You are on page 1of 3

Discurso pronunciado por el

Gobernador del Estado de Jalisco,


Aristóteles Sandoval, durante la
Instalación de la Comisión
Interinstitucional del Sistema Estatal
Anticorrupción. Ex Recinto Legislativo,
Palacio de Gobierno.
Pronunciado por:
Aristóteles Sandoval, Gobernador del Estado de Jalisco.
Fecha:
Miércoles, Enero 18, 2017
Primero quiero agradecer a todos su importante presencia, el estar aquí los representantes de los
poderes, Legislativo, Judicial, a quienes agradezco. Diputados, diputadas de todas las fracciones.
Agradecer por supuesto la representación del sector privado, de los representantes de las distintas
cámaras, quienes no están es porque físicamente no era, era imposible encontrarse en el evento,
pero decirles que aquí está el sector que impulsa el desarrollo, pero entre los dos también, está el
sector donde a través de los años se han enquistado vicios e intereses entre corruptor y corrupto.
Y me da mucho gusto que líderes empresariales están para fiscalizar también a quien promueve,
impulsa la corrupción, y que estén aquí los secretarios de mi gobierno, donde principalmente se
impulsa el desarrollo económico a través de la obra pública, de la salud, del transporte público, de
seguridad, habla del compromiso que tenemos.
De la misma manera a los representantes de la sociedad civil organizada, agradecer desde su
trinchera su colaboración, su interés y su participación en este momento de coyuntura histórica y
de cambio de época. Hoy debemos de entender que lo que se dice lo debemos de hacer y hacer
con mayor rapidez, y que debe de encontrar el ciudadano con actos concretos, la relevancia y que
las cosas se están haciendo.
El que estén aquí los representantes de la clase trabajadora de nuestro estado, el que estén aquí
ciudadanos, estudiantes, mujeres y hombres comprometidos con su patria, con su estado, con su
país, habla de que hoy es el momento de cambiar andado, no podemos hablar de estructuras, de
discursos, de lógicas sino lo trasladamos en la inmediatez, en la ley, en la coerción, en la acción y
en los hechos.
El estar aquí es hablarnos de frente como sociedad y reconocer los vicios en la actitud, en la
conciencia que hemos venido impulsado y promoviendo a lo largo de nuestra historia. El estar aquí
es hablar de cómo dignificamos la terea desde el servicio público con compromisos reales, cómo
transparentamos en los hechos lo que estamos haciendo.
Y debo decirles que estoy con la firme convicción de concretarlo en esta administración, no esperar
los tiempos legislativos de la federación o de otras instancias, es nuestra responsabilidad y así la
asumimos, con entereza, con transparencia y con convicción. El que estén aquí los titulares de los
diferentes órganos que han emanado de la voluntad popular a través de la soberanía del
Legislativo, habla de la disposición y la voluntad. El tener aquí rectores de nuestra máxima casa de
estudios, académicos, diferentes instituciones educativas, habla de la responsabilidad que está en
la formación de valores a través de la educación, de la responsabilidad que tenemos como padres
de familia al seno de nuestro hogar, y hablar de corrupción, es hablar de inhibir desde la compra de
un artículo pirata, que cuando le preguntamos, pues prácticamente la mayor parte de la población
lo ha hecho, pero se indigna cuando le preguntan si cree que él o su familia actuarían bajo un acto
de corrupción, el 76 por ciento dice que no, el 70 dice que inclusive metería las manos al fuego por
sus vecinos o quienes están a su alrededor, pero cuando preguntamos con actos tan sencillos
como éste, la mayoría los hemos cometido.
Es un tema entonces de circunstancia social, de conciencia, de formación y de actuar en todo un
sistema que no simule, que actúe. Hoy en Jalisco encontramos que hemos eliminado privilegios,
que también en unas de las encuestas de las consultoras más prestigiadas, habla de que el seis
por ciento hablaba de eliminar privilegios, en Jalisco se eliminó el fuero; mi reconocimiento a los
representantes populares, desde el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial, porque hoy todos somos
iguales ante la ley, hoy hay gobiernos más horizontales, el tema de jerarquía se pone en función de
ejemplo, de actitud, de orden. Hoy el tema de jerarquías está más en la inclusión que nos interesa
como sociedad a todos, incidiendo en la toma de decisiones de manera más horizontal, en la
cercanía, en la transparencia y el 30 por ciento señalaba que en el combate a la corrupción.
Hoy se ha actuado contra funcionarios de esta y de anteriores administraciones y lo seguiremos
haciendo y quién esté en mi administración y, espero en todas las administraciones, sepa que bajo
cualquier circunstancia, un acto indebido es y será sancionado con todo el respaldo y el peso de la
ley, pero también cuando le preguntamos a los ciudadanos si él haría algo en contra de la ley, si él
cree que tiene la razón, encontramos que el 46 por ciento dice que sí lo haría y ahí es donde
requerimos regresarle la confianza a nuestras instituciones, que están compuestas por ciudadanos
sin distingos de filosofías, religiones o creencias políticas.
Hoy todos los ciudadanos estamos comprometidos y ante ello este es un paso fundamental el que
estamos dando, el crear esta Comisión Interinstitucional, donde también estamos invitando a
miembros de la sociedad civil organizada, donde también quiero decirles que en este gobierno y
debemos de reconocer lo que se ha hecho, hemos eliminado y transparentado también privilegios
donde ahora, inclusive, agencias de Naciones Unidas han licitado las mayores inversiones que se
han orientado al transporte público como fue la Línea I del Tren Eléctrico, donde hoy la venta-
consumo de medicamentos estará auditado por organizaciones internacionales, además de cumplir
con las leyes locales, donde hoy la obra pública se está licitando de manera transparente y en el
momento y están abriendo los sobres de frente a la sociedad, donde hoy estamos recibiendo las
denuncias, estamos actuando en contra de funcionarios responsables, pero si nosotros avanzamos
en todos estos modelos y sigue la gente dando mordida a la gente de seguridad, al policía, que de
acuerdo a algunos estudios, le cuesta casi dos mil 700 pesos al año de lo que se dan mordida,
pues el sentimiento de corrupción va a seguir en toda la sociedad.
Si cuando llegas a la ventanilla para sacar tu permiso de construcción te piden que des una
mordida, el sentimiento de corrupción va a seguir imperando en toda la sociedad, es momento de
que todos bajo sus circunstancias y sus conciencias como individuos, cambiemos desde cada uno
de nosotros, así es cómo vamos a cambiar el modo de operar de la sociedad, y si todos somos
conscientes y señalamos al corruptor y al corrupto, entonces estaremos del otro lado y estamos
decididos a castigar a las dos partes.
Hoy en la legislación tenemos que ir más allá del cohecho, hoy en la legislación, en la Auditoría
tenemos que ir más allá de la designación del nuevo perfil del Auditor, hay que ir a una reforma
profunda que no esté al albedrio de convertir el momento o la coyuntura en rehenes políticos a
quienes pasaron en una administración, hoy es momento de que estemos auditando en el
momento, para sancionar, para orientar o para definir si tiene que ver con un tema administrativo o
penal, o inclusive de orden civil.
Hoy no podemos dejar a la cuestión efectista o mediática el interés de los partidos o las
expresiones políticas para estarnos señalando entre todos, hay que ir y dar con los responsables
para que la sociedad tenga confianza a través de los procedimientos establecidos, garantes de la
aplicación de la ley, eliminando lagunas jurídicas o contraposiciones jurídicas. Hoy en la estructura
legislativa existen lagunas, deficiencias y contradicciones.
Hago la convocatoria para que discutamos a la brevedad con el Congreso, bajo distintas iniciativas
de todos los que tenemos facultad, así como la iniciativa popular o la iniciativa ciudadana, a discutir
una reforma profunda en el tema de auditoría, fiscalización y rendición de cuentas.
Eso es lo que nos va a generar confianza y certeza en nuestras instituciones, la clase política es la
que nos merecemos como sociedad, la clase política es la que emana de un ciudadano igual que
ustedes, unos con responsabilidad, otros sin la responsabilidad pública. Necesitamos como
sociedad vernos y reflejarnos en uno mismo para conducirnos con una actitud y una conciencia
que en actos refleje el combate a la corrupción, a la impunidad, a que todos seamos iguales al
tratamiento de la ley.
Y me da mucho gusto que esté el Poder Judicial aquí presente, porque si la justicia es el principio
fundamental del equilibrio, del orden de una sociedad, debemos de empezar por los justicieros, por
los impartidores de justicia, que lo hagan con conciencia y que sea la ley y no el poder económico
o el poder de otro orden, el que influya en la orientación de las decisiones de sus juicios. Hoy
reconocer a los buenos juristas, a los buenos impartidores de justicia y también señalar en su
conjunto quiénes no lo están haciendo, hoy los observatorios ciudadanos hay que darles la
relevancia que se requiere para escucharlos y por su puesto dentro de la mesa tomar decisiones
en conjunto que le convengan al colectivo o la sociedad a quienes servimos.
Por ello quiero decirles que este cambio de época lo entendemos y somos sensibles ante la
realidad, que si bien quedan dos años de mi administración, estoy seguro que habremos de dejar
un gran legado en el Sistema Anticorrupción que habrá de dar muestras fehacientes, sólidas, de
que vamos con todo y en serio, de que no vamos a tener ningún tipo de concesión ni
contemplación, y de que estaremos y saldremos con la frente en alto para cuando se nos audite
decir “actuamos de manera congruente con lo que nos exigió la ciudadanía”.
Soy un ciudadano más como gobernador y espero que los alcaldes, diputados, senadores, toda la
clase política salga así y podamos vernos de frente, cambiando las cosas, para poder consolidar
una mejor patria, un mejor futuro para nuestros hijos, que aprenden de lo que les enseñamos en
casa y que eso seguramente es lo que repliquen en el colectivo, en la sociedad.
No me resta sino reconocer y decirles que, sólo trabajando juntos y unidos, asumiendo nuestra
responsabilidad dentro de lo que nos corresponde, es cómo vamos a poder cambiar, como vamos
a combatir la corrupción y la impunidad para castigar a quién actúe mal y para que haya cárcel a
quién anteponga los intereses privados, sus intereses, a los intereses de los jaliscienses.
Por eso cuando el Presidente Enrique Peña Nieto lanzó este Sistema Anticorrupción, fuimos de los
primero estados en sumarnos y comenzar a trabajar en alinear nuestros esfuerzos con los del
Gobierno Federal.
El siete de diciembre pasado Transparencia Internacional, el Instituto Mexicano de Competitividad
y COPARMEX, señalaron la importancia de que los estados avancemos en la adecuación de un
marco legal y en la integración de los sistemas locales anticorrupción.
En Jalisco estamos respondiendo con hechos, la instalación de esta Comisión Interinstitucional
para la Implementación del Sistema Estatal Anticorrupción es una prueba de que el Gobierno del
Estado de Jalisco trabaja para que ningún funcionario, ningún organismo y ningún sector estén por
encima de los intereses de la sociedad que ya no aguanta, que está harta, que está cansada.
Les pido en ese sentido que trabajemos de manera transparente, que sumen sus aportaciones,
que la discusión sea abierta en el debate de inclusión, en todos los sectores, para que Jalisco sea
un referente nacional, internacional contra la corrupción en beneficio de nosotros y de nuestras
futuras generaciones.