You are on page 1of 5

MEDIDOR DE CONDUCTANCIA

1.- Usado para medir la salinidad del suelo o del agua. Un potenciómetro
eléctrico o medidor de EC, es el aparato común que puede usarse para medir
la salinidad del suelo. También puede usarse para medir la salinidad del agua
pero uno de alta calidad puede ser significativamente más caro que un
refractómetro o hidrómetro.

2.- Seleccione un potenciómetro. Estos aparatos envían una corriente eléctrica


a través del material y miden qué tanto resiste el material el flujo de la corriente.
Entre más sal encuentra en el agua o suelo, más conductancia tendrá.

3.- Al medir mezcle una parte del suelo con cinco partes de agua destilada,
agitándolas completamente. Deje que la mezcla se asiente por al menos dos
minutos antes de continuar. Debido a que el agua destilada no tiene electrolitos
o sales, la medida que obtenga reflejará la cantidad de estos materiales en el
suelo.

En condiciones de laboratorio, puede que sea requerido dejar que la mezcla se


asiente por treinta minutos o incluso podría requerir el uso del método aún más
exacto conocido como pasta de suelo saturado que puede tomar hasta dos
horas. Sin embargo, estos son raramente realizados fuera del laboratorio y el
método anterior es razonablemente exacto.

4.- Sin la tapa, sumerja el potenciómetro hasta el nivel requerido. Elimine la


tapa protectora cubriendo el extremo delgado del potenciómetro. Sumerja este
extremo al nivel indicado en el aparato o lo suficiente para que la parte delgada
se sumerja, si no hay un nivel indicado. La mayoría de potenciómetros no son a
prueba de agua hasta cierto punto, así que no lo sumerja.

5.- Mueva el aparato suavemente de arriba hacia abajo. El movimiento elimina


cualquier burbuja de aire que quede atrapado dentro de la sonda. No agite
vigorosamente, ya que podría guiar el agua fuera de la sonda.

6.- Ajuste la T° según las instrucciones del aparato. Algunos potenciómetros se


corrigen automáticamente para la T° del líquido, lo cual puede afectar la
conductancia. Espere al menos treinta segundo para que el aparato haga este
ajuste o por más tiempo si el agua está inusualmente fría o caliente. Otros
aparatos tienen una pantalla que puede ser ajustada manualmente para
corregir la T°.
Si su potenciómetro no tiene ninguna de estas características, podría venir con
una tabla que puede usar para corregir manualmente la lectura según la T° del
agua.

7.- Lea la pantalla. La pantalla es normalmente digital y puede darle una


medida en mS/cm, dS/m o mmhos/cm. Afortunadamente, estas tres unidades
son iguales en tamaño, así que no tiene que convertirlas.

De forma respectiva, estas unidades son para miliSiemes por centímetro,


deciSiemens por metro o milimho por centímetro. El mho (inverso de ohm) es
un nombre viejo para los Siemes, pero todavía se usa en algunas industrias.

8.- Determine si la salinidad del suelo es apropiada para las plantas. Usando el
método descrito acá, las lecturas de 4 o mayores podrían indicar peligro. Las
plantas sensibles podrían ser afectada por un EC menor de 2, mientras que las
tolerantes podrían estar bien con un EC tan alto como 8 o10.

Nota: cuando investigues los rangos para una planta en particular, busca qué
método usó esa fuente para probar el aparato. Si el suelo está diluido en dos
partes de agua o solamente con el agua suficiente para hacer una pasta, en
lugar del radio 1:5 usado acá, los número podrían ser significativamente
diferentes.
9.- Calibre periódicamente el potenciómetro. Entre cada uso, calíbrelo usándolo
para medir una solución de calibración de conductancia eléctrica, comprada
para este propósito. Si la medida no es igual a la conductancia conocida de esa
solución, use un desatornillador pequeño para ajustar el tornillo calibrado hasta
que la medida sea la correcta.

Algunas soluciones calibradoras pueden venir con una solución de


comprobación para testear después de la calibración. Si la conductancia de
esta solución es inexacta, su potenciómetro pudiera haberse arruinado.

CLASIFICACIÓN DE LA SALINIDAD DEL SUELO

Una vez determinada la salinidad del suelo, medida como la conductividad


eléctrica en el extracto de saturación, es posible evaluar su salinidad según la
clasificación realizada por el departamento de agricultura de los EEUU. Esta
clasificación va desde los suelos no salinos (CEes< 2dS/m) cuyo nivel de
salinidad no afecta al cultivo, hasta el extremadamente salino (CEes> 16 dS/m)
cuyo nivel de salinidad afecta a todos los cultivos, excepto a los muy tolerantes.
Conduct. Eléctrica en
Clasificación del suelo el extracto de Efecto en el cultivo
saturación (dS/m)
No salino 0-2 No afecta a los cultivos
Puede disminuir los rendimientos
Ligeramente salino 2-4 de los cultivos sensibles
Disminuye el rendimiento de la
Moderadamente salino 4-8 mayoría de los cultivos.
Rendimiento satisfactorio sólo de
Salino 8 - 16 cultivos tolerantes
Rendimiento satisfactorio sólo de
Extremadamente salino > 16 cultivos muy tolerantes

CÓMO MEDIR EL PH DE FORMA CASERA

Modo menos preciso pero más veloz de estimar el pH del suelo del jardín.
Consiste es tomar una muestra de tierra en un vaso incoloro de vidrio y verter
sobre él buena cantidad de vinagre o de ácido clorhídrico diluido. Esto
producirá una efervescencia fuerte si el suelo es alcalino, una efervescencia
muy leve en tierras neutras, o permanecerá inalterado en suelos ácidos, pues
estos productos líquidos son ácidos en su naturaleza.
CÓMO CORREGIR SUELOS ALCALINOS O ÁCIDOS

La mayoría de los suelos de jardín suelen tener un problema para los cultivos:
son alcalinos, pues contienen mucha cal (entre otros). Una manera de
recuperarlos es mezclarlos con ceniza común, que es ácida en su pH, para
poder nivelarlo y producir mejores cultivos y plantaciones. También la
alcalinidad del suelo puede deberse a una carencia en sus niveles de hierro,
manganeso y zinc, que se puede corregir agregando suplementos de tales
elementos en la tierra de cultivo, o disueltos en el agua de riego.

Otras maneras de corregir suelos alcalinos es agregar azufre en polvo en la


tierra vacía, si es el caso, o bien incorporar turba rubia de sphagnum al
sembrado. Los abonos acidificantes mezclados con la tierra y el agua de riego
también acidulan, entonces, nivelan el pH del suelo alcalino.

En cambio, si el suelo fuese ácido, también puedes corregirlo de la manera


inversa, es decir, agregando alcalinizantes para subir el pH del suelo. Puedes
mezclar la tierra con caliza molida, evitando los fertilizantes químicos y
estiércoles naturales por el momento para evitar que los productos reaccionen
de manera contraproducente al objetivo buscado.