You are on page 1of 17

DISCIPULADO Y

MISION
TEMA N°06
DIMENSIONES MISIONOLOGICAS:
LA DIMENSION TRINITARIA

ESCUELA DE TEOLOGIA PARA LAICOS SAN JUSTINO


DIOCESIS DE MARACAY
JUNIO 2014
ORACION DE ENTRADA
Señor Jesucristo, vivo y presente en el camino de nuestros pueblos
y en nuestras Iglesias locales,
Tú que nos has llamado por medio del Evangelio, 
a vivir un encuentro decisivo contigo como hijos del Padre y hermanos de todos,
te pedimos nos asista tu gracia en este Curso
Haz que, unidos en la oración y en la misión, 
seamos los discípulos que envías para llevar tu palabra a otros pueblos,
y seamos los profetas que colaboren en descubrir nuevos signos de tu presencia
Te lo pedimos a ti que vives, reinas y das vida a nuestras iglesias
en la unidad del Padre y el Espíritu Santo, 
implorando la intercesión de María, Madre de América.
Amén.

TOMADO DE LA ORACION DEL CAM4-COMLA9 MARACAIBO 2013


Temario:
 Dimensión fraterna y de comunión
trinitaria.
 La comunión universal.
 Misión y sensibilidad comunitaria.
 La comunión fraterna a la luz del misterio
trinitario.
 Dios amor uno y trino revelado por Jesús.
Dimensión fraterna y de comunión
trinitaria. Frecuentemente se puede constatar en la
sociedad actual una realidad de vida fraterna,
de sintonía y de solidaridad universal.

Las religiones son sensibles a esta


fraternidad local o universal. Las
expresiones de comunión fraterna son
huellas de Dios-amor Padre de todos,
cuya vida íntima, según la fe cristiana,
es de comunión trinitaria.

Las ciencias misionológicas Dimensión Antropólogica


necesitan abrirse más a esta nueva
realidad histórica, que pone en
práctica el proyecto de Dios-amor Dimensión Trinitaria
sobre la humanidad.
Dimensión fraterna y de comunión
trinitaria.
Las diferencias culturales y raciales Somos miembros de una
dejan entrever unos valores misma familia humana.
fundamentales que son comunes a
toda la humanidad.

Cada uno será mejor hermano de Se aprende a valorar y


todos, si redescubre y vive redimensionar
profundamente su propia peculiaridad mejor las diferencias de
cultural y religiosa. los demás

Una nota de autenticidad sobre la


Las «semillas
vivencia de la propia identidad
fraternas» del Verbo
religiosa, es el sentimiento de alegría
se encuentran en
y gratitud cuando se descubren
todas las culturas y
dones de Dios en otros grupos
religiones.
culturales y religiosos.
Dimensión fraterna y de comunión
trinitaria.
Armonía cósmica en el
shintoísmo
Existen muestras de fraternidad en Limosna en el islam
todas las religiones
Compasión en el budismo

Hospitalidad y acogida
familiar en las religiones
tradicionales

Shalom como saludo y


comunicación de paz en el
hebraísmo

Esfuerzo común en el
trabajo y en la sociedad-
familia en el taoísmo Colaboración mutua para obras
sociales en el humanismo, amor como
Respeto por todo lo religioso Jesús hasta dar la vida en el
en el hinduismo cristianismo
Dimensión fraterna y de comunión
trinitaria.
La palabra «comunión» indica vivir juntos
como familia, donde se comparte y donde
se busca el bien de todos y de cada uno.

En realidad, Dios, que es comunión vital infinita,


ha creado al hombre a su imagen y semejanza,
es decir, como expresión de la comunión divina
entre el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

No es fruto de la
experiencia mística de un
Esta realidad de comunión vital
profeta. Pero su destello ya
en Dios uno y trino, sólo la
se encuentra en todo
conocemos por revelación de
corazón humano que,
Jesucristo, el Hijo de Dios hecho
impulsado por la sed de
hombre.
Dios, se abre al amor.
Dimensión fraterna y de comunión
trinitaria.
Rehacer la comunidad humana es
posible, por gracia de Dios, si las
personas y las comunidades se
deciden a echar por la borda todo
privilegio y poder humano. La clave es
siempre el «corazón manso y
humilde» de Jesús (Mt 11,29). La
caridad, que «viene de Dios» (1 Jn
4,7), impulsada por el Espíritu Santo,
puede superar todos los obstáculos
(cf. 1 Cor 13,4-7).
La comunión universal.
Para un cristiano, captar las huellas de
fraternidad ya existentes en las culturas de
los pueblos, sólo es posible desde la
vivencia eclesial de la «comunión», reflejo
de Dios-amor.

La misión cristiana aporta a la


solidaridad un fundamento
El mandato nuevo del amor es,
trascendente y permanente:
pues, el distintivo de los
la «comunión» o espíritu de
seguidores de Cristo. Durante toda
familia, que se basa en la
la historia eclesial, con sus luces y
Alianza o pacto de amor de
sombras, se encuentran
Dios con toda la humanidad,
numerosos seguidores de Cristo
y que se expresa en la
que mueren amando y perdonando
práctica del mandamiento
como su maestro.
nuevo del amor.
La Comunión Universal.
En el encuentro global entre religiones,
la ventaja de poder compartir los
dones recibidos del mismo Dios Padre
de todos, puede reducirse, por falta de
verdadera solidaridad, a una actitud de
relativismo (olvidando la peculiaridad
de cada religión), de sincretismo
(como una síntesis de todas las
religiones) e incluso de fanatismo (la
exclusión de todas las demás
religiones que no sea la propia).
La comunión fraterna a la luz del
misterio trinitario.
Al proclamar el amor de Dios, En este contexto de una fraternidad
Jesús centra todas sus universal, a la que aspiran todas las
enseñanzas en el sermón de la religiones, encontramos en el
montaña, que termina así: «Amad cristianismo lo que Jesús califica de
[...] como vuestro Padre» (Mt 5,44- «mandamiento nuevo».
48). El objetivo evangélico consiste
en instaurar la fraternidad El «mandamiento nuevo», del amor
universal. es un cruce armónico de dos líneas:
el amor al prójimo sin distinción
(línea horizontal) con el mismo amor
El hombre no puede encontrar su de Dios (línea vertical).
propia plenitud si no es en la entrega
sincera de sí mismo a los demás (GS
24). Sólo a partir de esta donación
personal, es posible construir la
sociedad en comunión de hermanos y
de pueblos.
Comunión fraterna
La comunión fraterna a la luz del
misterio trinitario.
La fe cristiana sobre la Trinidad indica el
fundamento y el objetivo de la misión de
Cristo y de su Iglesia.

El Padre engendra al Hijo como expresión


personal suya. El amor entre el Padre y el Hijo
se expresa personalmente en el Espíritu
Santo.

La novedad cristiana consiste en


amar a Dios participando de su Este amor cristiano
mismo amor divino (por Cristo su fundamenta la misión de
Hijo y en el Espíritu Santo) y en ser «luz de la tierra» y «sal
amar al prójimo como Cristo le del mundo» (Mt 5,13-16).
ama y como al mismo Cristo (cf. Mt
25,40).
La comunión fraterna a la luz del
misterio trinitario.
La misión de Jesús tiene su origen en
el Padre, que le ha enviado bajo la
acción del Espíritu Santo. Por esto su
misión tiene como objetivo el que cada
ser humano llegue a participar de la
misma vida trinitaria de Dios. Los que
creen en Jesús son llamados a
participar de la «unidad» vital de Dios,
según la oración de Jesús «que sean
uno, como tú, Padre en mí y yo en ti»
(Jn 17,21)
Dios amor uno y trino revelado por
Jesús.
La misión de Jesús, como Hijo El Hijo (Verbo o «Palabra»
eterno de Dios, tiene origen en este personal del Padre) se ha
mismo amor divino. hecho hombre (por la
«encarnación») para
redimir a toda la humanidad
haciéndola partícipe de la
vida divina (por la
En su
redención).
«transfiguración»,
El Padre lo
muestra así: «Éste
es mi Hijo amado, Él mismo indica que ha
escuchadlo» (Mt sido enviado por el Padre
17,5; 3,17). que ama al mundo (cf. Jn
3,16).
Dios amor uno y trino revelado por
Jesús.
Al hablar con las religiones
monoteístas sobre Dios uno y trino,
hay que decir que las expresiones
«trinitarias» cristianas indican la
máxima unidad de un Dios, quien es
Por esto la creación y la
plenamente vida y amor.
redención, por medio de
Jesús, se convierten en
La vida misionera de Jesús es misión para el hombre
esencialmente trinitaria, no en el sentido creado y redimido, a fin de
de vivir de unos conceptos, sino por su anunciar y comunicar a
misma realidad íntima, que se expresa otros la misma vida de
en el gozo del Espíritu para comunicar a Dios uno y trino, tres
todos, especialmente a los más pobres, «personas» en una sola
el proyecto del Padre. «naturaleza».
Dios amor uno y trino revelado
por Jesús.La fe cristiana sobre la Trinidad indica el
fundamento y el objetivo de la misión de
Cristo y de su Iglesia. El Hijo, que procede
del Padre por generación eterna y es igual
(«consubstancial») a él, es «imagen de
Dios invisible » (Col 1,15), «el esplendor
de su gloria, la irradiación de su
substancia » (Heb 1,3). Esta «procesión»
o procedencia puede llamarse «misión»
eterna del Hijo de Dios, y fundamenta la
misión temporal. El Espíritu procede del
amor entre el Padre y el Hijo, como su
«espiración» o expresión mutua también
personal.
PAZ Y BIEN!!

TEMA N°06
DIMENSIONES MISIONOLOGICAS:
LA DIMENSION TRINITARIA

ESCUELA DE TEOLOGIA PARA LAICOS SAN JUSTINO


DIOCESIS DE MARACAY
JUNIO 2014