You are on page 1of 4

INTRODUCCIÓN

México, al igual que muchos otros países con abundantes recursos naturales,
sustenta en gran medida su desarrollo económico y social en su riqueza
energética. Sin embargo, la declinación del yacimiento Cantarell marcó el fin de la
era del petróleo de fácil acceso. El petróleo del futuro provendrá de los llamados
recursos no convencionales que se encuentran en cuencas de lutitas y en aguas
profundas. Aunque se cuenta con un considerable potencial de estos recursos, se
carece de la capacidad técnica, financiera y de ejecución para extraer estos
hidrocarburos de forma competitiva.

El principal obstáculo para materializar plenamente el potencial de nuestro país en


este tipo de yacimientos era el marco constitucional. Antes de la Reforma, la
Constitución obligaba a Petróleos Mexicanos (Pemex) a llevar a cabo, por sí solo,
todas las actividades de la industria petrolera, sin importar las limitaciones
financieras, operativas o tecnológicas a las que estuviera sujeto. Siguiendo este
marco constitucional, Pemex eligió durante muchos años el negocio que le
resultaba más rentable; es decir, la exploración y producción de petróleo,
satisfaciendo la demanda de gas natural a través de la importación.

Ante esta situación, el presidente Enrique Peña Nieto presentó la Reforma


Energética, una reforma constitucional publicada el 21 de Diciembre de 2013 en el
Diario Oficial de la Federación (DOF).

Esta reforma modificó el artículo 25, 27 y 28 de la constitución y estableció 21


artículos transitorios. Adicionalmente fue publicada la Legislación Secundaria en el
DOF el 11 de agosto de 2014, en la cual se expidieron 9 leyes nuevas: Ley de
Hidrocarburos, Ley de la Industria Eléctrica, Ley de Órganos Reguladores
Coordinados en materia energética, Ley de Petróleos Mexicanos, Ley de la
Comisión Federal de Electricidad, Ley de la Agencia Nacional de Seguridad
Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, Ley de
Energía Geotérmica, Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos y Ley del Fondo
Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo; y se modificaron 12
leyes existentes.

Asimismo, se expidieron 25 Reglamentos que regulan las actividades del sector


energético, los cuales fueron publicados en el DOF el 31 de agosto de 2014.

Entre los objetivos y premisas fundamentales que busca lograr la Reforma


Energética son:

 Mantener la propiedad de la Nación sobre los hidrocarburos que se


encuentran en el subsuelo.
 Modernizar y fortalecer, sin privatizar, a Pemex y a la Comisión Federal de
Electricidad como Empresas Productivas del Estado 100% mexicanas.
 Reducir la exposición del país a los riesgos financieros, geológicos y
ambientales en las actividades de exploración y extracción de petróleo y
gas.
 Permitir que la Nación ejerza, de manera exclusiva, la planeación y control
del sistema eléctrico nacional, en beneficio de un sistema competitivo que
permita reducir los precios de la luz.
 Atraer mayor inversión al sector energético mexicano para impulsar el
desarrollo del país.
 Contar con un mayor abasto de energéticos a mejores precios.
 Garantizar estándares internacionales de eficiencia, calidad y confiabilidad
de suministro, transparencia y rendición de cuentas.
 Combatir de manera efectiva la corrupción en el sector energético.
 Fortalecer la administración de los ingresos petroleros e impulsar el ahorro
de largo plazo en beneficio de las generaciones futuras.
 Impulsar el desarrollo con responsabilidad social y proteger al medio
ambiente.

Sin dejar a las energías renovables de lado, dentro de la Legislación Secundaria


de dicha reforma, para dar cumplimiento al mandato constitucional de
sustentabilidad en la industria eléctrica se plantea lo siguiente:

1. Establecer políticas públicas concretas para propiciar la generación de energía


a partir de fuentes limpias, con el propósito de impulsar la transición energética.

2. Dotar al Estado de los instrumentos adecuados para impedir que el desarrollo


de la industria en condiciones económicas competitivas se convierta en un factor
de deterioro medioambiental. El criterio de sustentabilidad debe traducirse en
acciones y medidas concretas que impidan que la persecución de objetivos
económicos se traduzca en un descuido de las condiciones ecológicas.

3. Proveer al Estado de órganos de control suficientemente fuertes para imponer


al desarrollo económico condiciones compatibles con la preservación y cuidado
del medio ambiente, de tal manera que se garantice el derecho fundamental de los
mexicanos a contar con un medio ambiente sano.

Siendo que los temas dominantes de la presente Reforma Energética son la


explotación de hidrocarburos y los cambios de la estructura de la industria
eléctrica, ha sido imperativo no dejar de lado el enfoque sustentable en el que
deben realizarse dichas actividades.

Por lo tanto, en esta nueva reforma se contempla el deber de garantizar el


derecho constitucional a un medio ambiente sano. Para ello se consideran tomar
medidas para impedir el deterioro ambiental, así como para sancionar a quien
provoque daños al medio ambiente y para obtener la reparación de los mismos.
Para tal efecto se crea la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de
Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos como órgano
administrativo desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos
Naturales, con autonomía técnica y de gestión.

De la misma forma, el Artículo 118 de la Ley de Hidrocarburos señala que el


desarrollo del sector energético se realizará atendiendo principios de
sostenibilidad y respeto a los derechos humanos. Para implementar dicho enfoque
dispone de tres instrumentos fundamentales: mecanismo para los términos y
condiciones del uso superficial de las tierras, estudios y evaluaciones de impacto
social, consultas previas, libres e informadas a pueblos y comunidades indígenas.

Cabe mencionar, bajo la premisa de que es posible mitigar los efectos negativos
que la producción y el consumo de energías fósiles puedan tener sobre la salud y
el medio ambiente mediante la mayor disponibilidad de fuentes de energía más
limpias, el Ejecutivo Federal incluye en el Programa Nacional para el
Aprovechamiento Sustentable de la Energía (PRONASE) las condiciones de
operación y financiamiento aplicables para promover el uso de tecnologías y
combustibles más limpios.

Finalmente, la Reforma Energética hace hincapié principalmente en el


aprovechamiento de los hidrocarburos, permitiendo la participación de particulares
con el objetivo de paliar las limitaciones operativas y tecnológicas existentes
durante el proceso de explotación, además de crear un modelo eléctrico que
garantice la transmisión, incentive la generación a precios competitivos y logre la
electrificación nacional. Todo lo anterior, con un enfoque que garantice la
competitividad en el sector energético con la captación de nuevas inversiones y
modernización, transparencia, disminución de las tarifas y cuidado del medio
ambiente.
JUSTIFICACIÓN

Uno de los mayores retos que enfrenta el desarrollo de la industria energética


nacional, particularmente en el sector hidrocarburos, es que la exploración y
extracción, refinación, transporte, almacenamiento y distribución de petróleo, gas y
sus derivados, se realicen de manera compatible con el cuidado y la protección del
medio ambiente.

Una de las estrategias y líneas de acción del PRONASE es incrementar la


eficiencia en el consumo de energía del sector transporte mediante los siguientes
puntos:
 Fortalecer los programas sustitución y chatarrización de vehículos
intensivos e ineficientes.
 Diseñar y desarrollar programas de gestión de la energía para flotas
vehiculares de uso intensivo.
 Impulsar la movilidad urbana sustentable promoviendo sistemas de
transporte masivo y no motorizado.
 Promover el uso del ferrocarril en el traslado de carga y pasajeros.
 Impulsar el desarrollo de planes y acciones para la adopción de tecnologías
de combustibles limpios en el transporte.
 Diseñar un plan de acción para garantizar el suministro de diesel de
ultrabajo azufre a nivel nacional.
 Capacitar a transportistas de carga en el uso eficiente de camiones.

BIBLIOGRAFÍA

Reforma Energética. Gobierno Federal.

http://reformas.gob.mx/wp-
content/uploads/2014/04/Explicacion_ampliada_de_la_Reforma_Energetica1.pdf

PRONASE

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/224/PRONASEpendt.pdf