You are on page 1of 5

Juegos tradicionales de Guatemala

1- Ulama
Ulama es un juego de pelota basado en el deporte maya ancestral que todavía se
juega hoy en día. Las evidencias indican que otras culturas centro americanas
también jugaban este juego.
El objetivo del ulama es mantener la pelota en juego dentro de las líneas de juego.
Generalmente, juegan cinco o más participantes de cada equipo y los puntos se
otorgan cuando uno de los jugadores falla y envía la pelota fuera del área de juego.
En este juego únicamente es permitido golpear la pelota con la cadera. Las reglas
indican que gana el juego el equipo que primero anote ocho puntos.

2 – Piñata
El juego de la piñata es popular en casi todas las culturas hispánicas. Las piñatas
en Guatemala tradicionalmente se hacen con alambre y tienen la forma de un burro,
posteriormente se cubren con papel periódico hasta formar paredes gruesas. Una
vez cubierta la forma del burro, se le pega papel de colores para decorarlo.
El juego consiste en golpear la piñata, de esta manera, las personas que están
participando del juego se turnarán para darle golpes hasta romperla, entonces,
muchos dulces deben salir de ella.

3- Fútbol
En Guatemala tanto los niños como los adultos de todas las clases disfrutan del
juego de fútbol. Lo único que se necesita es una pelota y un espacio dónde correr
para jugar. Este juego es el deporte más popular de Guatemala y muchos niños
sueñan con ser futbolistas famosos algún día.
El deporte llegó a Guatemala a mediados del siglo XIX cuando marineros ingleses
se instalaron en las costas del continente americano y empezaron a jugar en
puertos. Este fenómeno ocurrió inicialmente en Argentina, luego se expandió hasta
México, pasando por Guatemala en 1862.

4- Carrera de huevos
Este es un juego tradicional que los niños juegan desde finales del siglo XIX. Este
juego también es practicado en diferentes partes del mundo y se juega al sostener
una cuchara en la boca y ubicar un huevo en el extremo cóncavo de la cuchara.
Una vez todos los participantes estén formados y con los huevos ubicados, deberán
avanzar hasta la línea de meta, cuidando que el huevo no se caiga de la cuchara.
De esta manera, gana quien no deje caer el huevo.

5- Chamuscas
Se le llama chamuscas a la forma callejera de jugar al fútbol. Este juego data del
año 1900 cuando las luces del alumbrado municipal no existían en las zonas rurales
de Guatemala. De esta manera, los jugadores tendrían que empapar la pelota en
queroseno e incendiarla, para que ésta fuese visible durante la noche.
La palabra chamuscas viene de lo chamuscado o quemado de la pelota. Este juego
era peligroso principalmente para los guardametas, sin embargo, esto nunca los
detuvo de jugar. Hoy en día, chamuscas es jugado sin árbitros, ni uniformes, ni
premios, ni una pelota en llamas. Es simplemente un juego de orgullo y tradición.
A diferencia del fútbol tradicional, chamuscas es jugado entre equipos que pueden
ser mixtos y componerse por varios jugadores (de cuatro a siete) y un guardameta.
El equipo que más goles marque en el tiempo definido antes de empezar el juego,
gana.
6- Cincos
Los niños en Guatemala juegan varios juegos en su tiempo libre, entre ellos Cinco.
Éste es un juego de canicas en el que participan principalmente hombres y requiere
de dos o más participantes para ejecutarse.
El objetivo del juego es golpear las canicas de otros jugadores fuera del área de
juego que se delimita por líneas.
Cada jugador puede conservar las canicas que sea capaz de sacar del área de
juego. Para definir quién juega primero, los jugadores dibujan una línea en el suelo
llamada “mica”, luego tiran una canica a una distancia de seis pasos de la mica.
Aquel que haya lanzado su canica más cerca de la mica, juega primero.

7- Cuerda
Saltar la cuerda es uno de los juegos más tradicionales de Guatemala y una buena
manera de hacer ejercicio. Se necesitan por lo menos tres personas para este juego,
dos que muevan la cuerda y una que la salte.
El juego consiste en saltar el número de veces equivalente al número de rondas, de
esta manera, si se está en la ronda uno, se salta una vez. La persona que más
veces logre saltar sin tocar la cuerda, gana.

8- Chapas
Las chapas son las tapas de las botellas. Este juego consiste en decorar las tapas
y usarlas en pistas dibujadas en el suelo.
Los niños deben lanzar las chapas tan lejos como sea posible y luego correr. Los
turnos para jugar se reparten de acuerdo a la distancia a la que haya sido lanzada
la

9 – Avioncito
Avioncito es el nombre que se le da al tradicional juego de rayuela popular en otras
regiones del continente. Es un juego de tradición española que consiste en dibujar
en el suelo una figura con forma de avioncito, dividida en casillas, donde son
también dibujados los números del 1 al 10.
Los jugadores deben lanzar una piedra de casilla en casilla y avanzar por el
avioncito brincando, sin tocar la casilla donde fue lanzada la piedra.

10- Tenta
El juego de tenta es conocido en otros países como “la lleva”. Este juego consiste
en que alguien “la lleva” y corre detrás de los demás a pasársela. De esta manera,
si el que la lleva toca a otra persona, ésta pasara a llevarla y debe correr para
entregarla a alguien más.
Este juego tiene una modalidad que consiste en “electrizar” a quien se toca, de esta
manera, la persona tocada deberá permanecer quieta hasta que sea nuevamente
tocada por un compañero que no esté electrizado.
Miguel Ángel Asturias Rosales (Ciudad de Guatemala, 19 de octubre de 1899 - Madrid, 9 de
junio de 1974) fue un escritor, periodista y diplomático guatemalteco que contribuyó al
desarrollo de la literatura latinoamericana, influyó en la cultura occidental y, al mismo tiempo,
llamó la atención sobre la importancia de las culturas indígenas, especialmente las de su país
natal, Guatemala.
Aunque Asturias nació y se crio en Guatemala, vivió una parte importante de su vida adulta en
el extranjero.1 Durante su primera estancia en París, en la década de los años 1920,
estudió antropología y mitología indígena.2 Algunos científicos lo consideran el primer
novelista latinoamericano en mostrar cómo el estudio de la antropología y de
la lingüística podía influir en la literatura.
Leyendas de Guatemala (1930) El señor presidente (1946) Hombres
Obras de maíz (1949) Viento fuerte (1950) El papa verde (1954) Los ojos de
notables los enterrados (1960) El alhajadito (1961) Mulata de tal (1963)
Viernes de Dolores (1972).

Ernesto Cornejo Valenzuela (f. Villa Juárez, Sonora, 21 de julio de 2011). Fue un político
mexicano, miembro del Partido Acción Nacional, ha sido Presidente municipal de Benito
Juárez, Sonora.
Ernesto Cornejo Valenzuela fue inicialmente miembro del partido Fuerza Ciudadana, que
en 2003 lo postuló como su candidato a presidente municipal de Benito Juárez, obtuvo el
triunfo por 2,725 votos sobre 2,496 de su opositor del PRI,1 sin embargo, en 2002 había
lidereado una protesta contra las autoridades municipales, encabezadas entonces por la
alcaldesa Maria Cristina Carvajal Pack, en la cual se cometieron daños como incendio de
patrullas municipales, en consecuencia fue acusado de los delitos de asonada, motín, evasión
de presos, robo con violencia de vehículos oficiales y daños por incendio, por los cuales fue
detenido el 14 de septiembre de 2003, dos días antes de asumir el cargo de presidente
municipal, que en consecuencia no pudo ejercer y fue asumido por Víctor Molina Beltrán,
condenado a 90 días de prisión, tras una serie de protestas populares fue liberado 86 días
después; durante todo este proceso, Ernesto Cornejo se declaró perseguido por el gobernador
de Sonora, Eduardo Bours.

Efraín Enrique Recinos Valenzuela (Quetzaltenango, 15 de mayo de 1928 - Ciudad de


Guatemala, 2 de octubre de 2011) conocido como Efraín Recinos, fue un ingeniero,
urbanista, pintor, escultor, muralista, escenógrafo, inventor y homo universalis hasta el día de
su fallecimiento, con aún proyectos arquitectónicos en desarrollo. Destacó en el deporte;
siendo plusmarquista nacional, atleta olímpico en triatlón, seleccionado nacional de basketball
y fondista. Ejerció también como profesor de matemáticas y construcción, pero su legado
máximo lo alcanza por su protagonismo en la práctica y enseñanza de la arquitectura urbana,
siendo uno de los precursores de esta en su país.
Calificado como un Hombre Renacentista, Recinos nunca gustó de ser centro de atención, ni
buscó fama en su trabajo. No obstante, debido a la magnitud de su obra, la relevancia de su
ingenio y el tamaño de sus creaciones, Recinos no pasa desapercibido en el paisaje urbano,
siendo sus obras detalles característicos de la Ciudad Capital de Guatemala.
Premios
En 1959, participó en un certamen universitario, con el cuadro titulado “Indigestión de tamales”,
de donde se desprende una de las miles de anécdotas que adornan su vida: Resultó ganador
del certamen, sin embargo, a los miembros del jurado no les gustaba el nombre de la obra
ganadora y cometieron la impertinencia de pedirle que se lo cambiara por "Abstracción", a lo
cual él, naturalmente, se negó. Sus compañeros le apoyaron y los jurados decidieron dividir el
premio entre 3 estudiantes: Americo Giracca, Elmar Rojas y Efraín Recinos.

En 1962, ganó el primer premio del Certamen Nacional Carlos Valenti, con su cuadro “La Huella
de mis antepasados” y, a partir de ese momento, lo empezaron a tomar en cuenta y es así como
comenzó a ganar un espacio grande en el mundo del arte.

En 1963, con su obra “La Noche de los Mayas”, logra afianzarse entre los artistas jóvenes de la
época.

Rodolfo Galeotti Torres, reconocido escultor guatemalteco, nació el 4 de


marzo de 1912 en Quetzaltenango. Fue director de la Escuela Nacional de Artes
Plásticas Rafael Rodríguez Padilla. Realizó varias obras escultóricas en el Palacio Nacional de
Guatemala, dentro de las que se destacan los escudos nacionales.

Tecún Umán de Quetzaltenango


Obra más famosa 1,970
Obra en bronce

Alicia Azurdia (Guatemala, 4 de noviembre 1924 – 4 de enero 2015) fue una cantante
guatemalteca, era conocida como la “Alondra de América” (Sosa, 2015).
Azurdia inició su carrera en la Radio Nacional de Guatemala TGW, en el programa El Reloj
Musical, en donde actuó hasta 1971. Realizó giras internacionales en países como El
Salvador, Estados Unidos, Canadá y toda Centroamérica. Interpretó con músicos y grupos
como la Orquesta Sinfónica de México, El Trío Los Panchos y Bob Porter (Arce, 2015).
Fue galardonada con la Monja Blanca de la Asociación de Periodistas de Guatemala,
la Medalla de Oro de Radio Nacional de Guatemala TGW y la Orden del Quetzal. Es
reconocida por interpretar canciones de José Ernesto Monzón como Milagroso Señor de
Esquipulas y La Sanjuanerita. Cantó sobre temas nacionales y bellezas de Guatemala (Arce,
2015).
El domingo 4 de enero, fallece a los 80 años. El sábado 10 en el Conservatorio Nacional de
Música se le rindió homenaje y para recaudar fondos por la deuda contraída para su
recuperación (Sierra, 2015).

Obra más La San Juanerita, Canto a mi Guatemala y El milagroso Señor


famosa de Esquipulas.

Related Interests