You are on page 1of 4

Trastorno Generalizado del Desarrollo Autismo

Los antecedentes históricos del Autismo infantil precoz es difícil, dado que no se han
aportados evidencias experimentales en cuanto a observaciones de casos de Autismo. Sin
embargo en el año 1943 el Dr. Leo Kanner lo define como, un trastorno relacionado con el
neurodesarrollo de una persona, caracterizado por afectar el comportamiento y alteración de
la interacción social, la comunicación tanto verbal como no verbal y el comportamiento
restringido y repetitivo, así como también el aprendizaje de una persona.
Rasgos de comportamientos generales del Síndrome de Autismo
Se pueden señalar los siguientes
 Dificultad para establecer relaciones con las demás personas.
 Retraso y alteración en la adquisición y el uso del habla y lenguaje.
 Insistencia obsesiva en mantener el ambiente sin cambios, a repetir una gama limitada
de actividades ritualizadas, actividades de juegos repetitivas y estereotipadas,
flexibles y pocas imaginativas.
 Dificultad para socializar.
 Fenómenos rituales o compulsivos, es decir; insistencia en la identidad.
Rasgos de comportamientos específicos
Entre las características se encuentran
 Movimientos repetitivos y estereotipados, especialmente manierismo en las manos y
dedos.
 Poca capacidad de atención.
 Conductas autolesivas.
 Retraso en el control esfinteriano (en algunos casos).
 El buen potencial cognitivo.
 El aspecto físico es normal.
Cabe destacar que el autismo es un síndrome que se define conductualmente y cuyos
rasgos suelen presenciarse antes de los treinta meses de edad, incluyendo alteración de la
secuencia y ritmos del desarrollo motor, socio-adaptivo y cognitivo. Dentro de esta alteración
se pueden dar retrasos, interrupciones o regresiones en una o varias ya antes nombradas.
También se pueden presentar perturbaciones en las respuestas o estímulos sensoriales.
Puede haber una hiper o hipoactividad generalizada, así como una alternativa de estos dos
periodos que oscilan entre horas y meses; Síntomas visuales, auditivos, táctiles, vestibulares,
olfatorios y gustativos y síntomas propioceptivos. Así como también existen perturbaciones
en cuanto el habla, lenguaje-cognitivo y comunicación no verbal.
Caracterización de un educando en situación de autismo tomando en cuenta las
dimensiones desde su nacimiento hasta los 21 años
 Las características suelen aparecer antes de los tres años y en ocasiones desde el
nacimiento.
 Durante el primer año, suelen ser poco claro, haciendo difícil el diagnóstico de
autismo.
 En algunos casos se manifiesta después de un desarrollo aparentemente normal.
 Las características provocan en la familia un bajo sentimiento de intranquilidad y
temor más que una actitud eficaz.
Las primeras características de 0-1 año
 Gran pasividad en el niño. Permanece ajeno al medio absorto, poco sensible a las
personas y a las cosas que hay a su alrededor.
 En otras ocasiones llora casi constantemente sin razón aparente.
 Las acciones del niño se limitan cada vez más, convirtiéndose en estereotipias.
 Las conductas más positivas (sus juegos, imitaciones, gestos comunicativos) no
llegan a desarrollarse o se pierden progresivamente.

Alteraciones asociadas a las primeras características de 0-1 año


 Problemas persistentes de alimentación.
 Falta de sueño.
 Miedo anormal a personas o a mirar a las personas y a evitar o permanecer indiferente
a sus abrazos.
 Resistencia a los cambios de ambientes y rutinas habituales.
 Limitación de la comunicación intencional activa y espontanea que suele desarrollar
el niño desde los ocho a nueve meses a través de sus gestos o vocalizaciones
prelingüísticas.
Características del año y medio a los dos años
 Algunos niños tienen un desarrollo normal en la adquisición del lenguaje funcional y
correcto.
 En la mayoría de los casos el lenguaje marcara claramente las preocupaciones más
incorrectas de la etapa anterior.
 El niño se muestra más claramente aislado, excitado, encerrado e estereotipado.
Puede ocurrir que:
 Llegue a decir palabras repetitivas y sin sentido.
 Que permanezca mudo.
 Adquiera con extraordinaria lentitud un lenguaje más funcional.
 No parece interesarse por el lenguaje de los demás.
 No suele comprender más que órdenes simples o rutinas muy repetitivas.
Características de los 18 meses a los 4 o 5 años
 Suele ser una etapa más difícil y alterada.
 A las deficiencias del lenguaje, capacidad de emplear símbolos, comunicación
y acción se añaden nuevos problemas de conducta.
Puede aumentar:
 Las estereotipias.
 Dificultad del sueño.
 Rabietas y resistencias a los cambios.
 Muestra de exaltación y ansiedad inexplicables.
 Pueden aparecer autoagresiones.
Características de los 5 años a la adolescencia
 Suele disminuir la exaltación y sus rabietas, estereotipias y autoagresiones.
 Suelen adquirir alunas o muchas habilidades intelectuales, autonomía y lenguaje.
 Se hacen menor la dificultad de comunicación
Esta evolución es muy variable en:
 Los niveles de capacidad intelectual.
 Lenguaje.
 Autonomía.
 Gravedad y frecuencia de sus alteraciones de conducta.
En la adolescencia
 Puede acentuarse la evaluación positiva.
 Reaparecen autoagresiones, rituales, estereotipias o se presentan crisis epilépticos.
Características en la edad adulta
 La mayor parte de los casos siguen requiriendo asistencia y ayuda profesional.
 Raras veces llegan a desarrollar un trabajo independiente y productivo.
 Muy poco frecuente es que lleguen a vivir con independencia.
 Requieren ambientes poco complejos, ordenados y fáciles de comprender.
Características dependientes de la edad y sexo
 La naturaleza de la alteración de la interacción social puede modificarse con el paso
de tiempo, pudiendo variar en función del nivel desarrollo del individuo.
 Los niños y niñas pequeños se observan incapacidad para abrazar, indiferencia o
aversión hacia las manifestaciones de afecto o de contacto físico.
 Pueden tratar a los adultos como personas intercambiables o aferrarse a una persona
especifica.
Es importante destacar que el autismo, es un conjunto de características que se definen a
través del comportamiento. No es una “enfermedad” y puede asociarse a trastornos
neurobiológicos y a niveles intelectuales muy variados.