You are on page 1of 16

En la Cuarta Sala de Audiencias del Primer Juzgado Penal Unipersonal de Abancay, a

los treinta días del mes de octubre del año dos mil quince, Efraín URBIOLA MAYHUIRE
Juez Penal a cargo de la dirección y decisión, en primera instancia, del presente juicio
oral y público seguido contra Víctor Higinio Langle Flores y otros, por la presunta
comisión de los delitos de peculado doloso y otro, en agravio del Estado-Ministerio del
Interior, debidamente representado por la Procuraduría Púbica Anticorrupción de
Apurímac; ejerciendo la potestad de administrar justicia en nombre del pueblo, de
quien emana dicha facultad, ha pronunciado la siguiente:

SENTENCIA
Resolución N°

I. PARTE EXPOSITIVA.

A. Concurren al juicio oral:

1. Por el Ministerio Público: El Fiscal Luis Arturo Ballón Segovia.


2. Por el actor civil: El abogado César David Guerrero Paredes.
3. Por la defensa técnica del acusado Zenón Warthon Campana: La abogada
Miriam Sarmiento Peralta.
4. Por la defensa técnica de la acusada Lourdes León Echegaray: El abogado
Uriel Ojeda Ludeña.
5. Por la defensa técnica del acusado Julio Enrique Ayque Rosas: El abogado
Miguel Quispe Choque.
6. Por la defensa técnica del acusado Johnny Oscar Angulo Ríos: El abogado
Jhon Oblitas Juárez.
7. Por la defensa técnica del acusado Gustavo Fredy Prada Salazar: El abogado
Rostyber Sotomayor Tapia.
8. Por la defensa técnica de la acusada María Esther Basurco Núñez de Freyre: El
abogado Pedro Sigifredo Uceda Rodríguez.

B. Los acusados tienen la identificación siguiente:

VICTOR HIGINIO LANGLE FLORES, identificado con DNI Nº 43622238, de 54 años de


edad, natural de Lima, nacido en fecha 13 de mayo de 1961, hijo de Victor Celso y
Graciela, con grado de instrucción superior, comandante de la PNP, con domicilio
en el jirón 2 de Mayo N° 125, Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales.

FABRIZIO BENITO POMAR SUAREZ, identificado con DNI N° 43394061, de 48 años de


edad, natural de Lima, nacido en fecha 28 de febrero de 1967, hijo de Juan Benito
y Alejandrina, con grado de instrucción superior, Comandante de la PNP, con un
ingreso mensual aproximado de 4,200 nuevos soles, casado con Edith Albán
Oquendo, con 3 hijos, con domicilio en el jirón Huancavelica N° 483, segundo piso,
Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales.

ULISES VICTOR PALOMINO GOMEZ, identificado con DNI N° 43321799, de 49 años de


edad, natural de Lima, nacido en fecha 25 de enero de 1966, hijo de Victor y
Antonieta, con grado de instrucción superior, Comandante de la PNP en retiro, con
domicilio en la avenida Seoane N° 125, Abancay, sin antecedentes penales ni
judiciales.

JUSTO LORENZO CHOQUECONDO FARFAN, identificado con DNI N° 24282824, de 47


años de edad, natural del Cusco, nacido en fecha 21 de marzo de 1968, hijo de
Avelino y Aurelia, con grado de instrucción superior, Técnico en Administración
Policial, con un ingreso mensual aproximado de 2,600 nuevos soles, casado con
Nancy Etelvina Solís Cruz, con 3 hijos, con domicilio en el jirón Challhuanca N° 428,
Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales.

AMERICO HERRERA CCANCHI, identificado con DNI N° 41959039, de 31 años de


edad, natural del Cusco, nacido en fecha 30 de agosto de 1983, hijo de Florentino y
Epifania, con grado de instrucción superior, Técnico en Administración Policial, con
un ingreso mensual aproximado de 2,200 nuevos soles, soltero, sin hijos, domiciliado
en el jirón Grau N° 114, Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales

LOURDES JACKELINE CAMACHO FLORES, identificada con DNI N° 44512211, de 28


años de edad, natural de Abancay, nacida en fecha 22 de mayo de 1987, hija de
Valentin y Concepción Lourdes, con grado de instrucción estudiante de
Contabilidad, con un ingreso mensual aproximado de 800 nuevos soles, soltera, sin
hijos, domiciliada en el jirón Puno N° 102, Abancay, sin antecedentes penales ni
judiciales.

ANDREMERCEDITA YASHIRI CAMACHO FLORES, identificada con DNI N° 46116896, de


26 años de edad, natural de Abancay, nacida en fecha 17 de mayo de 1989, hija
de Valentin y Concepción Lourdes, con grado de instrucción superior, Bachiller en
Contabilidad, con un ingreso mensual aproximado de 800 nuevos soles, soltera, sin
hijos, domiciliado en el jirón Puno N° 102, Abancay, sin antecedentes penales ni
judiciales.

YIPSA VALENTINA CAMACHO FLORES, identificada con DNI N° 42486702, de 32 años


de edad, natural de Abancay, nacida en fecha 17 de enero de 1983, hija de
Valentin y Concepción Lourdes, con grado de instrucción superior, ingeniero civil,
con un ingreso mensual aproximado de 1,500 nuevos soles, soltera, sin hijos, con
domicilio en el jirón Puno N° 102, Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales.

VALENTIN CAMACHO PARRA, identificado con DNI N° 31001967, de 63 años de


edad, natural de San Juan de Lucanas, Puquio, Ayacucho, nacido en fecha 16 de
diciembre de 1951, hijo de Andrés y Mercedes, con segundo de secundaria, chofer,
con un ingreso mensual aproximado de 1,200 nuevos soles, casado con
Concepción Lourdes Flores de Camacho, con 8 hijos, domiciliado en el jirón Puno N°
102, Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales.

CARLOS WILBER BOZA FERRANDEZ, identificado con DNI N° 23994410, de 38 años de


edad, natural de Cusco, nacido en fecha 13 de diciembre de 1976, hijo de Uriel y
Luisa, con grado de instrucción superior técnica, mecánico automotriz, con un
ingreso mensual aproximado de 2,200 nuevos soles, casado con Helga Estefen
Aguirre, con 2 hijos, con domicilio en la avenida Abancay N° 226, Abancay, sin
antecedentes penales ni judiciales.

MARCO ANTONIO MENDOZA CARRION, identificado con DNI N° 31039846, de 40


años de edad, natural de Abancay, nacido en fecha 10 de abril de 1975, hijo de
Miguel Antonio y Natividad, con grado de instrucción superior técnica, técnico en
electrónica, con un ingreso mensual aproximado de 2,000 nuevos soles, conviviente
con Marisol Villegas García, con un hijo, con domicilio en la avenida Chile N° 235,
urbanización Las Américas, Abancay, sin antecedentes penales ni judiciales.

Itinerario del Juicio oral.

C. El presente juicio oral se instaló en audiencia de fecha 29 de agosto de 2016, en la


misma, las partes procesales expusieron sus tesis o alegatos de apertura, al término
de varias sesiones de actuación probatoria, en la audiencia del día 11 de
noviembre de 2016, las partes concluyeron sosteniendo su inicial tesis de imputación
y defensa, respectivamente, y luego de escuchar la autodefensa o defensa
materia de los acusados, se procedió a emitir la decisión del caso, previa
explicación sucinta de los argumentos medulares, habiéndose diferido la lectura
integral de la sentencia para el día de la fecha, la misma que se desarrolla en los
siguientes términos:

I. PARTE SUSTENTATORIA.

La acusación.

1. El representante del Ministerio Público, tanto en su requerimiento de acusación,


como en sus alegatos orales, ha sostenido como antecedente que hubo un
anterior juicio que se declaró nula la sentencia por falta de motivación, que no ha
considerado medios de prueba que nuevamente se actuarán en este nuevo
juicio, sobre la responsabilidad de quienes se viene a juzgar, el caso denominado
“El festín de la caja chica policial”, manifestando que los hechos se remontan de
enero 2011 a mayo 2012, lapso de tiempo en que los acusados Víctor Higinio
Langle Flores, Fabrizio Benito Pomar Suárez, Ulises Víctor Palomino Gómez, Justo
Lorenzo Choquecondo Farfán y Américo Herrera Ccanchi, los tres primeros como
Oficiales de la PNP con el grado de Comandantes y los dos últimos como Sub
Oficiales de la PNP se desempeñaron como integrantes del Concejo de
Administración del Fondo para caja chica de la DIRTEPOL Apurímac con el
siguiente detalle: El Comandante Víctor Higinio Langle Flores fue presidente del
Concejo de Administración en enero 2011, el Comandante Fabrizio Benito Pomar
Suarez fue Presidente del Concejo de Administración del 01 de febrero del 2011 al
31 de enero del 2012, el Comandante Ulises Víctor Palomino Gómez fue Presidente
del Concejo de Administración del 01 de febrero del 2012 al 31 de mayo del 2012,
el SOT1 Justo Choquecondo Farfán fue Vocal y el SOT2 Américo Herrera Ccanchi
fue Secretario del referido Concejo de Administración, ambos del 01 de enero del
2011 al 31 de mayo del 2012. Dichos acusados recibieron montos diversos por
concepto de caja chica, los mismos que debieron ser destinados a la atención de
requerimientos prioritarios y urgentes de la DIRTEPOL. El monto que administraron
cada uno de ellos tiene el siguiente detalle: Al Comandante Víctor Higinio Langle
Flores se le habilitó 5,000 nuevos soles, al Comandante Fabrizio Benito Pomar
Suarez se le habilitó 105,000 nuevos soles y al Comandante Ulises Víctor Palomino
Gómez se le habilitó 30,000 nuevos soles, haciendo un total de 140,000 nuevos
soles, dineros que el Ministerio del Interior les encargó que sean utilizados de
manera correcta, para requerimientos prioritarios y urgentes, pero se lo apropiaron
en parte, conforme la pericia contable el monto que representa los bienes que no
registra ingreso y servicios que no fueron realizados ascienden a la suma total de
60,816.oo nuevos soles, precisando que durante la gestión del comandante Víctor
Higinio Langle Flores se apropiaron la suma de S/. 1,580.oo nuevos soles, del
Comandante Fabrizio Benito Pomar Suarez, la suma de S/. 44,184.oo nuevos soles y
del Comandante Ulises Víctor Palomino Gómez se apropiaron la suma de S/.
15,052.oo nuevos soles; para apropiarse de ese dinero utilizaron a sus co acusados
Andremercedita Yashira Camacho Flores, Lourdes Jackeline Camacho Flores,
Yipsa Valentina Camacho Flores, Valentín Camacho Parra, Marco Antonio
Mendoza Carrión y Carlos Wilber Boza Fernández, personas particulares que
expidieron una serie de documentos como comprobantes de pago, boletas de
venta, recibos por honorarios, por prestación de servicios y adquisición de bienes
que nunca se efectuaron, conforme se acredita con la pericia físico valorativa y la
pericia contable. Los funcionarios públicos acusados falsificaron algunos
documentos administrativos y contables para justificar los gastos ante la Unidad
Ejecutora, tales como supuestos requerimientos, supuestas actas de conformidad,
es más algunos de esos comprobantes de pago que les fueron facilitados por sus
co acusados particulares también fueron objeto de falsificación, conforme la
pericia grafotécnica. Son cuantiosos los documentos que sustentan supuestos
trabajos realizados por los acusados particulares, como: Lourdes Jackeline
Camacho Flores que habría realizado trabajos de los más diversos, habiendo
expedido un total de 46 recibos por honorarios casi todos correlativos en la
numeración en fechas diversas del 2011 y 2012 por un monto aproximado de S/.
23,900 nuevos soles, entre estos servicios se menciona el servicio de mantenimiento
de costuras, el pintado de pared y cielos rasos, lavado y limpieza de alfombras,
mantenimiento de tuberías de desagüe, de aguas de lluvia, mantenimiento de la
gruta de la Virgen Santa Rosa de Lima, mantenimiento y pintado de camarotes,
mantenimiento de plantas ornamentales, mantenimiento y refacción de veredas,
mantenimiento y reapertura de zanjas, instalaciones eléctricas, de aleros de
techo, mantenimiento de sillas, mantenimiento de canaletas de aleros;
Andremercedita Yashiri Camacho Flores que habría realizado trabajos diversos por
los que expidió un total de 46 recibos por honorarios casi todos correlativos en
fechas diversas del 2011 y 2012 por un monto de S/. 23,966 nuevos soles, por
decoraciones con telas blandas, atención de bocaditos salados y dulces,
mantenimiento y reparación de las instalaciones eléctricas, mantenimiento de
techos, mantenimiento de servicios higiénicos, ampliación y apertura de zanjas,
mantenimiento de zócalos, instalaciones eléctricas, refacción de sauna,
instalación de agua y desagüe, mantenimiento y pintado de pared, reinstalación
de las instalaciones eléctricas, mantenimiento y refacción de gradas, limpieza de
plantas ornamentales, pintado, lijado y reforzado con soldadura de camarotes de
la DIRTEPOL; Yipsa Valentina Camacho Flores que habría realizado supuestos
trabajos de los más diversos habiendo expedido 7 recibos por honorarios casi
todos correlativos en fechas diversas del 2011 por un monto de S/. 3,870 nuevos
soles por mantenimiento de cielo raso, refacción de servicio higiénicos,
mantenimiento de puertas, ventanas, de carriles de cortina, de zócalos de gruta;
Valentin Camacho Parra que habría realizado trabajos de los más diversos,
habiendo expedido un total de 13 boletas de venta, aun cuando se trataba de
servicios por los que debió expedir recibos por honorarios en fechas diversas del
2011 por un monto de S/. 5,305 nuevos soles, por servicio de transporte y traslado
de escombros, retiro de techo, transporte y traslado de materiales de escritorio,
alquiler de un camión, transporte y traslado de material, limpieza y ampliación de
terreno, traslado de tierra del cerco perimétrico, alquiler de una retroexcavadora,
alquiler de una grúa para remolque de vehículos inoperativos; Carlos Wilber Boza
Ferrández que ha expedido boletas de venta por supuestos servicios prestados en
total de 19 comprobantes de pago por un total de S/. 7,125 nuevos soles por
mantenimiento y reparación de vehículos policiales y compra de accesorios; y,
Marco Antonio Mendoza Carrión que ha expedido boletas de venta por supuestos
servicios prestados en un total de 33 comprobantes de pago por un total de S/.
13,676 nuevos soles por mantenimiento y reparación de vehículos policiales y
compra de accesorios.

Calificación jurídica.

2. El Ministerio Público califica los hechos imputados como delito contra la


administración pública, en la modalidad de peculado doloso, previsto en el primer
y tercer párrafo del artículo 387° del código penal, que señala: “El funcionario o
servidor público que se apropia o utiliza en cualquier forma, o consiente que un
tercero se apropie o utilice caudales o efectos públicos, cuya percepción,
administración o custodia le estén confiados por razón de su cargo, será reprimido
con pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años”.

3. De igual forma, con relación a la presunta falsificación de firmas en los


documentos administrativos, la Fiscalía los ha calificado como delito contra la fe
publica, en la modalidad de falsificación de documento público, que se halla
expreso en el artículo 427° del código penal, y señala: “El que hace, en todo o en
parte, un documento falso o adultera uno verdadero que pueda dar origen a
derecho u obligación o servir para probar un hecho, con el propósito de utilizar el
documento, será reprimido, si de su uso puede resultar algún perjuicio, con pena
privativa de libertad no menor de dos ni mayor de diez años y con treinta a
noventa días-multa si se trata de un documento público, registro público, título
auténtico o cualquier otro trasmisible por endoso o al portador y con pena
privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años, y con ciento
ochenta a trescientos sesenticinco días-multa, si se trata de un documento
privado”.

Pretensión del Ministerio Público.

4. El Fiscal pidió en audiencia que se imponga al acusado Andrés Limpe Conde por
la comisión del delito de peculado doloso agravado: la pena de seis (6) AÑOS DE
PENA PRIVATIVA DE LIBERTAD, pena concreta parcial por tratarse de varios hechos.
Respecto del delito contra el delito de la Fe Pública, en la modalidad de Falsedad
Ideológica, previsto en el 428° del Código Penal, se le imponga como Pena
Concreta Parcial de tres (3) Años de Pena Privativa de Libertad, por el delito
contra la fe pública, en la modalidad de falsificación de documentos privado,
previsto en el artículo 427°, primer párrafo del código penal, la pena de dos (2)
años de pena privativa de libertad, y por el delito contra la Administración Pública,
delitos cometidos por funcionario públicos, en su modalidad de peculado doloso
tipificado en el primer párrafo del artículo 387° se le imponga Seis (6) Años de
Pena Privativa de la Libertad. Tratándose de un concurso real de delitos haciendo
la suma de 17 años no pudiendo exceder la pena del delito más grave en este
caso del peculado doloso, considerando esto solicito que se le imponga a Andrés
Limpe Conde La Pena De 12 Años de Pena Privativa de la Libertad.

5. Con relación al acusado Luis Abraham Cahuana Serrano, como cómplice de la


comisión del delito contra la administración publica, delitos cometidos por
funcionarios públicos, en su modalidad de Peculado Doloso, previsto en el
artáiculo 387°, primer párrafo, del código penal, se le imponga, la pena de seis (6)
Años de pena privativa de libertad, así mismo a ambos imputados se les imponga
la pena de inhabilitación por el terminó de 4 años, para ejercer cargo público o
mandato de carácter publico previsto en el artículo 426 del Código Penal.

Pretensión civil.

6. El abogado de la Procuraduría Pública Anticorrupción, solicitó en audiencia el


pago solidario es de CINCUENTA Y NUEVE MIL CIENTO TREINTA Y SEIS NUEVOS SOLES
CON VEINTE CENTAVOS, pagándose en un plazo máximo de cinco años, en el
primer año de ejecución de sentencia, como reparación civil.

Pretensión de la defensa de los acusados.

7. El abogado e
8. El abogado de

Autodefensa de los acusados.

9. Los acusados cada cual a su turno, expresaron sentirse inocentes de los cargos
que se le imputan y solicitaron al órgano jurisdiccional la absolución de la pena
principal, accesoria y la reparación civil.

Análisis.
10. El primer párrafo del artículo 387° del código penal reprime como delito de
peculado doloso por apropiación la conducta del funcionario o servidor público
que se apropia, en cualquier forma, para sí, caudales o efectos cuya percepción,
administración o custodia le estén confiados por razón de su cargo.

11. Para ilustrar la premisa mayor en el presente caso, resulta acertado recurrir a la
definición y estructura del tipo penal de peculado establecido en el Acuerdo
Plenario N° 4-2005/CJ-116, que precisa lo siguiente:

a. Existencia de una relación funcional entre el sujeto activo y los caudales y


efectos. Se entiende por relación funcional el poder de vigilancia y control
sobre la cosa como mero componente típico, esto es, competencia del cargo,
confianza en el funcionario en virtud al cargo, el poder de vigilar y cuidar los
caudales o efectos.
b. La percepción, no es más que la acción de captar o recepcionar caudales o
efectos de procedencia diversa pero siempre lícita. La administración, que
implica las funciones activas de manejo y conducción. La custodia, que
importa la típica posesión que implica la protección, conservación y vigilancia
debida por el funcionario o servidor de los caudales o efectos públicos.
c. Apropiación o utilización. En el primer caso estriba en hacer suyo caudales o
efectos que pertenecen al Estado, apartándolo de la esfera de la función de la
Administración Pública y colocándose en situación de disponer de los mismos.
En el segundo caso: utilizar, se refiere al aprovecharse de las bondades que
permite el bien (caudal o efecto), sin tener el propósito final de apoderarse
para sí o para un tercero.
d. El destinatario: para sí. El sujeto activo puede actuar por cuenta propia,
apropiándose él mismo de los caudales o efectos, pero también puede
cometer el delito para favorecer a terceros. Para otro, se refiere al acto de
traslado del bien, de un dominio parcial y de tránsito al dominio final del
tercero.
e. Caudales o efectos. Los primeros, son bienes en general de contenido
económico, incluido el dinero. Los efectos son todos aquellos objetos, cosas o
bines que representan un valor patrimonial público, incluyendo los títulos valores
negociables.

Fijación de los puntos controvertidos (delito de peculado).

12. Antes de ingresar al análisis probatorio, es preciso determinar cuáles son los puntos
controvertidos entre la acusación que atribuye responsabilidad penal, y la
defensa que niega los cargos atribuidos respecto del delito de peculado. En
principio, es preciso anotar que algunos hechos postulados en la acusación, no
fueron comprendidos en la pericia físico valorativa, y por ende, tampoco en la
pericia contable; y por el contrario, algunos hechos no comprendidos en la
acusación fueron peritados; en todo caso, corresponde analizar sólo los hechos
imputados en la acusación fiscal, estén o no comprendidas en las pericias, puesto
que podría darse el caso, de habaerse acreditado a través de otros medios de
prueba (testimoniales o documentales); por consiguiente, debe analizarse cada
uno de los hechos fácticos postulados por el Ministerio Público, para ello
consideramos necesario explicar a través de un cuadro los hechos específicos
atribuidos como delito de peculado doloso por apropiación para sí, que describe
a los acusados, el periodo, monto asignado y presunto monto apropiado:

Cuadro explicativo de la acusación fiscal (peculado)


MONTO MONTO
ACUSADO PERIODO HABILITADO APROPIADO
Cmte. Higinio Langle Flores Enero de 2011 S/. 5,000.oo S/. 1,580.oo
(1 mes)
Cmte. Fabrizio B. Pomar Suarez 01/02/2011 al 31/01/2012 S/. 105,000.oo S/. 44,184.oo
( 1 año)
Cmte. Ulises V. Palomino Gómez 01/02/2011 al 31/05/2012 S/. 30,000.oo S/. 15,052.oo
(4 meses)
SOT1 Justo Choquecondo Farfán 01/01/2011 al 31/05/2012 --- ---
(1 año y 4 meses)
SOT2 Américo Herrera Ccanchi 01/01/2011 al 31/05/2012 --- ---
(1 año y 4 meses)
TOTAL monto habilitado y apropiado S/. 140,000.oo S/. 60,816.oo

13. De la simple vista al cuadro antecedente se puede colegir, por pura lógica, que
los acusados Choquecondo Farfán y Herrera Canchi, no se habrían apropiado de
suma de dinero alguno, no sólo porque no tenían la disponibilidad jurídica del
dinero, al no habérseles habilitado a su nombre o responsabilidad monto alguno,
sino, porque de todo lo habilitado para el fondo de pagos en efectivo, ya se tiene
atribuida la apropiación para sí a los otros tres acusados comandantes; y
comoquiera que la imputación para los otros sub oficiales es en calidad de
autores de apropiación de caudales para sí, no podrían considerarse el mismo
monto ya apropiado por otros; y además tampoco se puede suponer la presunta
participación en calidad de cómplices para una apropiación de caudales para
otro, en favor de los tres primeros oficiales citados, ya que la modalidad de
apropiación para sí es la que postula el Ministerio Público.
14.
15. En esta línea argumentativa, corresponde dilucidar entre los siguientes puntos
controvertidos:
16.
a. Determinar si el acusado Higinio Langle Flores se apropió de S/. 1,580.oo soles,
simulando haber mandado a realizar trabajos que en realidad no se
efectuaron, tales como:
i. Costura de 3 toldos de carpas para ceremonias, por la suma de S/. 250.oo
soles, conforme Recibo por Honorarios N° 001/000106, de fecha 17 de
enero de 2011, girado por Lourdes Jackeline Camacho Flores.
ii. Traslado de escombros del patio de honor de la DIRTEPOL de Apurímac,
por la suma de S/. 600.oo soles, conforme boleta de venta N° 002-000087,
de fecha 20 de enero de 2011, girado por Valentín Camacho Parra.
iii. Instalaciones eléctricas del patio de honor de la DIRTEPOL de Apurímac,
por la suma de S/. 500.oo soles, conforme Recibo por Honorarios N°
001/000070, de fecha 16 de enero de 2011, girado por Andremercedita
Camacho Flores.

b. Determinar si el acusado Fabrizio Benito Pomar Suárez se apropió la suma de


S/. 44,184.oo soles, simulando haber adquirido bienes y realizado trabajos que
en realidad no se adquirieron ni efectuaron, estos son los siguientes:
i. Pintado de paredes de asesoría jurídica y transporte del complejo policial,
por la suma de S/. 690.oo soles, conforme R/H N° 000108, de fecha 23 de
febrero de 2011, girado por Lourdes Jackeline Camacho Flores
ii. Mantenimiento y modificación de ambientes de la oficina de
Operaciones, por la suma de S/. 420.oo soles, conforme R/H N° 000109, de
fecha 6 de marzo de 2011, girado por Lourdes Jackeline Camacho Flores.
iii. Trabajos en ambientes del Jefe de la Región, por la suma de S/.
iv. Retiro de mamparas, instalación del sistema draewol, repintado de pared,
mantenimiento de instalaciones eléctricas, mantenimiento de techo,
canaletas y soporte para calaminas del casino policial, limpieza,
ampliación y traslado de vehículos siniestrados con cargador frontal,
mantenimiento de servicios higiénicos de todas las oficinas, apertura de
zanjas para cimentación y construcción de muros para ambientes de
canes, mantenimiento de techos de oficina de administración, economía,
antecedentes policiales y mesa de partes del segundo piso, lavado de
alfombras y tapiz, mantenimiento del perímetro de patio de honor,
mantenimiento de servicios higiénicos de la unidad 105, transporte de
traslado de materiales y mantenimiento del terreno de maestranza,
mantenimiento del cenotafio y mástil frontis del complejo policial,
mantenimiento de zócalos del complejo policial, mantenimiento de
tuberías de desagüe de aguas de lluvia, picado y vaciado de piso
concreto del complejo policial, mantenimiento de ventanas del complejo
policial, traslado de tierra de cerco perimétrico, refacción de sauna,
instalación de agua desagüe, piso pared, estrado patio de honor, cambio
de cerámica, lavado de cortinas, apertura de zanjas para instalación de
agua y desagüe en la central 105, pintado de ambiente de la USE, pintado
del gran comedor, mantenimiento de veredas jardín Santa Cecilia,
mantenimiento de zócalo del cerco perimétrico posterior de la DIRTEPOL
Apurímac, mantenimiento de instalaciones de agua y desagüe del Gran
Comedor, mantenimiento de caniles de la DIVPOLCAN, mantenimiento de
servicios higiénicos parte posterior del complejo, alquiler de máquina para
apertura de zanjas en el 105, mantenimiento e instalación de letras en
patio de honor, ampliación de almacén, mantenimiento del alero de
techos del complejo policial, mantenimiento de zócalos del cerco
perimétrico posterior del 105, mantenimiento del cielo raso de ambientes
del segundo piso, mantenimiento de 48 sillas y 12 mesas del Gran
Comedor, mantenimiento de Servicios Higiénicos del área de maestranza,
transporte de materiales de construcción al complejo policial,
mantenimiento de zócalos de la gruta del frontis del complejo policial,
mantenimiento de veredas de los jardines del complejo policial, lavado y
mantenimiento de cortinas del complejo policial, mantenimiento de
puertas y ventanas del segundo nivel, cambio de carriles de todas las
oficinas, pintado de muros interiores del JEM, pintado de muros interiores
del despacho del director, mantenimiento del cenotafio del frontis del
complejo policial, mantenimiento de techo del complejo policial, limpieza
de jardines y ambientes del complejo policial. Al respecto del Acta de
Constatación Fiscal de fecha 24 de julio del 2012 (fojas 263 y siguientes del
incidente de debate) se tiene que en el ambiente donde se encuentra
ubicado el Sauna se constató que dicho local se encuentra asignado
como dormitorio para el Jefe de la Unidad Canina, que el ambiente
destinado para sauna la pared y piso está recubierto con mayólicas color
blanco y una parte del piso color granito plomo blanco, no observándose
instalación de agua o motor para que funcione, el cielo raso está
escarchado con cemento y pintado de color celeste, no observándose
que esta haya sido utilizada como sauna porque no existe signos de
humedad; del Acta de Constatación Fiscal de fecha 24 de julio del 2012
(fojas 268 y siguientes del incidente de debate) se tiene que a decir del
Secretario de la Unidad de Radio Patrulla Elman José Cornejo Coaguila
que trabaja desde el 15 de marzo del 2011 durante este lapso no se ha
realizado ninguna refacción o arreglo a los locales que venía ocupando la
radio patrulla y que el anterior local sito en la avenida Bella Abanquina y
Jirón Pisonay ha sido declarado inhabitable en marzo del 2010 por personal
de Defensa Civil, pero este servidor no ha sido ofrecido como testigo al
plenario para ser sometido al contradictorio por tanto su dicho en un
documento donde debió describirse objetivamente no puede ser tomado
como medio probatorio de mucha fuerza acreditativa. Por otro lado, del
Acta de Constatación Fiscal Policial de fecha 5 de agosto del 2013 (fojas
279 y siguientes del incidente de debate) se tiene que respecto del RxH N°
108 por trabajos efectuados en la Oficina de Asesoría Jurídica se observó
que en dicha oficina a la fecha viene funcionando la oficina de
Transportes y las paredes se encuentran pintadas con látex color crema, el
cielo raso cuenta con planchas pre fabricadas parcialmente concluidas sin
pintura, verificada la Oficina de DIVPOL donde actualmente funciona la
oficina de asesoría jurídica los muros se encuentran pintados con color
látex crema, cielo raso blanco humo, un camarote bi personal metálico
pintado de color verde petróleo de data antigua que se encuentra en la
Oficina de Inteligencia; respecto de la boleta del RxH N° 109 modificación
de ambiente de Operaciones se observó signos de retiro de material de
división en el ambiente interior, parapetos prefabricados a media altura
que separa ambientes de trabajo de data antigua, que existe una
mampara que viene funcionando en la Oficina de Inteligencia, contando
con instalación eléctrica y sanitarios operativos verificado desde la parte
superior de la Comisaría de Familia se observa mantenimiento de techo,
canaletas y soporte de calaminas del casino Policial, techo de eternit de
data antigua, el mantenimiento de carriles y cortinas no es verificable, pero
que existen carriles y cortinas en las diferentes oficinas, los 9 baños se
encuentran en uso, respecto del mantenimiento de las oficinas de
administración, economía, antecedentes policiales y mesa de partes se
observa que cuenta con techo de calamina pintado de color rojo
existiendo canaleta en las 2 frenteras interior y exterior, en cuanto al
mantenimiento y limpieza de alfombras y tapiz a la fecha se constata su
existencia, respecto al ambiente destinado a sauna se constató trabajo
parcial en pintura de muros interiores y el equipo técnico con instalaciones
de tubería que se encuentra inoperativo; respecto del RxH N° 118 el cerco
perimétrico de la parte oeste es de construcción de material noble,
revestidos y pintados con verde oscuro y verde limón; respecto del RxH N°
75 se verifica la instalación de una caja con 4 interruptores termo
magnéticos en los cuales existe una llave principal, respecto al
mantenimiento de zócalos de todo el complejo policial no se observa la
existencia verificándose únicamente contra zócalos, respecto del RxH N° 77
el imputado Fabrizio Pomar Suárez deja la constancia de que por
desconocimiento han considerado los contra zócalos por zócalos y
respecto a los trabajos de limpieza y recojo de desmonte por la naturaleza
del trabajo no es verificable a la fecha y respecto al cenotafio y mástil del
frontis se observa que existe una placa con fecha 20 de mayo del 2011 con
revestimiento en piso y muros ornamentales con cerámicos color negro y
blanco con jaspas a decir del acusado el cenotafio se había construido
antes de que asuma el cargo de Jefe de Administración, con relación a la
refacción de veredas, pisos y pasadizos del frontis del complejo policial se
observa que desde los trabajos realizados en el cenotafio y mástil, al lado
este no hay mejoras o refacciones, pero existe colocación de mayólicas
blancas en las graderías del ingreso principal a decir del acusado ya
existían y con relación al mantenimiento de tubos de desagüe y cambio
de tuberías del patio de honor no se verificó la existencia de trabajos, pero
el acusado refirió que esos trabajos se realizaron en la red exterior de los
servicios higiénicos sito en el extremo sur esquina del inmueble del
complejo cuyos trabajos eran cambio de 2 cajas de desagüe, colocación
de tuberías y sumidero
Valoración individual de los medios de prueba.

17. De conformidad al artículo 393.2 del código procesal penal, para la apreciación
de las pruebas se procederá primero a examinarlas individualmente y luego
conjuntamente con las demás. No obstante este mandato legal, se debe tener en
cuenta que no todos los medios de prueba actuados en juicio son relevantes y
merecen el mismo rigor de análisis; por consiguiente, sólo se debe “introducir en la
fundamentación los elementos que son necesarios para llegar a la resolución.
Todo lo que está demás distrae la atención (…) perdiendo de vista cuáles son los
fundamentos que respaldan la parte resolutiva”1.

18. El examen al testigo de cargo Pablo Edwin Mendoza Pocco, quien refirió como
información relevante que no conoce a los acusados, pero refiere que trabajó
para el acusado Mendoza Carrión, en su tienda o taller electrónico, como dos
años aproximadamente, recuerda que algunas veces vino el patrullero policial,
unas cuatro o cinco veces, para revisar stikers, luces eléctricas, entre otras; ha
girado algunas veces boletas de venta por trabajos que se realizaron, no recuerda
muy bien los hechos por el tiempo trascurrido; alguna vez vio al efectivo policial
alto quien estaba en audiencia (hizo referencia al acusado Herrera Canchi) girar
o llenar las boletas de venta. dubitativo

19. El examen del testigo de cargo Lorenzo Quivio Yucra, quien laboró en la DIRTEPOL
de Apurímac el año 2011 a 2012, como personal de servicio, no recuerda mucho
los hechos por el trascurso de tiempo, pero conoció al acusado Herrera Canchi
quien trabajó en el area de economía, dijo que no contaba con recibo de
honorarios, pero por encargo de éste policía le dijo que elabore sus recibos por
honorarios y que le iban a pagar por caja chica, pero nunca le pagó, y le entregó
su talonario en su oficina, recuperó el mismo recién de un año, cundo el
comandante Fabrizio Pomar le despidió de sus servicios, pero recuerda que
entregó limpio, esto es sin usar o girar las boletas y cuando lo recuperó estaba
llenado sus recibos y ante ello no hizo ningún reclamo. Sincero.

20. El examen del testigo de cargo Ulises Huamán Cáceres, quien es técnico de
primera en situación de retiro, dijo que laboró como conductor de vehículo en la
Unidad de servicios especiales, sostuvo que solicitó retieradas accesorios para
dicha unidad, como pastilas bugías, etc., así como mantenimiento, pero nunca
fueron atendidas. Recuerda que los encargados eran Herrera Canchi, Justo
Choquecondor, nunca firmó notas de pedido o notas de pago, tampoco actas
de conformidad, pero sí llevo el comancar con un mecánico de mastransa, y
otras veces para revisar cosas pequeñas, no conoció al acusado Mendoza
Carrión ni al acusado Boza Fernández, par el mantenimiento el aceite llegaba de
Lima y los conductores como él iban a un taller de maestranza o de alguna
amistad, donde suplicaban para efectuar el mantenimiento, nunca se pagó por
este servicio, tampoco por el cambio de llantas, lo que más fasatidiaba era la
batería, y lo llevaba a tras del estadio, donde se hacía el mantenimiento de la
batería o recarbaga a título personal, es decir, con su propio dinero. Durante el
año 2011 y 2012 dicho vehículo estaba operativo. Refirió que tiene conocimiento
que le han falsificado su firma en boletas o actas, donde no se hizo el servicio ni se
adquirió el bien. Sincero.

21. El axamen del testigo de cargo Fernnado Benites Altamirano, quien laboró en el
area de Servicios Generales durante el periodo año 2011 al 2012, dentro de sus
funciones eran mejorar el local policial, realizó trabajos en la oficina de asesoría
jurídica y administración, refaccionaron el hall del General con los suboficiales

1
HORST SCHÖNBOHM. Manual de Sentencias Penales. Ara Editores. Lima – 2014, pág. 27.
Maccapa Roque y Calla Contreras, habiéndole dejado las mayólicas para que
hagan el trabajo, no se hizo trabajos en sauna, en relación a la gruta lo hizo con el
mayor Cano, y luego de entregarles las mayólicas efectuó el trabajo; recuerda
que fue notificado por la OCI donde señaló al comadante Lazo que le habían
falsificado su firma en muchos documentos, donde aparecía su firma pero no le
pertenecía, en oficios, notas de pedido y actas de conformidad, en varios
documentos que no recuerda con precisión. El comandanate Palomino le
reprochó por haber ido a Inspectoría y le dijo que le sancionaría, y fue en eso que
el comandante Lazo intervino y los separó de la discusión. Desconoce quién
podría haber falsificado su firma, pero tuvo que ser el personal que labora en
dicha área, los acusado Herrera Canchi o Choquecondor Farfán. Precisó que de
las labores que hacía como albañilería o instlaciones eléctricas, no recibía dinero
alguno, ya que trabaja para la Policía y recibía una remuneración mensual.
Cuando no había trabajos en servicios generales, su labor era el control de
personal, por ser superior más antiguo. Desconoce como se adquirían los
materiales que le entregaban para efectuar los trabajos, pero el personal de
economía era quien le entrega los materiales. Dijo que la Región Policial es
pequeño y todos tienen conocimiento de todo, y sostiene que los comandantes
no fueron quienes falsificaron su firma ya que éstos sólo firmaban los documentos,
quienes falsificaron su firma fue el pesonal sub oficial que tramitaban los
directamente documentos. Sicero.

22. subsanarse arguyéndose un conocimiento implícito por parte del procesado de


dicha variación en la tipificación; peor aún si, como en el caso de autos, se aplica
el tipo agravado de determinado delito. Así, el no comunicar la variación ni
ofrecer la posibilidad de presentar nuevas pruebas, vulnera la parte esencial que
conforma todo derecho a la defensa en un proceso penal, pues el principio de
legalidad consagra el derecho del acusado de conocer de la imputación
realizada y organizar su defensa en ese sentido, con la seguridad de que no
existirán variaciones que puedan causarle sorpresa e indefensión; por ende, no
cabe en este contexto suponer el conocimiento de una nueva imputación, más
aún cuando del resultado de dicho proceso penal depende un derecho tan
delicado y especial como lo es el de la libertad individual” [EXP. N° 07095-2006-
PHC/TC-LIMA].
23. Además de este obstáculo de orden procesal para la desvinculación de
acusación fiscal, los hechos postulados por el Ministerio Público, tampoco fueron
expuestos de manera clara, es decir, no se explicitó el aspecto subjetivo de la
acción, o sea, cuál fue la motivación del acusado al haber informado en tal
sentido, si éste tuvo la intención de causar algún perjuicio, puesto que el delito
exige la posibilidad como resultado de ocasionar con el uso de dicha información
un perjuicio determinable; en el caso que no ocupa, en principio el acusado
Llimpe Conde, elevó una información que le fue proporcionada por los directos
encargado de la ejecución de la obra, el residente y supervisor, información que
fue posteriormente tratada a nivel de la sede central en una reunión en la ciudad
de Abancay, donde no se determinó que haya ocasionado un perjuicio o que el
autor remitente de dicha información haya obtenido un provecho ilícito que
revele su intencionalidad delictual, o el apesto subjetivo del dolo en su accionar,
aspecto que no fue determinado de manera clara, ni siquiera fue propuesto en
los hechos materia de acusación, para ser debatidos en el contradictorio.

Sobre la imputación necesaria.

24. El requerimiento de acusación y las exposiciones del representante del Ministerio


Público contienen una relato de hechos complejos y diferentes, que no fueron
detallados de manera explícita por cada conducta atribuida a cada acusado, lo
cual vulnera el principio de imputación necesaria, que es una concreción del
principio de legalidad, sub principio de tipicidad o taxatividad, y el derecho de
defensa; consiste en que la imputación debe necesariamente ser clara y precisa;
a decir del artículo 349° inciso b) del nuevo código procesal penal, el relato del
hecho que se atribuye al imputado debe ser claro y preciso, con sus
circunstancias precedentes, concomitantes y posteriores, en caso de contener
varios hechos independientes, la separación y el detalle de cada uno de ellos.

25. El principio de imputación necesaria, guarda estrecha relación con el derecho de


defensa, pues lógicamente se verá limitado el imputado en su defensa, en la
medida que no tenga claro de qué específicamente se le acusa; pero además,
este principio también guarda conexión directa con la actividad probatoria,
habida cuenta que por el principio acusatorio le es exigible a quien acusa
determinar con suficiente solvencia y verosimilitud, dos aspectos puntuales, a
saber: primero, si es que la conducta atribuida al imputado se ajusta a cabalidad
a los contornos normativos del enunciado penal en cuestión, no sólo desde un
plano de tipicidad penal, sino también en cuanto a la presencia o no de causas
de justificación (precepto permisivo) y, segundo, que el imputado es penalmente
responsable, que desde términos estrictamente procesales, implica si éste fue el
autor o no de la comisión del hecho punible (o partícipe). Si es que no se logra
comprobar fehacientemente alguno de estos dos componentes, simplemente se
deberá absolver al imputado.

26. La acusación fiscal al postular hechos fácticos genéricos como imputación, se ve


condicionado en su capacidad de probar con solvencia y verosimilitud cada
hecho histórico atribuido a cada uno de los acusados de manera independiente,
y al mismo tiempo, se ve forzado a recurrir a la presunción de responsabilidad. No
puede acogerse como tesis de imputación una presunción de responsabilidad
penal, pues está claro que sólo la inocencia se presume, mientras que la
responsabilidad penal debe acreditarse con pruebas objetivas que causen
convicción de certeza y sin lugar a dudas, acorde la exigencia por mandato
constitucional (Art. 2°, Inc. 24, literal e).

Respecto del elemento subjetivo.

27. El dolo tiene dos elementos, uno es el elemento intelectual o cognoscitivo, que
implica saber qué es lo que hace y conocer los elementos que conforman el
hecho típico, lo que constituye un requisito previo a la voluntad (no puede querer
hacer algo si no se sabe primero qué se va a hacer). Mientras que el elemento
volitivo, nos dice que para actuar dolosamente no es suficiente con el
conocimiento de los elementos del hecho típico, es preciso querer realizarlo. Es la
concurrencia de esa voluntad lo que fundamenta el mayor desvalor de acción
del tipo de injusto doloso frente al imprudente: quien actúa con dolo se ha
decidido en contra del bien jurídico protegido en el tipo correspondiente.

28. Para el caso concreto del delito de peculado agravado, atribuido al acusado
Llimpe Conde, refiere un reconocido jurista peruano que: “el dolo del sujeto activo
involucrará dos elementos, en un primer término el hecho que el funcionario o
servidor público sea consiente de que las conductas de apropiación o utilización
que lleva a cabo involucran bienes que constituyen parte del patrimonio del
Estado; y en segundo lugar que el sujeto activo lleve a cabo la acción con la
intención de dar un uso privado o particular a los bienes en cuestión 2. Aspecto

2 REÁTEGUI SANCHEZ, James. Delitos Contra la Administración Pública en el Código Penal. Jurista Editores. Lima
abril de 2005. Pág. 436-437.
que no fue desarrollado en la tesis de imputación fiscal, y menos ha sido
demostrada en juicio oral.

Sobre la acreditación del perjuicio.

29. No se ha acreditó con un peritaje valorativo la cuantificación del perjuicio en los


delitos de peculado imputados, tampoco ha sido justificado indiciariamente por el
actor civil en sus intervenciones durante el juicio oral, pues esta valorización o
estimación del perjuicio patrimonial, debe acreditarse con medio de prueba
idóneo, esto es una pericia por profesionales expertos en la materia, así refiere
Taruffo: “El sentido común y la conducta media ofrecen pues escasas garantías no
sólo para una valoración científica, sino también para una valoración racional o
razonable de las pruebas especialmente cuando estas implican problemas
complejos, de forma que no aparece especialmente confiable una valoración
que se remita a ellos de forma genérica e indeterminada”3. No habiéndose
actuada una prueba pericial de valorización, este aspecto del perjuicio
patrimonial tampoco se ha logrado acreditar en el juicio oral.

30. Siguiendo a Nores Cafferata4; la prueba es el medio más confiable para descubrir
la verdad real, y a la vez, la mayor garantía contra la arbitrariedad de las
decisiones judiciales. De lo anterior resulta evidentemente cierto que de no
llegarse a la certeza, corresponderá como consecuencia lógica que se absuelva
a los acusados, pero también es tan verdad que, en aplicación del principio in
dubio pro reo, cuando haya probabilidad sobre la responsabilidad penal de los
acusados; vale decir, que si existe la probabilidad –no certeza– de que los
acusados sean responsables del delito que se les atribuye, también se le deberá
absolver, pues no está demás insistir en que la culpabilidad se prueba y la
inocencia se presume, conforme lo proclama el artículo segundo, inciso
veinticuatro literal e), e incisos tercero y quinto del artículo ciento treinta y nueve
de la Constitución Política del Estado.

31. Con relación al retiro de acusación por el delito de hurto agravado, imputado a
los acusados Llimpe Conde, como autor, y como cómplice al acusado Cahuana
Serrano, por el principio acusatorio, el órgano jurisdiccional debe aceptar tal
petición en los términos propuestos, disponiendo el sobreseimiento de la causa en
este extremo, acorde el numeral 4) del artículo 387° del nuevo código procesal
penal.

De la pretensión civil.

32. El nuevo código procesal penal en su artículo 12° establece que: “La sentencia
absolutoria o el auto de sobreseimiento no impedirá al órgano jurisdiccional
pronunciarse sobre la acción civil derivada del hecho punible válidamente
ejercida, cuando proceda”. Al respecto, se advierte que el código procesal penal
ha optado por un sistema de acumulación de la pretensión resarcitoria (de
naturaleza civil) a la pretensión punitiva (de naturaleza penal), tramitándose
ambas en el contexto del proceso penal, en virtud al principio de economía
procesal, lo que no modifica la naturaleza de la pretensión civil.

33. De acuerdo al Acuerdo Plenario N° 6-2006/CJ-116, “[…] el fundamento de la


responsabilidad civil, que origina la obligación de reparar, es la existencia de un
daño civil causado por un ilícito penal, el que obviamente no puede identificarse

3
TARUFFO, Michelle. La prueba de los hechos. Editora Trotta, segunda edición, Madrid, 2005, pág. 334.
4 CAFFERATA, Nores. La Prueba en el Proceso Penal . Cuarta Edición. Edición Depalma, Buenos Aires, Argentina.
Páginas 3 y siguientes.
con ‘ofensa penal’ –lesión o puesta en peligro de un jurídico protegido, cuya base
se encuentra en la culpabilidad del agente– (la causa inmediata de la
responsabilidad penal y la civil ex delicto, infracción /daño, es distinta); el
resultado dañoso y el objeto sobre el que recae la lesión son distintos”.

34. La responsabilidad civil es una obligación de reponer al afectado en una situación


igual o similar al que se encontraba antes de que se produzca el daño; es decir, es
la obligación de reparar –indemnizar- un daño. Por consiguiente, la pretensión civil
de reparación de daños (indemnización de daños), tiene como elementos
constitutivos del supuesto de hecho: a) daño, b) conducta dañosa antijurídica, c)
relación de causalidad adecuada entre la conducta dañosa y el daño, y; d)
factor de atribución; siendo el elemento nuclear el daño, el mismo que consiste en
una afección negativa de un bien jurídico.

35. En el presente caso, está debidamente acreditado que el acusado Llimpe Conde
ha recurrido al favor de su vecina María Mercedes Prada Quispe a quien le solicitó
que se apersona al Banco de la Nación para cobrar un cheque a su nombre,
específicamente el cheque número 50905243 que ascendía a la suma de doce
mil ciento veintisiete, punto cincuenta nuevos soles (12,127.50), y al salir del Banco
le entregó el total del dinero a dicho acusado. Lo hizo inocentemente de favor,
por que entendió que necesitaba para sus hijos, conforme ha referido
espontáneamente en audiencia, creando suficiente convicción en el Juzgador
respecto de este hecho, tanto más que está corroborado con los informes
oralizados; respecto del otro cheque número 50905245, girado a nombre de Javier
Flores Juro, no se ha determinado fehacientemente que haya tenido
participación en este cobro el acusado Llimpe Conde, tanto más que no ha
actuado su declaración testimonial en juicio oral.

36. Respecto al acusado Cahuana Serrano, está acreditado en juicio que se ha


cobrado el cheque a nombre de Multiservicios Jusmas, por la suma de diecinueve
mil ciento ochenta y dos, nuevos soles (S/. 19,182.oo), presuntamente por servicio
de traslados de postes y rollizos, que nunca fueron realizados; y otro cheque sin
nombre de la persona a quien fue girado, por la suma de mil ochocientos setenta
y cinco nuevos soles (S/. 1,875.oo), al respecto en juicio ha quedado demostrado
que dichos trabajos de traslado de postes, rollizos y demás, no se ha verificado,
conforme la declaración en juicio del titular de la empresa Multiservicios Jusmas,
Rotmer Arcos Mansilla, quien es mecánico y transportista desde hace unos ocho
años atrás, y refirió que una vez el señor Wilbert Nieves Huari Huayta, quien es
tractorista de la obra ejecutada por el núcleo ejecutor de Haquira, le pidió las
boletas de sus servicios, que no le fue entregado, pero éste se había constituido a
su local cuando no se encontraba el titular antes mencionado y le pidió a su
hermano menor que le entregue las boletas, pero le devolvió con cinco o seis
boletas giradas entre dos mil seiscientos nuevos soles y otros montos menores,
todos ellos por transporte de rollizos, palos, postes, a diferentes lugares, lo cual no
es cierto. Multiservicios Jusman, no tuvo participación alguna con este giro de
boletas, al contrario le hizo reclamos pero le refirió que necesitaba, eran boletas
simplificadas, y no recibió dinero alguno por estos servicios o giro de boletas.
Ninguno de los acusados le pidió directamente sus boletas. Wilber Nieves Huari
Huayta quien era el tractorista de un núcleo ejecutor. Por estas consideraciones
no se puede establecer fehacientemente que el acusado Cahuana Serrano sea
quien ha cobrado estos montos y se apropió de los mismos, máxime cuando las
chequeras eran manejadas irregularmente además por su coacusado e incluso el
residente de obra Pepe Chávez Fanola. No obstante, de los informes oralizados en
audiencia, específicamente del residente de obra, se puede colegir que el
cheque girado sin nombre de la persona a cobrar, por la suma de mil ochocientos
setenta y cinco nuevos soles (S/. 1,875.oo), fue el acusado Cahuana Serrano quien
en todo momento le indicó que este saldo fueron convertidos en cheque de
gerencia para su reversión, con lo cual se demuestra el interés indebido de este
acusado, asimismo, está corroborado con la declaración en juicio de la
presidenta del núcleo ejecutor de Haquira Roxana Mendoza Huamaní que le
entregó la chequera al ingeniero Cahuana Serrano (acusado), además de las
declaraciones de los testigos Pepe Chávez Fanola, Adriel Núñez Valenzia Janio
Campos Pérez, que corroboran este hecho, y que también forman suficiente
convicción en el Juzgador.

De las costas.

37. El artículo 501° del nuevo código procesal penal, establece que: 1) Si el imputado
es absuelto o no se le impone medida de seguridad, no se impondrá costas.
Asimismo el artículo 499° del acotado código adjetivo penal, exonera del pago de
costas, entre otros al representante del Ministerio Público; por tanto, en el presente
caso no procede la imposición de costas.

Por los fundamentos expuestos,

SE RESUELVE:

Primero: Tener retirada la ACUSACIÓN FISCAL respecto del delito contra el patrimonio,
en su modalidad de Hurto Agravado, atribuido a los acusados Andrés Limpe Conde,
como autor y a Luis Abraham Cahuana Serrano, como cómplice primario,
respectivamente, en agravio del Estado Programa Desarrollo Productivo Agro Rural –
Cotabambas; en consecuencia se dispone el SOBRESEIMIENTO de la causa en este
extremo disponiéndose el ARCHIVO DEFINITIVO, cuando sea su estado.
Segundo: ABSOLVER de la acusación fiscal al acusado Andrés Limpe Conde, como
autor, por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso agravado, falsedad
genérica, Falsificación de Documento Privado y Peculado Doloso; y contra Luis
Abraham Cahuana Serrano, como cómplice primario, del delito contra la
administración pública en la modalidad de Peculado Doloso; todo en agravio del
Estado - Programa de Desarrollo Productivo - Agro Rural – Cotabambas,
disponiéndose el ARCHIVO DEFINITIVO del proceso, cuando sea su estado, con la
cancelación de los antecedentes penales y judiciales que ha generado el presente
proceso y el levantamiento de medidas coercitivas reales o personales que también
haya generado la misma.
Tercero.- Se Fija como REPARACIÓN CIVIL la suma de TRES MIL NUEVOS SOLES, que
deberán pagar los sentenciados de manera solidaria; sin perjuicio de reponer o
devolver al Estado las sumas indebidamente apropiadas, esto es en el caso del
acusado Andrés Llimpe Conde la suma de doce mil ciento veintisiete, punto
cincuenta nuevos soles ( S/. 12, 127.50), y del acusado Luis Abraham Cahuana
Serrano, la suma de de mil ochocientos setenta y cinco nuevos soles (S/. 1,875.oo).
Cuarto: Se DISPONE QUE NO CORRESPONDE FIJAR COSTAS en el presente proceso.
Quinto.- Una vez consentida o ejecutoriada la presente sentencia, se DISPONE la
remisión al Juzgado de Investigación Preparatoria, para que ejecute los términos de la
sentencia.
Regístrese y notifíquese.