You are on page 1of 3

ANTIVALORES

Así como hay una escala de valores morales también la hay de valores inmorales o
antivalores. La deshonestidad, la injusticia, la intransigencia, la intolerancia, la traición, el
egoísmo, la irresponsabilidad, la indiferencia, son ejemplos de esto antivalores que rigen la
conducta de las personas inmorales. Una persona inmoral es aquella que se coloca frente a
la tabla de los valores en actitud negativa, para rechazarlos o violarlos. Es lo que llamamos
una "persona sin escrúpulos", fría, calculadora, insensible al entorno social.

El camino de los antivalores es a todas luces equivocado porque no solo nos


deshumaniza y nos degrada, sino que nos hace merecedores del desprecio, la desconfianza
y el rechazo por parte de nuestros semejantes, cuando no del castigo por parte de la
sociedad.

Estos son algunos de los antivalores morales:

 Esclavitud  Perjuicio
 Angustia  Enemistad
 Deshonestidad  Envidia
 Arrogancia  Desigualdad o no
 Odio correspondencia justa y exacta
 Guerra  Injusticia
 Irrespeto  Infidelidad
 Irresponsabilidad  Ignorancia
 Altanería o soberbia  Pereza
 Intolerancia social  Suciedad
 Divisionismo

Relacionado con el ámbito de la sociedad, de la ética y la moral, el concepto de


antivalores es aquel que hace referencia al grupo de valores o actitudes que pueden ser
consideradas peligrosas o dañinas para el conjunto de la comunidad en la que tienen lugar.
Los antivalores son lo opuesto de los valores tradicionalmente considerados como
apropiados para la vida en sociedad, aquellos que se dan naturalmente en el ser humano y
cuya presencia asegura la convivencia de unos con otros.
MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los medios de comunicación son instrumentos utilizados en la sociedad


contemporánea para informar y comunicar de manera masiva. Día a día, los individuos y
las comunidades acceden a material informativo que describe, explica y analiza datos y
acontecimientos políticos, sociales, económicos y culturales, tanto a nivel local como en el
contexto global. Para comienzos del siglo XXI, y en sociedad de todas partes del mundo,
los periódicos, estaciones radiales y páginas web son ejemplos de la naturaleza de los
medios de comunicación. En nuestras sociedades, estos canales son esenciales para el
establecimiento y desarrollo de todo proceso de interacción humana. Los medios de
comunicación son la materialización física de la necesidad de relacionarse entre sí que
tienen todos los humanos. Mediante ellos se describen situaciones y problemas propios de
nuestra realidad y, en la mayor parte de las oportunidades, se plantean análisis que
contribuyen a su discusión. Los medios de comunicación permiten establecer procesos de
intercambio de conocimientos y debates de carácter social.

Los medios de comunicación hacen referencia a las herramientas mediante las que los
individuos somos capaces de transmitir una información. Para que este proceso se pueda
llevar a cabo, es necesario que exista un emisor del mensaje, el propio medio en sí mismo,
y un receptor; es decir, para que la comunicación se haga efectiva es imprescindible que
exista el papel del locutor de la comunicación y un interlocutor de esa idea. Sin embargo, se
debe hacer una distinción entre los medios de comunicación interpersonales, como el
teléfono, de los medios de comunicación de masas, gracias a los que una sociedad entera
puede recibir información. En los primeros medios, se produce un intercambio de mensajes
o devolución de ideas, en el que el interlocutor pasa a ser el locutor respondiendo al
primero; mientras que los segundos tienen la capacidad de transmitir una información a una
colectividad que no puede retroalimentar de forma inmediata esa información.

DIVISIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN POR SU ESTRUCTURA


FÍSICA

Los medios de comunicación se dividen, por su estructura física, en:


Medios Audiovisuales: A rasgos generales, los medios audiovisuales son los que
pueden ser escuchados y vistos. Es decir, los dispositivos que se basan en imágenes y
sonidos para transmitir la información, como es el caso de la televisión y el cine.

La Televisión: Desde su aparición en los años 30 hasta comienzos del siglo XXI, la
televisión ha sido el medio con mayores índices de público o audiencia a nivel mundial.
Esto se debe a sus características como herramienta informativa: su inmediatez en el
cubrimiento de acontecimientos, los recursos que utiliza (imágenes, sonido, presentadores,
set’s de grabación).

Medios Radiofónicos: La radio es el único medio que hace parte de los medios que
transmiten información por medio de formatos sonoros. Su importancia radica en que es el
medio que consigue la información con más facilidad, además de tener un proceso de
producción mucho más sencillo que el de la televisión.

Medios Impresos: Las revistas, los periódicos, los magazines, los folletos y, en
general, todas las publicaciones impresas en papel que tengan como objetivo informar,
hacen parte del grupo de los medios impresos. En la actualidad, el público consumidor ha
relegado el papel de los medios impresos debido a varios factores: aparte de que para
acceder a ellos se necesita de una cantidad de dinero considerable.

Medios Digitales: Desde finales de la década de 1980, las llamadas “nuevas


tecnologías” comenzaron un proceso de masificación que definió el camino a seguir de los
medios de comunicación. A partir de los medios digitales se construyeron nuevas
plataformas informativas, alojadas en Internet y constituidas por herramientas
audiovisuales, formatos de interacción y contenidos de carácter virtual.