You are on page 1of 5

Libros

España del sur’


INTRODUCCION pueden emitir una opinión coherente y válida.
Están desplazando muchos talentos públicos,
Después de más de un año de bloqueo en la y de la frivolidad del ensayismo -tan perniciosa
censura, la España del sur de Alfonso C. Comín para el país en otra época- se está cayendo
esta en las libreríasl. Esta obra de casi en el extremo opuesto del formalismo ideológico
600 páginas, constituye el estudio a fondo de siempre cargado de soberbia intelectual [...]
una parcela de nuestra realidad : Andalucía. con lo cual fuerzas potenciales quedan inmóviles
Gracias a este trabajo seguimos avanzando en y una vez más la clase intelectual, en nombre
el conocimiento de una sociedad de cuya rápida del formalismo y del purismo inoperante, con-
evolución somos conscientes, pero sin que lle- tribuye a la defensa del poder establecido, sin
guemos a matizar aún los términos exactos, el querer acordarse de que las correlaciones esta-
contenido, la dirección de esta evolución. Comín dísticas y las tablas input-out-put por sí solas
nos proporciona un precioso material y un no cambian el curso de la historia ».
riguroso análisis sobre el objeto de su estudio,
resultados a los que estamos poco acostum- EL ESTANCAMIENTO DEL SUR
brados y gracias a los cuales el conocimiento
de nuestra realidad sube varios peldaños. La primera parte del libro nos proporciona los
datos fundamentales que configuran la reali-
En esta nota pretendemos únicamente presen- dad andaluza : supuestos naturales, demografía,
tar la obra por lo cual sólo intentaremos emigración, empleo, rentas, etc. En la segunda
resumir su contenido. parte se nos presenta la estructura industrial
Dos son los rasgos que conviene destacar de Andalucía, así como la situación de la región
para situar España del sur: 1) El estudio se desde el punto de vista del desarrollo econó-
limita, como indica el subtítulo al fenómeno mico, todo ello englobado en un contexto
del impacto de la industrializa& en Anda- histórico.
lucía: Aspecto importante para comprender El panorama nos muestra cómo las grandes
totalmente la realidad andaluza actual, ya que posibilidades que se abrían ante Andalucía fueron
los escasos estudios realizados hasta la fecha ahogadas sistemáticamente. Las riquezas mine-
se limitaban a su aspecto agrario. ras que podrían haber sido la base de una
2) El trabajo de Comín nos presenta una visión industrialización fueron controladas por el
dinámica de la realidad. No se ciñe exclusiva- capital extranjero que las explotó junto con la
mente a presentarnos la estructura económica barata fuerza de trabajo que le ofrecía Ia
de la región, sino que nos muestra ampliamente región. Los intereses nacionales, ligados al capi-
las fuerzas sociales que actúan dentro de esta tal internacional, apoyaban este colonialismo
estructura, sus tensiones, sus divergentes estra- económico. Por encima de esta dificultad, el
tegias. latifundista aristócrata frenó todo intento de
desarrollo. El latifundio proporcionaba unos
Es la obra de un sociólozo. vero un sociólogo pingües beneficios que invertidos en el norte
que ha dejado de lado Tos problemas mar& se veían multiplicados. Todo cambio social,
nales o comerciales y se ha dedicado al estudio podría poner en peligro este lucrativo meca-
de los problemas de su sociedad. Es decir que nismo. Por otro lado el canital industrial v
el autor no se sitúa en el camvo de los « soció- bancario español tampoco tuvo ningún interés
logos puros », de los cultivadores del método en iniciar la industrialización de Andalucía.
por el método « de los aue » nenetran la realidad
sin prejuicios ideológicos. Comín es consciente El pacto entre las clases dominantes funcionó
de este peligro al que alude : « Nuestros econo- a la perfección en defensa del status quo. Todos
mistas y sociólogos liberales -especialmente salían ganando : el capital extranjero lucrán-
los más jóvenes y dinámicos- están creando dose de sus fáciles explotaciones mineras ; la
un clima de inoperancia política, haciendo oligarquía terrateniente beneficiándose cómo-
creer a la juventud inquieta y preocupada que 1. Alfonso C. Comín. España del sur (Aspectos económicos
sólo el « economista puro » 0 el « sociólogo y sociales del desarrollo industrial de Andalucía). Prólogo
puro », cargado de rigor y altura científica, de R. Tamames. Editorial Tecnos. Madrid.

97
© faximil edicions digitals, 2002
Libros

damente de sus inmensas propiedades ; los traremos en la despiadada expoliación de la


grupos financieros industriales recibiendo las España del sur.
fuertes inversiones sureñas v una fuerza de Comín aplica a nuestra situación. salvando las
trabajo barata y abundante qÚe huyendo de la diferencias históricas, las palabras de Lucio
miseria emigraba hacia los focos industriales. Magri sobre el desarrollo canitalista italiano :
Y enfrentada a esta estrecha coalición de fuer- « Encontrándose Italia en uña situación inter-
zas reaccionarias, una clase trabajadora, princi- nacional excepcional, los medios más dinámicos
palmente campesina, abocada a explosiones y más activos del capitalismo italiano, ya
expontáneas de violencias, y cuyas minorías poderosos y seleccionados por una avanzada
obreras de Cádiz y Sevilla, llevaron desde sus concentración de capital, y favorecidos por un
comienzos una difícil lucha contra un capital contexto político que les resultaba favorable, se
cuya arma antiobrera más potente, después de han apoderado progresivamente de todos los
la violencia, era el para y la miseria de las cla- recursos nacionales, y han orientado en su favor
ses oprimidas. la existencia de la parte atrasada de la econo-
Vemos pues como el estancamiento económico de mía nacional. De hecho este dualismo de la
Andalucía tiene una explicación histórica -polí- economía ha permitido al capital monopohsta
tica, económica y social- y no responde a italiano desde el fin de la guerra :
causas fatales. Los argumentos racistas que 1) Explotar sistemáticamente los sectores más
basaban en la incapicidad e indolencia del débiles de la economía y así. apoderándose de
andaluz todos los males sociales pierden su una parte de la plusvaha prodücida por estos
vigencia. sectores, acelerar su propio proceso de acumu-
lación.
El sur entra hoy en la tan traída y llevada
etapa del desarrollo económico español y una 2) Tener una amplia reserva de mano de obra
vez más ve sus posibilidades frenadas y frustra- y un ejército de parados que mantenían los
das sus esperanzas. salarios en un nivel bajo, aún en los sectores de
elevada productividad.
LA EXPLOTACION DEL SUR FUENTE DE DESARROLLO 3) Tener a su alrededor un amplio sector atra-
sado de neaueñas v medianas industrias. canaz
Comín sitúa la realidad andaluza en el contexto de absorber y de atenuar las repercusiÓnes* de
actual español. El desarrollo monopolista ha las oscilaciones cíclicas de la demanda v” de los
llevado a la clase dirigente a un cambio estra- precios del mercado. »2
tégico. Pero no hay que hacerse ilusiones. « Pbr Pero lo que para el capitalismo español es una
parte de la élite se trata simplemente de encon- base de desarrollo a nosotros se nos aparece
trar en la nueva estructura las nuevas bases como una de sus más flagrantes contradiccio-
de la desigualdad que resulten adecuadas y nes. Dentro del desarrollo neocapitalista no hay
tolerables. Se trata de orientar los cambios solución progresiva para los llamados dese-
sociales que presionan inevitablemente hacia quilibrios regionales. En él, el reverso de Ias
esas nuevas estructuras. Para ello se atentan regiones ricas son las pobres. Las regiones
reformas parciales, mientras las relaciones de atrasadas en el desarrollo español, no sólo
poder no cambien, mientras la civilizaci&n siga no salen de su atraso sino que pierden terreno
centrada en el lucro y en el consumo produc- con respecto a las regiones avanzadas que
tivo. Es decir mientras la desigualdad, origen aumentan su tasa de crecimiento a mayor velo-
de la acumulación capitalista, se mantenga en cidad que aquéllas.
las proporciones requeridas en cada momento.
La estrategia de la desigualdad en las socieda- Y no se trata de una solución fatal sino de una
des industriales, estrategia burocratizada y cen- política preconcebida. El Plan de Desarrollo,
tralizada va no trata de resistir a ciertos cam- siguiendo obedientemente las directrices del
bios y reivindicaciones sociales, con peligro de Informe del Banco Mundial, relega a segundo
provocar explosiones inútiles. Más inteligente plano el desarrollo regional. Con ello la mito-
y refinada dirige sus fuerzas y recursos hacia logía igualitaria del Plan se viene abajo, que-
válvulas de escape capaces de desviar la acción dando sólo en pie los polos de desarrollo que
obrera hacia objetivos favorables para el forta- tienen poco que ver con una auténtica política
lecimiento de otra desigualdad, menos aparente,
pero no menos real. » 2. Véase Les Temps Moderna, número de septiembre
de 1962, monográfico sobre problemas de la lucha obrera
Si buscamos las bases de la actual fase del en las sociedades industrializadas. Artículo de Lucio Magri
desarrollo económico, una de ellas la encon- sobre n Le capitalisme italien et l’alternative prolétarienne ».

98
© faximil edicions digitals, 2002
Libros

regional y que se encajan perfectamente en la esfuerzo superior al normal que nadie puede
actual estrategia neocapitalista. El significado exkirIe Y aue sólo voluntariamente debería
de los polos nos lo aclara Comín : e Se trata, suministiar. -Pero en nuestras empresas existe
pues, de integrar algunas zonas andaluzas -las una sorda coacción ; el obrero sabe que con el
que pueden hacerlo con mayor rapidez- en salario base no vive, ni siquiera subsiste y se ve
el área del consumo, manteniendo otras en el forzado a rebasar los rendimientos normales
atraso necesario para el desarrollo desequili- para alcanzar aquel complemento necesario para
brado que se pretende, y que permitirán man- la propia subsistencia y la de su familia. Con
tener la política de bajos salarios, al contar con lo cual el trabajador. gracias a haber rebasado
suficientes reservas de mano de obra indi ente la actividad normal, revierte una evidente
y de paro enmascarado lo que seguirá facl % tan- ganancia para la empresa que si le abona una
do las corrientes migratorias tan beneficiosas prima al rendimiento, incrementa su ganancia
para los intereses privados. Una expansión de neta en otro tanto por el mecanismo previsto
esta índole, basada en el desequilibrio regional, inteligentemente de los precios de coste. (Por
en la desigualdad social y en la intensificación este mecanismo todo incremento de la pro-
anárquica del consumo productivo, provocará ducción logrado por encima del rendimiento
sin duda algunas tensiones muy considerables ; normal se encuentra exento de la partida de
pero la tfite española se halla habituada a coste.) »
controlar y dominar rígidamente las tensiones
de la desigualdad. Tiene largos años de expe-
riencia en este campo y su sabiduría en el uso
de las oscuras y silenciosas violencias persua-
sivas la perfilan con figura destacada en la En la última parte de su libr?,,Comín estudia
historia de los fascismos históricos. » en primer lugar Ia clase dmgente ante el
desarrollo industrial de Andalucía. Analiza el
fenómeno empresarial español en general y el
andaluz en particular, fijándose especialmente
en su vinculación con el capital financiero. AI
Algunos problemas internos relacionados con el mismo tiempo considera el desarroIIo de Ia
desarrollo de la empresa en el contexto del tecnocracia en sus dos vertientes financiera y
cambio social de Andalucia, son objeto dc política. Como grupo de vanguardia de la
detallado estudio en la parte tercera de la obra. primera aparece el Banco Urquijo y su Sociedad
La exposición está enriquecida con los resul- de Estudios y Publicaciones. Su reflejo en
tados de una encuesta y diálogos directos Andalucía lo encontramos en FIDESA (Fede-
llevados a cabo por el autor con los sujetos ración de Iniciativas para el Desarrollo Econ15
de esta problemática : obreros., mandos inter- mico S.A.). Es una sociedad que procura el
medios, peritos, ingenieros, hcenciados, diri- desarrollo más activo y eficiente de los intere-
gentes de empresas, etc. Los temas tratados son ses patronales andaluces más dinámicos.
los siguientes : posibilidades de expansión y Agrupa principalmente a los jeunes patrons de
conciencia de desarrollo, productividad y orga- Andalucía que van comprendiendo que la
nización del trabajo, accidentes, relaciones estricta mentalidad feudal debe terminar. La
humanas, adaptación del trabajador andaluz a tecnocracia política la concreta, naturalmente,
los nuevos modos de trabajo industrial! reforma en el Opus Dei. Ambas tecnocracias mantienen
de la empresa y eficacia de los sindlcatos. una estrecha coordinación frente a los aconte-
cimientos decisivos del pafs, y el Plan de
No podemos, por falta de espacio, dedicar la Desarrollo es una buena prueba de ello.
atención debida a estos temas. Sólo nos referi- Concluye el capítulo con la descripción de la
remos a la denuncia que hace Comín de uno de mentalidad de nuestros grandes personajes de
los sistemas de explotación más sutil de nuestro Ia Banca Y de la Industria, presentándonos
capitalismo y que nos da una idea del clima al mismo tiempo, a estos « líderes nacionales »
social de la empresa andaluza. « Con la impuni- a través de sus retóricos discursos y declara-
dad aue da al emoresario el hecho de oue los ciones.
sala& base se& infrahumanamente ‘bajos,
este juega con las necesidades vitales del traba- « Una clase dirigente coordinada y con multitud
jador y- le ofrece como « prima » lo que le de intereses coincidentes, constituyendo una
pertenece como salario-base. La prima debería agrupación coherente con sus instituciones
ser siempre una opción libre del trabajador adecuadas, y una clase técnica su erior, estric-
que se la gana 0 no, si quiere, gracias a un tamente burocratizada y sumisa a Pas decisiones
99
© faximil edicions digitals, 2002
Libros

de la cúspide, pesan sobre los hombros de una la acción sindical, se encontrará pronto enfren-
clase obrera desunida y hasta disgregada en tado con problemas que desbordan los esque-
muchos sectores, oprimida por la rigidez de una mas clásicos. A través de estas páginas hemos
estructura perfectamente organizada para exple hecho alusión a varios de ellos y la nueva pro-
tarla sin piedad ». Así nos introduce Comín al blemática que plantea en toda Europa a la clase
estudio de la clase obrera andaluza, una clase obrera la dinámica del Mercado Común y la
en rápida evolución. Las emigraciones, los nueva estrategia internacional del capitalismo
cambios demográficos, los procesos de mdus- monopolista no es, ni mucho menos, un mero
trialización que van aumentando en determi- problema de anticipación para el smdicalismo
nadas zonas, son los factores que determinan en andaluz. Se le planteará esta problemática de
gran manera esta evolución. Estos cambios se repente, con menores posibilidades de reacción
reflejan en las actuales estratificaciones econó- en el tiempo y en el espacio. Una clase obrera
mica, social y profesional,, en la distribución que apenas habrá tenido oportunidades de
sectorial, etc. Y van supomendo, poco a poco, formación sindical en el marco de la nueva
para la clase obrera el paso de un medio realidad que plantean las sociedades industria-
tradicional al industrial. A los trabajadores les deberá enfrentarse con ellas y encontrar
andaluces, originarios en su mayoría del campo respuestas adecuadas para esta nueva reali-
y de la pesca, se les plantea en primer lugar dad. »
un problema de adaptaci6n a un nuevo tipo de
trabajo, problema que se ve superado en impor-
tancia por el que plantea al recién llegado su
incorporación a la lucha social en un nuevo
cuadro. « Hay otros aspectos fundamentales La clase dominante espaziola prepara para
y de mayor importancia para el porvenir y Espafia un nuevo marco : la sociedad de con-
desarrollo del pueblo andaluz. Todos los que se sumo. La elevación constante del nivel de vida
refieren a la participación obrera en una nueva de las clases trabajadoras entra perfectamente
estrategia de lucha, su inserción en una estruc- en este esquema ya que el trabajador pasa de
tura en la que la lucha de clases tiene caracte- ser considerado como simple productor a la
rísticas muy diversas de las propias de una categoría de hombre-consumidor.
sociedad primaria en las que la unión y la
solidaridad obrera pasan también por una orga- Los teóricos del neocapitalismo en Espafia
nización en parte burocratizada y desde luego comienzan a adelantarse a estos proyectos con
jerarquizada. Pasar de un medio tradicional en teorías que toman de las sociedades neocapita-
el que se da por buena la estructura que “OS listas « más avanzadas ». Para estos teóricos el
oprime a un medio industrial en el que la tema fundamental de sus disquisiciones es el
crítica social es parte integrante del mismo del fin de la lucha de clases y de las ideologías
proceso en que se vive, supone una adaptación que se ven sumergidas en mi profundo maF de
sustantiva de la conciencia del pueblo. Y des- bienestar económico. El « consume y cállate *
cubrir que hoy la lucha de clase ha pasado al es la consigna de esta vanguardia teórica.
campo de la K guerra frfa D como ha dicho
Pierre Belleville, y que la « guerra fría -D requie- Sin embargo, la realidad es muy distinta.
re una intensificación de la CUI~UKS POPU~X, LI” Incluso en los « países modelo » las diferencias
adiestramiento de los militantes sindicales algo de clase persisten, el empobrecimiento relativo
más complejo que el que requerian los tiempos de las clases trabajadoras es constante, el acce
heroicos de la huelga general ; todo el10 SupOne so a la cultura continúa cerrado, y en surn?,
también una autkntica « conversión » del hom- la alienación fundamental de la sociedad capl-
i;;ere;;,adicional en el hombre de conciencia talista, es decir, la exclusión de los trabajadores
de las responsabilidades de decisión y de la
producción se mantiene. Por último si salimos
Pero este problema no se circunscribe a las del marco nacional, vemos cómo el colonialismo
fronteras andaluzas. Andalucía debemos consi- v el neocolonialismo son, en gran parte, la
derarla en el marco nacional y este debe ser base de la prosperidad capitalista.
ampliado al europeo, con lo que la problemática
con oue nos enfrentamos aumenta enormemente Ante este nuevo marco la clase obrera puede
su nkgnitud. Comín nos habla de estas pers- optar por plegarse al espejismo 0 por mantener
pectivas : « El pueblo andaluz, especialmente su en pie su objetivo histórico : su liberación total
clase obrera que está viviendo años de silencio tras la supresión del sistema de explotacii>n
y de oscuridad, desentrenado en su mayoría de capitalista.
100
© faximil edicions digitals, 2002
Libros

Comín nos advierte del peligro reformista: real y dramático, desgraciadamente. Sólo supri-
« Para la clase trabajadora no se trata de per- miendo las clases, regiones como el sur esptuíol
seguir simplemente reivindicaciones parciales uodrán salir de su estancamiento. Esa debe ser
y de alcanzar aumentos de nivel de vida, aunque ia aspiración de las fuerzas progresistas de
ésta sea una fase parcial de la lucha. Pero cen- Andalucía como de todo el país : establecer una
trar la acción únicamente en éstas, es aceptar sociedad sin clases, en la que el cumplimiento
las reglas del juego de esta civilización del de los diversos papeles internacionales no den
consumo y del confort característica de la lugar a diferencias de rango, sino sencillamente
expansión capitalista. a diferencias de servicios. B
La clase obrera no debe aceptar el tablero de Concluyo. Creo que Comín ha realizado un
ajedrez que le presenta la clase dirigente. Debe importante trabajo. El día que podamos recurrir
desplazar la lucha precisamente hacia el cam- a un conjunto de estudios de esta categoría
bio del tablero. Su objetivo cualitativo debe ser sobre sectores concretos de nuestra reahdad,
instaurar una civilización del trabajo. Aumento tendremos una amplia base para el estudio
del nivel de vida, aumento del consumo y en g!obal de nuestra sociedad, de sus transforma-
todo caso, concesión de tiempo libre para con- clones, de su evolución. Es partiendo de ella
sumir de nuevo, son los objetivos que la clase como la discusión de la estrategia politica a
dominante acepta como viables para los tra- desarrollar en nuestro país logrará bases más
bajadores convertidos en hombreconsumidor. amplias y reales.
Pero ninguno de ellos transforma la naturaleza
esencial de esta civilización, ninguno de ellos
atenta contra la concentración de poder, econó- RAMON BULNES
mic?, social y político exclusivo de la clase
dommante. Al contrario la expansión de la
civilización de consumo refuerza este poder,
lo acrecienta, aunque ello no impide, no puede
impedirlo, que al mismo tiempo se desarrollen
fuerzas de oposición, fuerzas nacidas de sus
mismas contradicciones y que ponen en tela
de juicio la validez humana de esta civiliza-
ción. >
La alternativa, pues, está cn la aplicación de
una estrategia no reformista, que tenga en
cuenta el nuevo marco de lucha, pero CUYO
objetivo será el de la transformación cualita-
tiva de nuestra sociedad. Los medios han de
estar claros : sólo arrebatando el poder econó-
mico de la actual clase dirigente e instaurando
una economía planificada habremos puesto las
bases para una democracia real.
Dos son los principios que han de presidir este
proceso revolucionario y que Comín mantiene
al final de su libro :
Ef fin de la propiedad privada de los medios
de producción será el fin de la explotación
capitalista : « Una civilización del trabajo debe
terminar con la explotación del hombre por el
hombre en cualquiera de sus formas, y, por
tanto, exije finalizar con la propiedad privada
de los medios de producción, principio jurídico
gracias al cual se manticnc aquella explotación
en nuestra sociedad ».
El fin de las clases sociales será el fin de su
lucha: « Sólo suprimiendo las clasei sociales
se suprime su lucha que es hoy un hecho

© faximil edicions digitals, 2002