You are on page 1of 1

Desarrollo: Proceso permanente y acumulativo de cambio y transformación de la estructura

económica y social.

Amatya Sen nos propone una especie de pragmatismo al decir “el valor de los bienes y servicios
radica en lo que la gente puede hacer con ellos; no tienen valor propio” y sobre todo al hacer
una comparación con el desarrollo exponiendo que “el desarrollo se debe centrar en
incrementar capacidades y no en la oferta de bienes y servicios”. Es fundamental para este
autor el dominio de las circunstancias por encima del dominio de las personas sobre las
circunstancias. Los seres humanos son el referente del desarrollo; los humanos son el
instrumento del desarrollo económico y eso es cierto, ¿que economía progresaría sin la
intervención de la mano del hombre? Tanto como mano de obra calificada, como guía hacia el
poder adquisitivo. El desarrollo gira en torno a la razón y las libertades humanas, quizá veamos
más el tema de desarrollo como tema económico y no está mal, por muchos años la economía
ha sido la que ha estudiado estos temas, pero ahora se abarca más el humanismo como parte
del desarrollo económico.

Debemos tomar que el crecimiento económico es solo un medio para alcanzar el fin del
desarrollo, que es el bienestar de los seres humanos. Los autores involucrados en el proceso
de desarrollo son: el Estado, el mercado y los sujetos sociales.

Existe una gama de autores del Post – Desarrollo, tales como: Arturo Escobar, Gustavo Esteva,
Majid Rahnema y Björn Hettne; que mantienen una postura radical contraria a todo lo que es
considerado “desarrollo” y estas se complementan con diferentes versiones de la
modernización. Estos autores nos muestran pensamientos realmente convincentes que, en lo
personal, cada uno de mi grupo se ha quedado pasmado porque ninguno se había puesto a
reflexionar de esta manera. Estos autores conciben que el desarrollo es un discurso del poder,
del control social de los pueblos, nos presentan una imagen negativa e insoportable de
nosotros mismos en términos de retardo e inadaptación.

El modelo que nos proponen los países desarrollados (occidente) no puede ser generalizado,
porque las economías de cada país son muy diferentes. Tal es el caso de EE. UU. y Europa, que
tienen su modelo económico capitalista, donde todo lo ven dinero, explotación a costa de
tener dinero, contaminación a costa de tener más dinero, eliminar culturas a costa de tener
mucho más dinero, extinguir nuestra flora y fauna nuevamente a costa de tener muchísimo
más dinero; y China de quién su modelo es socialista, donde para ellos el bien común es lo que
prima y claro con ello deviene una dictadura (regulaciones de los argumentos de Marx a sus
ideales). Sin embargo, está ha alcanzado un nivel de desarrollo en todos los sentidos mucho
mayores que las economías capitalistas.

Es por ello por lo que los autores rechazan el criterio universalista del desarrollo, y creen que
esto se hace más por el hecho de usarlo como instrumento de alienación y sumisión. Y como
bien se sabe, no puede haber opiniones contrarias sin dar una solución de por medio; los
autores del post – desarrollo nos dicen que lo primero que se debe hacer para salir de esta
alineación es rechazar toda generalidad acerca del desarrollo, tener como base de esta para su
desarrollo a la moral y la política, recomponer lazos sociales fundados en la confianza mutua y
la reciprocidad; y es ahí donde se encontraría el sentido de las cosas del mundo.

A modo de conclusión es que no hay un patrón universal d desarrollo, éste siempre va a diferir
de una sociedad a otra. La cultura de los pueblos y sus historias tienen un papel importante en
ello. El desarrollo como todo concepto es necesariamente relativo e histórico.