You are on page 1of 3

LOS FACTORES DE PRODUCCIÓN

Los factores de producción son todos aquellos elementos que es necesario


combinar para lograr una producción de bienes y servicios. Estos factores
son: el trabajo, el capital, los recursos naturales y el conocimiento.

a) El trabajo como factor de producción es la capacidad tanto física


como intelectual de la persona para crear y/o transformar bienes y
servicios. El factor productivo trabajo no es la persona en sí, sino
los servicios productivos que ésta brinda. El trabajo es provisto por
millones de personas que se levantan diariamente a laborar:
agricultores, profesionales, ingenieros, médicos, ejecutivos,
policías, músicos, etc.

b) El capital como factor de producción es el conjunto de bienes y


servicios finales que en vez de ser consumido se destina para ampliar
la producción. El proceso de aplicar estos recursos a generar mayor
producción futura se conoce como inversión.
A diferencia de los insumos, el capital no se agota en un solo proceso
productivo. Así, por ejemplo, en una fábrica de atún, la máquina
empleada para envasar el producto es parte del capital de empresa,
mientras que la lata en la que se envasa es un insumo.

c) Los recursos naturales como factor de producción son aquellos


elementos de la naturaleza que son utilizados en la producción de
bienes y servicios. Ejemplo: La Tierra, el mar, el viento, y los
paisajes naturales.

Las principales características de los recursos naturales son:


 Su oferta es poco variable –en muchos casos puede ser considerada
fija- y en ocasiones no renovable.
 Son puestos por la naturaleza a disposición del hombre.
 No se encuentra en la naturaleza en forme uniforme.
 Al igual que el resto de los factores productivos, pueden ser
poseídos por personas, empresas o por el estado.

d) El conocimiento como factor de producción es muy importante en el


mundo moderno, ya que permite desarrollar nuevas técnicas y diseñar
nuevas formas de producción, haciendo más eficiente el uso de los
demás factores de producción.
Encontrar una única definición de conocimiento es difícil, dado que se
trata de un concepto muy amplio, utilizado en filosofía, psicología y
otras disciplinas. En términos económicos, diremos que el conocimiento
interviene en el proceso de producción mediante la creación de un
mayor valor económico a través de la aplicación del talento humano, la
innovación y la productividad.

LOS CONSUMIDORES

La actividad consumidora puede ser vista como el uso que hacen los
hogares o familias de los bienes y servicios que producen las empresas
para satisfacer sus necesidades.
El hogar es la unidad económica representativa de los consumidores, pues
es allí donde se toma la mayor parte de las decisiones d consumo. Ya
sabemos que no sólo los hogares consumen; las empresas también lo hacen
cuando adquieren, por ejemplo, artículos de oficina, uniformes para sus
trabajadores, objetos para decorar su local, entre otros.

Las decisiones de los hogares


Los hogares emplean su ingreso tomando en cuenta la siguiente
alternativa: consumir o ahorrar. La decisión de consumo consiste en
destinar el ingreso disponible a adquirir bienes o servicios para
satisfacer necesidades en el presente. La decisión de ahorro consiste en
guardar una parte del ingreso, sacrificando un consumo presente por un
consumo futuro.

La soberanía del consumidor


El concepto de soberanía del consumidor se refiere al papel
importantísimo que los consumidores cumplen en determinar qué tipos y qué
cantidad de bienes y servicios se producen en la economía. Las ventas de
las empresas no son más que un reflejo de las preferencias de los
consumidores. Las empresas que no logren satisfacer las necesidades de
los consumidores están condenadas a desaparecer del mercado. Por el
contrario, cuando los consumidores se inclinan se inclinan por un
determinado producto, las empresa que lo elaboran obtendrán grandes
ganancias. Los consumidores, al escoger qué y a quién le compran,
determinan el éxito o el fracaso de las empresas. Se debe a este papel
que juegan los consumidores que se habla de la soberanía del consumidor.

¿Qué determina el consumo?


Los elementos determinantes del consumo son principalmente: el ingreso
monetario de las familias, los precios de los bienes y servicios, y los
gustos y preferencias de los consumidores.

1. El Ingreso del hogar


El ingreso del hogar está determinado por los recursos monetarios que
percibe una familia. Estos pueden provenir de distintas fuentes:

a) Ingresos por trabajos, como sueldos, salarios, honorarios por


servicios profesionales o trabajo independiente (negocios
particulares, servicios profesionales, servicio de taxi, venta
ambulatoria).

b) Ingresos por diversas formas de patrimonio, como el alquiler de una


casa, dividendos de acciones compradas en la bolsa de valores o
intereses de ahorros en el banco.

c) Transferencias d ingresos, como pensiones, dinero enviado por


familiares en el exterior, sorteos, entre otras posibilidades.

2. Los precios de los bienes y servicios


El consumo de una familia depende también de cuánto le cuesta los
bienes y servicios que desea adquirir. Si aumentan los precios, el
consumidor va a comprar menos cantidad de los bienes y servicios que
subieron de valor.

3. Los gustos y preferencias


El comportamiento de los consumidores refleja sus gustos y
preferencias. Tales gustos se generan dentro de un ámbito social que
es afectado por variables socioeconómicos, como la edad, ocupación,
educación, tamaño del grupo familiar, ubicación geográfica, entorno
social, la moda.
4. Estudios de mercado
Las empresas desarrollan estudios de mercado para tener información
sobre estas variables claves para determinar el consumo de las
familias: ingresos, precios y preferencias. Estos estudios se hacen en
base a la microeconomía y las técnicas de encuestas y otros estudios
de opinión.

LA UTILIDAD COMO DETERMINANTE DEL CONSUMO

Concepto de Utilidad
La utilidad es la satisfacción subjetiva que se logra por el consumo de
un bien o servicio. El nivel total de utilidad que un consumidor obtiene
depende de cuánto consumo de dicho bien. Salvo casos excepcionales, los
consumidores preferirán consumir más o menos bienes. Así, por ejemplo
cuanto más libros o cigarrillos puedas adquirir, mayor utilidad
obtendrás.

La utilidad marginal
Cuando hablamos de utilidad marginal nos referimos al incremento en el
nivel de utilidad que produce el consumo de una unidad adicional de un
determinado bien.
Esto es como decir que la utilidad se va acumulando a medida que se
consume un bien unidad por unidad. Un ejemplo útil sería el siguiente:
tenemos mucha sed, pero mucha sed y empiezas a beber un poco de gaseosas
helada ¿Cuánta satisfacción obtendrás del primer trago? ¿Sentirás lo
mismo en el primer trago que en el décimo?
Debido a esto, en Economía consideramos que la utilidad marginal es
decreciente: cada sorbo de gaseosa helada aumenta nuestra satisfacción,
pero cada vez el aumento es menor.

La maximización de la utilidad
La Economía asume que las personas y los hogares buscan el mayor
beneficio posible, es decir, distribuyen su ingreso de la manera en que
maximizan su utilidad. Esto podría parecer que la Economía considera que
las personas solo piensan en ellas mismas y en su propio beneficio. En
realidad, el concepto de utilidad o beneficio para la Economía es más
amplio que el sentido usual de estas palabras. Para un economista una
persona generosa obtiene utilidad cuando hace el bien a otras por la
satisfacción moral que ello le produce. Esta persona también se guía por
el criterio de maximizar utilidad, solo que gracias a su calidad moral,
ella obtiene utilidad al ayudar al prójimo, mientras que una persona más
frívola sólo la logra consumiendo los últimos productos de moda.