You are on page 1of 2

PRÁCTICA N° 2 : RECOLECCIÓN Y SECADO DE PLANTAS MEDICINALES

1. OBJETIVOS:

 Realizar la recolección y el secado de plantas medicinales.

2. FUNDAMENTO TEÓRICO

Los compuestos químicos y por consiguiente, las propiedades terapéuticas de las plantas
medicinales pueden verse afectadas por el momento exacto de su recolección y por su proceso de
secado.

RECOLECCIÓN:

Se debe cosechar en un día seco, cuando han alcanzado su plena madurez y la concentración de
ingredientes activos es la más elevada; de preferencia, entre las 10:00 y las 14:00 Hrs. Las plantas
o partes de estas que se van a secar, pueden ser afectadas por una serie de factores, como son:
edad de la especie vegetal, época del año, momento del día, etc.

 Raíz y rizoma: se recolectan en otoño, cuando finalizan los procesos vegetativos.


 Corteza: se cosechan poco antes de o cuando empiezan los procesos vegetativos; es decir, en
primavera y verano, que es cuando hay más circulación de savia.
 Savia y resinas: se recogen en otoño, se practica una profunda incisión en la corteza o
haciéndole un agujero y se recoge en un recipiente atado al árbol.
 Hojas: se recolectan cuando la fotosíntesis es más activa; es decir, en cualquier momento,
pero no antes de la maduración de los frutos.
 Capullos: se cosechan durante el periodo de prefloración.
 Flores: se recogen antes o durante la polinización.
 Frutos: se recolectan cuando ya están desarrollados, algunos verdes y otros maduros.
 Semillas: se cosechan cuando el fruto ya está maduro, pero generalmente antes de que se
abra.

SECADO:

Los procedimientos más comunes para eliminar el agua son:

 Secado natural a la sombra: se coloca la planta medicinal en manojos o bien en bandejas


perforadas, debe haber libre circulación del aire.
 Secado al aire libre y al sol: método poco utilizado porque puede haber alteraciones en el
color y en el aspecto del vegetal y pérdida de principios activos y esencias. Se usa para
conservar algas y drogas estables a las radiaciones solares.
 Desecación artificial: el secado con calor artificial permite controlar la temperatura, la
humedad ambiental y el tiempo que dura el proceso.
Túneles de secado: la materia prima se coloca en recipientes móviles (vagonetas o bandejas)
que circulan en sentido contrario al aire caliente.
Torres de secado fijas: en la torre se ponen bandejas con la planta medicinal y por la parte
inferior se introduce el aire caliente.
Torres de secado móviles: las bandejas con el material ascienden verticalmente y de forma
helicoidal por una torre donde circula el aire caliente.
Estufa al vacío: la droga cruda se coloca en bandejas, las cuales se introducen en la estufa.
Se trabaja a 40°C y se conecta al vacío.
 Radiación infrarroja: la planta medicinal se deposita en una cinta sin fin
que circula debajo de lámparas de infrarrojo (IR). Algunos principios activos pueden ser
alterados con esta radiación.
 Liofilización o criodesecación al vacío: consiste en congelar rápidamente la droga a
temperaturas muy bajas, entre -40oC y -80oC, y luego sublimar el agua aplicando vacío y
calentando. Es el método que más reduce la cantidad de agua, pero también el más caro.
3. MATERIALES Y/O REACTIVOS

Materia prima

Se recolectan 20 gramos de hojas y flores medicinales.

Material
- Balanza.
- Tijeras y/o cúter
- Pliego de papel encerado o papel kraft
- Guantes
- Bandeja perforada de plástico

4. PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL

4.1 Las hojas o flores se limpian del polvo, se distribuyen uniformemente en la bandeja y se dejan secar a la
sombra, el aire debe circular libremente (la manipulación de la materia prima se hace con guantes y sobre
papel de estraza).
4.2 Se anota el aspecto, la textura y el color de las hojas o flores.
4.3 Se registra el peso durante tres días consecutivos.
4.4 Con los resultados obtenidos se construyen dos gráficos:
a) Peso en g. (Y) vs tiempo en días (X).
b) % de pérdida de humedad (Y) vs tiempo en días (X).
4.5 El aspecto, la textura y el color de las hojas o flores se comparan al iniciar el proceso y al terminar.
4.6 El material obtenido se conserva en frascos oscuros bien tapados. Se puede usar para infusiones o tisanas,
tinturas y aceites de infusión.