You are on page 1of 2

EL ALZA DE LOS PASAJES Y LAS EXCUSAS DE SIEMPRE

Por: José Carlos Rozas Carazas

Presidente de la Asociación Andina de Defensa de Consumidores y Usuarios - AADECC

En los últimos días nos hemos visto sorprendidos con un nuevo anuncio de alza de los pasajes ¿la
razón?, como siempre el incremento del costo del barril de petróleo a nivel internacional. Cuando
sucede esto por lo general ocurren muchos hechos curiosos (por no decir graciosos).

El primero tiene que ver con la Asociación de Grifos y Estaciones de Servicio del Perú – AGESP, y
es que no importa si su stock de combustible fue adquirido antes del alza de los precios, apelando
a la clásica criollada peruana, apenas toman conocimiento de que el precio internacional ha
subido, incrementan el costo “de manera preventiva”.

El segundo (y más gracioso aún) tiene como principales protagonistas a nuestros transportistas, es
suficiente con que se difunda el simple rumor de que habrá un incremento en el combustible para
que empiecen las amenazas, de inmediato acusan al Gobierno (que muchas veces no tiene
responsabilidad alguna) para tener a quien echarle la culpa cuando la población se tire encima de
ellos. Pintan sus buses y combis con los nuevos precios, algunos más osados utilizan una nueva
clasificación: “pasaje real o popular” para designar al pasaje entero, y últimamente la innovación
en este sentido es: “el pasaje social”. Muchos otros sólo esperan en silencio observando lo que
ocurre. Aun cuando este hecho es de interés público y afecta a casi el 100 % de la población, es
raro ver que la sociedad se organice y analice si en realidad el reajuste de los precios es justificado.
Recuerdo que la última vez que se incrementó el pasaje fue en el año 2008, ese año se registró el
precio más alto de crudo del que se tuviera registro a nivel internacional: superó los 140 dólares,
con precios a futuro de 185 dólares, cuando uno lo piensa, el incremento en los precios pudo
tener sentido en esa época, era verdad que los combustibles se habían disparado, sin embargo
luego de esa crisis (provocada por diversos factores que iban desde cuestiones climatológicas
hasta la mera especulación en los mercados de valores), los precios internacionales se
estabilizaron y progresivamente fueron bajando, finalmente en el año 2009 el barril acabó
costando 60 dólares, entonces ¿por qué se mantuvo el incremento de los pasajes en el Perú si los
precios internacionales del crudo habían bajado más del 60%?, es una pregunta difícil de
responder, habría que preguntarles a los históricos y pleistocénicos dirigentes del sindicato de
choferes del Cusco por ejemplo…, la vieja estrategia del perro muerto dio resultado, todos
aceptamos el nuevo precio y no dijimos nada cuando los precios bajaron. Sin duda alguna, durante
mucho tiempo se produjo un cobro indebido (e incluso excesivo), las unidades de transporte
urbano mantuvieron el pasaje entero en 0.60 céntimos y los taxistas incrementaron la tarifa usual
de 2.00 a 2.50 nuevos soles.

El precio del crudo a nivel internacional hasta el 26 de enero de 2011 fue de 86.33 dólares, y aun
cuando es cierto que se produjo un incremento, también es cierto que el incremento de ninguna
forma es siquiera comparable con el que se produjo en el año 2008, lo que de por sí no justificaría
una nueva alza en los pasajes.
El tercero (y gracioso hasta el delirio) tiene que ver con la justificación legal que los transportistas
pretenden darle al alza de los precios, vemos que en las unidades de transporte público se pegan
papeles que describen los nuevos precios, amparando el incremento en la Ley Nº 26271 , que si
bien para muchas personas es sólo un número, tiene una vital importancia en razón a que regula
el derecho a pases libres y pasajes diferenciados cobrados por las empresas de transporte urbano
e interurbano de pasajeros.

Es gracioso que los transportistas se amparen en esta norma en razón a que usan de ella sólo lo
que les conviene y muchas veces ni siquiera saben qué dice, si no me cree, haga la prueba y un día
pregúntele a algún cobrador o chofer. La referida norma no sólo establece cuáles son las pautas
para cobrar el pasaje diferenciado, sino fundamentalmente que los miembros de la Policía
Nacional, del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Perú, alumnos universitarios y de institutos
superiores así como escolares, cuentan con ese derecho todos los días laborables (es decir, de
lunes a sábado) y que en el caso de los universitarios el pasaje no debe exceder el 50 % del pasaje
adulto (es decir, en el caso del Cusco, 30 céntimos). Sería genial que todos los pasajeros tuviesen
conocimiento de lo anterior, así cuando se produjera algún abuso (frente a un escolar por
ejemplo), con razón y derecho podrían hacerle frente a aquellos malos agentes del mercado que
tratan de aprovecharse de la desinformación de la gente

Desde la Asociación Andina de Defensa de Consumidores y Usuarios – AADECC, no nos


cansaremos de repetir que todos debemos acostumbrarnos a pagar los justo por lo que es
necesario, y no es justo que nos incrementen los pasajes mientras el alza no se justifique en torno
a las ganancias de los transportistas, mientras nos sigan ofreciendo un pésimo servicio en el que
nos transportan como borregos, mientras no quieran recoger a nuestros hijos por el simple hecho
de ser escolares, mientras en vez de renovar unidades, aumentan asientos al extremo de que uno
tiene que doblarse para poder entrar al vehículo, etc., preocupémonos por conocer nuestros
derechos para que nadie se atreva a pisotearlos.

http://www.preciopetroleo.net/

http://es.wikipedia.org/wiki/Precio_del_petr%C3%B3leo

Related Interests