You are on page 1of 4

PLANETAS ROCOSOS

Los planetas rocosos son los cuatro más interiores en el Sistema Solar: Mercurio, Venus, la Tierra y
Marte. Se les llama rocosos o terrestres porque tienen una superficie rocosa compacta, como la de
la Tierra. Venus, Tierra, y Marte tienen atmósferas más o menos significativas, mientras que
Mercurio casi no tiene.

Se ha producido una selección muy alta de la materia, dando lugar a productos como uranio, torio,
y potasio, con núcleos inestables que acompañan fenómenos de fisión radiactiva. Estos elementos
han desarrollado el suficiente calor como para generar vulcanismo y procesos tectónicos
importantes. Algunos son todavía activos y han borrado los rasgos de su superficie original.

LA TIERRA

La Tierra es el tercer planeta desde el Sol y quinto en cuanto a


tamaño. Gira describiendo una órbita elíptica alrededor del Sol, a unos
150 millones de km, en, aproximadamente, un año. Al mismo tiempo
gira sobre su propio eje cada día. Es el único planeta conocido que
tiene vida, aunque algunos de los otros planetas tienen atmósferas y
contienen agua.

MARTE

Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar más cercano al Sol. Llamado
así por el dios de la guerra de la mitología romana Marte, recibe a veces el
apodo de planeta rojo debido a la apariencia rojiza que le confiere el óxido
de hierro que domina su superficie. Tiene una atmósfera delgada formada
por dióxido de carbono, y dos satélites: Fobos y Deimos.

VENUS

Venus es el segundo planeta del Sistema Solar en orden de distancia


desde el Sol, y el tercero en cuanto a tamaño, de menor a mayor. Recibe
su nombre en honor a Venus, la diosa romana del amor. Se trata de un
planeta de tipo rocoso y terrestre, llamado con frecuencia el planeta
hermano de la Tierra, ya que ambos son similares en cuanto a tamaño,
masa y composición, aunque totalmente diferentes en cuestiones
térmicas y atmosféricas.

MERCURIO

Mercurio es el planeta del Sistema Solar más próximo al Sol y el más


pequeño. Forma parte de los denominados planetas interiores o rocosos y
carece de satélites. Se conocía muy poco sobre su superficie hasta que fue
enviada la sonda planetaria Mariner 10 y se hicieron observaciones con
radar y radiotelescopios.

PLANETAS GIGANTES
Los planetas ligeros o gigantes se localizan en la parte externa del Sistema Solar. Son planetas
constituidos básicamente por hidrógeno y helio, reflejo de la composición de la nebulosa solar
primigenia. Tienen importantes actividades meteorológicas y procesos de tipo gravitacional, con
un pequeño núcleo y una gran masa de gas en convección permanente.
A Júpiter, Saturno, Urano, y Neptuno se les conoce como los planetas Jovianos (relativos a Júpiter),
puesto que son gigantescos comparados con la Tierra, y tienen naturaleza gaseosa como la de
Júpiter. Los planetas Jovianos son también llamados los gigantes de gas, sin embargo algunos de
ellos tienen el centro sólido.

Los grandes planetas, Júpiter y Saturno, poseen sistemas de satélites, que en cierto modo, son
modelos en miniatura del Sistema Solar. Aunque no disponen de fuentes termonucleares de
energía, siguen liberando energía gravitatoria en cantidad superior a la radiación solar que
reciben. Otra característica común, es el poseer anillos formados por pequeñas partículas en
órbitas más cercanas que las de sus satélites.

JUPITER

Es el planeta más grande del Sistema Solar, tiene más materia que todos los otros
planetas juntos y su volumen es mil veces el de la Tierra.

SATURNO

Saturno es el segundo planeta más grande del Sistema Solar y el único


con anillos visibles desde la Tierra. Se ve claramente achatado por los
polos a causa de la rápida rotación.

URANO

Es el septimo planeta desde el Sol y el tercero más grande del Sistema Solar. Urano
es también el primero que se descubrió gracias al telescopio, en 1781.

NEPTUNO

Es el planeta más exterior de los gigantes gaseosos y el primero que fue


descubierto, en septiembre de 1846, gracias a predicciones matemáticas.

PLANETAS ENANOS
Los planetas enanos son aquellos cuerpos celestes del Sistema Solar que no han limpiado la
vecindad de su órbita y tienen la masa suficiente para que su propia gravedad haya superado la
fuerza de cuerpo rígido. No son satélites de otros planetas y orbitan alrededor del Sol como
cualquier otro planeta.

Los cinco planetas enanos de nuestro sistema planetario y por orden de proximidad al Sol son
Ceres, Plutón, Haumea, Makemake y Eris. Ceres es el único planeta enano
del Cinturón de asteroides. Los otros cuatro planetas enanos se encuentran
más allá de la órbita de Neptuno, excepto cuando la órbita de Plutón se
cruza con ésta, y son conocidos como objetos transneptunianos (TNO, del
inglés: trans-Neptunian Objects).

CERES

se encuentra en el cinturón de asteroides, entre las órbitas de Marte y


Júpiter, y es el planeta enano más pequeño del Sistema Solar. Tiene un diámetro de 960 x 932 km
y recorre su órbita alrededor del Sol cada 4,6 años terrestres.
PLUTON

es el segundo planeta enano y fue renombrado como (134340) Plutón. Su órbita


se encuentra más allá de la de Neptuno, aunque atraviesa el plano orbital de los
gigantes gaseosos y se introduce en la órbita de Neptuno. Su periodo orbital es
de 248 años terrestres, su diámetro es de 2.390 km, y posee cinco satélites
naturales: Caronte, Nix, Hidra, P4 y P5.

HAUMEA

es el tercer planeta enano y su nombre oficial es (136108) Haumea. Su periodo


orbital es de 285,4 años terrestres y su diámetro es de unos 1.400 km.
Haumea se encuentra en el Cinturón de Kuiper y posee dos satélites naturales:
Haumea I (Hi’iaka) y Haumea II (Namaka).

MAKEMAKE

es uno de los dos objetos más grandes del cinturón de Kuiper. Su nombre oficial es
(136472) Makemake y no tiene satélites conocidos. Makemake posee un diámetro
de 1.300-1.900 km y da una vuelta alrededor del Sol cada 309,88 años.

ERIS

De nombre oficial (136199) Eris, es el último planeta enano y es el más masivo de


todos ellos. Se encuentra en el disco disperso del Cinturón de Kuiper y su periodo
orbital es de unos 557 años terrestres aproximadamente.