You are on page 1of 4

Sesión N.

º 5: El sueño de Nabucodonosor
El capítulo 2 es un resumen de la historia del mundo y del surgimiento de los imperios
mundiales hasta nuestros días. Esta visión le fue revelada a Daniel, para mostrarle
que Dios revele el futuro, así como el surgimiento y caída de las naciones. El
acontecimiento más impresionante de esta visión es el establecimiento del reino de
Dios, representado por la caída de la piedra, para representar la segunda venida de
Cristo, que pondrá fin a todos los reinos de este mundo.

1.1. El sueño en si
“En el segundo año del reinado de Nabucodonosor”, entre el 604 – 603 a. C. durante el
cual Daniel terminó sus estudios y estuvo delante del rey, Nabucodonosor tuvo un sueño
notable, “y se perturbó su espíritu y se le fue el sueño”.
En su perplejidad Nabucodonosor congregó a sus sabios, “magos, astrólogos y
encantado-res” y solicitó su ayuda diciendo: “He tenido un sueño y mi espíritu se ha
turbado por saber el sueño”.
Dirigiéndose al rey en la lengua oficial que era el arameo, los sabios le pidieron: “di el
sueño a tus siervos, y te mostraremos la interpretación” (Dn 2:4).
Airado por esto, el rey les volvió a pedir que le dijeran no solo el sueño, sino la interpre-
tación del mismo, prometiéndoles dones, favores y honra si le daban respuesta, o de lo
contrario serían “hechos pedazos y sus casas serían convertidas en muladar” (Dn 2:5).

1.2. Incapacidad, decreto de muerte y un sueño peculiar


Amedrentados por el temor y el fracaso, los magos procuraron demostrar al rey que su
petición no era razonable y que la prueba superaba a cualquiera que se hubiera requerido
de hombre alguno, por lo que dijeron: “No hay hombre sobre la tierra que pueda declarar el
asunto del rey; además de esto, ningún rey, príncipe ni Señor preguntó cosa semejante a
ningún mago ni astrólogo ni caldeo. Porque el asunto que el rey demanda es difícil, y no hay
quien lo pueda declarar al rey, salvo los dioses cuya morada no es con la carne” (vv. 10,
11).
Ante esto el rey con ira y con gran enojo mandó que matasen a todos los sabios
incluyendo a Daniel y sus amigos. No obstante los jóvenes hebreos pidieron tiempo e
intercedieron en oración a Dios pidiendo se les revelase el sueño y su interpretación.
Por supuesto el sueño les fue revelado por lo que Daniel con mucha modestia admitió
de-lante del rey: “El misterio que el rey demanda, ni sabios ni astrólogos, ni magos ni
adivinos lo pueden revelar al rey… y a mí me ha sido revelado este misterio, no porque
en mí haya más sabiduría” (vv. 27-30).
El sueño de Daniel fue el de la “gran imagen” cuya cabeza era de oro, el pecho y los
brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies en
parte de hierro y en parte de barro cocido. (Ver figura).
Finalmente “una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de
hierro y barro cocido, y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados también el
hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras de
verano y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que
hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra” (vv. 34, 35).
1.3. Daniel interpreta el sueño
Al describir la interpretación, Daniel le dice al rey que su reino Babilonia es la cabeza de
oro (606-538 a. C.), pero que posteriormente se levantaría un reino inferior (plata) un
tercero (bronce) y un cuarto (de hierro).
La historia ha confirmado que el reino que sucedió a Babilonia fue el de Medo Persia (el
538 a. C.), el tercer reino fue Grecia (el 331 a. C.) y el cuarto reino Roma (el 168 a. C.).
El hierro y el barro mezclados son la división del Imperio romano (posteriores al año 476
d. C.), en las naciones de Europa, que durante mucho tiempo procuraron unirse.
Asombrosamente la historia se ha encargado de confirmar su cumplimiento aun cuando
Daniel recibiera este sueño con muchos años de anticipación.
Sin embargo, lo más asombroso de este sueño no son la sucesión de imperios que se
levantaron uno tras otro tal como fue profetizado, sino la extraña piedra que cayó en los
pies de la imagen para indicar el reino “que el Dios del cielo levantará” “y que no será
jamás destruido” (v. 44).
Frente a esta descripción a Nabucodonosor no le quedó otra cosa que admitir que el
Dios de Daniel es “Dios de dioses, y Señor de los reyes y el que revela los misterios” (v.
47).

1.4. Dios conoce el futuro y lo revela


“Pero hay un Dios en el cielo, que revela los misterios y que ha dado a conocer al rey
Nabucodonosor lo que sucederá al fin de los días” (Dan. 2:28).
Hoy más que nunca la gente tiene un apetito terrible por conocer el futuro: quieren
saber cómo les irá en el trabajo, el amor, la salud, etc. Y para conocer esto, recurren
a astrólogos, adivinos, hechiceros, etc.
Sin embargo, estos mismos personajes hicieron una declaración en los días de Daniel
al admitir que: “No hay hombre sobre la tierra” y Daniel lo confirma diciendo: “ni sabios,
ni as-trólogos, ni magos, ni adivinos” (vv. 10, 27), pueden revelar el futuro que sólo le
pertenece al Dios del cielo. Dios le reveló a Daniel el futuro del mundo hasta nuestros
días: el cuadro es presentado de la siguiente manera:

Oro – Babilonia 605 – 539 a. C.


Plata – Medo Persia 539 – 331 a. C.
Bronce – Grecia 331 – 168 a. C.
Hierro – Roma 168 – 476 d. C.
Hierro/Barro Europa Intentaron unir a Europa:
10 Reinos Francos (Francia) S. VIII Carlomagno
Burgundios (Suiza) S. XVI Carlos V
Anglosajones (Inglaterra) S. XIX Napoleón
Suevos (Portugal) Kaiser Guillermo II y Adolfo Hitler S. XX
Visigodos (España)
Lombardos (Italia)
Hérulos
Vándalos
Ostrogodos

Piedra – 2da venida


de Cristo
1.5. El amor de Dios por los astrólogos y por nosotros
Como estudiante cristiano en una escuela pública, Daniel se apresuró a impedir la
muerte de los sabios: “No mates a los sabios de Babilonia” (v. 24).
Sin duda Dios amaba a estos sabios, aun cuando estos estaban en el error. Daniel sabía
esto y procuró salvarlos de la muerte. Fue por amor que también Daniel les demostró
cuán equivocados se encontraban cuando afirmó que “el misterio que el rey demanda,
ni sabios, ni astrólogos, ni magos, ni adivinos lo pueden revelar al rey” (v. 27).
“Pero hay un Dios en los cielos el cual revela los misterios” (v. 28). Los jóvenes de hoy
de-berían decir lo que dijo el Salmista: “¡Tú eres mi Dios! Está en tus manos mi destino”.
Dios libró a estos sabios de la muerte porque los amaba y deseaba que cambiaran su
vida y sus actitudes.
También a nosotros nos ama porque desea que confiemos en su palabra profética. El
deseo de Jesús para nosotros hoy, es que nos preparemos para el reino que él pronto
establecerá. A través del evangelio de Lucas él nos advirtió:
“La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo, todo el
que cayere sobre aquella piedra (el poder de la gracia y su implantación en el corazón),
será quebrantado; mas sobre quien ella cayere, le desmenuzará” (en la aparición de su
reino de gloria) (Luc. 20:17,18).
Permitamos que el reino de la gracia sea instaurado en nuestros corazones, acudiendo
a Jesús cada día, para que cuando caiga la piedra (venga el reino de gloria), no seamos
destruidos, sino que podamos reinar juntamente con Jesús y los redimidos.

ACTIVIDAD

1. Los estudiantes enumeran cuáles fueron los pasos que realizó Daniel luego
de enterarse del decreto de muerte emitido por el rey hacia todos los
sabios y escriben una reflexión basada en los pasos que Daniel realizó.
____________________________________________________________
_________________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_________________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_________________________________________________________________
____________________________________________________________
_________________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_________________________________________________________________
____________________________________________________________
____________________________________________________________
_________________________________________________________________
____________________________________________________________