You are on page 1of 2

c 


    



 


  

 


 

     



  





Autores: × ×  


  

La salida de dos publicaciones 'El Diario de cuidar la Jocularidad' y el "Humor"


(ǮThe Journal of Nursing Jocularityǯ and ǮHumor)destaca el interés considerable e
investigación naciente en este tema. El Diario de cuidar la Jocularidad proporcionó
un foro extraordinario para enfermeras para compartir expresión de humor y
apoyo en Estados Unidos de América (EEUU) hasta que mezclara 1997. Varias
enfermeras sin embargo son implicadas actualmente con la Asociación
norteamericana de Humor Terapéutico, como o payasos de enfermera o
simplemente como entusiastas interesados. La Sociedad Internacional de Estudios
de Humor y su diario Complace Ȃ el Diario Internacional de Investigación de
Humor Ȃ proporciona un foco para académicos e investigadores de una variedad
de disciplinas para contribuir a y debatir la base naciente del conocimiento.

Aunque mucho dominado por psicólogos con un interés en medidas personalidad -


basados de escala, los miembros granicen de una variedad de fondos inclusive la
programación de computadora, la neuro-inmunología, el folklore, la educación,
estudios de medios y por supuesto, la asistencia médica. El humor ha sido un foco
de mucha contienda y la deliberación por siglos con más de 100 teorías de humor
(Pie & McCreaddie 2006) en la evidencia. La mayoría de los textos tienden sin
embargo apoyar la vista que tres teorías dominan el campo. La superioridad o
tendencioso (Hobbes 1588Ȃ 1679), la incongruencia (Kant 1724Ȃ1804)
y el alivio (Freud 1856Ȃ1938) teorías dirigen el centro asuntos filosóficos en el
corazón del debate de humor.

Dirija a Investigadores que investigan un lazo fisiológico directo entre humor y


salud han tendido a centrarse en tres áreas: dolor, efectos e inmunidad
cardiovasculares.

Los efectos cardiovasculares


sitios Humor-Basados de Internet citan con frecuencia efectos cardiovasculares
como bajar tensión y pulso como "evidencia" del impacto positivo de humor en l a
salud. La realidad es que hay muy poco evidencia de tal efecto pero mucha
especulación (Martin 2006). Clark et Al. (2001) revisó a 300 pacientes
consecutivos con la enfermedad cardíaca coronaria (CHD) y su (sano) parientes
que utilizan el cuestionario situacional de respuesta de humor (SHRQ), y
sugirieron que los pacientes de CHD tenían cuentas más bajas de SHRQ.

La inmunidad Kimata (2001, 2004), Hayashi et Al. (2003), Harrison et Al. (2000),
Perera et Al. (1998), Lefcourt et Al. (1990) ha investigado el l azo entre humor a
través de una intervención como una película y la medición de la presencia de
marcadores inmunes (IgA por ejemplo secretoria, proporción de
ayudante/supresor de T-CELULA, IgG, IgM, actividad natural de célula de asesino,
el complemento C3), en o sangre o saliva pre- y postintervention. Todos estos
estudios sin embargo, sufrido de debilidad es metodológicas, con resultados que
son, a lo más, ambiguo.

Las limitaciones del humorȂinvestigación de hipótesis de salud (dirija)


Emprendiendo investigación en esta área es increíblemente complejo como hay
probables de ser numerosos potencial que confunde variables en algún guión dado,
aún en condiciones de laboratorio con voluntarios sanos. Por ejemplo, los estudios
inmunológicos citados representan un complejo y esfera cara de investigación que
sufre por consiguiente de pequeñas muestras, probando en tiempos diferentes y/o
no-coherentes y controles inadecuados. ¡Algo de forma divertida, estos controles
casi implican invariablemente una conferencia de la moralidad como un
contrapunto a un humorístico (y presumiblemente interesante) video! Aún más,
estos estudios son experimentales y no demuestran un humor duraderoȂlazo de
inmunidad, que sería requerido indudablemente para el aumento de la salud.
Además, virtualmente todos los investigadores fallan de revisar o controlar el uso
del humor de participantes y emparejarlos a intervenciones pertinentes de humor
y expresión verdadera de humor o apreciación. No hay actualmente pura verdad
con respecto al humorȂ hipótesis de salud en relación para afligir, efectos ni
inmunidad cardiovasculares. Sin embargo, los resultados así afirman lejos que hay
un lazo entre emociones e inmunidad o el cerebroȂcomunicación de sistema
inmunológico (Puesto & Pennebaker 2000), y una asociación entre dolor, efectos
cardiovasculares y complace. La pregunta se queda en cuanto a la clase de lazo o
asociación y de su efecto.