You are on page 1of 10

12 Pasos para Mejorar la Autoestima de sus Hijos

Por Yaakov Lieder

La autoestima es un ingrediente muy importante para una vida exitosa y feliz. Una
persona puede ser bendecida con inteligencia y talento pero si carece de autoestima,
puede resultar un obstáculo para alcanzar el éxito en sus tareas, relaciones y
virtualmente en todas las áreas de la vida.

Los primeros años en la vida de un niño son el fundamento de una sana autoestima.

Como padres, no podemos controlar todo que nuestro hijo ve, oye o piensa, ni como
esto contribuirá a la imagen de si mismo. Pero podemos hacer mucho. Tenemos al
niño en sus primeros años de vida; Di-s nos dio un regalo especial—un ser humano
nuevo con la "pizarra limpia." Durante estos años, lo qué entra en la mente de
nuestros hijos es muy impactante, y deja una marca de por vida. Por ello, los padres
tienen una oportunidad única, irrepetible de abrir "la cuenta bancaria de la autoestima"
en la cuál el niño almacenará muchas cosas positivas sobre si mismo. En los años y
décadas por venir, esta "cuenta bancaria" se enfrentará con las experiencias negativas
de la vida, que son inevitables.

¿Cómo comenzamos la cuenta bancaria de nuestros hijos? ¿Cómo podemos, como


padres, aumentar la autoestima de nuestros hijos? Aquí hay algunas sugerencias:

1. Demuestre amor y afecto a su hijo. Todas nuestras acciones con nuestros hijos,
desde la infancia, se deben hacer con afecto y amor. Un bebé que fue tratado con
amor y afecto tendrá la sensación subconsciente que es lo suficientemente digno e
importante para ser amado.

2. Felicite a su hijo. Dé a su hijo tantos elogios como sea posible, siempre que hagan
algo correctamente. Dígale, "Estoy muy orgulloso de ti. Eres muy especial. Me gusto la
manera que lo has hecho. "

3. Haga sus elogios creíbles. Es importante, sin embargo, que los elogios sean
creíbles. Los elogios exagerados como, "Eres el mejor del mundo. Eres la persona
más agradable que existe " pueden ser contraproducentes. El niño desarrollará un ego
exagerado, y esto puede afectar la relación con sus amigos, y a la larga, tendrá un
efecto negativo en su autoestima.

4. Fije metas para su hijo. La meta debe ser alcanzable—vestirse solos, conseguir una
mejor calificación en la próxima prueba. Fije metas que sean acorde a la edad y las
capacidades de su hijo (fijar una meta inalcanzable tiene un efecto negativo). Mientras
el niño se esfuerza en lograr la meta, acompáñelo y felicítelo a cada paso del camino.
Una vez que su hijo alcance la meta, felicite su logro y refuerce su imagen personal de
emprendedor.

5. Critique la acción, no a la persona. Cuando su hijo haga algo negativo, dígale, "Eres
un niño bueno y especial, no debes hacer esas cosas" en vez de decir, "eres malo."

6. Tome en cuenta los sentimientos de su hijo. Cuando su hijo sufra un golpe a la


autoestima, es importante considerar sus sentimientos. Por ejemplo, si su hijo se
siente ofendido por un comentario hecho por un amigo o un profesor, dígale "Sí, se
que te ofendió lo que dijo esa persona " o "Se que sientes que tu amigo no te quiere".
Solo después que su hijo sienta que sus sentimientos son importantes y tomados en
cuenta, él estará abierto para que usted alimente su autoestima mostrándole toda la
gente que si lo quiere y respeta, y las cosas positivas que otros han dicho sobre él.

7. Siéntase orgulloso de su hijo. Habitualmente, debemos recordar decir a nuestros


hijos cuan afortunados y orgullosos somos de ser sus padres.

8. Hable positivamente de su hijo en presencia de la gente importante en su vida,


como abuelos, profesores, amigos etc.

9. Nunca compare a su hijo con otros. Nunca le diga: "¿Por qué no eres como
Pablito?". Y cuando tales comparaciones son hechas por otras personas, tranquilice a
su hijo y dígale que el es especial y único a su manera. "

10. Asegúrese que cuando otros traten con su hijo sepan cuales son sus puntos
fuertes. Al principio del año escolar, hable con los profesores de su hijo y dígales
cuáles son sus puntos fuertes y las áreas en las cuales él o ella sobresalen, de modo
que el profesor tenga una perspectiva positiva de ellos y continúe fortaleciendo estos
puntos.

11. Dígale a su hijo regularmente que lo ama incondicionalmente. Cuando fallan, o


hacen algo incorrecto, recuerde decirles, "¡Eres especial para mí, y yo te amo siempre,
sin importar lo qué pase!"

12. Mejore su propia autoestima. Usted necesita verse a si mismo positivamente. Los
padres que carecen de suficiente autoestima tendrán dificultades para mejorar la
autoestima de sus hijos. Un buen padre es un padre que sabe que él o ella no son
perfectos pero se valoran por lo que son, siempre intentando crecer y mejorar.
CONSEJOS PRACTICOS PARA PADRES: COMO
FOMENTAR LA AUTOESTIMA EN NUESTROS
HIJOS.

Este artículo es el segundo dedicado a coocer los secretos para aumentar la


autoestima en los niños. En este segundo blog describiremos nuestros consejos
prácticos para padres que quieren fomentar la autoestima en sus hijos.

¿QUÉ PUEDEN HACER LOS PADRES PARA FOMENTAR LA AUTOESTIMA EN EL


NIÑO?

Partimos de la base de que es importante desarrollar una autoestima adecuada, ni


baja ni muy alta, sino una autoestima acorde a lo que somos.
Como ya hemos indicado, la autoestima se verá afectada por las expectativas que
tengan los padres de sus hijos, por las consideraciones y las críticas que le hagan los
adultos, porque la opinión que los adultos tengan del niño influenciará en la
percepción que se vayan formando de sí mismos. En este sentido podemos decir “Nos
miramos como hemos sido mirados”.

Puede suceder que a veces los niños puedan presentar síntomas o problemas de baja
autoestima. Los padres no deben desesperarse, sólo deben prestar atención,
desarrollar estrategias para que los superen y si no pueden y/o es difícil, que no se
dude en consultar a un psicólogo.
Algunas de estas estrategias son:

Acepta a tu hijo como es. Todos los seres humanos tienen virtudes y defectos, tu hijo
también. En este sentido no pidas que sean perfectos. Para toda persona es
importante ser aceptado como es. Esto brinda seguridad y fortaleza para cambiar lo
que sí se puede cambiar de uno mismo.

Ser como adulto un modelo positivo y cercano. Si se acepta también usted tal como es
y no es tan exigente consigo mismo o si es pesimista o poco realista sobre sus
capacidades y limitaciones, su hijo puede terminar siendo el reflejo de usted. Cuidar la
propia valoración de sí mismo es el mejor modelo que tendrá su hijo para seguir.

Dar amor incondicional. Este amor sin condiciones se produce con lo anteriormente
dicho, aceptándole con sus fortalezas y debilidades. En este sentido es importante
indicar que cuando te enfades con él por algo que ha hecho, enfádate con lo que hizo,
con su comportamiento y no con él como persona, siempre tiene que ser claro que lo
inaceptable es la conducta no él. No le digas “eres un niño malo” “así no te quiero”,
sino “lo que has hecho es malo” “no me gusta eso que haces”. Podemos estar
enfadados con el niño, pero eso no implica que en ese momento le dejamos de querer,
es más, el mensaje debería ser, “porque te quiero y quiero que seas feliz, hay cosas
que no puedo permitir que hagas”. Si queremos cambiar una conducta o una forma de
pensar, los mensajes van hacia esa conducta o forma de pensar no hacia el niño.
También demuestre ese amor que es importante para estimular la autoestima de su
hijo. Dígale todo lo que lo quiere y lo orgulloso que está de él. Elógielo con frecuencia
pero de manera honesta, sin exageraciones ya que los niños perciben cuando se es
sincero y se dice desde el corazón.

Fomentar la autoestima en niñosValidar lo que siente. Cuantas veces, nos hemos


sentido incomprendidos como adultos cuando alguien nos ve mal y nos dice “no te
sientas así, ponte bien”, “no le des importancia, ya pasará”, “olvídate de eso”, como si
fuera fácil, como si pudiéramos borrar el malestar con un chasquido de los dedos.
Imagínate lo que eso puede repercutir en nuestros hijos. Para aprender a manejar las
emociones y resolverlas, tenemos que aceptar que existen y están para algo. Hay
situaciones que ponen triste y está bien sentirse triste, hay situaciones que enfada y
está bien estar enfado, porque esas emociones bien gestionadas nos ayudarán y nos
orientarán a superar el malestar. Valida las emociones de tu hijo, que no pasa nada
por sentirlas, ayúdale a que reflexione contigo, por qué se siente así y que puede
hacer para superarlas, ayúdale a tolerarlas, ya que a veces necesitamos tiempo (un
duelo, una pérdida no se soluciona de un día para otro) así tu hijo no tendrá miedo de
esas emociones. Al validarle lo que sientes, también le ayudamos a desarrollar la
empatía, ya que nosotros en ese momento empatizamos con él: “comprendo que te
haga sentir mal”.

Evita etiquetar a tu hijo. Las etiquetas negativas se vuelven creencias limitadoras


perdurables en el niño cuando se hace adulto. Estas etiquetas se pueden trasmitir de
muchas maneras, seriamente, como broma o burla, desde el cariño, pero todas ellas
producen malestar. Por ejemplo le puedo decir enfadado al romper algo: “¡¡¡¡¡eres un
torpe!!!!!”. O decirle como broma reiterada “manos de mantequilla” o también: “deja
cariño, lo hago yo porque tu rompes todo”. Sea como sea el tono del mensaje, al niño
le quedará soy torpe, no sirvo y se impondrá como una creencia que le limitará e su
vida. Los niños están aprendiendo, si de entrada les encasillamos, se quedarán allí,
como el agresivo, el torpe, el inútil, etc.

MAS CONSEJOS PARA FORTALECER LA AUTOESTIMA DE TU HIJO

Una pequeña advertencia. Las etiquetas que sobrevaloran y no se ajustan a la


realidad tampoco son positivas: “eres el mejor del mundo” “nadie puede contigo”, etc.
Elogiar a sus hijos. Esta consigna va en relación a lo anterior Concéntrate en las cosas
positivas que hace tu hijo y remárcaselas, siempre sin sobrevalorar. Si le remarcas las
cosas positivas, tú hijo tendrá la sensación de haber logrado algo y su autoestima se
fortalecerá. Además sabrá por qué.

Tampoco lo compares cuando hace algo mal, como: “tu hermano es mejor” “tu primo
saca mejores notas”. Es probable que se sienta avergonzado, no querido, envidie al
otro. Esto es lo mismo para las comparaciones positivas: “Tú eres el mejor jugador”,
coloca al niño e un nivel de exigencia permanente difícil de alcanzar.

Escúchale y bríndale un espacio de intimidad para que pueda hablarte y tú puedas


responder. Prestar atención no es escucharle mientras veo la televisión o estamos en
otra cosa, es mirarle, comprenderle, validarle. También reconozcámosle cuando no
sabemos algo.

En este sentido Tratar a tus hijos con respeto, pidiéndole que él te respete a ti. Hay
que escucharle, pero no siempre cuando él quiera, hay momentos.

También reconózcale su esfuerzo y tenga en cuenta cómo le transmite las cosas, por
ejemplo, si su hijo no ha jugado el partido de futbol y ha sido suplente diciéndole:
"Bueno, la próxima vez trabajarás más y lo conseguirás", puede hacer que el niño lo
entienda como “no trabajo lo suficiente”, “mi padre no está contento”, etc. En cambio
se puede decir algo similar pero que tiene otro significado: "Bueno, esta vez no
entraste en el equipo, pero estoy orgulloso del esfuerzo que haces, si sigues así
puedes conseguirlo".

No olvidarse: Validar el esfuerzo y luego marcarles que para conseguirlo hay que
persistir, aceptando los malos momentos y las frustraciones. En este sentido aliéntalo,
ya que necesita tu apoyo. Dile que crees en él y que lo animas a seguir adelante. Hay
que alentarle y apoyarle en el camino y no sólo valorar el logro alcanzado.

Fomenta la autoestima en los niñosEstimúlale para que tome sus propias decisiones y
pueda resolver sus problemas, aunque se equivoque, ya que para aprender a manejar
las desilusiones y frustraciones, primero hay que vivirlas. Por ello, deja que cometa
errores. Porque es algo que no puedes evitar y él tiene que aprender a superarlo.
También reconoce tus propios errores, recuerda que eres su modelo. Para alcanzar
nuestros éxitos, tendremos en el camino tropiezos, tomaremos malas decisiones, pero
si aprendemos a sobreponernos, podremos seguir avanzando. En este sentido,
también permite los riesgos saludables, animándole a experimentar y explorar cosas
nuevas, aunque se equivoque, si no lo hace no se puede tener éxito.
Ve dejando que asuma responsabilidades acorde a su edad –no pidas más de lo que
puede-. Darle responsabilidades alcanzables les ayuda a crecer y madurar, se sienten
capaces y sienten que confían en él.

Fomenta la cooperación y la participación. Esto favorece la autoestima y la confianza


en los demás, además de aprender a trabajar en equipo.

Establece límites acorde a su edad. Los límites tienen que ser claros y concisos y se
deben respetar, aunque hay que ser flexibles, el límite debe mantenerse, por ejemplo
si decimos que a una determinada hora se acuesta, hacerlo un día sí y otro no, no es
lo adecuado.

Fomente los intereses y habilidades de sus hijos. No exijamos a nuestros hijos que les
guste lo mismo que a nosotros o que se sumen a nuestros intereses, enséñale a saber
que les gusta y a que lo desarrollen.

Acepta tus propios errores y discúlpate, lo importante para un niño, no es que su padre
no se equivoque, sino que pueda rectificar, disculparse y reparar. Los hijos no quieren
padres perfectos, quieren padres que les amen.

Por último, destacaremos un punto importante que engloba muchas características


anteriores, crea un
ambiente de seguridad y amor para que se desarrolle, donde no se tolere la violencia y
se fomenten los buenos tratos, el respeto y la empatía.

Estas indicaciones no son un recetario, son propuestas para ir incorporando, educar


es una tarea difícil y larga, por ello, revisemos nuestra propia autoestima e
incorporemos estas indicaciones a nuestras vidas.
Y si ves que te cuesta y que ves que tu hijo necesita ayuda, no dudes en recurrir a un
profesional, con un poco de ayuda, los niños pueden desarrollar una vida plena.
9 Consejos para mejorar la autoestima de los
niños
La autoestima, es la base del bienestar del niño y la clave del éxito para su vida adulta
, esta afecta su forma de actuar y comportarse con los demás, la falta de una buena
imagen de sí mismo muy a menudo conduce a problemas de conducta.

[Desplázate hacia abajo para ver el vídeo “¿Por qué los niños deben leer?”]
Autoestima saludable no significa ser arrogante, significa tener una comprensión
realista de las fortalezas y debilidades de si mismo, disfrutar de las fortalezas y
trabajar en las áreas problemáticas.

Según gran numero de investigaciones, las personas con alta autoestima, sin que esta
sea excesiva, pueden tener una visión mas positiva de la vida y por lo tanto ser más
felices que las personas con baja autoestima. Con esto también se predice que una
correcta autoestima propiciara mas éxito en la escuela y las relaciones sociales y una
autoestima deteriorada puede llevar a depresión y mayores fracasos en la vida.

Vídeo: “¿Por qué los niños deben leer?”

Es fundamental enseñarle los niños y jóvenes habilidades para enfrentar los


acontecimientos de la vida diaria, sin dejar que estos afecten su autoestima, además
en esta etapa de la juventud, tienden a ser mas inseguros y tener menos confianza en
si mismos, por eso es importante que los padres y educadores, apoyen a los niños y
les enseñen a potenciar estrategias para aumentar su autoestima.

Consejos para ayudar a aumentar la autoestima y la confianza de su hijo:

1) Intente hacer frecuentemente comentarios positivos – Los padres tiene gran


influencia en sus hijos, estos necesitan escuchar palabras de aprobación para sentirse
apreciados y queridos, hay que felicitarlos y reconocerles cada vez que hagan algo
bien.
2) Pase tiempo con los niños– Aunque usted esté muy ocupado, intente pasar tiempo
de calidad con sus hijos, esto le ayudara a construir una mejor relación y hará que
ellos se sientan, queridos, apoyados y valorados.

3) Escúchelos– Los niños necesitan expresarse, es importante dejarlos hablar y


ponerles atención, hacerles ver que usted está abierto a escuchar sus ideas y
pensamientos.

4) Recompense el esfuerzo sin importar el resultado– Lo importante es valorar el


esfuerzo de los niños, sin importar si han tenido éxito o si han fracasado, hay que
hacerles ver que el trabajo duro siempre termina por ser recompensado.

5) Enfóquese en lo positivo– Ser positivo crea un ambiente mas sano y tranquilo para
el niño, esta atmósfera dotara al niño de mayor seguridad para que incluso en las
situaciones difíciles aprenda a ver el lado positivo.

6) Ayúdele a aprender de sus errores- Enséñele a su hijo a ver los errores como
maneras de aprender, muéstrele al diferencia entre errores y fracasos, para que sepan
que siempre es mejor intentar algo que no hacerlo por miedo a fracasar, para llegar al
éxito, antes hay que cometer errores.

7) Mantenga el contacto físico– Abrace y aliente a sus hijos, es fundamental demostrar


afecto, esto los hará sentir especiales y apoyados ante usted, además de generarles
mayor sensación de confianza.

8) Fomente la comunicación– Al fomentar la comunicación y el debate, demuestra que


valora el punto de vista e ideas de su hijo, esto les dará confianza y les animará a ser
abiertos y expresivos.

9) Permita que su niño aprenda las consecuencias por sí mismo– No se puede ayudar
a los niños a no cometer errores, ellos los cometerán y pueden aprender de estos,
pues así sabrá que las acciones tienen consecuencias, pero podemos fomentar en
ellos el sentido de responsabilidad antes los errores cometidos.
Consejos para aumentar la autoestima en los
ninos
La autoestima es el amor y aprecio que tenemos por nosotros mismos. Cada nueva
experiencia, cada éxito o fracaso y todas las cosas que hacemos van formando y
cambiando la imagen que tenemos sobre nosotros mismos. Cuando un niño está en
su etapa de desarrollo, se está formando su autoestima, y la autoestima en los niños
es especialmente vulnerable, ya que tiene pocas experiencias con las que formarse
una idea sobre si mismo. Si el niño forma una baja autoestima, le perjudicaría en la
formación de su personalidad. Las inseguridades propias de la edad o los temores a
fracasar ante lo desconocido, hacen que la autoestima pueda sufrir especialmente
durante esta edad. Para aliviar esos episodios y lograr que el niño se convierta en una
persona más feliz, existen algunos consejos que los padres pueden llevar a cabo, que
te resumimos en este artículo.

Un niño con una alta confianza en sí mismo (alta autoestima) tendrá mayores
posibilidades de superar las dificultades que se le presentan. Y otro aspecto
importante: debes saber diferenciar entre autoestima y soberbia. Hay una gran
diferencia entre fomentar la autoestima y la soberbia. Tú fomentarás la soberbia en tu
hijo si le inculcas la idea de que debe de ser perfecto. No cometas el error de
presionar a tu pequeño, ya que puede ser muy nocivo y perjudicial para la autoestima
de tu hijo.Como padres, debemos contribuir a que el niño tenga un buen desarrollo de
la autoestima y mucha confianza en si mismo y en sus posibilidades.

Algunos de los puntos en que puedes trabajar para fomentar la autoestima de tus hijos
son:

Ofrece a los ninos oportunidades para que tengan éxito


Limita las experiencias difíciles de tus hijos
Educa a tu hija a que sea sociable
Trasmite a los niños el valor de compartir
Enseña a tu hijo a disfrutar de las pequeñas cosas
No compares a tu hijo con otros niños
Si tu hijo se equivoca, no le critiques
Permite que tus hijos se equivoquen o cometan errores
Juega con los niños
Habla con cada uno de tus hijos
Ayuda a que tus hijos puedan ponerse metas realistas
Inculca a los niños el amor por la vida y la naturaleza
Se cariñoso con tus hijos
Guía a tus hijos a aprender nuevas tareas
Pasa tiempo libre con tus hijos
No actúes en forma violenta frente a los niños
Trasmita la necesidad de creer en tus sueños
Confía en los niños
Infunde hábitos saludables a tus hijos
Busca razones para elogiar a tus hijos
Inculca a tus hijos la idea del esfuerzo
No presiones a los ninos para que tengan éxito
Escucha con atención los planteamientos de su hijo
Enseña a tus hijos a valorar a las demás personas
Muestra hábitos y costumbres positivas
No eduques a niños que se sientan culpables
Artículos relacionados: