You are on page 1of 5

FACULTAD DE INGENIERÍA

ESCUELA ACADEMICA PROFESIONAL DE INGENIERÍA INDUSTRIAL

ARTÍCULO DE OPINION

“DERECHO A LA IGUALDAD Y LIBERTAD”

AUTOR

Ayala Pumachay, Anthony Josué

ASESORA

Lic. Gonza Huaman, Ingrid Fabiola

PIURA-PERU

2017
INTRODUCCIÓN

En estos tiempos existen personas que se creen superiores ante los demás, debido a alguna
distinción que para ellos es mejor que la de la otra persona, ya sea por tener más dinero o ubicarse
en una clase social más alta, por lo que margina a los de diferente clase social, o también por
pertenecer a una descendencia diferente, ya sea la que se conoce como “blanca”, y por lo tanto se
burla y margina a los que tienen un color diferente de piel, además por solo del sexo femenino las
limitan demasiado como personas, ya sea en lo laboral o la vida cotidiana, pero estas personas que
son discriminadas están protegidas gracias a la constitución, que nos dice que toda persona posee
el derecho a la igualdad, además, otro tema importante a tratar es sobre la libertad, la libertad que
poseemos los seres humanos ante la constitución, que nos dice que cada persona es libre de dar sus
opiniones, de expresarse como el desee pero sin romper leyes, de participar tanto en público como
en privado y además de poder escoger la religión que más les agrade, por eso, todas las personas
poseen derechos, para ser protegidas ante las demás persona debido a que por solo ser humanos
ya valemos demasiado para los ojos de nuestro padre creador, Jehová Dios.
DERECHO A LA IGUALDAD Y LIBERTAD

Uno de los temas más sonados entre las personas de nuestra sociedad es hacer que se logre respetar
el derecho a la igualdad, la cual implica que todas las personas deben ser tratadas en forma igual
por parte del Estado, es decir, que deben ser respetadas ante todo pronóstico al tener alguna
diferencia ante los ojos de la sociedad, y son intocables, tal y como dice Ronald Dworkin (1994) : “la
igualdad es el proyecto político que todo gobierno debe perseguir para asegurar que la suerte de
sus ciudadanos le sea idénticamente relevante”, pero lo que se quiere lograr es que todas las
personas sepan que existe este derecho, mayormente a las personas que son afectadas por
discriminación alguna, ya sea por ser de sexo femenino, de una raza morena o distinta a los de la
mayoría de la sociedad, por hablar otro idioma, o por cualquier otra índole, debido a que están
protegidas por la constitución, exactamente en el artículo 2 inciso 2 de la constitución de 1993 .

En nuestro país, la discriminación se ve a diario por muchas personas, pero aquellas que son artífice
de estos actos no tienen el debido conocimiento de su cultura, porque, como se sabe, el país posee
variedad, ya sea en razas, gastronomía, religiones u otros, somos muy ricos en lo que concierne a
cultura y folklore, y gracias a todo ello somos un país muy diverso, por lo tanto, deberíamos
enorgullecernos como peruanos y estar felices por vivir en este país, , mas no seguir excluyendo a
personas por solo tener un apellido distinto o “serrano” como le dicen, porque todos somos
personas, y merecemos respeto por solo ser seres humanos.

Pero además del tema de igualdad racial, está también la controversia de la igualdad de género, es
decir de que la mujer sea excluida solo por ser del género femenino, aunque la mujer, en este
tiempo, ha conseguido una gran importancia y una mayor participación en la vida social y pública.
Su presencia es cada vez más creciente en el ámbito económico, político, laboral y social, aunque
no lo suficiente. El derecho de la mujer a su dignidad conlleva que no se le impida tener acceso a
una educación y a una cultura igual a las que se conceden al hombre. Además, en las reivindicaciones
legítimas, la mujer reclama la igualdad de derecho y de hecho con el hombre. ¡Queda mucho camino
por recorrer y muchos muros que destruir para asegurar el derecho y la igualdad de la mujer en la
sociedad! La incorporación en puestos de responsabilidad en la vida pública y social ha sido uno de
los grandes triunfos de la mujer en la sociedad, más allá de su puesto tradicional en el hogar como
ama de casa, esposa y madre. Seguro que la valoración de la mujer en nuestras sociedades
occidentales como un ser humano auténtico con los mismos derechos y deberes que el hombre sea
uno de los más grandes logros y el orgullo más importante del movimiento feminista a lo largo de
todo el siglo XX, si bien esa reivindicación se haya planteado, no pocas veces, en la misma clave que
se criticaba, el dominio de un sexo sobre otro.

Lograr la igualdad es compromiso de todos los miembros de una sociedad: Instituciones educativas,
instituciones del estado, diferentes medios de comunicación, empresas públicas y privadas, familias,
de todo tipo de organización y también de cada persona. Porque cada miembro de la sociedad
puede realizar algo en su entorno de influencia a favor de la igualdad. Cada vez son más las personas
que deciden actuar, cada vez son más las personas que con sus acciones y actitudes diarias
contribuyen a construir una sociedad igualitaria, para obtener finalmente una mirada de igualdad a
todas las personas como seres humanos.

Otro tema cuya importancia es igual que el derecho a la igualdad es el derecho a la libertad, van
interrelacionados ambos temas, debido a que son derechos fundamentales de la persona, pero ante
todo: ¿Qué es libertad? .

La respuesta según la mayor parte de los análisis teóricos están de acuerdo en argumentar dos
maneras de libertad: la negativa y la positiva. La libertad negativa se puede definir, en palabras de
Norberto Bobbio (1993), como “la situación en la cual un sujeto tiene la posibilidad de obrar o de
no obrar, sin ser obligado a ello o sin que se lo impidan otros sujetos”, es decir, esta libertad cree
que no hay obstáculos para realizar alguna conducta por parte de una determinada persona
(ausencia de limitaciones), así como la ausencia de constricciones, es decir, la no existencia de
obligaciones de realizar determinada conducta.

Ahora bien, la libertad positiva puede ser definida de acuerdo con Bobbio (1993) como :“la situación
en la que un sujeto tiene la posibilidad de orientar su voluntad hacia un objetivo, de tomar
decisiones, sin verse determinado por la voluntad de otros”. Si se sabe que la libertad negativa se
entiende como la ausencia de obstáculos o constricciones, la positiva entonces supondría la
presencia de un elemento crucial: la voluntad, el querer hacer algo, la facultad de elegir un objetivo,
una meta.

Pero, según el artículo 13 de la constitución en nuestro País, ¿Qué tan libre somos?

Primero nos dice que: Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. Es
decir, lo que busca este derecho es comprender la libertad de difundir nuestras ideas e
informaciones que uno desee comentar, pero sin fronteras, ya sea oralmente, por escrito o por
cualquier otro método disponible
Luego nos dice que el ejercicio del derecho previsto en el inciso precedente no puede estar sujeto a
previa censura sino a responsabilidades ulteriores, las que deben estar expresamente fijadas por la
ley y ser necesarias para asegurar: el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, o la
protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas.

Además, la constitución nos dice que no se nos puede restringir el derecho a nuestra protección por
vías o medios indirectos, ya sea por controles oficiales o particulares de papel para periódicos,
enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualquier otro medio encaminado a
impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones.

Pero también nos dice que hay algunas prohibiciones penadas por ley, tales como que: “Los
espectáculos públicos pueden ser sometidos por la ley a censura previa con el exclusivo objeto de
regular el acceso a ellos para la protección moral de la infancia y la adolescencia, sin perjuicio de lo
establecido en el inciso 2” y además que “Estará prohibida por la ley toda propaganda en favor de
la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituyan incitaciones a la
violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, por
ningún motivo, inclusive los de raza, color, religión, idioma u origen nacional”

Finalmente se concluye que ambos derechos, los de igualdad y libertad, son demasiado importantes
y que poseemos con el solo hecho de ser humanos, y han sido creado para hacernos valer como
personas libre e independientes, de ser tratados por igual sin alguna distinción y que podemos dar
nuestra opinión de lo que nosotros creamos conveniente expresar, porque no estamos en tiempos
donde se condebanaba a los que hablaban si no eran personas importantes a los ojos de la sociedad,
sino que en la actualidad todos estamos defendidos a través de una carta importante creada por el
mundo para hacernos reconocer como personas con derechos.