You are on page 1of 21

RECUPERA LO QUE TE PERTENECE.

Predica domingo 10 de Marzo del 2013.

1Samuel 30:1-3. “Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de
Amalec habían invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían
prendido fuego. Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí,
desde el menor hasta el mayor; pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado
al seguir su camino. Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba
quemada, y sus mujeres y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos”
Introducción: Alguna vez ha enfrentado usted una gran crisis que lo haya dejado sin
respuestas. A todos nos llega una noche de tormenta. Una etapa en la vida en la que Dios no
nos da explicaciones, solo tenemos promesas de su palabra. Y nos asalta la pregunta ¿por
qué les suceden cosas malas a las personas buenas? ¿Donde está Dios ahora que estoy
herido? Acaso está durmiendo en la barca mientras la tormenta nos azota? Hoy quiero
hablarles de la experiencia de un hombre de Fe que fue guiado por Dios hasta vencer en el
peor día de su vida. Había sido el peor día de David, tendría este joven unos 29 años de
edad, durante ese tiempo David había vivido una vida llena de muchas aventuras: ungido
por un profeta como rey, había matado al gigante Goliat, en el valle de Ela, se había
convertido en el Capitán del ejército de los escuadrones de Israel, era el héroe Nacional.
Después de ese tiempo David esperaba el cumplimiento de la profecía de Samuel de que
sería el próximo rey de Israel. ¿Cómo enfrentar Siclag? ¿Qué hace el hombre de Dios ante
tal circunstancia?
I. LLORAR. Aquí estaban con él, “los valientes de David”, quienes no habían tenido miedo
a enfrentarse a la muerte, llorando abierta e incontrolablemente. Qué hace usted cuando los
problemas golpean tan fuerte que lo dejan sin energía y lo hacen sentir que ése debe ser el
peor día de su vida?
• 1 Samuel 30:4 “Entonces David y la gente que con él estaba alzaron su voz y lloraron,
hasta que les faltaron las fuerzas para llorar”
Aunque vivimos por fe experimentamos las emociones como todos los demás solo que las
emociones no tienen la última palabra.
• ABRAHAM, lloró frente a la muerte de su esposa. (Génesis 23:2).
• EZEQUIAS, frente a la noticia de su muerte. (Isaías 38:3).
• JOB, ante todas las dificultades. (Job 16:20).
• JEREMIAS, ante el pecado de su pueblo. (2 Reyes 20:3).
• PEDRO, después de haber negado a su maestro. (Lucas 22:62).
HASTA JESUS LLORÓ
Si usted sigue llorando, si continua alimentando su pena y su dolor se convertirán en
autocompasión y destruirá su fe, impidiendo que salga del dolor hacia un lugar de victoria.
II. NO AMARGARSE. David se alarmó, pues la tropa hablaba de apedrearlo; y es que
todos se sentían amargados por la pérdida de sus hijos e hijas.
• 1 Samuel 30:6. “Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo,
pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas
David se fortaleció en Jehová su Dios”
Es natural en el ser humano, cuando los problemas nos golpean lo primero que muchas
personas hacen es amargarse y luego culpan a otros. Elija perdonar, y no deje que la semilla
de la ofensa se convierta en raíz de amargura. No juegue el juego de la culpa. No recicle la
venganza, hable bien, piense bien.
III. ORAR. David cobró ánimo y puso su confianza en el Señor, su Dios. David se
fortaleció en el Señor.
• 1 Samuel 30:6. “mas David se fortaleció en Jehová su Dios”
• 1 Samuel 30:8. “Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores?
¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto
librarás a los cautivos”.
David se rehusó a engrandecer al diablo, rehusé usted a engrandecer las actuales
circunstancias negativas que está viviendo. Cuando engrandecemos algo con una lupa, no
hacemos más grande al objeto sino que cámbianos nuestra percepción de él. "cuando usted
engrandece a Dios empequeñece su problema".
IV. REORIENTAR SU VISION. Con el amanecer del nuevo día, la visión de David estaba
siendo cambiada, había vestido el efod, había escuchado a Dios, tenía el rhema en su
corazón. Ya no estaba enfocado en lo que había sucedido y la pérdida del momento
presente, ahora estos hombres tenían la visión de recuperación que los estimulaba hacia una
actividad productiva un futuro victorioso.
• 1 Samuel 30:9 “Partió, pues, David, él y los seiscientos hombres que con él estaban, y
llegaron hasta el torrente de Besor, donde se quedaron algunos”
V. RECOBRAR SU PASION. Con una visión clara, David y sus hombres se pusieron en
marcha, era tiempo de ir en contra de los amalecitas y recuperar todo.
• 1 Samuel 30:10. “Y David siguió adelante con cuatrocientos hombres; porque se
quedaron atrás doscientos, que cansados no pudieron pasar el torrente de Besor”

VI. ATACAR. (1 Samuel 30:17). David pudo recobrar todo lo que los amalecitas se habían
robado,
Era tiempo de ir y atacar. COMO?.... Nuestras armas no son carnales sino poderosas en
Cristo. Cuando David venció al Goliat escogió sus armas, una honda y 5 piedras.
• LA PALABRA DE DIOS: la espada del Espíritu.
• EL NOMBRE DE JESUS
• LA SANGRE DE JESUS
• LA ORACION Y LA ALABANZA
• LA CRUZ (recordar que Dios ya venció)
después de 36 horas de haber recibido la palabra esta se estaba cumpliendo. “Síguelos que
ciertamente los alcanzaras”.
VII. RECUPERARLO TODO. (1 Samuel 30:19). Cuando la batalla estuvo terminada y la
victoria asegurada, David y sus hombres por fin pudieron relajarse. Cuando miraron el
campo de batalla, vieron el botín que los amalecitas se habían traído de Siclag. Sus rebaños
y manadas, su plata y su oro, todas sus pertenencias estaban ahí. Entonces, desde sus
escondites, vinieron corriendo las mujeres y los niños.
Conclusión: David hizo cosas interesantes para terminar la lección, además celebro la
victoria le llamo el “botín de David” (1 Samuel 30:20) y Compartió el botín con mucha

gente de su pueblo. (1 Samuel 30:24-31). Hoy es tiempo de recuperar lo que el enemigo ha


querido robar en tu vida. !DECLAREMOLO
ECUPERANDO LO PERDIDO
Pastor Alfonso Bocache

Es tiempo de recuperar muchas cosas que hemos perdido en nuestra vida.

Voy a empezar dándoles unas bases para recuperar la perdido, pero no se pierdan los
mensajes de los siguientes domingos.

Acompáñenme a 1 de Samuel 30:1:

“Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de Amalec habían
invadido el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego.

2 Y se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor
hasta el mayor; pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su
camino.

3 Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres
y sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos.

4 Entonces David y la gente que con él estaba alzaron su voz y lloraron, hasta que les
faltaron las fuerzas para llorar.

5 Las dos mujeres de David, Ahinoam jezreelita y Abigail la que fue mujer de Nabal el de
Carmel, también eran cautivas.(A)

6 Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo
estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció
en Jehová su Dios.

7 Y dijo David al sacerdote Abiatar(B) hijo de Ahimelec: Yo te ruego que me acerques el


efod. Y Abiatar acercó el efod a David.

8 Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré


alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los
cautivos.

9 Partió, pues, David, él y los seiscientos hombres que con él estaban, y llegaron hasta el
torrente de Besor, donde se quedaron algunos.

10 Y David siguió adelante con cuatrocientos hombres; porque se quedaron atrás


doscientos, que cansados no pudieron pasar el torrente de Besor.
11 Y hallaron en el campo a un hombre egipcio, el cual trajeron a David, y le dieron pan, y
comió, y le dieron a beber agua.

12 Le dieron también un pedazo de masa de higos secos y dos racimos de pasas. Y luego
que comió, volvió en él su espíritu; porque no había comido pan ni bebido agua en tres días
y tres noches.

13 Y le dijo David: ¿De quién eres tú, y de dónde eres? Y respondió el joven egipcio: Yo
soy siervo de un amalecita, y me dejó mi amo hoy hace tres días, porque estaba yo
enfermo;

14 pues hicimos una incursión a la parte del Neguev que es de los cereteos, y de Judá, y al
Neguev de Caleb; y pusimos fuego a Siclag.

15 Y le dijo David: ¿Me llevarás tú a esa tropa? Y él dijo: Júrame por Dios que no me
matarás, ni me entregarás en mano de mi amo, y yo te llevaré a esa gente.

16 Lo llevó, pues; y he aquí que estaban desparramados sobre toda aquella tierra, comiendo
y bebiendo y haciendo fiesta, por todo aquel gran botín que habían tomado de la tierra de
los filisteos y de la tierra de Judá.

17 Y los hirió David desde aquella mañana hasta la tarde del día siguiente; y no escapó de
ellos ninguno, sino cuatrocientos jóvenes que montaron sobre los camellos y huyeron.

18 Y libró David todo lo que los amalecitas habían tomado, y asimismo libertó David a sus
dos mujeres.

19 Y no les faltó cosa alguna, chica ni grande, así de hijos como de hijas, del robo, y de
todas las cosas que les habían tomado; todo lo recuperó David.”

No fueron algunas cosas, David lo recupero todo; hay cosas que has perdido, pero yo
declaro que “todo lo vas a recuperar en el nombre de Jesús.”

David no encontró fuego en la ciudad, él halló todo en cenizas ¿habrá algo digno por lo que
tengas que seguir luchando y recuperar? Llegaste a la iglesia correcta porque lo vas a
recuperar.

Podría únicamente yo decirte esta mañana que vas a recuperarlo y tu decir: “Si, lo voy a
recuperar, amen, así será” pero Dios me llevo a este tema y quiero darte principios para
poder recuperar aquello que has perdido.

Puedes tener la fe para recuperarlo, pero no el corazón para hacerlo.

Nos sorprende la actitud que tenía David delante de Dios, pero también mostrándonos
aquellos errores que pudo haber cometido que lo llevaron a este punto. David cuando ve
todo esto en cenizas me imagino la angustia que tuvo en su corazón; y que aún todo el
pueblo se le volteó por aquel error que el había tenido o aquel momento difícil que estaba
viviendo; debe ser muy difícil que se lleven a tu esposa y a tus hijos, unos tal vez darían
gracias jaja, pero otros lo lamentaríamos muchísimo.

Acompáñenme a 1 de Samuel 27:1:

“Dijo luego David en su corazón: Al fin seré muerto algún día por la mano de Saúl; nada,
por tanto, me será mejor que fugarme a la tierra de los filisteos, para que Saúl no se ocupe
de mí, y no me ande buscando más por todo el territorio de Israel; y así escaparé de su
mano.”

Este versículo inicia diciendo: “Dijo luego David en su corazón…”. David dejó de
consultar a Dios y consultó con su corazón., en este momento se arruino todo. Dice la
Biblia que el corazón es perverso y engañoso; David era un hombre que dependía de Dios y
no de su corazón, pero cuando iba de camino “dijo en su corazón”. Lo primero que debes
de meditar esta mañana y revisar, es tu corazón.

Cuando David consultó con su corazón, entonces no llegaron los mejores resultados a su
vida, ni para toda la gente que él llevaba e iba con él.

Si con algo debemos de tener cuidado, es con nuestro corazón; debes de cuidarlo y
guardarlo; dice que el hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo mejor y el
hombre malo del mal tesoro de su corazón, saca lo malo, porque de la abundancia del
corazón habla la boca ¿quieres conocer el corazón de alguien? Escúchalo hablar .

Queremos recuperar muchas cosas que hemos perdido, pero necesitamos el corazón
correcto para poder hacerlo. Lo primero que debes de recuperar esta mañana es tener un
corazón sano delante de Dios para poder declarar con fe que lo que has perdido lo vas a
recuperar.

Dice la palabra en Proverbios 4:23: “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque
de él mana la vida.”

Tienes cosas muy especiales guardadas ¿cuántos tienen una su cajita por allí en donde
metes aquellas cosas que son especiales para ti? Y tú lo guardas porque es algo muy
especial para ti, pero el Señor te dice “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque
de él mana la vida.”

Èl no te llamó a sobrevivir, Èl te llamó a vivir, pero cuando nuestro corazón esta dañado,
por más que levantes las manos; por más cantos que sepamos, no vamos a realmente
expresar el amor que tenemos hacia Dios y recuperar muchas cosas que hemos perdido en
nuestra vida; la amargura y la frustración no te lo va a permitir, pero yo sé que hoy va a
descender una unción que va a limpiar cada corazón y vamos a recuperar la sanidad en
nuestro corazón.

Debemos de caminar con un corazón sano, bendecido y transformado.


Cuando empiezas a consultar con tu corazón y dejas de consultar con Dios, entonces
comienzan los problemas; consúltale a la palabra de Dios, pero no a tu corazón.

Cuando hablamos en lenguas, primero nadie nos entiende, pero Dios si; y el espíritu ora y
pide como nos conviene a nuestra vida y no como nosotros queremos. El Espíritu Santo va
a dar a tu vida lo mejor, va a dirigir tu vida.

A veces vemos al Espíritu Santo solamente como un consolador, pero no sólo viene a
consolarte, Èl viene a dirigir tu vida; Èl es el que confronta tu vida, el que te convence de
juicios, es el que te dice: “estas mal, es tiempo de levantarte y de cambiar tu vida.” Muchos
quieren a el Espíritu Santo para que este con ellos en la mañana, en la tarde, en el almuerzo,
en la noche… usted lo que necesita es un marido jaja. Claro que todo el tiempo el Espíritu
Santo está contigo, no lo dudo; pero su función en nuestra vida además del consuelo es
guiarnos.

De nada nos serviría saber tanto de la Palabra si no vamos a cuidar nuestro corazón; quizás
te han dañado; has pasado tiempos difíciles y te llenas de amargura; vas a ser un cristiano
amargado.

Leamos el libro de Mateo 13:25:

“pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se
fue.

26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste
buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

28 El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que
vayamos y la arranquemos?

29 El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a
los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged
el trigo en mi granero.”

Los domingos aquí salgo a sembrar buena semilla en tu tierra para que tengas un corazón
sano, pero cuando te duermes espiritualmente y te apartas de la presencia de Dios llega la
cizaña.

El padre de familia no sembró mala semilla, ellos se durmieron y el enemigo sembró la


cizaña.
Cuando ves televisión o abres tus correos electrónicos debes de tener cuidado de no
alimentarte de cualquier cosa o de cizaña para tu vida, porque no sabes en qué momento
puede llegar esta cizaña; no por pagar el cable debes de ver todos los canales jaja. No debes
de alimentarte de todo lo que tu ves, aliméntate de su palabra y de cosas que te edifican y
traen buenos pensamientos; ten cuidado con lo que escuchas.

Aún Pedro lo intento con Jesús, diciéndole: “no Señor, no tienes que hacer eso,
quedémonos aquí” y Jesús le respondió: “Apártate de mi Satanás”. Estas interrumpiendo la
visión y el plan que El Padre tiene para mi.

¿Será que solo afuera nos van a querer dar cizaña? No, hasta algunos hermanos de la iglesia
pueden darte cizaña. Debes de ser radical con esa gente que llega y sólo quiere llevar cizaña
a tu corazón. No puedes permitir en tu vida a aquella gente que habla mal de todo mundo,
al final te van a llevar cizaña y cuando menos sientas lo que ha crecido es cizaña .

Mira lo que dice en Lucas 22:31:

“Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos
como a trigo;

32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus
hermanos.”

¿Sabe como le quitan la cizaña al trigo? Lo zarandean. Cuando estés siendo zarandeado en
tu vida, aprovecha porque al rato es el tiempo de soltar toda cizaña y que quedes con un
corazón sano. El versículo dice: “Los van a zarandear… pero yo he rogado por ti, que tu fe
no falte” quiere decir que en la zarandeada puedes perder la fe, pero por más zarandeados
que seamos, tenemos que guardar la fe y seguir creyendo. Aún los procesos que nos tocan
vivir en nuestra vida, son para tener un corazón limpio.

La mujer del dracma, una mujer que cuando llega a su casa ha perdido el dracma; ellas
usaban una como diadema y entonces llevaban unas monedas, si faltaba una de ellas es que
habían sido indignas. Esta mujer inmediatamente encendió al luz; que no era como la
encendemos hoy , sino que le echaban aceite a una lámpara; esto requería mas esfuerzo,
pero esta mujer no espero al día siguiente, empezó a barrer toda la casa y entonces encontró
el dracma.

A veces en nuestra vida hemos perdido algo y decimos: “mañana lo busco” pero esta mujer
no dejo pasar el tiempo. Hoy tienes que empezar a recuperar lo que has perdido. Así como
esta mujer barrio su casa debes de barrer tu corazón de aquello que no sirve en nuestra vida.

Tienes que encontrar lo que has perdido; si has estado perdiendo aquel corazón que Dios
quiere que tengas, hoy es tiempo de recuperarlo. Hoy es tiempo de decir: “Señor yo hoy
perdono, hoy sigo adelante, quito aquella cizaña que ha habido en mi corazón”.
Debes de ser radical. Tu sabes cuando alguien te esta dando cizaña y cuando alguien te esta
hablando para cuidar tu vida, pero al final tiene que haber un resultado que edifique.

Cuando estas molesto no consultes a tu corazón, ve a los cielos y di: “yo te consulto a ti
Dios.” El día que David le consultó a su corazón y no le consultó a Dios no le fue bien.

Vamos a recuperar lo perdido pero con un corazón sano, un corazón renovado y recordando
lo que Jesús hizo por nosotros.

Tu corazón guárdalo, es muy preciado; cuando te dañen, perdona porque lo primero que
van a intentar dañar es tu corazón porque de èl mana la vida.

Jesús con tanto dolor y con tanta traición ¿cómo pudo guardar su corazón? O ¿llego
amargado a la cruz? El en la Cruz dijo: “Perdónalos porque no saben lo que hacen”. Jesús
le entrego su corazón al Padre le dijo: “Aquí esta mi corazón, que no se haga mi voluntad
sino la tuya.”

Hoy tráele tu corazón a Dios, ríndelo delante de El y te aseguro que lo va a sanar.


redicaciones Cristianas | Sermones Cristianos

1 Samuel 30:1-3

En los estudios bíblicos y predicas cristianas acerca de David encontramos que cuando
David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de Amalec habían invadido el
Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego.

Se habían llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor hasta
el mayor; pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino.
Vino, pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y
sus hijos e hijas habían sido llevados cautivos.

Dios les bendiga hermanos, hoy vamos a mirar el tema TODO LO RECUPERÓ.

En el pasaje que estaremos usando para desarrollar el estudio bíblico de hoy, encontramos
la historia de David con sus 600 hombres, que después de ir a la batalla, habían perdido
muchas cosas, pero nuestro tema dice lo que aconteció después, y TODO LO RECUPERÓ
David.

En 1 Samuel 22:2 leemos: Y se juntaron con él todos los afligidos, y todo el que estaba
endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho jefe de ellos; y
tuvo consigo como cuatrocientos hombres, este pasaje nos muestra que tipo de hombres
eran los que acompañaban a David.

Sabemos que David se había pasado a la tierra de los filisteos huyendo de Saúl el rey de
Israel que quería matarlo, y el rey de Gat llamado Aquis lo recibió en su tierra y le
apadrinó, dándole la tierra de Siclag para que viviera allí con su familia y las familias de
sus hombres 1 Samuel 27:3.

Estando David allí, los filisteos reunieron sus fuerzas para pelear contra Israel, pero cuando
los príncipes de los filisteos pasaron revista a sus compañías de hombres, encontraron que
David estaba en la retaguardia con Aquis y no le permitieron acompañarlos a la guerra con
Israel, pensando que en medio de la batalla David ayudaría a su pueblo Israel y se les
volvería enemigo.

Enlaces Patrocinados

Por este motivo, tres días después de haber ido a la guerra regresan a Siclag y encuentran
un panorama terrible.

Leemos en 1 Samuel 30:1-3

Cuando David y sus hombres vinieron a Siclag al tercer día, los de Amalec habían invadido
el Neguev y a Siclag, y habían asolado a Siclag y le habían prendido fuego. Y se habían
llevado cautivas a las mujeres y a todos los que estaban allí, desde el menor hasta el mayor;
pero a nadie habían dado muerte, sino se los habían llevado al seguir su camino. Vino,
pues, David con los suyos a la ciudad, y he aquí que estaba quemada, y sus mujeres y sus
hijos e hijas habían sido llevados cautivos.

Hay dos palabras aquí que nos amplían un poco el panorama de lo que el enemigo quiere
hacer en medio de la iglesia.

INVADIR

a) Entrar por la fuerza en un lugar.

Anuncios

ASOLAR

a) Destruir, arrasar

b) Secar los campos o estropear sus frutos el calor, una sequía Esto es precisamente lo que
el enemigo hace en nuestras vidas cuando por un momento nos descuidamos en nuestra
vida espiritual, el deseo del diablo es entrar por la fuerza. Destruir, arrasar, secar los
campos o estropear los frutos el calor, es que en nuestra vida haya sequia, aridez, sequedad.

 ¿Qué áreas de nuestra vida el enemigo ha invadido?


 ¿Cuál es el terreno que el enemigo ha ganado en nuestras vidas?
 ¿Qué es lo que se ha secado en nuestras vidas?
 ¿Qué es lo que el enemigo ha logrado destruir en nosotros?

Como hemos dicho en numerosos estudio bíblicos y predicas cristianas, era un


panorama terrible, desolador, pero hay unas palabras de esperanza en medio de este caos,
la escritura dice, pero a nadie habían dado muerte.

Hermanos, en la Biblia nosotros encontramos que Amalec es símbolo de nuestro enemigo


el diablo, que el SEÑOR lo reprenda. Y dice que se habían llevado cautivas a las mujeres y
a todos los que estaban allí, desde el menor hasta el mayor; pero a nadie habían dado
muerte.

En la vida cristiana hay momentos en los cuales sucede algo muy similar a lo que le
ocurrió a David y a sus hombres

Nuestro enemigo que vino para matar, robar y destruir, ha robado algunas cosas en la vida
del creyente, puede que el diablo haya robado en nuestras vidas, el deseo de congregarse, la
consagración, la oración , la santidad, el temor a DIOS, la evangelización, el amor a las
almas perdidas, la fe ,el amor, la armonía en el hogar, pero, como lo dice el tema hermanos,
todo lo recuperó David.
Hoy es un día para evaluar nuestra vida a la luz de esta palabra, y preguntarnos ¿qué
es lo que yo he perdido en mi vida espiritual?

Enlaces Patrocinados

Si nosotros hacemos las mismas cosas que hizo David, seguramente recuperaremos todo lo
que el enemigo nos ha robado, vamos a mirar que fue lo que hizo David en medio de esta
situación tan terrible, para recuperar todo lo perdido. Tenemos que prestar atención a los
estudios bíblicos y predicas cristianas y:

 1º. Alzar la voz y llorar hasta que nos falten las fuerzas 1 Samuel 30:4.
 2º. Fortalecernos en DIOS 1 Samuel 30:6.
 3º. Consultar a DIOS 1 Samuel 30:4.
 4º. Librar la batalla por lo que se ha perdido. 1 Samuel 30:17-19.

Desarrollo de la predicación.

1. ALZAR LA VOZ Y LLORAR HASTA QUE NOS FALTEN LAS FUERZAS

1 Samuel 30:4

Cuando se ha perdido algo importante en nuestra vida, no podemos estar tranquilos


esperando que DIOS se encargue de eso, no.

Debemos hacer lo mismo que hizo David, hay que alzar la voz y llorar hasta que nos falten
las fuerzas, cuando lloramos delante del SEÑOR ,lo hacemos por varias razones, en el caso
que hoy nos ocupa, es llorar delante de DIOS, por todas las cosas que hemos perdido en el
transcurrir de la vida cristiana. Creo que todos hemos perdido alguna cosa en nuestra vida
espiritual.

 ¿Hace cuanto no sentimos la presencia de DIOS en nuestra vida?


 ¿Hay en nosotros un temor reverente delante de DIOS?
 ¿Hay en nuestro corazón el deseo de vivir en santidad?
 ¿Hay en nuestro corazón el anhelo de orar, de predicarle al perdido?
 ¿Hay en nuestra vida el anhelo por aprender más de la palabra de DIOS?

Al comenzar la vida cristiana sentíamos ese gozo, esa alegría, de estar cerca del SEÑOR,
pero al pasar los días ya no se siente lo mismo. Quizás hoy no sientas la presencia de DIOS,
te sientes lejos del SEÑOR, sientes que no hay esperanza, ni solución posible, pero la
Palabra de DIOS nos muestra la solución, hay que llorar, hasta que nos falten las fuerzas.

La Biblia nos muestra algunas de las cosas por las cuales debemos de llorar:

 a) por nuestra condición espiritual. Joel 2:12-17, Lamentaciones 1:16.


 b) por nosotros y por nuestros hijos. Lucas 23:28.
 c) por los pecados de nuestra familia, iglesia, nación. Isaías 22:4.
2. FORTALECERNOS EN DIOS.

1 Samuel 30:6

En medio de semejante situación, David no hablaba de apedrear a nadie, él no le echaba la


culpa a nadie por lo sucedido, pero el pueblo culpaba a David, por no haber dejado gente
que cuidara lo que tenían.

En contraste con el resto del pueblo, David encontró un refugio en su DIOS, (NVI) Cuando
siento miedo, pongo en ti mi confianza. Salmos 56:3

3. CONSULTAR A DIOS 1 Samuel 30:4.

4. LIBRAR LA BATALLA POR LO QUE SE HA PERDIDO. 1 Samuel 30:17-19.


Cómo Fortalecerme En El Señor
¿COMO FORTALECERME?
1a de Samuel 30:6 – Y David fué muy angustiado, porque el pueblo hablaba de apedrearlo;
porque todo el pueblo estaba con ánimo amargo, cada uno por sus hijos y por sus hijas: mas
David se esforzó en Jehová su Dios.
1 Samuel 30:7 – Y dijo David al sacerdote Abiathar hijo de Ahimelech: Yo te ruego que me
acerques el ephod. Y Abiathar acercó el ephod á David.
1 Samuel 30:8 – Y David consultó á Jehová, diciendo: ¿Seguiré esta tropa? ¿la podré
alcanzar? Y él le dijo: Síguela que de cierto la alcanzarás, y sin falta librarás la presa.

La historia habla acerca de que David, el está de regreso en la ciudad de Siclag en donde
estaban sus familiares y las esposas de ellos que habían salido a la guerra, cuando regresa
toda la familia habían sido llevados cautivos, pero ellos llegan y ven el humo que sale de la
ciudad y todos se llenan de temor, no saben que hacer y en el miedo hablan de matar hasta
su propio líder, ellos no saben qué hacer, pierden el control, así también la gente puede
llegar a perder el control en medio del caos o cuando se encuentran con alguna situación
difícil en ves de fortalecernos e Jehová, a partir del vs. 6 la Biblia habla de referencias de
como nosotros podemos fortalecernos en el Señor.

FORTALECER: en su palabra original significa “sasac” , que quiere decir agarrarse de o


aferrarse de algo.

En las noticias pasaron un video donde la corriente de agua era tanta su fuerza que se
llevaba los carros y en medio de eso había una persona que se agarraba de un árbol, se
aferraba a el con todas sus fuerzas y la corriente no tenia piedad con nada, por fin paso
alguien y lo rescato de esa gran corriente, esta persona se aferro al árbol para poder salvar
su vida, se aferro a algo mas fuerte que la corriente que era ese gran árbol.
La corriente de este mundo es igual de fuerte y va igual de rápido, y si tratamos de
agarrarnos de la filosofía de este mundo, las religiones, los pensamientos, los vecinos, etc.
Vamos a terminar yéndonos junto con ellos, pero si yo recuerdo que al que si me puedo
agarrar, al que si me puedo aferrar, quien es mi árbol firme (Dios) nada me va a poder
vencer ni nada me va a poder jalar.

David se fortaleció en Jehová, el se aferro de Dios sin importarle las circunstancias, el dijo:
¡“Señor no te voy a dejar hasta que tu no me digas que hacer”! y es la misma actitud que
nosotros debemos tener en nuestra vida diaria. Aquí hay 7 puntos que encontramos en la
Biblia de cómo David se fortaleció en Dios a pesar de su difícil situación:

COMO ME PUEDO FORTALECER EN DIOS:

1. SIENDO SALVO (1a Timoteo 1:12)


Pablo dice que Dios lo salvo y que el era el mas indigno de ser rescatado, pero Dios lo
fortaleció, lo tuvo por fiel y lo puso en el ministerio.
– Si no me fortalezco en la salivación de Cristo ya perdí todo
– La mayor victoria es la que Cristo da. David se aferro a Dios hasta que lo bendijo, hasta
que lo fortaleció y le dijo que hacer.

2. CUANDO YO ESTOY PLENAMENTE CONVENCIDO (Romanos 4:20)

Lo contrario de fortalecerse es debilitarse y Abraham no se debilito al considerar su cuerpo


que estaba como muerto ó sea ya viejo o incluso la esterilidad de Sara, aquí Dios le da una
promesa a Abraham y Dios se la cumple.
Si vemos nuestro cuerpo podemos debilitarnos, igual si Abraham hubiera visto la
esterilidad de Sara o incluso su propia condición el hubiera dudado o hubiera puesto en
juicio la promesa de Dios para el.
– La duda me puede debilitar en la fe.
Si confiamos en santitos, agua bendita, “brasileños”, esto nos debilita., debo de poner mi fe
completamente en las promesas de Dios.

3. VESTIRME DE TODA LA ARMADURA DE DIOS (Efesios 6:10)

Hay que fortalecernos en el Señor y en el poder de su fuerza, ¿pero cómo es esto? En el


versículo 11 habla que hay que reconocer que existen asechanzas del diablo, puede utilizar
a la familia y ponerlos en contra mía, puede utilizar el trabajo, la suegra, y muchas cosas
más. Si ando débil y me empiezan a alanzar dardos para hacerme caer, lo que tengo que
hacer es lo que dice el versículo 13, que habla de tomar armadura, estar firmes, ceñir
vuestros lomos con la verdad y con la coraza de justicia, calzar los pies con el evangelio,
tomar el escudo de la fe, tomar el yelmo de la salvación, la espada del espíritu, orando en
todo tiempo; de tal manera que hay que orara, ser salvo, ganar almas, leer la Biblia, poner
verdad y justicia y el escudo de la fe para poder resistir todo lo que Satanás hacer para
hacernos caer. En conclusión ponernos toda la armadura de Dios para salir victoriosos.

4. CREYENDO DE TODO CORAZÓN QUE CUALQUIER COSA QUE CRISTO


ME PIDA O QUE YO TENGA QUE HACER EN CRISTO SI LO PUEDO HACER.
(Filipenses 4:13)

Si yo en mi pensar digo “hay Señor esto es difícil”… no voy a poder hacer nada, pero
cuando tengo mentalidad de que puedo y creo que todo lo puedo en Cristo, eso me
fortalece.
– quien me fortalece entonces es Cristo.

5. ORAR A DIOS (Salmo 138:3)

Dios nos quiere fortalecer, quiere que cada uno de nosotros, cuando venga la tempestad no
nos tire rápido, con un simple vientecito ya estemos tirados, quiere que estemos firmes en
EL.
– Lo que debo hacer es orar al Señor para que el me fortalezca.
– A veces la respuesta de Dios es un NO pero no significa que no me respondió.

Si tengo un negocio de un restaurante y oro para que el Señor me Fortalezca, Fortalecerme


no es que ya al día siguiente 20 mil personas llega a restaurante, pero si te puede ayudar de
alguna otra manera.
– La ayuda por parte de Dios va a venir en diferentes maneras.
– LA RESPUESTA DEBE SER BÍBLICA.
– Lo que Dios va a hacer de nosotros o con nosotros nunca va a contra decir la Palabra.

6. SABER ESPERAR Y CONFIAR EN DIOS (Isaías 40:28-31)

Nuevas fuerzas: las fuerzas que uno tiene a veces o la mayoría de las veces se acaban, pero
si aprendemos a esperar en Jehová saldremos victoriosos. No quiere decir que por ejemplo:
si leemos en la Biblia que el fin del mundo se acerca y digo bueno si ya todo se va acabar
mejor dejo de trabajar y me dedico a vivir la vida loca, como la iglesia de Tesalonicenses,
hay que esperar haciendo algo.
No confiar en nuestras propias fuerzas.

7. A TRAVÉS DE SU PALABRA (Daniel 10:17-20)

Lo que a mi me puede tocar es la palabra de Dios, no puedo esperar a que baje una mano
del cielo a que nos toque, pero si, una manera que puede tocar mi vida es a través de su
palabra.
– La Biblia me puede fortalecer
Hemos oído de situaciones o incluso nos ha pasado a nosotros que sin saber qué hacer,
desesperados y con sufrimientos, empezamos a leer la Biblia y de repente Dios nos empieza
a fortalecer, a veces queremos fortalecernos en lo que hay afuera, pero hay que hacerlo en
la Biblia.

– Tal vez en oración a veces no responde pero a través de su palabra SI.


– No podemos darnos el lujo de no leer la Biblia.
– Dios va a dar dirección en todo, con los hijos, el esposo, la esposa, etc. Si nos
fortalecemos en su palabra.
Tema: “David Se Fortaleció En Jehová…Yo También Lo Haré” 1 Samuel
30:10, 21

David se marchó pacíficamente de su ciudad y luego


regresó. Aunque carecía de fuerzas y voluntad, Saúl procuraba matarlo
pues estaba completamente rendido y perdido, pues Dios ya le había quitado
su favor. A veces pensamos que como la gracia de Dios está ahí y como
tenemos el abraso del hermano todo estará bien, pero si de algo debemos
temer es que como a Saúl, Dios no nos quite su favor.

Los ejércitos de Israel y los filisteos estaban ya dispuestos para el


enfrentamiento. Había una guerra que Israel estaba perdiendo. A David no
le era desconocido nada, como profeta lo sabía todo. Por eso, en su cuerpo
sentía fuertemente la carga, porque sabía que en aquel momento los filisteos
eran más fuertes que Israel. Esto era así debido a que ya Saúl no tenía el
favor de Dios. Eso significaba que no solamente podía morir Saúl sino que
también podría morir Jonathan, amigo intimo de David, aunque ya había
una distancia entre ellos. En David había una sobrecarga y gran cansancio
físico. Iba a pelear contra los enemigos de Israel aunque no tenía un ejército
grande. Dios nunca le permitió que creciera su ejército a más de 600
hombres hasta que él no entendiera unas cosas. David nunca dejó de cuidar
a su gente. A veces pensamos que las cosas están seguras, pero en la vida
nada es seguro, por eso no podemos dejar de luchar. Todo en la vida se debe
cuidar y proteger.

Los amalecitas atacaron la ciudad donde vivía David y lo tomaron


todo llevando cautivos la familia de David y las de sus hombres
guerreros. Como David frecuentemente hacía incursiones al territorio
amalecita, así éstos estaban esperando el tiempo apropiado para atacar. El
creyente debe saber que las miradas de todos siempre están sobre
nosotros. Los amalecitas estaban pendientes de cada movimiento de David
para meterse y destruir. Nuestros cuerpos no son movidos por nuestras
fuerzas sino por nuestra pasión y eso es lo que nos hace ser unos buenos
guerreros. A David le llevaron todo, su familia, hijos, esposa, todo. Pero,
David mostró en esta situación su gran discernimiento del carácter de
Dios. Si como iglesia nos dedicamos a conocer el carácter de Dios sabremos
cómo actuar, haciéndolo con justicia de acuerdo al carácter del Dios
vivo. Al David tener un conocimiento del carácter de Dios, de inmediato
acudió a Dios para consolación, pues todo el mundo estaba en contra suya. 1
Samuel 30: 6 Su corazón sentía como rey sabiendo que los filisteos estaban
mejor preparados que el pueblo de Israel y conociendo como estaba Saúl y
como estaba el ánimo de todos ellos. David supo claro que en aquella gran
crisis no había donde buscar nuevas fuerzas, salvo Jehová. Era un día gris,
turbio en que no sabía qué hacer. David no era el más perfecto, pero sabía
tener un corazón para Dios y eso debemos tener nosotros.

Los hombres de David comenzaron a murmurar contra él. Lo que


sostuvo a David en ese momento tan difícil fue su relación y amor a Dios.
Por eso nunca nadie pudo derribarlo y a nosotros tampoco nadie podrá
hacerlo. Se amotinaron todos contra él, por eso David se afligió. Ellos
pensaron que David era el causante de aquella calamidad por haber
provocado a los amalecitas. Se habían olvidado de la palabra que Dios había
hablado, se olvidaron de inmediato de la esperanza de que David sería su rey
y de que ellos iban a ser los futuros generales y capitanes, porque así Dios lo
había prometido. Murmuraron el mismo día de la victoria de David.

Tengamos cuidado con lo que hablamos cuando estamos cansados y


abrumados, porque eso que decimos marcará nuestro futuro, aunque Dios
quiera un futuro mejor para nosotros. Aquel pueblo que estaba cansado y
abrumado miró a David y vieron que no le podían pedir ayuda, pero David
dejó ver que él era un guerrero aún en lo más difícil. Nuestro problema es
que vemos lo que está frente a nuestros ojos y no lo que Dios está dispuesto a
hacer. Aquellos hombres se declararon derrotados. Todos los que se habían
acercado a David eran pecadores a los cuales él les había dado refugio y
alimento. Ahora amenazaban con apedrearlo. En tales circunstancias se
necesita una fe muy grande. David se fortaleció en Jehová y eso era lo
grande de él. Nunca miremos solo lo que está al frente, levantemos nuestra
mirada a Dios y Él nos va a hablar.

La desconfianza, el descontento, la impaciencia de aquellos hombres


les iba a traer aflicción y mucha miseria. David lo soportó todo con el mejor
ánimo, aunque era el que más motivos tenía para lamentarse. El pueblo le
dio rienda suelta a sus pasiones, pero David puso en práctica su fe, su
fortalecimiento en Dios. Así debemos hacer nosotros, fortalecermos en Dios
y no hay algo más grato que sentir que Él está sobre nosotros. No vivamos
en desesperación. Algo pudo hacer David en todo su ser interior, guardó la
calma mientras todos los demás estaban desesperados. Hay que cuidarse de
mantener esa calma interior, pues habrá muchos a nuestro alrededor que
nos querrán quitar el ánimo. Parémonos derechos y peleemos la batalla. En
ocasiones las grandes calamidades nos quieren quitar la fe. Pero por la fe
movámonos solamente para Dios. David sabía que estaba en dificultades,
pero consultó con Dios. Había un fin en esto y era recuperar a todos los que
amaba, por eso consultó con Dios. Se puso en marcha. Su paciencia y fe
apaciguaron el motín y detuvieron la molestia de sus soldados. La fe
apacigua todo. Cuando el pueblo vio a David con ánimo de seguir creyéndole
a Dios se quedaron tranquilos. David logró con su paciencia y fe apaciguar
todo. No hay por qué desesperarse. Hubo 200 de sus hombres que se
cansaron y David los dejó cuidando el bagaje (las provisiones y los animales
de carga). 1 Samuel 30: 10 Pero, se necesitaban los 600 hombres porque los
que habían invadido a David eran más en número. David tendría que seguir
creyendo la palabra que el Señor le había dado. Así, David peleó y ganó la
batalla, recuperó el botín y no perdió nada. No es lo que está al frente
nuestro sino lo que Dios va a hacer.

David no se levantó en contra de los doscientos que se habían quedado


por cansancio sino que les demostró compasión. La providencia de Dios
siempre va a estar para lo que nos hace falta, pero lo que la mueve es
nuestra fe. No nos detengamos en lo que no debemos detenernos. Dejemos
que sea Dios el que haga. Nunca menospreciemos a esas personas que como
los doscientos no pudieron seguir a la batalla porque no todos tienen las
mismas fuerzas. Hay distintas funciones en lo que es la iglesia. David siendo
generoso les dio lo suficiente del botín obtenido. El no quería enriquecerse
sin agradecer. No se quedó con todo sino que lo repartió. El corazón de
David era como el de Dios. Lo que el envió iba lleno de oración. En nuestra
victoria obtengamos nuestro botín y en nuestra bendición démosle a los que
les haga falta. Seamos guerreros para poder tener nuestro botín. Mientras
más luchemos, amemos, nos fortalezcamos y creamos a Dios con fe, entonces
en nuestras manos tendremos un botín para nosotros y para repartirle a
otros. Amén.
RECUPERANDO LO PERDIDO

1 SAMUEL 30:1-7

PASADO>>>ANTECEDENTES HISTÓRICOS:

El relato bíblico expresa una serie de sucesos calamitosos que acontecieron a David y
a su pueblo. Ellos sufrieron:

1. Devastación: Los amalecitas invadieron el Neguev y Siclag, la asolaron y le


prendieron fuego, mientras David cumplía sus deberes. v.1
2. Secuestro: Se llevaron cautivas a las mujeres y los niños. v.2
3. Sufrimiento: El dolor en David y sus soldados no se hizo esperar.
4. Amenaza de muerte: su propio pueblo comenzó a devolverse contra él. >>>David
debió experimentar murmuración e intimidación de su propio pueblo, por causa de
esa perdida. 1Sa 30:6.
¿Qué hizo David ante tal circunstancia difícil y cuáles fueron los resultados
obtenidos? Veamos la habilidad de David para resolver semejante situación:

1. Se fortaleció en Jehová: Sig. Que puso su confianza en el SEÑOR su Dios. Recobró fuerzas
en el Señor. (v.6)

2. Acudió al sacerdote Abiatar: Llamó al sacerdote para buscar de parte de Dios, una palabra
específica para este grave revés.

3. Busco dirección Divina, a través del Efod: 1Sa 30:8

 En la presencia del sacerdote y de esta prenda sacerdotal, pidió a Dios su


dirección.
 La investigación se realizó por medio del efod, del sumo sacerdote que contenía el
Urim y Tumim, las piedras sagradas utilizados para discernir la voluntad de
Dios (cf. Ex. 28:30).
4. Espero la respuesta sobre lo que debía hacer: 1Sa 30:8

5. Emprendió una acción tenaz de búsqueda de lo perdido. 1Sa 30:9

 Dios le ayudo proveyéndole un informante.


6. ¿Resultado? David derrotó al enemigo >>recuperó lo que se había perdido>> y además logro
obtener botín de guerra. 1Sa 30:17-20

PRESENTE>>>¿QUÉ SUCEDE HOY?


La humanidad está sufriendo los embates de la violencia exacerbada.
1. Lo que aconteció ayer es un fiel reflejo de lo que acontece hoy…

2. Desolación, muerte, secuestro, amenazas, son el pan de cada día en la sociedad.


3. Mucha gente está sufriendo en carne viva el secuestro de sus seres queridos con amenaza de
muerte, sino se paga rescate.

4. La familia está atemorizada y angustiada por la situación de violencia que se está


experimentando.

5. Muchos “amalecitas” están haciendo de las suyas en el pueblo.

 Amaléc es sinónimo de gente perversa, opuesta a los propósitos de Dios, sin


escrúpulos, traicionera, que se aprovecha de los más débiles. >>>Éxo 17:16 y
dijo: Por cuanto la mano de Amalec se levantó contra el trono de Jehová…
>>>Deu 25:17-18 Acuérdate de lo que hizo Amalec contigo en el camino,
cuando salías de Egipto; 18 de cómo te salió al encuentro en el camino, y te
desbarató la retaguardia de todos los débiles que iban detrás de ti, cuando tú
estabas cansado y trabajado; y no tuvo ningún temor de Dios.
 La impotencia y el desfallecimiento cunde en las victimas, que no saben qué hacer
con la gente que hace maldad..
FUTURO: ¿QUÉ HACER ANTE TALES CIRCUNSTANCIAS?

¿Cómo recuperar lo que aparentemente está perdido ante sus ojos?

1. BUSCA LA FORTALEZA EN EL SEÑOR:

 David, casi a punto de caer exhausto, utilizó la ocasión para fortalecerse en Jehová
su Dios. (v.6)
 Efe 6:10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de
su fuerza.
 Fortalecerse es llenarse con las fuerzas de Dios, su unción y poder mediante la
comunión y oración continua.
 Rda. Sólo cuando nos arrodillamos ante Dios, es que podemos estar de pie
delante de los hombres.
2. VE AL SACERDOTE, MINISTRO DE SU CONGREGACIÓN.

 David siempre acudía Abiatar: (padre de abundancia), en sus momentos


difíciles.
 Todo Ministro del Señor, es un padre espiritual, que siempre tiene abundante
palabra de sabiduría, consuelo, fe, esperanza y justicia en Cristo, ante las
situaciones condenatorias e injustas.

3. BUSCA LA DIRECCIÓN DEL ESPIRITU SANTO SOBRE LO HAY QUE HACER.

 Hoy no tenemos un Efod o Urim Tumin, pero tenemos al Espíritu Santo. Él Nos
guiará a toda verdad.
 ¿Le has hablado a Dios de su problema y de cómo resolverlo?
4. SEA PACIENTE EN ESPERAR RESPUESTAS.
 Rom 8:25 Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.
 Rom 15:5 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros
un mismo sentir según Cristo Jesús.
 La paciencia es un ejercicio de amor, fe y humildad que hace crecer a las personas.
 Heb 10:36 porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la
voluntad de Dios, obtengáis la promesa.
5. EMPRENDA UNA ACCIÓN TENAZ DE CONQUISTA:

 ¡Que enmudezcan nuestras lenguas y empiecen a hablar las manos! >>Francisco


Villaespesa (1877-1936) Escritor español.
 Somos lo que hacemos, no lo que pensamos ni lo que sentimos.
 Debemos obrar como hombres de pensamiento; debemos pensar como hombres de
acción.