You are on page 1of 5

11 remedios caseros para evitar la caída

de cabello
Tanto para evitar como para prevenir la caída del cabello es conveniente que seamos
constantes con la aplicación de los diferentes remedios naturales y minimicemos el uso
de planchas y secadores

La alopecia es un problema que afecta sobre todo a los hombres cuando llegan a la
edad adulta, pero que también pueden sufrirlo las mujeres mayores.

Si cada día caen más de 100 hebras se puede considerar una condición que merece la
pena revertir.

En este artículo te ofrecemos los mejores remedios caseros para la caída del cabello.

Caída del cabello: qué saber

Son diferentes los motivos por los cuales el pelo se cae y aparece en el cepillo de
cabello, en la cama, en la bañera, en la ropa, etc.

Los principales son la anemia, los problemas de tiroides, el estrés y las enfermedades de
la piel. También puede deberse a una alimentación desequilibrada, factores hereditarios
o poca circulación sanguínea hacia la cabeza.
En el caso de las mujeres los cambios hormonales pueden causar alopecia sobre todo
tras dar a luz o durante la menopausia.

El uso excesivo de productos para el cabello, ganchos, vinchas, horquillas o calor


(plancha o secador) pueden empeorar el cuadro.

Lee también: Formas de reducir los efectos del estrés en tu cuerpo

Los mejores remedios caseros para evitar la caída de


cabello
Si bien en el mercado existen miles de tratamientos y productos que podemos usar
para evitar o tratar la caída de cabello, también tenemos a disposición recetas
naturales que se pueden preparar en casa con un puñado de ingredientes.

Los remedios caseros más eficaces son:

Aloe vera

El gel de sábila es muy bueno en el caso de que la caída del pelo se deba a problemas
dermatológicos (como por ejemplo dermatitis en el cuero cabelludo).

 La aplicación es tan sencilla como cortar de forma horizontal una penca de


aloe vera y frotar la parte interna donde nacen las hebras.
 Deja que se seque y luego enjuaga. Repite este procedimiento a diario.

Té verde
No solo sirve para quemar grasas o refrescarnos en verano si lo consumimos frío.

 El té verde aporta diferentes antioxidantes que ayudan en el crecimiento y


fortalecimiento del pelo para evitar su caída.
 La aplicación es muy simple: una vez que prepares una taza de la infusión,
déjala enfriar y echa como enjuague después de lavarte el cabello.
 Repite dos veces a la semana.

Aceite de almendras

Es uno de los remedios para prevenir o frenar la caída de cabello más antiguos que
existen. Los egipcios ya lo usaban junto al aceite de ricino para evitar la alopecia.

Las almendras son una gran fuente de proteínas que mejoran la salud de la piel y
fortalecen el pelo.

 Simplemente coloca unas gotas del aceite esencial en la palma de la mano y haz
masajes circulares en el cuero cabelludo.
 Deja que se seque y no enjuagues. El cabello te quedará más sedoso y brillante.

Aceite de romero

Otro de los aceites muy eficaces para la caída de cabello es el de romero, el cual se
aplica con un masaje vigoroso en la cabeza.

De esta manera el movimiento aumenta la circulación de la sangre y permite que los


folículos pilosos se fortalezcan.

También puedes añadir esta esencia al champú que utilizas habitualmente.

Col verde
El repollo o col se puede usar como una perfecta mascarilla anticaída de cabello.

 Frota sobre el cuero cabelludo varias hojas hervidas durante algunos minutos.
 Luego deja secar y enjuaga con abundante agua tibia.

Clara de huevo

El huevo tiene muchas proteínas que ayudan a las personas que sufren alopecia.
También es perfecto para lucir un pelo más brillante y sedoso.

 Si se te cae mucho el pelo, bate cuatro claras y frótalas en el cuero cabelludo


con movimientos circulares. Deja actuar media hora y enjuaga.
 Para terminar, lava como de costumbre.

La albúmina actuará para fortalecer los folículos pilosos y las hebras débiles.

Ortiga

Las hojas de ortiga son muy eficaces para evitar la caída de cabello. La loción de esta
planta se consigue en las casas naturistas o farmacias de homeopatía y botánica.

Debes aplicarla en el cuero cabelludo todas las noches antes de acostarte con masajes
circulares. Deja que actúe toda la noche y enjuaga por la mañana.

Jugo de cebolla

La cebolla se usa como remedio para las heridas y para cualquier problema dérmico que
tengamos; por ello nos puede ayudar si sufrimos caída de cabello por una condición en
la piel.

Este vegetal, además, contiene mucho azufre, que mejora la circulación de la sangre
en los folículos pilosos.

 Una vez que extraigas el jugo de la cebolla (en un mortero o similar), aplícalo en
la cabeza y déjalo actuar unos 30 minutos.
 Luego lava el cabello como de costumbre.
 Te recomendamos que repitas el tratamiento dos veces a la semana, por lo
menos, durante tres meses.

Remolacha
El betabel tiene muchas vitaminas y minerales que fortalecen el cabello e impiden que
se caiga.

 Puedes abrir una raíz de remolacha por la mitad y frotar en el cuero cabelludo.
No te preocupes, que el color morado se irá cuando te enjuagues media hora
más tarde.
 Repite tres veces a la semana.

Ajo

Este remedio casero por excelencia también tiene su eficacia para tratar la alopecia.

 La aplicación es similar a la de la remolacha: partir al medio el ajo y frotar con


mucho cuidado en el cuero cabelludo.
 Suspende el tratamiento si te arde o la piel se enrojece.

Visita este artículo: Beneficios del ajo para el crecimiento del cabello y cómo utilizarlo
en tratamientos

Aceite de oliva

Si no tienes aceite de almendras, de ricino o de romero en casa no hay problema. Puedes


también usar el tan popular de oliva.

El procedimiento es tan sencillo como echar unas gotas en la palma de la mano y


aplicar en el cuero cabelludo con movimientos circulares.

Puedes hacerlo mientras miras televisión antes de acostarte, por ejemplo. No lo


enjuagues. El pelo te quedará muy brilloso.

Related Interests