You are on page 1of 10

¿Qué es un proyecto greenfield y

un proyecto brownfield?
Un proyecto greenfield es aquel que se realiza desde cero, o aquel
existente que se cambia en su totalidad.

La construcción del Proyecto Gaby, que con los años dio paso a
la División Gabriela Mistral, y la ejecución del Proyecto Ministro
Hales, son ejemplos de proyectos greenfield ejecutados por la
Vicepresidencia de Proyectos de Codelco.

Los proyectos brownfield, en cambio, son aquellos en los que se


aprovechan unas instalaciones ya existentes y que son
modificadas, aumentadas y/o mejoradas.

Ejemplos claros de proyectos brownfield son las sucesivas etapas


de aumento de capacidad de los embalses y tranques de relaves
Carén, de División El Teniente y Talabre, del distrito norte de
Codelco.

¿Cuáles son las principales etapas


de un proyecto?
El macro ciclo de los proyectos está compuesto por las siguientes
etapas:
PRE INVERSIONALES

Ingeniería de Perfil: Es la etapa de identificación del potencial


de negocios de un proyecto y su justificación estratégica. En ella
se configuran los factores claves para el éxito del proyecto, los
riesgos fatales, órdenes de magnitud del monto de inversión y de
los costos de operación y los aspectos técnicos más relevantes.
En Codelco, esta etapa la realiza el Cliente: la División que
operará el activo cuando el proyecto esté terminado.

Prefactibilidad: (Ingeniería conceptual): Es la etapa de estudio


y selección de alternativas de proyectos para recomendar el
mejor caso. En ella, por ejemplo, se determina la viabilidad
técnica y económica de los distintos métodos de extracción y
producción, tecnologías, configuraciones, emplazamientos,
tamaños y capacidades. También se precisan el monto de
inversión, los costos de operación, las alternativas de
financiamiento y el momento óptimo para invertir.
En Codelco, esta etapa la realiza la Vicepresidencia de Proyectos
(VP), en su rol de Gestor – Ejecutor.

Factibilidad: (Ingeniería básica): Es la etapa de desarrollo de la


alternativa seleccionada en la prefactibilidad a fin de demostrar
su viabilidad técnica y económica. En ella se define el alcance, el
costo y el tiempo de ejecución del proyecto, se evalúa la
rentabilidad económica, se finalizan todos los aspectos
comerciales, legales y financieros, y se planifica la siguiente
etapa, de ejecución.
En Codelco, esta etapa la realiza la VP.
INVERSIONALES

Ejecución: Es la etapa de materialización del proyecto


(construcción, montaje y puesta en marcha del nuevo activo),
donde se busca capturar la promesa ofrecida privilegiando los
aspectos de calidad, plazo, costo y sustentabilidad.
En Codelco, esta etapa la realiza la VP.

Operación: Es la etapa en que el nuevo activo entra en


producción, es operado de acuerdo con el diseño del proyecto y
realiza su escalamiento productivo (ramp up) hasta alcanzar su
régimen.
En Codelco, esta etapa la realiza el Cliente.

¿Por qué los proyectos de Codelco


toman tanto tiempo en
concretarse?
Codelco gestiona sus inversiones de capital con políticas y
procedimientos que buscan asegurar que la asignación de
recursos -que pertenecen a todos los chilenos- maximice el valor
económico de la Corporación en el largo plazo.
Para ello, sigue una metodología conformada por etapas, las que
permiten aumentar el conocimiento de la oportunidad de negocio,
reducir los riesgos tanto de la ejecución del proyecto como del
negocio que se busca, encontrar un óptimo de riesgo /
rentabilidad de acuerdo a las preferencias del dueño y desechar
proyectos no atractivos en etapas tempranas.

El resultado de cada una de esas etapas es un conjunto específico


de documentos que permiten tomar decisiones con información
relevante, objetiva y confiable.
Para graficar lo anterior, los siguientes son algunos de los
contenidos de los informes que sustentan cada una de las etapas
pre inversionales: Resumen. Caso de negocios. Riesgo.
Seguridad. Medio ambiente. Relaciones comunitarias. Geología y
recursos minerales. Minería y reservas minerales. Procesamiento
de minerales. Agua. Infraestructura y servicios. Recursos
humanos. Tecnología. Plan de ejecución. Operación. Costos de
capital. Costos de operación. Comercialización. Propiedad y
aspectos legales. Acuerdos contractuales. Evaluación económica.
Financiamiento. Estado del estudio. Plan de trabajo. Bibliografía.

Tipos de contratos para la


ejecución de proyectos
Los siguientes son (por sus siglas en inglés) algunos de los tipos
de contratos de ingeniería y construcción de proyectos:
EP (Ingeniería y Adquisiciones)
CM (Administración de la Construcción)
EPCM (Ingeniería, Adquisiciones y Administración de la
Construcción)
EPC (Ingeniería, Adquisiciones y Construcción)
EPS (Ingeniería, Adquisiciones y Supervisión)
Turn-key (Llave en mano)
BOT (Construcción, Operación y Transferencia)
¿Cómo se pone en marcha un proyecto
de Codelco?
La puesta en marcha consiste en el proceso de hacer funcionar
en conjunto los distintos sistemas y subsistemas de cada una de
las áreas de un proyecto, los que son sometidos a diversas
pruebas y ajustes.

El ciclo de vida de un proyecto se cierra cuando el activo que se


ha construido, funciona. Es el final del proceso secuencial llamado
puesta en marcha, que tiene los siguientes subprocesos:

Precomisionamiento: Es una secuencia de pruebas sin carga


que sirve para revisar y probar el control de cada subsistema y,
gradualmente, del sistema completo.
Término mecánico: Se alcanza cuando todos los sistemas y
subsistemas han respondido bien a las pruebas sin carga y las
plantas pueden comenzar a recibir los materiales y flujos propios
del proceso. Queda pendiente el cierre de detalles de terminación
que no afectan la seguridad de las personas ni de las
instalaciones.
Comisionamiento: Proceso secuencial y gradual en que se
desarrollan las pruebas con carga y se van cerrando los detalles
de terminación.
Ramp up: Escalamiento productivo para obtener los niveles de
producción del conjunto de sistemas, lograr la continuidad
operacional y obtener que el activo construido alcance los niveles
de utilización que fueron conceptualizados.
¿Cómo se define si un proyecto
debe presentar una DIA o un EIA?
Para determinar si un proyecto debe ser sometido al Sistema de
Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), se realiza un estudio
denominado Análisis de Pertinencia, el cual permite concluir y
decidir, según las características del proyecto -por ejemplo,
cantidad de material a remover, mineral a procesar, potencia
instalada, manejo de ciertas sustancias, o ubicación en ciertas
áreas o zonas que están protegidas por el Estado, entre otros
criterios- la vía en que será ingresado al SEIA. Esto es, mediante
una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) o un Estudio de
Impacto Ambiental (EIA).

La regla general es que los proyectos se sometan al SEIA


mediante la presentación de una DIA. Sin embargo, si el proyecto
presenta determinadas características o circunstancias, en las
cuales sus impactos requieren una evaluación profunda, detallada
y minuciosa, éste deberá presentar un EIA, todo lo cual se analiza
en detalle en el documento de Análisis de Pertinencia, que es el
que arroja tal conclusión.

¿Proyectos Greenfield
o Brownfield?
23desefigueroa8
Feb

Cuando nos involucramos en un proyecto de ingeniería o construcción y


montaje, de cualquier rubro industrial, debemos comenzar por entender
que es y por qué se separan en proyectos “Greenfield” y proyectos
“Brownfield”.

Literalmente su traducción es sugerente, “greenfield” se traduce


como campo verde o abierto y “brownfield” se traduce como campo
marrón u ocupado.

Previamente, aunque las definiciones originales provienen del campo de


la construcción inmobiliaria en USA, estas se utilizan en la informática
para definir un proyecto “greenfield”, que carece de las restricciones
impuestas por un proceso anterior y para “brownfield” el despliegue de
nuevos sistemas en presencia de sistemas existentes, en el área de gestión
ventas una oportunidad “greenfield” se refiere a un mercado que está
totalmente sin explotar, a diferencia de “brownfield” se basa la inversión
en algo conocido y experimentado, siendo un método de la estrategia para
comenzar una compañía utilizando otra existente, en el área de
exploración extractiva para definir áreas sin exploración y con exploración
previa, entre otras.

Para nosotros ingenieros, técnicos y expertos de la ingeniería o


construcción y montaje electromecánico, debemos ampliar nuestro
concepto de estas definiciones, empezando por separar sus características
únicas y sus limitaciones en el campo de la ingeniería o construcción y
montaje de proyectos mineros, metalúrgicos, forestales, petroquímicos,
puertos, plataformas petroleras, gas y de energía, en fin, toda ingeniería
de proyectos que se inicie con una pre-factibilidad y termine en su puesta
en marcha con carga hasta obtener los parámetros de diseño.

Primero que todo, establezcamos la definición acorde a nuestro


ámbito:

Proyectos “Greenfield”, son aquellos proyectos nuevos que parten de


cero con respecto al terreno y recursos, donde se construirá y montará
una nueva planta de procesos, teniendo que realizar todos los permisos
ambientales y sectoriales, desarrollar infraestructura (Obras Tempranas),
y asentarse en una localidad para establecer lazos con la comunidad más
cercana, o también en proyectos nuevos de expansión productiva en
mineras ya existentes pero nuevos terrenos independientes a la
producción operativa.

Proyectos “Brownfield”, son aquellos proyectos de reposición,


expansión o ampliación adosada y re-potenciamiento o aumentos de
capacidad productiva, que se desarrollan en terreno existentes, ocupados
y en paralelo al proceso productivo, donde la inversión procura mantener
la capacidad productiva de una operación operativa actual con nuevos
desarrollos de producción (equipos más modernos), o ampliar la
capacidad operacional actual, a fin de aumentar su escala de producción,
para enfrentar la caída de leyes y/o agotamiento de sectores de
explotación.

Segundo, características y limitaciones.

Para proyectos “greenfield”, se debe establecer inicialmente un “PR”


punto de referencia, declarándolo en la ingeniería básica y materializando
al inicio de la construcción (Monolito oficial). Referencia para todos los
contratistas de ingenierías y construcción participantes del proyecto. Se
deben ejecutar las obras tempranas que permitan las comunicaciones
viales y hotelerías si correspondiera.

Estos proyectos, quedan limitados al suministro externo de sus insumos


operacionales de proceso, sean estos, energía eléctrica, combustibles y
agua para el proceso. Sólo en casos de proyectos de expansiones pero
distinto espacio físico, se asumen los excedentes de suministros
existentes, considerando “tie-in” de conexionado a estas líneas.

Respecto a permisos, se deben obtener previamente los ambientales y


sectoriales que corresponde al proyecto, y para iniciar obras se establece
una entrega oficial del área donde se ejecutará la construcción y montaje
del proyecto, protocolizando en un documento oficial para todos los
contratistas dependiendo de su alcance.

Para proyectos “brownfield”, en general de menor inversión que los


anteriores, pero de mucha mayor complejidad y de alto riesgo para los
trabajadores contratistas y los equipos existentes. En estos proyectos
también se protocoliza el punto de referencia “PR” que conexiona con las
instalaciones existente, pero es referenciado a un punto de referencia
existen del proyecto original “greenfield”.

Estos proyectos, quedan limitados a Paradas de Planta de las


instalaciones existentes, de acuerdo a la mantenibilidad de planta y
servicio (insumos operacionales de proceso), para previa planificación,
ejecutar los “Tie-in” de conexionados que correspondan. Además, los
estudios de constructibilidad son fundamentales en la aceptación de las
ofertas técnicas, para establecer los tiempos de uso de áreas productivas,
asegurando el mínimo riesgo a los equipos existentes.

Respectos a permisos, por definición no existen ambientales y sectoriales


en estos casos, pero pueden ser requeridos para nuevas normativas y
condiciones de los terrenos a expandir. Ahora, para estos proyectos son
fundamentales los permisos de ingreso al área y se hacen complejos si
previamente no se valida correctamente con la organización de
producción existente. Además, el bloqueo de equipos existentes para
realizar “Tie-in”, en este tipo de proyectos, es responsabilidad del dueño
del equipo, y el contratista debe solicitar y bloquear al anterior, debiendo
asegurarse que el bloqueo anterior es correcto.

Corolario

Para terminar, se aceptan todo tipo de comentarios, me ha costado


encontrar información al respecto, pero este barniz me hará estar más a la
par con colegas del ámbito gestión de proyectos.
Me acordé de un tema de gestión de proyectos, el famoso y mal aplicado o
entendido “Sun Tzu”, espero escribir o transcribir al respecto, después de
conversar con un conocedor del tema “MFC” a quien vi aplicar estrategias,
sacar provecho de estos conocimientos y forzarnos a entender lo
conveniente que es preparar una estrategia (o procedimiento) antes de
dar un paso, que se aplica a la construcción y montaje, y a la vida.