You are on page 1of 2

GRUPO DE CONTINUACION PARA CONSOLIDACION DE LA

ABSTINENCIA

El grupo de continuación tiene como primer objetivo principal la consolidación


de la abstinencia, mediante el trabajo común centrado en el conocimiento
adquirido sobre el comportamiento adictivo. Este trabajo se centra en el análisis
de los factores que desencadenan las recaídas, su manejo para frenar sus
consecuencias y su elaboración posterior de cara al aprendizaje de estrategias
útiles para prevenirlas. La observación de mecanismos comunes en individuos
con historias personales muy diferentes se convierte en un elemento de gran
ayuda para la progresión en el desarrollo de un funcionamiento eficaz en
objetivo de evitar las recaídas.

El segundo objetivo fundamental en este grupo es comenzar un trabajo de


evaluación y abordaje personal de las dificultades que cada individuo identifica
en su funcionamiento global, bien porque ya existieran previamente, bien
porque se hayan producido o intensificado como consecuencia del
comportamiento adictivo. Entre estos problemas destacan las dificultades en
las relaciones con los demás o con uno mismo, y que se traduce en situaciones
de soledad, relaciones pobres o insatisfactorias, baja autoestima, angustia,
depresión y sentimientos de vacío. Estos problemas, a su vez, se convierten a
menudo en las circunstancias esenciales para el mantenimiento de un estilo
que lleva una y otra vez a la repetición del ciclo de recaídas, por lo que su
abordaje tiene como objetivo también el mejorar la probabilidad de éxito en la
lucha contra la propia adicción, además de mejorar la manera de estar, sentirse
y relacionarse con los demás.

La estrategia fundamental de trabajo se centra en el aprendizaje interpersonal


centrado en las adiciones, que permite un enriquecimiento individual progresivo
en cuanto a capacidad de comprensión, elaboración y abordaje de las propias
dificultades, gracias a las herramientas propias de la dinámica del grupo.

Dado que las necesidades de los individuos en estas áreas van a ser muy
diferentes, el grupo se organiza como grupo abierto, en el que pueden entrar
individuos en cualquier momento a lo largo de su evolución, tras una adecuada
preparación, y acabar en un tiempo variable, también en función de la
intensidad de trabajo que precise cada individuo. Se considera esencial un
tiempo mínimo de permanencia en este grupo de 6 meses, con una duración
máxima entre 12 y 18 meses. Debido a su carácter de abordaje global e
integral, se convierte en el eje vertebral del modelo de tratamiento de INTAD.
Es el elemento con mayor capacidad para mantener y consolidar la motivación
y el compromiso del individuo con su propio trabajo terapéutico, se estructura
de forma que su utilidad es igual para diferentes tipos de pacientes, problemas
o adicciones, y alrededor de él se implementan estrategias terapéuticas
complementarias para fortalecer de forma individualizada el proceso
terapéutico de cada individuo, en función de sus necesidades y sus
características diferenciales.
El grupo de continuación se enriquece con las aportaciones que los diferentes
miembros puedan hacer en relación con su trabajo personal, que puede estar
realizándose en paralelo mediante su implicación en otros recursos. Así,
algunos pacientes pueden estar realizando de forma paralela al grupo de
continuación, o previamente a este, diferentes trabajos terapéuticos en función
de las necesidades y la idiosincrasia de cada individuo, como diferentes formas
de psicoterapia individual, terapia de familia, terapia de familia, terapia grupal
de prevención de recaídas basada en atención plena, etc. Las habilidades que
cada individuo adquiere en estas formas de terapia se convierten en un
elemento sumamente enriquecedor para el grupo de continuación