You are on page 1of 110

Luis Miguel Suárez Villar es Ingeniero Civil, gra­

duado en la Opción Hidráulica de la Universidad


Central de Venezuela (U.C.V.). Ha efectuado varios
cursos de Post-Grado, entre ellos el de especialización
en Hidráulica en el Instituto Politécnico de Grenoble,
Francia.
Es miembro del Colegio de Ingenieros de Venezuela,
del Comité Venezolano de Grandes Presas y de la So­
ciedad Venezolana de Ingeniería Hidráulica, en la cual
desempeñó el cargo de Vicepresidente (1978-1979).
En el campo docente ha sido profesor de Obras
Hidráulicas durante varios artos en las Universidades
Santa María y Central de Venezuela, en esta última
también de Mecánica de los Fluidos. En el Centro Inte-
r americano de Desarrollo de Aguas y Tierras (CIDIAT),
Mérida, ha dictado los cursos de Obras de Toma, Des­
carga y Desviación en las Presas y Operación de Em­
balses durante los últimos artos a nivel de Post-Grado
Internacional. Estos cursos también han sido dictados
en varias oportunidades para la Sociedad Venezolana
de Ingeniería Hidráulica.
Desde su graduación como Ingeniero ha desempe­
ñado varios cargos, siempre en el campo de la Inge­
niería Hidráulica, entre ellos el de Director de Estudios
y Proyectos del Ministerio del Ambiente y de los Recur­
sos Naturales Renovables. ,
Ha participado en el proyecto, inspección o supervi­
sión de 34 presas, además de numerosos proyectos
hidráulicos de otros tipos.
Entre las-publicaciones que ha realizado cabe desta­
car las siguientes:
"Rectificación de Ríos Mediante el Corte de Me­
andros” (1971), “ Diseño Hidráulico de Obras de Toma
en Embalses" (1974), “ La Toma Selectiva Para Embal­
ses tipo O bhidra" (1975), “ Tomas de Agua con Desa-
renadores Automáticos" (1976), "Algunas Experien­
cias Recientes de Desviación de Ríos Durante la Cons­
trucción de Presas en Venezuela" (1978).
El Ing. Suárez ha participado en numerosos Congre­
sos Nacionales e Internacionales, en el'campo de las
Obras Hidráulicas.

- EDICIONES VEGA, s.r.l.


LCalle Sorbonb, Edificio Saturno
' Colinas -de Bello M onte :
CPelfs..,75?.29.57 - 752.30.68
:Caracas''l050-A, Venezuela
s y a M c o ] ^ . tot-a

Ingeniería
de Presas
OBRAS de TOMA, DESCARGA
y DESVIACION

L. M. SUAREZ VILLAR
INGENIERO CIVIL

RQDRlGtáUW»
|NQ. CIVIL ViSví
... '
I.
PRIMERA EDICION 1982
Derechos Reservados conforme a la Ley.
© L. M. Suárez Villar

Ningún fragmento de este libro


podrá ser reproducido en forma
alguna, sin previo permiso por escrito
de Ediciones Vega, s.r.l.

La presentación y disposición
en conjunto de la obra son
propiedad del Editor

Este libro ha sido realizado


bajo la dirección técnica del
Departamento de Producción
de Ediciones Vega, s.r.l.

PORTADA: Embalse Camatagua.


Edo. Guárico, Venezuela
Fotografía cortesía del Ministerio
del Ambiente.

Proyecto Gráfico: Iznaga & Asociados.


Fotocomposición: GRAFILIA, S. L.
Pajaritos, 19, Madrid-7.

I.S.B.N. 8 4 - 4 9 9 - 5 6 3 3 - 1
Depósito legal: M — 18190— 1982
Im prim e: M E L S A . Pinto (Madrid)
Ctra. de Fuenlabrada a Pinto, km 21,800
Im preso en España — Prlnted in Spain

EDICIONES VEGA, s.r.l.


Calle Sorbona, Edificio Saturno
Colinas de Bello Monte
Telfs. 752.29.57 - 752.30.68
Caracas 1050-A, Venezuela
DEDICATORIA
A Marta Isabel, Diego, Gonzalo,
Mamá y especialmente a la memoria
de mi Padre, quien me inculcó
la afición al estudio.

El Autor
RECONOCIMIENTO
A las varias personas, empresas y organismos que colaboraron conmigo
de diferentes maneras en las distintas fases de la elaboración de este
libro son todas ellas acreedores de mi gratitud.
Los Ingenieros Smeraldo Smeraldi, Hugo Montauti, José A. Uzcátegui,
Femando Trias, Alberto Loreto Ron, Germán Roo, Méndez Arocha,
Alonso Cuartin, Julio Aceituno, Miguel Palop, Eduardo Curiel, Angel
Pérez Saiz; las Empresas Vialpa, Wirth, Voest Alpine, Voith, Impregi-
lo; los organismos MARNR y EDELCA, todos los cuales proporciona­
ron fotografías*, comentarios y sus experiencias.
Al Dr. Carlos Flores Calcaño que me dió valiosos consejos en la elabora­
ción del Capítulo 2.
Al personal de la sala de dibujo del MARNR (y en especial al Sr. Alfre­
do Bencid), el cual elaboró en forma eficiente y desinteresada todos los
gráficos y dibujos que conforman la obra.
Mi especial gratitud al Dr. Luciano Kambo, quien de manera paciente,
metódica y minuciosa revisó los borradores y con su experiencia, cultura
e interés de la materia me ayudó notablemente en la versión final del
libro.
Finalmente un reconocimiento al Sr. Femando Vega, hoy el principal
editor en Venezuela de libros técnicos en las diferentes ramas de la Inge­
niería Civil, quien con su confianza, entusiasmo e iniciativa hizo posible
la culminación de varios años de trabajo en esta obra.
Luis Miguel Suárez Villar

* Las fotografías cuya fuente no aparece indicada al pie de las mismas,


fueron tomadas por el autor.
Prólogo
"Los movimientos de los Cuerpos Celestes, a pesar de su gran distancia de la Tierra, me kan
sido más fáciles de entender que los del agua, la cual está a mi alcance .
GALILEO GALILEI

Me ha complacido de manera muy especial la petición del colega y amigo, Luis


Miguel Sudrez Villar, al solicitarme la presentación de este libro suyo, dedicado al pro­
yecto de las obras hidráulicas, tema al cual ha consagrado con éxito su actividad pro­
fesional.
El lector y estudioso encontrará, con agrado, que el libro está redactado en un
lenguaje sencillo y sobre todo claro; los distintos capítulos que componen la obra pre­
sentan, con nítida sobriedad expositiva, las técnicas más modernas, tanto para el dise­
ño, como para la construcción de obras de toma, túneles, mecanismos de control, etc.
y están complementados por una abundante documentación fotográfica, gran parte
de la cual es obra del propio Autor.
Estoy seguro que el texto del Ing. Sudrez encontrará una favorable acogida y faci­
litará, en la importantísima etapa del diseño, la correcta aplicación de las pocas leyes
que la Hidráulica se ha dignado concedemos para obtener soluciones más prácticas y
convenientes de la multitud de problemas que se acompañan a las estructuras
hidráulicas.
Muchas veces esas soluciones no son inmediatas. Un procedimiento válido, no
siempre asequible, es recurrir al auxilio de modelos hidráulicos, los cuales pueden pro­
porcionar al proyectista valiosas informaciones sobre el comportamiento de la estruc­
tura, aunque los resultados de la investigación pueden, en ocasiones, aparecer de difí­
cil interpretación.
No obstante esta invalorable ayuda, y la otra que tenemos los Ingenieros de apo­
yamos en la experiencia obtenida por obras semejantes que han presentado un fu n ­
cionamiento satisfactorio, es muy raro, por no decir imposible, encontrar una estruc­
tura hidráulica importante que sea exactamente igual a otra. Es aquí entonces cuando
el Ingeniero debe suplir con su “ingenio lafalta de datos e interpretar elfenómeno f í ­

sico para que la estructura se amolde a él y no al revés, constituyendo ésta una de las
partes más difíciles del arte de proyectar.
Es por eso por lo que este libro representa un valioso aporte en el campo del dise­
ño de las construcciones hidráulicas en el cual precisamente no hay abundancia de
buenos textos modernos y sobre todo, en idioma castellano. Por lo tanto, es muy enco-
miable el esfuerzo realizado por el Ing. Sudrez al presentar a los técnicos de nuestro
país y, por qué no, de la América Latina, una experiencia valiosa, moderna y sintética
para provecho de estas disciplinas.
Auguro un gran éxito al amigo Luis Miguel por la publicación de su libro y ojalá
que sirva de ejemplo a otrosjóvenes profesionales para que, en un futuro próximo, po­
damos tener una buena bibliografía técnica venezolana en ese importante campo de la
Ingeniería.
Caracas, enero de 1982
Ing. Luciano M. Kambo
INDICES
Capitular
Alfabético
Indice Capitular
C a p ítu lo 1
INTRODUCCION, DEFINICIONES, GENERALIDADES 1 5.7 Diseño de Curvas en Conductos
1.1 Introducción 2 a Presión 206
1.2 Algunas Definiciones 2 5.8 Diseño de Curvas Verticales en Canales 207
1.3 Funciones de las Tomas y Descargas 3 5.9 Diseño de Transiciones en Canales 208
5.10 Diseño de los Disipadores de Energía 208

C a p ítu lo 2
C a p ítu lo 6
LOS MEDIOS DE CAPTACION DEL AGUA
EMBALSADA 5 DESVIACION DEL RIO DURANTE LA
CONSTRUCCION DE LA PRESA 217
2.1 Túneles 6
2.2 Conductos a través de los Terraplenes 6.1 Generalidades 218
de las Presas 34 6.2 Aspectos Hidrológicos 218
2.3 Conductos a través de las presas 6.3 Esquemas de Desvío en Presas de
de concreto 63 Materiales Sueltos 220
2.4 Canales a través de las Presas 64 6.4 Esquemas de Desvío en Presas
2.5 Bombeo sobre las Presas 66 de Concreto 241
6.5 Determinación de la Capacidad de
las Obras de Desviación 253
C a p ítu lo 3 6.6 Ataguías 260
HIDRAULICA DE LAS TOMAS, DESCARGAS Y 6.7 Problemas de Troncos y Ramas durante
OBRAS DE DESVIACION 69 el Desvío 260
6.8 Clausura de los Túneles y Conductos de
3.1 Flujo con Superficie Libre 70 Desvío 266
3.2 Flujo a Presión 79 6.9 Tránsito de las Crecientes por los
3.3 La Cavitación 93 Embalses 269

C a p ítu lo 4 C a p ítu lo 7
CONTROL DEL FLUJO, VALVULAS Y LOS SEDIMENTOS Y SU INFLUENCIA EN EL
COMPUERTAS 99 DISEÑO DE TOMAS Y DESCARGAS 275
4.1 Consideraciones Generales 100 7.1 El Problema de la Sedimentación
4.2 Compuertas 101 en los Embalses 276
4.3 Válvulas 143 7.2 Determinación del Nivel Muerto 279
4.4 Peso de los Equipos 176 7.3 Las Descargas de Fondo en los Embalses 288
4.5 Algunas Ideas 176

C a p ítu lo 8

C a p ítu lo 5 TOMAS PARA ABASTECIMIENTO URBANO 323

DISEÑO DE LOS DISTINTOS COMPONENTES 8.1 Introducción 324


DE TOMAS Y DESCARGAS 179 8.2 La Biología de los Embalses 324
8.3 Niveles de Captación 331
5.1 Forma de la Sección Transversal 8.4 Tomas Selectivas 333
del Conducto 180
5.2 Determinación del Area del Conducto 181
5.3 Materiales que se emplean en C a p ítu lo 9
los Conductos 185
TOMAS PARA CENTRALES HIDROELECTRICAS 357
5.4 Diseño de Rejillas 187
5.5 Diseño de las Entradas de los Conductos 197 9.1 Tipos de Centrales Hidroeléctricas 358
5.6 Diseño de Transiciones en Conductos 9.2 Diseño de Tomas para Centrales
a presión 201 Hidroeléctricas 371
Indice Alfabético

A Choque (Disipación), 211


Abastecimiento, 3 Chorro (Válvula), 124
Abastecimiento Urbano, 323 Chorro hueco (Válvula), 150
Abocinamiento, 197 Cilindricas (Compuertas), 136
Agua Viva, 9, 24, 31, 107, 108, 195, i, 210, Clausura (Túneles), 266
230, 266, 277, 283 Collares, 39
Aguja (Válvula), 145 Combinaciones, 258
Alcantarillas, 57 Componentes, 179
Alejadas de la Presa (Centrales), 369 Compuertas, 88, 100
Alineamiento (Túneles), 9 Conductos, 6, 34
Aliviadero, 3, 4 Conductos Forzados, 371
Alto Neverí, 232, 234, 267, 338, 344 Cono (Válvula), 155
Anclajes, 18 Construcción (Túneles), 12
Anillo, 122 Contaminación, 4
A pie de Presa (Centrales), 359 Contrapesos, 132
Area, 181 Control de Inundaciones, 3
Arrastre de Fondo, 276 Corrientes de densidad, 290
Articulada (Compuerta), 177 Costillas, 13, 17
Artillería, 17 Costos, 7, 257
Asentamiento (Conductos), 35 Creager, 85
Asientos (Compuertas), 110 Cresta, 3
Ataquía, 253, 260 Cuerpos Flotantes, 331
Atarigua, 28, 103, 202, 203, 206, 220, ;, 299, Curvas, 85, 206, 207
301 Curvas de Descarga, 71
Avances (Túneles), 13

B
Barrancas, 31 D
Biología, 324 De Almacenamiento (Centrales), 359
Blindaje, 26, 57 Definiciones, 2
Boca de Visita, 187 De Rebombeo (Centrales), 369
Boconó - Tucupido, 231, 236 Descarga, 3
Bolarque, 314, 372 Descargas de Fondo, 181, 287
Bombeo, 66 Descargas Eléctricas, 17
Bonne, 11 Deslizantes (Compuertas), 102
Borde Libre, 3 Desviación, 181, 183, 217
By-pass, 115 Detalles Constructivos, 28, 56
De Tubo (Válvula), 149
C Dez, 194
Cabora Bassa, 239 Disipadores, 208
Cálculo Estructural (Conducto), 56 Disposición, 101
Caja (Compuerta), 105 Distrófico, 326
Calidad del Agua, 331 Dos Cerritos, 26, 143, 154, 155, 226
Camatagua, 26, 120, 153, 335
Canal, 64, 70 E
Capacidad, 253 Elementos Geométricos, 72
Cargas, 21, 42, 48, 55 El Atazar, 342
Castrejon, 196, 360 El Cigarrón, 256
Caujarao, 278 El Cují, 57, 192
Cavitación, 93 El Guamo, 143
Centrales, 357 « El Guapo, 9, 19, 105, 207, 264
Chahabanou - Farah, 299 El Isiro, 66, 67
Chir - Yurtsk, 299 El Médano, 224
El Palmar, 350
El Zamuro, 192 .1
Emplazamiento (Túneles), 6
Ensayos, 293 Jet - Flow (Compuertas), 124 '
Entradas, 85, 197, 371 Juntas, 36
Esféricas (Válvulas), 171 Justin, 85
Esquemas de Desvío, 220, 241
Estribo, 3 K
Estructura, 28, 340 Kalinske, 118
Entrófico, 325 Kariba, 219, 242, 245
Excavación (Túneles), 12 Kirschmer, 84
Extracción de Sedimentos, 299 Kisiliev, 85
Expansiones, 88
L
F La Barca, 313
Fallas (Túneles), 10 La Becerra, 39
Fallas (Conductos), 34 La Estancia, 65
Fluyentes (Centrales), 358 Lagartijo, 116
Flujo a Presión, 79 Lagging, 18
Flujo Libre, 70 Lagos, 325
Formas de Flujo, 76 La Mariposa, 140, 277, 343
Fratel, 130, 198, 362, 364 Lasser, 17
Fricción, 80 La Tigra, 191, 353
Froude, 293
Funciones (Tomas), 3 M
Fundaciones (Conductos), 35 Macarao, 8, 13, 18, 27, 32, 33, 182, 279
Furadouro, 64 Manning, 70
Mariposa (Válvula), 162, 177
G Marston, 43
Gases, 330 Materiales, 185
Generación, 3 Masparro, 8
Generoso Campilongo, 195, 327 Maticora, 189, 204, 214, 335, 336
Geometría, 147 Memo, 260
Geosísmico, 23 Metales (Cavitación), 97
Ghrib, 319 Métodos de Cálculo (desviación), 254
Golpe de Ariete, 374 Métodos de las Corrientes, 310
Grandas de Salime, 146, 147, 314, 366 Métodos de las Ondas, 306
Guacamayal, 191, 212 Método Empírico (desviación), 254
Guaycal, 326, 328 Método Español, 299
Guías (Compuertas), 108 Método Probabilístico, 256
Guri, 64, 95, 182, 245, 249, 372, 377 Método Racional, 254
Monolitos, 252
H Mont - Cenis, 196
Hidráulica, 69 Moody, 81
Hidrología, 218 Motty, 308
Hoja (Compuerta), 105
Hollow - Jet, 150 N
Howell - Bunger, 155 Netzahualcóyotl, 268
New Bullards Bar, 269
I Niveles de Agua, 269
Ideas (Compuertas), 176 Niveles de Captación, 331
Ing. Hipólito Kwiers, 223 Nivel Máximo, 3
Ing. Martín Elvira, 39, 141, 187 Nivel Mínimo, 3
Integradas a la Presa (Centrales), 359 Nivel Muerto, 3, 279
Intrusión Salina, 4 Nivel Normal, 3
Inversiones, 257
Inyecciones, 28 O
Iril Emda, 319 Ocumarito, 129, 159, 195
Itaipú, 365 Oligotrófico, 326
Oued Fodda, 319
p
Pao • Cachiche, 336, 343 T
Pao La Balsa, 39, 122, 124, 224, 289 Tableros de Cierre, lOO, 140
Paradox, 146 Tacarigua, 106, 132
Pedregal, 58, 61, 157, 171, 196, 261, 264, 312, Tamanaco, 211, 328
320, 321, 354 Tapones, 266
Pérdidas de Energía, 77, 79 Techo Mínimo (Túneles), 6
Perfos, 20 Temperatura, 329
Pesos (Equipos), 176 Térmico, 17
Portales, 6 Termoclina, 329
Presa, 3 Tibi, 307
Presiones, 122 Tierras Blancas, 345
Proaza, 197, 313, 370 Tipos de Centrales, 358
Probabilidades, 257 Tiznados, 61, 62, 200, 224
Propiedades (agua), 83 Tocantins, 238
Proyección Negativa, 48 Toma, 3, 184, 287
Proyección Positiva, 47 Toma Obhidra, 346
Tomas Inclinadas, 342
R Tomas Selectivas, 333
Tomas para Centrales, 371
Radiales (Compuertas), 131
Radio Hidráulico, 292 Tomas Telescópicas, 351
Rapel, 105, 134, 141 Topos, 13
Rastrillos, 193 Torre - Tomas, 288, 333
Reducción Empírica de Areas, 280 Transiciones, 201, 208
Regipien, 75 Tránsito de Crecientes, 269
Rejillas, 84, 187 Transporte de Sedimentos, 298
Resina, 20 Transporte de Solución, 276
Revestimiento, 25, 30 Transporte en Suspensión, 276
Reynolds, 292 Troncos y Ramas, 188, 193, 260
Riaño, 240 Tubificación, 34, 38
Riego, 3 Tule, 34
Ring - Follower, 122 Túneles, 6
Robertson, 118 Turbidez, 330
Round - Butte, 376 Turbinas, 188
Rozadoras, 16
Rodillos, 127 U
Ruedas, 127 Universidad Simón Bolívar, 43
Rugosidad, 71, 82
V
S Vaciado, 4, 181
Salto Grande, 250, 251 Válvulas, 88, 143, 318, 374
San José de Guaribe, 311, 317 Velocidades, 190
San Juan, 106, 315 Ventilación, 116, 167
Santo Domingo, 15, 26, 137, 149, 174, 241, 302, Vista Alegre, 35
303, 305, 367, 375 Volumen Activo, 3
Sautet, 310, 308 Volumen Inactivo, 3
Schiffenen, 314 Volumen Muerto, 3
Sedimentos, 275 Volumen Total, 3
Serre Poncon, 313
Sección (Túneles), 25 Y
Sellos, 31, 36, 132, 163 Yacambú, 18, 225
Sobrecarga, 3
Socuy, 105, 142, 152 Z
Sostenimiento (Túneles), 17 Zanja, 46
Superficie Libre (Flujo), 180
INTRODUCCION, DEFINICIONES,
¿_so GENERALIDADES
Este primer capítulo constituye una breve introducción
al libro.
Se definen algunos conceptos básicos necesarios,
relativos a las obras de embalse y se presentan los
principales tipos de obras de toma y descarga de
acuerdo a sus funciones.
El capítulo está dividido en las siguientes partes:
1.1. Introducción.
1.2. Definiciones.
1.3. Funciones de las tomas y descargas.
de la voluntad de ios operarios de la presa e" •.-cuam
de la Hidrología), y por constituir este tema en s toda
una especialidad de considerable extensión que *a tía
sido objeto de numerosas(publicaciones. En los a «la­
CAPITULO 1 deros predomina generalmente el flujo con s u p e ro ®
libre. Este texto ha tratado de abarcar aquellos cc~ p o ­
nentes de las presas en los que predomina el 1;i _ a
INTRO DUC CIO N , DEFINICIONES presión, como lo son las obras de desviación, tama m
GENERALIDADES descarga.
En cuanto a la magnitud de las obras, se ha interna­
do cubrir todo el campo de acción del Ingeniero Pro­
yectista, desde pequeñas presas hasta las obras mas
1.1. Introducción grandes del mundo de este tipo, las cuales se citan e~
varios ejemplos.
El objetivo de este libro es el de proporcionar al pro­
yectista una guía práctica, o manual de diseño, que so­ Se ha tratado de dar al libro un carácter práctico
lucione en parte el problema de la excesiva y dispersa recurriendo a desarrollos teóricos solamente en aque­
bibliografía que es necesario consultar cuando se pro­ llos casos en que se considera indispensable. Mediante
yectan obras de toma, descarga y/o desviación en las numerosos gráficos, planos y fotografías se ilustran los
presas. diseños más característicos de estas obras y sus com­
portamientos, así como las experiencias del autor en
Para efectuar un proyecto de estas obras es necesa­ muchos años de recorrido por las presas, especialmen­
rio abarcar casi todas las ramas de la Ingeniería Civil te en Venezuela ’.
(Hidráulica, Hidrología, Mecánica de Suelos y Rocas,
Estructuras, Materiales, etc.), y también un buen núme­
ro de otras disciplinas (Geología, Biología, Química, In­
1.2. ALGUNAS DEFINICIONES
geniería Mecánica y Eléctrica, Metalurgia, etc.)
El libro trata de ajustarse en lo posible a la secuen­ Es importante establecer desde el principio algunas
cia del diseño de las obras destinadas a permitir la definiciones que permitan hablar el mismo idioma al
construcción de una presa, obras de desviación, tomas lector y al autor. Las definiciones que se dan a conti­
y descargas, estando estas últimas destinadas a ex­ nuación (en orden alfabético) han sido tomadas de la
traer el agua del embalse en forma voluntaria. No se terminología de la Comisión Internacional de Grandes
incluyen los aliviaderos por ser éstos, en esencia, obras Presas 2, algunas de estas definiciones se han ilustrado
de evacuación de excedentes en forma independiente en la figura 1.1.

FIGURA 1.1. Definición de términos.

2 ■ Ingeniería de las obras en presas


Aliviadero: V e rte d e ro , conducto, tú n e l, ca n a l u otra es­ Nivel mínimo de operación: Nivel m ás bajo hasta el
tru c tu ra d is e ñ a d a p a ra p e rm itir d e s c a rg a r con se­ cual puede desce n d e r el em balse y aún s e g u ir
g u rid a d los c a u d a le s de las c re c ie n te s cuando el p restando los s e rv ic io s fu n cio n a le s p re visto s.
em balse está lle n o .
Nivel muerto: Nivel m ínim o hasta donde puede v a c ia r­
Borde libre: D is ta n c ia v e rtic a l e n tre el n ive l norm al se el em balse (tom a o desca rg a m ás baja), por
del em balse y la c re s ta de la presa. gravedad.
Borde libre mojado: D ista n cia v e rtic a l e n tre el nivel Presa: B a rre ra c o n stru id a con el fin de a lm a ce n a r,
norm al y el n iv e l m á xim o del e m b a lse .
c o n tro la r y d e riv a r agua.
Borde libre seco: D ista n cia v e rtic a l e n tre el nivel má­
Sobrecarga: Volum en ocupado te m p o ra lm e n te po r el
xim o y la c re s ta de la presa.
agua en un em balse (creciente), p o r e n cim a del n i­
Cresta de la presa: C im a o parte m ás a lta de la pre­ vel norm al. Puede e xp re sa rse ta m b ié n con la d i­
sa. m ensión ve rtica l.
Cresta del aliviadero: La p arte m ás a lta de la sec­ Superficie del embalse: A rea s u p e rfic ia l del e m b a lse
ción de d e rra m e . m e d id a en un plano h o rizo n ta l a co ta del n ive l n o r­
Descarga de fondo: A b e rtu ra o c o n d u cto m ás bajo, m al.
bien sea a tra v é s o p o r los la d o s de la presa, que Toma: E structura en la ca ra aguas a rrib a de la presa,
p e rm ite d e s a g u a r el em balse. o d e n tro del em balse, para d irig ir el agua a un
Descarga de medio fondo: Igual a la a n te rio r, pero con d u cto confinado, túnel, canal o tu b e ría .
u bicada p o r e n c im a de una tom a o d e sca rg a más
Volumen activo: V olum en del e m balse p o r e n cim a del
baja.
a lm a ce n a m ie n to inactivo, que se puede u tiliz a r p a ­
Estribo: M a te ria l n a tu ra l no p e rtu rb a d o p o r d e b a jo de ra gen e ra ció n de energía, riego, a b a ste cim ie n to ,
la s u p e rfic ie de excavación, c o m p re n d id o e ntre la etc. No com prende la sobrecarga.
base de la p re s a y su cresta, c o n tra el cual son
co lo ca do s los e x tre m o s de la presa.
Volumen inactivo: V olum en del e m b a lse por e n cim a
del a lm a ce n a m ie n to m u e rto que no es u tiliz a d o en
Estribo derecho: El e s trib o a la d e re c h a de un obser­ la explotación no rm a l de la presa.
v a d o r que m ire h a cia aguas a bajo.
Volumen muerto: V olum en de agua y /o s e d im e n to a l­
Estribo izquierdo: El e s trib o a la iz q u ie rd a de un ob­ m acenado por d e b a jo de la tom a o d e sca rg a m ás
s e rva d o r que m ire hacia aguas a bajo. baja, y que no puede se r extraído del e m b a lse por
Nivel normal: N ive l del agua cu a n d o el em b a lse está g ravedad (no c o n fu n d ir con el vo lu m e n de s e d i­
lleno. m entos).

Nivel máximo: N ivel m á xim o del a g u a p re v is to en el Volumen total: Sum a de los vo lú m e n e s activo, in a c ti­
diseño. vo y m uerto en un em balse.

En el C apítulo 4 a p arecen a lg u na s d e fin ic io n e s adi­ g e n e ra lm e n te p re vio tra ta m ie n to o d e p u ra ció n , pa ra el


cio n a le s re la tiv a s a las vá lv u la s y co m p u e rta s de las a b a ste cim ie n to de la población.
tom as y d esca rg a s. En este caso la tom a y conducción suelen s e r co n ­
ductos a presión.
En el C apítulo 8 se estudian estas tom as.
1.3. FUNCIONES DE LAS TOMAS Y DESCARGAS c) Riego. Estas tom as sirve n para a b a ste ce r un s is ­
tem a de riego. La cond u cció n del agua a la zona de
La función p rin c ip a l de estas o b ra s en las presas es reg a d ío puede hacerse de va ria s m aneras:
la de p e rm itir la e x tra cció n del agua e m b a lsa d a para
sa tisfa ce r los p ro p ó s ito s de la obra. De a cu e rd o a sus c.1) D escargando agua de la tom a al canal p rin c ip a l
funcio n e s se pueden c la s ific a r las to m a s y descargas que la conduce y d is trib u y e al resto del s iste m a de rie ­
de la s ig u ie n te m anera: go.
c.2) D escargando agua al río, de donde se rá to m a d a
a) G enera ció n de energía. La o b ra de tom a se u tili­ aguas ab a jo m ediante una o bra de ca p tación, para se r
za para c o n d u c ir el agua hasta las tu rb in a s de una lle va d a a la zona de riego.
ce n tra l h id ro e lé c tric a , donde se tra n s fo rm a la energía
c.3) M ediante una tub e ría a p re sió n que, con o sin
h id rá u lic a en e n e rg ía e lé c tric a p a ra el consum o re si­
bom beo, conduzca el agua al siste m a de riego, el cual
dencial e in d u s tria l. Lo más com ún es que la tom a y
p o dría ser en este caso por aspersión.
conducción sean co n d u cto s a p re sió n .
Las tom as para rie g o no tienen re q u isito s e s p e c ia le s
Este tip o de to m a s se tra ta en el C a p itu lo 9.
que ju s tifiq u e n un c a p itu lo e specifico p ara su p royecto.
b) A b a s te c im ie n to urbano. En este caso la tom a A lo la rg o de los d ife re n te s capítulos que co n stitu ye n el
capta agua en el e m b a lse para su co n d u cció n a una lib ro , se pro p o rcio n a n los elem entos dé diseño y e je m ­
ciudad o ce n tro pob lad o , donde esa agu a es utilizada, plos co rre sp o n d ie n te s a este tipo de tom as.

Introducción, definiciones. Generalidades ■ 3


di Control de inundaciones. En estos casos si em ­ e.4) Mantenimiento de una profund-cac -ni remitía, (O*
balse permanece vacío o con un nivel bajo durante ia el río, aguas abajo de la presa para permitir ía nawetpit-
mayor parte del año, utilizándose para almacenar tem­ ción fluvial.
poralmente los volúmenes de agua que aportan las f) Vaciado del embalse. Por diversas razones, talles
crecientes en la época de lluvias. Esos volúmenes son como: necesidad de reparáciones, emergencia r^»i¡:,ircaidigi
descargados al río en forma controlada a través de las por la falla parcial de la presa, estribos u obras ane­
otoras de descarga de la presa, de manera que no pro­ xas, filtraciones imprevistas, etc., puede ser necesarwa
duzcan daños aguas abajo. vaciar el embalse. Para ello es deseable, siempre que
e) Mantenimiento de una corriente permanente en sea posible, contar con las obras de descarga que per­
el rio. Las obras de descarga se utilizan algunas veces mitan efectuar esta operación.
para mantener un cierto caudal en el cauce aguas aba­ En el Capítulo 5 se establecen los criterios de diseñe
jo de la presa, y así lograr los siguientes objetivos que deben cumplir las obras de descarga para este fin
principales:
g) Extracción de sedimentos. Las obras de descar­
e.1) Mantener la vida silvestre (peces y otros ani­ ga pueden cumplir en ciertos casos una labor de gran
males). importancia en la prolongación de la vida útil de los
e 2) Controlar la contaminación, principalmente embalses, ya que al ser diseñadas y operadas según
cuando aguas abajo del embalse existen zonas pobla­ ciertos criterios (los cuales son el objetivo principal del
das que descargan sus aguas servidas al río. En estos Capítulo 7) pueden permitir la expulsión de grandes
casos se trata de mantener un caudal mínimo sanitario cantidades de sedimentos que de otra forma se queda­
o de dilución de los efluentes de la zona poblada. rían en el embalse.
e.3) Control de la intrusión salina, cuando la presa h) Aliviadero. En algunos proyectos se utilizan las
está ubicada cerca de la desembocadura del río al obras de descarga en lugar del aliviadero o en combi­
mar Manteniendo un cierto caudal en el río se impide nación con un vertedero de emergencia (tapón fusible).
lia progresiva intrusión del agua salada en el acuífero En estos casos, el diseño debe permitir el cumplimien­
dle la zona de la desembocadura, lo cual puede afectar to de estas funciones junto con las propias de su carác­
en ciertos casos extensas zonas agrícolas que podrían ter de obra de descarga para otros fines como los ya
arruinarse por salinización de sus suelos. enumerados.

REFERENCIAS

1. «Diseño hidráulico de obras de toma en embalses». Ing. Luis Miguel


Suárez V. Sociedad Venezolana de Ingeniería Hidráulica. Caracas, julio
1974.
2. «Vocabulario de presas. Glosario de palabras y frases relacionadas con
las presas» Comisión Internacional de Grandes Presas. Traducción al
español de la edición revisada. Comité Venezolano de Grandes Presas.
Caracas, diciembre de 1970.

4 ■ Ingeniería de las obras en presas


LOS MEDIOS DE CAPTACION
DEL AGUA EMBALSADA
En este capítulo se exponen los diferentes m edios por
los que el agua puede se r captada de un em balse.
El capítulo se divide en las siguientes partes:
2.1. Túneles.
2.2. Conductos a través de los te rra p le n e s de las
presas.
2.3. Conductos a través de las presas de concreto.
2.4. C anales a través de las presas.
2.5. Bom beo sobre las presas.
La idea fundam ental de este capítulo es hacer un
a n á lisis de las características de cada una de las
form as de captación enum eradas y establecer los
elem entos necesarios para seleccionar la más
conveniente en cada caso, así com o los parám etros
para el diseño de la m ism a.
Tam bién se presentan los aspectos de la construcción
de estas obras y e jem p los de proyectos realizados.
verán más a d elante en este m ism o ca p itu lo, se liega a
la conclusión (Fig. 2.1) de que e x is tirá una c ie rta altura
de presa en cada caso p a rtic u la r, para la cual los cos­
tos de un túnel o de un con d u cto se rá n iguales. Para
C A P IT U L O 2 a ltu ra s de presa m ayores, el tú n e l re s u lta rá m ás eco­
nóm ico, y para a ltu ra s m e n o re s se rá m enos costoso
c o n s tru ir un conducto.
LOS MEDIOS DE CAPTACION DEL
AGUA EMBALSADA R esulta difícil d e fin ir la a ltu ra de presa H para la
cual los costos del túnel y del c o n d u cto son iguales
Cada caso que se co n sid e re te n d rá c a ra c te rís tic a s p a r­
tic u la re s que in c id irá n en los co sto s re su lta n te s, po r lo
que en cada p ro ye cto debe h a ce rse un a n á lis is co m p a ­
2.1. Túneles
ra tivo d e ta lla d o que p e rm ita e sc o g e r la m e jo r solu ció n .

En la fig u ra 2.1.c se p resenta el re s u lta d o del tra b a jo


2.1.1. Generalidades de in ve stig ació n efectuado p o r L a c a rra y M artínez 16.
La línea que a p a re ce en el g rá fic o se p a ra las dos zo ­
nas en que re su lta n m ás e co n ó m ico s tú n e le s o co n d u c­
En lo s v a lle s e s tre c h o s con ríos ca u d a lo so s re s u lta
c o m p lic a d o , d u ra n te la c o n s tru c c ió n de la presa, de s­ tos e nterrados, p a ra co n d icio n e s g e o ló g ic a s m edias. El
v ia r el río de su ca u ce d e n tro del m ism o va lle , d e b ido g rá fico es para costos u n ita rio s (p o r u n id ad de lo ngitud
al poco e sp a cio d is p o n ib le . La s o lu c ió n en estos casos de túnel o conducto) y puede u tiliz a rs e p a ra e s tim a c io ­
nes p re lim in a re s .
es la co n s tru c c ió n de un tú n e l a tra v é s de uno de los
e s trib o s .

U na v e z te rm in a d a la p re s a puede tra n s fo rm a rs e el
2.1.2. Selección del emplazamiento del túnel
tú n e l de desvío en o b ra de to m a p erm anente, m e d ia n te
la in s ta la c ió n de c o m p u e rta s y d e m á s eq u ipo s que p e r­
La e le cció n del e s trib o en el cual se va a c o n s tru ir el
m ita n la re g u la ció n del c a u d a l.
túnel depende p rin c ip a lm e n te de tre s fa cto re s: g e o lo ­
En p re s a s a lta s de tie rra y roca ésta es una s o lu c ió n gía, to p o g ra fía y a rq u ite c tu ra h id rá u lic a .
m uy u tiliz a d a por los p ro y e c tis ta s , d e b id o a que re s u l­
La e xp e rie n c ia d e m u e stra que la im p o rta n c ia de es­
ta, en g e n e ra l, m ás e c o n ó m ic a que la co n s tru c c ió n de
tos fa cto re s suele s e r en g e n e ra l en ese m ism o orden.
un c o n d u c to a tra v é s del te rra p lé n (Sección 2.2). Las
c a rg a s del te rra p lé n so b re los conductos e n te rra d o s En el diseño de un tú n e l, un a specto im p o rta n te a
son re la tiv a m e n te g ra n d e s, p o r lo cual los e sp e so re s c o n s id e ra r es la g e o lo g ía del s itio que a tra v ie s a su a li­
de c o n c re to y re fu e rz o s de a ce ro re su lta n costosos. neam iento. El co sto s e rá función del tip o de roca que
se encuentre en la excavación.
En p re s a s dé tie rra y ro ca de c ie rta a ltu ra ta m p o co es
p o s ib le to m a r el a g u a a tra v é s de un ca n a l (S ección 2.4). No su e le im p o rta r en la m a yo ría de los casos hacer
un túnel a lgo m ás la rg o si se tie n e la c e rte za de que
El b o m b e o po r so b re la c re s ta de la presa (S ección quedará en roca de c a lid a d s u p e rio r a o tra u bicación
2.5) re s u lta a n tie c o n ó m ic o c u a n d o las presas son a lta s para la cual re s u lta a lgo m ás co rto ; la d ife re n c ia en
y Jos c a u d a le s son g randes. costos de exca va ción c o m p e n sa rá en g e n e ra l la m ayor
longitud.
La d ife re n c ia fu n d a m e n ta l e n tre un túnel y un c o n ­
d u cto e n te rra d o está en las ca rg a s que debe s o p o rta r Un aspecto im p o rta n te es la e le c c ió n de los s itio s
su e s tru c tu ra . Tal co m o se v e rá m ás adelante, las c a r­ donde q u edarán ubicados los p o rta le s de e n tra d a y sa ­
gas q u e actúan so b re la e s tru c tu ra de un túnel d e p e n ­ lida.
den b á s ic a m e n te de las c a ra c te rís tic a s de la roca y de
En las in m e d ia c io n e s de los p o rta le s se tendrán los
las d im e n s io n e s de la s e cció n tra n s v e rs a l de la e xca ­
m ínim os re c u b rim ie n to s o «techo» de ro ca so b re el
va c ió n , y son, en g e n e ra l, una fra c c ió n pequeña del pe­
túnel. Si la roca en estas zonas no es co m petente, se
so to ta l de la m asa de roca u b ica da sobre el túnel.
podrá te n e r una ca rg a s im ila r a la de un conducto en­
En lo s conducto s e n te rra d o s (S ección 2.2) actúan c a r­ terra d o , es d e cir, el peso to ta l de la m asa de roca u b i­
gas a p ro x im a d a m e n te ig u a le s al peso del m a te ria l c o ­ cada so b re el túnel.
lo c a d o e n c im a de ellos.
Se puede a fro n ta r esta s itu a ció n de dos m aneras d is ­
P ara un m ism o d iá m e tro in te rio r (Fig. 2.1), el costo tintas:
de la e s tru c tu ra del tú n e l se rá en la prá ctica in d e p e n ­
a) Existe una re g la práctica, sa ca d a de la e x p e rie n ­
d ie n te de la a ltu ra de la presa, m ie n tra s que la e s tru c ­
cia, la cu a l e sta b le ce que es n e c e s a rio te n e r un techo
tu ra de un condu cto e n te rra d o a u m e n ta rá de costo en
m ínim o de 3 d iá m e tro s 1 para a s e g u ra rs e de que la ex­
fo rm a d ire c ta m e n te p ro p o rc io n a l a la a ltu ra H del te ­ cavación se c o m p o rta e s tru c tu ra lm e n te com o túnel y no
rra p lé n .
com o conducto e n te rra d o (Figs. 2.2 y 2.3).
Si se c o n sid e ra que el s itio de p re sa es apto tanto Diseñando los p o rta le s de esta m a n e ra el c á lcu lo de
p a ra la co n stru cció n de un tú n e l co m o de un conducto, la estru ctu ra in te rn a de concreto se hace bajo la hip ó ­
y sin a n a liz a r por a h o ra o tra s co n s id e ra c io n e s que se tesis de que el c o m p o rta m ie n to es com o túnel, según

6 ■ Ingeniería de las obras en presas


A.— CARGAS EN TUNEL Y CONDUCTO EQUIVALENTES

COSTO UNITARIO DE TUNEL Y CONDUCTO

B.— COSTOS PARA DISTINTAS ALTURAS DE PRESA


ALTURA DE LA PRESA (m)

C.— COMPARACION DE COSTOS UNITARIOS (POR METRO DE LONGITUD) PARA CONDICIONES


GEOLOGICAS NORMALES (16)

FIG U R A 2.1. C om paración entre túnel y conducto en presas de m ateriales sueltos.

Medios de captación del agua embalsada ■ 7


el procedimiento que se indica en la Sección 2.1.4 para b) Si no se efectúa la excavación a cielo abierto
estimar las cargas. que se indica en la figura 2.2, se debe suponer que el
túnel en esa zona soporta toda la carga de la roca su­
Toda la zona exterior se excava a «cielo abierto».
perior, comportándose como un conducto enterrado
Cuando se utilice esta solución debe tenerse muy en (Figs. 2.5, 2.6 y 2.7).
cuenta que al efectuar la excavación del portal se pue­
de desestabilizar el talud, y para evitar derrumbes pue­
de ser necesaria la construcción de una pantalla con La elección de la solución «a» o «b» depende de las
anclajes, cuyo costo supere el del túnel calculado como condiciones de cada caso particular y, en general, será
conducto enterrado (tal como se expone a continua­ un problema de tipo económico que consistirá en se­
ción) (Fig. 2.4). leccionar el menos costoso de los dos procedimientos.

FIGURA 2.4. Pantalla anclada para estabilizar


el corte del portal de entrada de la presa
Masparro, Venezuela.

FIGURA 2.3. Portal de entrada al túnel de


desvio y toma de la presa. Macarao, Distrito
Federal, Venezuela.
FIGURA 2.5. Com portam iento de la zona del
p o rta l com o conducto enterrado.

En ro ca de buena c a lid a d el techo m ín im o puede se r que se p ro fu n d iza en la m ontaña; a dem ás a le ja n d o el


b a sta n te m eno r de 3 D (Tabla 2.1). túnel de la presa se d ism in u ye n los efectos n egativos
p ara la e sta b ilid a d del te rra p lé n y del estribo, p ro d u c i­
Es n e ce sa rio re s p e ta r el techo m ínim o fija d o , no só lo dos por las posibles filtra c io n e s de agua en a q u e llo s
en los p o rta le s sin o ta m b ié n en c u a lq u ie r p a rte del tú ­ tú n e le s q u e funcionan a presión.
nel. A lg u n a s veces el a lin e a m ie n to se d e fin e en base
al c u m p lim ie n to de esta co n d ició n . A dem ás de respetar el te ch o m ín im o es n e ce sa rio
a s e g u ra rs e m ediante estudios del te rre n o (p e rfo ra c io ­
D ebe tra ta rs e que el a lin e a m ie n to del tú n e l pen e tre nes y geofísica) que todo el tú n e l q u e d a rá excavado en
lo m ás que sea p o s ib le d e n tro del m acizo. La c a lid a d roca. En c ie rto s casos pueden p re s e n ta rse suelos y/o
de la roca, salvo c ie rta s e xcepciones, m e jo ra a m e d id a a luvión in te rca la d o s en el a lin e a m ie n to , los cuales es

FIGURA 2.6. Túnel de desvío y toma de la presa de


Agua Viva. Venezuela. Portal de entrada

FIGURA 2.7. Portal de entrada del túnel de


desvío y toma de la presa El Guapo, Venezuela.

Medios de captación del agua embalsada » 9


A-PLANTA

TOPE DE ROCA

B-SECCION A-A
C-SECCION B-B

FIGURA 2.8. Túnel excavado en aluvión al atravesar un curso


de agua (por estimación incorrecta del tope de la roca).

conveniente evitar*. Este caso puede suceder cuando En caso de atravesar obligatoriamente una falla, de­
se atraviesan cauces secundarios los cuales, aunque ben tomarse precauciones en cuanto al cálculo estruc­
pequeños, pueden presentar un espesor de material tural del túnel. En especial debe tenerse en cuenta que
aluvial en su lecho mayor que el supuesto (Fig. 2.8). a través de la zona triturada de la falla puede trasmitir­
se a la parte exterior del revestimiento toda la presión
Hay que tener especial cuidado con las zonas de hidrostática del embalse y aún presiones bastante ma­
antiguos derrumbes. Si no se conoce bien el espesor yores si la falla se encuentra saturada hasta la superfi­
de los materiales sueltos, se corre el riesgo de trazar cie del terreno.
el túnel a través de ellos (Fig. 2.9).
Los portales de entrada y salida deben ubicarse en
Se debe prever también la posibilidad de atravesar lo posible sobre el nivel máximo estimado de las aguas
antiguos valles rellenados de material de cobertura, en el río durante el tiempo que dure la construcción,
especialmente cuando se proyectan túneles de gran con el objeto de impedir que las crecientes inunden el
longitud 2 (Fig. 2.10). túnel antes de ser puesto en servicio, lo que podría
acarrear pérdidas económicas (instalaciones, equipos,
Debe evitarse en la medida en que sea posible, que
etc.), y riesgos para la seguridad del personal. Además
el túnel atraviese fallas geológicas, especialmente si
de ubicar los portales por encima del nivel máximo de
éstas son activas. En los bordes de las fallas se en­
agua esperado, es conveniente hacer un dique de pro­
cuentra generalmente roca triturada, descompuesta o
tección en la entrada del túnel con el material prove­
de calidad inferior al resto, lo cual puede introducir
niente de la excavación (Fig. 2.11), el cual proporciona
fuertes cargas en el túnel, existiendo además el peligro
una protección adicional contra las crecientes.
de desplazamientos. Adicionalmente la zona triturada
de la falla puede estar saturada y causar serios proble­ Si no se ha completado la excavación y el túnel tiene
mas de drenaje y de presiones durante la construcción. pendiente en el sentido del flujo es más importante la

10 ■ Ingeniería de las obras en presas


I

FIGURA 2.9. Túnel excavado en m aterial suelto de antiguo derrumbe.

FIGURA 2.10. Antiguo valle rellenado, atravesado por


un túnel en el rio Bonne interior, Isere, Francia (2).

Medios de captación del agua embalsada m 11

r
DRENAJEPOR GRAVEDAD

FIGURA 2.12. Drenaje de los túneles sujetos a inundaciones.

protección en el portal de entrada que en el de salida, a altas tem peraturas y luego se procedía a lanzar agua
pues si el túnel se inunda por el portal de entrada es fría contra el frente; de esta manera la roca se agrieta­
necesario sacar el agua m ediante bombeo, mientras ba y era excavada manualmente con picos y palancas.
que en la zona del portal de salida drena por gravedad Los rendim ientos eran muy bajos, alcanzando menos
(Fig 2.12). de 3 m por sem ana \
Si el túnel va a funcionar como canal, por razones Este método ha quedado en desuso en la actualidad.
hidráulicas, debe dársele una cierta pendiente en el
b) Por perforación y voladura: Se conoce también
sentido del flujo. Cuando se efectúa la excavación des­
como el «Método Convencional», por ser el más utilizado
de ambas bocas esta pendiente perm ite el drenaje de
en la actualidad.
las filtraciones de la roca del extrem o aguas abajo, el
extrem o aguas arriba deberá drenarse por bombeo. M ediante barrenos neumáticos se perfora una serie
de o rificios en el frente de ataque del túnel (Figs. 2.13 y
En los túneles que funcionan a presión se pueden 2.14). Estos o rificios tienen longitudes y espaciam iento
dar pendientes hacia ambos portales para drenar por va riab les dependiendo del tipo de roca y de las dim en­
gravedad, especialm ente cuando se esperan fuertes fil­ siones de la sección del túnel (de 1,50 a 4 m).
traciones en la roca. Una vez term inada la perforación, se coloca dinam ita
en los huecos y se detona en form a defasada, prim ero
las cargas centrales, y a continuación las periféricas,
2.1.3. Construcción de túneles para lograr una mayor eficiencia en la voladura. El
defasaje suele ser del orden de fracciones de segun­
La excavación do. Efectuada la voladura, se ventila el túnel, mediante
m angueras de aire a presión, para así extraer las partí­
Existen diferentes técnicas para excavar túneles: culas de polvo y los gases tóxicos (Fig. 2.15).
a) Por cambios bruscos de tem peratura: Un método Se recoge el m aterial ya sea m ecánicam ente o a ma­
muy utilizado en la antigüedad, consistía en hacer una no, y se extrae del túnel en cargadores, vagones o cin­
hoguera junto al frente de avance para calentar la roca tas transportadoras.

FIGURA 2.13. Esquem a de p e rfo ra c io n e s p a ra v o la d u ra s.

12 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 2.14.
P erforación y
carga de dinam ita. Túnel
de la Presa de Macarao,
Venezuela. (Cortesía del
Ing. Hugo Montauti P.)

Una vez d e s p e ja d o el fre n te de e sco m b ro s, se c o lo ­


can los so p o rte s te m p o ra le s de la roca (p a ra e v ita r de­
rru m b e s ), se e xtie n d e n lo s s e rv ic io s (agua, luz, aire,
rie le s , etc.) y se re p ite n u e v a m e n te el c ic lo (Fig. 2.16).

T odas estas a c tiv id a d e s d e b e n e fe ctu a rse en el o r­


d en in d ica d o y no se p u e d e c o m e n z a r una de e lla s sin
h a b e r te rm in a d o las a n te rio re s . El co n ju n to de a c tiv id a ­
des indica d a s co n s titu y e un c ic lo o «round», y se re p ite
en fo rm a suce siva hasta la te rm in a c ió n de la e xca va ­
ció n del túnel.

C uando se u tiliz a n a n c la je s p a ra el s o s te n im ie n to en
lu g a r de c o s tilla s , el c ic lo o «round» se m o d ifica . La
o p e ra c ió n de e re c c ió n de s o p o rte s (a n cla je s) va antes
de la re m o ció n de e s c o m b ro s . Los a n cla je s deben c o lo ­
c a rs e lo antes p o s ib le p a ra e v ita r la d e s c o m p re s ió n de
la roca.
M e d ia n te este m é to d o se pueden o b te n e r avances
co m p re n d id o s e n tre 2 m /d ía y 20m /día. Un v a lo r bastan­
te usual es unos 7m /día.

c) P e rfo ra ció n a S e cció n C om pleta. Las m á q u in a s


de excavación de tú n e le s c o m e n z a ro n a se r u tiliz a d a s
en los años 60, y el n ú m e ro de túneles que se excava

CARGA REMOCION DE COLOCACION EXTENSION DE


PERFORACION V O LA D U R A V EN TILA C IO N
(DINAMITA) ESCOMBROS DE SOPORTES LOS SERVICIOS

UN C IC LO O "ROUND

FIGURA 2.16. Esquem a de c ic lo s en la e xca vació n c onvencional.

Medios de captación del agua embalsada ■ 13


FIGURA 2.17. Topo « W irth » durante e l m o n ta je en la fábrica.
(Tomada del catálogo Wirth (14)).

con este m étodo a um enta día a día 3. Estas m áquinas La m á quina se apoya m e d ia n te gatos h id rá u lic o s en
co n siste n básica m e n te (Fig. 2.17) en un disco g ira to rio las p a re d e s del túnel ya c o n s tru id o y de esta m anera
del m ism o d iá m e tro del tú n e l,-e n el cual se e ncuentran puede e je rc e r gna gran p resión c o n tra el fre n te de ata­
unos sa lie n te s a b ra sivo s de gran dureza (tungsteno- que. La fo rm a de d e sp la za m ie n to de la m áq u in a se in ­
c a rb id e ), que el d isco al g ira r a p lic a a presión co n tra la dica en la fig u ra 2.18.
ro ca del fren te de excavación.
La m áquina g ira a unas 10 re vo lu cio n e s por m inuto y Con estas m áquinas sólo se pueden excavar se ccio ­
a u to m á tica m e n te va e x p u lsan d o hacia atrás el m a te ria l nes c irc u la re s , las cuales son las más usadas en p ro ­
que va desga rran d o , el cual es re co g id o en fo rm a co n ­ yectos h id rá u lico s. El s o s te n im ie n to te m p o ra l de la ro ­
tin ú a por co rre a s tra n s p o rta d o ra s que, o bien lo sacan ca es m e n o r que en los túneles e xcavados con vo la d u ­
del túnel directam ente, o lo desca rg a n en vagones o ras d e b ido a que la excavación no afecta prá ctica m e nte
ca m io n e s para su extra cció n . las zonas circ u n v e c in a s (Fig. 2.19).

14 ■ Ingeniería de las obras en presas


A. A ca b a d o de la roca e xca va da con topo
(Tomada del Catálogo Wirth (14)).
FIGURA 2.18. Esquem a d e l m é to d o de avance
de un topo.
(Tomada del Catálogo Wirth (14)).

Las s u p e rfic ie s de la roca excavada con «topos» q u e ­


dan con un acabado lis o y u n ifo rm e que e lim in a p rá c ti­
cam ente las so b re e xca va cio n e s que o c u rre n cuando se
u tiliz a el m étodo c o n ve n cio n a l.

Esto tra e com o c o n se cu e n cia una n o ta b le econom ía


en el v o lu m e n de co n cre to del re v e s tim ie n to d e fin itiv o
del túnel.

Las m á q u in a s de e xca va r tú n e le s tie n e n com o v e n ta ­


ja s p rin c ip a le s la v e lo cid a d y la econom ía.

Se han lle g a d o a o b te n e r ra ta s de avance de e x ca va ­


ción de hasta 70 m /d ia . El re n d im ie n to que se puede
o b te n e r es función p rim o rd ia l de la h o m o g eneidad y de
la re s is te n c ia de la roca a la c o m p re n s ió n sin c o n fin a ­
m iento 3. La m áxim a e fic ie n c ia se lo g ra al exca va r en
rocas con rg siste n cia s c o m p re n d id a s e n tre 350 k g /c m 2
y 560 k g /c m 2. En general se pueden u tiliz a r estas m á­
quinas en rocas con re s is te n c ia s de hasta 1,750
k g /c m 2; p ara rocas más re siste n te s su uso suele re s u l­
ta r en la a ctu a lida d a n tie co n ó m ico (Fig. 2.20). Las c ifra s
a n te rio re s y la fig u ra 2.20, deben to m a rs e en fo rm a in ­
dica tiva ; la te cnolo g ía en este cam po avanza en fo rm a
B. A ca b a d o de la roca p o r el m é to d o
ráp id a y es m uy p o sib le que en poco tie m p o estos v a ­
c o n v e n c io n a l. Túnel de la p re sa de
lores re su lte n anticuados, lo cual p odría suceder para Santo D om ingo, V e n e zu e la (Cortesía del Ing. José A.
la fecha de p u blica ció n de este lib ro . Uzcátegui).
Con las m áquin a s d e (exca va ción de tú n e le s se lo g ra FIGURA 2.19, C o m pa ra ció n e n tre lo s a cabados
una m ayor econom ía respecto al m étodo de vo la d ura s. de la roca e xca va da con topo y p o r e l m étodo
De un e stu d io co m p a ra tiv o e n tre tú n e le s c o n stru id o s co n ve ncion a l.

Medios de captación del agua embalsada m 15


o
o
<r
¡r
H
UJ
z
UJ
o.
UJ
o
<t
£
a:

( K g /c m *}

RESISTENC IA A LA COMPRESION SIN CONFINAMIENTO DE LA ROCA

FIGURA 2.20. Rata aproximada de penetración de un «fopo»,


en función de la resistencia de la roca (3).

por am bos m étodos en los Estados U n idos (64.3 km de


tú n e le s e xcavados con el m étodo c o n v e n c io n a l y 35.9
km e xcavados con «topos») se o btuvo, en prom edio,
que los tú n e le s e xca va d o s con «topos» re s u lta ro n un 50
p o r 100 m ás e co n ó m ico s que los e xca va d o s con v o la ­
d u ra s 3.

Es de e s p e ra r que en los p ró x im o s años se logren


p ro g re sos n o ta b le s en el p e rfe c c io n a m ie n to de estos
equipos, y no es d ifíc il p re ve r el uso u n iv e rs a l de estas
m áquinas en un fu tu ro cercano.

Estos e q u ipo s son p a rtic u la rm e n te ú tile s en túneles


de gran lo n g itud , tal com o los de tra s v a se de una cuen­
ca a otra.

FIGURA 2.21. Rozadora «Alpine» d) E xcavación con rozadoras. Las m á q u in a s rozado­


(Cortesía de Alpine (15)). ras consisten en un bra zo h id rá u lic o a rtic u la d o que tie ­
ne en su e xtre m o dos ruedas p a ra le la s con sa lie n tes
a b ra s iv o s (Fig. 2.21), que g iran im p u ls a d a s por un ac­
c io n a m ie n to e le ctro m e cán ico .

Un so lo o p e ra rio m aneja desde una p la ta fo rm a el


brazo a rtic u la d o , a p lic á n d o lo co n tra la s u p e rfic ie del
fre n te de exca va ción . El brazo puede d e s p la z a rs e tanto
h o rizo n ta l co m o ve rtic a lm e n te , d e s g a rra n d o los fra g ­
m entos de roca del fre n te de avance. Los fragm entos
caen so b re una p la ca de acero (Figs. 2.21 y 2.22) en
cuya parte ce n tra l hay una c o rre a tra n s p o rta d o ra que
los lleva hacia la p a rte p o s te rio r de la m áquina, donde
son ca rg a d o s en va g o n e s o c u a lq u ie r o tro sistem a de
tra n sp o rte . Los fra g m e n to s que caen so b re la plancha
son em p u ja d o s h a cia la co rre a tra n s p o rta d o ra m e d ia n ­
te dos brazos m e cá n ico s situados a am bos lados de
e lla (Fig. 2.21).
La m á quina se d e sp laza sobre orugas.

16 ■ Ingeniería de las obras en presas


PLANCHA METALICA

FIGURA 2.23. Esquema indicativo del método térmico.

e) T écnicas fu tu ra s . Se están e x p e rim e n ta n d o en la No se debe co n fu n d ir esta té c n ic a de exca va ción de


a ctu a lida d v a rio s m é to d o s re v o lu c io n a rio s de excava­ tú n e le s, que quizás pueda se r a p lic a d a e c o n ó m ic a m e n ­
ció n de tú n e le s, a lg u n o s de los c u a le s pod ría n re su lta r te en el futuro, con la u tiliz a c ió n del la s s e r pa ra co n tro l
a p lic a b le s e c o n ó m ic a m e n te en el fu tu ro . to p o g rá fic o del a lin e a m ie n to de los tú n e les. Este ú ltim o
c o n tro l se u tiliza a m p lia m e n te en la a ctu a lid a d , ya que
A lg u n o s de e sto s m étodos son: el ra yo la sse r to m a la fo rm a de una lín e a lu m in o sa
p e rfe cta m e n te recta, m ed ia n te la cual se v e rific a el a li­
M étodo té rm ic o : C o n siste en la n z a r lla m a s a gran n e a m ie n to con toda p re cisió n .
te m p e ra tu ra c o n tra el fre n te del tú n e l h a sta fu n d ir la
roca. Se a p lic a e n to n c e s una p la n cha m e tá lic a con la D escargas e lé ctrica s: Se ha o b s e rv a d o 3 que h a c ie n ­
fo rm a de la s e c c ió n in te rn a del tú n e l, a g ra n presión do de sca rg a s e lé ctrica s de g ra n in te n sida d en la roca,
c o n tra el fre n te d e a va n ce de m a n e ra de d e s p la z a r por ésta se fra ctu ra en bloques y puede se r e xtra íd a del
lo s bo rd e s de e s ta p la n ch a la roca fu n d id a (Fig. 2.23). m a cizo p o r m edios m ecánicos sim p le s.

Una p arte de e sta ro ca c ris ta liz a al e n fria rs e en la V o la d u ra continua: Un p e rfe c c io n a m ie n to 3 del m é to ­


p e rife ria del tú n e l, fo rm a n d o una e s tru c tu ra de so ste n i­ do co n ve n cio n a l de vo la d u ra s, a p lic a b le a tú n e le s de
m iento. Los d e s p e rd ic io s se ría n pequ e ñ o s, p o r lo que g ra n sección, co nsiste en d iv id ir el tú n e l m e d ia n te es­
no habría m ucho m a te ria l que tr a n s p o r ta r 3’ 4. cudos de protección en cu a tro s e cto re s s e p a ra d o s (Fig.
2.24).
R ayos la s s e r: E stos rayos, en un tie m p o de 10 segun­
dos, d e s in te g ra n p rá c tic a m e n te la roca en el punto de De esta m anera el p e rso n a l y e q u ipos tra b a ja n en
su a p lic a c ió n 3. fo rm a co ntinua y no por tu rn o s o «rounds», a u m e n tá n ­
dose la eficiencia.
Este m étodo re s u lta en la a ctu a lid a d a n tie c o n ó m ic o a
Uso de <<A rtille ría »: Se han e fectuado ensayos 4 d is ­
causa de la g ra n ca n tid a d de e n e rg ía que consum e.
p a ra n d o p ro ye ctile s de co n cre to de 4 kg de peso, a una
v e lo c id a d de 1,700 m /seg, c o n tra el fre n te de e xca va ­
ción. Com o resu lta d o se obtuvo la re m o ción de una to ­
n e la d a de roca por cada p ro y e c til d isp arado.

En la actualidad esta té cn ica p re se n ta p ro b le m a s re ­


la tiv o s a la in te rfe re n c ia e n tre los d is p a ro s y las la b o ­
re s de re m o ció n de escom bros, y ta m b ié n en cuanto a
la vid a útil de los cañones que se u tiliza n .

S o s te n im ie n to P r o v is io n a l

D ependiendo de la c a lid a d de la ro ca puede se r ne­


c e s a rio o no in sta la r algún tip o de s o s te n im ie n to p ro v i­
sio n a l durante la con stru cció n del túnel.

Uno de los sistem as de s o s te n im ie n to m ás u tiliz a d o s


FIGURA 2.24. Esquem a d e l m é to d o de co n siste en in sta la r p e rfile s tip o «doble T» de acero.
vo la d u ra co n tin ua . (Figs. 2.25, 2.26, 2.27 y 2.28).

Medios de captación del agua embalsada ■ 17


Estos p e rfile s c o n s titu y e n un e n c o s tilla d o cuya sepa­ O tro siste m a m uy u tiliz a d o p ara el s o s te n im ie n to de
ra ció n depende de la c a lid a d de la roca y la anchura la roca es el de co n cre to la n za d o y a n clajes. Se p e rfo ­
de la excavación. C uando la roca está m uy fra ctu ra d a , ra la roca hasta lle g a r a una zona que no ha sido afec­
p a ra e v ita r el d e s p re n d im ie n to de fra g m e n to s entre tada p o r la excavación; se in sta la n b arras de a nclaje
c o s tilla y c o s tilla , se co locan planchas o lá m in a s de las c u a le s tienen p o r fu n ció n so s te n e r la roca afectada
a ce ro (la g g in g ) (Figs. 2.27 y 2.28). por la exca va ción , o zona d e s c o m p rim id a , y fin a lm e n te
se p ro te g e el techo del túnel con co n cre to lanzado y
Para fa c ilita r la co lo ca ció n , J a s c o s tilla s se instalan
una m a lla de re fu e rzo si es n e c e s a ria (Fig. 2.29).
en segm entos que se unen entre sí m e d ia n te pernos.
En la a ctu a lid a d ya no se acepta en los tú n e le s para
o b ra s h id rá u lic a s el s o ste n im ie n to te m p o ra l con m ade­ El c o n c re to lanzado ha c o n s titu id o un gran avance en
ra, ya que to d o s estos tú n e le s van re c u b ie rto s de con­ la c o n stru cció n de túneles. Es d o s ific a d o con a c e le ra ­
cre to y el e n c o s tilla d o p ro v is io n a l de s o s te n im ie n to du­ d o re s de fra g u a d o m e d ia n te los cuales se log ra que
rante la c o n s tru c c ió n pasa a fo rm a r p a rte p o s te rio r­ a lc a n c e una ele va da re s is te n c ia en corto tiem po, por
m ente del re fu e rz o m e tá lic o del concreto; la m a d e ra se esta razón no puede e la b o ra rs e en una m ezcladora
d e te rio ra con los años y por lo tanto es in d e sea b le co n ve n c io n a l, sino que el agua se le agrega en la pun­
d e n tro del re v e s tim ie n to de fin itivo. ta del lanzador.

18 ■ Ingeniería de las obras en presas


ANCLAJES

F I G U R A 2.29. Esquem a d e l so ste n im ie n to con a n cla je s


y c o n cre to proye cta d o .

Medios de captación del agua embalsada ■ 19


Un tipo de anclaje bastante utilizado por los cons­ Posteriorm ente se cubre la plancha y la tuerca con
tructores de túneles es el sistema «Perfo» (Fig. 2.30), el concreto lanzado para evitar la corrosión.
cual consiste en un tubo ranurado de diám etro lige ra ­
mente inferio r al o rificio perforado en la roca, que se Otro tip o de anclaje, de uso más reciente, es el de
introduce relleno de m ortero de cemento en dicha per­ cápsulas de resina, el cukl sim p lifica notablemente las
foración. operaciones necesarias para su instalación 13. En lugar
de usar m ortero de cemento para la fijación de la barra
A continuación se hace entrar a presión una barra de a la roca, se introducen en la perforación una o varias
acero con estrías dentro del tubo ranurado, la cual ex­ cápsulas constituidas por una m em brana de plástico
pulsa el m ortero hacia Ja roca a través de las ranuras, que contiene en su interior dos resinas epóxicas sepa­
rellenando toda la perforación. Una vez que el m ortero radas. Una vez introducidas, se rom pen, haciendo pre­
ha fraguado se aprieta firm em ente la tuerca o prim ien­ sión con la barra del-anclaje, con lo cual las dos resi­
do la plancha m etálica (que se indica en la figura 2.30), nas son forzadas a llenar el espacio com prendido entre
contra la roca. la barra y la perforación, al m ism o tiem po que se mez-

B
COLOCACION DEL TUBO RANURADO INTRODUCCION DE LA BARRA DE ANCLAJE
LLEN O DE MORTERO FRESCO EL MORTERO OCUPA TODO E L ESPACIO

PLANCHA

COLOCACION DE PLANCHA Y TUERCA


(TENSADO )

FIGURA 2.30. E tapas en la in s ta la c ió n de a n c la je s tip o «perfo».

2 0 ■ Ingeniería de las obras en presas


R OT UR A DE L AS CAPSULAS
I NSERCI ON DE LAS C A P S U L A S CON LA BARRA DE ANCLAJE

• RESI NA FRAGUADA

COLOCACION DE P LA N CH AY TUERCA
( T ENSADO)

FIGURA 2.31. Etapas en la instalación de anclajes


utilizando cápsulas de resina.

clan e n tre si, p ro d u c ié n d o s e el fra g u a d o en pocos m i­ 2.1.4. Estimación de cargas


nutos. Este p ro c e d im ie n to es bastante m ás sim p le , rá ­
p id o y e c o n ó m ic o que el siste m a «Perfo» (Fig. 2.31).
Uno de los p ro b le m a s más d ifíc ile s que debe e n fre n ­
El m éto d o de s o s te n im ie n to con a n c la je s y concreto ta r el p royectista es la e stim ación de las ca rg a s de ro­
lanzado es e s p e c ia lm e n te útil eci roca m uy fisu ra d a , en ca que van a actuar sobre la e stru ctu ra del túnel.
la cual el s o s te n im ie n to con c o s tilla s re s u lta c o m p lic a ­
La in fo rm a ció n de que se d ispone cuando se va a
do d e b id o a la p ro x im id a d n e ce sa ria e n tre ellas.
c a lc u la r el re v e s tim ie n to suele ser vaga, basada la m a­
Los a n c la je s se u tiliz a n tam bién en a q u e llo s túneles yo ría de las veces s o la m e n te en una g e ología de su­
en que la roca se d e s c o m p rim e rá p id a m e n te y co m ie n ­ p e rfic ie . Lo re co m e n da b le en estos casos es d ise ñ a r
za a c a rg a r en c o rto tie m p o so b re la e s tru c tu ra de sos­ v a ria s secciones típ ic a s de re v e s tim ie n to y una vez e x­
te n im ie n to . cavado el túnel se puede d e te rm in ar, de acuerdo con
el estado en que apa re zca la roca, cuál de esas s e c c io ­
En estos casos los anclajes, e s p e c ia lm e n te los de
nes usar en cada p a rte del m ism o.
cá p su las de re sin a , s,e pueden c o lo c a r en un tiem po
bastante m e n o r que las c o stilla s, e v itá n d o s e la d e s­ Las cargas de la roca sobre la estru ctu ra de s o s te n i­
c o m p re sió n de la roca. m ie n to suelen e stim a rse en base a la e x p e rie n c ia con

Medios de captación del agua embalsada ■ 21


TABLA 2.1

V a lo re s típ ico s de ca rg a s de roca en los tú n e le s, según P ro c to r y W hite 5


i

Carga de la roca Observaciones


Condición ae la roca
«R

1. D ura e in ta cta . 0 Se re q u ie re un m ín im o re v e s tim ie n to so la m e n te


si se d e sp re n d e n fra g m e n to s.

2. Dura, e s tra tific a d a o e squistosa. 0 a 0.5 8 S oporte lig e ro .

3. M asiva, m o d e ra d a m e n te fra c tu ra ­ 0 a 0.25 8 Las c a rg a s pu e d e n v a ria r e rrá tic a m e n te de un


da. punto a otro.

4. En b lo q ue s y la m in a d a m o d e ra d a ­ 0.25 8 a 0.35 (8 + H) No e xiste p re s ió n la te ra l.


m ente.

5. M uy d iv id id a en b lo q ue s y lá m i­ 0.35 a 1.10 (8 + H) Poca o n in g u n a p re s ió n la te ra l.


nas.

6. C o m p le ta m e n te tritu ra d a pero 1.10 (B + H) C o n s id e ra b le p re s ió n la te ra l. El a flo ja m ie n to del


q u ím ica m e n te intacta. piso del tú n e l a causa de la in filtra c ió n de
agua hace n e c e s a rio in s ta la r un s o p o rte c o n ti­
nuo p ara la p a rte in fe rio r de las c o s tilla s , o
in s ta la r c o s tilla s c irc u la re s .

7. Roca que a p rie ta , p ro fu n d id a d 1.10 a 2.10 ( B + H ) F uerte p re sió n la te ra l. Se necesitan re fu e rzo s en


m oderada . el piso. Se re co m ie n d a n c o s tilla s c irc u la re s .

8. Roca que a p rie ta , g ra n p ro fu n d i­ 2.10 a 4.50 (B + H)


dad.

9 Roca e xp a n siva . Hasta 80 m, sin im p o r­ Se re q u ie re n c o s tilla s c irc u la re s . En casos e xtre ­


ta r el v a lo r de (B + H). m os, p re v e r e sp a cio p ara la expansión.

(ESPESOR DE ROCA
QUE DEBE SER
SOSTENIDA)

F IG U R A 2 .3 2 . N o m en c la tu ra de las ca rg a s de roca en los túneles.

22 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 2.33. T únel de d esvío y tom a de la p re s a A g u a Viva, V enezuela.

tú n e le s ya c o n stru id o s . En la ta b la 2.1 se p re s e n ta n va­ Una ve n ta ja de tip o c o n s tru c tiv o re fe re n te a los tú n e ­


lo re s típ ico s de c a rg a s p a ra el diseño e s tru c tu ra l, re fe ­ les de e x p lo ra c ió n es que se fa c ilita n o ta b le m e n te la
rid o s a la n o m e n c la tu ra de la fig u ra 2.32. c o n stru cció n del tú n e l d e fin itiv o . En p rim e r lugar, p ro ­
C om o podrá o b s e rv a rs e , el m étodo de e s tim a c ió n de p o rcio n a n una excelente v e n tila c ió n y adem ás fa c ilita n
las ca rg a s es b a sta n te e m p íric o e im p re c iso . Es im ­ las v o la d u ra s ; los tacos de d in a m ita se colocan en la
p re s c in d ib le , por lo tanto, co n ta r en todo p ro y e c to de p e rife ria y el m a te ria l es e xp u ls a d o por la e xp lo sió n
tú n e l con la a se so ría de un g e ó log o e x p e rim e n ta d o en hacia el c e n tro (Fig. 2.33).
este tip o de tra b a jo .
La fo rm a m ás ra cional de e s tim a r las cargas se lo ­
En a lg u no s casos, cu a n d o la im p o rta n c ia d e l p ro y e c ­ g ra h a cie n d o un estudio g e o s is m ic o p a ra d e te rm in a r,
to lo ju s tific a , o cu a n d o hay gran in c e rtid u m b re sobre una vez excavado el túnel, la lla m a d a «zona descom ­
la c a lid a d de roca en la cual qu e d a rá u b ica d o el túnel, p rim id a » , es d e cir, a q u e lla m asa de roca que rod e a la
sé pro ce d e a la e xca va ció n de un túnel de s e cció n más excavación, y afectada por ésta se d e s c o m p rim e o se
p e q u e ñ a al pro ye cta d o y con su m ism o a lin e a m ie n to , el a flo ja , s ie n d o su sce p tib le de g ra v ita r so b re el re v e s ti­
cu a l se d e n o m in a tú n e l de e xp lo ra ció n (Fig. 2.33). m iento.
De esta m anera, es p o s ib le hacer un e s tu d io g e o ló g i­ El m étodo g e o s is m ic o se basa en la p ro p ie d a d de las
co d e ta lla d o en to d a su lo n g itu d y d e te rm in a r e xa cta ­ ondas e lá s tic a s de p ro p a g a rse a v e lo c id a d e s V, que
m ente las fa lla s, zo n a s de ro ca de buena o m a la c a li­ son p ro p o rc io n a le s al m ódulo de e la s tic id a d E del m e­
dad, etc. Es p osib le , en to n ce s, e le g ir el s itio m ás a p ro ­ d io (roca). C uando las ondas pasan de un m a te ria l a
p ia d o para in sta la r, p o r e je m p lo , la c á m a ra de co m ­ o tro se re fle ja n o se refractan en la in te rfa se sig u ie n d o
puertas, la cual tra n s m ite g ra n d e s fu e rza s a la masa las leyes de la ó ptica (Fig. 2.34).
ro co sa c ircu n d a n te y d ebe e s ta r en una zo na de roca
de la m e jo r c a lid a d p o sib le . La u tiliz a c ió n p rá ctica de este p rin c ip io depende de
que e xista una d ife re n c ia n o ta b le e n tre las velo cid a d e s
La p rin c ip a l ve n ta ja de los tú n e le s de e x p lo ra c ió n es de p ro p a g a ció n de las ondas e n tre los dos m edios,
que perm ite n d e te rm in a r en fo rm a p re cisa la calidad siendo V, y V x esas ve lo cid a d e s.
de la roca en cada s itio y, co m o co n se cu e n cia , es posi­
ble e stim a r con m ás e x a ctitu d las cargas que actuarán C o n sid e re m o s el caso re p re s e n ta d o en la fig u ra 2.34,
so b re el túnel d e fin itiv o . R esulta, entonces, p o s ib le d i­ en el cual la zo n a d e s c o m p rim id a tie n e un e sp e so r D.
s e ñ a r en fo rm a ó p tim a el s o s te n im ie n to p ro v is io n a l y el En este caso te n d re m o s que V 2> V r En los puntos G ,,
re v e s tim ie n to d e fin itiv o del túnel. G 2, G 3, etc., se instalan g e ófonos e lé ctrico s que per-

Medios de captación del agua embalsada • 23


EXPLOSION

FIGURA 2.34. M étodo g e o sísm ico , d ia g ra m a de la p ro p a g a c ió n de la s ondas e lá s tic a s .

m iten d e te c ta r el in sta n te de lle g a d a de las ondas que


se p ro d u ce n en el punto A, m e d ia n te un golp e fu e rte o
una e x p lo s ió n . Los tie m p o s de lle g a d a son re g istra d o s
p o r un in s tru m e n to e le c tró n ic o al cu a l van conectados
los g e ó fo n o s (Fig. 2.35).

Las o n d a s son irra d ia d a s en to d a s d ire c c io n e s a p a r­


tir del pun to A y p a ra un geófono dado, (G 2), se pueden
te n e r tre s tra y e c to ria s : d ire c ta m e n te p o r la s u p e rficie
in te rio r del tú n e l con una v e lo c id a d V según la recta
A G 2. La o n d a pue d e re fle ja rs e en el punto S de la in ­
te rfa se , s ig u ie n d o una tra y e c to ria A BG 2 con una v e lo c i­
dad V v F in a lm e n te , la tra y e c to ria p u e d e se r AC con ve­
lo cid a d V y re fra c ta rs e p a ra le la m e n te a la in te rfa se con
v e lo c id a d V 2, según la ruta CF, y v o lv e r a re fra cta rse
en a lg u n a irre g u la rid a d de la in te rfa s e (punto F), si­
g u ie n d o el tra y e c to FG 2 con v e lo c id a d V .

FIGURA 2.35. M étodo ge o sísm ico , a p a ra to que


re g is tra la lle g a d a de la s ondas e lá s tic a s .

En re su m e n , a ca d a geófono lle g a rá n las ondas en


fo rm a d ire c ta , re fle ja d a o re fra cta d a : c u á l de estas tres
ondas lle g a rá p rim e ro depende de las d im e n sio n e s
A G 2, O y de las v e lo cid a d e s V, y V .

In te rp re ta n d o g rá fic a m e n te el fe n ó m e n o (a plicando
las leyes de la ó p tica ) se puede d e te rm in a r el espesor
D de la roca d e s c o m p rim id a con una p re c is ió n del 95
por 100.

FIGURA 2.36. C o n stru cció n d e l re v e s tim ie n to


d e l tú n e l de la P resa A g u a Viva, V enezuela.
•5

2.1.5. Diseño del Revestimiento vista constructivo, las secciones con fondo plano o se-
mi-plano son más fáciles de excavar ya que facilitan el
Una vez excavado el túnel, se procede a colocar el desplazamiento de personas y equipos. La tendencia
concreto que constituirá el revestim iento definitivo del actual es hacia las secciones circulares tanto exterior
mismo. En la actualidad la tendencia es cada día ma­ como interiormente, debido al uso cada vez más fre­
yor a re ve stir internam ente todos los túneles básica­ cuente de máquinas de rotación en la excavación (to­
mente por las siguientes razones (Fig. 2.36): pos).
a) Al proporcionar un revestim iento liso interior dis­
minuye la rugosidad, y por lo tanto, las pérdidas de
energía en el flujo. Asim ism o se dism inuye la tenden­
Cargas para el diseño
cia a la cavitación en flujos de altas velocidades.
a) De la roca. Las cargas de roca sobre el revesti­
b) El revestim iento proporciona el sostenim iento es­ miento definitivo pueden ser determ inadas por alguno
tructural d efinitivo que soportará las cargas externas e de los métodos indicados en la sección 2.1.4.
internas a que estará som etido el túnel durante su vida
b) Hidrostática interior. Cuando el túnel funciona
útil.
como canal las cargas son pequeñas y, en general, se
c) Al reve stir el túnel se reducen notablemente las desprecian para el cálculo, ya que pueden ser resisti­
filtraciones de agua hacia el m acizo, especialm ente en das por cualquier tipo de roca. Cuando el túnel funcio­
los túneles que funcionan a presión. na a presión puede transm itir cargas considerables a
la roca circundante, pero, en general, la mayoría de las
rocas son capaces de soportar estas presiones sin re­
Forma de la sección vestimientos internos. Cuando las rocas son fisuradas o
poco resistentes en la zona cercana al portal de salida,
se debe diseñar un revestimiento capaz de resistir la
En los túneles que funcionan a presión la m ejor sec­
presión hidrostática interna sin tom ar en cuenta la con­
ción h id rá u lica es la circular. Cuando el funcionamiento
tribución de la roca.
es como canal la sección en herradura, o con fondo
plano es más conveniente. En el extremo aguas arriba de un túnel a presión, las
presiones internas se compensan con las externas pro­
Desde el punto de vista estructural la m ejor sección
ducidas por la infiltración del agua del em balse en las
que puede darse a un túnel es la circu la r, tanto interior
fisuras de la roca; por el contrario, en el extremo
como exteriorm ente. Las secciones más usadas en los
aguas abajo debe considerarse la situación más desfa­
túneles se indican en la figura 2.37.
vorable, que corresponde al caso en el cual la presión
Estructuralm ente el com portam iento empeora en el interna no es compensada por ninguna presión exte­
orden indicado por la figura 2.37 6. Desde el punto de rior.

Medios de captación del agua embalsada ■ 25


A lg u n o s in g e n ie ro s su e le n u tiliz a r co m o n o rm a de d i­
seño, c a lc u la r e s tru c tu ra lm e n te el e s p e so r del re ve sti­
m ie n to de c o n c re to p a ra que sea ca p a z de re s is tir por
sí so lo to d a la p re s ió n h id ro s tá tic a in te rn a en la zona
del p o rta l de s a lid a , a p a rtir del pu n to don d e la p resión
p ro d u c id a p o r el peso del m a te ria l s o b re el túnel es
m e n o r o ig ual que 1,5 ve ce s la p re s ió n h id ro s tá tic a in ­
te rn a 7.

El c o n c re to p o r sí so lo no otre ce la g a ra n tía de se r
to ta lm e n te im p e rm e a b le ; el p ro p io m a te ria l (concreto)
tie n e una c ie rta p e rm e a b ilid a d (del o rd e n de 10“ 9 cm /
seg) adem ás es p o s ib le que existan fis u ra s y juntas
d e fe ctu o sa s por las c u a le s pueda e sca p a rse el agua
d e b id o a la p re s ió n e x is te n te en el tú n el. E stas filtra c io ­
nes de a g u a c e rc a d e l p o rta l de s a lid a , p o d ría n afectar
la e s ta b ilid a d de la la d e ra y aún del ta lu d aguas abajo
de la p re sa (p re sa s de tie rra ), si éste se encu e n tra lo
s u fic ie n te m e n te ce rc a n o . Por estas ra zo n e s es aconse­
ja b le in s ta la r un b lin d a je de ace ro en el in te rio r del
tú n e l (Fig. 2.38), o lo que es m e jo r to davía, e q u ip a r la
p a rte fin a l del m ism o con una tu b e ría de ace ro visita-
FIGURA 2.38. B lin d a je d e l tú n e l de to m a de la b le (Figs. 2.39 y 2.40). Esto su e le h a ce rse desde la m i­
P re sa S a n to D om ingo, Venezuela. (Cortesía del tng. tad del tú n e l (o d e sd e el e je de la presa), hasta el por­
José A. Uzcátegui). tal de s a lid a .

FIGURA 2.39. Túnel con co n d u cto visita b le . FIGURA 2.40. T únel con co n d ucto v is ita b le .
P resa Dos C e rrito s, V enezuela. P re sa de C am atagua, Venezuela.

2 6 ■ Ingeniería de las obras en presas


estructural, además al ser visitable (exteriorm ente e in­
teriorm ente si su diámetro lo permite) se facilitan las
operaciones de mantenimiento.
La alternativa de blindar el túnel (Fig. 2.38) suele uti­
lizarse cuando por condiciones de funcionam iento hi­
dráulico no es posible reducir la sección. En estos ca­
sos el blindaje de acero sirve de encofrado interno pa­
ra el vaciado de concreto. Es necesario tener en cuen­
ta que si el estribo se encuentra saturado y por alguna
circunstancia es necesario vaciar el túnel, el blindaje
de acero podría aplastarse a causa de la presión h¡-
drostática exterior que pudiera transm itirse a través de
las fisuras o juntas defectuosas del concreto. Para evi­
tar esto debe construirse un revestim iento de acero ca­
paz de soportar estructuralm ente estas cargas, ya sea
m ediante anillos de rigidez, o m ediante anclajes que
transm itan las cargas del blindaje al concreto, el cual
se diseñará para resistirlas (Fig. 2.41).
En el tram o de túnel blindado cercano al portal de
salida no se efectúan inyecciones de contacto (Sección
2.1.6) en el techo del túnel, con lo cual queda un espa­
cio entre el concreto y la roca por donde drena hacia
el exterior el agua subterránea del estribo, dism inuyen­
do o elim inando por completo las presiones exteriores
sobre el blindaje.
c) Hidrostática exterior. Debe tenerse muy en cuen­
ta que el agua del embalse o de la lluvia puede in fil­
trarse a través de las grietas y ejercer una presión
muy superior a la carga de la roca sobre el revesti­
miento del túnel.
FIGURA 2.41. A n c la je s d e l b lin d a je a l co n cre to . En los túneles que funcionan como canal el problem a
T únel de la P re sa de M acarao, V e nezuela. se resuelve haciendo perforaciones de drenaje en el
techo para a liviar esta presión exterior (Fig. 2.42).
Con cualquiera de estas dos soluciones se garantiza En los túneles que funcionan a presión es necesario
la elim inación total de fugas de agua. La elección de dim ensionar el revestimiento para poder resistir esta
una u otra depende del espacio disponible y de las presión exterior. La hipótesis de cálculo más utilizada
condiciones de funcionam iento hidráulico; en general, es suponer que el túnel está vacío (cuando esto sea
la segunda es más ventajosa, pues la tubería no está posible), y que exteriormente actúa una presión hidros­
som etida a presión exterior, lo que sim plifica su diseño tática que varía a lo largo del túnel en form a lineal,

PERFORACI ONES
DE D R E N A J E

FIGURA 2.42. D re n a je de agua s u b te rrá n e a en tú n eles


que tu n cio n a n co m o canal.

Medios de captación del agua embalsada ■ 2 7


.]
desde la carga total del embalse en el portal de entra­ para diferentes tipos de cargas, tanto interiores como
da, hasta cero en el portal de salida. exteriores. Mediante las tablas que aparecen en dicho
trabajo se puede diseñar estructuralm ente el revesti­
Una vez determ inadas las cargas se deben analizar
m iento 6.
por separado todos los casos posibles que se puedan
presentar en la vida del túnel y diseñar el revestim ien­
to para las condiciones más destavorables.
2.1.6. Detalles constructivos

Cálculo de la estructura Inyecciones de contacto


El «Bureau of Reclamation» de los Estados Unidos, Cuando se vacía concreto en una sección de túnel,
ha publicado un excelente trabajo de investigación que nunca existe un buen contacto entre el concreto y el
perm ite conocer la distribución de esfuerzos en varias techo de roca de la excavación, por efecto de la retrac­
secciones típicas de túneles o conductos enterrados ción durante el fraguado. Para garantizar una unión fir-

M O R T E R O DE C E M E N T O

FIGURA 2.44. In ye ccio ne s de co n ta cto

28 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 2.45. A n ill o de in y e c c io n e s p a ra e v it a r filtraciones.

me e n tre el re v e s tim ie n to y el te ch o de roca y para A nillos de inyecciones


e v ita r fu g a s de a gua del e m b a lse p o r esa zona, la cual
c o n s titu y e un v e rd a d e ro canal p a ra las filtra c io n e s , una En las zonas do n d e el fu n c io n a m ie n to del tú n e l cam ­
vez que el c o n cre to ha a lca n zad o su re s is te n c ia de d i­ bia de p re sió n a canal (cám aras de co m p u e rta s) es
seño se deb e p ro c e d e r a e fe c tu a r in y e c c io n e s de c e ­ c o n ve n ie n te in c lu ir en el d ise ñ o un a n illo p e rim e tra l de
m ento en el co n ta cto con el te ch o . P ara tal fin se dejan in ye ccio n e s de cem ento a p re sió n (Fig. 2.45).
en esa zona tubo s de unos 5 cm de d iá m e tro a p ro x im a ­
Estas in ye ccio n e s form a n una b a rre ra al paso de las
dam ente (F ig .'2.43), a tra vé s de los c u a le s se inyectan
filtra c io n e s en las rocas fisu ra d a s, que e vita el flu jo
una m ezcla flu id a de a re n a -cem e n to y agua a p re sió n
desde la parte del túnel a p re sió n , a tra v é s de alguna
(Fig. 2.44).
g rie ta en el con cre to , o alguna ju n ta defectuosa, al tra ­
Estas in ye ccio n e s de contacto, d e p e n d ie n d o de la m o de túnel, que fun cio n a com o canal aguas abajo de
p re sió n que se use, sirve n ta m b ié n p a ra s e lla r las fis u ­ la cá m a ra de com puertas.
ras de la ro ca en la p e rfie ria del tú n e l lo g rá n d o se de
La m ism a s itu a ció n o cu rre cu a n d o el túnel tie n e un
esta m a n e ra un aum ento de la re s is te n c ia de la m ism a.
t
b lin d a je in te rio r aguas abajo de la c á m a ra de c o m p u e r­
La p re s ió n m á xim a a u tiliz a r en las in ye ccio n e s debe tas. Tam bién se debe hacer un a n illo de inyecciones
se r in fe rio r a la de diseño del re v e s tim ie n to . p a ra d is m in u ir las pre sio n e s e x te rio re s del agua sobre

Medios de captación del agua embalsada ■ 29


I

VACIADO DE VACIADO DE L A CLAVE

INYECCIONES DE CONTACTO

FIGURA 2.46. Etapas en el revestimiento de los túneles.


Nota: No se in d ic a n las c o s tilla s n i el a c e ro de re fu e rz o estructural.

el b lin d a je cu a n d o las co m p u e rta s están ce rra d a s y el m ie n to , para lo cual se u tiliz a g e n e ra lm e n te un en co ­


tra m o b lin d a d o se e n cu e n tra v a c io (a p resió n atm osfé­ fra d o m e tá lico con una a rtic u la c ió n en la p a rte s u p e rio r
rica). m e d ia n te la cual pu e d e s e r p le g ad o y d e sp la z a d o a la
se cció n s ig u ie n te (Fig. 2.48). Tal co m o ya se ha m en­
c io n a d o se de ja n v a rio s tubos en la p a rte s u p e rio r de
cada va ciado para las in ye ccio n e s de contacto. F in a l­
C onstrucción d e l re ve stim ie n to
m ente cuando el c o n c re to ha fra g u a d o y a lc a n z a d o su
re s is te n c ia de d ise ñ o se efectúan dichas inyecciones.
El re v e s tim ie n to in te rio r de los tú n e le s de de svio y
tom a su e le c o n s tru irs e una vez que ha te rm in a d o la Cada va ciado de co n cre to su e le te n e r una lo n g itud
exca va ción . D u ra n te el m o vim ie n to de tie rra es bastan­ no m a yo r de 9 m. P ara e v ita r fugas de agua e n tre los
te c o m p lic a d o v a c ia r concreto a ca u sa de la in te rfe re n ­ va cia d os lo n g itu d in a le s se instalan ta m b ié n s e llo s de
cia de los d is tin to s equipos. gom a sin bulbo ce n tra l (Figs. 2.49 y 2.50).
La fo rm a m ás u tiliz a d a por los co n s tru c to re s para
in s ta la r el re v e s tim ie n to se in d ic a en la fig u ra 2.46.
Ejemplo 2.1.
En p rim e r lu g a r se vacia el c o n c re to del piso del tú­
nel (Fig. 2.47), d e ja n d o un s e llo de go m a sin bulbo c e n ­ En la fig u ra 2.51 A, B y C, se in d ica el p ro ye cto del
tra l, el cual tie n e la función de e v ita r fu g a s de agua en tú n e l de la P resa M acarao, D. F., V enezuela. El túnel
la ju n ta entre los dos vaciados. Una vez que el co n cre ­ está ubicado en el e s trib o izq u ie rd o de la presa, tiene
to del piso ha fra g u a d o se vacía el re sto del re v e s ti­ una lo n g itud de 536 m y un d iá m e tro in te rn o de 2.50 m.

30 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 2.50. Túnel te rm in a d o . P resa Agua
Viva, V e nezuela.

El tú n e l cu m p le en to ta l 4 funciones:

a) D esviación del río d u ra n te la c o n s tru cció n de la


presa.
b) Tom a de agua p ara el acu e d u cto de la ciu d a d de
C aracas.
c) V a cia d o del e m b a lse en casos de e m e rg e n cia .
d) L le n a d o del e m b a lse p o r bom beo.
Las v á lv u la s de co n tro l del flu jo están u b icadas en la
zo n a del p o rta l de sa lid a , p o r lo que el túnel fu n cio n a a
p re s ió n en toda su lo n g itu d . La ca rg a de agua en el e m ­
b a lse es 85 m (sobre el tú n e l). Los ú ltim o s 100 m etros
de lo n g itu d van b lin d a d o s p a ra e v ita r fugas de agua a
p re s ió n hacia la m ontaña. A guas a rrib a del b lin d a je
hay una c o rtin a de in ye ccio n e s y un a n illo de d re n a je
p a ra e v ita r que el agua e x te rio r e je rz a pre sión so b re el
b lin d a je .

SELLO DE GOMA 0 PLASTICO

FIGURA 2.49. S e llo de gom a sin b u lbo c e n tra l en ju n ta s de c o n s tru c c ió n .

Medios de captación del agua embalsada ■ 31


<3?
L >

B. S E C C I O N L O N G I T U D I N A L
Medios de captación del agua embalsada

F IG U R A 2.51
8
C o in c id ie n d o con el e je de p re sa existe o tro a n illo Las p o sib le s causas de fa lla s en c o n d u cto s e n te rra ­
de in ye ccio n e s , cuyo p ro p ó s ito es im p e rm e a b iliz a r el es­ dos son:
trib o
1. A g rie ta m ie n to excesivo o c o la p s o de la e s tru c tu ­
Las fig u ra s 2.3, 2.14, 2.15, 2.26 y 2.41, ilu stra n d ife ­ ra, causados por las cargas e x te rio re s o ase n ta m ie n to s
re n te s asp e cto s de este p ro ye cto . e xcesivos, cu a n d o el conducto fu n c io n a com o canal, lo
cual tra e com o c o n se cu e n cia un a rra s tre del m ate ria l
del te rra p lé n h a cia el in te rio r del c o n d ucto, a tra vé s de
2.2. CONDUCTOS A TRAVES DE LOS las g rie ta s o fra c tu ra s del m ism o, p ro vo ca n d o la fa lla
TERRAPLENES DE LAS PRESAS de la presa.

2. A g rie ta m ie n to o fra c tu ra de la e stru c tu ra por


2.2.1. Generalidades efecto de la p re s ió n in te rio r (c o n tro le s aguas abajo), o
a se n ta m ie n to s exce sivo s y e sca p e de agua a presión
Se co n s tru y e n co n d u cto s p a ra o b ra s de tom a, d e s v ia ­ del ducto al te rra p lé n p ro d u c ie n d o la fa lla del talud
ción y d e sca rg a , a tra v é s de las pre sa s de tie rra (Figs. aguas abajo de la presa.
2.52 y 2.97) p o r a lg u n a de las sig u ie n te s razones:
3. T u b ific a c ió n e n tre el te rra p lé n y el e x te rio r del
1. La co n d ic ió n g e o ló g ic a de los e strib o s no es ade­ conducto, ya sea p o r una c o m p a cta ció n d e ficie n te en la
cuada p a ra la c o n stru cció n de un túnel. zona de contacto o por la fo rm a c ió n de g rie ta s en el
2. El d iá m e tro n e ce sa rio h id rá u lic a m e n te es d e m a ­ te rra p lé n causadas por a se n ta m ie n to s d ife re n c ia le s . A
sia d o pequ e ñ o y re su lta a n tie c o n ó m ic o a m p lia rlo hasta tra vé s de estas zonas se fo rm a una vía p re fe re n cia l
el ta m a ñ o m ín im o c o n s tru c tiv o n e c e s a rio para la e x c a ­ para el escape del agua del e m b a ls e , la cual puede
va ció n de un túnel. o rig in a r una e ro s ió n re g re siva que te n g a com o conse­
cuencia la d e s tru c c ió n de la presa.
3. El cond u cto e n te rra d o , aun te n ie n d o un d iá m e tro
re la tiv a m e n te g rande, re s u lta m ás e conóm ico que un Los conductos e n te rra d o s al fa lla r o rig in a n la des­
túnel. tru cció n del te rra p lé n , cosa que, en g e n e ra l, no sucede
con los tún e le s. Es por esto que m u chos in g e nie ro s
4. El tie m p o d is p o n ib le para la co n stru cció n de la han p re fe rid o d is e ñ a r túneles, re la tiv a m e n te m ás costo­
o b ra es lim ita d o y no es p o s ib le c o n ta r con el plazo sos, para p re v e n irs e de esta p o s ib ilid a d . No obstante
n e c e s a rio pa ra c o n s tru ir un túnel. es c o n ve n ie n te s e ñ a la r que las fa lla s de conductos en­
te rra d o s se p ro d u je ro n en la m a y o ría de los casos ha­
ce m uchos años, d e b id o p rin c ip a lm e n te al d e sco n o ci­
2.2.2. Causas de fallas m iento de su co m p o rta m ie n to . En la a c tu a lid a d se d is e ­
ña y co n stru ye un gran núm ero de to m a s de este tipo,
En g e n e ra l, se p re fie re la c o n stru cció n de un túnel, sin ninguna cla se de in co n ven ie n te s, s ig u ie n d o s im p le ­
aun c u a n d o re su lte lig e ra m e n te m ás costoso que un m ente alg u na s re g la s prácticas y m étodos de cálculo
conducto, deb ido a que han s u ce d id o num erosas fa lla s (los cuales se prese n ta n a c o n tin u a c ió n ) que perm iten
en los conductos e n te rra d o s. d ise ñ a r tom as to ta lm e n te co n fia b le s.

34 ■ Ingeniería de las obras en presas

I
/'.F U T U R A PRESA

FIGURA 2.53. Fundación de un conducto sobre roca.

2.2.3. Fundaciones y asentamientos m a te ria l c o m p re s ib le es e xcesivo, o se c o n s id e ra que


los a se n ta m ie n to s serían d e m a s ia d o grandes, se debe
Deben ago ta rse to d a s las p o s ib ilid a d e s p a ra que el e x c a v a r todo el m a te ria l y s u s titu irlo por s u e lo c o m p a c ­
d u cto quede a poya d o , en toda su lo n g itud , s o b re te rre ­ tado, so b re el cual se apoya la e stru ctu ra . En todos
no firm e natural y p re fe rib le m e n te so b re roca. e stos casos se deben d is e ñ a r conductos a rtic u la d o s
m e d ia n te ju n ta s fle x ib le s que puedan a d a p ta rse a los
En m uchos ca so s es frecuente e n c o n tra r la roca a
a se n ta m ie n to s de la fu n d a ció n sin a g rie ta rse.
p ro fu n d id a d e s m o d e ra d a s en las in m e d ia c io n e s de los
En c ie rto s casos e s p e cia le s se ha a p oyado el co n ­
e s trib o s y se p ro c e d e entonces a e xca va r una trin c h e ra
ducto en bases de co n cre to ig u a lm e n te d ista n ciad a s,
en la cual se fun d a el conducto (Figs. 2.53, 2.54 y 2.61).
con lo cual se obtuvo un c o m p o rta m ie n to s a tis fa c to rio .
Si la fundación so b re roca o te rre n o firm e no es po­ Sin e m b a rg o, este tip o de fu n d a ció n no es re c o m e n d a ­
sib le , debe busca rse una zona en la que el e sp e so r de ble, d e b id o a lo d ifíc il de la co m p a cta ció n p o r de b a jo
m a te ria l c o m p re s ib le sea el m ínim o, p a ra tra ta r de re­ del conducto y a la poca s e g u rid a d de que el re lle n o
d u c ir al m áxim o los asentam ientos. Si el e sp e s o r del in fe rio r p a rtic ip e en la su ste n ta ció n de la e s tru c tu ra B.

FIGURA 2.54.
Conducto fundado
sobre roca. Presa Vista
Alegre, Estado
Anzoátegui, Venezuela.
(Cortesía Ing. Fernando
Trias M.)

Medios de captación del agua embalsada ■ 35


BANDA DE GOMA
O P L A S T IC O
M O R T E R O O RELLENO

BANDA DE GOMA

FIGURA 2.55. Juntas flexibles para conductos.

C om o g e n e ra lm e n te los co n d u cto s se co n stru ye n ció n de la presa, asi co m o el 85 p o r 100 de la m agnitud


antes que el te rra p lé n , la e s tru c tu ra s e g u irá lo s asenta­ fin a l de los a se n ta m ie n to s del conducto.
m ientos de la fu n d a c ió n , a m e d id a que é sta se a ca rg a ­
da con el pe so de la presa, por lo tanto los asenta­ P uede d a rse una c o n tra -fle c h a al c onducto p ara que
m ie n to s v a ria rá n a lo la rg o del conducto y se rá n m á xi­ cu a n d o se a sie n te que d e en la p o sició n d e se a d a por el
m os en la zo n a en que el te rra p lé n te n g a la m áxim a p ro y e c tis ta , de esta fo rm a se lo g ra ta m b ié n que las
a ltu ra , d is m in u y e n d o hacia am bos e xtre m o s. ju n ta s tie n d a n a ce rra rse , cu a n d o se p roduce el asenta­
m ie n to de la e stru ctu ra .
C uando la fu n d a c ió n es c o m p re s ib le y se esperan
a se n ta m ie n to s c o n s id e ra b le s , debe d is e ñ a rs e el con­ C u a n do el c o n d u cto q u e d a a p o ya d o so b re ro ca , o te ­
ducto con ju n ta s o a rtic u la c io n e s , a s e p a ra c io n e s no rre n o poco s u s c e p tib le de s u frir a se n ta m ie n to s, no es
m a yo re s de 15 m. En estas ju n ta s se in te rru m p e el ace­ n e c e s a rio c o n s tru ir las ju n ta s antes m encionadas. En
ro de re fu e rz o y se co locan s e llo s de g o m a co n bulbo e sto s casos hay que p re v e r s o la m e n te los ca m b io s de
ce n tra l, o e m p a q u e de gom a, que im p id e n las filtra c io ­ lo n g itu d causados p o r las v a ria c io n e s de te m p e ra tu ra .
nes y p e rm ite n c ie rto s a se n ta m ie n to s de la e stru ctu ra , En g e n e ra l s u e le re s o lv e rs e este p ro b le m a agregando
sin ro m p e rse (Fig. 2.55). a c e ro lo n g itu d in a l p a ra a b s o rb e r los e sfuerzos o rig in a ­
R utledge y G o u ld 9 re a liz a ro n una s e rie de m e d icio ­ d o s p o r las v a ria c io n e s de te m p e ra tu ra .
nes en p re sa s con a ltu ra s m enores de 16 m so b re fun­
Los va cia d os de c o n c re to deben h acerse en form a
d a cio ne s c o m p re s ib le s de p ro fu n d id a d e s v a ria b le s , pa­
a lte rn a d a p a ra re d u c ir a un m ín im o la fis u ra c ió n y la
ra d e te rm in a r los d e sp la za m ie n to s que su fre n los con­
re tra c ió n d u ra n te el fra g u a d o . En g e n e ra l se vacía un
ductos e n te rra d o s p ro v is to s de ju n ta s fle x ib le s . •
tra m o de unos 15 m de lo n g itu d y se dejan sin vaciar
El patrón g e n e ra l de los d e sp la z a m ie n to s se indica los dos a dyacentes (de m e n o r lo n g itud p ara d is m in u ir
en la fig u ra 2.56. Es in te re sa n te n o ta r que la s juntas la re tra c c ió n ) hasta que pasen unos 10 días. El acero
tie n d e n a a b rirs e en la zona del te rc io c e n tra l, a p ro x i­ pasa a tra vé s de las ju n ta s de co n stru cció n y es nece­
m adam ente, de la base b de la presa y fu e ra de esta s a rio in s ta la r s e llo s de gom a en las ju n ta s p ara e vita r
zona tie n d e n a c e rra rs e . Las a b e rtu ra s m á xim a s ob­ q u e p o r un contacto d e fe ctu o so e n tre los co n cre to s de
servadas e s tu v ie ro n c o m p re n d id a s e n tre 0.25 cm y a m b o s va cia d os se p ro d u zca n filtra c io n e s . E stos sello s
2.3 cm. T am bién se co m p ro b ó que el 70 p o r 100 de la de g o m a son del tip o «sin bu lb o ce ntral» ya que no van
a b e rtu ra fin a l de las ju n ta s o c u rre d u ra n te la co n s tru c ­ a s u frir d e sp la za m ie n to s (Fig. 2.49).

36 ■ Ingeniería de las obras en presas


DESPLAZAMIENTOS

FIGURA 2.56. Desplazamientos de conductos enterrados sobre fundación compresible.

t=to
INICIO DE LA TUBIFICACION
B t =t,

C t2 D t = *3

DESTRUCCION TOTAL DE LA PRESA


FIGURA 2.57. Proceso de la tubificación.

Medios de captación del agua embalsada ■ 37


FIGURA 2.59. Formas externas de los conductos enterrados.

2.2.4. El problema de la tubificación rraplén hacia el embalse con velocidad creciente, hasta
formar un verdadero túnel a través de la presa por el
cual se escapa el agua embalsada ocasionando la des­
El contacto entre el terraplén y el conducto ha sido la trucción de la obra.
causa de la falla de un gran número de presas. El pro­
blema consiste en lo siguiente: si por alguna circuns­ El colapso de la presa puede suceder en el transcur­
tancia (tal como una pobre compactación, o la forma­ so de pocas horas (Figs. 2.57 y 2.58).
ción de una grieta causada por asentamientos diferen­
La tubificación puede evitarse siguiendo las siguien­
ciales del terraplén), queda una zona floja o agrietada
tes recomendaciones;
entre el conducto y el relleno de tierra, las filtraciones
que tienden a producirse a través de la presa encontra­ 1. La forma exterior de los conductos debe permitir
rán allí una vía preferencial por la cual comenzará a un buen contacto entre el terraplén y la estructura. No
escaparse el agua embalsada; al aflorar las filtraciones deben diseñarse conductos con formas circulares exte-
en el talud aguas abajo, pueden tener la energía sufi­ riormente, ya que es difícil compactar en las zonas in­
ciente para arrastrar el material más fino del terraplén, feriores del contacto (Fig. 2.59 A), y allí se propicia la
formándose luego una cavidad en el talud. Al ser remo­ tubificación. Las formas exteriores más apropiadas son
vido el material la longitud que recorre el agua infiltra­ aquellas que se indican en las figuras 2.59 B y 2.59 C.
da es cada vez menor, por lo que la energía disponible Las paredes verticales exteriores permiten una buena
a ia salida será cada vez mayor. De esta manera el compactación a ambos lados del conducto (Figs. 2.59 B
arrastre de material es un proceso acelerado que origi­ y 2.104). Dando una inclinación hacia afuera a las pare­
na la formación de cavidades alrededor de las paredes des (Fig. 2.59 C) se garantiza un contacto aún mejor
del conducto, estas cavidades avanzan a través del te­ entre el terraplén y el conducto.

FIGURA 2.58. Pequeña p re sa p a rtic u la r


d e s tru id a p o r tu b ilic a c ió n a lre d e d o r d e l co n d ucto
de la tom a. La tu b ific a c ió n lú e c a u s a d a p o r
d e fic ie n c ia s de p ro ye cto y c o n s tru c c ió n (Cortesía FIGURA 2.60. Grietas causadas por
d e l Ing. Lorelo Ron). asentamientos diferenciales.

38 ■ Ingeniería de las obras en presas


2. Se deben e v ita r los á n g u lo s b ru s c o s en el exte ­
rio r del co nducto. Ei a s e n ta m ie n to de un te rra p lé n es
p ro p o rc io n a l al e sp e so r del m ism o , p o r lo tanto en las
zo n a s de ca m b io s b ruscos de a ltu ra se pueden p ro d u ­
c ir g rie ta s (Fig. 2.60), a causa de los a se n ta m ie n to s d i­
fe re n c ia le s . Esto puede s o lu c io n a rs e v a ria n d o g ra d u a l­
m ente y no en fo rm a brusca el e s p e s o r H del te rra p lé n .
D iseñando los co n d u cto s e n te rra d o s en la fo rm a in d ic a ­
da en la fig u ra 2.59 C, se d is m in u y e la te n d e n cia a la
fo rm a c ió n de estas grie ta s.
3. La c o m p a cta c ió n a lre d e d o r del conducto debe
h a ce rse en fo rm a cu idadosa. En e sta s zonas no pue­
den usarse los e q u ip o s c o n v e n c io n a le s (ro d illo s, pata
de ca b ra , etc.), y co m o la c o m p a c ta c ió n debe e fe ctu a r­
se con e q u ip o s m anuales, debe lle v a rs e un e stricto
c o n tro l de las d e n s id a d e s y h u m e d a d e s. Es co n ve n ie n ­
te que las h u m e d a d e s de los su e lo s a rc illo s o s en estas
zonas sean lig e ra m e n te s u p e rio re s a las óptim as del
P roctor, p ara que el te rra p lé n sea m ás p lá stico y se
a ju ste sin a g rie ta rs e a la fo rm a e x te rio r del conducto.
4. Se pueden d is e ñ a r «collares» a lre d e d o r del con­
FIGURA 2.61. C o lla re s de los co n d u cto s de
ducto, p ara a la rg a r el re c o rrid o de las filtra c io n e s , d is­
d e svío y tom a en la P re sa Pao-La B alsa.
m in u ye n d o su ene rg ía . Este a sp e cto se tra ta d e ta lla d a ­ V enezuela.
m ente a c o n tin u a c ió n .

2.2.5. Diseño de collares

Una fo rm a e fe ctiva p ara e v ita r la tu b ific a c ió n es m e­


d ia n te la c o lo c a c ió n de c o lla re s a lre d e d o r del conducto
(Figs. 2.54, 2.61, 2.62 y 2.63).

M e d ia n te los c o lla re s se au m e n ta la lo ngitud del re ­


c o rrid o de las filtra c io n e s , h a c ie n d o p e rd e r energía al
flu jo . De esta fo rm a se evita el a rra s tre de m a te ria l de
la presa.

La se p a ra c ió n e n tre c o lla re s d e p e n d e únicam ente de


razones de tip o c o n s tru ctivo . En g e n e ra l, no debe ser
m en o r de 2 m e tro s p a ra e v ita r in te rfe re n c ia s entre los
e ncofrados, e q u ip o s de vaciado, etc. La d ista n cia Y
(Fig. 2.66), no debe se r m enor a 0.50 m y en d e fin itiv a
d e p e n d e rá de la lo n g itu d del co n d u c to a través de la
presa.

FIGURA 2.62. C o n d u cto s


y tom a de la p re s a La
B e ce rra , V enezuela (Cortesía
del MARNR).

FIGURA 2.63. C onducto


de d e svio y d e sca rg a de
fo n do de la P resa Ing.
M a rtin E lvira, Onia,
Venezuela. (Cortesía del
MARNR).

Medios de captación del agua embalsada ■ 39


F I LTRACI ONES

FIGURA 2.64. R e c o rrid o de la s filtra c io n e s en p re s e n c ia de c o lla re s .

Los collares se colocan en las presas homogéneas un arrastre del material arcilloso del núcleo, éste sería
de materiales arcillosos y generalmente se dimensio- detenido por la zona adyacente del espaldón y la fisura
nan en forma tal que aumenten la longitud exterior (re­ existente entre el conducto y el núcleo se sellaría sola
corrido de las filtraciones) del conducto enterrado en (Fig. 2.97). Un material granular sin cohesión (arena-
material impermeable en un 25 por 100 (Figs. 2.64 y grava) no puede formar grietas, y si su granulometría es
2.66). La permeabilidad de un relleno compactado es tal que (ubicado en el espaldón aguas abajo de una
bastante mayor en el sentido paralelo a las capas, que presa) detiene las partículas del núcleo de arcilla, en­
en el perpendicular a las mismas, a causa de la estrati­ tonces la tubificación no puede ocurrir entre el conduc­
ficación producida por la compactación. La gran efecti­ to y el terraplén.
vidad de los collares se debe a la interrupción de las
vías preferenciales del paso del agua en el contacto Una solución que elimina el uso de los collares en
con el exterior del conducto. presas homogéneas de material arcilloso se ilustra en
la figura 2.65. Colocando un dren constituido por arena
En las presas zonificadas con espaldones de grava alrededor de la parte final del conducto, el cual cumpla
gruesa o roca, en las que las zonas vecinas de mate­ con los requisitos de filtro respecto al material arcillo­
riales diferentes cumplen con los requisitos de filtros, so, se logra el mismo efecto ya descrito para presas
no son necesarios los collares, ya que si se produjera zonificadas.

FIGURA 2.65. D re n ro d e a n d o e l co n d ucto p a ra e v ita r la tu b ific a c ió n .

40 ■ Ingeniería de las obras en presas


COLLARES

Y CONDUCTO

n n nr n
ir ü u I]

FIGURA 2.66. D isp o sició n de lo s c o lla re s .

Se fija la separación S entre collares en 10 m. Es


Ejemplo 2.2 necesario aum entar el recorrido L de las filtraciones en
un 25 por 100 mediante collares.
Diseñar los collares para el conducto enterrado que
Llam ando N al número de collares, se cum ple que:
se indica en la fig ura 2.67.

2A/V = 0.25L
[ 2. 1 ]

190
N = ------ h 1 = 2 0 collares
10

2 x 20 x V = 0.25 x 190 y = 1.187 m ~ 1.20 m

Resultado: Se deben colocar 20 collares con y = 1.20


metros.

Cuando el conducto está fundado sobre m ateriales


sueltos los collares deben rodearlo completamente, in­
FIGURA 2.67. (E je m plo 2.2). cluso por debajo (Fig. 2.68).

FIGURA 2.68. C o lla re s en co n d u cto s fu n d a d o s so b re


m a te ria le s sueltos.

Medios de captación del agua embalsada u 41


COLLAR

FIGURA 2.69. Collares en conductos fundados sobre roca.

Si la fundación es roca no es necesario lo anterior y Si por alguna circunstancia los collares se proyectan
basta construir los collares en las partes laterales y su­ cubriendo las juntas y éstas están sujetas a desplaza­
perior del conducto (Fig. 2.69). mientos grandes, deben tenerse en cuenta en el cálcu­
lo estructural los esfuerzos introducidos por el collar y
Se acostumbra construir los collares con una estruc­
su efecto rigidizante en la junta.
tura separada de la del ducto, para evitar que se trans-
mitar. esfuerzos a éste, los cuales se concentrarían en Cuando sea necesario disminuir al máximo los asen­
el contacto de ambos. Dejando una pequeña separa­ tamientos diferenciales, pueden diseñarse los collares
ción entre el collar y el ducto, del orden de 1 cm, la con alturas gradualmente variables 8, tanto longitudinal
cual se rellena con cartón asfáltico o cualquier material como transversalmente, tal como se indica en la figura
impermeable y elástico para juntas, se eliminan los es­ 2.70.
fuerzos secundarios no considerados en el cálculo es­
tructural del ducto, principalmente los de torsión y los
longitudinales.
2.2.6. Cargas para el diseño estructural
Es una práctica habitual colocar los collares en el
centro de los tramos del conducto, de esta forma se
simplifica su instalación y diseño al no interferir con a) C a rg a s v e rtic a le s d e l te rra p lé n . Las investigacio­
las juntas. En estos casos, las fuerzas que actúan so­ nes más importantes sobre cargas en tubos enterrados
bre el collar son solamente las producidas por el peso han sido desarrolladas en el lowa State College; fueron
del terraplén. iniciadas en 1908 por Anson Marston y continuadas y
publicadas por M. G. Spangler ’ °- ''.
Cuando el conducto esté bien cimentado y no someti­
do a asentamientos fuertes, pueden colocarse los colla­ La teoría de Marston comprende 3 casos principales
res cubriendo las juntas; sin consideraciones adiciona­ en cuanto a la colocación de los conductos respecto al
les de cálculo. relleno de tierra (Fig. 2.71).

COLLAR

FIGURA 2.70. Conducto y collares para disminuir los


asentamientos diferenciales.

42 • Ingeniería de las obras en presas

I
J

PROYECCION NEGATIVA

FIGURA 2.71. C o lo ca ció n de co n d u cto s e n te rra d o s


se g ú n la te o ría de M arston.

En el caso de conductos a través de presas de tierra


no se perm ite la colocación de tubos m etálicos directa­
mente en contacto con el terraplén. Tal como se expli­
có en la sección 2.2.4 (Fig. 2.59.A), no es posible com­
pactar satisfactoriam ente en las partes laterales e infe­
riores del tubo, lo que propicia la tubificación; además,
los tubos de acero pueden oxidarse por procesos elec­
trolíticos aunque tengan tratam iento anticorrosivo y es­
ta oxidación origin aría con el tiempo la fa lla del tubo,
con la consiguiente fa lla del terraplén.

I Tampoco deben usarse los tubos de acero con unio­


nes remachadas o atornilladas, pues no garantizan la
estanquidad total y pueden producirse filtraciones.
I Solamente se pueden u tilizar tubos m etálicos como
blindaje interno de conductos de concreto armado o co­
mo conductos visitables (Fig. 2.40) en el interior de és­
tos.
Los tubos de pequeño diám etro deben colocarse en
una zanja rodeados de concreto (Figs. 2.72 y 2.73), de
esta form a se dism inuye la carga del terraplén sobre el
tubo, el cual se diseña para soportar solam ente la pre­
sión hidrostática interio r y exterior.

FIGURA 2.73. C o nducto de tom a de la P resa


de la U n ive rsid a d S im ó n B o líva r, V enezuela.

FIGURA 2.72. C o lo ca ció n de co n d ucto s de p e queño d iá m e tro .

Medios de captación del agua embalsada ■ 43

r
FIGURA 2.74. Casos extremos de cargas.

Por todas las razones mencionadas, no se considera­ la carga sobre la estructura puede ser muy superior al
rán los tubos flexibles, en los casos de cargas del te­ peso de la tie rra que está directam ente sobre ella. (Es­
rraplén, solam ente se tratará el caso de conductos rígi­ pesor H en la figura 2.74.)
dos Es muy poco probable que el caso A (Fig. 2.71) se
presente en conductos de toma en presas de tierra, so­ Entre los dos extrem os considerados estará la carga
lam ente podría e xistir un caso asi en presas pequeñas, actuante sobre el conducto, de acuerdo a las condicio­
cuando por alguna circunstancia sea necesario ubicar nes de colocación de cada caso particular.
la toma lejos del terraplén. Los casos más frecuentes
son los S y C.

Las cargas dependen fundam entalm ente de la inte­


racción de la colum na de tierra ubicada directamente
sobre el conducto con las columnas ubicadas a ambos
lados del mismo.

Los asentam ientos del terraplén son proporcionales


a la altura del relleno sobre la fundación, si éste es
incom presible en comparación con el terraplén (funda­
ción en roca).

Dos casos extrem os en cuanto a las cargas se repre­


sentan en la figura 2.74.

Las cargas m inim as sobre el conducto se tendrán


cuando éste se encuentre totalm ente dentro de una
zanja (Fig. 2.74.A). En este caso, el relleno de tierra al
asentarse transm ite por fricción una parte de su peso a
las paredes de la zanja y la carga sobre el conducto es
menor al peso de m aterial situado encima del mismo.

Las cargas m áxim as se tendrán cuando el conducto


se encuentra ubicado en la forma indicada en la figura
2.74.B.

En este caso, el terraplén a ambos lados del conduc­


to se asienta más que el m aterial que está directam en­
te encima; el m aterial adyacente «arrastra» hacia abajo
por fricción a la colum na que está sobre el conducto y FIGURA 2.75. Colocación en zanja.

44 ■ Ingeniería de las obras en presas


V A L O R E S DE H / B d

0 1 2 3 4 5
FIGURA 2.76. Colocación en zanja coeficiente cj .

Medios de captación del agua embalsada ■ 45


FIGURA 2.77. Z a n ja con ta lu d e s in clin a d o s.

FIGURA 2.79. C o lo ca ció n en p ro y e c c ió n


p o sitiva .
C o lo ca ció n en zanja

P ara el caso de la fig u ra 2.71.A, la ca rg a v e rtic a l p o r


unidad de lo n g itu d , Wc, a ctu a n te so b re el con d u cto v ie ­ El resto de lo s té rm in o s se d e fin e en la fig u ra 2.75.
ne e x p re s a d a por
[2.2] La ecu a ción [2 .2 ] es v á lid a p a ra B J B c^ 2 \ cuando Bd
Wc = CzyB¡
> 2 Bc se c o n s id e ra rá el c o n d u cto en p ro ye cció n p o siti­
va.
H
1- e - ^ s ; Para m a yo r fa c ilid a d en los c á lc u lo s , los co e ficie nte s
[2.3] C2 se pueden o b te n e r de la fig u ra 2.76, en fu n ció n de
C2= 2 Kp'
H/Bd y de las c a ra c te rís tic a s del s u e lo . C uando por re­
q u is ito s de e s ta b ilid a d las p a re d e s de la za n ja deban
K = ta n 2^ 4 5 ° - ^ [2.4] h acerse in c lin a d a s , la a n ch u ra Bd a to m a r para los
cá lcu lo s s e rá la c o rre s p o n d ie n te a la p a rte m ás alta
fi = tan 4> = c o e fic ie n te de fric c ió n in te rn a del m a te ria l del con d u cto (Fig. 2.77).
del re lle n o .
Si por ra zo n e s c o n s tru c tiv a s es n e c e s a rio excavar
/ / = tan = c o e fic ie n te de fric c ió n entre el re lle n o y una za n ja m u y a n ch a en c o m p a ra c ió n con el conducto,
las p a re d e s de la zanja. es re co m e n d a b le u b ic a r el m ism o en una trin ch e ra
m ás pequeña p a ra d is m in u ir las c a rg a s. En la figura
e = base de los logaritmos naturales.
2.78 se in d ica n lo s p a rá m e tro s p a ra el c á lc u lo de las
y = peso especifico del relleno. ca rg a s en estos casos.

A B

FIGURA 2.78. T rin ch e ra en e l fondo de la za n ja


p a ra d is m in u ir la s cargas.

46 ■ Ingeniería de las obras en presas


J
FIGURA 2.80. Colocación en proyección positiva, coeficiente cp.

C olocación en proyección positiva Los valores de Cp en este caso son fu n ció n de los
a se n ta m ie n to s re la tiv o s de la co lu m n a u b ic a d a d ire cta ­
m ente sobre el con d u cto y las adyacentes, así com o de
La e cu a ción de M arston para el c á lc u lo de la carga las de fo rm a cion e s (a p la sta m ie n to ) del p ro p io conducto,
I
v e rtic a l por u n id a d de longitud, en el caso de p ro ye c­ to d o lo cual se e xp re sa com o la re la c ió n de asenta­
ción p o sitiva , es la sig u ie n te : m ie n to ,rsd, y cuyos va lo re s aparecen en la ta b la 2.2,
p a ra d istintas c o n d icio n e s. Cp es función ta m b ié n de la
I re la c ió n de p royección, P (Fig. 2.79), y de H /B c. De la
[2.5]
fig u ra 2.80 se puede o b te n e r el v a lo r de Cp, e n trando
WC = Cp y' B c2 con los pará m e tro s m encionados.
I
Medios de captación del agua embalsada ■ 47

I
TABLA 2 2 de asentam ientos se puede usar, en fo rm a te n ta tiva , un
v a lo r c o m p re n d id o e n tre —0.30 y —0.50 p ara e s tim a r
R e la cio n e s de a se n ta m ie n to (T ) p a ra d is tin ta s las cargas.
c o n d icio n e s
De las fig u ra s 2.82, 2.83| 2.84 y 2.85, se pueden o b te ­
n e r los va lo re s de Cn p a ra d is tin ta s co n d icio n e s.
R e la c ió n de b) C argas la te ra le s d e l te rra p lé n . Las ca rg a s que
a s e n ta m ie n to s
C o n d i c io n e s actúan a am bos lados del c o n d u cto s o b re sus ca ra s
< rj
la te ra le s pueden e s tim a rs e m e d ia n te la te o ría de Ran-
kine. La re lación e n tre la ca rg a v e rtic a l y la ca rg a h o ri­
C onducto ríg id o fu n d a d o sobre roca zontal se expresa m e d ia n te el c o e fic ie n te K de R anki-
o s u e lo que no se asienta. 1.0 ne, ecu a ción [2.4],

C onducto ríg id o fu n d a d o so b re su e lo
com ún n a tu ra l en sitio . 0.5 a 0.8 K = t a n 2^ 4 5 ° - ^ j [2.4]

C onducto ríg id o fu n d a d o en su e lo El m é to d o de c á lcu lo p a ra e s tim a r las ca rg a s la te ra ­


q ue se a sie n ta re s p e c to al te rre n o les es el siguiente:
n a tu ra l ad ya ce n te . 0 a 0.5
1. Se c a lcu la la p re sió n v e rtic a l, Pv (m e d ia n te la
te o ría de M arston) so b re el conducto.

2. Se c a lcu la la p re sió n la te ra l P L, en la p arte m ás


a lta del conducto, m u ltip lic a n d o la p re sió n v e rtic a l po r K.
Colocación en proyección negativa
3. La presión la te ra l en la base del conducto se ob ­
En este caso la e cu a ción de la ca rg a v e rtic a l es: tie n e e la b o ra n d o un d ia g ra m a tria n g u la r en la fo rm a
in d ic a d a en la fig u ra 2.86.
Wc = C „y B l [2.6]
C uando el e spesor del te rra p lé n es re la tiv a m e n te
g ra n d e en co m p a ra ció n con la a ltu ra del conducto se
La e cuación [2 .6 ] es v á lid a cu a n d o B J B cs¿2. Si
puede to m a r la p re sió n la te ra l con sta n te con un v a lo r
B d> 2 B c se c o n s id e ra el conducto en p ro y e c c ió n p o s iti­
ig ual a P v - K.
va.
Cn es fu n ció n de la re la c ió n e ntre la a ltu ra del re lle ­ Es b astante com ún to m a r la p re s ió n la te ra l com o 1/3
no so b re el tu b o y el ancho de la z a n ja H / B d, de la de la v e rtic a l.
p ro ye cció n n e g a tiv a p ' (Fig. 2.81), y de la re la c ió n de c) R eacción de la fun d a ció n . La re a c ció n de la fu n ­
a se n ta m ie n to s e n tre la co lu m n a u b ica da so b re el co n ­ d a ció n es v e rtica l, d irig id a h a cia el co nducto, y será
ducto y las a d ya ce n te s. ig u a l a la carga v e rtic a l del te rra p lé n m ás el peso del
Las in v e s tig a c io n e s para d e te rm in a r las ca rg a s en conducto.
conductos en p ro y e c c ió n negativa no han p ro g re sad o En las cim e n ta cio n e s en tie rra se supone que la
en la m ism a fo rm a que en los otro s ca so s estudiados. re acción está u n ifo rm e m e n te d is trib u id a a to d o lo an ­
En a u se n cia de da to s m ás pre ciso s s o b re la re la ció n cho de la base del conducto; en las c im e n ta c io n e s en
roca se aco stu m b ra h a ce r la s u p o sició n de una d is tri­
bución tria n g u la r de re a ccio n e s, v a ria n d o del d o b le de
la re a cció n u n ita ria u n ifo rm e m e n te d is trib u id a , en los
e xtre m o s e x te rio re s de la base, a c e ro en su c e n tro 7.

d) C argas del agua e xte rio r- Las p re sio n e s h id ro s-


tá tica s q u e actúan so b re el e x te rio r del co n d u cto deben
c a lc u la rs e se p a ra d a m e n te de las ca rg a s del te rra p lé n .
No tie n e se n tid o c a lc u la r las ca rg a s v e rtic a le s to ta le s
s u p o n ie n d o el te rra p lé n sa tu ra d o y lu ego m u ltip lic a r
por el c o e ficie n te K de R ankine p a ra c a lc u la r las c a r­
gas to ta le s laterales. La p re sió n h id ro s tá tic a v e rtic a l y
la te ra l en un m ism o punto es la m ism a y no es c o rre c ­
to, p o r lo tanto, m u ltip lic a r im p líc ita m e n te ta m b ié n la
p re sió n h id ro stá tica v e rtic a l por K.
Las p re sio n e s h id ro s tá tic a s a ctuarán en fo rm a p e r­
p e n d ic u la r a las caras e x te rio re s del c o nducto y deben
in c lu irs e tam bién en la base actuando hacia arrib a ,
pues se debe co n s id e ra r que la fun d a ción tie n e c ie rta
p e rm e a b ilid a d que p e rm ite la tra n s m is ió n de estas p re ­
siones.
FIGURA 2.81. Colocación en proyección La m a gnitud de las p re sio n e s se rá función de la e le ­
negativa. vación de 1a línea de sa tu ra ció n respecto al conducto.

48 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 2.82. Colocación en proyección
negativa, coeficiente cn para p' = 0,5.

Ejemplo 2.3. De la mecánica de suelos se conoce que ' 2:

Estimar las cargas actuantes en la sección A.A del [(1 + w ) G y J - y [(1 + 0.12) 2.70 x 1,000] —2,100
conducto que se indica en la figura 2.87. El suelo com­ “ y “ 2,100
pactado que constituye el terraplén de la presa tiene las
siguientes características: [2.7]
y = peso especifico (a la humedad de compactación) =
= 2,100 kg/m3. siendo:

w = Contenido de agya (durante la compactación) e = Relación de vacíos.


= 0 . 12 . G = Gravedad específica de los sólidos.
4> = Angulo de fricción interna = 38°. yw = Peso específico del agua.

Medios de captación del agua embalsada ■ 49


H/Bd

FIGURA 2.83. Colocación en proyección negativa,


coeficiente cn para p' = 1,0.

T am bién, de la m e cá n ica de suelos 12: Carga ve rtica l del suelo

Peso e s p e cífico p o n d e ra d o p ara el c á lc u lo (yp)


G -1 2 .7 0 - 1
Vb - 7„ = ; x 1,000=1,181 k g /m 3 [2.8]
l + e w 1 + 0 .4 4 10 m x 2,100 k g /m 3 + 15 m x 1 ,1 8 1 k g /m 3 = 25 m x yp

S ie n d o yb el peso e sp e cífico su m e rg id o del suelo. yp = 1548.6 k g /m 3

50 ■ ingeniería de las obras en presas


P 9/u


Q
</l


£T
O

<
>

FIGURA 2.84. C o lo c a c ió n en p ro y e c c ió n n e g a tiva ,


c o e fic ie n te c n p a ra p ' = 1 ,5.

C o lo ca ció n del c o n d u c to -> p ro y e c c ió n positiva. De la fig u ra 2.80 se obtiene Cp = 32.3


Se c o n s id e ra que la to m a es ríg id a (concreto) y está
fu n d a d a so b re roca. De la ta b la 2.2 se obtiene: Wc = Cp yp 6 c2 = 32.3 x 1548.6 x (1.30)z = 84,533.4 kg/m [2.5]

T s d = 1.0
Se tie n e tam bién
P resión v e rtic a l
PSc=1.30 m - > P = 1 + r s d x P = 1
H 25 84,533.4
19.23 P v= 65,026 k g /m 2
£T- : T30 1.30

Medios de captación del agua embalsada ■ 51


FIGURA 2.85. Colocación en proyección negativa,
coeficiente c n para p '= 2,0.

Es in te re s a n te n o ta r que el peso W de la tie rra "situa­ Por lo tanto la p re s ió n v e rtica l a ctuante en este caso
da d ire c ta m e n te so b re el conducto es igual a: es 1.68 veces la p re s ió n p ro d u cid a por el peso del m a­
te ria l situado d ire c ta m e n te so b re el conducto.
tV = 1.30 x 1 x 25 x 1548.6 = 50,329.5 kg/m
C a rg a la te r a l d e l s u e lo
Lo que e q u iv a le a una presión v e rtica l De la re la ció n de Rankine:

50,329.5
Pvv = ------------ K = tan 4 5 ° j = ta n 2 U 5 ° — J = 0 .24 [2.4]
1 o n = 38,715 k gts/m
/ 2

52 ■ Ingeniería de las obras en presas


SUPERFICIE
DEL T E R R A P L E N

FIGURA 2.86. Determinación de las cargas laterales


sobre el conducto.

Presión lateral en la parte superior del conducto: C argas del agua exte rio r

P L = 0 .24x65,026 = 15,606 kg/m 2 En la parte más alta del conducto:

Presión lateral en el fondo: h = 15 m


P hi = 7 wx /i = 1,000 x 15=15,000 kg/m2 [2.9]
15,606 PLj
16,418 kg/m 2
25 ” 25 + 1^30
En el fondo
Las cargas del suelo se representan en la figura
2 . 88 . PH2= 1 ,000 x (15 + 1.30) = 16,300 kg/m2

B. - SECCION -----
--------------------j
A-A C.-DETALLE DEL CONDUCTO

FIGURA 2.87.

Medios de captación del agua embalsada ■ 53


PY= 65 026 Kg/m2

^ = ± 5 6 0 6 K g/m 2

O
ro

16 418 Kg/m2

FIGURA 2.88. Cargas de/ sue/o sobre el conducto, kg/m 2

Las cargas del agua exterior se representan en la 3. Fuerza de flotación


figura 2.89.
Vol. exterior del conducto = 1.5087 m 3/m
Fuerza de flotación = Vol. x yw — 1.5087 x 1,000 =
Reacción de la fundación
= 1,508.7 kg/m f
La reacción será igual a la suma de fuerzas vertica­
4. Resultante de las fuerzas verticales
les actuantes.
1. Carga de tierra 84,533.4 | +2,927 j - 1,508.7 T = 85,951.7 kg/m j

Wc= 84,533.4 kg/m „ .. 85,951.7


Presión media en la b a s e = ------------ = 66,116.7 kg/m2
1.30
2. Peso propio del conducto
Como el conducto está fundado sobre roca se supo­
Volumen de concreto = 1.01 m 3/m ne que la reacción varia del doble de la reacción unita­
yc= peso específico del concreto = 2,400 kg/m 3 ria en los extremos del conducto, a cero en su centro.
La reacción se indica en la figura 2.90.
Peso propio = 1.01 x 2,400 = 2,424 kg/m
Peso del agua interior = 1 x 7i/4(0.80)2 x 1,000 =
= 502.66 kg/m
Peso total = 2 ,4 2 4 + 502.66 = 2,927 kg/m

54 ■ Ingeniería de las obras en presas

r
mentando simultáneamente con su altura. Posterior­
65 Ton/m* mente al llenarse el embalse se aplica el peso del
agua sobre el talud aguas arriba de la presa transmi­
tiéndose esta sobrecarga al conducto. La saturación
del terraplén puede tomar varios años, especialmente
si se trata de materiales arcillosos, por lo que las car­
gas producidas por la presión hidrostática exterior,
15 To a /m .‘ pueden diferirse en un lapso igual de tiempo. De la
misma manera, también puede tomar un cierto tiempo
el desarrollo total de las presiones laterales del terra­
plén sobre el conducto. Es conveniente chequear la re­
sistencia estructural del conducto, sin tomar en cuenta
las cargas laterales del terraplén; en este caso se
acepta un factor de seguridad reducido.
Considerando que las cargas varían a lo largo del
conducto, se suele dividir éste en un mínimo de tres
tramos y diseñar la estructura para las condiciones
más severas de carga en cada uno de ellos (espaldón
aguas arriba, centro y espaldón aguas abajo.)
f) Cargas del agua interior. Cuando los controles
están en la entrada y el conducto funciona como canal,
las cargas son pequeñas y, en general, se desprecian
132.2 Ton/m * para el cálculo, ya que pueden ser soportadas por el
conducto, diseñándolo para las otras condiciones de
carga y por el terraplén que lo rodea.
Cuando los controles están a la salida debe conside­
rarse el caso más desfavorable, en que las válvulas
FIGURA 2.91. D ia g ra m a de ca rg a s to ta le s están cerradas y se tiene dentro del conducto toda la
e x te rio re s , t/m 2. presión hidrostática del embalse.
Cualquier junta defectuosa, o cualquier fisura en el
concreto podría permitir un escape de agua a presión
hacia el terraplén de la presa.
C onclusión
En la zona en que el conducto pasa bajo el talud
aguas arriba esto no sería problemático, ya que la pre­
En definitiva, para este caso, las cargas exteriores a
sión interna estaría prácticamente compensada por la
utilizar para el diseño estructural serán las que se indi­
presión exterior del agua que satura el terraplén (Fig.
can en la figura 2.91.
2.92).
Por el contrario, en la zona del talud aguas abajo
e) Variación de las cargas. Es importante compren­ hay una diferencia notable entre la presión hidrostática
der la variación de las cargas en función del tiempo. interior y exterior, a causa del descenso de la línea de
Cuando se construye el terraplén las cargas van au­ saturación. En esta zona existe una tendencia a la fuga

FIGURA 2.92. D ia g ra m a de p re s io n e s e xte rn a s e internas.

Medios de captación del agua embalsada ■ 55


2.2.8. Detalles constructivos

Este tip o de e s tru c tu ra s se p re s ta e sp e cialm e n te , al


ig u a l que los tú n e le s , p,ara e m p le a r e n co fra d o s m e tá li­
co s re u tiliz a b le s , ta n to en su p a rte in te rn a , co m o en la
exte rn a , lo c u a l aum enta la e fic ie n c ia en la co n stru c­
ción y p e rm ite m e jo re s aca b a d o s d e l co n cre to . Por lo
g e n e ra l, en p rim e r lu g a r se v a cía la p a rte in fe rio r, la
cu a l s irv e de ba se a los e n c o fra d o s (Fig. 2.93) y en una
se g u n d a eta p a se vacía el re s to del conducto. Para g a ­
ra n tiz a r la e sta n q u id a d , e n tre a m b o s va cia d o s se deja
un s e llo de g o m a Sin bulbo c e n tra l (Fig. 2.49).

F in a lm e n te , una vez que el c o n c re to ha a lcanzado la


re s is te n c ia m ín im a necesaria, se p ro c e d e a co m p a cta r
el te rra p lé n en to rn o a la e s tru c tu ra (Fig. 2.94).

En c o n d u cto s de pequeño d iá m e tro se su e le co lo c a r


una tu b e ría d e a c e ro so ld a da c o m o e n c o fra d o in te rn o .
Esta tu b e ría no se re cu p e ra y q u e d a fo rm a n d o el b lin ­
d a je in te rio r d e l conducto, p o r lo q u e a la vez im p id e
FIGURA 2.93. Conducto de toma de la presa las filtra c io n e s de agua a p re s ió n hacia el te rra p lé n ,
Tocuyo de la Costa, Venezuela (Cortesía del m e n cio n a d a s en la se cció n 2.2.6 (Fig. 2.73).
MARNR).
En a lg u n a s p re s a s de p e queña a ltu ra se han u tiliz a ­
do tu b e ría s de a c e ro co rru g a d o , g a lv a n iz a d o (del tip o
que se e m p le a n o rm a lm e n te en d re n a je v ia l), com o
del agua, desde el In te rio r del con d u cto hacia la presa, b lin d a je in te rio r d e conductos a p re s ió n (Fig. 2.95). Co­
lo que p o d ria ca u s a r la fa lla del te rra p lé n . m o esas tu b e ría s están fo rm a d a s p o r p la n cha s unidas
e n tre si m e d ia n te to rn illo s , no son estancas, y pueden
Fs in d is p e n s a b le g a ra n tiz a r la co m p le ta e s ta n q u id a d p e rm itir fu g a s de agu a hacia el te rra p lé n . Por otra p a r­
del co n d u cto , desde el e je de p re s a hasta su e x tre m o te las c o rru g a c io n e s de la s u p e rfic ie (Fig. 2.96), o rig i­
aguas abajo, para e llo debe u tiliz a rs e a lg u no de los nan una c o n s id e ra b le tu rb u le n c ia y, com o co nsecuen­
sis te m a s in d ica d o s en las fig u ra s 2.38 y 2.39. cia, p é rd id a s de e n e rg ía e xce siva s, p o s ib le ca vita ció n y
v ib ra c io n e s . P or e stas razones el a u to r co n s id e ra que
no se deb e n e m p le a r estas tu b e ría s en las tom as de
2.2.7. Cálculo estructural las pre sa s de c ie rta im p o rta n c ia , e s p e c ia lm e n te si los
c o n tro le s está n aguas ab a jo (co n d u cto s a presión).
P ara el c á lc u lo e s tru c tu ra l del c o n d u cto puede u tili­
za rse la m ism a p u b lica ció n in d ic a d a p ara los tú n e le s 6, Si p o r a lg u n a c irc u n s ta n c ia se deb en u tiliz a r o b lig a ­
en e lla se e n cu e n tra n los casos m ás u su a les de ca rg a s to ria m e n te e sta s tu b e ría s, es de g ra n im p o rta n c ia que
y las se ccio n e s m ás co m ú n m e n te utiliza d a s. se rod e e n en su p a rte e n te rra d a b a jo el e spaldón de

A.-VACIADO DE LA B.-VACIADO DEL RESTO C.-COM PACTACION DEL


SOLERA DEL CONDUCTO TERRAPLEN

FIGURA 2.94. Etapas en la construcción de conductos enterrados.

56 ■ Ingeniería de las obras en presas


aguas a b a jo con m a te ria l p e rm e a b le de filtro (Fig.
2.65), p a ra a si c o n tro la r el a rra s tre de m ateria! im p e r­
m e a b le de la pre sa , al cual p u d ie ra n d a r origen las
fu g a s de ag u a a tra v é s de las ju n ta s . Tam bién es con­
v e n ie n te en estos casos co lo c a r los c o n tro le s en la en­
tra d a , o p o r lo m enos tener la p o s ib ilid a d de in s ta la r
a llí un ta b le ro de c ie rre en ca so de una em ergencia.

Las a lc a n ta rilla s de m etal c o rru g a d o en tom as de


p re sa s p e q u e ñ a s deben ro d e a rs e e xte rio rm e n te de
co n c re to en to d o s los casos (Fig. 2.95).

C uando se d is e ñ a el b lin d a je in te rio r de un conducto


de to m a deben c o n s id e ra rs e to d o s los aspectos (enu­
m e ra d o s en la se cció n 2.1.5), re la tiv o s a los túneles.
Por su e s p e c ia l im p o rta n c ia se in s is te una vez más en
el ca so de un co n d u c to vacío, b a jo un te rra p lé n s a tu ra ­
do. En este caso, a tra vé s de g rie ta s o ju n ta s d efectuo­
sas en el co n c re to , puede tra n s m itirs e la p resión hi-
d ro s tá tic a e x te rio r al b lin d a je de a c e ro y éste debe ser
capaz de s o p o rta r esas p re sio n e s sin a plastarse, para
lo cu a l puede s e r n e ce sa rio c o lo c a rle a n illo s de rig id e z
(Fig. 2.99) o a n c la je s al co n cre to e s tru c tu ra l (Fig. 2.41). FIG UR A 2.96. E ntrada de la to m a de la P resa
E l C ují. Venezuela.

Ejemplo 2.4
Se u tiliz ó b lin d a je en toda la lo n g itu d del conducto
En la fig u ra 2.97 A, B, C, a p a re c e el proyecto del
para s im p lific a r la co n stru cció n y g a n a r tie m p o (enco­
co n d u cto de d e svio , tom a y d e s c a rg a de fondo de la
fra d o interno).
p re sa de P e d re g a l, Estado Falcón, V enezuela.
Por ser la presa zo n ifica da , con n ú cle o de a rc illa y
El c o n d u c to tie n e una lo n g itu d de 350 m, está fu n d a ­
espaldones de grava, no se in c lu y e ro n a n illo s e x te rio ­
do en ro ca y e n te rra d o bajo una p re sa de 41 m de
res para la tu b ifica ció n .
a ltu ra . No tie n e ju n ta s fle x ib le s e in te rn a m e n te va b lin ­
dad o en a c e ro en to d a su lo n g itu d . El d iá m e tro in te rio r En las figuras 2.98, 2.99, 2.100, 2.101, 2.102, 2.103 y
es de 1.95 m y los co n tro le s (v á lv u la s ) están ubicados 2.104 se indica la se cuencia de a c tiv id a d e s seguidas
en el e x tre m o ag u a s abajo. para la construcción del conducto.

FIGURA 2.95. C onducto de tom a de la P resa


El Cují, V enezuela IC o rte s ía d e l MARNR).

Medios de captación del agua embalsada ■ 57


SECCION LONGITUDINAL

FIGURA 2.97.
<L

B
Medios de captación del agua embalsada ■ 59
FIGURA 2.98. Embalse Pedregal, Venezuela.
Colocación del blindaje del conducto de toma, el
cual sirve como encofrado interno.

FIGURA 2.100. Embalse Pedregal, Venezuela.


Colocación del acero de. refuerzo, y vaciado del
' concreto.

FIGURA 2.99. Embalse Pedregal, Venezuela.


Blindaje con anillos de rigidez para evitar el FIGURA 2.101. Embalse Pedregal, Venezuela.
aplastamiento. Vaciado de concreto por tramos alternados.
60 ■ Ingeniería de las obras en presas

I
FIGURA 2.102. Embalse Pedregal,
Venezuela. Conduelo de desvío y
toma. Vaciados alternados del
concreto.

FIGURA 2.104. Embalse Pedregal


Venezuela. Compactación cuidadosa
del terraplén en el contacto con el
conducto.
FIGURA 2.103. Embalse Pedregal,
Venezuela. Conducto principal
terminado.

FIGURA 2.105. Presa Tiznados,


Venezuela. Vista desde el estribo
izquierdo durante la construcción. La
estructura de concreto es para alojar
‘ las compuertas.

Medios de captación del agua embalsada ■ 61


62 ■
Ingeniería de las obras en presas

<L

TOMA SECCION LONGITUDINAL


EMBALSE TIZNADOS, VENEZUELA

FIGURA 2.106.
Ejemplo 2.5 Los conductos a través de las presas de concreto
suelen consistir en una tubería de acero (algunas ve­
En las figuras 2.105 y 2.106 se indica el proyecto del ces con anillos o anclajes para garantizar su unión al
conducto enterrado de toma de la presa Tiznados, Es­ concreto) que se coloca antes de vaciar el concreto, y
tado Guárico, Venezuela. queda integrada al mismo (Fig. 2.107).
La toma está constituida por un conducto de concreto
Tal como se indica en la figura 2.107, la tubería de
armado, con un diámetro interior de 3 m, fundado so­
acero evita que se transmitan las presiones del agua al
bre roca y enterrado bajo el terraplén de la presa
concreto de la presa, especialmente cuando la válvula
(23 m de altura).
de regulación está ubicada en el extremo aguas abajo,
En el núcleo de la presa existe una estructura de lo que hace que al estar cerrada se tenga dentro del
concreto armado en forma de chimenea, donde se alo­ conducto la presión hidrostática total del embalse. La
jan las dos compuertas (emergencia y regulación), las utilización de una tubería de acero sirve también como
cuales se operan desde la cresta de la presa. encofrado interior (Fig. 2.108), lo que simplifica las la­
bores de construcción especialmente en el caso de to­
Con este diseño se evita que la parte del conducto
mas y descargas de diámetros pequeños.
de toma, ubicada debajo del espaldón aguas abajo,
funcione a presión cuando las compuertas están cerra­
Las tuberías empotradas en concreto deben limpiar­
das, con lo cual se garantiza que no existan filtraciones
se cuidadosamente en su parte exterior, utilizando cho­
del conducto hacia el terraplén en la zona del espaldón
rro de arena para librarlas de pintura, óxido o cual­
de aguas abajo, no siendo necesario, en consecuencia,
quier otra sustancia indeseable. De esta manera se ga­
blindar el conducto.
rantiza una buena unión entre el concreto y el metal, lo
Por otra parte, para las condiciones más usuales de que evitará la corrosión.
funcionamiento, las compuertas operarán a una cierta
abertura parcial y, por lo tanto, el tramo de aguas aba­ Es importante anclar firmemente la tubería, ya que si
jo del conducto funcionará como canal. el concreto se coloca rápidamente, el tubo podría le­
vantarse a causa de la fuerza de flotación.

23 CONDUCTOS A TRAVES DE LAS PRESAS En algunos casos no se instala una tubería o blindaje
DE CONCRETO interno en los conductos. Esto suele hacerse cuando la
operación de los mismos es por un período de tiempo
Las tomas y descargas a través de las presas de limitado (desviación del río durante la construcción de
concreto son bastante más simples de proyectar y de la presa) o cuando los controles están ubicados en el
construir que las tomas en túnel o conducto enterrado, extremo aguas arriba del conducto y el mismo funciona
ya vistas en este capítulo. como canal, o a presiones reducidas.

FIGURA 2.107. C onducto de d e sca rg a a travé s de una


p re sa d é co n cre to .

Medios de captación del agua embalsada ■ 63


FIGURA 2.108. Conducios
forzados de 10 m. de
diám etro en la Presa Gurí,
Venezuela. (Cortesía del Ing.
Germán Roo.)

2.4 C A N A L E S A TRAVES DE L AS PRESAS Este siste m a es a p ro p ia d o p a ra s e r u tiliz a d o en p re ­


sas pequeñas so b re cauces anchos, pues p re se n ta la
El siste m a de c a p ta r las aguas e m b a ls a d a s a través v e n ta ja de que la e s tru c tu ra de to m a puede c o n s tru irs e
de un canal a b ie rto se puede u tiliz a r económ icam ente antes que la pre sa y u tiliz a rs e p a ra d e s v ia r el río a
en presas de p e q u e ñ a a ltu ra , p rin c ip a lm e n te en obras tra v é s de e lla d u ra n te la co n stru cció n .
de d e riva ció n .

La ca p ta ció n c o n s is te en d e ja r un ca n a l a través del O tra ventaja de este esquem a es que pueden c o m b i­


cuerpo de la p re sa , e fectuándose la re g u la c ió n del ca u ­ n a rse en una m ism a e s tru c tu ra las ob ra s de to m a y
dal m e d ia n te c o m p u e rta s ra d ia le s (se cto r) o planas a liv ia d e ro , lo que d is m in u y e los costos (presas de tie ­
(Fig. 2.109). rra ) (Fig. 2.110).

64 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 2.110.
Canal a través de una presa pequeña de tierra.
Combinación de toma y aliviadero en una misma estructura.

FIGURA 2.111. Toma por bombeo para abastecim iento de la población


de Aragua de Barcelona. Presa La Estancia, Venezuela.
(Cortesía del MAfíNR).

Medios de captación del agua embalsada ■ 65


FIGURA 2.112.
Embalse El Isiro, Estado Falcón, Venezuela.
Vista aérea de la toma p o r bombeo, para el
acueducto de la ciudad de Coro.

25 BOMBEO SOBRE LAS PRESAS Ejemplo 2.6

El bo m b e o del agua e m b a ls a d a por sobre la p re sa En la fig u ra 2.113 se indica una s e cció n lo n g itu d in a l
se e fectúa en a q u e llo s casos en que se desea e n via r el de la tom a p o r bom beo so b re la p re s a del e m b a lse El
líq u id o a una cota s u p e rio r a la del em balse. Isiro, V enezuela, el cual abastece de agua potable a la
ciudad de Coro.
En el a b a ste c im ie n to de p o b la c io n e s puede ser ne ce ­
s a rio b o m b e a r, aunque la p re sa esté ubicada a una c o ­ En esta o b ra se u tiliz ó una tom a de este tipo, ya que
ta s u p e rio r a la de la p o b lació n c o n s id e ra d a ; esto su e le la planta de tra ta m ie n to está u b ica d a en una m eseta
hacerse p a ra co m p e n sa r las p é rd id a s en la aducción y con cota s u p e rio r a la de la presa.
p ro p o rc io n a r una presión re s id u a l su fic ie n te en la red
En la fig u ra 2.112 se a p re cia la d is p o s ic ió n general
de d is trib u c ió n . En estos casos, la ca rg a que p ro p o rc io ­
de las ob ra s de tom a.
na el e m b a js e puede s e r d e s p re c ia b le com parada con
el bom b e o nece sa rio , y se e vita la co n stru cció n de una
tom a c o n ve n cio n a l, bom beando él agua sobre la presa
(Fig. 2.111).

66 ■ Ingeniería de las obras en presas


i
i:
i
i
'
t!"
i

Sección longitudinal.
Medios de captación del agua embalsada ■ 67
REFERENCIAS
1. «Diseño h id rá u lic o de obras de tom a en embalses». Luis M ig u e l Suá-
rez V illa r. S o ciedad V enezolana de In g e n ie ría H id rá u lica . C a ra ca s, ju lio
1974.
2. «Geologie des B a rra g e s et des A m é n a g e m e n ts Hydrauliques». M. Gig-
noux-R. B a rb ie r. M asson et Cié., E diteurs. París, 1955.
3. A puntes del cu rso «C onstrucción d e Túneles», dictado p o r Fred M oa-
v e n z a d e h -M ic h a e l J. M arkow , del M assachusetts Institu te of T e ch n o ­
logy. C o le g io de Ing e n ie ro s de V enezu e la -F u n d a ció n In stitu to de M e jo ­
ra m ie n to P ro fe sio n a l. Caracas, m ayo 1975.
4. «World Construction». V olum en 28. N.° 16. D un-D onnelley P u b lic a tio n ..
U.S.A., ju n io 1975.
5. «Rock Tunneling With Steel Supports». P roctor and W hite. C o m m e rcia l
S h e a ring and S tam ping C om pany. O hio U.S.A. 1968.
6. «Beggs D e to rm e te r Stress A n a lysis of Sin gle B a rre I Conduits». H. Boyd
P h illip s-I. E. A lie n . U S. Bureau of R e cla m a tió n . C olorado. U .S .A ., 1968.
7. «Diseño de Presas Pequeñas». U.S. B ureau of R eclam atión. E d ito ria l
C ontinental, S.A. M éxico, 1967.
8. «Hydro-Electric E n g in e e rin g Practice». J. G uthrie B row n. B la ckie and
Sons L im ite d . London-G lasgow , 1958.
9. «Embankm ent-Dam Engineering. C a sa g ra n d e V olum e. John W ile y and
Sons. U.S.A., 1973.
10. «Soil E ngineering». M. G. S p a n g le r. In te rn a tio n a l T extbook C om pany.
U.S.A., 1971.
11. «Manual de D re n a je y Productos de Construcción». The A rm e o In­
te rn a tio n a l C o rp o ra tio n . U.S.A., 1958.
12. «P rincip ios F u n dam entales de M ecánica de S u e lo s». D onald W.
Taylor. E d ito ria l C ontinental. M éxico, 1961.
13. «Rock Bolting». C atálogo de p ro d u cto s CELTITE, Inc. C leveland-U .S .A .,
1978.
14. «Wirth-Tunnel D rillin g Machines». C a tá lo g o del fa b ric a n te . A le m a n ia ,
1975.
15? «A lp in e O s te rre ic h is ch -A lp in e Montangesellschaft». C atálogo del fa b ri­
cante. A u stria , 1972.
16. « C om paración ec o n ó m ic a entre las so lu cio n e s túnel y conducto e nte­
rra d o p ara el d esvio de los ríos d u ra n te la construcción de presas».
E duardo L a c a rra -H é c to r M artínez. U n ive rsid a d C atólica A n d ré s B e llo .
C aracas, V enezuela, n o vie m b re 1980.

68 ■ Ingeniería de las obras en presas


HIDRAULICA DE LAS TOMAS,
DESCARGAS Y OBRAS DE
DESVIACION

En este capítulo se incluyen los m étodos de cálculo


utilizados actualm ente en la d e te rm in a ció n de las
características h id rá u lica s de los conductos que
cum plen funciones de tom as, desca rg as de fondo o
que sirven para d e svia r el río d uran te la construcción
de la presa.
El presente capítulo se divide en dos partes
principales: flu jo con su pe rficie lib re y flu jo a presión.
Se ha dado más énfasis a la segunda parte, por ser
la más representativa del fu n cio nam ien to perm anente
de las tomas, descargas de fondo y aún el desvío del
río, ya que en este últim o caso, el fu n cio nam ien to a
presión suele ser la condición c rític a para el diseño
de las obras.
Se intenta dar aquí la h e rram ienta m atem ática para el
cálculo hidráulico. Las recom endaciones para el
diseño propiam ente dicho de las d istin ta s partes de
una tom a se dan más adelante en el capítulo 5.
El objetivo principal de este capítulo es la obtención
de la curva de descarga de un conducto, es decir, la
curva que relaciona la d iferen cia entre los niveles del
agua en la entrada y salida, con el caudal que pasa
por el conducto o túnel. Esta cu rva será indispensable
para la escogencia de la sección de conducto que se
necesita dim ensionar, dadas unas cie rta s condiciones
que im pone el proyecto específico en el que se está
trabajando.
Tal como se verá en este mismo capítulo, el caso
más general es que en la curva de descarga de un
conducto (Fig. 3.1), la parte que representa el funciona­
miento como canal es relativamente pequeña, en cuan­
CAPITULO 3 to a la magnitud de los caudales con respecto a la par­
te de la curva que representa el funcionamiento a pre­
sión.
HIDRAULICA DE LAS TOMAS,
DESCARGAS Y OBRAS DE DESVIACION En muchos proyectos la parte de la curva que repre­
senta el funcionamiento como canal suele despreciarse
y sólo se trabaja con la curva de funcionamiento a pre­
sión, pero en definitiva esto dependerá de las caracte­
3.1. Flujo con superficie libre rísticas de cada caso particular.
Cuando el canal es relativamente largo y pueden
El flujo del agua en los canales constituye toda una despreciarse los efectos del flujo variado en la entrada
rama de la hidráulica, y como resulta muy difícil desa­ y la salida, la ecuación de Manning permite calcular el
rrollar aquí con cierta profundidad este tema, nos limi­ caudal en régimen uniforme.
taremos a dar las ecuaciones fundamentales que per­
miten el cálculo aproximado del flujo en los canales. A R 2l3S ,/2
Cuando por las características específicas de un deter­ Q = -------------- Ecuación de Manning [3.1]
minado proyecto sea necesario un cálculo más preciso,
se recomienda utilizar un texto especializado en esta En la que:
materia. El autor recomienda en especial el que apare­
ce en la referencia ’ . Q = Caudal (m3/seg).
A =A rea mojada, es decir, área que ocupa el
Se puede presentar el flujo con superficie libre espe­ agua en la sección transversal del canal (mJ).
cialmente durante el desvío del río para la construcción
de la presa, cuando los caudales son relativamente pe­ S = Pendiente del fondo del canal, la cual en régi­
queños y no llegan a ocupar la sección total del túnel o men uniforme debe ser igual a la de la super­
conducto. ficie del agua y a la de la línea de energía del
flujo.
También cuando la desviación se hace mediante un
/? = Radio hidráulico, definido como la relación
canal abierto lateral a la presa (Capítulo 6). En las
entre el área mojada y el perímetro mojado
obras de toma y descargas de fondo es poco frecuente
(m) (Fig. 3.2).
el funcionamiento como canal. Este caso puede presen­
tarse aguas abajo de las compuertas de regulación del n = Coeficiente de rugosidad de las superficies
caudal cuando se descarga a un canal o conducto que del canal (seg/m1^3). Los valores de n para
funciona parcialmente lleno. distintos materiales aparecen en la tabla 3.1.

ALTURAS NETAS
D E L A G U A EN EL
EMBALSE.

H ( m)

FIGURA 3.1. C urva de d e s c a rg a típ ica de un co n d ucto .

70 ■ Ingeniería de las obras en presas


TABLA 3.1 Ejemplo 3.1

Calcular la curva de descarga de un conducto de


Valores del coeficiente n de Manning
sección circular funcionando como canal en régimen
(para mayor precisión en la determinación de los valo­
res de n ver referencia ’) uniforme. El conducto es de concreto, tiene un diáme­
tro interno de 2 metros, su pendiente es de 0.001 y su
descarga es libre.
C a r a c te r ís t ic a s del c o n to rn o del canal V a lo r e s de n

Acero soldado 0.012


Solución:
Acero remachado 0.016
En el caso limite en que el conducto está a punto de
Metal corrugado 0.025 fluir a sección plena, se puede aún considerar que el
funcionamiento es como canal, ocupando el agua toda
Concreto encofrado o alisado 0.014 la sección.

Concreto proyectado o gunita en superfi­ En ese caso d 0 = 2 m


cie ondulada 0.022
d2
Mampostería rellena con cemento 0.028 A —ti —- = 0.785 d 2= 0.785 x (2)2 = 3.14 m 2
4 0

Canales excavados en tierra, rectos y P o= 7td0= 3.1416x 2 = 6.28 m


uniformes 0.020

Canales en cantos rodados y peñones 0.035

Canales excavados en roca 0.037


Calcularemos el caudal para las profundidades de
0.50, 1, 1.50, 1.60 y 2 metros, aplicando la ecuación
(3.1) en la que:
En la tabla 3.2 se definen algunos parámetros geo­
métricos que son útiles en el cálculo de canales. S = 0.01 -> S 1/2 = x /1 0 ” 3= 0.0316

La figura 3.3 A, presenta las relaciones entre diferen­


tes elementos de la sección de un canal circular fluyen­ El coeficiente de rugosidad para el concreto se obtie­
do parcialmente lleno. En la figura 3.3 B aparecen las ne de la tabla 3.1.
relaciones entre diferentes elementos de la sección de
un canal en herradura. n = 0.014

FIGURA 3.2. Definición de radio hidráulico


(sección rectangular).

Hidráulica de las lomas y descargas ■ 71


TABLA 3.2

E le m e n to s g e o m é trico s de a lg u n a s s e c c io n e s d e c a n a le s '

Los c a u d a le s p a ra las d ife re n te s p ro fu n d id a d e s fija ­ En la fig u ra 3.4 se indica la c u rv a de de sca rg a para


das se c a lc u la n en la ta b la 3.3 con la ayuda de la fig u ­ las co n d ic io n e s enunciadas. La re p re s e n ta c ió n gráfica
ra 3.3. p e rm ite d e s c u b rir fá c ilm e n te alg ú n e rro r de cálculo, lo
K a m b o 10 ha d e m o stra d o q u e el caudal m á xim o en que im p lic a que alg ú n punto se sa lg a fu e ra de la curva.
c a n a le s c irc u la re s vie n e e x p re s a d o por:
En el e je m p lo a n te rio r la c u rv a de d e sca rg a re p re ­
c/8/ 3S 1/2 senta la re la c ió n e n tre el caudal y la p ro fu n d id a d no r­
0 m= 0.33528 --------- m al en el c o n d u cto , pero no se conoce aún la re la ­
n
ción e ntre el ca u d a l y la p ro fu n d id a d del agua H en el
la p ro fu n d id a d Ym, c o rre s p o n d ie n te a Qm es: em b a lse (Fig. 3.5). .

Tm =0.93818 d on La d e te rm in a c ió n de la función Q = f ( H) re su lta difícil


si se re q u ie re co n c ie rta p re cisió n ; en estos casos debe
En n u e s tro ca so tenem os: re c u rrirs e a un m o d e lo h id rá u lic o , pues la cantidad de
v a ria b le s in v o lu c ra d a s c o m p lica n o ta b le m e n te el cálcu­
(2 )8/3 x 0.0316 lo. Las v a ria b le s son: la g e o m e tría de la entrada, la
O = 0 .33528----------------------= 4.808 m 3/seg
0.014 a pend ie n te , fo rm a y ta m a ñ o del conducto, la rugosidad,
c o n d icio n e s de su m e rg e n c ia a la e n tra d a y salida, c u r­
Ym= 0.93818 ■ 2 = 1.876 m vas, etc.

72 ■ Ingeniería de las obras en presas


r q- rr u - j .1 *♦ 1 o u Q

A o = J < io =0 .7 8 5 4 d o
R 0 = 4 ^ 0 " 0.2500 d 0

FIGURA 3.3. R e la cio n e s e n tre d ife re n te s e le m e n to s de


co n d u cto s c irc u la re s y en h e rra d u ra .

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 73


O ( m 3/ s e g )

FIGURA 3.4. Curva de descarga del conducto como


canal en régimen uniforme.

TABLA 3.3

Y Y R A A R 0 (m 7 s e g )
fl2'5
(m ) (m ) (e c u a c ió n 3.1)
(F¡g. 3.3) (Fig. 3.3)

0 0 0 0 0 0 0 0

0.50 0.25 0.60 0.20 0.628 0.30 0.448 0.63

1 0.50 1.00 0.50 1.57 0.50 0.63 2.23

1.5 0.75 1.205 0.80 2.512 0.602 0.713 - 4.04

1.60 0.80 1.22 0.86 2.70 0.61 0.72 4.39

2 1.00 1.00 1.00 3.14 0.50 0.63 4.47

74 ■ Ingeniería de las obras en presas


De a cu e rd o a in v e s tig a c io n e s en la b o ra to rio se ha b) Se e sta b le ce el tip o de ré g im e n (su bcrítico, c ríti­
d e te rm in a d o que la e n tra d a de un co n d u cto p e rm a n e ­ co o s u p e rc rític o ) para el ra ngo de c a u d a le s c a lc u la d o s
c e rá lib re (sin s u m e rg irs e ), si la p ro fu n d id a d del agua en el paso a n te rio r. Para e llo se u tiliz a el n ú m ero de
en la e n tra d a es m e n o r que un v a lo r c o m p re n d id o en­ Froude:
tre 1.2 y 1.5 veces la a ltu ra del conducto (de p e n d ie n d o
de la g e o m e tría de la e n tra d a , sección del c o n d u cto y V
c o n d ic io n e s de a p ro x im a c ió n ), para co n d u cto s que des­ f = - ?= [3 .3 ]
c a rg a n lib re m e n te a la s a lid a ’ .

Al v a lo r de la p ro fu n d id a d en la e n tra d a p ara la cual siendo:


la b o ca del cond u cto c o m ie n z a a s u m e rg irs e lo d e s ig ­ V = V e lo c id a d m edia del flu jo (m /seg).
n a re m o s po r H ' . P a ra efectos de c á lc u lo s p re lim in a ­
D = Profundidad, h id rá u lic a (m ), (Tabla 3.2)
re s se puede to m a r
Si
H * = 1 .5 d 0 [3.2] F>1 F lujo s u p e rc rític o
F= 1 F lujo c rític o
S ie n d o d 0 la a ltu ra del conducto. F<1 F lujo s u b crítico

C uando el borde s u p e rio r de la e n tra d a es a 90°, el


c) Si el flu jo es s u p e rc rític o el co n tro l está aguas
c o n d u cto no flu irá lle n o aunque su boca esté b ajo agua
a rrib a (Fig. 3.6), caso 1, y, p o r lo tanto, la profu n d id a d
(s u m e rg id a ), si la s a lid a está lib re . En estas c o n d ic io ­
más ce rc a n a a la u n ifo rm e se a lc a n z a rá cerca de la
nes el b o rd e s u p e rio r hace el m ism o efecto q u e una
s a lid a del conducto. En este caso se c u m p lirá en fo rm a
c o m p u e rta , o b lig a n d o al flu jo a co n tra e rs e a una a ltu ra
a p ro x im a d a que:
m e n o r qu e la a ltu ra del conducto. Este flu jo de a lta v e ­
lo cid a d d ism in u y e su e n e rg ía a m e d id a que se d e s p la ­
V2 V2
za p o r el conducto d e b id o a la fric c ió n . La re d u cció n de H = Y 0+ LS + — + K — [3.4]
la v e lo c id a d im p lic a un a u m e n to de la p ro fu n d id a d a lo 0 2g “ 2a

la rg o del d e sp la z a m ie n to del flujo. Si el co n d u cto no es


lo s u ficie n te m e n te la rg o co m o para que la p ro fu n d id a d siendo
del agua alcance su techo, entonces el flu jo s e rá lib re , L = Lo n g itu d del conducto (m).
co m o ca n a l. En el c a so c o n tra rio , el flu jo lle n a rá todo
S = P e n d ie n te del fondo del canal.
el co n d u cto y el flu jo s e rá a p resión. En el p rim e r caso
se d ic e que el c o n d u cto es h id rá u lic a m e n te co rto y en K e = C o e ficie n te de p é rd id a s en la entrada del co n ­
el se g u n d o h id rá u lic a m e n te largo. ducto. Los v a lo re s de K ñ a p arecen en la ta b la 3.4.

Las p rin c ip a le s fo rm a s que adopta el flu jo en un con­ d) Si el flu jo es su b crítico el co n tro l está aguas ab a ­
ducto aparécen e sq u e m a tiza d a s en la fig u ra 3.6 (en ca­ jo (Fig. 3.6) caso 2, y, p o r lo tanto, la p ro fu n d id a d más
da caso aparece la e x p lic a c ió n -c o rre s p o n d ie n te ). ce rcana a la u n ifo rm e se a lc a n z a rá ce rca de la e n trada
del conducto.
En a q u e llo s co n d u cto s en que el fu n c io n a m ie n to co­
m o ca n a l no sea m u y im p o rta n te , es d e cir, que la ram a En este caso se te n d rá en fo rm a a p roxim ada:
de fu n c io n a m ie n to con su p e rfic ie lib re ocupa una parte
pequ e ñ a de la c u rv a to ta l de desca rg a (Fig. 3.4); o en Y2
[3 .5 ]
e stu d io s p re lim in a re s , se puede u tiliz a r el m étodo de H = Y°+ 2 g +K 2g
c á lc u lo que se e xp o n e a con tin u a ció n :

a) Se d e te rm in a la ,re la c ió n entre caudal y p ro fu n d i­ e) El flu jo c rítico es in e sta b le y p o r lo tanto d ifíc il


dad un ifo rm e , tal co m o se efectuó en el e je m p lo 3.1 de o b te n e r en form a p erm anente. Este caso no se e stu ­
(T abla 3.3). diará.

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 75


DESCARGA LIBRE Y ENTRADA LIBRE, REGIMEN SUPERCRITICO CON CONTROL A LA
CASO 1:
EN TRAD A.
Ye = PROFUNDIDAD
H < H* Y < Y c
Yo = PROFUNDIDAD
Y = PROFUNDIDAD
Yt PROFUNDIDAD

CASO 2 = DESCARGA LIBRE Y ENTRADA LIBRE, REGIMEN SUBCRITICO


CON CONTROL A LA SALIDA.
H < H* Y > Ye

CASO 3 - DESCARGA LIBRE- CONDUCTO HIDRAULICAMENTE CORTÓ.


ENTRADA SUMERGIDA.

CASO 4= DESCARGA LIB RE. ENTRADA SUMERGIDA. CONDUCTO HIDRAULICAMENTE


CORTO. FLU JO A PRESION.
H > H*

FIGURA 3.6. Formas principales de flujo en conductos.

76 ■ Ingeniería de las obras en presas


TABLA 3.4

C o e fic ie n te s de p é rd id a s en la e n tra d a de c o n d u cto s


que fu n c io n a n co m o canal

Ejemplo 3.2 Com o el ré g im e n es su b crítico (ve r co lu m n a 7.* de la


T a b la 3.5), se cu m p le que:
A p a rtir de los datos y re s u lta d o s del E jem plo 3.1,
d e te rm in a r la cu rv a de d e sca rg a q u e re la c io n a la a ltu ­ V2
ra H del agua en el em balse, con el ca u d a l que d e s c a r­ [3.5]
2g
ga el conducto, en el ra ngo de fu n c io n a m ie n to com o
canal, su p o n ie n d o desca rg a lib re a g u a s abajo.
S uponiendo que la entra d a es a b o cina d a (Tabla 3.4),
tenem os:

K „ = 0.05
Solución luego:

En la ta b la 3.5 se indican los p a so s se g u ido s p ara la V2


H = Y + 1 .0 5 — = V „ +0 .0 5 3 V ’
so lu ció n del pro b le m a . 2g

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 77


TABLA 3.5

D V
Y. A 0 V D F= H = y 0 + 0 .0 5 3 V a
x/g 0
(m) ( m 2) (m ’/seg) (m/seg) (m)
(F ig . 3 .3 )

0 0 0 0 0 0 — 0

0.50 0.628 0.63 1.00 0.18 0.36 0.53 0.553

1 1.57 2.23 1.42 0.40 0.80 0.51 1.11

1.5 2.512 4.04 1.61 0.74 1.48 0.42 1.64

1.60 2.70 4.39 1.63 0.85 1.70 0.40 1.74

1.876 3.06 4.81 1.57 OO 1.876 0.366 2.007

2 3.14 4.47 1.42 OO 2 0.32 2.11

La últim a parte de la curva de descarga del ejemplo nando un flujo inestable con ondas e irregularidades, el
anterior es dudosa (por eso se representa punteada), cual es difícil de delim itar.
ya que en la transición entre el funcionam iento como
Este flujo de transición se acompaña de vibraciones,
canal y el funcionam iento a presión, la superficie del
golpes y succión en el techo, por lo que debe evitarse
agua se pega y despega del techo del conducto, o rig i­
un funcionam iento prolongado en esta form a.

Q ( m3/se g )

FIGURA 3.7. Curva de descarga del conducto como canal.

78 ■ Ingeniería de las obras en presas


3.2. FLUJO A PRESION De la m ism a forma, si se toma el punto 2 en la su­
perficie de! chorro, inm ediatam ente aguas abajo de la
descarga, se tendrá que:
El flujo a presión es el que predom ina en el funcio­
namiento de las tomas y descargas de fondo.
— =0 (presión atmosférica)
Para el cálculo de la curva de descarga se utiliza la y
ecuación de B ernoulli, o ecuación de la energía (Figu­
ra 3.8).
La ecuación de Bernoulli queda entonces
Si se fijan dos puntos de referencia en el flujo, 1 y 2,
se tendrá que la energía del punto 1 es igual a la
energía del punto 2, más las pérdidas que experim enta Z,=Zt+ ^ - + Zh,_2 [3.7]
el flujo al pasar de 1 a 2.
Puesto que:

Z Y1 =z. + - 2
[3.6] Q<_
2g V2 [3.8]
A*

En la cual: siendo A 2 el área de la sección transversal del conduc­


to de aguas abajo, en este caso la ecuación [3.7] queda
Z = Cota de punto considerado (m) (energía poten­ de la form a:
cial).
P = Presión (kg/m 2)
Q = A 2^ 2 g ( Z , - Z 2- Z h , _ 2) [3.9]
y = Peso específico del fluido (kg/m 3)
Eh = S um a de todas las pérdidas de energía en­
tre 1 y 2 (m). La ecuación [3.9] perm ite el cálculo de la curva de
descarga del conducto en form a bastante sim ple.
Si se toma el punto 1 sobre la superficie del embalse
y suficientem ente alejado de la entrada del conducto se
cum plirá que:
3.2.1. Pérdidas de energía
P,
— =0 (presión atmosférica)
y Para poder resolver la ecuación [3.9] es necesario
evaluar el térm ino es decir, conocer todas las
v2 pérdidas de energía que experim enta el flujo al pasar
^-L = 0 (velocidad despreciable)
de 1 a 2 (Fig. 3.8).

FIGURA 3.8. Diagrama de energía en un conducto a presión.

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 79


Se cumple que: El número de Reynolds se define como

E h 1 _2— + [3.10] VD
R= — [3.13]

siendo siendo
hR = pérdidas por rejilla (m). v = viscosidad cinemática del fluido (m 2/seg).
ho = pérdidas por entrada (m).
Los valores de v conjuntamente con otras propieda­
hct = pérdidas por contracción (m).
des físicas del agua a diferentes temperaturas, apare­
ha — pérdidas por compuerta (m). cen en la tabla 3.7 3.
hc. = pérdidas por codo (m). Normalmente, en los cálculos se toma:
h v = pérdidas por válvula (m).
y = 1,000 kg/m 3
hf = pérdidas por fricción (m). p —102 kg • seg2/m 4 *
v = 1 0 '6 m 2/seg.
En general las pérdidas se clasifican en dos grupos:

a) Pérdidas mayores: Son las pérdidas por la fric­ La variación del coeficiente de fricción f, en función
ción del fluido con las paredes del conducto. Represen­ de S y de R, se indica en la figura 3.9.
tan generalmente la parte más importante de las pérdi­
das totales. Es bastante común que f sea independiente de ñ; es
decir, que para los flujos que normalmente se presen­
b) Pérdidas menores: Son todas las demás pérdi­ tan en las tomas y descargas de fondo de las presas,
das que existen en un conducto determinado, como por las velocidades son elevadas y en consecuencia R es
ejemplo: rejilla, entrada, codos, etc. Aunque en general también grande. Esto hace que los puntos caigan en la
son bastante menores que las pérdidas por fricción, en parte derecha de la figura 3.9, donde f es función sola­
algunos casos particulares pueden ser comparables o mente de la rugosidad relativa 5.
aun mayores que aquéllas.
En el caso general en que f sea función de R y de <5,
a) Pérdidas por fricción. Se utiliza la ecuación de el cálculo del caudal que pasa por una tubería de diá­
Darcy-Weisbach 3 para su evaluación: metro y material de contorno conocidos, debe hacerse
por aproximaciones sucesivas según los pasos siguien­
L V2* tes:
h' = f D 2 ¿ t3 1 1 l
1. Para el material de contorno dado se obtiene el
en la cual valor de la rugosidad e de la tabla 3.6.

ó, = pérdida de energía en el flujo a causa de la fric­ 2. Suponiendo, en primera aproximación, que la tu­
ción (m). bería se comporta como totalmente rugosa, se entra
f = coeficiente de fricción. con el valor de e/D en la parte derecha de la figura 3.9
(zona de líneas rectas horizontales) y se obtiene un va­
L = longitud del conducto (en la cual se produce h )
(m ) lor de /.

D = diámetro interno del conducto (m). 3. Se introduce f en la ecuación [3.11] y se despeja


de la ecuación [3.6] el valor de la velocidad del flujo V.
El coeficiente de fricción 1 es función de la rugosidad
4. De la tabla 3.7 se obtiene el valor de la viscosi­
relativa de las paredes del conducto y del número de
dad cinemática del agua, v, a la temperatura considera­
Reynolds.
da y se calcula el número de Reynolds del flujo R, con
la ecuación [3.13],
La rugosidad relativa, b, viene dada por la expresión
5. Con el valor de R calculado se verifica en la figu­
ra 3.9 si el valor de I obtenido en el paso 2 correspon­
b= ~ ' [3.12] de a la zona totalmente rugosa (lineas horizontales). Si
es así, el valor de f es el correcto; de lo contrario, se
entra nuevamente en la figura 3.9, con e/D obtenido en
Siendo £ la rugosidad absoluta, o profundidad de las el paso 2 y el valor de R calculado en el paso 4, obte­
rugosidades de las paredes del conducto, expresada niéndose un nuevo valor de f, con el que se repite el
en las mismas unidades que D. proceso hasta que no existan diferencias.

En la tabla 3.6 aparecen ios valores de e para distin­ 6. Con el valor de V obtenido del último valor de R
tos materiales empleados en los conductos 2. se calcula el caudal.

80 ■ Ingeniería de las obras en presas


V •• l:. I

COEFICIENTE DE FRICCION

RUGOSIDAD RELATIVA
I
CL

F IG U R A 3.9. Diagrama de Moody para la fricción en tuberías (2).

co
TABLA 3.6

Rugosidades de diferentes m ateriales utilizados en conductos2

M a te ria l d el C o n to rn o £(m m )

Concreto excesivam ente rugoso (encofrado de madera rugosa — erosión


en concreto pobre— alineam iento deficiente en las juntas). 0.6-3.0

Concreto rugoso (erosionado por sólidos transportados por el flujo-m ar-


cas visibles de los encofrados de madera) 0.4-0.6

Concreto gra nu lar (encofrado de madera lisa en buenas condiciones-jun­


tas bien hechas). 0.15-0.40

Concreto liso (nuevo-encofrados metálicos-vacíos creados por aire atra­


pado en las superficies-juntas lisas). 0.06-0.15

Concreto muy liso (nuevo-encofrados m etálicos-trabajo esmerado-juntas


lisas). 0.014-0.06

Concreto centrifugado en tuberías. 0.15-0.50

Acero soldado, severam ente tuberculizado, con corrosión e incrustacio­


nes. 2.4-12.2

Acero soldado, con tuberculización general. 0.9-2.4

Acero soldado, revestido con asfalto aplicado con brocha. 0.4-0.9

Acero soldado, con ligera oxidación. 0.15-0.4

Acero soldado, revestido de asfalto aplicado en caliente por sumergen-


cia. 0.06-0.15

Acero soldado, liso nuevo, con pintura aplicada por centrifugado. 0.009-0.06

Acero soldado longitudinalm ente y rem achado en las juntas (cada 5-9
metros).
a) Severamente tuberculizado y con incrustaciones. 3.7-12.2
b) Tuberculización general. 1.37-3.7
c) Oxidado. 0.60-1.37
d) Nuevo, liso, con pintura aplicada por centrifugado 0.15-0.60
e) Revestido con asfalto aplicado con brocha. 0.9-1.8
f) Revestido con asfalto aplicado en caliente por sumergencia. 0.3-0.9

Acero totalm ente remachado, longitudinalm ente y en las juntas (juntas


cada 1.8-2.4 m).
a) Severamente tuberculizado y con incrustaciones. 6.1-12.2
b) Tuberculización general. 2.13-6.1
c) Superficie lisa del acero. 0.3-6.1

Duelas de madera. ; 0.036-2.4

8 2 ■ Ingeniería de las obras en presas


TABLA 3.7

P ro p ie d a d e s físicas del a gua a la p re sió n a tm o s fé ric a 3.

V i s c o s id a d T e n s ió n P r e s ió n
T e m p e ra tu ra D e n s id a d
E s p e c ific o d i n á m ic a c in e m á tic a S u p e r fic ia l del vapor
C° e la s t ic id a d
P p
y
k g / s e g J/ m 4 k g /m s k g /s e g /m 2 m 2/ s e g k g /m k g /c m 2 k g /c m 2

0.0 101.94 1,000 1.83 x 10“ “ 1.79 x 1 0 ' 6 0.007709- 0.0056 20,320
4.4 101.94 1,000 1.58 1.55 0.007649 0.0077 20,812
10.0 101.94 1,000 1.34 1.31 0.007560 0.0119 21,445
15.6 101.94 1,000 1.14 1.12 0.007486 0.0183 21,937
21.1 101.83 999 0 .9 9 6 x 1 0 " 0 .9 7 5 x 10“ 6 0.007396 0.0253 22,429
26.7 101.43 995 0.879 0.864 0.007322 0.0358 22,851
32.2 101.33 994 0.776 0.765 0.007233 0.0492 -23,132
37.8 101.22 993 0.693 0.684 0.007128 0.0675 23,273
49.0 100.61 987 0.571 x 10“ 4 0.567 x 10“ 6 0.006935 0.1195 23,413
66.0 99.90 980 0.442 0.442 0.006637 0.2601 23,062
82.0 98.88 970 0.354 0.358 0.006340 0.5273 22,359
100.0 97.66 958 0.290 0.296 0.005997 1.0335 21,304

E jem plo 3.3 De la ta b la 3.7, p a ra 21° C ------►

------>• v ~ 0 . 9 8 - 1 0 '6 m 2/se g


C a lc u la r el caudal que d e sagua una tu b e ría de acero
soldado con lig e ra o xid a ció n , de 3 m de d iá m e tro y una 19.81
V= — --------- = 13 36 m/seg.
lo n g itud de 300 m, te m p e ra tu ra a m b ie n ta l de 21° ce n tí­ ^ 1 0 0 x 0 .0 1 2 + 1
grados, c a rg a a la entra d a de 18 m y d e sca rg a lib re a
la salida, segú n el esquem a que se in d ic a en la fig u ra VD 1 3 .3 6 x 3
3.10. Se d e sp re c ia n las p é rd id a s m enores. R = ---- = 4.09 x 10
v 0.98 x 10“ 6 [3.13]

E cuación de B e rn o u lli e n tre los p u n to s 1 y 2. E ntrando con f l= 4 . 0 9 x 107 y con e/D = 0.0001 en la
fig u ra 3.9 se o btiene:

[3.7] f =0 .0 1 2 = f ,
Z ' Zz + 2g + h '

Luego no son n e ce sa rio s más ta n te o s y el caudal re ­


V2 L V2 sulta:
18 + 5 = 31----- + /?, 1- 2 = 7— — [3.11
2g ' ,1 2 D 2 g
O = VA = 13.36 x 0.785(3)2 = 94.39 m 3/seg.

V2 300 V2 V2
20 = — + f ----- — = (1007+1) — a.1) Secciones de conductos no c irc u la re s . La fig u ra
2g 3 2g 2 g 3.9 es el re s u lta d o de num erosas m e d icio n e s e fe ctu a ­
das en tu b e ría s de se cció n c irc u la r, p o r lo que e s tric ta ­
s im p lific a n d o :
m ente h a b lan d o dicha fig u ra no se ría a p lic a b le pa ra
d e te rm in a r las p é rd id a s por fric c ió n en co nductos de
^ 19,81
se ccio n es d ife re n te s.
yÍQOf+1 En la p rá ctica se ha p odido c o m p ro b a r que las pérdi.-
das en a q u e llo s conductos de se ccio n e s no c ircu la re s,
De la ta b la 3.6 ------► e ^ 0 .3 mm. en las que la re la c ió n a ltu ra /a n c h u ra no sea m uy a le ­
ja d a de la unidad; o sea, para a q u e lla s fo rm a s ge o m é ­
tric a s en que se pueda in s c rib ir un c irc u lo sin que e x is ­
„ « 0.3
<5= - = -------- = 0.0001 ta excesiva d ife re n c ia , se pueden u tiliz a r los va lo re s de
D 3,000 la fig u ra 3.9, sin co m e te r e rro re s s ig n ific a tiv o s .

En estos casos se e m p le a el ra d io h id rá u lic o en la


De la fig u ra 3.9 (parte to ta lm e n te rugosa) ------>• 7, _ d e te rm in a c ió n de los p a rá m e tro s n e c e s a rio s p ara u tili­
= 0 . 012. z a r la fig u ra 3.9.

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 83


La rugosidad relativa quedará entonces definida co­ En la práctica, las secciones de los conductos no c ir­
mo: culares más utilizadas son las herraduras, las cuadra­
das y las rectangulares, y todas ellas tienen relaciones
altura-anchura bastante cercanas a la unidad, por lo
[3.14]
4R que en estos casos se puede u tiliza r la figura 3.10 en la
determ inación de las pérdidas (además, existe muy po­
El núm ero de Reynolds será: ca inform ación experim ental para otras secciones de
conductos diferentes a la circular).
4 VR
R = ------ [3.15]
v b) Pérdidas en las rejillas. Existen varias fórm ulas
que perm iten estim ar las pérdidas que sufre el flujo al
y la ecuación [3-11] queda: pasar a través de las rejillas. Todas ellas se basan en
m ediciones sobre m odelo hidráulico o sobre prototipo.
L V1
h t
[3.16]
f 4R2¿ La ecuación de O. K irs c h m e r4 establece que

Obsérvese que las ecuaciones [3.14], [3.15] y [3.16] 4/3 yi


quedan en su form a original [3.12], [3.13] y [3.11], — sen a [3.17]
cuando se aplican a conductos de sección circular. 2g

TIPO DE REJA A B C D E F G

/3 2.42 1 .8 3 1.67 1.035 0.92 0 .7 6 1 .79

FIGURA 3.11. C o e ficie n te fí p a ra d is tin to s tip o s de re ja s (4).

84 ■ Ingeniería de las obras en presas


en la cual (Fig. 3.11): d) Pérdidas en las curvas. En las cu rvas, adem ás
i
de las p é rd id a s causadas p o r el ro z a m ie n to , se p ro d u ­
h R= p é rd id a s en la re jilla (m). cen o tra s o rig in a d a s p o r flu jo s s e c u n d a rio s y s e p a ra ­
S = e spesor de los b a rro te s (m). ció n . Estas pérdidas se pueden c a lc u la r m e d ia n te la
í ecu a ción
b = separación n eta e n tre ba rro te s (m ).
V = ve lo cid a d del flu jo aguas a rrib a de la re jilla V2
i (m /seg).
a = ángulo del p la n o de la re jilla con el plano h o ri­
zontal. sie n d o K c el c o e fic ie n te 'd e p é rd id a s en la curva.
/? = C oeficiente , cu y o s va lo re s a p arecen en la fig u ra
A p e s a r de que los datos e x p e rim e n ta le s son d is c o r­
3.11.
I dantes, se puede s in te tiz a r una , c u rv a a ju sta d a para
c o n d u cto s de gran d iá m e tro , tal co m o se p re se n ta en la
C re a g e r y J u s tin 5 e stablecen la s ig u ie n te re la ció n fig u ra 3.13.A, en la cual K c está en fu n c ió n del ra d io de
p a ra las p é rd id a s a tra v é s de las re jilla s c u rv a tu ra Rc y del d iá m e tro D del co n d u cto. La fig u ra
f 3.13.A es v á lid a para c u rv a s con á n g u lo s c e n tra le s de
90°; p a ra ángulos d ife re n te s se deben m u ltip lic a r los
h r = K [3 -1 8 ] v a lo re s obtenidos de la fig u ra 3.13.A p o r los fa cto re s
2g que se obtienen de la fig u ra 3.13.B.

En la fig u ra 3.13.A se ha in c lu id o ta m b ié n a titu lo


siendo:
ilu s tra tiv o el re su lta d o de los tra b a jo s de in ve s tig a c ió n
1 de B e ij 5, para codos lis o s con á n g u lo s c e n tra le s de 90°
A (A „ y
1 .4 5 -0 .4 5 [3.19] en tu b e ría s de pequeños d iá m e tro s . A u nque estos d a ­
tos no son e s tricta m e n te a p lic a b le s a las tu b e ría s de
g ra n d e s d iá m e tro s que se u tiliz a n en las p resas, es in ­
K ñ= c o e fic ie n te de p é rd id a s en la re jilla . te re s a n te notar que la c u rv a p re s e n ta un m ín im o en el
i Vn = ve lo cid a d a tra v é s del área neta (lib re ) de la re ji­ c o e fic ie n te de pérd id a s, c o rre s p o n d ie n te a un v a lo r de
lla (m /seg).
co m p re n d id o e ntre 3 y 4, lo que co n s titu ye un dato
A n = área neta (lib re ) que d e ja la re jilla , descontando
I del área total A , las áre a s de los b a rro te s, hojas, de g ra n in te ré s para el dise ñ o.
palos, basura, etc. (m 2).
A t = área total de la re jilla . Rc
P ara á n gulos «bruscos» con - ^ = 0 (Fig. 3.14.A) el va­
t
lo r del co e ficie nte de p é rd id a s es K c = 1.10, este v a lo r
Es bastante co m ú n su p o n e r ™ = 0.50; se o b tie n e en- se puede re d u c ir a K c = 0.20 in s ta la n d o á la b es d e fle cto -
res en la curva (Fig. 3.14.B).
tonces para este ca so que K „ = 0.98. Con este v a lo r se
c a lc u la la curva de desca rg a del conducto. e) P é rdidas en las con tra ccio n e s. En las c o n tra c c io ­
nes, adem ás de las p é rd id a s p o r fric c ió n , se producen
o tra s p é rd id a s de b ida s a la a c e le ra c ió n que se o rig in a
Para el c á lcu lo de los d isip a d o re s de e n e rg ía se sue­
en el flu id o . Estas p é rd id a s se o b tie n e n m e d ia n te la
len d e sp re c ia r las p é rd id a s en las re jilla s . En g eneral,
ecuación
se u tiliza n las e cu a c io n e s [3.18] y [3.19] p ara la d e te r­
m in a ció n de las p é rd id a s. Las b a rra s m ás u tiliza d a s
son las tip o A (Fig. 3.11), por su s im p lic id a d . hc'= K " í ¡ [3.22]

c) Pérdidas en la s entradas. La e cu a ción que define


sie n d o
las pérd id a s en las en tra d a s de los co n d u cto s es:
I
h ct = P érdida total en la c o n tra c c ió n (m).
V2 V = V elocidad del flu jo aguas ab a jo de la c o n tra c ­
h =K — [3.20]
I 2g- ción (m /seg.).
K ct = C oeficiente de p é rd id a s en la co n tra cció n .
S iendo
P ara las co n tra ccio n e s g ra d u a le s , el c o e fic ie n te K et
I h B = P érdida de e n e rg ía en la e n tra d a (m). es función del á ngulo c e n tra l de la c o n tra cció n (Fig.
K o = C oeficien te de pérd id a s, que d epende de la 3.15) según K is ie lie v 6.
geom etría de la e n trada. Los v a lo re s de K e apa­
recen en la fig u ra 3.12. En las co n tra ccio n e s b ru sca s, el co e fic ie nte K ct es
t
» fu n ció n de la re la ció n de d iá m e tro s después y antes de
V = V elocidad d e l flu jo aguas ab a jo de la entrada la co n tra cció n . En la fig u ra 3.16, aparecen los v a lo re s
(en el co n d u cto ) (m /seg.). K ct para este caso 6.
J
Hidráulica de las lomas y descargas ■ 85
1
r/D 0 0.04 0 . 0 8 0.12 0.16 > 0 .2 PA RA TUBO C IR C U LA R
Ke 0 0 .2 6 0.15 0 .0 9 0.0 6 > 0 . 0 3 G . - CON P I L A C E N TR A L
0 .0 7 A 0 .2 PARA
F-ENTRADA SUAVIZADA CON TUBO RECTANGULAR.
ARCO DE CIRCULO H.- ABO CINAM IENTO E L I P T I C O .

FIGURA 3.12. V a lo re s d e l c o e ficie n te K g p a ra d ife re n te s casos (6).

8 6 ■ Ingeniería de las obras en presas


I

A— VALORES DE Kc PARA CURVAS CON ANGULOS CENTRALES DE 90 °

ANGULO CEN TR AL DE LA CURVA EN GRADOS

B - F A C T O R E S DE CORRECCION PARA DIFERENTES ANGULOS

FIGURA 3.13. Valores de coeficiente K c (5).

Hidráulica de las lomas y descargas ■ 87


FIGURA 3.14. Valores de Kc en codos con ángulos «bruscos».

El ca so de e n tra d a de un e m b a ls e a un c o n d u cto co- En el caso de v á lv u la s y c o m p u e rta s que descargan


D, lib re m e n te a la a tm ó sfe ra , si en lu g a r de u tiliz a r el
rre s p o n d e a — = 0 ; en la fig u ra 3.16 se o b se rva que el c o e fic ie n te de d e s c a rg a Cd, tal c o m o se expone en el
^ i
c o e fic ie n te K ct es ig u a l a 0.50 lo q u e co rre s p o n d e en la ca p ítu lo 4, se p re fie re tra b a ja r en lo s c á lcu lo s, con la
fig u ra 3.12 a una e n tra d a a 90° con a rista s sin re d o n ­ p é rd id a de e n e rg ía h r que o c a s io n a la v á lv u la o co m ­
d e a r (caso C, fig u ra 3.12). p uerta en el flu jo , d ich a p é rd id a p u e d e c a lc u la rs e con
la e cu a ción [3.26]
f) P é rd id a s en las e xp a n sio n e s. En las e xp a n sio n e s
se p ro d u ce n p é rd id a s o rig in a d a s p o r la d e s a c e le ra c ió n
de l flu jo y la d is ip a c ió n de e n e rg ía en los re m o lin o s
que se fo rm a n . La p é rd id a de e n e rg ía h gx puede c a lc u ­
la rs e m e d ia n te la ecu a ción [3 .2 3 ] para e xp a n sio n e s
Siendo:
g ra d u a le s

V = V e lo c id a d en el c o n d u c to in m e d ia ta m e n te
^ exg ^exg
[3.23] aguas a rrib a de la v á lv u la , o en la vena co n ­
tra c ta en el caso de c o m p u e rta s d e sliza n te s
(m /seg.).
Los v a lo re s de K gxg a p a re ce n en la fig u ra 3.17.
Cd = C o e ficie n te de d e sca rg a c o rre s p o n d ie n te al
C uando la e xp a n sió n es bru sca , la p é rd id a puede p o rc e n ta je de a b e rtu ra de la v á lv u la o c o m ­
c a lc u la rs e con la ecuación [3.24] p uerta (capítulo 4).

[3.24]
^BMb ^ o x b
2g Ejemplo 3.4

Los v a lo re s de K gxb se pueden c a lc u la r m e d ia n te la Dada la d e sca rg a de fon d o que se in d ic a en la fig u ra


e cu a ció n [3.25] 3 3.19, c a lc u la r la cu rva de d e sca rg a , el d ia g ra m a de
ene rg ía y de p re s io n e s a lo la rg o d e l conducto. Este
presenta en su e n tra d a una re jilla , q u e se s u p o n d rá un
50 p o r 100 o b s tru id a , con un á re a to ta l de 25 m 2. A
co n tin u a ció n se e n cu e n tra la e n tra d a , la cual es a b o c i­
P ara el caso p a rtic u la r en que un conducto d e sagua nada e líp tica m e n te .
D, El p rim e r tra m o del co n d u cto es de concreto, con
en un e m ba lse , se cu m p le que —^ = 0, o sea que K 0xb =
sección c irc u la r de 2 m de d iá m e tro y una lo n g itu d de
^ 2

V2 20 m; aguas ab a jo existe urra tra n s ic ió n de c irc u la r a


= 1', lo que s ig n ific a que la c a rg a de ve lo c id a d ~ se cu a d ra d a de 10 m de lo n g itud , in m e d ia ta m e n te des­
pués de la cual está ub ica da la c o m p u e rta d e sliza n te
p ie rd e p o r c o m p le to , a causa de la tu rb u le n c ia cau sa d a
de e m e rg e n c ia de 1 m x 1 m, la cu a l se sup o n d rá to ta l­
p o r la d e s a c e le ra c ió n de la c o rrie n te (Fig. 3.18).
m ente a b ie rta . Aguas ab a jo de la c o m p u e rta está u b i­
g) P é rd id a s en las vá lvu la s y la s com puertas. Esta cada una tra n s ic ió n gra d u a l de 5 m de longitud, de
se cció n se a n a liza d e ta lla d a m e n te en el ca p itu lo 4, y cu a d ra d a a c irc u la r y de 1 m de d iá m e tro . S igue un
a llí se dan los co e fic ie n te s de d e s c a rg a para los d is tin ­ segundo tra m o con este m ism o d iá m e tro y una longitud
tos tip o s de v á lv u la s y c o m p u e rta s q u e se u tiliza n en la de 45 m, al fin a l del cual se e n c u e n tra la v á lv u la de
a ctu a lida d . re g u la ció n , tip o H o w e ll-B u n g e r (C a p itu lo 4) de 1 m de

8 8 ■ Ingeniería de las obras en presas


FIGURA 3.15. Pérdidas en las contracciones graduales en tuberías (6).

O 0.1 0 0 .2 0 0 .3 0 0 40 0 .5 0 0 .6 0 0 .7 0 0 .8 0 0 .9 0 1 .0 0
Da
~ d7
FIGURA 3.16. Pérdidas en las contracciones bruscas {6).

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 89


1-3 (-------- ---------------------------- ------------------- 1-------- Segundo tramo (cuadrado de 1.00x1.00). De la ta­
bla 3.6, para acero soldado revestido con a s fa lto -» ^ ~
~ 0.0006 m

A2 1.00 0.0006
0.25 0.0006 [3.14]
R, 4.00 4 x 0.25

Suponiendo la tubería totalmente rugosa de la figura


3.9 ->/2= 0.0175

f L V2 10.00 VI Y\
-T— —?- = 0.0175 - ^ = 0.175 [3.16]
O* ------ ------ ------------- ------ ------ . 4 f l 2 2g 4x0.25 2g 29
0o 20° 40® SO® 80° 100® 1208 140° 160° 180°

ANG ULO a:
(para simplificar se supuso la segunda transición como
una extensión del tramo cuadrado.)
FIGURA 3.17. Coeficiente de pérdidas KgxG en
las expresiones graduales (9).
Tercer tramo (<j>= 1 m). De la tabla 3.6 para acero
soldado revestido con asfalto-+e3~0.0006 m.

0.0006
diámetro, la cual descarga libremente a la atmósfera. S = ---------= 0.0006 [3.12]
3 1.00 1
La válvula se supondrá totalmente abierta. Aguas arri­
ba de la válvula existe un codo vertical con un ángulo Suponiendo la tubería totalmente rugosa, de la figura
de 45° y un radio de curvatura de 5 m.
3.9-+f3= 0.0175
Todo el tramo comprendido entre el inicio de la pri­ 45 VI V\
mera transición y la válvula de regulación está revesti­ h, =0.0175--------- - = 0.787—- r3.1i ]
do con acero soldado, pintado con asfalto. '3 1.00 2g 2g 1

b) Cálculo de las pérdidas menores.


a) Cálculo de las pérdidas por fricción. Primer tra­
mo {(¡>,=2 m). De la tabla 3.6, para concreto granular 1. Rejilla (50% tapada).
-> £ ,~ 0.0002 m.
K „ = 1.45 —0.45 x 0.50 —(0.50)2= 0.98 [3.19]
s 0.0002
5 = - * - = -------------------- = 0.0001 [3.12] O O
1 D, 2.00 0.08 Q
A„ 25 x 0.50

Suponiendo que la tubería se comporta como total­ V2 Q2 Q2


mente rugosa, de la figura 3.9->f, =0.012 -= - = (0.08)2 0.0064 ----
2g 2g 2g

L , V2 20.0 V\ V2 O2 Q2
/i , = f , — —1 = 0.012 = 0. 12 — - [3.11 /J„=0.98 x 0.0064 — = 0.0063 — [3.18]
M 'D,2g 2.00 2 g 2g 2g 2g

90 ■ Ingeniería de las obras en presas


NIVEL MAXIMO
í

■i
I

(
i
i

I
I

2. E ntrada (b o cin a e líp tic a ). De la fig u ra 3.12.H: 6. C om puerta (Guías). En el ca p ítu lo 4 se índica que
K g = 0.10, luego:
K „ = 0.04
V2
/jq =0.10-2-
V2 2g
h = 0 .0 4 [3.20]
2g
c) P é rd id as tota le s, hasta la v á lv u la de cono (en el
o rd e n del flu jo ).
3. C o n tra cció n de c ir c u la r a cuadrada. A n g u lo ce n ­
tra l de la c o n tra c c ió n = 0 (Fig. 3.20).
O2 V2 V2 V2
Z /, = 0 .0 0 6 3 — + 0.04 —- + 0.12 —- + 0.15 +
B (2-1) 2g 2g 2g 2g
=0 .0 5 0 - 0 = 5.72°
2 2 x 10
« V2 V2 V? V?
+ 0.175 — + 0.10 — + 0.787— + 0.0 5 6 —-
de la fig u ra 3.15 se o b tie n e — K ct = 0.15 2g 2g 2g 2g
f

I V2 A = 3 .1 4 m 2 A 2=;1 m 2 A 3 = 0.785 m 2
h c = 0 .1 5 —2- [3.22]
2g
! O2
V i- = 0.101 O 2 v =— = 0 2
I 4. C ontracción de c u a d ra d a a circular: D e sp re cia - 1 (3.14)2 (1 )2
ble.
V 2= - = 1.623 O 2
5. Curva (Rc = 5 m, < = 4 5 ° ) . ' (0.785)2

R 5
— = - = 5, de la fig u ra 3 .1 3 A — K '= 0.08
D. 1

F actor de co rre c c ió n p o r á n g u lo = 0.70 (Fig. 3.13 B)

K = 0 .7 0 x 0 .8 0 = 0.056

V?
h = 0 .0 5 6 —- [3.21;
c 2g FIGURA 3.20.

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 91


]

I
TA B LA 3.8

C.A.E. (m) 135 140 145 150 155 160 165 170 175
i

Q (m 3/seg) 4.91 6.95 8.51 9.82 10.99 12.04 13.00 13.90 14.74

Simplificando queda: De las ecuaciones [A] y [B] se obtiene la ecuación

2 /7 , _ 2 = 0.092541 Q 2 'C.A.E.-1 3 0
Q= [C]
0.207
d) Válvula de cono. La ecuación [4.10] es:

Q ^ C dA 3J í g Z [4.10]
la cual se resuelve en la tabla 3.8 y se representa grá­
ficamente en la figura 3.21.
Por definición, la energía o altura total Z inmediata­
mente aguas arriba de la válvula de cono es:
Si se comprueba la hipótesis que los factores de fric­
Z= cota del agua en el embalse (C.A.E.)— — ción f caen en la zona de la figura 3.9 correspondiente
—Cota del punto 2. a flujo totalmente rugoso, se verá que esto no se cum­
ple estrictamente para el primer tramo de la tubería,
Z = C.A.E. —0.092541 Q 2 —130,00 [A] con los caudales más bajos. Si se desea un resultado
más preciso se puede recalcular la pérdida por fricción
para la válvula totalmente abierta, de la figura 4.91 se en ese tramo con el nuevo valor de f obtenido. Pero
obtiene: teniendo en cuenta que la diferencia ocurre sólo para
caudales pequeños en el primer tramo, no vale la pena
Cd= 0.85 rehacer el cálculo, especialmente si se considera que
existen otras fuentes de errores como es la estimación
La ecuación [4.10] queda entonces: de los diferentes coeficientes de pérdidas, los cuales
son siempre aproximados. Para fines prácticos se pue­
de concluir que la curva de descarga calculada (Fig.
O = 0 .8 5 x 0.785 ^ 1 9 .6 2 Z = 2.955 J z [B]
3.21), es lo suficientemente precisa.

4 5 6 7 8 9 10 H 12 13 14 15
Q ( m 3 / ■• g )

FIGURA 3.21. C urva de descarga d e l co n d ucto .

9 2 m Ingeniería de las obras en presas


e) D ia g ra m a de ene rg ía y p re s io n e s p a ra e l caudal m áxim o o b tenido de 14.74 m 3/seg el c u a l c o rre s p o n d e
m á xim o c a lc u la d o a una cota de agua en el e m balse de 175.00 m.

De la e cu a ción [B ] obtenem os que la e n e rg ía Z e xis­


tente aguas a rrib a de la v á lv u la de co n o es
33 LA CAVITACION
Z = 0.11452 O 2
C uando un líq u id o flu y e p o r una re g ió n en la cual la
y la e n e rg ía aguas ab a jo de la v á lv u la es p re sió n es igual o m e n o r que su p re s ió n de va p o r, co ­
m ienza a v a p o riz a rs e fo rm á n d o s e b u rb u ja s lle n a s de
V\ va p o r en el se n o de d ic h o líquido.
“ = 0.08272 O 2
2g Las b u rbujas de va p o r, al ser a rra s tra d a s p o r la co ­
rrie n te ju n to con el líq u id o a una zo n a d o n d e la pre sió n
luego la p é rd id a de en e rg ía en la v á lv u la es es m ayor son a p la s ta d a s p o r la p re s ió n d e l líq u id o c ir ­
cundante, y en ese m o m e n to se d e s a rro lla n fu e rz a s de
/)„ = 0.11452 Q 2-0 .0 8 2 7 2 O 2 = 0.03180 Q 2 im pacto que ge n e ra n p re s io n e s p u n tu a le s m uy e le v a ­
das.
T am bién pue d e u tiliz a rs e la e cu a ción [3.26] para c a l­
M ediciones re c ie n te s 7 in d ica n que las p re s io n e s pun­
c u la r la p é rd id a de ene rg ía en la v á lv u la :
tu a le s que se o rig in a n en el m o m e n to d e l co la p s o de
las burbujas pueden a lc a n z a r v a lo re s de 15,000
V2 1.623 O 2
- 1 = 0.0318 O 2 k g /c m 2.
2g (0.85)2 19.62
Cuando las b u rb u ja s se a p lastan en c o n ta c to con las
s u p e rficie s que lim ita n el flu jo (ya se a n é sta s de co n ­
En la fig u ra 3.22 se re p re se nta el d ia g ra m a de e n e r­ cre to , acero, á la b es de tu rb in a s o de b o m b a s, s u p e rfi­
gía y la lín e a p ie z o m é tric a a lo la rg o d e l conducto, de cie s in ternas de una v á lv u la , etc.) las e le v a d a s p re s io ­
acuerdo a los v a lo re s de la ta b la 3.9 p a ra el caudal nes que se o rig in a n , causan e sfu e rzo s e x tre m a d a m e n te
a lto s en los m a te ria le s de esas s u p e rfic ie s , e q u iv a le n ­
tes a un efecto de m a rtillo , lo que p ro d u c e la d e s tru c ­
ción del m a te ria l o p ic a d u ra en el pun to de co la p s o de
TABLA 3.9 la b urbuja. C uando las b u rb u ja s que se a p la sta n son
m iles, el efecto se a m p lific a y en fu n c ió n del tie m p o
C álculo de las d ife re n te s p é rd id a s de e n e rg ía para
te rm in a por d e s tru ir c o m p le ta m e n te el m a te ria l.
0 = 14.74 m 3/se g .
En la fig u ra 3.23 se puede o b s e rv a r la d e s tru c c ió n
del concreto de las s u p e rfic ie s in te rn a s d e una de las
P ie z a E c u a c ió n o b te n id a P é r d id a (m )
P é r d id a a c u m u la d a descargas de fon d o de la P resa G uri, d u ra n te la d e s­
(m )
via c ió n del río. La p ro fu n d id a d de la e ro s ió n , causada
por la cavitación es de v a rio s m etros.
R ejilla 0.00032 O 2 0.070 0.07
La cavitación o c u rre p rin c ip a lm e n te en los ca m b io s
E ntrada 0.00021 O 2 0.046 0.12 bruscos de g e o m e tría de los co n to rn o s, d o n d e se p ro ­
ducen caídas b ruscas de la p re sió n , c a u s a d a s po r co n ­
F ric c ió n , 0.00062 O 2 0.135 0.25 tra ccio n e s se g u ida s de e xpansiones. En la fig u ra 3.24
se índica cóm o se o rig in a la c a v ita c ió n en un conducto
T ransición 0.00764 O 2 1.660 1.91 cuyo caudal está re g u la d o por una v á lv u la (no se co n ­
sid e ra n las p é rd id a s de energía) 9. P ara pequeñas
F ricción 2 0.00892 O 2 1.938 3.85 a b e rtu ra s de la v á lv u la la línea p ie z o m é tric a que re p re ­
senta las p re sio n e s a b so luta s P AB, se rá la lín e a A y en
C om puerta la m ism a se o b se rva que todas las p re s io n e s son m a­
0.00509 O 2 1.106 4.96
(guías) y o re s que la a tm o s fé ric a P AT, aún la m ín im a , la cual
corre sp o nd e al punto de la co n tra cció n , p o r o c u rrir allí
F ric c ió n , ' 0.06510 Q 2 14.144 19.10 la velocidad m áxim a.

1.006 20.11 Aum entando la a b e rtu ra de la v á lv u la , a u m e n ta el


Curva 0.00463 O 2
caudal (caso B) y se o b se rva que en la zo n a de la
contracción las p re s io n e s son m enores q u e la a tm osfé­
V álvula de
0.03180 O 2 6.910 27.02 rica, pero aún s u p e rio re s a la p re sió n de v a p o r del lí­
cono #
quido.
S alida * 0.08272 O 2 17.972 45.00 Al a b rir aún m ás la v á lv u la (caso C) la ve lo cid a d en
la co ntracción se in c re m e n ta de tal m a n e ra que la p re ­
* Aguas abajo de la válvula de cono, el chorro descargado sión absoluta a lcanza al v a lo r de la p re s ió n de va p o r
libremente a la atmósfera conserva su energía de velocidad, del liq u id o Py. En este m om ento se o rig in a la c a v ita ­
’ vi ción, es d e c ir la fo rm a c ió n de b u rb u ja s de v a p o r en la
la cual será aproximadamente igual a — •
2g zona más c o n tra íd a del conducto.

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 93


94 ■ Ingeniería de las obras en presas

FIGURA 3.22. Diagrama de energía y presiones, ejemplo 3.4.


FIGURA 3.23. Destrucción del concreto por cavitación en los conductos de fondo de
12 m. de altura por 5,50 m . de ancho, de la Presa Guri, Venezuela. (Cortesía EDELCA).

El p ro ce so que sig u e la c a v ila c ió n se in d ica en la la fig u ra 3.25). M ile s de burbujas, que sig u en el m ism o
fig u ra 3.25. proceso, cre a n m iles de p icaduras que te rm in a n por
d e stru ir el m a te ria l del contorno.
1. a etapa:

En la zo n a de p re s io n e s ig u a le s o m enores que la de La ca v ita c ió n p resenta tres in co n ven ie n tes: de stru ye


v a p o r del líq u id o se o rig in a n c o n tin u a m e n te g ra n d e s las su p e rfic ie s que lim ita n el flujo, tal co m o se ha e x­
c a n tid a d e s de bu rb u ja s (p a ra fa c ilita r la e x p lic a c ió n en puesto, p ro d u ce ru id o s y v ib ra c io n e s que pueden se r
la fig u ra 3.25 se in d ic a una s o la b urbuja). de gran im p o rta n c ia en algunos casos y d ism in u ye el
re n d im ie n to de m áquinas h id rá u lic a s y conductos, al
2. * etapa: restarles las b u rb u ja s sección efe ctiva p a ra el paso del
agua.
La b u rb u ja es a rra s tra d a p o r el flu jo a una zona de
m a yo r p re sió n .
La ca v ita c ió n debe ser tom ada m uy en cuenta en el
3. * etapa diseño de tom as y d e sca rg a s de a lta s velocidades,
donde su e x is te n c ia o no, puede s ig n ific a r la d ife re n cia
C uando la burb u ja lle g a a una zona en que la p re ­ entre un buen p royecto y un fracaso.
sión es re la tiv a m e n te e le v a d a su fre una im p lo s ió n (se
aplasta). Si está en co n ta c to con la pared g e n e ra una
La p ro te cció n contra la ca vita ció n debe in ic ia rs e en
fu e rte p re sió n puntual en la m ism a.
el diseño h id rá u lic o , buscando la fo rm a de e vita r en lo
que sea p o s ib le las presiones bajas. E xisten una se rie
4 . " etapa
» de norm as p rá ctica s que deben c u m p lirs e en todo p ro ­
A ca u sa de la p re sió n de co la p s o de la b u rb u ja (m a r­ yecto para m in im iz a r o e vita r los daños causados po r
tille o ) q u e d a una p ic a d u ra en la pared (e xa g e rad a en la cavitación.

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 9 5


D ich a s n o rm a s son: 5. U tiliz a r m a te ria le s re s is te n te s en a q u e lla s zonas
en que, a pe sa r de las m e didas a n te rio re s , puedan su­
1. D is e ñ a r los c o n d u cto s con a lin e a m ie n to s y s u p e r­ fr ir los efectos de la ca vita ció n.
ficie s, lo m ás re cto s y lib re s de irre g u la rid a d e s que sea
La ú ltim a n o rm a en n in guna fo rm a e v ita la c a vita ­
p o sib le .
ción, s ó lo ayuda a p ro lo n g a r la d u ra b ilid a d de las su­
2. M a n te n e r la lín e a p ie z o m é tric a lo m ás e le va d a p e rfic ie s so m e tid a s a ella.
que se pu e d a , e sp e c ia lm e n te en lo s puntos de v a ria ­ En la ta b la 3.10 aparecen los re s u lta d o s de ensayos
ción de g e o m e tría de los co n to rn o s. efectuados por W. J. R heingans 7, s o m e tie n d o a c a v ita ­
3. In ye c ta r a ire a p re s ió n a tm o s fé ric a en a q u e llo s ción d u ra n te dos horas d ife re n te s m e ta le s em pleados
s itio s en qu e e xisten p re s io n e s n e g a tiva s en el flu jo . en m á q u in a s h id rá u lic a s . En d ich a ta b la aparece la
p é rd id a de peso en m ilig ra m o s al fin a l del ensayo.
4. D is e ñ a r puntos d e fin id o s de se p a ra ció n , en lu g a r
de g ra d u a le s , y v e n tila rlo s , en los e n sa n ch a m ie n to s En la re p a ra c ió n de daños en c o n c re to se han obte­
bruscos. nido buenos re s u lta d o s u tiliz a n d o re s in a s epóxicas.

BURBUJA

FIGURA 3.25. E ta p a s en e l p ro c e s o de la c a vita ció n .

96 ■ Ingeniería de las obras en presas

I
TABLA 3.10 C ualquier daño producido por la cavitación debe ser
reparado lo antes posible, ya que de lo contrario la
Pérdidas en peso de metales em pleados en irregularidad creada en los contornos intensifica la ca­
máquinas hidráulicas sometidos a dos horas de vitación y los daños tienden a aum entar aceleradam en­
cavitación te con el tiempo. Daños de menor cuantía pueden
transform arse en deterioros serios si no se corrigen a
P é rd id a s
tiempo.
M e ta l en peso
(rng) Lo más común es rellenar las cavidades con solda­
dura de acero inoxidable para reparaciones en m eta­
Estelita lam inada (costoso y difícil de
m aquinar) 0.6 les. En reparaciones en superficies de concreto se
usan normalmente resinas epóxicas.
Bronce de alum inio soldado (83% Cu,
10.3%, 5 .8% Fe) 3.2 Una form a de determ inar el potencial de cavitación
Bronce de alum inio fundido (83.1 % Cu, de válvulas 8 es sum inistrado por la ecuación
12.4% Al, 4.1 % Fe) 5.8

Acero inoxidable soldado (dos capas,


17% Cr, 7 % Ni) 6.0

Acero inoxidable lam inado y revenido


siendo
(12% Cr) 9.0

Acero inoxidable fundido (18% Cr, 8 % Ni) 13.0 K = Indice de cavitación.


H , = Altura de energía total, aguas arriba de la vál­
Acero inoxidable fundido (12% Cr) 20.0
vula (m).
Bronce de m anganeso fundido 80.0 h 2 = Altura piezom étrica aguas abajo de la válvula
(m).
Acero dulce soldado 97.0
= Altura de la presión de vapor, expresada en
Acero en placa 98.0 metros de agua (m).

Acero fundido 105.0


Los valores de K para la cavitación incipiente son:
Alum inio 124.0
Válvulas de compuerta: 1.5
Latón 156.0

H ierro fundido 224.0 Válvulas de m ariposa descargando en el in te rio r de


un conducto, con aberturas mayores del 15% : 4

Hidráulica de las tomas y descargas ■ 97


REFERENCIAS

1. «Open - Channel Hydraulics». Ven Te Chow. Me. Graw Hill - U.S.A.,


1959.
2. «Friction Factors for Large Conduits Flow ing Full». U.S. Departm ent of
the Interior. Bureau of Reclamation. U.S.A., septiem bre 1965.
3. «H idráulica - Mecánica Elem ental de Fluidos». Hunter Rouse. Editorial
Dossat, S.A. M adrid - España, 1960.
4. «Saltos de Agua y Presas de Embalse». José Luis Gómez Navarro
y José Juan Aracil. Tercera Edición. Tomo Primero. Tipografía Artística.
M adrid - España, 1958.
5. «Diseño de Presas Pequeñas». U.S. Bureau of Reclamation. Compañía
Editora Continental. México, 1967.
6. «H idráulica General - Volumen 1». G ilberto Sotelo Avila. Editorial Limu-
sa, S.A. México, 1974.
7. «Mecánica de los fluidos». Víctor L. Streeter. Me Graw - Hill Book
Company. España, 1968.
8. «Handbook o f A pplied Hydraulics». Davis - Sorensen. Third Edition. Me
Graw - Hill. Tokyo, 1969.
9. «Elem entary F luid Mechanics». J. K. Vennard. 4.* edición. John W iley
& Sons - U.S.A., 1961.
10. Dem ostración efectuada por el Ingeniero Luciano Kambo. Caracas,
1981.

98 ■ Ingeniería de las obras en presas