You are on page 1of 10

EL PROBLEMA DE LA EDUCACION EN

EL PERÚ

I.- EL PORQUÉ DE LA IMPORTANCIA DEL DERECHO A


LA EDUCACIÓN
El derecho a la
educación es, sin
duda, uno de los más
importantes derechos
de la niñez y quizás
el más importante de
los sociales. Aunque
no se puede, en
sentido estricto,
plantear que existan
derechos importantes y otros secundarios, la
afirmación anterior se funda en el hecho según el
cual es a través en buena medida de la educación en
sus distintas formas y modalidades como el ser
humano, biológico o específico, deviene en ser
social, en persona, en hombre o mujer, y es a través
de ella que adquiere las condiciones y capacidades
necesarias para vivir en sociedad. En este sentido,
la educación en todas sus manifestaciones es la vía
por excelencia de la socialización humana, es decir,
la vía de su conversión en un ser social.
Son numerosas las razones subyacentes a la definición
de la educación como un derecho humano inalienable:
- Una educación de calidad contribuye a alcanzar
el pleno desarrollo de la personalidad.
- La educación permite al individuo muchos de los
aprendizajes que le facilitarán insertarse
adaptativamente en la sociedad.
- La educación es un factor del desarrollo y
progreso de las naciones.
- La educación aporta a la construcción de
democracias más participativas, ya que
contribuye a construir “personas” en el pleno
sentido de la palabra.
- El nivel educativo de un país es un indicador de
su grado de desarrollo social y humano.
Por el contrario cuando existe ausencia de
oportunidades de acceso, permanencia y logro en la
educación, redundan en serios perjuicios para las
personas tomadas individualmente como para las
sociedades. Así:
- Los excluidos del sistema educativo no cuentan
con las oportunidades necesarias para el
desarrollo pleno de su personalidad.
- Los excluidos del sistema educativo, sea que se
trate de analfabetas absolutos o de desertores
de aquél, no cuentan con los aprendizajes
necesarios para acceder a otras oportunidades
que les garanticen una calidad de vida más digna.
- La marginación se convierte en un círculo
vicioso que se perpetúa, a menos que cambien las
condiciones que lo generan.
En síntesis, como plantea Jacques
Delors (París, 20 de julio de 1925)
en el informe a la UNESCO de la
Comisión Internacional sobre la
educación para el siglo XXI “La
educación encierra un tesoro”, de lo
que se trata aquí es de “la función
esencial de la educación en el desarrollo continuo
de la persona y las sociedades, no como un remedio
milagroso... sino como una vía, ciertamente entre
otras pero más que otras, al servicio de un
desarrollo humano más armonioso, más genuino, para
hacer retroceder la pobreza, la exclusión, las
incomprensiones, las opresiones, las guerras, etc.”
A la cual agrega 4 pilares fundamentales:
- Aprender a conocer, combinando una cultura
general suficientemente amplia con la
posibilidad de profundizar los conocimientos en
un pequeño número de materias. Lo que supone
además: aprender a aprender para poder
aprovechar las posibilidades que ofrece la
educación a lo largo de la vida.
- Aprender a hacer a fin de adquirir no sólo una
calificación profesional sino, más generalmente,
una competencia que capacite al individuo para
hacer frente a gran número de situaciones y a
trabajar en equipo. Pero, también, aprender a
hacer en el marco de las distintas experiencias
sociales o de trabajo que se ofrecen a los
jóvenes y adolescentes, bien espontáneamente a
causa del contexto social o nacional, bien
formalmente gracias al desarrollo de la
enseñanza por alternancia.
- Aprender a vivir juntos desarrollando la
comprensión del otro y la percepción de las
formas de interdependencia -realizar proyectos
comunes y prepararse para tratar los conflictos-
respetando los valores de pluralismo,
comprensión mutua y paz.
- Aprender a ser para que florezca mejor la propia
personalidad y se esté en condiciones de obrar
con creciente capacidad de autonomía, de juicio
y de responsabilidad personal. Con tal fin, no
menospreciar en la educación ninguna de las
posibilidades de cada individuo: memoria,
razonamiento, sentido estético, capacidades
físicas, aptitud para comunicar...
I.1.- GARANTIZAR EL DERECHO A LA EDUCACION Y
LAS OBLIGACIONES DEL ESTADO
Según la UNESCO, a fin de garantizar la puesta en
práctica del derecho a la educación para todos los
niños, los Estados tienen tres clases de
obligaciones:
- Hacer efectivo el derecho a la educación,
poniéndola al alcance de todos los niños y
velando por que se tomen las medidas necesarias
para que todos puedan beneficiarse de ella; por
ejemplo, luchando contra la pobreza, adaptando
los planes y programas de estudio a las
necesidades de todos los niños, o logrando la
participación de los padres, con el fi n de
permitirles apoyar eficazmente la educación de
sus hijos.
- Respetar el derecho a la educación, evitando
cualquier acción que podría impedir el acceso de
los niños a la enseñanza, por ejemplo, la
legislación que define a ciertos grupos de niños
minusválidos como no educables.
- Proteger el derecho a la educación, tomando las
medidas necesarias para eliminar las barreras
que interponen los individuos o las comunidades,
por ejemplo, las barreras culturales a la
educación o la violencia y lo malos tratos en el
contexto escolar.
Los gobiernos
tienen que elaborar
planes estratégicos
para la realización
paulatina de los
derechos a la
educación, lo que
incluye un
calendario para la
aplicación de
medidas con miras a
la ampliación del
acceso tanto a la enseñanza primaria como secundaria,
el aumento de la calidad de la educación y la
introducción de las medidas legislativas y políticas
necesarias para garantizar la protección de los
derechos de los niños en las escuelas. Si los Estados
no cumplen con las obligaciones mínimas
fundamentales, tales como el acceso universal a una
enseñanza primaria gratuita y obligatoria, se les
pide que demuestren que han llevado a cabo todos los
esfuerzos para usar todos los recursos disponibles a
fin de satisfacer de manera prioritaria esas
obligaciones mínimas
Garantizar el derecho a la educación es una cuestión
que compete también a las familias, las instituciones
del Estado, en particular a las educativas, a los
distintos estamentos del sistema educativo en su
conjunto y, en el caso particular de los niños y las
niñas con medidas de protección por una u otra causa,
a las instituciones que están a cargo de garantizar
su protección integral mientras se encuentran allí.
Estamos frente a una Corresponsabilidad.

I.2.- UN MARCO LEGISLATIVO ROBUSTO


Los derechos relativos a la educación –conformes con
los principios de los derechos humanos en lo tocante
al acceso, la calidad y el respeto–tienen que
integrarse en el marco legislativo. Esos derechos
deberían ser reconocidos claramente como derechos de
los que los gobiernos son responsables y que los
individuos pueden reclamar y, cuando sea necesario,
hacer aplicar mediante los tribunales. Una
legislación de esta índole no sólo tiene que tomar
en consideración las obligaciones internacionales de
cada Estado, sino que también debería ocuparse de la
eliminación de los obstáculos directos o indirectos
que impidan el acceso. Las medidas legislativas
específicas que se necesiten serán diferentes, según
el contexto de cada país, pero podrían incluir los
siguientes puntos:
- LA EDUCACION EN TANTO QUE DERECHO DE TODOS LOS
NIÑOS
Las leyes tienen que garantizar el derecho de todos
los niños a la educación primaria obligatoria. En
algunos países, esta medida forma parte de la
Constitución, y donde no sea así, debería
examinarse la conveniencia de modificar la
Constitución, a fi n de introducir el derecho
universal a la educación.
- LA ELIMINACION DE LA DISCRIMINACION
Asegurarse de que no existe en las leyes ninguna
cláusula discriminatoria que directa o
indirectamente ponga trabas al derecho a la
educación de todos los niños.
- LOS CRITERIOS MINIMOS
Es necesario fijar normas mínimas de calificación
para los docentes en todos los niveles del sistema
educativo y los mismos criterios deberían
aplicarse en las escuelas urbanas y las rurales.
La educación a jornada completa debería definirse
en términos de un número específico de horas por
semana y de semanas por año, y esas cifras deberían
estipularse en la ley, para definir con precisión
a qué tienen derecho los niños. Tiene que existir
el compromiso de definir el máximo deseable de
alumnos por cada maestro en el aula y de formular
un calendario para avanzar en la consecución de
esa proporción en todas las clases.
- LOS INTERESES SUPREMOS DEL NIÑO
El principio de que los intereses supremos del niño
deben ser la consideración primordial en todos los
actos que tengan relación con las necesidades de
la infancia.
- LA ERRADICACION DEL TRABAJO INFANTILL
- LA INSCRIPCION EN EL REGISTRO CIVIL
La falta de documentos de los progenitores, la
incapacidad de pagar las tasas, la carencia de acceso
a los sistemas de registro, el analfabetismo del
padre y la madres y la falta de comprensión de lo que
significa tener una partida de nacimiento son
factores que contribuyen a que los nacimientos no se
inscriban en el registro civil. Es preciso que los
Estados apliquen la obligación universal de inscribir
cada nacimiento y que apoyen el proceso. Para muchos
niños, la falta de una partida de nacimiento hace que
les nieguen un sitio en la escuela.
- LOS DERECHOS DE PARTICIPACION
El derecho de los niños a manifestar sus opiniones y
a que se les brinde la consideración debida en lo
relativo a su educación nunca se realizará totalmente
sin la creación de un contexto jurídico que lo
sustente. Es preciso promulgar una legislación que
exija la creación en las escuelas de órganos
democráticos dirigidos por los alumnos, tales como
los consejos escolares, por conducto de los cuales
puedan plantear sus preocupaciones.
- LA PROHIBICION DE TODAS LAS FORMAS DE VIOLENCIA
Es necesario que la legislación prohíba todas las
formas de castigo físico y humillante a los niños en
la escuela. Esta iniciativa debe emprenderse en el
contexto jurídico destinado a erradicar todas las
formas de violencia contra los menores, incluso en
el hogar, y a establecer mecanismos eficaces que les
permitan denunciar los casos de trasgresión de la
ley.

II.-