You are on page 1of 9

54 El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional

El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos


del Envejecimiento Poblacional
Claudia Josefina Arias*

Resumen

El envejecimiento poblacional configura nuevos escenarios que implican cambios y readecuaciones en los apoyos
informales y formales a los adultos mayores. Se requiere de un profundo análisis del impacto que producirá en el
corto, mediano y largo plazo, así como de la formulación de políticas que se anticipen a los problemas y respondan
a las nuevas demandas. Los hallazgos de investigación y la evaluación de programas basados en el apoyo social han
aportado evidencia acerca del efecto benéfico de éste sobre el bienestar integral de las personas de edad,
planteándose más fuertemente al apoyo social como posibilidad de dar respuesta a variadas problemáticas que
viven los adultos mayores. Este trabajo pretende, en primer lugar, analizar aspectos sociodemográficos de la
población de adultos mayores en Argentina que permiten valorar las necesidades que emergen en la actualidad y
que se incrementarán y diversificarán en un futuro próximo. En segundo lugar, definir el apoyo social tanto formal
como informal y abordar sus implicancias sobre el bienestar integral de los adultos mayores. En tercer lugar,
exponer diversas fuentes de apoyo social formal e informal a los adultos mayores. Finalmente, proponer: a) el
fortalecimiento de los apoyos sociales formales e informales existentes, b) la sistematización y la difusión de los
recursos de apoyo disponibles, c) la evaluación y mapeo de los mismos de manera conjunta con los adultos
mayores y d) el logro de un trabajo complementario entre las distintas fuentes de apoyo, como alternativas de
acción frente a los desafíos que nos plantea el envejecimiento poblacional.

Palabras clave: Apoyo social formal - Apoyo social informal - Adultos mayores Envejecimiento poblacional
Intervención.

The old people's social support: action alternatives before the population aging challenges

Abstract

The people's aging shapes new scenarios involving some changes and readjustment for the elderly's informal and
formal support. A deep analysis of the impact within the short, mid and long- terms is needed. Also, a policy
discussion anticipating the difficulties and answering the new demands is required. The research findings and the
plan assessment based on the social support have provided some evidence of the beneficial effect on the whole
elderly people's well-being posing the social support as a possibility of giving an answer to several of their issues.
Firstly, this work aims at studying the social demographic aspects that enable to appreciate the current emerging
and future-increasing needs in Argentina. Secondly, it will define the formal and informal social support and
address its implications on the whole elderly people's well-being. Thirdly, it will set out several formal and
informal social support sources. Finally, it will suggest a) the strengthening of the formal and informal social
support resources, b) the systematization and spread of the available support resources, c) the examination and
the mapping of them together with the elderly people and d) the achievement of a complementary work among
the different support sources as action alternatives before the population aging challenges.

Key words: Formal social support - Informal social support Elderly people - Aging population - Intervention

Introducción y publicaciones referidas al tema y en la amplia variedad


de políticas sociales, programas de prevención y de
El apoyo social a los adultos mayores constituye un intervención formulados a partir de dicho modelo
tema de gran interés y relevancia en la actualidad, teórico.
formando parte de la agenda de debate en las reuniones En las últimas décadas, tanto los hallazgos de
de científicos, especialistas y políticos interesados en la investigación como la evaluación de los logros de los
vejez y el envejecimiento, y adquiriendo prioridad entre mencionados programas, han aportado evidencia
los principales objetivos de programas, estrategias y acerca del impacto benéfico del apoyo social formal e
planes internacionales dirigidos a la población mayor. informal sobre el bienestar integral de las personas de
Este interés creciente por el apoyo social a los edad, planteándose más fuertemente al apoyo social
adultos mayores se evidencia no sólo en la importancia como posibilidad de dar respuesta a una variedad de
que se le ha otorgado en las reuniones internacionales, nuevas demandas que plantea el envejecimiento
sino también en el creciente número de investigaciones poblacional.
* Facultad de Psicología. Universidad Nacional de Mar del Plata.
J. Mariani 6557 (7600). Mar del Plata. Argentina. Teléfono: 0223- 479-5595. E-mail: cjarias@mdp.edu.ar

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional 55

El incremento progresivo y marcado de la mayores de 60 años se ha incrementado y


proporción de personas de edad con respecto a la complementariamente, el correspondiente a la
población total se agudiza a lo largo del tiempo. Los población económicamente activa ha disminuido
profundos cambios que se están produciendo a nivel (INDEC, 1998, 2003, 2004).
global en la estructura de la población impactan en El aumento de la expectativa de vida trae aparejada
múltiples áreas, incidiendo no sólo en la dinámica una serie de fenómenos interrelacionados, ya sea
demográfica, sino que también involucra “a la porque surgen como efectos de causas comunes o
estructura política e institucional de los gobiernos, así porque se generan entre sí. Entre ellos
como a las relaciones establecidas dentro de una mencionaremos: a) el peso creciente del grupo de los
sociedad, la concepción de ciudadanía, derechos viejos-viejos, b) el aumento de hogares unipersonales
humanos y calidad de vida” (Montes de Oca, 2003, de personas de edad, c) la marcada sobrevida de las
p.81). mujeres y d) el aumento de la dependencia y la mayor
El panorama resulta complejo, y más aún, si se necesidad de cuidados.
produce en contextos en los que se carece de Con respecto al peso creciente del grupo de viejos-
instituciones preparadas para atender las nuevas viejos, podemos destacar que los mayores de 80 años
demandas que plantea y planteará la población de conforman el grupo de la población de adultos mayores
adultos mayores. (Guzmán, Huenchuán & Montes de que crece más rápidamente. Incluso se está
Oca, 2002). El envejecimiento poblacional requiere un produciendo un aumento progresivo de las personas
profundo análisis que incorpore la mirada de diversas que superan los cien años (INDEC, 2004). La vejez ha
disciplinas acerca del impacto que producirá en el pasado a ser una etapa de la vida con una duración
corto, mediano y largo plazo, así como la formulación promedio de veinte años (Roqué & Fassio, 2007). De
de políticas que anticipen los desafíos y respondan a las este modo nos encontramos con personas que
nuevas y cambiantes necesidades. Montes de Oca pertenecen al grupo de los viejos-viejos que han
(2003), refiriéndose a los países de Latinoamérica y perdido a todos sus familiares, incluso a sus hijos, o que
entre ellos al caso de Argentina, señala que sólo en el caso de que los hijos vivan, por ser también muy
contaremos con dos décadas para desarrollar mayores, no pueden hacerse cargo de su cuidado.
programas gerontológicos y geriátricos que puedan dar El incremento de los hogares unipersonales
respuesta a una gran demanda de servicios sociales, constituye otro fenómeno contemporáneo. El
fortalecer la seguridad social y también los apoyos porcentaje de adultos mayores que viven solos se
informales. incrementa con el aumento de la edad y de manera
Este trabajo pretende, en primer lugar, analizar inversa disminuye el porcentaje de adultos mayores que
algunos aspectos sociodemográficos de la población de viven en hogares nucleares completos. (INDEC, 2003,
adultos mayores en Argentina que permiten valorar las 2004). La familia extensa se ha disgregado,
necesidades emergentes que se plantean en el escenario produciéndose el retroceso de la familia con tres
actual y que se incrementarán y diversificarán aún más generaciones (Lehr, 1988). Si bien se han perdido los
en un futuro próximo. En segundo lugar, abordar las lazos horizontales y la familia se ha verticalizado, los
implicancias del apoyo social sobre el bienestar integral hogares no suelen estar conformados por miembros de
de los adultos mayores a partir de variados hallazgos de más de dos generaciones.
investigación. En tercer lugar, exponer diversas fuentes El aumento de hogares unipersonales se presenta
de apoyo social formal e informal a los adultos aún de manera más frecuente en el caso de las mujeres
mayores. Finalmente proponer: a) el fortalecimiento adultas mayores. Esto se debe, en parte, a la notoria
de los apoyos sociales formales e informales existentes, sobrevida de las mujeres, que se observa tanto a nivel
b) la sistematización y la difusión de los recursos de local, como nacional y mundial. Este predominio del
apoyo disponibles, c) la evaluación y mapeo de los número de mujeres sobre el de varones se acentúa con
mismos de manera conjunta con los adultos mayores la edad. Si consideramos el hecho de que por motivos
para la toma de decisiones que responda a sus culturales las mujeres formaban pareja con hombres
necesidades particulares y d) el logro de un trabajo cinco a diez años mayores que ellas, se incrementa aún
complementario entre las distintas fuentes de apoyo más la probabilidad de que sean las mujeres las que
como alternativas de acción frente a los desafíos que pierdan a su pareja (Golpe & Fassio, 1999), y otros
nos plantea el envejecimiento poblacional. vínculos significativos que conforman su red personal
de apoyo social.
El escenario actual: la población de adultos mayores argentina Durante la vejez las redes de apoyo social sufren
disrupciones, llegando a mostrar importantes carencias
En Argentina el incremento de la expectativa de y no cumpliendo adecuadamente sus funciones (Sluzki,
vida ha sido progresivo y continuo, convirtiéndose en 1996; Gracia Fuster, 1997; Arias, 2004). En la medida
uno de los tres países más envejecidos de Latinoamérica en que se aumenta la edad la red va disminuyendo su
(Recchini de Lattes, 2001; Guzmán, 2002). La tamaño y funcionalidad. El grupo de los viejos-viejos
proporción de personas que superan los sesenta años generalmente tiene escasos apoyos familiares y de
continúa aumentando con respecto a la población amigos. Es probable que haya perdido a gran parte o a la
económicamente activa. El porcentaje de personas totalidad de los miembros que conformaban su red de

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


56 El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional

relaciones y que incluso haya sobrevivido a sus propios Los apoyos sociales cumplen un papel sumamente
hijos. importante puesto que ayudan a “proveer sentido a la
Con el marcado incremento del grupo de los viejos- vida de sus miembros”, aportan “retroalimentación
viejos no sólo es esperable que aumenten las personas cotidiana acerca de las desviaciones de la salud”,
cuyas redes de apoyo social sean insuficientes y propician una serie de “actividades personales que se
disfuncionales, sino también los casos de dependencia y asocian positivamente con sobrevida” (Sluzki, 1996, p.
la necesidad de cuidados especiales. El aumento de la 81) y que se orientan al cuidado y a la promoción de la
edad se relaciona de manera directa con la incidencia de salud.
determinadas patologías que generan dependencia y Entre los principales fundamentos de este modelo
por lo tanto requieren de ayudas -puntuales, teórico podemos destacar que: a) se centra en el estudio
frecuentes o permanentes- para el desarrollo de las de los aspectos sociales, b) posee un importante interés
actividades básicas y/o instrumentales de la vida diaria preventivo, c) sostiene una concepción de salud
(Yanguas Lezaun, Leturia Aráosla & Leturia Aráosla, positiva, d) se interesa de manera fundamental por las
2001). problemáticas de personas en situación de fragilidad, e)
De acuerdo con los datos aportados por la se centra en el trabajo con los recursos y
Encuesta Nacional Complementaria de Personas con potencialidades, f) persigue el logro de cambios a partir
Discapacidad (INDEC- CONADIS, 2005), en de la implicación activa de los involucrados en el
Argentina, el 28,3% de las personas de 65 años y más, problema y g) apunta al potenciamiento y desarrollo
presenta alguna forma de discapacidad, aumentando al tanto a nivel individual como grupal, institucional y
37,8% en el grupo de 75 años y más y al 67% entre los comunitario.
que tienen 90 o más años. Por otra parte, se estima que Entre las fuentes de apoyo social podemos
entre el 8,4% y el 19,7 % de la población de 60 años y distinguir las formales y las informales. Ambas
más puede padecer problemas cognitivos o demencia presentan características muy diferentes: mientras el
(Touceda & Rubin, 2007). primer tipo de apoyo trabaja con reglas formales y
Efectuando un análisis de lo expuesto hasta aquí, procedimientos estandarizados, el segundo lo hace con
podemos concluir que la situación de mayor gravedad reglas implícitas y actividades espontáneas. (Froland,
se presenta en las personas de edad que presentan Pancoast, Chapman & Kimboko, 1981)
dependencia en una o varias áreas de su vida, que viven Guzmán, Huenchuán y Montes de Oca (2002)
solos y que no disponen de recursos de apoyo plantean que los apoyos brindados por fuentes
suficientes. Los casos más riesgosos lo constituyen las formales pueden provenir del ámbito público o
personas que viven en profundos estados de privado, poseen una estructura burocrática y objetivos
deprivación emocional y aislamiento social sin ningún orientados a ofrecer ayuda en determinadas áreas
tipo de apoyo y con escasa participación en la específicas. Los apoyos pueden ser proporcionados a
comunidad (Gracia Fuster, 1997). Estas personas de partir de políticas públicas, otorgamiento de subsidios y
edad deben afrontar en soledad situaciones de crisis de programas de prestación de servicios de diversa índole
salud y todo tipo de urgencias domésticas, estando (servicios públicos, seguridad social y salud) en la que
desprotegidos frente a enfermedades y accidentes que trabajan profesionales o voluntarios. La disponibilidad
pueden culminar con la muerte solitaria en el propio de este tipo de apoyo se vincula con el nivel de
hogar (Campion, 1996). institucionalidad existente en un territorio
El abordaje de problemáticas como las determinado. Por otra parte, señalan que los apoyos
anteriormente referidas y que caracterizan a una vejez proporcionados por fuentes informales corresponden
frágil: abandono, aislamiento social, disrupción de a las redes personales (tanto vínculos familiares como
redes, pobreza, dependencia, inmovilidad, no familiares) y a las comunitarias que no estén
internaciones frecuentes, pluripatología, déficits estructuradas como programas de apoyo.
cognitivos severos, entre otras, puede planificarse y Este tipo de apoyo ha sido valorizado por prestar a
ejecutarse desde el modelo del apoyo social. las personas de edad ayudas y “cuidados no
estr ucturados, complementarios a los que
Fuentes formales e informales de apoyo social a los adultos proporcionan los gobiernos”. (Naciones Unidas, 2002,
mayores p.4).
Ambas fuentes de apoyo son importantes y
El apoyo social puede ser definido como “la ayuda necesarias, pero en muchos casos la intervención
ya sea emocional, instrumental o de otra índole que se exclusiva o escasa de alguna de ellas o la participación
deriva de un determinado entramado social”. desbalanceada de ambas pueden brindar una respuesta
(Fernández Ballesteros, Izal, Montorio, González & insuficiente. Como analizaremos más adelante, a la hora
Diaz Veiga, 1992, p. 177). Según Gil Lacruz y Frej de responder a determinadas problemáticas de los
Gómez (1993, p. 44) “El apoyo o soporte social se adultos mayores, la posibilidad de actuación conjunta y
refiere a la percepción subjetiva y personal del sujeto, a coordinada por parte de las fuentes de apoyo formales e
partir de su inserción en las redes, de que es amado y informales es muy compleja, no pudiéndose encontrar
cuidado, valorado y estimado y de que pertenece a una “una resolución equilibrada entre Estado, sociedad
red de derechos y obligaciones”. civil e iniciativa privada para lograr la protección social

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional 57

de los más desventajados”. (Montes de Oca, 2003, p. enfermos terminales ( Prince-Paul, 2008).
100). Por otra parte, las personas de edad que presentan
déficits en lo que respecta a sus redes de apoyo han
El apoyo social: Impacto sobre el bienestar integral de los adultos mostrado una mayor tendencia al abuso de drogas
mayores (Allard, Allaire, Leclerc & Langlois, 1995; Warren,
Stein & Grella, 2007) y de alcohol (Brennan & Moos,
Existe un amplio acuerdo acerca de la importancia 1990 Schonfeld & Dupree, 1991) y se ha identificado a
que reviste la participación activa en la vida familiar y la insatisfacción con el apoyo social del cual se dispone
comunitaria para los adultos mayores, así como de las como una de las variables predictoras de la ideación
implicancias que la integración social tiene sobre su suicida en los adultos mayores. (De Leo & Ormskerk
bienestar y salud integral. ,1991; Mireault & De Man, 1996; Vanderhorst & Mc
Las investigaciones han mostrado ampliamente la Laren, 2005)
importancia del apoyo social sobre el bienestar de las En lo referido a la participación e integración
personas de edad tanto a nivel físico como emocional. comunitaria también se ha podido comprobar que en la
Los propios adultos mayores consideran que el medida en que estas aumentan, se elevan los niveles de
disponer de relaciones familiares y sociales satisfacción vital de adultos mayores concurrentes a
satisfactorias es un aspecto de gran relevancia para la sistemas de apoyo social formales e informales (Golpe
calidad de vida en la vejez. (Arias & Scolni, 2005) & Arias, 2005). En este sentido, distintos organismos
Dentro del modelo aportado por Fernández internacionales han remarcado la importancia que
Ballesteros (1996) sobre los elementos componentes de reviste el hecho de que los adultos mayores mantengan
la calidad de vida en las personas mayores, las relaciones una participación comunitaria activa y se encuentren
interpersonales ejercen una notable influencia sobre su integrados socialmente:
bienestar. Así, tanto en la dimensión objetivo-subjetiva, • La participación ha sido enunciado por las
como en la personal-socioambiental, se sugiere al apoyo Naciones Unidas como uno de los principios a
social como factor condicionante. Desde ambas favor de las personas de edad (Naciones
perspectivas se destaca la importancia de los vínculos Unidas,1998)
sociales y de la satisfacción que la persona experimenta • La Organización Mundial de la Salud destacó la
con ellos, así como del papel que el apoyo social juega importancia de la participación y el apoyo social
durante el proceso de envejecimiento. en el bienestar y la salud integral de las personas
Existe un amplio consenso acerca de la incidencia de edad. (OMS, 2002)
positiva que las redes sociales suficientes poseen sobre • La Asamblea Mundial en el Artículo 12 de su
la salud física, el estado funcional de los adultos Informe Final destaca la necesidad de “ofrecer
mayores (Liu, Liang & Gu, 1995 Uchino, Cacioppo & sistemas adecuados y sostenibles de apoyo social
Kiecolt-Glaser, 1996 Unger, Mc Avay, Bruce, Berkman a las personas de edad”. ( Naciones Unidas, 2002,
& Seeman, 1999) y el desarrollo de las actividades de la p.3)
vida diaria. (Mendes de Leon, Glass, Beckett, Seeman, • La reunión de Expertos en Redes de Apoyo
Evans & Berkman, 1999). Se ha comprobado que el Social a Personas Adultas Mayores planteó como
poseer una red social adecuada disminuye los tiempos objetivo principal “fortalecer las redes de apoyo
de hospitalización y de recuperación de la salud social de las personas mayores para mejorar su
(Sutherland & Murphi, 1995; Di Iorio et al., 1999) así calidad de vida y potenciar su desarrollo como
como el riesgo de mortalidad posterior al alta (Irvine et sujetos de derechos” (CEPAL CELADE, 2002,
al., 1999). p.2)
Con respecto a la relación de las redes sociales y el • En la Estrategia Regional para implementación
bienestar psicológico, variados estudios han mostrado del Plan de acción Internacional de Madrid sobre
la incidencia de la falta de redes y soporte social sobre la el envejecimiento en América Latina y el Caribe
aparición de síntomas depresivos, tanto en el caso de los (CEPAL- CELADE, 2004), se propuso al
adultos mayores que viven en hogares particulares, aumento de la disponibilidad de los sistemas de
(Antonucci, Fuhrer, & Dartigues, 1997; Forsell & apoyo como uno de los objetivos para la
Winblad, 1999 ; Chou & Chi, 2001; Peirce, Frone, creación de un entorno favorable y propicio para
Russell, Cooper & Mudar, 2000; Vanderhorst & Mc los adultos mayores.
Laren, 2005) como en el de los que viven en residencias Los desarrollos teóricos e investigativos realizados
para mayores (Doyle, 1995). De manera en torno al apoyo social en la vejez han dado sustento al
c o m p l e m e n t a r i a , d ive r s a s i nve s t i g a c i o n e s diseño y puesta en marcha de prácticas de intervención
comprobaron la relación de la posesión de redes concretas que han ido extendiendo su campo de
sociales adecuadas con el incremento de la satisfacción aplicación a los ámbitos institucionales y comunitarios,
vital (Muchinik,1984; Levit, Antonucci, Clark & así como a la formulación de políticas sociales
Rotton, 1986; Aquino, Russell, Cutrona & orientadas a mejorar la calidad de vida de los adultos
Altmaier,1996; Arias, 2004; Bishop, Martin & Poon, mayores.
2006; Yoon & Lee, 2007; Phillips, Sui; Yeh & Cheng,
2008), así como con el bienestar en el final de la vida de

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


58 El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional

Intervenciones desde el apoyo social orientación cognitiva, ayuda práctica y económica.


(Sluzki, 1996)
Las posibilidades que brinda el modelo del apoyo
social, para el diseño de intervenciones, son La complementariedad entre los apoyos formales e informales a los
extremadamente variadas. Las intervenciones desde el adultos mayores
apoyo social pueden efectuarse desde los niveles más
macro, como puede ser la formulación y ejecución de Diversos autores han señalado que entre ambos
políticas públicas desde los organismos de gobierno tipos de fuentes de apoyo social existen amplias
correspondientes, hasta el más micro, como el trabajo a diferencias y puntos de conflicto (Froland, Pancoast,
nivel individual con un adulto mayor que presenta una Chapman, & Kimboko, 1981; Gottlieb, 1983; Gracia
problemática determinada. Fuster, 1997), ya que poseen modos de funcionamiento
Las intervenciones pueden hacerse a nivel y culturas diferentes. Sin embargo, se ha propuesto de
comunitario, institucional, grupal e individual y con manera reiterada la necesidad de desarrollar iniciativas
distintos fines: promoción de la salud, prevención o para lograr una complementación entre los apoyos
asistencia (Arias, 2006). El trabajo desde el apoyo social, formales e informales de los adultos mayores. (Gracia
además de apuntar a la resolución de problemáticas Fuster, 1997; CEPAL- CELADE, 2002, Gascón, 2002;
concretas produce un beneficio adicional que se refleja Guzmán, Huenchuán & Montes de Oca, 2002)
en la autoconfianza, en la propia competencia, en la De acuerdo con Guzmán, Huenchuán y Montes de
colaboración, la solidaridad y la pertenencia. Oca (2002), para cumplir las metas de una vejez activa,
Desde los gobiernos se están implementando con independencia económica y sin discapacidades, es
diversas políticas como subsidios para vivienda, necesario no sólo que el Estado asuma un rol activo en
viviendas con comodidades especiales, ayudas a mejorar las condiciones de vida sino, además, que se
domicilio, empleo remunerado post-jubilatorio, potencien las redes informales y los apoyos familiares.
trabajos voluntarios, Universidad para la tercera edad, Refiriéndose a este tema señalan que las políticas
descuentos en el pago de servicios, cursos pre- pueden ser de gran utilidad si permiten y amplían “las
jubilatorios, organización de actividades culturales, posibilidades de que el sistema formal sea
centros de día y clubes (Miranda, 2005), unidades de complementado por el informal y se aproveche su
apoyo en el vecindario, viviendas protegidas, ayudas en enorme potencial”. (Guzman, Huenchuán & Montes
domicilio, grupos de apoyo, programas orientados a la de Oca, 2002, p. 24)
promoción, educación y formación de apoyos Gracia Fuster (1997) reconoce la imposibilidad de
informales, proyectos intergeneracionales, programas satisfacer la totalidad de las necesidades humanas y
de rehabilitación psicosocial, campañas de educación especialmente las de las poblaciones más vulnerables, a
pública, ayudas técnicas, etc. En Argentina, en la través de instituciones y servicios profesionales, y
actualidad se están implementando una serie de destaca la importancia de la utilización de redes
Programas nacionales que apuntan de diversos modos informales de apoyo como alternativas de intervención.
a fortalecer los apoyos sociales como el de Voluntariado Al respecto concluye que el trabajo por lograr una
Social de adultos mayores, La Experiencia Cuenta, mejor articulación entre las fuentes formales e
Prevención de la Discriminación, Abuso y maltrato de informales de apoyo social, así como la posibilidad de
los adultos mayores y el de Cuidados Domiciliarios renegociar el equilibrio entre la responsabilidad pública
(Roqué & Fassio, 2007). Muchos de estos programas y privada en la provisión de servicios de ayuda
de intervención se orientan a que el adulto mayor constituye una tarea sumamente importante.
permanezca en su hogar y participe activamente en la La Segunda Asamblea Mundial sobre el
comunidad. Sin embargo, también como parte del Envejecimiento destacó la responsabilidad de los
sistema de apoyo formal podemos incluir a las gobiernos de prestar servicios sociales básicos acordes
residencias para personas mayores. Al respecto, las del a las necesidades específicas de las personas de edad y
ámbito público pueden beneficiar a las personas de propuso el trabajo con “las autoridades locales, la
edad desamparadas, constituyendo una alternativa a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no
exclusión social extrema, indigencia, situaciones de gubernamentales, el sector privado, los voluntarios y las
gran vulnerabilidad y alto grado de desvalimiento organizaciones de voluntarios, las propias personas de
psicofísico (Arias & Soliverez, 2005). edad y las asociaciones de personas de edad y las que se
Desde el ámbito privado también se plantean dedican a ellas, así como con las familias y las
alternativas de apoyo social a los adultos mayores como comunidades” (Naciones Unidas, 2002, p. 10).
grupos de apoyo, centros de atención especializados, También se ha resaltado la importancia de
centros de día, programas recreativos, de formación y fortalecer la estructura y la ejecución de programas
de actividad física entre otros. sociales por parte del Tercer Sector a través del
Dentro del sistema informal encontramos grupos fortalecimiento y otorgamiento de subvenciones
de autoayuda para determinadas patologías, y públicas a las organizaciones no gubernamentales. (Gil
fundamentalmente el apoyo de la red personal Galvez, 2005) y el desarrollo de redes horizontales que
conformada por los vínculos familiares y no familiares posibiliten la participación activa y solidaria de los
que brindan ayuda de tipo emocional, compañía social, adultos mayores. Estas redes constituyen un

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional 59

instrumento útil tanto para satisfacer diversas sistematización y la difusión de los recursos de apoyo
necesidades como autoestima, participación y formales e informales disponibles en una comunidad
pertenencia como para “enfrentar la crisis, recuperar la para garantizar el conocimiento y la adecuada
confianza y asistir a otros mayores más vulnerables”. utilización de los mismos. En muchas ocasiones el
(Gascón, 2002) problema no radica en la falta de determinados apoyos,
sino en el desconocimiento de su existencia. Es
Conclusiones indispensable que los involucrados
profesionales, técnicos, directivos, funcionarios,
Los datos analizados anteriormente muestran la adultos mayores, familiares o conocidos - dispongan de
transformación demográfica que se está produciendo información acerca de las alternativas existentes y que
en nuestro país y permiten valorar que la necesidad de se garantice la accesibilidad a los mismos. Esto implica
cuidados y de atención a los adultos mayores además, que tanto desde el ámbito público como desde
dependientes irá incrementándose. e l p r i v a d o, l o s p r o f e s i o n a l e s trabajen
El envejecimiento poblacional conlleva un interdisciplinariamente de modo que puedan valorar
sinnúmero de cambios que requieren una de manera integral las problemáticas de los adultos
reformulación y potenciamiento de los servicios mayores y brindar alternativas de acción que involucren
sociales y sanitarios de modo que resulten adecuados, a los apoyos formales e informales en variadas formas
suficientes y de calidad para la población mayor. En la de complementariedad y de acuerdo con las
actualidad encontramos adultos mayores que características particulares del adulto mayor en
sobreviven a sus hijos, marcada sobrevida femenina, cuestión. El trabajo basado en el apoyo social puede
patologías que incrementan su aparición o gravedad realizarse desde las distintas disciplinas de base en la que
con la edad, aumento de dependencia y discapacidades, se han formado previamente los gerontólogos,
así como mayor necesidad de cuidados especiales y fundamentando y enriqueciendo prácticas no sólo de
sostenidos. La aparición de nuevas necesidades y los trabajadores sociales, psicólogos y psiquiatras, sino
problemáticas constituye un desafío ante el cual es también de médicos, nutricionistas, enfermeros,
necesario diseñar estrategias de acción integrales. No terapistas ocupacionales, arquitectos, abogados, entre
cabe duda de que el envejecimiento poblacional otros.
configura nuevos escenarios que implicarán cambios y Desde el punto de vista de los profesionales que
readecuaciones tanto en los apoyos informales como trabajan con personas de edad, la evaluación y mapeo
formales. Estos deberán diversificarse para satisfacer de los apoyos informales y formales de los que dispone
nuevas demandas y adecuarse a las especificidades de un adulto mayor o un grupo determinado de personas
cada situación particular. De acuerdo con las de edad debe efectuarse de manera conjunta con los
necesidades de cada caso se requerirá del apoyo de propios involucrados. De este modo se incluye a las
familiares y de amigos, de organizaciones privadas, de la personas de edad como protagonistas en la toma de
comunidad y/o de servicios sociosanitarios decisiones. El conocimiento anticipado de los recursos
proporcionados por el Estado. con los que se cuenta frente a situaciones que pueden
En general los apoyos no se brindan de manera enfrentar los adultos mayores tales como
coordinada y complementaria, dando lugar tanto a la enfermedades crónicas degenerativas, el ingreso a una
duplicación de esfuerzos como a la insuficiencia de la residencia para adultos mayores, intervenciones
ayuda recibida por el adulto mayor que la requiere. Las quirúrgicas, cuidados postoperatorios, tratamientos de
diferencias existentes entre los sistemas formales e costo elevado, externaciones, discapacidades,
informales de apoyo social hacen que la pretendida dependencias, cuidados especiales etc., brinda
complementariedad entre los mismos resulte elementos que pueden ayudar a diseñar, en conjunto
sumamente compleja. Sin embargo, el fortalecimiento con las personas de edad y sus familiares, alternativas de
y trabajo integrado de los apoyos informales y formales acción adecuadas para cada caso particular.
de apoyo social será fundamental para dar respuesta a La valoración de los apoyos sociales formales e
las necesidades nuevas y cambiantes de la población de informales disponibles no sólo es de utilidad para
adultos mayores. Se hará necesario clarificar las áreas de diseñar estrategias dirigidas al cuidado o asistencia de
intervención y las responsabilidades de cada uno de los adultos mayores, sino fundamentalmente para la
ellos, así como apuntar a que la coordinación y prevención y promoción de la salud, brindando
complementación de los sistemas de apoyo sea flexible oportunidades de participar e integrarse en diversas
de modo tal que permita la adecuación a las necesidades actividades sociales y comunitarias, de reconstruir
específicas de cada caso, evitando tanto la vínculos, de permanecer en sus hogares, de mantener su
superposición de apoyos como la falta de ayudas. independencia funcional entre otras posibilidades. En
En primer lugar resulta necesaria la existencia de síntesis, el trabajo desde el apoyo social fortalece y
servicios de salud y sociales específicos que puedan dar revaloriza a las personas de edad implicándolas de
respuesta a las demandas anteriormente detalladas. Sin manera protagónica en el logro de entornos favorables
embargo, la mera existencia de los apoyos, de la que mejoren su calidad de vida.
infraestructura y del equipamiento requerido no es
s u f i c i e n t e. E s s u m a m e n t e i m p o r t a n t e l a

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


60 El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional

Referencias

Antonucci, T.C.; Fuhrer, R & Dartigues, J.F. (1997). Social relations and depressive symptomatology in a sample of
community- dwelling French older adults. Psychology and Aging, 12 (1) 189-195.
Aquino, J. R.; Russell, D. W.; Cutrona, C. E. & Altmaier, E. M. (1996). Employment status, social support, and life satisfaction
among the elderly. Journal of Counseling Psychology, 43 (4), 480-489.
Allard, J.; Allaire, D.; Leclerc, G. & Langlois, S. P. (1995). The influence of family and social relationships on the consumption
of psychotropic drugs by the elderly. Archives of Gerontology and Geriatrics, 20 (2), 193-204.
Arias, C. (2004). Red de Apoyo Social y Bienestar Psicológico en Personas de Edad. Mar del Plata: Suárez.
Arias, C. (2006). Aportes del modelo teórico del apoyo social a la Gerontología Institucional. En e-Book de Actas del III
Simposium Argentino de Gerontología Institucional: Vejez Frágil: Un desafío para la Gerontología Institucional. [CD-
ROM]. Mar del Plata: Suárez.
Arias, C. & Scolni, M. (2005). Evaluación de la Calidad de vida a los viejos en la ciudad de Mar del Plata. En C. Miranda, La
Ocupación en la Vejez. Una Visión Gerontológica desde Terapia Ocupacional. (pp. 55-68). Mar del Plata: Suárez.
Arias, C. & Soliverez, C. (2005). La familia del adulto mayor: antes y después del ingreso a una residencia. En L. Golpe & C.
Arias (eds.) Cultura Institucional y Estrategias Gerontológicas. Primer Anuario del Simposium Argentino de Gerontología
Institucional. (pp.149-154). Mar del Plata: Suárez.
Bishop,A.; Martin,P. & Poon, L. (2006). Happiness and congruence in older adulthood: A structural model of life satisfaction.
Aging and Mental Health, 10 (5), 445-453.
Brennan, P. L. & Moos, R. H. (1990). Life stressors, social resources, and late-life problem drinking. Psychology and Aging, 5 (4),
535-544.
Campion, E. (1996). Home alone, and in danger. The New England Journal of Medicine, 334 (26), 1738 1739.
CEPAL- CELADE (2002) Recomendaciones para Políticas Sobre Redes de Apoyo Social de Personas Adultas Mayores.
Santiago de Chile: Autor.
CEPAL- CELADE (2004). Estrategia Regional e Implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción
Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento. Santiago de Chile: Autor.
Chou, K. L. & Chi, I. (2001). Stressful life events and depressive symptoms: social support and sense of control as mediators
or moderators?. International Journal of Aging and Human Development, 52 (2), 155171.
De Leo, D. & Ormskerk, S. C. (1991). Suicide in the elderly: General characteristics. Crisis, 12 (2), 3-17.
Di Iorio, A.; Longo, A.; Mitidieri, A.; Palmerio, T.; Benvenuti, E.; Giardini, S.; Bavazzano, A.; Guizzardi, G.; Senin, U.;
Bandinelli, S.; Ferrucci, L. & Abate, G. (1999). Factors related to the length of in-hospital stay of geriatric patients. Aging,
11 (3), 150154.
Doyle, C. (1995). Effect of staff turnover and the social environment on depressive symptoms in nursing home residents.
International Psychogeriatry, 7 (1), 51- 61.
Fernández Ballesteros, R. (1996). Calidad de vida en la vejez en los distintos contextos. Madrid: Instituto Nacional de Servicios
Sociales.
Fernández Ballesteros, R.; Izal, M.; Montorio, I.; González, J. L. & Diaz Veiga, P. (1992). Evaluación e intervención psicológica en la
vejez. Barcelona: Martinez Roca.
Forsell, Y. & Winblad, B. (1999). Incidence of major depression in a very elderly population. International Journal of Geriatric
Psychiatry, 14 (5), 368 372.
Froland,C. ; Pancoast, D.L.; Chapman, N.J. & Kimboko, P. (1981). Linking Formal and Informal support systems, en B.H.
Gottlieb (comp.), Social Networks and Social Support. Londres: Sage.
Gascón, S. (2002). Argentina: Políticas y Programas para personas adultas mayores. Documento de la Reunión de Expertos en
redes de apoyo social a personas mayores. Santiago de Chile: CEPAL-CELADE.
Gil Lacruz & Frej Gómez (1993). Intervención comunitaria: A propósito del programa aragonés de rentas mínimas. En M. F.
Martinez García (comp.), Psicología Comunitaria (pp. 39-61). Sevilla: EUDEMA.
Gil Galvez, C. (2005). Presente y futuro de la calidad de los servicios sociales, [On Line]. Disponible en:
http://www.redadultosmayores.com.ar/buscador/files/DEMOG022_GilGalvez.pdf
Golpe, L. & Arias, C. (Eds.) (2005). Sistemas Formales e Informales de Apoyo Social para los Adultos Mayores Aportes de una investigación
científica al campo de la Gerontologia Institucional. Mar del Plata: Suárez.
Golpe, L. & Fassio, A. (1999). Población de edad y organizaciones de la sociedad civil. Revista de la Escuela de Economía y Negocios,
1 (3), 73-91.
Gottlieb, B.H. (1983). Social Support Strategies: Guidelines for mental health practice. Londres: Sage.
Gracia Fuster, E. (1997). El apoyo social en la intervención comunitaria. Barcelona: Paidós.
Guzmán, J. M. (2002).Envejecimiento y Desarrollo en América Latina y el Caribe. Serie Población y Desarrollo, 28. Santiago
de Chile: CELADE.
Guzmán, J.M.; Huenchuán, S. & Montes de Oca, V. (2002). Redes de apoyo social a las personas mayores. Documento de la
Reunión de Expertos en redes de apoyo social a personas mayores. Santiago de Chile: CEPAL- CELADE.
INDEC (1998). Hogares particulares con adultos mayores: perfil sociodemográfico, Serie Estudios Nº 28, Buenos Aires:
Autor.
INDEC (2003) Datos definitivos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2001, [On Line]. Disponible en
http://www.indec.mecon.gov.ar.
INDEC (2004).Estimaciones y Proyecciones de País. Total de país. 1950-2015. Serie Análisis demográfico 2050. Buenos
Aires: Autor.
INDEC-CONADIS (2005). La Población con Discapacidad en la Argentina. Encuesta Nacional de Personas con
Discapacidad. Buenos Aires: Autor.

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008


El Apoyo Social en la Vejez: Alternativas de Acción frente a los Desafíos del Envejecimiento Poblacional 61

Irvine, J.; Basinski, A.; Baker, B.; Jandciu, S.; Paquete, M.; Cairns, J.; Connolly, S.; Roberts, R.; Gent, M. & Dorian, P. (1999).
Depression and risk of sudden cardiac death after acute myocardial infarction: testing for the confounding effects of
fatigue. Psychosomatic Medicine, 61 (6), 729 37.
Lehr, U. (1988). Psicología de la Senectud. Barcelona: Herder.
Levit, M. J.; Antonucci, T. C.; Clark, M. Ch. & Rotton, J. (1986). Social support and web-being: Preliminary indicators based
on two samples of the elderly. International Journal of Aging and Human Development, 21 (1), 61-77.
Liu, X. ; Liang, J. & Gu, S. (1995). Flows of social support and health status among older persons in China. Social Sciences and
Medicine, 41 (8), 1175-1184.
Mendes de Leon, C. F.; Glass, T. A.; Beckett, L. A.; Seeman, T. E.; Evans, D. A. & Berkman, L.F. (1999). Social networks and
disability transitions across eight intervals of yearly data in the New Haven EPESE. Journal of Gerontology, Behavior
Psychology and Social Sciences, 54 (3), S162 S172.
Miranda, C. (2005). La Ocupación en la Vejez. Una Visión Gerontológica desde Terapia Ocupacional. Mar del Plata: Suárez.
Mireault, M. & de Man, A. F. (1996). Suicidal ideation among the elderly: Personal variables, stress and social support. Social
Behavior and Personality, 24 (4), 385392.
Montes de Oca, V. (2003). El envejecimiento en el debate mundial: Reflexión académica y política. Papeles de Población. 35, 79-
104.
Muchinik, E. (1984). Hacia una nueva imagen de la vejez. Buenos Aires: Belgrano.
Naciones Unidas (1998) Año Internacional de las Personas de Edad,1999. Nueva York: Autor.
Naciones Unidas (2002). Informe de la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento. Nueva York: Autor.
Organización Mundial de la Salud (2002). Envejecimiento Activo: Un marco político. Revista Española de Geriatría y Gerontología,
37 (S2), 74-105.
Peirce, R. S.; Frone, M. R.; Russell, M.; Cooper, M. L. & Mudar, P. (2000). A longitudinal model of social contact, social
support, depression and alcohol use. Health Psychology, 19 (1), 28 38.
Phillips, D.R.; Sui, O.L.; Yeh,A.G. & Cheng, K.H. (2008).Informal social support and older person´s psychological well being
in Hong Kong. Journal of Cross- Cultural Gerontology, 23 (1), 39-55.
Prince-Paul, M. (2008). Understanding the meaning of social well-being at the end of life. Oncology Nursing Forum, 35 (3), 365 -
371.
Rechini de Lattes, Z. (2001). Situación sociodemográfica de la población adulta mayor. En Secretaría de Tercera Edad y
Acción Social, Informe Sobre Tercera edad en Argentina (pp.13-99). Buenos Aires: Secretaría de Tercera Edad y Acción Social.
Roqué, M & Fassio, A. (2007) Gerontología Comunitaria e Institucional. Mar del Plata: Facultad de Psicología. U.N.M.D.P.
Schonfeld, L & Dupree, L .W. (1991). Antecedents of drinking for early and late-onset elderly alcohol abusers. Journal of
Studies on Alcohol, 52 (6), 587-592.
Sluzki, C. (1996). La red social: Frontera de la práctica sistémica. Barcelona: Gedisa.
Sutherland, D. & Murphy, E. (1995). Social support among elderly in two community programs. Journal of Gerontology Nursing,
21 (2), 31-38.
Touceda, M.A. & Rubin, R. (2007). Salud, Epidemiología y Envejecimiento. Mar del Plata: Facultad de Psicología. U.N.M.D.P.
Uchino, B. N.; Cacioppo, J. T. & Kiecolt-Glaser, J. K. (1996). The relationship between social support and physiological
processes: A review with emphasis on underlying mechanisms and implications for health. Psychological Bulletin, 119, 488-
453.
Unger, J. B.; Mc Avay G.; Bruce, M. L.; Berkman, L. & Seeman, T. (1999).Variation in the impact of social network
characteristics on physical functioning in elderly persons: MacArthur Studies of Successful Aging. Journal of Gerontology,
Behavior Psychology and Social Sciences, 54 (5), S245 251.
Vanderhorst, R.K. & Mc Laren, S. (2005). Social relationship as predictors of depression and suicidal ideation in older adults.
Aging and Mental Health, 9 (6), 517-525.
Warren, J.I.; Stein, JA. & Grella, C.E. (2007). Role of social support and self-efficacy in treatment outcomes among clients with
co-occurrency disorders. Drug and Alcohol Dependences, 10 (89), 267-274.
Yanguas Lezaun, J.J ; Leturia Arrazola, F.J.& Leturia Arrazola M. (2001). Apoyo Informal y Cuidado de las Personas mayores
dependientes, [On Line]. Disponible en http://www.imsersomayores.csic.es/documentos/documentos/yanguas-apoyo-
02.pdf
Yoon, D. & Lee, E. (2007). The impact of religiousness, spiritually and social support on psychological well-being among older
adults in rural areas. Journal of Gerontological Social Work, 48 (3-4), 281-298.

PERSPECTIVAS EN PSICOLOGÍA - Vol 5 N° 2 - Noviembre 2008